×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
01 Agosto 2020 04:05:00
Lágrimas de impotencia
Escuchar Nota
Mientras el coronavirus no dé tregua y la vacuna no esté disponible, ningún gobierno puede cantar victoria. Menos cuando la pandemia se afronta sin liderazgo político ni la solidaridad que la emergencia exige, según reprocha la máxima autoridad de salud. Gerardo Moyano se ocupa del tema en Espacio 4 (645).

“Paradojas del coronavirus. Mientras en la Plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid, España, se llevaba a cabo un acto solemne para homenajear a las víctimas de la Covid-19, la aglutinación de personas en restaurantes y playas de Cataluña obligó al Gobierno a lanzar un ultimátum: salir lo ‘estrictamente’ necesario o vuelta al confinamiento obligatorio. Se trata de la ‘última oportunidad’ antes de tomar ‘medidas más drásticas’, ya que ‘la pandemia continúa avanzando sin freno’, dijo la vocera del Gobierno catalán, Meritxell Budó (17.07.20). Días antes, la comunidad autónoma había comenzado a aplicar multas por no portar cubrebocas en lugares públicos.

“Algo similar ocurre en Francia, donde el pasado 20 de julio el Gobierno anunció el uso obligatorio de mascarillas en todos los espacios públicos cerrados –so pena de una multa de 135 euros– debido a los numerosos rebrotes de la enfermedad en diferentes zonas del país.

“Y si esto ocurre en los dos países que el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, destaca como ejemplos de cómo es posible ‘controlar’ la pandemia, qué le puede esperar a América, donde Estados Unidos, Brasil y México se han convertido en el nuevo epicentro de contagios.

“Ni hablar de lo que podría ocurrir en África, donde la escasez de recursos sanitarios y la existencia de otras epidemias amenaza con agravar el impacto de la pandemia. De ahí que Adhanom Ghebreyesus pidiera ‘unidad’ ante el nuevo coronavirus, el cual ya ha contagiado a más de 17 millones de personas y se ha cobrado casi 700 mil vidas desde su detección en China, en diciembre de 2019.

“‘La gran amenaza que enfrentamos ahora no es el virus en sí mismo, la amenaza es la falta de liderazgo y solidaridad a los niveles global y nacional’, dijo entre lágrimas el director de la OMS desde Ginebra, Suiza.

“‘Esta es una tragedia que está forzando a extrañar a muchos de nuestros amigos. Perdiéndose vidas (...) Y no podemos enfrentar esta pandemia como un mundo dividido (…) ¿Por qué es tan difícil para los humanos unirse, luchar contra el enemigo?’, añadió.

“Fuertemente cuestionada por su papel inicial en la divulgación del origen y la transmisión del virus, así como por los conflictos de intereses en su seno y el conservadurismo en torno a la elaboración de su guía de prevención, la OMS hace lo que puede con los recursos que tiene. Sin embargo, no es responsable de las medidas que adoptan los diferentes gobiernos.

“‘Permítanme ser franco, demasiados países están yendo en la dirección equivocada, el virus sigue siendo el enemigo público número uno (…) Si no se siguen los principios básicos, la única forma en que se desarrollará esta pandemia será de mal en peor”, advirtió Adhanom, el pasado 13 de julio. Las oleadas de nuevos contagios, lo avalan. (…)

“‘Mientras más países vuelven a restringir las actividades –como Argentina, donde los gobiernos locales incluso incentivan la denuncia anónima de reuniones de más de seis personas–, México se encuentra en plena desescalada para apuntalar la economía. Sin embargo, ante los rebrotes, algunos estados retoman medidas restrictivas. El 17 de julio, el gobierno de Yucatán anunció que regresa la llamada ‘ley seca’ y el ‘toque de queda’ desde las 22:00 horas hasta las 17:00 del día siguiente”.

Imprimir
COMENTARIOS