×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
17 Noviembre 2019 04:05:00
Cuando la química ganó a lo natural por lo barato
Por: Jesús Carlos Mena Suárez

Tener la capacidad de modificar y extraer la composición química de un elemento es vital. Nuestro cuerpo es el laboratorio más complejo en donde procesos químicos todo el día se concretan.

Dependiendo de la cantidad y frecuencia que se le introduzcan al cuerpo, este tendrá reacciones químicas que favorecerán o perjudicarán la salud del individuo.

Todo en exceso es malo y en la dieta de todos los días nosotros consumimos en menor o mayor cantidad un veneno llamado jarabe de maíz de alta fructosa en muy diversos alimentos.

Un estudio realizado por Profeco y publicado en la revista de El Consumidor expuso que antes la galleta María tenía cinco aditivos y ahora tiene 25 y que la galleta salada tiene jarabe de maíz de alta fructosa, igual que la María.

Pero ¿qué es el jarabe de maíz?¿Cuáles son los efectos secundarios? ¿En qué productos se encuentra?

El jarabe de maíz se obtiene después de cosecharse y someterse a un proceso químico de refinamiento hasta obtener un almidón en polvo parecido a la maicena, después un proceso químico crea un endulzante, una molécula de glucosa y otra de fructosa; cuando se incrementa se obtiene un almíbar más potente que el azúcar, que tiene la capacidad de endulzar más que la azúcar, se utiliza en menores cantidades y es más barato.

Lo que podemos decir del jarabe de alta fructosa, es que está en todos los productos industrializados refrescos, panes, galletas, jugos, cereales, yogur, mermeladas, postres y una larga lista de alimentos de consumo diario.

El jarabe de maíz se utiliza en lugar del azúcar porque endulza más y se requiere poca cantidad, es más barato y permite un negocio redondo para la industria alimenticia.

Por eso es necesario ver las etiquetas y poner atención en su composición nutrimental, porque en algunas de ellas dice de manera clara que es endulzado con jarabe de maíz de alta fructosa y en otros productos emplean el inglés que aquí referimos para que usted lo pueda identificar High Fructose Corn Syrup.

Es un carbohidrato simple, es energía, sin embargo, es un jarabe, el cuerpo lo recibe como fructosa y tiene una vía directa al hígado.

Por tanto, si bebo un juego que tiene jarabe de alta fructosa en cinco minutos va a estar en la sangre y eleva los niveles de glucosa, haciendo trabajar el páncreas produciendo insulina para bajar el nivel de dulzura en la sangre porque altera todas las células, daña los nervios, los ojos, los riñones, todos los capilares más pequeños ubicados en los ojos y pulmones, explicó la nutrióloga Patricia Inés Castillo Ramón.                   

Así, tenemos que la química ganó a lo natural por más barato. Revise las etiquetas de las galletas de Gamesa y de Nabisco, ambas tienen jarabe de maíz de alta fructosa.

El jarabe de alta fructosa apareció en 1970 y años después se le considera responsable de enfermedades crónicas, todo para bajar los costos, después de esto creo que debemos considerar volver a usar la azúcar de caña.
Imprimir
COMENTARIOS


6

8
  • 0 1
  • 7
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65