×
hace 5 meses
[Nacional]

Abandonan a paisanos en EU; cierran centros de asesoría

Justo antes de este periodo vacacional, las oficinas del Programa Paisano dejaron de operar en Los Ángeles, Chicago y Houston

Imprimir
Abandonan a paisanos en EU; cierran centros de asesoría
Aspecto de la atención a connacionales que se daba en la Oficina del Programa Paisano en Chicago. Foto: Especial
Ciudad de México.- Previo a Semana Santa, el primer periodo vacacional del año, el Programa Paisano cerró sus oficinas en los consulados de México en Chicago, Los Ángeles y Houston.

En esos sitios, los 33 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos obtenían orientación sobre su retorno temporal a México con el fin de evitar abusos por parte de las autoridades, entre ellos extorsión, robo y corrupción.

Enrique Lucero, quien durante casi seis años fue director adjunto de la oficina del programa en Chicago, afirmó que el 28 de marzo, un día antes del reforzamiento de la estrategia por Semana Santa, dos funcionarios del Instituto Nacional de Migración viajaron desde la Ciudad de México para notificarles el cese a todo el personal, argumentando falta de confianza.

"Ni nos dieron derecho a apelar o recibir alguna explicación. Ese mismo día que nos despidieron tuvimos que cerrar la oficina y abandonarla”, relató quien fuera uno de los responsables del despacho que atendía a entre 400 y 600 personas por mes.

En entrevista con Excélsior, dijo que este año se imprimieron 200 mil guías para paisanos, que contienen información y recomendaciones para su ingreso, estancia y salida del país, pero ya no pudieron repartirlas.

QUITAN ASISTENCIA A PAISANOS

En plena Semana Santa, y en uno de los tres operativos anuales del Programa Paisano 2019, que comenzó el 29 de marzo y que concluirá en 29 de abril (y volverá a reactivarse para vacaciones de verano e invierno), el consulado de México en Chicago anunció en su cuenta de Twitter que esta oficina se encontraba “temporalmente fuera de servicio”, a pesar de que ahí se atendía a un promedio de entre 400 y 600 personas por mes.

El 28 de marzo dos funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) provenientes de la Ciudad de México, de manera sorpresiva, se presentaron en la oficina de Chicago y leyeron un oficio de cese a todo el personal, argumentando falta de confianza.

"No nos dieron derecho a apelar o (a) recibir alguna explicación. Ese mismo día que nos despidieron a todos, tuvimos que cerrar la oficina y abandonarla definitivamente”, dijo a Excélsior, Enrique Lucero, quien fuera director adjunto de la Oficina del Programa Paisano en Chicago, durante cinco años y nueve meses.

En cada uno de los tres operativos anuales (Semana Santa, Verano e Invierno), el personal de las oficinas del Programa Paisano acudía a los medios de comunicación para difundir asesorías a los connacionales sobre su viaje a México y repartían entre la comunidad mexicana hasta 200 mil folletos de la Guía Paisano.

En esta Guía de 53 páginas los paisanos podían leer de manera impresa, antes de viajar hacia México, sobre los documentos necesarios para comprobar su nacionalidad, teléfonos de emergencia, las mercancías que pagan impuestos, el costo (51 dólares más IVA) que deben pagar a Banjército como garantía de retorno si transitan en un vehículo con placas de EU, el trámite para poder viajar con mascotas y hasta mapas del transporte público (metro y metrobús) si su destino era la Ciudad de México.

A pesar de que sí se imprimieron los folletos para este Operativo de Semana Santa 2019, no se repartieron en Estados Unidos, como solía hacerse en temporada vacacional, debido al despido del personal de todas las Representaciones del Programa Paisano.

"Cuando nos cesaron, el 28 de marzo, un día antes de que iniciara el operativo de Semana Santa, todavía no llegaban las guías Bienvenido a casa Paisano, así que ya no tuvimos la oportunidad de entregarlas a la comunidad mexicana”, lamentó Enrique Lucero.

Este 2019 se cumplen precisamente 30 años del nacimiento del Programa Paisano. Surgió luego de las demandas de organizaciones sociales, empresariales y religiosas para controlar y disminuir los índices de maltrato, extorsión, robo, corrupción y prepotencia en la que incurrían servidores públicos en contra de los paisanos en su tránsito por México.

"Yo les digo siempre que la información es poder. Muchos de estos abusos se cometen debido a que los turistas están desinformados y las autoridades lo detectan inmediatamente cuando alguien desconoce sus derechos y sus obligaciones”, aseguró Enrique.

En los años recientes, las Oficinas del Programa Paisano también han servido para prevenir a los turistas sobre las carreteras fronterizas más peligrosas del país, como Reynosa y Nuevo Laredo, en Tamaulipas, y evitar que sean víctimas de la delincuencia o el crimen organizado.

El personal de las Oficinas del Programa Paisano recomendaba, por ejemplo, a los mexicanos viajar de día, evitar atajos y no detenerse en lugares desconocidos.



Enrique Lucero escuchó por lo menos 30 testimonios de asaltos y secuestros por parte del crimen organizado en 2018. Los reportes más frecuentes fueron que pasando la aduana de Nuevo Laredo, aproximadamente a unos ocho kilómetros, un vehículo sin placas y con vidrios polarizados les cerraban el paso, se bajaban los criminales y les exigían una cuota hasta por 500 dólares con la promesa de no volver a detenerlos en el camino.

Ante el cierre de estas Oficinas Programa Paisano; las oficinas de ProMéxico, de Turismo; la cancelación de programas, como el 3X1 para Migrantes (que apoyaba a los mexicanos a organizar clubes migrantes en el Exterior); la reducción del presupuesto y el recorte en el número de trabajadores consulares; el Frente Nacional de Inmigrantes envió una carta al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrad, manifestando su preocupación.

"Yo creo que el gobierno mexicano debería ser solidario con los mexicanos en EUA, como lo nosotros lo somos con México. Representamos una gran fuente económica, a través de las remesas (alrededor de 33 mil millones de dólares en 2018)”, dijo Carlos Arango, líder del Frente Nacional de Inmigrantes y firmante de la carta dirigida a Ebrad.

Los líderes migrantes también han levantado la voz para exigir que continúe la protección a los mexicanos, mucho más ahora que se vive un ambiente tenso en suelo estadunidense, debido a la polarización generada por el presidente Trump.

"Nos sentimos temerosos, pedimos al gobierno federal que nos tome en cuenta y haya sensibilidad hacia la situación de los migrantes. Se pretenden borrar de la historia los logros que hemos obtenido, pero nosotros no vamos a permitir que seamos borrados”, aseguró Elvia Torres, del Frente Nacional de Migrantes.

Hasta ahora nadie sabe si las oficinas volverán a ser abiertas, tampoco si el personal desempleado recibirá los pasajes de avión para su regreso a México o si tendrán el pago de menaje de casa, como obliga la ley del Servicio Exterior Mexicano.




Imprimir
te puede interesar
similares