×
hace cerca de 11 meses
José Arrieta

Etiqueta… ¡al desnudo!

Agencia Reforma

El nudismo es una tendencia que gana cada vez más seguidores. Checa estos 12 consejos para tu primera vez al natural.

Imprimir
Aunque pareciera extraño, las toallas son un elemento básico en la práctica del nudismo. De acuerdo con la Asociación Americana de Naturismo Recreativo, este elemento se debe emplear para sentarse en sitios públicos para mantener la higiene y evitar el contagio de enfermedades.

En la práctica del naturismo, los mirones son de palo. De hecho, según la Federación Internacional de Naturismo, es uno de los problemas que más incomodan a los nudistas. No quedársele viendo a alguien -por más seductor que parezca- es señal de buena educación.

Olvídate de todas las fantasías porno: las caricias y relaciones sexuales públicas no sólo no están bien vistas entre los nudistas, están prohibidas. Numerosos resorts naturistas las rechazan en áreas comunes y los reglamentos de las playas nudistas suelen apuntar a que son ilegales. Sin embargo, tomarse de la mano o darse un beso no suele ser problema, de acuerdo con la revista The Naturist.

Antes de entrar a una piscina, es casi obligatorio darse un buen baño. Hay muchas razones para ello, pero sobre todo una elemental: la higiene. Retirar todos los restos de sudor, bronceador, cremas, tierra y otros elementos, garantiza que el agua en el que se relajarán quienes ocupen este espacio estará relativamente limpia.

Cuando se trata de desnudarse, hay que hacerlo por completo. Aunque no hay reglamentos que prohíban el uso de piercings, su empleo mientras se practica naturismo se ve como un exhibicionismo innecesario, según las recomendaciones realizadas por Sveriges Naturistförbund, la federación sueca de nudismo.

Si vas a una playa nudista pública, debes tener cuidado de permanecer dentro de sus límites. Para evitar situaciones penosas, carga contigo siempre un traje de baño o una toalla, sobre todo si no hay sanitarios cercanos al espacio donde estás tomando el sol.

Otra cosa obvia: emplea siempre bloqueador solar y repelente de insectos si quieres tomar el sol como Dios te trajo al mundo. Algunas partes del cuerpo que no son comúnmente expuestas a la intemperie pueden ser más sensibles, por lo que no querrás quemarte de más.

Aguas con la naturaleza. Numerosos resorts y espacios para la práctica del nudismo se encuentran cerca de selvas, playas y junglas, por lo que el contacto con plantas y animales puede ser constante. El roce de la piel con ciertas plantas puede causar salpullido, y los animales pueden no ser amistosos cuando ven cerca a otra especie, sobre todo si son depredadores y olfatean carne fresca.

La mayoría de los resorts nudistas prohíben rotundamente tomar fotos sin autorización expresa de quienes aparecen en las imágenes. Incluso, de acuerdo con Aussies Naturists, asociación australiana, la captura de estas imágenes sin consentimiento es un delito. Así que, aunque parezca muy tentador, mejor no uses la cámara en público.

Mantener los genitales cubiertos cuando te dispones a comer, es un detalle de total elegancia, según la Federatie van het Belgisch Naturisme, de Bélgica. Otras fuentes indican que sentarse correctamente, sin inclinarse, además de mostrar tu educación familiar, te hace ver mejor, pues no muestra dobleces o escorzos que comúnmente son disimulados por la ropa.

Algunos resorts nudistas se encuentran en espacios realmente fríos, por lo que portar algo de ropa está permitido. Sin embargo, según Bare Witness, asociación nudista británica, eso no es pretexto para emplear lencería o ropa sugestiva, la cual no debe emplearse por respeto a quienes realizan esta práctica en familia.

Mantener la vista a la altura de los ojos de tu interlocutor es un signo de buena educación, estés o no desnudo. Desde luego, en la segunda circunstancia, es todavía más importante para no hacer que se sienta mal tu interlocutor. Tampoco comentes acerca del cuerpo de los que están a tu alrededor... se ve mal, y se oye peor.