×
hace 1 mes
[Espectáculos]

El trágico cuento original de La Sirenita que no vimos en la película de Disney

Dinsey volvió clásicos infantiles varios cuentos que en realidad son bastante aterradores, y el de La Sirenita es uno de ellos

Imprimir
El trágico cuento original de La Sirenita que no vimos en la película de Disney
Escuchar Nota


Ciudad de México.- La Sirenita es uno de los cuentos infantiles más famosos en todo el mundo gracias a la película de Disney de 1989 que retomó la antigua historia de la princesa del océano que quería convertirse en humana y estar con el amor de su vida; sin embargo el cuento original en realidad no es tan romántico y es más bien un tanto triste y aterrador.

La historia original fue escrita por Hans Christian Andersen en 1837, que fue de los primeros en romantizar a las criaturas míticas, quienes eran seres espantosos y que originalmente se pensaba que seducían a los marineros con su canto y luego se los comían. Sin embargo, este cuento también resulta un tanto cruel por el destino que le dio el escritor a la joven sirena.

En el cuento original La Sirenita es una joven hermosa, hija del rey del océano, que está fascinada con el mundo humano a tal grado que quiere pertenecer a él. Cuando cumple la mayoría de edad, a la princesa le conceden el regalo de visitar la superficie, donde ve por primera vez al príncipe, quien también celebra su cumpleaños pero a bordo de un barco.

Luego de una tormenta el barco del noble naufraga y la sirena salva la vida del joven, de quien queda perdidamente enamorada y decide hacer un trato con la bruja del mar: su voz a cambio de que la transforme en humana. Hasta aquí la historia parece no ser tan diferente a la de Disney.



Aunque si hay algunas diferencias, por ejemplo la bruja original no es quien interfiere con los planes de Ariel en el mundo humano, pues el príncipe ya estaba enamorado de otra doncella que conoció tras ser rescatado de las profundidades del mar.

El trágico final de 'La Sirenita'

La Sirenita, ya humana, y el príncipe se vuelven amigos muy cercanos, pero, contrario a la película, él jamás llega a enamorarse de ella e incluso poco tiempo después se encuentra con la doncella que amaba y deciden contraer matrimonio. Con el corazón roto y sin poder cumplir el trato con la bruja del mar, a la hermosa criatura mitológica sólo le espera un final más trágico.



Para tratar de salvar a la sirena de su fatal destino, sus hermanas hacen un trato con la bruja: si Ariel asesina al príncipe, ella seguirá con vida y regresará al océano, pero la joven tiene un corazón tan noble que no es capaz de cometer tal atrocidad y una vez que regresa a su hogar en las olas desaparece convirtiéndose en espuma del mar.

Información por Milenio




Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}