×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
24 Mayo 2018 04:00:00
Violencia y votos
Enrique Peña Nieto le debe la Presidencia a la inseguridad. En 2012, ante una brutal oleada de violencia, el político mexiquense convenció a los votantes que “los priistas sí saben gobernar” y que él tendría éxito donde el panista Felipe Calderón había fracasado.

Los primeros años del gobierno de Peña Nieto coincidieron con una disminución de los indicadores de violencia, en particular los homicidios dolosos. La tendencia había empezado en 2012, el último año de gobierno de Calderón, pero esto no le impidió a Peña Nieto asumir el crédito. Se entiende, todos los políticos lo hacen.

La mejoría, sin embargo, duró poco. Los homicidios dolosos empezaron a repuntar en 2015 y hoy estamos sufriendo el periodo más violento de las décadas recientes.

En 2017 se registraron 25 mil 340 homicidios dolosos, según el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, un espectacular incremento de 63% sobre los 15 mil 520 de 2014. Las cifras de este 2018 apuntan ya a que en el año se romperán nuevamente los precedentes. Tan sólo en abril se registraron 2 mil 343 denuncias por homicidio. Si bien el tema fundamental de la elección parece ser la corrupción, la inseguridad parece estar incidiendo de forma importante en el ánimo de rechazo al gobierno de Peña Nieto y al PRI.

Hay lugares en que el Estado mexicano simplemente parece haber desaparecido. La empresa Lala se ha visto obligada a cerrar su centro de distribución en Ciudad Mante, Tamaulipas; Coca-Cola Femsa hizo lo mismo en Ciudad Altamirano, Guerrero; Colima sufre un verdadero huracán de homicidios. Los criminales ya no se detienen ante nadie. Los periodistas han sido, desde hace mucho, víctimas favoritas; 11 fueron asesinados en México en 2017, según Reporteros en Frontera, sólo detrás de los 12 de Siria, un país en guerra. A esto hay que añadir los ahora numerosos homicidios de políticos, que en la última cuenta sumaban cerca de 80 desde que empezó la campaña electoral en septiembre.

Ni siquiera los funcionarios de seguridad están exentos. Luis Carlos Nájera, exfiscal general de Jalisco, fue objeto de un ataque este lunes 21 de mayo que dejó tres muertos, entre ellos un bebé de 8 meses, y 15 lesionados. Un día después un comando asesinó al comandante regional de la Policía de Investigación de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, Israel Sotelo Corona. El 12 de abril otro comandante de la Fiscalía mexiquense, José Luis Mendoza Espinoza, fue ejecutado junto a un escolta.

Lo peor es que ningún candidato parece proponer soluciones realistas. Mejorar la capacitación, certificar a los policías o purgar las fuerzas de seguridad son promesas que hemos escuchado una y otra vez y que se han aplicado sin modificar la situación. La única propuesta original, la amnistía de Andrés Manuel López Obrador, puede empeorar las cosas.

El Estado mexicano ha abdicado de su responsabilidad de preservar la seguridad de los mexicanos. Sólo así pueden explicarse los ataques constantes e impunes a ferrocarriles y ductos de combustibles. Estamos de regreso a los tiempos en que el bandidaje impedía el desarrollo del país. ¿Tendremos que recuperar la ley fuga de Porfirio Díaz?

Si la violencia en tiempos de Calderón hizo que en 2012 triunfara un candidato de oposición que decía que él y su equipo sí sabían gobernar, hoy la continuación de la violencia está llevando a su derrota.

Persistente

Philip Roth logró éxitos de venta y de crítica con novelas como Portnoy’s Complaint y American Pastoral. Alexander Portnoy en 1969 era un joven obsesionado por el sexo; David Kepesh, en The Dying Animal de 2001, es un profesor universitario de 70 años obsesionado por el sexo con una joven estudiante latina. Cuando menos Roth fue persistente.
23 Mayo 2018 04:00:00
¿Secuestradora?
No es legalmente una secuestradora, aunque sí secuestraba y pedía dinero para liberar a sus víctimas. El caso de Nestora Salgado volvió a llamar la atención después de que José Antonio Meade leyó en el segundo debate la transcripción de una llamada que la comandante le hizo a un campesino: “Soy la comandante Nestora Salgado y sólo le llamo para decirle que a cambio de la libertad de su hija me tiene que entregar la cantidad de 5 mil pesos. Así es que ya sabe, cuando tenga esa cantidad me la entrega y entonces yo le entrego a su hija”.

Nestora, quien llevaba años de residir en Estados Unidos, creó una policía comunitaria en Olinalá en 2012 bajo el sistema de usos y costumbres, aunque ella no es indígena y el municipio no tiene ese régimen. Se afilió a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC). Al amparo de esta policía comunitaria secuestró a decenas de personas que supuestamente habían cometido faltas diversas.

Dulce Rubí Burgos Pérez, la niña por la que Nestora pidió 5 mil pesos de rescate, fue retenida el 8 de junio de 2013 y recluida en una “cárcel” comunitaria: “El lugar donde estuvimos –declaró– era horrible. Fue lo peor que nos pudo haber pasado en la vida. Había ahí menores de 13 años. Nos golpeaban. Nos maltrataban”. El entonces síndico procurador de Olinalá, Armando Patrón Jiménez, fue secuestrado también, por 40 hombres armados al mando de Nestora, quien exigió 500 mil pesos por su liberación.

Nestora fue detenida el 21 de agosto de 2013 y acusada de 50 secuestros. Su caso se convirtió en causa célebre entre políticos, como Ricardo Monreal, e intelectuales, como Elena Poniatowska, quienes exigieron su liberación. El entonces gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, de izquierda, pidió al fiscal que retirara los cargos, pero éste se negó. A Nestora se le dio el Premio Nacional de Derechos Humanos Sergio Méndez Arceo en 2014.

La comandante contó con la defensa del despacho Gómez Mont, uno de los más caros del país. El abogado Emiliano Robles Gómez Mont me dijo en 2015 que, si acaso, ella era sólo culpable de “ignorancia”, porque aplicó castigos de usos y costumbres en Olinalá, un municipio mestizo y no indígena. En 2016 el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de las Naciones Unidas declaró que la detención de Nestora había sido arbitraria e ilegal.

El que Nestora haya secuestrado a decenas de personas, incluso a menores, no la hace una secuestradora bajo la ley mexicana. Verificado 2018 señaló como falsa la afirmación de Meade en el sentido de que Andrés Manuel Lopez Obrador había postulado a una secuestradora como candidata al Senado. Los jueces que vieron los casos, dijo Verificado, determinaron que la detención de Nestora había sido ilegal. Tres de los casos están todavía en apelación, pero Verificado tiene razón: La candidata al Senado no es legalmente una secuestradora, aunque haya secuestrado a muchos.

Las leyes mexicanas, en especial las que permiten la aplicación de usos y costumbres en municipios indígenas, han legalizado el secuestro cuando lo cometen “policías comunitarios”. Olinalá no es uno de esos municipios, pero no importa. Gracias a las presiones de políticos e intelectuales Nestora está ya en libertad. Además, va a demandar a Meade por difamación y está en camino de convertirse en senadora. Cuando lo sea, ya no tendrá problemas. Gozará de fuero. Las víctimas no tendrán forma de conseguir justicia.

DOBLE NACIONALIDAD

El Artículo 32 de la Constitución prohíbe que quienes tienen doble nacionalidad puedan ser legisladores. Napoleón Gómez Urrutia dice que él ya renunció a la ciudadanía canadiense. ¿Habrá renunciado Nestora a la estadunidense? No lo ha anunciado hasta ahora.
22 Mayo 2018 04:00:00
Cuidar la cartera
Todos los debates tienen un momento que los define. No es necesariamente el más importante en términos de contenido, sino el que más se queda en la mente de los televidentes.

En el de Tijuana ese momento fue la reacción de Andrés Manuel López Obrador a Ricardo Anaya cuando este se aproximó. El tabasqueño sacó su billetera y la abrazó. “Voy a cuidar mi cartera”, dijo. Más adelante se refirió a Anaya como “Riqui Riquín. Canallín”.

Este fue el tono de buena parte del segundo debate. Las descalificaciones, una vez más, opacaron las propuestas de política pública. Pero incluso cuando hubo propuestas, estas fueron simples promesas populistas o, peor aún, ocurrencias irresponsables.

López Obrador declaró que coincide con Donald Trump en la necesidad de aumentar los salarios en México. “Aquí en la franja fronteriza –dijo– vamos a aumentar al doble el salario mínimo”. Anaya respondió que él lo subiría primero a 100 pesos diarios en todo el país para “después duplicarlo”. “El Bronco” respondió que con “100 bolas no la libra nadie”, “hay que desaparecer el salario mínimo” porque debe ser de “335 pesos” diarios. José Antonio Meade advirtió que los otros candidatos estaban compitiendo, “como en los tiempos de José López Portillo, a ver quién aumenta más el salario mínimo”.

Anaya ofreció bajar a la mitad el IVA en la frontera. “El Bronco” dijo que para confrontar a Donald Trump hay que considerar si “recuperamos Banamex”. La posibilidad de regresar a los tiempos de López Portillo y sus expropiaciones bancarias flotó en el ambiente.

López Obrador sabía que todos los demás candidatos lo iban a cuestionar y lo hicieron. Pero es normal. Andrés Manuel es el puntero y en todos los debates el candidato en primer lugar será siempre el más cuestionado. Sin embargo, las respuestas del candidato, que por segunda ocasión se negó a practicar antes del debate, fueron simplistas y reiterativas. Todo es culpa de la mafia del poder.

Las soluciones a los problemas que ofrece Andrés Manuel son igualmente simplistas. Para vencer los retos de Trump, dice, necesitamos mayor producción de alimentos y dejar de comprar gasolina. “La mejor manera de enfrentar la inseguridad y la violencia es combatir la pobreza”, que los campesinos “puedan sembrar maíz en vez de amapola y que se les pague bien”. La relación con los Estados Unidos puede componerse con una Alianza para el Progreso, como la que impulsó John F. Kennedy en la década de 1960 para atacar la influencia del comunismo cubano de Fidel Castro, a quien López Obrador ha dicho que admira. La corrupción, por otra parte, se resuelve con un presidente honesto como López Obrador.

Quizá el único anuncio importante de Andrés Manuel fue que Alicia Bárcena, la actual secretaria ejecutiva de la CEPAL, será nombrada embajadora en las Naciones Unidas. El candidato erró en el nombre y la llamó Bárcenas. No es relevante, quizá, pero es indicativo de la distracción con la que López Obrador maneja los temas.

Si las promesas de campaña pudieran volverse realidad, pronto tendremos en México el mayor sueldo mínimo del mundo y millones de campesinos contentos y prósperos tras haber cambiado sus cultivos de la amapola al maíz. Tendremos también un país sin corrupción por la expulsión de la mafia del poder. No deberemos siquiera de preocuparnos de que alguien nos quiera quitar la cartera. aunque no sabemos si la cartera tendrá dinero en el interior.

BANDIDAJE

Los asaltos a trenes han dejado de ser un simple problema de seguridad pública para ser de seguridad nacional. Denotan una peligrosa ausencia del Estado. Vivimos un bandidaje como el que en el siglo 19 puso en jaque el comercio y la actividad económica.
21 Mayo 2018 04:00:00
Romo y Andrés
Andrés Manuel López Obrador lo ha escogido como su colaborador más cercano. Se trata de Alfonso Romo, sobrino nieto de Francisco Madero, jinete olímpico, empresario multimillonario y filántropo, quien asumió el papel de coordinador del Proyecto de Nación del candidato y será, según el propio tabasqueño, su jefe de gabinete en el cada vez más probable caso de que gane la elección del próximo 1 de julio. Lo que dice Romo, por lo tanto, es importante.

