×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +
Imprimir
17 Febrero 2017 04:00:00
‘Diputados con licencia’
A nuestro Congreso local, en el mes de diciembre, no le quedó otra que aprobar las solicitudes de licencia de cinco legisladores priistas; tres diputados del PAN y un legislador del partido Primero Coahuila, los cuales no dudaron en abandonar su curul para buscar su candidatura a diversos puestos de elección popular, algunos de ellos se consideran aptos para gobernar su municipio natal y otros de ellos están seguros de que, repetir otro periodo como diputado local no les vendría nada mal.

La Actual diputada local Isabel Durán Piña buscará la Alcaldía de San Pedro; Sonia Villarreal, la de Piedras Negras, al igual que Lariza Montiel; Monclova le gusta a Yolanda Acuña y Frontera a José Armando Pruneda; al igual que a Leonel Contreras el municipio de Matamoros.

A pesar de abandonar su cargo, otros legisladores priistas intentarán la reelección, confiados en la escasa memoria de los votantes, dichos legisladores con licencia lo son: Lilia Isabel Gutiérrez, Georgina Cano Torralba y Javier Díaz.

Democracia significa el poder en las manos del pueblo. Sin embargo, ante la imposibilidad de ser ejercido directamente por todos y cada uno de los ciudadanos de una comunidad, los votantes nos vemos en la necesidad de nombrar a nuestros representantes.

Uno de los derechos fundamentales que deben privilegiarse en una democracia es la prerrogativa de votar y ser votado y, en consecuencia, la obligación de ejercer los cargos conferidos. Por eso los funcionarios deben entender que la principal condición que el pueblo impone a todos los participantes –autoridades electorales y no electorales, partidos políticos, candidatos y ciudadanía–, y para quienes detenten un cargo de elección, es precisamente el que lleguen hasta el final de su mandato, aspiración debidamente legitimada por la voluntad popular al momento de ejercer su voto.

Resulta preocupante para la democracia representativa que los ciudadanos participen como candidatos a puestos de elección popular con el único fin de alcanzar otro cargo y, una vez obtenido, utilizarlo para postularse a otra posición, sea o no de mayor jerarquía, con lo cual evaden ilegalmente su obligación de ejercer la función para la que fueron electos por el tiempo y las condiciones que la ley prevé.

La indignante práctica se encuentra actualmente muy arraigada en los políticos de nuestro estado, razón por la cual es necesario que el Poder Legislativo, se pronuncie a través de las leyes sobre la conveniencia de que los ciudadanos que hayan obtenido un cargo de elección popular,lo ejerzan por el tiempo y con las condiciones previstas en la ley.

En esta elección debemos con nuestro voto hacer un llamado a los partidos políticos y autoridades respectivas para que los primeros no permitan, ni mucho menos postulen, a funcionarios que pretendan renunciar o renuncien, mediante renuncia o licencia a un cargo de elección popular, para contender por otro; y a los segundos, a no autorizar la renuncia a un cargo de elección popular cuando esta se sustente en la intención de contender por otro de representación ciudadana.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add