×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
13 Febrero 2018 04:00:00
Me quiere, no me quiere
Antes de empezar, a quienes leen esto en Puebla les propongo un trato: yo les cuento el mejor chiste de vampiros y ustedes van a donar sangre a la Beneficencia Española, para la señora Carmen Gutiérrez Ruvalcaba que está terapia intensiva.

Pues resulta que estaba Drácula reparando el sarcófago donde duerme y le dice a su ayudante:

–Igor, pásame el desarmador.

–Tenga, maestro.

–¡Aaaargh! El de cruz no, ¡pendejo!

Si no le entendiste, te regalo uno de pilón: En la Convención Anual de Héroes y Villanos, Batman se percató de que Drácula lo miraba con insistencia. Al principio no le dio importancia, pero después de un tiempo, comenzó a incomodarle aquello. Se movía de un salón a otro y era inútil, pues siempre se encontraba con que Drácula estaba en una esquina mirándolo detenidamente. Cansado de esa situación, Batman decidió encararlo, por lo que fue caminando con paso firme hacia donde estaba el vampiro y le dijo:

–Bueno, ¿qué?, ¿por qué me miras tanto?

–Pues mira, la verdad, es que tengo una duda muy grande.

–¿Cuál es?

–Tú eres el hombre murciélago, ¿no es así?

–En efecto: soy bat-man. ¿Y eso qué tiene de especial?

–Dime –preguntó curioso el vampiro– ¿de casualidad no seremos parientes?

Bueno, ya saben vayan a donar. Y si no están en Puebla, también vayan a donar. En todos lados hay una persona que necesita sangre y siempre faltan donadores. Si quieren saber quién en tu ciudad necesita tu apoyo, puedes entrar a blooder.org. Está página web fue creada por un grupo de chavos mexicanos que decidieron hacer algo en serio para ayudar a quienes necesitan una transfusión. Ahí te explicarán que donar sangre no engorda; que si tienes piercings, tatuajes o diabetes sí puedes donar; y que casi todo lo que te han enseñado sobre la donación es, en realidad, mentira. Así que ya no hay pretexto para que dones. Es una paradoja: en un país lleno de sangrones, hace falta quien quiera donar sangre.

Dicho lo anterior: ¿cuál es la diferencia entre un diputado y un vampiro? Que el vampiro tiene la decencia de sólo chuparte la sangre de noche. En cambio los malditos diputados nos están succionando la vida las 24 horas del día. Ahora mismo, mientras lees esto, un diputado se está llenando de billetes los bolsillos a costa de tu trabajo, de la escuela de tus hijos y de la salud de tu abuela.

Porque resulta que además de su sueldo, tenemos que pagarle los impuestos que le quitan de ese mismo sueldo; les pagamos seguros de gastos médicos en lugar de obligarlos a acudir al ISSSTE; les disparamos todas sus comidas, así como sus boletos de avión para que puedan viajar cada semana a sus estados. Y si viven cerca de la Ciudad de México, entonces les pagamos la gasolina, el chofer y las casetas, pues ni modo que se vayan en autobús los angelitos.

Pero, bueno, ni te amargues porque ya mañana es el Día del Amor y la Amistad y ya sabes lo que eso significa: un tráfico del carajo por todos lados; los moteles a reventar, con precios elevados y con el tiempo restringido; las flores más caras que el muro de Trump; es más fácil entrar al cielo que al cine; ir a un restaurante es como meterse al Metro en hora pico; y en realidad preferirías volver a la soltería. Así que disfruta con todo el corazón. En este 14 d febrero recuerda que el mucho amor... ¡embaraza! Se cuidan.

¡Nos vemos el jueves!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6