El 20 de noviembre de 2017, al presentar el Proyecto de Nación ante un Auditorio Nacional repleto de entusiastas simpatizantes de López Obrador, Romo ofreció palabras que podrían haber sorprendido a un público de izquierda. La libertad, dijo, será el centro del esfuerzo del nuevo gobierno. “Defendemos la libertad como condición humana para progresar, crear riqueza, abatir la pobreza y realizar el sueño que cada quien quiera”.

Sentenció: “No vemos la propiedad privada como una concesión benévola del estado, sino como un derecho inherente a cada hombre y a cada mujer”.

Me he preguntado si esa multitud de 10 mil personas, reunida en el Auditorio Nacional en el aniversario de la Revolución para apoyar a López Obrador, entendió realmente lo que estaba aplaudiendo.

El Proyecto de Nación dista de ser tan radical como las propuestas del pasado de López Obrador. Ya no hay en el documento, por ejemplo, promesas de echar para atrás las reformas estructurales, particularmente la energética. El texto plantea “cambios en la legislación secundaria en materia petrolera”, pero no nuevas enmiendas constitucionales.

No todos los seguidores de López Obrador han estado contentos con este cambio. Mucha atención se ha prestado a las palabras del escritor y militante de Morena Paco Ignacio Taibo II: “Dice (Romo que) no afectaremos las concesiones para la industria petrolera de las transnacionales. Mi pregunta es muy sencilla: ¿Quién chingaos le dijo a Romo que somos ‘nos’? ¿A nombre de quién habla? Porque que yo recuerde, hasta ahora, en el último congreso y los tres últimos consejos nacionales de Morena, se ratificó plenamente la (postura) de echar abajo la reforma energética”.

López Obrador se ha abstenido de distanciarse públicamente de Taibo, pero en cada oportunidad ha recalcado que Romo representa sus posiciones. Por eso hay que escuchar al empresario.

En una entrevista con Pablo Hiriart para ADN40 la semana pasada, Romo declaró que López Obrador no busca cambiar el modelo económico, sino “mejorarlo”. “No estamos para venir a destruir lo bueno. Estamos totalmente a favor del Tratado de Libre Comercio. No estamos diciendo ‘Vamos a parar lo global’. Nadie está hablando de sustitución de importaciones. Es muy importante tener una verdadera economía de mercado” (El Financiero).

¿Por qué habría de asumir Andrés Manuel una posición tan distinta a la del pasado, cuando prometió cancelar las concesiones petroleras, como nos recuerda Taibo II? Porque, según Romo, “Todos somos hombres cambiantes, todos vamos aprendiendo”.

López Obrador está obligado a pensar cada vez más como gobernante y no como político en campaña. Sabe –y si no se lo recordará Romo, dueño entre otras empresas de la casa de bolsa Vector– que una posición muy radical o una reversión de las reformas económicas podría provocar una fuga de capitales y una crisis económica, que no es la manera de empezar un nuevo gobierno.

24,215 MILLONES

El INE está gastando este año 24 mil 215 millones de pesos de los contribuyentes, de los cuales entregará 6 mil 789 millones a los partidos. Pretender que la mejor forma de ayudar a la sociedad es que un trabajador entregue sus honorarios al INE es absurdo. Si el trabajador quiere ayudar a otros, maravilloso, sobre todo si lo hace sin cacarear. Pero la clase política no necesita más dinero.
18 Mayo 2018 04:00:00
Mexico First
El candidato de Juntos Haremos Historia no es el inventor del nacionalismo económico, ni el primer político en buscar el voto a través del rechazo a lo extranjero. Donald Trump ganó la Presidencia de Estados Unidos con una campaña basada en el lema America First, el cual implicaba un rechazo a los inmigrantes mexicanos y al libre comercio. Como Presidente, ha amenazado a las empresas para forzarlas a dejar México y trasladar su producción a Estados Unidos. Él también cree, como López Obrador, en la autosuficiencia.

No son los únicos. Muchos políticos se sienten incómodos ante las importaciones o los inmigrantes. El movimiento del Brexit, el Frente Nacional francés, el socialismo del siglo 21 de Hugo Chávez y Nicolás Maduro son ejemplos de corrientes políticas que han buscado la autosuficiencia.

Un viejo instinto tribal nos lleva a desconfiar del extraño. Esto hacía que en la antigüedad más remota los grupos humanos se enfrentaran de manera violenta al encontrarse. Cuando el tribalismo abrió paso al nacionalismo, pasamos de pleitos a guerras. Las restricciones al comercio internacional y a la inmigración son herederas directas del instinto tribal.

La teoría económica, sin embargo, hace mucho encontró que el nacionalismo económico nos daña a todos. Adam Smith apuntó en el siglo 18 que cada nación debe especializarse en producir lo que hace mejor y usarlo para comerciar con las demás. David Ricardo concluyó después que, al perseguir “la ventaja individual”, “se estimula la industria, se recompensa el ingenio y se utilizan de forma más eficaz las facultades particulares concedidas por la naturaleza”; la ventaja comparativa, “al incrementar la masa general de producciones, difunde beneficios generales”. Autores contemporáneos como Matt Ridley y Steven Pinker han mostrado cómo el comercio ha contribuido a construir una mayor prosperidad y a reducir la violencia en el mundo.

Producir en México todo lo que consumimos no es sólo un objetivo inalcanzable, sino indeseable. Los países no logran la prosperidad por producir todo, sino por especializarse en lo que hacen mejor. Una nación que pretende producir todo es Corea del Norte, que por eso mismo se encuentra entre las más pobres del mundo. Suiza y Singapur son ejemplos de países que, sin recursos naturales, se encuentran entre los más prósperos del mundo gracias al comercio internacional.

En discursos y spots, López Obrador ha recurrido al maíz para explicar por qué México debe producir todo lo que consume. “Estamos importando 14 millones de toneladas de maíz”, señala con alarma, pero omite decir que somos autosuficientes en maíz blanco, de consumo humano, e importamos maíz amarillo, que se usa como forraje y materia prima y que ha permitido una mayor y mejor producción de carne, pollo y huevo. Tampoco reconoce que la política del viejo PRI de promover la producción de maíz con precios de garantía encadenó a millones de campesinos de ejidos a la pobreza. En cambio, la producción de aguacates, tomates, hortalizas y bayas (berries) ha estallado y generado prosperidad en muchos lugares del campo mexicano.

La autosuficiencia en la que coinciden López Obrador y Trump sólo puede defenderse por ignorancia. El objetivo de la política económica no debe ser la autosuficiencia, sino la prosperidad. Mantener la vieja actitud tribal que nos hace pensar en los extranjeros como enemigos en vez de clientes o socios no nos llevará más que a la pobreza.

Temas internacionales

En el debate en Tijuana de este próximo domingo los temas son comercio exterior, inversión y migración. Si bien todos tratarán de mostrarse firmes frente a Trump, no son temas que vayan a cambiar de manera significativa las preferencias. AMLO seguirá en primer lugar.
17 Mayo 2018 04:00:00
Margarita deshojada
No ha pasado tanto tiempo. En agosto de 2016 Margarita Zavala estaba en primer lugar en las encuestas. La de Reforma le daba 26%, contra 24% de Andrés Manuel López Obrador. La gran diferencia es que Margarita era la posible candidata del PAN, el partido en el que había militado toda su vida. En la encuesta de Reforma del pasado 2 de mayo, la candidata independiente solo obtenía 3% de los posibles votos.

Hace mucho tiempo era claro que la candidatura independiente no llevaría a Margarita a la Presidencia. “El Bronco” sorprendió en Nuevo León en 2015 y logró un triunfo que hizo soñar a algunos con la vía independiente a Los Pinos. Pero en las condiciones actuales, el triunfo de cualquier independiente se antoja imposible.

No es nada más la dificultad de financiar la campaña y de tener presencia en casillas de todo el país el día de la votación. La falta de spots de radio y televisión, en un sistema hecho para privilegiar el mensaje de 30 segundos en estos medios, condenaba el esfuerzo al fracaso. Nos dicen que la televisión ya no es importante en este mundo de redes sociales, pero no deja de ser significativo que Zavala dio a conocer su decisión en Tercer grado de Televisa. Un 3% de los votos no son suficientes para ganar la elección, pero sí son un manjar que codician los candidatos que quedan. Estos tres puntos no van a definir la elección, pero sí pueden marcar una tendencia en un momento en que la campaña entra a su periodo más intenso.

Margarita era la única mujer en la contienda. No hay cuotas de género en las elecciones para la Presidencia. Zavala llegó a estar al frente en las encuestas no por cuota, sino por sus cualidades personales. Perdió terreno no por ser mujer, sino porque las reglas daban una ventaja insuperable a quien controlaba los spots de su partido y porque el camino independiente está sembrado de obstáculos.

No era la candidata más calificada. Su experiencia profesional ha sido escasa. Como muchas mujeres de nuestro país, prefirió dedicar años de su vida a educar a sus hijos y a respaldar a su marido. Sin embargo, hizo un papel más que digno como primera dama. La gente la quería entonces y después. Recuerdo haberla visto en el concurso de paellas, en el cierre de las fiestas de la vendimia de Ensenada, hace algunos años. Los asistentes se le acercaban con enorme entusiasmo. No la protegían los guardias del Estado Mayor Presidencial, sino el cariño de la gente.

Algunas campañas minoritarias se hacen no con la idea de ganar, sino de mandar un mensaje al electorado. Fue el caso de Gabriel Quadri en 2012. El ecologista liberal seguramente nunca pensó que podía ganar, pero difundió ideas que no eran habituales en el medio político de nuestro país. Margarita, sin embargo, no buscaba hacer una campaña meramente testimonial. Esta mujer que había estado en primer lugar en las encuestas hace menos de 2 años, realmente pensaba que podía ganar. Cometió así un pecado de inocencia imperdonable en la política.

Hoy nos queda una campaña de cuatro varones. Será una contienda sólo de testosterona. No creo que sea lo mejor, pero es lo que tenemos. Margarita entendió que el triunfo era imposible y que quizá era mejor para el país que los pocos votos que tenía pasaran a otros candidatos cercanos a su ideología. Ese es el sentido de una decisión que dice haber tomado por un principio de congruencia.

DEMANDAS

Una de las “demandas laborales” de la sección 22 de la CNTE es “la construcción de un hotel en Puerto Escondido”. La sección, sin embargo, ya es dueña de otros dos hoteles, uno en la ciudad de Oaxaca y otro en Huatulco, los cuales están en virtual abandono (La Razón).
16 Mayo 2018 04:00:00
Subsidios o agua
La promesa de campaña de Alejandra Barrales de regalar 2 mil 500 pesos mensuales a las jefas de familia de la Ciudad de México tendría un costo para los contribuyentes superior a los 30 mil millones de pesos anuales. La candidata no ha dicho de dónde saldría el dinero. ¿Qué nuevos impuestos cobraría, qué programas recortaría o cuánto aumentaría la deuda pública?

