×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
25 Junio 2019 04:05:00
¡Se están ‘peliando’!  (y no son Trejo y Adame)
Un tipo iba pasando por las oficinas del PRI cuando comenzó a escuchar gritos: ¡ratero!, ¡corrupto!, ¡mentiroso!, ¡asesino!, ¡infeliz!, ¡mapache!, ¡espurio!, ¡jijodelmaiz!, ¡chupacabras! Sorprendido le preguntó al portero:
– Oiga, ¿qué pasa allá adentro? Parece que se están “peliando” los priistas.
– No, no se están “peliando”, solo están pasando lista.

Sí, ya sé que el chiste es más viejo que yo (lo cual ya es mucho decir), pero me sirve para hablar del pleitazo que traen los priistas del Gobierno de Enrique Peña Nieto. Estos no se andan con bromas, estos son de sacar cuchillo y clavarse hasta las uñas. Resulta que por alguna extraña razón, todo el pato de la corrupción peñista se lo quieren cargar al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin.

Me imagino que en el pacto de impunidad entre Lord Peña y AMLO, el acuerdo fue que no se tocaría al expresidente, pero a cambio se sacrificaría a los dioses del populismo a alguno de los más cercanos colaboradores de “Kike”. Y ese gran honor le tocó a Lozoya. Sin embargo, todo indica que el exfuncionario no está dispuesto a seguir la disciplina priista y sacrificarse por el resto de la banda.

No, no, no. De hecho, contrató a uno de los más fieros abogados que hay en México: Javier Coello Trejo, que no es más perro porque no ladra. Este abogado no es de los que juegan a ser buena ondita. No, este es uno de esos abogados que no te gustaría enfrentar en un juicio y que rogarías por tenerlo de tu lado si tú fueras el acusado.

¿Y qué ha hecho Coello Trejo? En términos figurados, sacó la pistola se la puso en la cabeza a Enrique Peña y le dijo: “si se va mi muchacho, te vas tú también”. Y si no me crees, échale una revisada a la entrevista que se publicó en este periódico con el abogado.

Ahí y en otros lados, Coello Trejo ha venido insistiendo en que en México “nada se hace sin que lo sepa el Presidente”. ¡Zaz! Lo que este señor está haciendo es decirle a Peña: “No te pases de lanza, si Lozoya se va a la cárcel, va a soltar toda la sopa de las transas que se hicieron en tu campaña y en tu Gobierno”.

Podrías pensar que estoy exagerando, pero la realidad es que hace mucho que no veíamos a un priista echándole bronca de esa manera a un expresidente que, además, fue su amigo y su jefe.

Y, por lo que ha dicho el abogado, Lozoya no sólo piensa echar de cabeza a Peña, sino también a quien fuera el cerebro de su Gobierno: Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores. Así que si Peña pactó con AMLO encarcelar a Lozoya, es muy probable que esté pensando en alguna manera de zafarse de la bronca o, de plano, cambiar de puerquito y sacrificar a algún otro de sus colaboradores.

Si a mí me preguntaran, yo le sugeriría a Peña que mandara a la cárcel a su peluquero. Seis años de memes y caricaturas sobre su copete son la mejor evidencia de que ese peluquero era su peor enemigo. Así que vayan preparando las palomitas porque el pleito entre los priistas seguramente estará más divertido que la pelea entre los payasos de Alfredo Adame y Carlos Trejo.

Vámonos riendo: en la pelea estelar, al terminar el octavo round, el boxeador que estaba más golpeado y con un ojo cerrado, a punto de desfallecer, le preguntó a su mánager:
– Míster, ¿cómo vamos?
– Pues mira, muchacho, si consigues una pistola, le pegas tres tiros en la frente y logras matarlo...
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2