×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
12 Junio 2019 04:05:00
Premiar el fracaso
Simon Black no informa de este nuevo “absurdo semanal”. “La nueva puntuación del SAT combatirá el ‘privilegio’ asiático (El Scholastic Assessment Test, Prueba de Evaluación Académica o examen SAT es una de las dos evaluaciones que se pueden realizar para ingresar a las universidades estadunidenses, junto con el American College Test, ACT). El infame SAT se ha utilizado desde 1926 como un examen de ingreso a la universidad para probar la aptitud escolar de los estudiantes de secundaria (el SAT fue acusado recintemente de fraude en el que empresarios y celebridades pagaron sobornos para ayudar a sus hijos a ingresar a las instituciones más destacadas). Hoy los administradores del examen anuncian planes para incluir un ‘puntaje de adversidad’ para los estudiantes que toman el SAT. Este puntaje ‘justificará’ los malos resultados de las pruebas si el estudiante vive en un vecindario con un alto índice de delincuencia, asistió a una escuela secundaria deficiente, vive con un solo padre o en un hogar de bajos ingresos, y así sucesivamente.

Esto realmente hace mella en el ‘privilegio’ asiático. Sí, lo leíste bien. Con una puntuación promedio en el SAT de 1223, los asiáticos alcanzan las calificaciones más altas entre todos los grupos étnicos. Pero estos mismos examinados asiáticos también suelen provenir de hogares con dos padres y de ingresos más altos. Así que serán penalizados por el éxito de sus padres. Esto es algo absurdo para enseñar a los jóvenes.

Las universidades y los administradores del SAT no quieren que los estudiantes de secundaria se identifiquen como individuos fuertes, independientes y que buscan resolver problemas y superar la adversidad. En su lugar, están animando a los jóvenes a hacer de sus circunstancias socioeconómicas ‘adversas’ la parte más fuerte de sus identidades. Y, con base en esas circunstancias socioeconómicas ‘adversas’, a cultivar la mentalidad de víctima profesional. Espere multas al éxito y dádivas al fracaso por el resto de la vida.”

INTERESES NEGATIVOS

Alex Monéton: “Ayer llamé a mi banco en Dinamarca, Nordea, y no pude creer lo que me dijeron. Se ofrecieron a prestarme dinero en MENOS 0.12% para una hipoteca a 10 años. En otras palabras, el banco me PAGARÍA para obtener un préstamo. Simón Black ha escrito mucho sobre tasas de interés negativas. Pero la mayoría de estos casos estaban reservados para grandes bancos o instituciones. Ese ya no parece ser el caso. Ahora, las tasas de interés negativas son la norma. Miles, si no decenas de miles de daneses saldrán y sacarán hipotecas que les pagarán cada mes. Esto es completamente alucinante y resalta lo roto que está realmente el sistema financiero.

Todo sobre esto está en completa violación de la ley de la prosperidad: produzca más de lo que consume e invierta la diferencia. Ahora, las instituciones y los gobiernos están incentivando a las personas a consumir, en lugar de ahorrar. De hecho, les están pagando a las personas para que se endeuden. No es así como se crea la prosperidad. En lugar de alentar a las personas a invertir su capital excedente en inversiones productivas, las personas son penalizadas ¡por ahorrar!. Es como si todo estuviera al revés”.

PATOCRACIA:
EL ORDEN MUNDIAL

“Un sistema de Gobierno creado por una pequeña minoría patológica que toma el control de una sociedad de personas normales. En las sociedades dirigidas por sicópatas, los individuos ambiciosos y los aduladores, que no son clínicamente sicópatas, son inducidos a modelarse a sí mismos por sicópatas poderosos para alcanzar el poder. El resultado: los sicópatas engendran más psicópatas.

Cuando los líderes corporativos, banqueros, ejecutivos de medios, académicos, oficiales militares, funcionarios del Congreso, senadores, presidentes y primeros ministros, son mentirosos y engañadores, y son manipuladores despiadados e insensibles que no tienen respeto por la verdad ni por otras personas, todo el tejido de la sociedad está retorcido en su imagen, y el comportamiento sicopático se convierte en la norma”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2