Los 30 mil millones de pesos anuales son una cantidad enorme. Todo el sector público de la ciudad tiene un presupuesto para 2018 de 226 mil 851 millones. Nada más el gasto del Gobierno central y sus dependencias, sin contar delegaciones u organismos autónomos, asciende a 65 mil 815 millones de pesos. La Secretaría de Desarrollo Social, que maneja muchos de los programas sociales existentes, tiene un presupuesto de 11 mil 35 millones de pesos. Introducir el nuevo subsidio duplicaría el gasto social y representaría casi la mitad de todo el gasto del Gobierno central.

¿De dónde surge la cifra de 30 mil millones de pesos? Barrales ha prometido 2 mil 500 pesos mensuales para todas las jefas de familia, lo que se traduce en 30 mil pesos anuales para cada una. Se calcula que un millón de jefas de familia tendrían derecho al subsidio, lo cual equivale a 30 mil millones de pesos mensuales sin considerar costos burocráticos, que ascenderían a varios miles de millones de pesos al año. El monto tampoco toma en cuenta el previsible aumento de beneficiarias por la mudanza real o fingida a la Ciudad de México de jefas de familia de otras entidades, particularmente del Estado de México, para buscar el subsidio. Sacar una credencial de elector en la capital es poca inversión para recibir 2 mil 500 pesos mensuales.

La creación de un nuevo programa social tan oneroso, sin embargo, condenaría a la Ciudad de México a seguir sufriendo su actual deterioro de servicios públicos. El dinero de un Gobierno siempre es limitado. Si se utiliza una cantidad tan grande en un subsidio, habrá menos recursos para cumplir con las obligaciones fundamentales de la Administración pública.

Consideremos el caso del Sistema de Aguas, el órgano desconcentrado responsable de la red de agua y drenaje. El Sacmex obtuvo un presupuesto de 13 mil 617 millones de pesos para este 2018. De esta cantidad, la mayor parte se gasta en pago de agua del Cutzamala, energía eléctrica, combustible, personal y mantenimiento. Sólo 2 mil 500 millones de pesos quedan para la inversión, tan importante para reducir las fugas que ascienden a un 40% de toda el agua que maneja el sistema.

Una fracción del dinero que Barrales pretende gastar en el nuevo programa sería suficiente para resolver en 5 años el problema del agua de la ciudad. Seis mil millones de pesos al año en inversión, sumados a los 2 mil 500 millones actuales, permitirían asegurar agua de calidad potable para un millón de capitalinos y sacar del régimen de tandeo a otro millón. Esa inversión reduciría también de forma importante el desperdicio de agua por fugas.

Los políticos, sin embargo, prefieren usar el dinero de los contribuyentes para repartir dádivas en vez de cumplir con los servicios públicos. Piensan que así compran votos. Lo lamentable es que mientras regalan cantidades tan grandes de dinero, dejan sin presupuestos adecuados los servicios indispensables.

No les importa que millones no tengan agua o la tengan de mala calidad. La próxima vez que un residente de Iztapalapa abra la llave y no tenga agua, o que esta salga amarillenta, debe recordar que los políticos están desviando el dinero a otros propósitos.

SPEI VULNERADO

El ataque cibernético al sistema SPEI de transferencias electrónicas ha generado temores fundados. Ayer el Banco de México creó una dirección de ciberseguridad. No creo que sea suficiente.
15 Mayo 2018 04:00:00
La mal llamada
Me pregunta una maestra si Andrés Manuel López Obrador va a devolver a los docentes sindicalizados las plazas heredadas y les respetará el derecho de venderlas. En el sexto de sus 10 mandamientos de Guelatao, después de todo, el candidato ha prometido “cancelar la mal llamada reforma educativa y hacer uso de las facultades del ejecutivo para detener las afectaciones laborales y administrativas de las que ha sido objeto el magisterio nacional”. La reforma educativa, a la que AMLO ha puesto el mote de “la mal llamada”, prohibió heredar o vender plazas. ¿Al cancelarla regresaremos a esas prácticas?

El séptimo de los mandamientos de Guelatao promete “respetar la independencia y autonomía del magisterio”. ¿Significa retirar las acusaciones contra Elba Esther Gordillo, ayer enemiga y hoy aliada, y permitir que siga usando recursos sindicales para hacer compras en las tiendas más caras de San Diego? A fin de cuentas, el dinero es del sindicato, que puede hacer con él lo que quiera en virtud de la autonomía sindical.

Tiene razón López Obrador cuando señala que la mal llamada fue una reforma laboral y administrativa, pero eso no le quita importancia. Uno de los problemas fundamentales de la educación en México ha sido el abuso de los líderes sindicales. Tanto la CNTE como el SNTE han permitido que líderes y allegados cobren sueldos por varias plazas cada uno sin presentarse a trabajar. También han promovido que los maestros sean contratados de forma automática tras egresar de las normales sin presentar exámenes o participar en concursos de oposición. Han impedido que personas calificadas, con licenciaturas en psicología o pedagogía, por ejemplo, obtengan plazas magisteriales. Hicieron que las plazas magisteriales se convirtieran en propiedad vitalicia de los sindicalizados y que pudieran venderlas o heredarlas.

La CNTE promueve todavía ascensos de los maestros por su participación en marchas y plantones sin importar su desempeño en el salón de clases.

El problema de la educación en México no ha radicado en los programas de estudio, que no son muy diferentes a los de otros países. El gran obstáculo para una educación de calidad han sido siempre los sindicatos que han tomado el control y han privatizado las plazas magisteriales. Claro que había razones para una reforma administrativa y laboral que revirtiera esta situación.

¿Es perfecta la reforma? Supongo que no. Es indispensable medir el desempeño de maestros y alumnos, pero muchos docentes se quejan de que las pruebas que se están aplicando no son las mejores. Si es así, y yo no soy un especialista en la materia, es conveniente que se consideren otras. Pero que haya una medición, y que la realice una entidad autónoma especializada como el Instituto Nacional de Evaluación Educativa, es razonable.

Cancelar la reforma no hará más que revivir los abusos de los sindicatos. “Hacer uso de las facultades del ejecutivo” para la contrarreforma, cuando las disposiciones de la reforma están en la Constitución, es todavía peor. Una reforma constitucional no puede ser cancelada por decreto presidencial; se necesita otra enmienda constitucional. No estamos en una dictadura en la que un decreto valga más que la Constitución.

Muchos mexicanos estamos de acuerdo con la mal llamada. Quizá haya que perfeccionarla o profundizarla, pero no debemos echarla para atrás para satisfacer el hambre de poder y de dinero de los líderes sindicales. Para citar al clásico “no quieren dejar de robar”.

GASTO EXCESIVO

Que la SEP de Aurelio Nuño haya gastado mil 963 millones de pesos en propaganda en 2017 es inaceptable. Reitero mi posición: no hay que regular la publicidad gubernamental, sino prohibirla.
14 Mayo 2018 04:00:00
¿Quién da más?
Parece una competencia para ver quién regala más dinero público. Este pasado 10 de mayo el priista José Antonio Meade prometió dar un subsidio de mil 200 pesos mensuales a las jefas de familia “como un piso de protección social para evitar que las jefas de familia, que solas sacan adelante a su familia, enfrenten el reto de la pobreza”. “Abusado”, le respondió la perredista Alejandra Barrales en Twitter. “Se llama #PaLasJefas y no son $1,200, son $2,500”.

La competencia electoral se ha centrado en ver quién ofrece mayores subsidios a ciertos grupos de la población. ¿Mil 200 o 2 mil 500 para las jefas de familia? ¿Alguien da más? Al fin y al cabo el dinero no es de los políticos. El morenista Andrés Manuel López Obrador promete duplicar las pensiones a adultos mayores y dar además 3 mil 600 pesos mensuales a ninis para ser capacitados en las empresas. El panista Ricardo Anaya promete, a su vez, un ingreso garantizado a todos por el simple hecho de ser mexicano.

Nadie dice cuánto costarían estos subsidios ni cómo se financiarían. ¿Qué otros programas de gasto público habría que recortar para dejar recursos libres para estas dádivas? ¿Qué impuestos se incrementarían? ¿Cuánto aumentaría la deuda pública si se financian con un mayor déficit presupuestario? Los candidatos no se preocupan por tales minucias. Recuerdan aquella vieja frase política: “Basta ya de realidades, queremos promesas”.

Las promesas desbocadas sirven para una cosa y para una cosa nada más: comprar votos. Lo demostró en su momento López Obrador, cuyo “subsidio a los viejitos” aseguró a la izquierda una hegemonía que aún subsiste en la Ciudad de México. Los políticos de otros partidos han aprendido. El priista Alfredo del Mazo basó su campaña de 2017 en el Estado de México en la promesa de pagar un sueldo rosa a las amas de casa. La demagogia reemplaza inexorablemente a la democracia.

Los subsidios sirven para comprar votos porque generan un agradecimiento al partido o grupo en el poder de quien los recibe, pero no resuelven los problemas sociales. Quizá algunos subsidios focalizados pueden ayudar a reducir la pobreza extrema durante un tiempo, como ha ocurrido en los últimos años en Chiapas, según cifras del Coneval, pero no disminuyen el número total de pobres, ya que no generan actividad económica ni empleos. Al contrario, producen dependencia de los recursos gubernamentales. Para mantener el subsidio, los beneficiarios tienen que seguir siendo pobres: o toman medidas para mantenerse en la pobreza u ocultan cualquier ingreso por actividades productivas.

El presupuesto federal de este 2018 considera 415 mil 600 millones de pesos en subsidios, o sea, 11.1% del gasto programable de 3 billones 731 mil 700 millones de pesos (Criterios). Este monto, sin embargo, sólo representa una parte del dinero que realmente se dedica a este propósito. Una porción significativa de las transferencias federales a los estados y a la Ciudad de México se está usando para financiar subsidios. Éste es dinero que no se puede utilizar para las responsabilidades fundamentales del Gobierno, como la seguridad pública o la construcción y reparación de infraestructura hidráulica. El gasto en subsidios es en parte responsable del deterioro en los servicios públicos.

Estamos camino al precipicio, pero no parece haber vuelta atrás. Las elecciones se compran con promesas irresponsables. Para impulsar políticas públicas sensatas, primero hay que llegar al poder.

Mostrar genitales

Las reglas absurdas generan distorsiones. Las cuotas de género, por ejemplo, han llevado a candidaturas de falsos transexuales. ¿Tendrán ahora las candidatas que mostrar sus genitales para demostrar que sí cumplen la cuota? ¿No sería mejor que todos fuéramos iguales ante la ley?
11 Mayo 2018 04:00:00
Napito y mineros
“Allá está Napoleón Gómez Urrutia en Canadá, en el exilio porque lo han perseguido”. Andrés Manuel López Obrador

Sí, es verdad, Napoleón Gómez Urrutia no enfrenta ya ninguna acusación penal. Las ha derrotado todas. Por ese lado no tiene obstáculo para ser senador. Los tribunales de nuestro país decidieron que el Sindicato Minero sí tenía derecho a tomar los 54 millones de dólares depositados por Grupo México en un fideicomiso bancario. Sin embargo, no para embolsárselos. La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje ha ratificado que el dinero debió entregarse a los mineros.

Ha dicho López Obrador que el líder minero se vio obligado a exiliarse en 2006 “porque no se sometió a los dictados de los que mandan en la Secretaría del Trabajo y otros que se sienten dueños de México”. Gómez Urrutia, quien obtuvo la nacionalidad canadiense, afirma que su exilio fue producto de su cuestionamiento a Grupo México por la tragedia de la mina de Pasta de Conchos del 19 de febrero de 2006. La disputa entre el líder y la empresa, sin embargo, empezó antes. En 2004 Grupo México depositó en un fideicomiso bancario 54 millones de dólares que debían de repartirse entre los mineros, pero en 2005 el sindicato extinguió el fideicomiso y se quedó con el dinero.

