×
hace 3 días
Benito Jiménez

Demandan frenar red de ordeña

Reforma

Imprimir

Empresas y personal de Pemex que están dentro del círculo que compra, roba o facilita la ordeña deben ser investigados, señalaron expertos.

Empresas, transportistas y personal de Pemex que están dentro del círculo que compra, roba o facilita la ordeña de combustible deben ser investigados sin simulaciones como primer paso para frenar este delito en el País, advirtieron expertos en seguridad.

El diputado federal Jorge Ramos Hernández, integrante de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional, reclamó que la ordeña y la venta de hidrocarburo ocurra a plena luz del día y en colaboración de funcionarios de la paraestatal, autoridades y hasta empresas privadas.

REFORMA publicó que el robo de combustible salpicó a Construcciones Industriales Tapia, contratista de Pemex instalada en el Parque Industrial de Atitalaquia, Hidalgo, frente a la Refinería de Tula. En marzo, un grupo de élite de la Policía Federal halló en sus instalaciones una toma clandestina.

"Urge que se haga un trabajo de fondo, que estructuralmente arroje detenciones y castigos también a las empresas que están dentro del padrón de proveedores y concesionarios de Pemex, este es un tema en que no debemos permitir simulaciones porque están haciendo un daño calculado en 20 mil millones de dólares", manifestó Ramos.

El legislador ha exigido la comparecencia desde hace dos meses de los titulares de Pemex y de la Segob para que expliquen las acciones contra los huachicoleros.

"Si no tenemos una comparecencia de esos funcionarios, el Gobierno federal va a llegar al Quinto Informe de Gobierno en un clima de violación a derechos humanos por el espionaje y en una total impunidad en la operación del tema del robo de hidrocarburos en la que están coludidos funcionarios de Pemex y autoridades", advirtió.

Para Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, resulta irónico que en las carreteras del País no sea difícil encontrar una persona vendiendo combustible robado a pie de carretera, ante la complacencia de autoridades.

"La capacidad de respuesta tanto de Pemex como de las autoridades locales y federales para combatir la ordeña es muy incipiente, y no parece haber un plan muy claro sobre cómo intervenirlo, estamos viendo sólo una reacción del Estado ante el robo, pero no una acción para prevenirlo y sancionarlo adecuadamente", criticó Rivas.

El activista busca una colaboración entre PGR y Pemex para identificar qué tiene que hacer el Estado para combatir y sancionar este delito.

"Identificar el alcance y las capacidades que cada uno, y dar seguimiento a qué si y qué no están haciendo, porque hasta hoy no tenemos ninguna evidencia de que estén haciendo algo", reprochó Rivas.