×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
13 Marzo 2018 04:00:00
Querida Me Urge un Consejo
QUERIDA ANA:

Tengo un dilema fuerte que quisiera comentarle. Agradeciéndole de antemano el consejo que pueda darme, que será el que más me ayude, pues siempre leo las cartas que le escriben y sus consejos me parecen de lo mejor. Paso a contarle mi situación.

Mi papá falleció hace cinco años y mi mamá siempre ha sido una persona muy difícil y verbalmente abusiva, a tal grado que sus relaciones con todos en la familia se han roto de manera bastante ruda. Estoy convencida de que ella sufre de depresión, pero que también tiene otros problemas emocionales. Sin embargo, a pesar de que le he insistido para que consulte a algún siquiatra o a un sicólogo, se ha negado sistemáticamente diciendo que ella está perfectamente y no tiene porque ir con un médico.

Una vez solamente logré que fuera con un terapeuta, pero no siguió ninguna de sus sugerencias y el terapeuta dijo que era una pérdida de dinero y de tiempo que ella regresara. Así que esa es la situación con ella.

Me voy a casar pronto y quiero invitar a mi hermana mayor y a su esposo de padrinos de iglesia, pero mi hermana ya no se habla con mi mamá desde hace como año y medio, aunque yo soy muy unida a las dos. No sé cómo hacerle para que mi hermana asistiera, porque pienso que no va a querer asistir porque mi mamá obviamente asistirá y no va a querer encontrarse con ella. Pero me daría mucha tristeza que mi hermana no fuera parte de ese día tan especial para mí.

¿Cómo debo manejar mi boda y este asunto tan importante para mí? ¿Hay algo que pueda hacer por mi madre? Me preocupa mucho ella, pues ya no voy a estar con ella, porque al casarme voy a ir a vivir con mi esposo en nuestra casa. Un abrazo Ana.

ME URGE CONSEJO

QUERIDA ME URGE CONSEJO:

Invita tanto a tu madre como a tu hermana a tu boda. Diles a ambas que una y otra están invitadas, si alguna de ellas decide no presentarse, que así sea, no podrás forzar a ninguna de las dos si no quieren asistir, aunque te duela. En cuanto a tu mamá, tampoco puedes forzarla a recibir ayuda. Anota en una tarjetita el nombre y teléfono del sicólogo o terapeuta que elijas y dáselo, diciéndole: “en caso de que alguna vez lo necesites”.

No digas más. Quizás un día tu mamá comprenda que tiene serios problemas y decida que es tiempo de hacer un cambio en su vida. Deseo muchas felicidades a ti y a tu novio en su nueva vida.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6