Gómez Urrutia afirma que la cantidad fue entregada a los mineros, pero los “propios agremia-dos” del sindicato de Napoleón, dice un desplegado publicado ayer por otros sindicatos, “tienen más de trece años buscando que les haga cuentas su líder”. Una empresa de auditoría supuestamente revisó las cuentas, pero sus resultados no dejaron satisfechos ni a los mineros ni a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, la cual ha emitido un nuevo laudo ordenando el pago.

Carlos Pavón Campos, secretario general del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico Frente, me dijo ayer que los dirigentes del sindicato de Napoleón “pagaron lo que quisieron. Él repartió como 8 o 9 millones de dólares, nada más en la gente de Cananea. Él insistió en que el dinero era para el sindicato”.

La aportación de 54 mi-llones la hizo Grupo México para beneficiar a quienes eran mineros en el momento en que Grupo México compró Minera de Cananea en 1990. Alrededor de 10 mil trabajadores, según Pavón, tienen derecho a recibir dinero y no lo han hecho, y esto incluye a trabajadores de las minas de Sombrerete y Taxco que el sindicato de Napoleón mantiene cerradas desde hace años. “A los que les dio les toca mucho más. El dinero no era para ellos (para los líderes). Ni el sindicato tiene claras las cuentas.”

El tema lleva ya mucho tiempo en la lenta justicia mexicana. Napoleón podría alargarlo más, ciertamente más allá del 1 de julio cuando busca ser electo senador por la alianza de López Obrador, lo cual le daría fuero. Pase lo que pase, el Sindicato Minero tiene que repartir los 54 millones de dólares a todos los mineros que hayan estado trabajando en las minas de Grupo México en 1990 o demostrar que ya lo ha hecho. Si no lo hace, sus activos podrían ser embargados y podría haber nuevas acusaciones penales en contra de Napoleón.

Es verdad, como dice Andrés Manuel, que en este momento Napoleón está libre de acusaciones penales y puede regresar a México, pero no quedará libre de responsa-bilidad en tanto no reparta los 54 millones de dólares a los mineros. Quizá no haya obstáculo legal para su elección al Senado, pero es la-mentable que se haya postulado a un líder que al parecer se quedó con 54 millones de dólares que no eran de él sino de los mineros.

Suicidio asistido

David Goodall, un científico australiano de 104 años, tuvo que ir a Suiza para poder someterse a un suicidio asistido ayer, el cual no es legal en Australia. México también prohíbe esta posibilidad. Es paradójico, nuestras leyes protegen a los homicidas, pero no permiten un suicidio asistido de alguien que lo quiere.
10 Mayo 2018 04:00:00
Aeropuerto privado
Es la solución perfecta: terminar el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, pero sólo con dinero privado. La propuesta viene del propio Andrés Manuel López Obrador, el candidato puntero que ha rechazado continuar con la construcción, en oposición a especialistas y empresarios que mantienen que la cancelación sería un golpe al desarrollo del país. El candidato dijo finalmente este 8 de mayo: “Si insisten en hacer el aeropuerto en el lago de Texcoco, lo único que pediríamos es que no se hiciera con dinero público”.

Ya antes López Obrador había sugerido: si Carlos Slim está tan interesado en el aeropuerto, “que lo construya con su dinero y se le da la concesión”. Federico Patiño, director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, ha aceptado que un proyecto concesionado sería viable.

Hasta este momento, la obra tiene un 70% de inversión privada y 30% pública. Hacerla completamente privada no sería difícil y sí disminuiría los riesgos de corrupción. La privatización sería también una prueba de fuego para la rentabilidad del proyecto; las empresas sólo le apostarán recursos si realmente piensan que pueden obtener utilidades. Muchas obras gubernamentales nunca habrían sido realizadas con dinero privado porque estaban condenadas a tener pérdidas, como el tren Toluca-Ciudad de México.

Si bien la mayoría de los aeropuertos del mundo fueron públicos en un principio, al igual que muchas aerolíneas, la consecuencia era usar dinero del erario para subsidiar un servicio que sólo beneficiaba a los ricos. Con la liberalización del transporte aéreo se privatizaron aerolíneas y aeropuertos, lo cual generó más competencia, bajó los precios y aumentó los pasajeros.

En 1987, la primera ministra británica Margaret Thatcher privatizó la British Airport Authority, que manejaba los principales aeropuertos británicos, entre ellos Heathrow. Los aeropuertos de París, incluyendo el Charles de Gaulle, fueron privatizados en 2005, aunque el Gobierno francés mantuvo una posición accionaria en Groupe ADP. El aeropuerto de Fráncfort, Alemania, es hoy propiedad de Fraport, empresa privada, también dueña o socia de otros aeropuertos en el mundo. Paradójicamente, en Estados Unidos, la patria del capitalismo, la mayoría de los aeropuertos son propiedad de instituciones públicas, pero concesionan muchos de sus servicios a compañías privadas.

En México, se privatizó una treintena de aeropuertos en 1998 para venderse a tres grupos privados: OMA, GAP y ASUR. Los que no fueron del interés de estos consorcios se concentraron en la firma gubernamental Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA). El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la cereza del pastel, quedó en manos de otra paraestatal, Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

Concesionar el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México es una solución sana a un problema que parecía infranqueable. Coincido con López Obrador: no debe usarse dinero público para un proyecto que puede ser rentable con empresas privadas. El Gobierno, en el transporte aéreo, como en el terrestre, debe ser regulador y no dueño u operador.

López Obrador ha querido mandar una señal de sensatez para resolver una disputa que podía volverse tóxica. Es una señal que nos revela que el candidato está dispuesto a buscar soluciones pragmáticas.

ROBO DE TRENES

El descarrilamiento por criminales de un tren de Ferrosur en Acultzingo, Veracruz, para robar su carga de poliestireno, me hizo recordar el mensaje de Twitter de López Obrador de octubre de 2016: “En vez de acabar con la corrupción y combatir la pobreza, mandan mil soldados a Irapuato para enfrentar a los que roban trenes por necesidad”. Espero que la posición del candidato haya cambiado.
09 Mayo 2018 04:00:00
Peso debilitado
Después de un notable fortalecimiento en los primeros meses de este 2018, el peso mexicano se ha vuelto a debilitar frente al dólar. Apenas el pasado 13 de abril la divisa mexicana alcanzó un tipo de cambio de 18.0447 en el mercado de mayoreo; de hecho, parecía a punto de romper la barrera sicológica de los 18 pesos por dólar, muy lejos ya del 21.5877 del 20 de enero de 2017 (Bloomberg), cuando Donald Trump asumió el poder. Algunos analistas consideraban que los temores que venían debilitando al peso se habían desvanecido. No faltó quien se quejara del superpeso que afectaba a los exportadores.

En las últimas semanas, sin embargo, el peso ha tenido una rápida depreciación. Ayer el tipo de cambio al mayoreo se ubicaba en 19.5589 a la una de la tarde. El dólar ha aumentado 8.4% en menos de un mes. Es una depreciación importante de la moneda nacional en un tiempo muy corto.

La nuestra no es la única divisa que se ha debilitado frente al dólar en las últimas semanas. Los casos más notables han sido los de Rusia, Argentina y Turquía. La razón principal es el alza en las tasas de interés de los Estados Unidos. Después de años en niveles históricamente bajos, incluso negativos, las tasas han venido subiendo y la Reserva Federal dice que seguirán aumentando en un futuro previsible. La experiencia histórica señala que cuando hay alzas en los intereses en Estados Unidos los capitales internacionales fluyen hacia ese país.

El peso mexicano se ha visto afectado en los últimos dos años por el temor de que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte pudiera cancelarse. Por eso alcanzó su peor nivel el día en que Donald Trump, enemigo jurado del TLCAN, tomó posesión como Presidente de Estados Unidos. El fortalecimiento del peso en 2017 y los primeros meses de 2018 fue producto de la convicción que, de una manera u otra, el TLCAN sería ratificado. En estas últimas semanas, sin embargo, la combinación del alza en las tasas de interés en Estados Unidos y la incertidumbre sobre el futuro del tratado comercial han afectado al peso.

Hasta hace poco, la campaña electoral no parecía haber tenido un impacto significativo en el mercado cambiario. Los analistas internacionales, sin embargo, empiezan ya a prestar atención al proceso electoral. La cada vez mayor certeza de un triunfo de Andrés Manuel López Obrador ha hecho que se empiece a considerar como probable que se apliquen algunas de las promesas de campaña del candidato.

La cancelación de la reforma energética era la principal fuente de preocupación de los inversionistas, pero el cambio de propuesta de López Obrador en este tema, en el cual hoy plantea que no cancelará los contratos, sino que los revisará para verificar que no estén manchados por corrupción, ha tranquilizado a los inversionistas. Persiste, sin embargo, la inquietud sobre el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, cuya posible cancelación los inversionistas consideran no sólo costosa, sino un golpe al desarrollo de la aviación civil y el turismo en el país.

Los inversionistas se mantienen razonablemente tranquilos. No piensan que López Obrador pueda ser un Hugo Chávez; lo comparan más bien con el brasileño Lula da Silva, un socialdemócrata. No falta quien apunte, sin embargo, que Lula malgastó el dinero producto de un periodo de altos precios de las materias primas y al final le heredó una crisis económica a su sucesora, Dilma Rousseff.

CÁRCEL POR NEGAR

El Gobierno alemán ha encarcelado a una mujer de 89 años, Ursula Haverbeck, por negar el Holocausto. Son muy numerosas y convincentes las pruebas de la matanza de judíos y otros grupos por los nazis, pero encarcelar a alguien por albergar una idea, aunque sea falsa, es una violación a la libertad fundamental de un ser humano.
08 Mayo 2018 04:00:00
Incitar violencia
Quizá sea inevitable que las campañas políticas se llenen de descalificaciones. Los especialistas dicen que las campañas negras son más eficaces que las que sólo ofrecen propuestas. Pero el límite debe ser la incitación a la violencia.

Ricardo Alemán parece haber transgredido este límite. Si bien durante años ha mantenido una posición muy crítica, incluso insultante, contra Andrés Manuel López Obrador y sus seguidores, el mensaje que reenvió en Twitter el sábado 5 de mayo, en el que parecía promover un atentado contra el candidato de Morena, provocó primero una tormenta en redes y después la cancelación de sus programas en Foro TV y Canal 11.

Uno de los pocos límites justificados que podemos poner a la libertad de expresión es la incitación a la violencia. Alemán afirma que no estaba pidiendo un atentado en contra de López Obrador, sino simplemente reproduciendo un mensaje de alguien más que señalaba un riesgo de atentado. El columnista se ha quejado de un linchamiento en su contra.

No parecería haber sido el primero en promover la violencia contra quienes piensan diferente. Paco Ignacio Taibo II, militante de Morena, pidió en 2014 fusilar a quienes participaron en la reforma energética. Sus simpatizantes dicen que se trataba de una broma y no de una propuesta real. El 4 de mayo, sin embargo, su hija Marina Taibo, también en redes sociales, señaló para defenderlo: “A los que les da miedo lo que dijo mi padre, que vayan haciendo las maletas. Que el 2 de julio es temporada alta. Y sale caro salirse del país”. Por su parte, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, ha dicho que si llega a la Presidencia, mutilará las manos de los funcionarios públicos que roben.

