×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
25 Marzo 2020 04:07:00
Fase 2
Escuchar Nota
Ya es oficial: estamos en fase 2. Se vuelven más estrictas las medidas. No se pretende contener la epidemia. “Seguiremos teniendo transmisión –dijo ayer el subsecretario Hugo López-Gatell–. La expectativa no es terminar con el virus de un momento a otro. Pero esto es importante porque nos lleva a administrar mejor el riesgo”.

¿Qué significa la fase 2? No se anunciaron medidas drásticas. López-Gatell apuntó que es importante cuidar a los adultos mayores, cosa que ya sabíamos, y “lo segundo es suspender clases en todo el sistema educativo nacional”, que ya se hizo.

Se están cancelando “eventos y reuniones de concentración de 100 personas o más”. Ya no habrá más conciertos. El subsecretario dijo, además, que hay que “suspender temporalmente actividades laborales”, particularmente “aquellas que impliquen la movilización de personas de sus domicilios al trabajo y de regreso”.

Pero añadió que las entidades “privadas y sociales no pueden parar porque de ellas dependemos todos”. Si entiendo bien, no hay una prohibición de realizar actividades económicas ni de trasladarse. Las instituciones y empresas deben poner en práctica “planes de continuidad de operaciones”. El Gobierno pide, además, continuar con las acciones de higiene básica.

La fase 3, “que también vendrá”, de transmisión generalizada, “es la fase en donde el sistema nacional de salud va a tener retos importantes, pero estos retos se pueden solventar si el sistema está organizado, si el sistema mantiene alta la moral”.

El Presidente afirmó que el Gobierno cuenta con “un presupuesto sin déficit y 400 mil millones adicionales. Esto nos permite mantener todos los programas del Bienestar, todos; nos permite tener recursos para enfrentar la caída de los precios del petróleo”.

Añadió: “Tenemos recursos para que continúe la construcción del aeropuerto, para que continúe la construcción de caminos, de carreteras, el plan del istmo. Tenemos recursos para que continúe la reconstrucción [sic] de la refinería de Dos Bocas, tenemos recursos para financiar el Tren Maya, porque todo esto va a permitir crear empleos que se van a necesitar”.

No me queda claro de dónde saldrán esos 400 mil millones de pesos, especialmente cuando se está desplomando la economía mundial, pero sí que López Obrador parece estar interesado únicamente en mantener sus programas políticos. Esto significa que podemos ver recortes brutales en los servicios públicos.

Ayer no se dieron a conocer restricciones de movimiento similares a las de otros países. “Las medidas extremas –dijo López-Gatell– son parte del repertorio de salud pública, pero lejos estamos de necesitar medidas que vulneren la vida pública o que afecten las garantías individuales”. ¡Qué bueno!

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, sin embargo, no ofreció mucho aliento a quienes ven venir una crisis económica monumental. Simplemente señaló los montos dedicados en el presupuesto a la Secretaría de Salud, al IMSS y al ISSSTE y añadió que un artículo transitivo permite dedicar los 40 mil millones del Fondo de Salud para el Bienestar “a fines como esos”. No hay anuncios de recursos para enfrentar el desplome económico.

El Presidente ofreció después un desconcertante discurso, con consideraciones sexistas, como que son las hijas quienes cuidan a los padres, y recomendaciones moralistas, como que hay que evitar consumir “comida chatarra”. Me dio la impresión de un timonel que no ha entendido todavía la magnitud de la tormenta que se levanta frente a él.

En picada

El valor de producción de la construcción se desplomó 15.6% en los 12 meses terminados en enero de este 2020. Y esto fue antes de la pandemia y de la cancelación de la cervecera de Mexicali.


Imprimir
COMENTARIOS