×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
31 Marzo 2020 04:07:00
Coronavirus
Escuchar Nota
Ya di esta nota hace un par de semanas, hoy la repito: “Una novela de terror del estadunidense Dean Koontz (Pensilvania, 1945) publicada hace casi 40 años recoge la existencia de una virulenta epidemia, en lo que parece una premonición de la crisis que ha obligado este año al cierre de ciudades y ha causado miles de muertos en la ciudad de Wuhan (aunque algunos dudan de las cifras oficiales chinas y dicen que las reales son mucho más altas vía 6 redefiniciones de la epidemia). Precisamente esta localidad escoge el escritor Dean Koontz en su novela The Eyes of the Darkness (‘Los Ojos de la Oscuridad’), publicada en 1981, para explicar las muertes provocadas por una extraña enfermedad que afecta solo a seres humanos, y a la que describe como una ‘poderosa arma biológica” que ha sido desarrollada en laboratorios de las afueras de esta ciudad china.

Según relata Koontz en su novela, un científico chino de nombre Li Chen lleva a EU el virus, desarrollado en los laboratorios RDNA a partir de una cepa seleccionada de entre más de 400 microorganismos artificiales.

Al virus en cuestión lo denominan Wuhan-400, un ‘arma perfecta’ -describe el escritor- que afecta solo a seres humanos y que ninguna otra criatura viviente puede portar.

Al igual que la sífilis, Wuhan-400 no puede sobrevivir fuera de un cuerpo humano vivo por más de un minuto, lo que significa que no puede contaminar permanentemente objetos o lugares enteros como lo hacen el ántrax y otros virulentos microorganismos, relata en su novela. Además, cuando el portador del virus muere, el virus que se describe en este libro ‘perece poco tiempo después, tan pronto como la temperatura del cadáver descienda por debajo de 86 °F (el equivalente a 30º C)’, añade.

Por el contrario, el escritor estadunidense explica a través de uno de sus personajes que esta enfermedad es ‘peor’ que el virus del ébola en África. ‘Infinitamente peor’, subraya uno de los protagonistas, al afirmar que el virus ofrece ‘ventajas importantes’ en comparación con la mayoría de agentes biológicos.

‘Por un lado, una persona puede convertirse en portador infeccioso solo cuatro horas después de entrar en contacto con el virus (un periodo relativamente corto); y una vez infectado, nadie vive más de 24 horas. La mayoría muere en 12 horas’, advierte este personaje. 
 

NOVELA

“Aunque hoy la tasa de mortalidad del coronavirus de China es muy reducida (se estima en torno al 2-3%), en esta novela de terror no se quedan cortos a la hora de catalogar su virulencia.

En ella se dice que la tasa de muertes de Wuhan-400 es del 100%, y ‘se supone que nadie debe sobrevivir al virus’, dice otro personaje.

‘Si te estoy entendiendo bien -responde otro científico en la novela- los chinos podrían usar el Wuhan-400 para borrar una ciudad o un país (...).

Lo probaron en Dios sabe cuántos presos políticos. Nunca pudieron encontrar un anticuerpo o un antibiótico que fuera efectivo contra eso.

El virus migra al tejido cerebral y allí comienza a segregar una toxina que destruye la parte del cerebro que controla todas las funciones automáticas del cuerpo hasta que la víctima deja de tener pulso o cualquier necesidad de respirar’, dice otro personaje.

En la novela, solo sobrevive Danny a la letal epidemia.

Aunque las características que recoge esta ficción exageran cualquier síntoma o evidencia conocida en la actual epidemia, no cabe duda de que el escritor fue premonitorio en que Wuhan sería en 2020 el epicentro de un virus que por desconocido sigue atemorizando a la población dentro y fuera de China.

Desde la Casa del Libro de Zaragoza confirman que el libro en cuestión (Los Ojos de la Oscuridad’) está ‘descatalogado’ y lo han dejado de publicar, si bien todavía puede comprarse online”. https://www.heraldo.es/noticias/sociedad/2020/02/19/los-ojos-de-la-oscuridad-la-novela-terror-que-predijo-el-coronavirus-de-wuhan-1359612.html
Imprimir
COMENTARIOS