Ojalá pudiéramos decir que todo este ánimo de agresión es normal en una democracia y que no tiene por qué reflejarse en la vida real, pero estamos viendo una campaña marcada por la violencia. Apenas este pasado fin de semana fueron asesinados Liliana García, aspirante del PRD a una regiduría, y Eduardo Aragón Caraveo, presidente del Partido Encuentro Social en la ciudad de Chihuahua. En el Estado de México, por otra parte, fue asesinado Adiel Zermann Miguel, candidato a la presidencia municipal de Tenango del Aire. Según el periódico Excélsior, se han registrado 88 homicidios de personajes políticos en el actual periodo electoral que empezó apenas el 8 de septiembre de 2017.

El país entero está viviendo una escalada de violencia. Los homicidios están en sus niveles más altos de las últimas décadas. El Estado mexicano parece haber perdido su capacidad de enfrentar la violencia. Los distintos grupos de poder tratan de hacer justicia por propia mano o de decidir elecciones por la fuerza.

Durante mucho tiempo se nos dijo que el periodismo era la profesión más peligrosa en nuestro país. El 2017, en efecto, fue el año más violento en este campo: 12 periodistas fueron asesinados según Reporteros sin Fronteras. Pero la cifra palidece ante la creciente lista de políticos asesinados. Hoy la política es la profesión más peligrosa, mucho más que el periodismo.

México, sin embargo, no termina ni empieza con esta elección. El país tendrá que seguir trabajando y logrando acuerdos políticos. No podemos tener purgas sangrientas de los perdedores ni expulsarlos del país. El ganador tendrá que sanar heridas y lograr acuerdos para gobernar. La incitación a la violencia no ayuda a nadie.

REPARTIDORES

Nueve trabajadores de reparto de refrescos, incluyendo un menor, fueron ejecutados en Guerrero y sus cuerpos encontrados el 5 de mayo. Antes, la empresa Coca-Cola FEMSA se vio obligada a cerrar su centro de distribución en Ciudad Altamirano. La violencia se vuelve incontrolable.
07 Mayo 2018 04:00:00
Anuncios fifí
Durante años el rostro de Jaime Bonilla ha adornado el camino a lo largo de la Escénica, la hermosa autopista que bordea la costa de Tijuana a Ensenada. Docenas de espectaculares lo han mostrado en compañía de Andrés Manuel López Obrador sin ofrecer un mensaje concreto. Hoy, que ya es tiempo legal de campaña, los anuncios proponen por fin a Bonilla como candidato de Morena al Senado. Bonilla es un próspero empresario y exdiputado federal por el Partido del Trabajo. Él fue quien llevó a Andrés Manuel al Juego de Estrellas de las Ligas Mayores de Béisbol de 2016 en el Petco Park de San Diego. En política, este millonario izquierdista ha sido un entusiasta seguidor del tabasqueño.

Las reglas electorales de nuestro país son perversas. López Obrador pudo usar los spots de radio y televisión de su partido durante años para impulsar su candidatura. Bonilla ha hecho lo mismo en Baja California con espectaculares que sin duda le han costado más que el límite de gasto de campaña. En cambio, cuando Mexicanos Primero difundió un anuncio que llamaba a defender la reforma educativa, y sin mencionar nombres pidió a los electores “piensa bien y elige al candidato que apoye la transformación educativa”, el Tribunal Electoral lo censuró.

La reforma electoral del 2007 fue hecha para otorgar a los partidos un monopolio en la expresión de ideas políticas, por lo menos en anuncios de radio y televisión. El voto del Tribunal Electoral se llevó a cabo en una sesión privada (¿para qué queremos transparencia?), pero sabemos que fue dividido. Al final, sin embargo, el Tribunal mandó el mensaje de que el spot de Mexicanos Primero viola “el modelo de comunicación política establecido en la Constitución”.

No es un modelo que proceda, por supuesto, de la constitución liberal de 1857 o siquiera de la estatista de 1917. Es la que enmendó un grupo de legisladores en 2007 para fortalecer la partidocracia.

El artículo 41 de la Constitución del 2007 nos ha dado la avalancha de spots con la que los partidos pretenden lavar el cerebro de los mexicanos.

Es el que prohíbe a cualquier ciudadano u organización social comprar tiempos de radio y televisión para promover sus posiciones políticas. La idea pudo haber sido justa si se hubiera impedido todo acceso de partidos o candidatos a la radio y la televisión, pero no, la clase política simplemente se dio a sí misma el monopolio en estos medios. Después de todo, la “sociedad civil” es “fifí” y no se le puede permitir que exprese sus ideas.

Quizá la iniciativa fue patrocinada por los dueños de los espectaculares. Estos se han convertido en el medio favorito de los políticos que no tienen el control de los spots de sus partidos. Por eso Bonilla ha saturado desde hace años la Escénica con sus anuncios.

Sin embargo, hay distintas formas de tener acceso a los medios. Una nota de Primer Sistema de Noticias,por ejemplo, nos informaba el 4 de mayo que, según una encuesta realizada por PluralMX, Jaime Bonilla, de la coalición Juntos Haremos Historia, está en primer lugar en la contienda por el Senado en Baja California tras haber subido de 22 a 29% en las preferencias. PSN es una fuente importante de información en Baja, ya que cuenta con un canal de televisión abierta, el 29, así como estaciones de radio en Tijuana y San Diego, y publicaciones impresas y electrónicas. La información de PSN nunca señaló que Bonilla, el candidato, es también el dueño de PSN.

Celebraciones

Este 5 de mayo se cumplieron 200 años del nacimiento de Karl Mark. Muchos lo celebraron, a pesar de que los regímenes inspirados en sus ideas han matado a 100 millones de personas por hambre y purgas políticas. Supongo que tendremos que celebrar también los aniversarios de Adolf Hitler.
04 Mayo 2018 04:00:00
Espejo político
Si el cine es un espejo de la sociedad, es insensato distanciarlo de la política. Afortunadamente, esto no ocurre. El cine y otras formas de expresión audiovisual han buscado siempre manifestar puntos de vista políticos. Si bien durante mucho tiempo el cine comercial trató de mantenerse aislado de la política, en parte por temor de los productores a meterse en problemas, una y otra vez los realizadores han incursionado en el tema.

El Sr. Smith Va a Washington (1939), de Frank Capra, mostraba a un senador ingenuo representado por Jimmy Stewart, que llega al Senado estadunidense y se enfrenta a la corrupta clase política. Z, la clásica cinta de 1969 del franco-griego Costa-Gavras, con guión del español Jorge Semprún, narra el asesinato de un político demócrata por una junta militar. Todos los Hombres del Presidente (1976), de Alan J. Pakula, recrea la investigación de Watergate por dos reporteros del Washington Post que llevó a la renuncia del presidente Richard Nixon.

El cine político en México enfrentó en el pasado serios problemas de censura. La Sombra del Caudillo, de Julio Bracho, basada en la novela homónima de Martín Luis Guzmán, fue filmada en 1960, pero las autoridades impidieron su estreno hasta 1990. Rojo Amanecer, de Jorge Fons, fue mutilada para permitir su estreno en 1990. El Grito, México 1968, de Leobardo López Arretche, era un documental que narraba el movimiento estudiantil de 1968 y que circuló sólo en cineclubes. La Ley de Herodes (1999), de Luis Estrada, era una crítica mordaz al PRI y al sistema político, como también lo era La Dictadura Perfecta (2014) de Luis Estrada. Pero México vivía ya otros tiempos. Esta última, en lugar de ser censurada, fue seleccionada para representar a México en los Premios Goya de España.

No todo el cine político en México ha sido crítico. Andrés Manuel López Obrador ha tenido no una, sino tres películas de apoyo. Luis Mandoki presentó en 2006 ¿Quién es el Señor López? e inmediatamente después Fraude: México 2006. Epigmenio Ibarra y Verónica Velasco estrenaron en 2017 Esto Soy, otra película de promoción de López Obrador. Ninguna fue censurada.

En estas últimas semanas se promocionó en autobuses una serie documental llamada Populismo: América Latina, cuyo último capítulo era Andrés Manuel López Obrador: el Redentor Furioso. Jame García Mata, el productor, dio una entrevista a Ciro Gómez Leyva en la que aseguró que López Obrador presionó a las televisoras para no exhibirla. Se anunció que la serie se transmitiría por el canal de National Geographic, pero la empresa lo negó.

López Obrador declaró: “Tengo información de que este documental costó 100 millones de pesos” y afirmó que la serie se sumaba a la guerra sucia y las mentiras del PRI y del PAN en su contra. Acusó a Carlos Salinas, Claudio X. González y Roberto Hernández de financiar la serie y a Carlos Slim y Alejandro Ramírez de pretender exhibirla en Claro Video y Cinépolis. Nadie que yo conozca ha visto la serie, sin embargo, hasta este momento nadie ha expresado la intención de difundirla. López Obrador ha declarado que “Si dicen quién les pagó, yo la transmito en mi feis (Facebook)”.

Yo no sé si la serie es buena o mala. Que sea política y crítica me parece natural. Lo que me preocupa es regresar a los tiempos de la censura. Si la serie existe, defenderé el derecho que tiene de ser exhibida, pero también el de criticarla. Espero que Estrada, Mandoki y Epigmenio se unan a este esfuerzo por la libertad.
03 Mayo 2018 04:06:00
Cayuco completo
Ricardo Anaya sí ganó el debate, pero no sólo en las encuestas telefónicas levantadas inmediatamente después del ejercicio, sino en el indicador más importante: las preferencias electorales. Anaya fue el único candidato que registró un aumento en su respaldo electoral después del debate. Según la encuesta de Reforma, elaborada por Lorena Becerra y copatrocinada por Grupo Radio Centro (aclaro que colaboro para los dos medios), el candidato de Por México al Frente ganó cuatro puntos porcentuales. No es un aumento menor. No se redujo, sin embargo, el apoyo del puntero, Andrés Manuel López Obrador, quien se mantiene en primer lugar con 48% de las preferencias efectivas, 18 puntos arriba de Anaya.

Por lo pronto, la afirmación de Anaya de que él es la verdadera opción ante López Obrador parece confirmarse en esta encuesta. José Antonio Meade no sólo no ha repuntado, sino que tuvo un ligero descenso después del debate. Los dos candidatos independientes también perdieron terreno.

Es notable la visión popular de que el presidente Enrique Peña Nieto está interviniendo en la elección. 61% de los encuestados lo dicen, contra sólo 18% que dicen que se ha mantenido al margen. No hay señales de que lo haya hecho, y si lo ha hecho lo ha hecho muy mal. Sin embargo, la propaganda sobre la mafia del poder ha calado en la sociedad.

La encuesta señala las dificultades de derrotar a López Obrador. El 48% de los entrevistados tiene una opinión buena o muy buena del tabasqueño. Es por mucho el mejor registro de cualquier candidato. La imagen negativa del pasado se ha borrado. López Obrador registra una opinión mala o muy mala sólo del 26% de la población, la cifra más baja de cualquier candidato. Jaime Rodríguez, “El Bronco”, y Meade son los candidatos con peores evaluaciones personales.

¿Significa esto que López Obrador ya ganó la elección? Las encuestas no permiten responder a esta pregunta porque no pueden prever el futuro. Lo cierto es que ningún candidato ha llegado con ventaja de 18 puntos porcentuales a estas alturas de la contienda desde que tenemos encuestas y procesos democráticos. Si la elección no está ya decidida a favor de Andrés Manuel, se encuentra muy cerca de estarlo.

