×
hace 1 mes
[Nacional]

Vandalizan calles por castigo a violaciones

Reportan que grupos anarquistas se infiltraron en las protestas

Imprimir
Vandalizan calles por castigo a violaciones
Ciudad de México.- Ante la ausencia de policias durante la marcha de mujeres en contra del acoso policiaco, se salió de control ayer en diversos puntos, desde la glorieta de Reforma, donde protestaban en contra de la violencia y apatía por parte de las autoridades, hasta la destrucción del andén del Metrubús en la glorieta del Metro Insurgentes.

La convocatoria en el Ángel de la Independencia fue para marchar rumbo al zócalo capitalino, en protesta por los casos de supuestos ataques sexuales en la Prepa 3 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en la demarcación Azcapotzalco.

Diversas organizaciones sociales y estudiantiles exigirían la renuncia de autoridades del Gobierno de la Ciudad de México por su actuación en estos casos, así como demandarían el esclarecimiento de los hechos.

Sin embargo, una hora después de la cita, las actividades en las inmediaciones del Ángel se salieron de control en presencia de elementos femeninos sin armas de la Secretaría de Seguridad capitalina.



Bomberos ingresaron a la Zona Rosa al presentarse un incendio en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, donde manifestantes de la marcha de mujeres golpearon a policías



Previamente, ante la ausencia de uniformados, los manifestantes pintaron autos y negocios, rompieron cristales, destruyeron parabuses y agredieron a representantes de medios de comunicación.



Los policías han sido hasta ahora simples espectadores, pero no actúan en consecuencias.

Esto como parte de la manifestación denominada "No me Cuidan me Violan"", en la que piden el esclarecimientos de hechos y la aplicación de justicia en diferentes actos de violencia de género suscitados en la Ciudad de México.

En medio de consignas y diamantina rosa, las mujeres estuvieron alrededor de una hora en la plancha de la Glorieta, para después dirigirse hacia Avenida de los Insurgentes en donde iniciaron el bloqueo, en las inmediaciones de la sede de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.



Grupos de mujeres con los rostros cubiertos continuaban desmantelando la estación del Metrobús y bloqueando Insurgentes en sus dos vías.



Durante toda la marcha se pidió a los hombres mantener su distancia, así como evitar tomar fotografías y videos, de lo contrario eran rociados con diamantina o con aerosoles tanto en su persona como en sus pertenencias.

Este movimiento tuvo sus réplicas en distintos estados del país, donde en su mayoría se desarrollaron de forma tranquila, a excepción de municipios como Saltillo, Coahuila, donde las pintas urbanas también ocurrieron.









Imprimir
te puede interesar
similares