×
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
12 Agosto 2017 04:00:00
Bajar no tiene ‘shiste’
Hace poco disfruté una excepcional vacación en Chihuahua, donde conocí las Barrancas del Cobre y otros paisajes espectaculares, uno de los cuales me dejó aprendizajes para los negocios y la vida.

La cascada de Basaseachi, con una caída libre de 246 metros, es el salto de agua permanente más alto de México. Impresionante. Se llega fácil a la parte superior y se puede bajar a donde cae el agua. Caminando.

Cuatro personas (de un grupo de 22) emprendimos la aventura, al cabo “bajar no tiene shiste” (en Chihuahua la “ch” la pronuncian cono “sh”). ¡Ja! La bajada estuvo muy dura. Un trayecto de unos 500 metros bien empinados y con puras rocas mojadas, pues acababa de llover.

La verdad vale la pena bajar (vea un video en nuestros sitios). ¡De película! Pero claro, ahora había que subir. ¡Ufff! Tras dos horas y media llegamos, bañados en sudor. y bien satisfechos.

Aunque parezca raro, este trayecto es muuuy aprovechable. Primero, sugiere dos principios básicos antes de emprender algún proyecto:

a) Antes de iniciar: escuchar, evaluar y planear. La mayoría decía: “están locos, no bajen”. La juventud en boca de Valeria pensaba distinto: “ya estamos aquí, ¿cuándo volveremos?” Así pasa en cualquier proyecto: habrá optimistas y pesimistas. Un buen líder escucha, evalúa y crea planes para aprovechar las ventajas y minimizar obstáculos.

b) Quizá bajar no tenga “shiste”, pero. Lo más probable es que cualquier proyecto encuentre dificultades. En algún momento habrá que subir. Ahí se definirá el éxito.

Le propongo ahora 7 lecciones para no atorarse en la escalada:

1. Cuidar lo que se lleva. Arriba hacía frío y yo traía chaqueta. Excuso decirle que a los 10 minutos me la quité y la tuve que cargar tooodo el camino. Sólo uno del grupo traía zapatos adecuados. ¿Tiene lo necesario para completar su proyecto? Recursos, conocimiento, equipo, rutas, planes, etc. El camino es mucho más difícil para el que no está bien preparado.

2. Un mal paso puede costar muy caro. Piedras mojadas, lodo y alto grado de inclinación. Receta perfecta para una caída. Es clave para cualquier líder hacer un buen diagnóstico del terreno que va a pisar para evitar tropezarse.

3. ¿Quién lo acompaña? En el camino vimos cosas increíbles: una señora de unos 70 años ¡bajando con un bastón! ¡Un papá cargando a un bebé de unos 10 meses! La bajada era dura, pero nada que ver comparada con la subida. ¿Va a emprender un proyecto? ¿Quién viene a su lado? Una mala selección puede provocar un resbalón mortal.

4. OJO con los atajos. El trayecto estaba marcado con una vereda que ya le comenté estaba durísima. ¡Y había gente que cortaba camino! Por ejemplo, una gordita con el equipo inadecuado bajando por la montaña sin el apoyo de rocas y camino marcado. Los atajos en cualquier proyecto pueden ser buenos siempre y cuando no se tire como “El Borras”. Mal atajo = despeñadero.

5. Pedir ayuda en el camino. De bajada había unas niñas tarahumaras vendiendo agua y refrescos, las ignoramos. ¿De subida? Aunque el agua hubiese costado $300 pesos, se las compramos. Si hay una crisis, pida ayuda.

6. El valor de la experiencia. Nuestro guía don Alfredo (vea su foto en nuestros sitios) tenía 78 años, traía una chaqueta de cuero y no se la quitó nunca. No sudó y claro, nos marcaba el paso. Como si nada. ¿Enfrenta una tarea dura? Incluya siempre en su equipo a alguien que haya recorrido el trayecto.

7. ¿Y si algo sale mal? Todo salió a pedir de boca y superamos la prueba. ¿Pero y si nos hubiéramos atorado? Cualquier proyecto (y sobre todo los claves) debe de tener un plan para enfrentar alguna crisis. Relea el Plan de Contingencia.

Cierro con tres consejos finales para cuando se llega a la cima: celebre, haga una introspección del trayecto y derive lecciones para aplicar en el siguiente proyecto.

Ojalá le sirvan estos consejos para conquistar las montañas que le toque enfrentar. Ah, y le recomiendo “musho” visitar Chihuahua. Qué lugares tan bonitos tiene México. ¿Lo mejor de todo? Nuestra gente, como Anita Corral, Óscar García y Pancho Pérez. Gracias por todo.

EN POCAS PALABRAS.

“Hay muchas personas inteligentes que no llegan a ningún lugar”.

Paul Graham, emprendedor británico
Imprimir
COMENTARIOS



top-add