La gran pregunta ahora, de hecho, no es si López Obrador ganará la elección, sino si impulsará con él a sus candidatos al Congreso y a los gobiernos estatales y municipales. Ningún presidente ha gobernado con mayoría absoluta en el Congreso desde 1997, cuando el PRI perdió esta ventaja en el gobierno de Ernesto Zedillo. Por eso Andrés Manuel, que durante años usó todos los tiempos de radio y televisión para promoverse en lo personal, ahora ha concentrado su atención en las otras contiendas. Dice el candidato que no le gusta el término de “carro completo”, tan relacionado con el PRI del pasado, pero que en la jerga de Tabasco y Chiapas tendrá un “cayuco completo”.

¿Y si se unieran Anaya y Meade? Tampoco parece suficiente para derrotar a López Obrador. En los careos que presenta la encuesta, el morenista sigue estando muy arriba de sus rivales. Una declinación de Meade no le suma a Anaya y una de Anaya tampoco le sumaría a Meade.

Sólo hay un enemigo que pueda hacerle perder la elección a López Obrador. Es el mismo. Si el candidato no comete errores garrafales, parece encaminado no sólo al triunfo, sino al cayuco completo el próximo 1 de julio.
02 Mayo 2018 04:00:00
País sin ley
El dueño de las dos tiendas El Surtidor en Arcelia, Guerrero, tomó la decisión este lunes 30 de abril de cerrarlas definitivamente. No sorprende. En la madrugada del domingo un grupo de delincuentes rompió las cadenas de las puertas de estos comercios y robó objetos de su interior. No contentos con ello, los delincuentes amenazaron al personal de seguridad, dejaron las puertas abiertas y azuzaron a la población para que entrara a saquear. Los dos locales quedaron limpios de todo objeto de valor. Las pérdidas se han calculado en 35 millones de pesos.

Aunque los locales se encuentran a unos 300 metros de la Presidencia Municipal, según Roberto Álvarez Heredia, vocero del Grupo Coordinación Guerrero, no se informó a las autoridades estatales y federales sino hasta horas después. Para cuando llegó un contingente de policías estatales y federales, el saqueo ya era total. Arcelia, como muchas otras localidades de Guerrero, no cuenta con policía municipal.

El saqueo de estos comercios fue consecuencia de que el dueño no aceptó pagar una cuota de protección a un grupo delincuencial. Ya el propietario había sido secuestrado en dos ocasiones anteriores.

Las tiendas de El Surtidor no son las primeras inversiones que se cancelan en Guerrero como consecuencia de la inseguridad. Coca-Cola Femsa cerró su centro de distribución en Ciudad Altamirano, cerca de Arcelia, a partir del 23 de marzo. La medida se tomó para garantizar la seguridad de más de 160 colaboradores que laboraban en el centro de distribución.

“La falta de condiciones necesarias para operar de manera eficiente y segura en esta zona del estado de Guerrero, así como la reciente agresión injustificada hacia uno de nuestros colaboradores, llevó a la empresa a tomar la decisión”. El personal estaba recibiendo “constantes amenazas y agresiones por parte del crimen organizado” y había habido también “afectaciones a las instalaciones de la empresa”.

Guerrero no es el único estado en el que se están cancelando inversiones debido a la inseguridad. Dos de los tres ductos privados para gasolina y diésel de Tuxpan, Veracruz, al centro del país, están detenidos. Según Reforma, la ordeña, la inseguridad y la falta de certeza jurídica en la obtención de derechos de vía han hecho que los inversionistas se desistan de estos proyectos.

En Tamaulipas, múltiples negocios han sido simplemente abandonados ante el cobro de cuotas de protección y los actos de violencia. Del otro lado de la frontera, en cambio, ha surgido una multitud de nuevos negocios creados por mexicanos que con estas inversiones buscan obtener visas de residencia en Estados Unidos y dar una oportunidad a sus hijos de vivir en un medio sin violencia.

La inseguridad tiene un costo enorme para la sociedad mexicana. La carga más importante la llevan las víctimas directas de la violencia, en especial las miles de personas que pierden la vida o sus propiedades por la acción de los criminales. Pero hay un costo adicional, que surge de la cancelación de inversiones debido a la inseguridad. Esto significa empleos que se pierden o que nunca se crean.

La principal responsabilidad del Estado es cuidar la seguridad de los ciudadanos. Lo sorprendente es que en algunos lugares de la república, como Arcelia, el Estado mexicano parece haber abdicado completamente de esta responsabilidad.

SIN CENSURA

Un gran triunfo para la libertad de expresión ha sido el voto de los consejeros del INE Adriana Favela y Benito Nacif para evitar la censura a un spot de Mexicanos Primero defendiendo la reforma educativa. Sólo en los regímenes más autoritarios se prohíbe a los ciudadanos expresar sus puntos de vista en medios, como se ha pretendido hacer en México.
01 Mayo 2018 04:00:00
Sindicatos y poder
Los sindicatos en nuestro país nunca han buscado mejorar la situación de los trabajadores. Algunos sólo se han interesado en el enriquecimiento de los líderes. Otros pretendían estar cerca del poder por razones ideológicas o simplemente para gozar de sus frutos. El bienes-tar de los trabajadores nunca ha pasado de ser un pretexto.

Durante buena parte del régimen de partido único del PRI, los sindicatos fueron la columna vertebral del sistema.

En los últimos años, sin embargo, la unidad de los sindicatos se ha desmoronado. Los líderes apoyan a distintos candidatos dependiendo de sus intereses.

Algunos de los sindicatos y líderes que se han distanciado del PRI se han reunido nuevamente en la campaña de López Obrador. Ahí vemos a varios de los miembros del viejo sistema sindical priista.

Una de las alianzas de Andrés Manuel es con el viejo sindicato minero que hoy encabeza Napoleón Gómez Urrutia. La organización se ha debilitado en los últimos años, como consecuencia de la guerra que el dirigente exiliado en Canadá ha librado en contra de varias de las principales empresas de la minería en nuestro país, pero sigue representando una potencial fuente de votos en este período electoral. El líder es hijo de Napoleón Gómez Sada, quien fue uno de los pilares más importantes del viejo PRI, pero la alianza de López Obrador ha postulado a “Napito” como candidato al Senado por la segura vía plurinominal.

El Sindicato Mexicano de Electricistas, encabezado hoy por Rosendo Flores, perdió mucha de su relevancia tras el cierre de Luz y Fuerza del Centro y se ha incorporado también a la campaña de López Obrador. No sorprende. El candidato de Morena ha advertido: “Nunca más va a suceder una injusticia como la que significó despedir a más de 40 mil trabajadores del SME”. El SME fue una de las organizaciones que apoyaron a Carlos Salinas de Gortari en 1988, cuando el sindicato petrolero, entonces controlado por Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”, respaldó a Cuauhtémoc Cárdenas. Una de las razones por las que Salinas no cerró Luz y Fuerza del Centro, a pesar de sus pérdidas, fue precisamente ese apoyo político del SME.

Quizá la alianza más paradójica sea la de Elba Esther Gordillo y la CNTE, que durante años estuvieron en guerra. Los dos apoyan hoy a López Obrador. La razón es que Andrés Manuel ha prometido echar para atrás la reforma educativa. Para la maestra, apoyar al PRI es impensable después de que fue encarcelada por el presidente Enrique Peña Nieto. La Coordinadora, a su vez, ha encontrado en López Obrador una esperanza de recuperar los privilegios que tenía en Oaxaca y otros estados del sur del país.

Mientras estos sindicatos apoyan a López Obrador, en el PRI han permanecido el SNTE oficial, encabezado por Juan Díaz de la Torre, la CTM de Carlos Aceves, las muchas organizaciones del Congreso del Trabajo y el sindicato petrolero de Carlos Romero Deschamps.

La verdad es que los sindicatos tienen un pésimo historial en nuestro país. Sus líderes, muchos de ellos enriquecidos, la mayoría con décadas al mando de sus sindicatos, nos hacen recordar la frase del abogado Arturo Alcalde, quien hace años señaló que “ser líder sindical es uno de los negocios más rentables de México”.

Por lo pronto, los líderes sindicales buscan estar en la alianza correcta en la lucha que hoy estamos viendo por el control político del país.

AGUA DESTILADA

Ricardo Anaya declaró en Veracruz que “Javier Duarte llegó al extremo de administrar agua destilada a niñitas y niñitos con cáncer con tal de robarse el dinero”. La afirmación es dramática, pero falsa. La Secretaría de Salud y Cofepris revisaron cientos de expedientes y no encontraron indicio de que la acusación fuera cierta.
30 Abril 2018 04:00:00
La guerra sucia
Sí, hay una campaña sucia contra Andrés Manuel López Obrador. La encabeza un escritor nacido en España (¡extranjero tenía que ser!) que ha sido muy exitoso como novelista. Claramente se le ha encargado asestar los golpes más bajos contra AMLO. Se trata de Francisco Ignacio Taibo Mahojo, alias Paco Ignacio Taibo II.

El viernes 27 Reforma difundió un video de Taibo II en el que lanza una advertencia a los empresarios que pudieran oponerse a las medidas de López Obrador. Si los empresarios dicen, por ejemplo, que se llevarían sus fábricas a Costa Rica, “ese mismo día, a esa misma hora”, estaríamos “dos o tres millones de mexicanos en las calles diciendo: ‘Si te quieren chantajear, Andrés, exprópialos. Chinguen su madre. Exprópialos’”.

Taibo II afirma: “La presión social a la que puede ser sometido un caudillo, por más radical, competente y honesto que sea, es tremenda. Necesita la presencia del movimiento social detrás que impulse hacia el cambio”. En otras palabras, para empujar al “caudillo” a tomar las decisiones correctas, el “movimiento social” deberá salir a las calles, a la vieja usanza fascista, para imponer el rumbo adecuado a las políticas del régimen.

La campaña de López Obrador se movió con rapidez para contrarrestar la guerra sucia. Marcelo Ebrard, exjefe de Gobierno de la Ciudad de México, mandó un mensaje en Twitter en el que señala que López Obrador “lo ha dicho en varios foros: la propiedad será respetada y el sector privado tendrá el respaldo del nuevo Gobierno. Nadie será expropiado Paco y menos por sus ideas”. El propio López Obrador dijo en Tabasco: “Lo que hay es una postura muy clara de que vamos a revisar los contratos uno a uno. No vamos a confiscar bienes, vamos a actuar siempre de conformidad con la ley”.

No es la primera vez que Taibo II asume un papel protagónico en la guerra sucia contra AMLO. En el pasado cuestionó las posiciones de Alfonso Romo, coordinador del proyecto de nación de López Obrador, en el sentido de que el nuevo Gobierno no cancelaría la reforma energética, aunque sí revisaría que los contratos fueran limpios: “Ni la reforma educativa, ni la reforma energética. Abajo todas las pinches reformas neoliberales” dijo Taibo II y añadió: “¿Quién chingaos le dijo a Romo que somos ‘nos’? ¿A nombre de quién habla? Que yo recuerde hasta ahora, en el último congreso y en los dos consejos nacionales de Morena, se ratificó plenamente el ‘hay que echar para abajo la reforma energética’. Y esa demanda es nuestra, no sólo de Andrés, que lo dijo muchas veces”.

La verdad es que el Proyecto de Nación 2018-2024 presentado por López Obrador el 20 de noviembre de 2017 en el Auditorio Nacional no considera la revocación de la reforma energética. De hecho, un punto clave del discurso de Romo al presentar el proyecto fue: “No vemos la propiedad privada como una concesión benévola del estado, sino como un derecho inherente a cada hombre y cada mujer”.

