×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
23 Mayo 2020 04:05:00
Angustia colectiva
Escuchar Nota
Como si la crisis sanitaria no bastara para tener con los pelos de punta a la humanidad entera, la pandemia de coronavirus ya tiene una hermana: la «infomedia». La propagación de noticias falsas y alarmistas a través de las redes sociales aumenta la angustia colectiva y dispara las utilidades de las compañías tecnológicas, como escribe Gerardo Moyano en la nueva edición del bisemanario «Espacio 4».

«La crisis de información por la epidemia de coronavirus ha renovado la lucha contra las noticias falsas. Cada vez más países, organismos no gubernamentales y grupos de científicos se están sumando a esta cruzada contra las fake news, las cuales se propagan principalmente en las redes sociales.

«“Hacemos un llamado a los gigantes tecnológicos para que tomen medidas sistemáticas inmediatas para detener el flujo de información errónea sobre la salud y la crisis de salud pública que ha desencadenado”, señala un grupo de más de 100 médicos y profesionales de la salud de alto nivel en una carta enviada a los altos directivos de Facebook, Twitter, Google y YouTube.

»En la misiva, publicada en The New York Times (07.05.20), los expertos en salud piden a los dueños de estas redes sociales “dejar de dar oxígeno” a las noticias falsas y a las teorías conspirativas sobre Covid-19, las cuales han sido denominadas como “infodemia” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Entre los firmantes del documento, figuran profesionales de la talla de Christian Drosten, virólogo de cabecera de la canciller alemana Angela Merkel.

»El asunto es delicado, pues la “infodemia” no solo se propaga de forma anónima en las redes sociales, sino a través de personajes con gran influencia, como el presidente estadunidense Donald Trump, quien a finales de abril sorprendió a la comunidad científica al sugerir que inyectar desinfectantes en el cuerpo “detiene” el coronavirus. Los días posteriores, el Centro de Control de Envenenamiento de Estados Unidos reportó al menos 100 infectados por ingerir cloro. Teóricos de la conspiración como David Icke han sido expulsados de Facebook por sugerir que el SARS-Covid-2 no existe.

»El Gobierno de México también se ha sumado a la cruzada contra la desinformación. El pasado 6 de mayo, el director del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Jenaro Villamil, acusó a las redes sociales de lucrar con las noticias falsas.

»“Lo que ahora estamos observando es que sí hay ganadores en esta pandemia, desgraciadamente, y los ganadores son estas plataformas justamente. El nivel de ingresos y de ganancias que han tenido en este primer trimestre del año, empresas como Facebook, Google, Amazon, Microsoft, y en menor medida aunque también importante, Twitter, son el resultado de esto justamente”, dijo en la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manual López Obrador (AMLO).

»De acuerdo con Villamil, en el primer trimestre del año Facebook facturó 18 mil 737 millones de dólares y obtuvo ganancias por 4 mil 902 millones de dólares, una cifra superior a las remesas que envían los mexicanos desde Estados Unidos. Google y su subsidiaria YouTube, también tuvieron un crecimiento de ganancias y suscriptores, aseguró el funcionario.

»“Es un fenómeno transnacional, Twitter ha tenido un incremento de los usuarios de 152 a 166 millones de usuarios en todo el mundo y en Twitter, sobre todo lo que ha habido es una intensificación de la diseminación de versiones falsas y de versiones incluso hasta alteradas de videos que se truquean para dar la impresión exactamente inversa de lo que está sucediendo”, sostuvo Villamil».
Imprimir
COMENTARIOS