×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
12 Enero 2017 04:00:00
Sarcasmos
¿Conoces ese gran momento cuando te levantas tempranito en la mañana lleno de energía? Yo tampoco.

CONSEJOS DE UN POSIBLE CANDIDATO PRESIDENCIAL

Reproduzco en parte este imeil que me parece particularmente oportuno y pertinente: el multimillonario Carlos Slim escribió una carta para sus empleados en la que les ofrece una serie de recomendaciones para aplicar en la economía cotidiana ante la debacle.

“Como todos ya escucharon, llevamos varias semanas de mucha volatilidad financiera mundial. Habrán escuchado de bancos, aseguradoras y casas de bolsa que han quebrado en el mundo. El objetivo de este correo no es alarmarlos, sino tratar de explicarles desde mi punto de vista las causas de todo esto, y... darles recomendaciones a nivel personal.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

“Como director estoy preocupado tanto de la continuidad de la empresa como de la tranquilidad de ustedes, y de apoyarles y aconsejarles lo más posible para que podamos todos salir bien de estos acontecimientos. Es posible que la economía de México se frene. Esto nos impactaría como empresa y, por lo tanto, a nivel personal. Es por eso que iniciaré con unas recomendaciones a nivel personal: cuidar su trabajo.

No sólo implica tener la actitud correcta diario al ir a trabajar, sino procurar cuidar la continuidad de la empresa. Ser más eficiente, no perder el tiempo en internet. Bajar el nivel de gastos personales. Es importante que los revisen. Procuren no gastar en cosas que no sean de primera necesidad. Ahorrar lo más posible. Esto se hace aún más importante por la incertidumbre que existe actualmente.

Mantener su dinero en el banco. Por más que escuchen que hay bancos quebrando en el mundo, es muy improbable que suceda esto en México. Es importante que entiendan que sus ahorros en bancos tienen un seguro por parte del Gobierno. Tener su dinero debajo del colchón, con el compadre o en alguna caja de ahorro no necesariamente les da esta garantía. Bajar lo más posible sus deudas, sobre todo las deudas que tengan una tasa de interés variable, que no sea fija. Me refiero a tarjetas de crédito y créditos personales.

Las tasas de interés van a subir. Analicen la tasa de interés que están pagando por sus deudas. Si necesitan apoyo consulten con personas que puedan asesorarles adecuadamente. Entiendan la diferencia entre usar una tarjeta de crédito y endeudarse con una tarjeta de crédito.

El primer caso es aquel que utiliza su tarjeta y la paga completa cada mes. El segundo caso es aquel que utiliza el crédito que da el banco o la tienda departamental y paga intereses porque no logra pagar su crédito completamente cada mes. Las tarjetas de crédito y las tarjetas de las tiendas son una tentación enorme. No saquen nuevas y si pueden cancelar algunas, háganlo.

En este tiempo de crisis, para los créditos hipotecarios a tasa fija, cuando pagan la misma cuota mensual hasta el final del préstamo, es mejor no adelantar pagos sino más bien ahorrar el dinero. No significa que dejen de pagar a tiempo sus casas. No comprar las ofertas de ‘meses sin intereses’. Me preocupa mucho esta forma de mercadotecnia. Como la persona no lo echa de menos en su bolsillo en el momento, se inclina a comprar.

Sin embargo, la única forma de no pagar intereses es que cada mes pagues el total de la cuota que te pusieron en la tarjeta de crédito. Tener cuidado con los préstamos a otras personas. Es muy común que alguien allegado les pida dinero prestado. Si lo llegan a hacer, pidan alguna garantía. No permitan que alguien con muchos problemas económicos los arrastre a ustedes también.

Mantenerse saludables. Las enfermedades cuestan dinero. Pónganse a dieta, bajen de peso, hagan ejercicio, bájenle al cigarro, no consuman alcohol. Por último, comentar todo esto con su familia. Es importante que sus parejas y sus hijos lo entiendan”.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add