Para López Obrador como candidato ha sido muy importante distanciarse de las visiones más radicales de su movimiento con el fin de lograr un apoyo más amplio de los votantes. Pero hay efectivamente una guerra sucia en su contra. La encabeza un escritor que fue secretario de arte y cultura de Morena y que hoy se considera candidato para ser secretario de cultura del gobierno capitalino de Claudia Sheinbaum. No sabemos si, al mismo tiempo, se ha aliado con la mafia del poder.

Fusílenlos

En otro video, de 2014, Paco Ignacio Taibo II afirma que los extranjeros impulsaron la reforma energética. “Pero no la generaron solos. La generaron una serie de mexicanos cuyo destino final va a ser el cerro de las Campanas, donde serán fusilados por traidores”. ¿Veremos un baño de sangre?
27 Abril 2018 04:00:00
Amor sin impuesto
Hubo un tiempo en que el matrimonio era un compromiso de amor, pero las leyes lo han convertido en un contrato de redistribución de la riqueza. La gran pregunta ante la Suprema Corte esta semana era si esta redistribución debía aplicarse aun sin firma de contrato.

Durante siglos el matrimonio fue un contrato de compra–venta de una mujer, la cual se convertía en propiedad del marido. El romanticismo lo transformó y lo convirtió en un contrato de amor. Con el tiempo, se le dieron dos vertientes económicas: el matrimonio por separación de bienes y el de bienes mancomunados. La primera opción dejaba a cada parte como propietaria de sus bienes, la segunda reunía los bienes en una sociedad conyugal.

El divorcio era lógicamente distinto para cada forma de matrimonio. En la separación de bienes, cada quien se quedaba con sus propiedades. En la sociedad conyugal, había que repartirlas.

Rosario Robles introdujo un cambio en el 2000 con el artículo 289 bis del Código Civil del Distrito Federal, el cual determinó que los cónyuges en régimen de separación de bienes puedan demandar una “indemnización” de hasta 50% de los bienes adquiridos en el matrimonio, siempre y cuando el demandante se haya dedicado a las labores del hogar y al cuidado de los hijos y no haya adquirido bienes propios. La medida, que borraba la diferencia entre matrimonio por separación de bienes y sociedad conyugal, pretendía proteger a las mujeres, pero en muchos casos ha servido para despojar a las mujeres de los bienes adquiridos con su trabajo cuando los maridos se han dedicado a vivir de ellas. La legislación se ha extendido a otros estados y se ha aplicado también a matrimonios contraídos con anterioridad, a pesar de que el artículo 14 de la Constitución señala que “a ninguna ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna”.

Este 25 de abril la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia consideró la posibilidad de que la redistribución se aplicara también a relaciones de concubinato. Los ministros, sin embargo, decidieron conceder amparo a un hombre cuya expareja lo demandó por el 50% de los bienes adquiridos durante el concubinato.

La Primera Sala concluyó que el concubinato no es igual al matrimonio. “Una de las razones para optar por el concubinato es el hecho de que no se crea una relación de estado ni el entramado jurídico de derechos, obligaciones y deberes que conlleva el matrimonio, en particular sus posibles consecuencias patrimoniales”, afirmó el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Así, el concubino no puede reclamar el 50% de los bienes, a menos que demuestre que ayudó a comprarlos.

La ley debe proteger a los niños, pero es saludable tener la opción de un matrimonio con separación de bienes. Eliminar esta opción al decretar la división obligatoria de bienes es injusto y supongo que ha llevado a la creciente resistencia de los jóvenes a contraer matrimonio. Imponer la redistribución a quienes ni siquiera han querido contraer matrimonio parece una intromisión abusiva del gobierno en el derecho de propiedad y en los acuerdos entre las parejas.

Los políticos buscan cualquier excusa para confiscar y repartir los bienes de terceros. Es una forma de comprar votos. Pero esta disposición ha transformado el matrimonio de un contrato de amor a uno de redistribución de bienes. Sólo el concubinato –palabra fea y peyorativa– queda como refugio de quienes quieren una relación amorosa sin pagar un impuesto de 50 por ciento.

FACEBOOK GANA

Los líderes de opinión y los políticos se quejan de Facebook, pero la gente no se desconecta y los anunciantes van a donde está el público. Por eso los ingresos de la empresa subieron 63% anual en el primer trimestre.
26 Abril 2018 04:00:00
Estudiantes de cine
Quizá Javier Salomón Aceves Gastélum, Jesús Daniel Díaz García o Marco Francisco García Ávalos pudieron haber llegado a destacar en el mundo del cine como el tapatío Guillermo del Toro y otros mexicanos que han dominado los premios internacionales de cinematografía en los últimos años. Pero no, los tres fueron secuestrados, torturados y asesinados, y sus cuerpos disueltos en ácido.

Los tres estudiantes habían estado realizando una filmación escolar de 3 días en una casa en Tonalá. El 19 de marzo, cuando ya iban de regreso a casa, fueron detenidos en la carretera por un grupo de sujetos con uniformes de la Fiscalía General de Jalisco que eran en realidad miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación, quienes los llevaron a una casa, donde los interrogaron, torturaron y asesinaron por creer que eran miembros de un grupo rival, el cártel Nueva Plaza. Los cuerpos fueron llevados a otro lugar, donde se les sumergió en tinacos con ácido sulfúrico para disolverlos.

“Las palabras no alcanzan para entender la dimensión de esta locura. Tres estudiantes son asesinados y disueltos en ácido. El ‘porqué’ es impensable, el ‘cómo’ es aterrador”, señaló Guillermo del Toro en Twitter.

No es el único caso de estudiantes asesinados por ser confundidos con miembros de grupos rivales. Lo mismo ocurrió con los 43 de Ayotzinapa. Hay muchos otros casos de matanzas igualmente aterradoras. Recordemos la de 72 migrantes de San Fernando, Tamaulipas, en 2010. El año pasado, seis cuerpos desmembrados y quemados con ácido fueron encontrados en bolsas de plástico en Camarón de Tejeda, Veracruz, incluyendo tres estudiantes.

Estos asesinatos son apenas algunos de los más de 25 mil homicidios dolosos que se registran anualmente en nuestro país. México está viviendo una oleada de violencia que hace que palidezcan las situaciones de algunos países en guerra.

No faltan los intentos por politizar la tragedia. La muerte de los normalistas de Ayotzinapa se ha convertido en bandera de un movimiento político que busca no esclarecer lo ocurrido la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014, sino culpar al Estado mexicano. Lo mismo está ocurriendo con el caso de los estudiantes de cine. En una de las manifestaciones por el asesinato de los estudiantes de cine, un joven mostraba un cartel que decía: “¡No le creo al Estado! ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”.

La verdad es que el Estado mexicano no está secuestrando y matando a estudiantes, pero sí ha fallado en la guerra contra el narcotráfico. La disputa entre Los Rojos y Guerreros Unidos, grupos surgidos del descabezamiento del cártel de los Beltrán Leyva, llevó a la ejecución de los normalistas de Ayotzinapa. El pleito entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y Nueva Plaza provocó la muerte de los estudiantes de cine. La guerra contra las drogas no ha disminuido el narcotráfico, pero sí ha multiplicado las organizaciones criminales y la violencia.

La situación no cambiará por las manifestaciones ni por culpar al Estado de los asesinatos. Tampoco se resolverá con amnistías a los criminales. La legalización de las drogas puede ser un paso hacia adelante, pero si ocurre sólo en nuestro país y no a nivel internacional, no se eliminarán los incentivos perversos de este negocio.

Mientras esta guerra continúe, seguiremos perdiendo jóvenes como Samuel, Jesús y Marco, quienes en lugar de tener la oportunidad de ofrecer obras maestras a la cinematografía, pierden la vida en circunstancias impensables y aterradoras.

NO IDENTIFICADO

Fue detenido el presunto responsable del homicidio de Javier Valdez, el periodista de La Jornada y Ríodoce. Las nuevas reglas penales, sin embargo, impiden que se difundan su rostro o nombre, lo que significa que no podrá ser identificado por testigos de otros casos.
25 Abril 2018 04:00:00
¿Todos corruptos?
No hay nada más fácil, ni al parecer políticamente eficaz, que acusar de corrupto a un rival. Por eso el Palacio de Minería se convirtió este 22 de abril en un cuadrilátero de lodo antes que en una plataforma de debate de propuestas de gobierno.

Si escuchamos a nuestros políticos nos quedaremos con la idea de que no sólo los políticos, sino incluso los candidatos, son extraordinariamente corruptos. Andrés Manuel López Obrador nos recuerda constantemente que “los de la mafia del poder no se cansan de robar”. Ricardo Anaya ha prometido sacar al “PRI corrupto” de Los Pinos. José Antonio Meade afirma que López Obrador mintió en su 3de3 al no declarar tres apartamentos y que Anaya se enriqueció indebidamente al vender una nave industrial. A Meade lo acusan de haberse hecho de la vista gorda ante actos de corrupción.

¿Tenemos la generación más corrupta de candidatos presidenciales en la historia? No lo creo. Podemos cuestionar las políticas que proponen, pero no parece que en lo personal se hayan enriquecido de manera ilícita.

No hay ningún indicio de que los apartamentos de López Obrador, bastante modestos, por cierto, hayan sido adquiridos de forma ilegal. ¿Debieron haber sido incluidos en la declaración 3de3 del candidato, en la que señaló que no era dueño de ninguna propiedad? Independientemente de los datos del Registro Público de la Propiedad, si uno de los apartamentos ha sido vendido y los otros dos están en un proceso de sucesión desde la muerte de la primera esposa para pasar a manos de los hijos del candidato, parece razonable haberlos omitido de una declaración que tenía el propósito político de mostrar a López Obrador como un hombre sin propiedades.

¿Participó Anaya en una operación de lavado de dinero? No parece. Él compró, desarrolló y vendió una nave industrial con una utilidad modesta. El comprador parece haber usado recursos de origen oscuro para la adquisición, por lo que recurrió a su chofer como prestanombres, pero eso sería en todo caso responsabilidad del comprador y no del vendedor.

¿Fue Meade omiso en revisar actos de corrupción cuando fue secretario de Desarrollo Social o de Hacienda? No hay indicios. De hecho, las investigaciones de la Secretaría de Hacienda bajo su mando permitieron probar irregularidades cometidas por gobernadores hoy bajo proceso.

Parece que tenemos una camada bastante limpia de candidatos. Entonces, ¿por qué hemos visto tantas acusaciones? Porque tildar al rival de corrupto, aunque no haya pruebas, es una forma fácil de obtener votos aprovechando la indignación popular ante lo que se percibe como la corrupción de toda la clase política.

El problema es que las acusaciones falsas, como cualquier otra mentira, envenenan el ambiente, hacen difícil lograr los acuerdos políticos que permiten gobernar y crean la percepción de que la corrupción es más generalizada de lo que realmente es.

Lo ideal sería tener una campaña sin estas falsas acusaciones que se concentrara en ofrecer políticas públicas que permitan resolver los temas de fondo. Incluso la corrupción, que no es un problema cultural, se reduce con instituciones bien diseñadas, como el Sistema Nacional Anticorrupción. Infortunadamente, las propuestas de políticas públicas aburren a la gente. Siempre es más rentable acusar a los rivales de corruptos, aunque no haya pruebas.

