×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
28 Marzo 2020 04:10:00
Ponerle candado a la frontera
Escuchar Nota
Ponerle candado a la frontera

Que se pongan las pilas, es en resumen el planteamiento de los gobernadores del noreste, Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila; Jaime Rodríguez Calderón, de Nuevo León y Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas al presidente Andrés Manuel López Obrador para que de una buena vez su Gobierno se aplique y esté a la par de los esfuerzos que desde esta zona del país se hacen para tratar de detener la pandemia.

La reunión fue a puerta cerrada; además de los gobernadores estuvieron los secretarios de Salud y de Gobierno de cada estado, pero trascendió que hubo una queja recurrente por la falta de actuación de las autoridades federales. En síntesis, en el Gobierno de la 4T le sacan a tomar el toro por los cuernos.


Que ni vengan

Polémico, como siempre, “El Bronco” Jaime Rodríguez, recordó que se aproxima el periodo vacacional de verano y dentro de poco empezará el trasiego de paisanos desde los distintos puntos de Estados Unidos, hasta los diferentes rincones del país, pero les advirtió que si allá se encuentran y además están bien, así permanezcan.

“Si quieren venir de paseo, no vengan porque no los vamos a dejar salir, los vamos a cuarentenear”, advirtió el Gobernador de Nuevo León, entidad que si bien es cierto se asemeja a Coahuila, en aquello de no ser una entidad expulsora de paisanos, sí es paso obligado para el trayecto.



Hubo comida

Por cierto, como no todo en la vida es trabajo, los gobernadores de Nuevo León y Tamaulipas aprovecharon que estaban en Saltillo y se quedaron a comer. ¿Quién se resiste a un buen corte de carne y a un cabrito a las brazas, y más si se marida con buenos vinos de Coahuila?

Riquelme Solís es buen anfitrión y sin hacer tanto alboroto les ofreció una comida en las instalaciones de Palacio de Gobierno, donde los mandatarios estuvieron buena parte de la mañana y pasado el mediodía.

Hubo buenos temas sobre la mesa, finalmente los tres se han organizado bien en asuntos de relevancia, como el combate a la inseguridad y ahora el cerco sanitario por el Covid-19. ¿Se imagina si los gobernadores se detuvieran a esperar la reacción del Gobierno de López Obrador?



Se lavan las manos

En el Instituto Nacional Electoral de Lorenzo Córdova Vianello opinan mucho, pero a la hora de tomar decisiones se lavan las manos. Es el caso del futuro del proceso electoral en Coahuila. El viernes el consejero presidente del INE, pidió al titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer, revisar la posibilidad de suspender el proceso y cambiar la fecha de los comicios para diputados locales, hasta ahora programados para el 7 de junio.

Básicamente el planteamiento de Córdova es que la decisión recaerá en el Gobierno federal, lo cual no es asunto menor, sobre todo si se considera que si algo está vigente en la actual Administración son las ocurrencias y las decisiones tomadas en el regazo.



Les dio miedo

Por cierto, quienes se apanicaron con el tema son los integrantes del consejo general del Instituto Electoral de Coahuila, es decir, Gabriela de León y compañía: Beatriz Rodríguez Villanueva, Juan Antonio Silva Espinoza, Juan Carlos Cisneros Ruiz, Karla Félix Neira y quien según los mal pensados, toma las decisiones importantes al interior del organismo, es decir, el consejero Alejandro González Estrada.

Hay la versión de que este último habría ordenado, literalmente a Gabriela de León recurrir a la “operación Avestruz” para no dar la cara y hablar sobre el tema, pero ni la consejera presidenta, ni su jefe aprenden con el tiempo y hasta parece que no saben que con ocultarse lejos de apaciguar las aguas, las revuelven más. Allá ellos.

¿Y Gustavo Espinoza Padrón? Hasta ahora es el único que le atora a los temas.



Se aplicó

Se trata de resolver los problemas y eso lo entiende bien el alcalde de Monclova, Alfredo Paredes López, quien cerró semana con un anuncio importante para los que están en la primera línea de atención a los posibles infectados con el Covid-19.

Paredes anunció la compra de una primera dotación de 500 uniformes especiales que se van a distribuir entre igual número de médicos y enfermeras de clínicas y hospitales públicos y privados. Buen punto, sin duda, que cayó bien en el sector salud.



Lo volvió a hacer

Everardo Durán Flores, para más señas alcalde de Arteaga, lo volvió hacer. Hace unos días movilizó a la Policía Municipal al ejido San Antonio de las Alazanas, de donde tiene sus intereses y se cree dueño, para impedir el libre tránsito y el acceso de personas no residentes. Según él y sus creencias, la medida impediría que los habitantes del lugar se contagiaran de Covid-19.

Pues ahora lo volvió ha hacer. El viernes, personal de la Unidad Municipal de Protección Civil se apersonó a los distintos restaurantes y fondas del pueblo mágico para advertirles que a partir de este sábado y hasta nuevo aviso, no pueden recibir comensales.

Al parecer el alcalde Durán está resuelto a llevar las contras al gobernador Riquelme, quien precisamente hace esfuerzos con representantes de la industria restaurantera, para extender estímulos fiscales y apoyos económicos para los trabajadores, a cambio de que no dejen de funcionar.


Imprimir
COMENTARIOS