×
hace 2 semanas
[Arte]

Llega hoy a Casa Tiyahui el jazz fusión de Ollinkan

El ensamble rescata y moderniza géneros folclóricos se presentará hoy en Saltillo

Imprimir
Llega hoy a Casa Tiyahui el jazz fusión de Ollinkan
Foto: Especial
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Si hay una definición de lo que es el jazz, esa es libertad. Lo dijo el compositor George Gershwing y es también una idea que mantiene Ollinkan, grupo de jazz fusión originario de San Luis Potosí y que esta noche se presenta en la ciudad.

La mezcla que realizan los potosinos es la de la música sincopada y el son huasteco, una delicia bailable que une los ritmos improvisados y armoniosos del jazz y que en esta ocasión suman, además, el talento del arpista César Secundino, quien conversó con Zócalo sobre lo que ofrecerán en Casa Tiyahui.

“Esto es una evolución de son huasteco, es una fusión entre huapangos y sones con el jazz. Trabajar con ellos (el grupo) fue una ocasión para aprender sobre cómo ven la tradición del son en la Huasteca. Fue explorar e incorporarme para hacer la fusión de lo que yo hago con lo que ellos tenían ya preparado”, explicó el arpista.


Organizado por la academia musical Musikart, el evento de esta noche promete erizar la piel de aquellos amantes de la música tradicional mexicana y los sonidos tan distintivos del jazz, en una fusión que recuerda el mosaico cultural que es México y que además recuerda que la libertad creativa es lo esencial.



En cuanto a Ollinkan, el grupo se conforma por Yehousúa Pérez en la voz y guitarra, Azucena Isabel en la voz y zapateo, el piano de Daniel Uresti, el bajo de César Puente y los golpes de batería de Arturo Hintze. Juntos dan forma a una música dinámica e imparable que refleja el significado de su nombre: “tiempo en movimiento”.

Secundino quien ganó en 2018 el World Harp Competition –la competencia más importante de su género– en Países Bajos, agregó que ha sido un gran placer grabar un tema con los postosinos.

“La ventaja de la música es que es un lenguaje universal. Conocer unas bases teóricas como la armonía y la improvisación ayuda a que esta se convierta en un intercambio de energía entre los músicos, para mí el jazz, y la música en general, es ese lenguaje común que tenemos para comunicar algo. Por trabajar con Ollinkan y conocer sus instrumentos y la forma en que piensan y trabajan fue muy interesante”, explicó el originario de Torreón.





Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}