×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
25 Mayo 2020 04:05:00
Voz y libertad de los estudiantes
Escuchar Nota
Cada 23 de mayo desde hace 91 años atrás más que una celebración es considerado una conmemoración al Día del Estudiante, cuyo origen viene de aquellos estudiantes que protestaron en 1929 para lograr la autonomía de lo que hoy se conoce como la Universidad Nacional Autónoma de México, es decir, la UNAM la principal casa de estudios superiores en el país.

Su trayectoria no fue nada fácil ya que tuvieron que pasar por una serie de agresiones por parte de la Policía Federal de Caminos, después de algunas huelgas y protestas que tuvieron que realizar y en aquel entonces el que se manifestara, aunque fuera un grupo pequeño de estudiantes estaba prohibido por nuestros gobernantes aplacándolos con el uso de la fuerza pública.

Sin importar los medios o el lugar, el gobierno federal siempre tenía que aplacar este tipo de manifestaciones en donde incluso la represión sucedió dentro de las instalaciones de la universidad, en la Escuela de Derecho el día 23 de mayo de 1929 dejando un registro inolvidable en la historia de nuestro país.

Dicha represión fue tan indescriptible y cruel en donde se estableció que en honor a los estudiantes afectados se conmemoraría cada 23 de mayo como el Día del Estudiante.

Es por ese motivo que en la Ciudad de México en el Centro Histórico se deriva el nombre de la Plaza 23 de mayo, también conocida como la Plaza de Santo Domingo.

Al día de hoy quienes tienen más presente ese día de aquel año evidentemente son los de la Ciudad de México, pero en el resto del país los estudiantes no saben el por qué se conmemora el Día del Estudiante en México.

Y aunque existe una discrepancia de cómo ser o el por qué se conmemora al estudiante. En muchas instituciones educativas tanto de gobierno, así como particulares existía la costumbre de darles autorización de asistir a clases sin uniforme. En otros simplemente no llevar la mochila sino un cuaderno para aligerar la carga diaria de útiles escolares. En algunas instituciones se organizaban kermeses y entre varias actividades de entretenimiento sano y convivencia en la comunidad estudiantil y maestros.

La referencia de temporalidad en un pasado, es por la nueva manera de adaptación o acondicionamiento al nuevo modelo de estudios virtuales a cambiado todo el esquema de enseñanza y convivir en un ambiente escolar.

Aunque no se sabe con seguridad hasta cuándo seguirá así, eso será determinado por las autoridades de salud y educación de cada entidad federativa. Y aunque exista esa melancolía entre estudiantes y maestro de cómo se celebraba el Día del Estudiante, solamente se recordó en la memoria de la población estudiantil en nuestro país.

Algunos tendrán mejores recuerdos que otros de este pasado 23 de mayo, aunque quienes seguramente no tienen esa melancolía son los estudiantes que eran victimas del acoso escolar, también conocido como “bullying”, y también aquellos alumnos que sufrían las consecuencias de los famosos “retos virales” que cada vez se tornaban más peligrosos tanto para quienes participaban, así como aquellos que incumplían esos desafíos.

Un día que debe de ser recordado más por su importancia en nuestro país, así como en el mundo porque sentó las bases de la autonomía de muchas escuelas y universidades, así como el reconocimiento de a la voz y libertad con la que gozan los estudiantes al día de hoy. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org

Imprimir
COMENTARIOS