Confundidos

Los tres jóvenes estudiantes de cine ejecutados en Tonalá, Jalisco, fueron confundidos con miembros de un grupo delincuencial rival. Por eso fueron torturados, ejecutados y sus cuerpos diluidos en ácido. La historia es similar a lo que al parecer ocurrió en Iguala el 26 de septiembre de 2014.
24 Abril 2018 04:00:00
Solitario de Palacio
Quizá Ricardo Anaya ganó el debate. Por lo menos así lo sugieren algunos sondeos telefónicos, como el del Reforma, realizados el domingo por la noche, aunque los tres candidatos de partidos políticos se dieron por ganadores.

El aspirante de Por México al Frente es un excelente polemista, articulado en su discurso, claro en sus argumentos y críticas. Si obtuvo la victoria del debate, sin embargo, es poco probable que esta le permita alcanzar a Andrés Manuel López Obrador, quien se mostró confiado, casi despreciativo, incluso molesto por tener que asistir a un debate cuando todo el mundo sabe que ya es virtualmente el próximo Presidente de la República. Mientras lo criticaban, él se limitaba a hacer gestos de aburrimiento, como si participar en un debate de candidatos fuera una simple obligación burocrática.

Si Anaya puede ser considerado el ganador formal del debate, López Obrador sigue adelante en la contienda que realmente importa, la de la Presidencia. El candidato de Juntos Haremos Historia ya no se rebaja. Este sábado pasado no quiso hacer el ensayo del debate, prefirió llenar un álbum de estampas de futbol con su hijo menor. En el debate no ofreció sorpresas ni ideas nuevas. Se dedicó a reiterar frases hechas de sus spots. No respondió tampoco a la mayoría de las acusaciones que le hicieron sus rivales. Lo importante es que no cometió ningún error grave que pueda hacerlo caer en las preferencias.

Todos los candidatos cuestionaron a López Obrador, pero esto es lo usual en un debate en el que siempre hay que atacar al puntero. Andrés Manuel no cayó en las provocaciones y se dio el lujo de sacar un cartel de “Amor y paz”. Entendió que lo peor que puede hacer es irritarse y entrar en intercambios agrios con rivales que parecen fuera de alcance.

El sentido del humor le ha ayudado a López Obrador a evadir los cuestionamientos de esta campaña. Cuando José Antonio Meade insistió una y otra vez que López Obrador es dueño de tres apartamentos que están a su nombre en el Registro Público de la Propiedad, el tabasqueño le respondió que se los regala si comprueba que realmente son de su propiedad.

Andrés Manuel habló de su próxima Presidencia como un nuevo orden político para nuestro país. Dijo que su Gobierno representará la cuarta transformación histórica de México, después de la Independencia, la Reforma y la Revolución. Nadie podrá acusarlo de falta de autoestima.

A muchos ciudadanos, ciertamente, les gusta el estilo personal de López Obrador. No les interesan las acusaciones que se le hacen. La gran virtud de Andrés Manuel es que promete un rompimiento radical con el pasado y muchos electores piensan que al país no le puede ir peor que ahora.

Quizá Anaya ganó el debate, pero en la contienda presidencial López Obrador sigue siendo el favorito. Se comporta ya, de hecho, como Presidente, incluso como gobernante imperial. Este domingo todos los candidatos saludaron a los moderadores y se dieron la bienvenida entre sí, pero no Andrés Manuel, quien se fue directo a su atril. Al terminar, recogió sus gráficos y se fue sin hablar con nadie, mientras los demás candidatos se quedaban un momento a saludar y agradecer a los moderadores y al equipo en producción.

Andrés Manuel subió solo y a paso lento la magnífica escalinata del Palacio de Minería y mientras lo veía, no pude evitar recordar El Gran Solitario de Palacio, la novela de René Avilés Favila.

DEPRECIACIÓN

La fortaleza que mostraba el peso se ha perdido súbitamente. Ayer el dólar se cotizó en 19.15 en ventanillas bancarias y 18.87 al mayoreo. El peso ha perdido más de 80 centavos en una semana. La incertidumbre está pesando nuevamente sobre el mercado cambiario.
23 Abril 2018 04:00:00
Desaforados
En estos tiempos es muy raro un voto unánime en la Cámara de Diputados, pero el 18 de abril 360 diputados de todos los partidos (los otros 140 quién sabe dónde andaban) votaron al unísono por eliminar el fuero para funcionarios y legisladores, incluido el presidente de la República.

Todos trataron de adjudicarse la paternidad de la iniciativa. Los priistas bautizaron como Ley Meade. Ricardo Anaya la señaló como un triunfo del PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano.

La disputa por la paternidad ratifica que se trata de una iniciativa popular en estos tiempos electorales. El fuero es identificado por millones como una de las razones de los abusos del poder. ¡Cuántos casos hemos visto de diputados y senadores que se escudan en el fuero para no ser sancionados por faltas de cualquier tipo!¿Recuerda usted a Antonio Enrique Tarín García, exdirector de adquisiciones del Gobierno de Chihuahua de César Duarte, quien durmió en la Cámara de Diputados la noche del 27 al 28 de marzo de 2017 para tratar de tomar protesta como diputado y obtener el fuero que le permitiría escapar a una orden de aprehensión por presunto peculado?

No cerremos los ojos, sin embargo, a las razones por las que existe el fuero. La protección a gobernantes y legisladores estaba ya en la Constitución de 1824, cuyo Artículo 107 establecía: “El presidente, durante el tiempo de su encargo, no podrá ser acusado sino ante cualquiera de las cámaras, y sólo por los delitos de que habla el Artículo 38, cometidos en el tiempo que ahí se expresa”.

Ese artículo restringía los delitos para juzgar al presidente a “traición contra la independencia nacional, o la forma establecida de gobierno, y por cohecho o soborno”.

El Artículo 103 de la Constitución liberal, la de 1857, señalaba que el presidente “durante el tiempo de su encargo sólo podrá ser acusado por los delitos de traición a la patria, violación expresa de la Constitución, ataque a la libertad electoral y delitos graves del orden común”. El texto original de la Constitución de 1917 señaló en su artículo 108: “El Presidente de la República, durante el tiempo de su encargo, sólo podrá ser acusado por traición a la patria, y delitos graves del orden común”. Este párrafo se mantiene en vigor todavía.

México no es el único país que otorga protección al gobernante. En Estados Unidos el presidente tampoco puede ser juzgado mientras se encuentra en funciones. Primero debe ser objeto de un juicio político y, sólo entonces, procesado. Lo mismo ocurre en la mayoría de los países democráticos.

La protección constitucional tiene el simple propósito de permitir que el gobernante gobierne. Cualquier mandatario se enfrentará a cuestionamientos y ataques. El fuero busca liberarlo de enfrentar una interminable tormenta de procesos judiciales para que pueda concentrarse en gobernar.

En Brasil la presidenta Dilma Roussef sufrió 37 iniciativas de juicio político. Al final fue destituida por supuestamente haber maquillado información estadística. Ella afirma, y con razón, que la medida fue un golpe de estado en su contra.

La unanimidad de los diputados en la votación para quitar el fuero refleja un intento de conseguir votos en un periodo electoral. Eliminar el fuero es una medida popular. Unos cuantos, sin embargo, señalan los riesgos. Gerardo Fernández Noroña, candidato de Morena a una diputación federal, apunta en Twitter: “Si algo salvó a @lopezobrador_ fue el fuero. Evitó que lo quitaran a la mala de la carrera presidencial en 2006”.

La aguja

El debate ha sido importante, pero también los debates sobre el debate. Si bien todos los candidatos se presentan como ganadores, lo importante ahora es ver si se mueve la aguja en las próximas encuestas.
20 Abril 2018 04:00:00
Escote y debate
“Querida mía, ¿has tratado
de demostrar la existencia
de Dios sin tu escote?”.
Brandon Sanderson

Es triste, pero cuando la gente recuerda los debates de candidatos presidenciales de nuestro país casi inevitablemente menciona a “la edecán”. Se refieren a la breve presentación en el debate del 6 de mayo de 2012 de Julia Orayen, una atractiva mujer que llevó a los candidatos las papeletas del sorteo del orden de participación y que iba enfundada en un ajustado vestido blanco de amplio escote.

Orayen declaró después que nadie le dijo cómo vestirse. La noche del debate, sin embargo, se cubrió con un abrigo o una gabardina mientras esperaba su turno para quitárselo en el último momento, ya para salir al escenario, cuando nadie podía detenerla. Enrique Peña Nieto la vio venir y clavó los ojos en su atril para no salir en fotos y videos mirando a la chica, pero Gabriel Quadri no pudo evitarlo. Las imágenes dieron la vuelta al mundo. La BBC publicó al día siguiente un reportaje sobre “el escote que ganó un debate presidencial”.

La nota fue la edecán y no las posiciones de los candidatos. El daño ha sido duradero. Muchos comentarios en redes sociales sobre el debate del próximo 22 de abril se refieren todavía a la edecán.

Es una lástima porque los debates son importantes. En el de 1994, Diego Fernández de Cevallos sorprendió por su enérgica oratoria y se convirtió en una real amenaza para el priista Ernesto Zedillo. Los debates, y el debate sobre el debate, del 2000 le permitieron a Vicente Fox venir de atrás y lograr lo que parecía imposible: la primera derrota del PRI en una elección presidencial.

En 2006, Andrés Manuel López Obrador, quien empezó el año con 10 puntos de ventaja, llegó todavía tres puntos adelante al primer debate, pero decidió saltárselo; después estaba ya un punto abajo (entrevista con Roy Campos). En 2012, los debates ayudaron a bajar la intención del voto de Enrique Peña Nieto, aunque no borraron su ventaja, e hicieron que López Obrador rebasara a Josefina Vázquez Mota para ocupar el segundo lugar.

Este año tendremos tres debates en lugar de dos. El primero se realizará el próximo domingo con un formato nuevo, más dinámico y televisivo que en el pasado, aunque no hay formato perfecto. La idea es generar una discusión animada y, sobre todo, esclarecedora de las posiciones de los candidatos.

Este primer debate se llevará a cabo en el Palacio de Minería, un hermoso edificio de fines del siglo 18 y principios del 19 que, sin embargo, quizá no sea el mejor escenario. Un buen estudio profesional ofrece siempre mejores condiciones de producción para lo que, al final, es un programa de televisión.

López Obrador llega al debate en un cómodo primer lugar en las encuestas. Esto lo volverá foco de ataques y cuestionamientos. Es natural, les ocurre a todos los punteros. Andrés Manuel no es un buen polemista; habla despacio y meditado, pero tiene un lenguaje llano que alcanza a la gente del pueblo.

La mayor parte de los votantes ya decidió su voto. Sin embargo, los debates pueden definir a los indecisos, lo cual es crucial en una elección. Algunos son persuadidos por los argumentos, muchos más por quién les cae mejor. Los debates sirven para crear una relación personal entre candidatos y ciudadanos. Mucho dependerá, por supuesto, del tan odiado rating. Un debate sin público se vuelve irrelevante; también un debate que no gana un candidato sino un escote.

SIN CASTROS

Por primera vez desde 1959, el gobernante de Cuba no se apellida Castro. El nuevo presidente, Miguel Díaz-Canel, fue ratificado por 603 de 604 votos en la Asamblea Nacional. Los diputados, a su vez, fueron electos como candidatos únicos tras ser aprobados por la Comisión Nacional de los Candidatos, o sea, por el Partido Comunista. No es un sistema precisamente democrático.
19 Abril 2018 04:00:00
Candidato de protesta
Andrés Manuel López Obrador sigue ganando terreno. Hace apenas unos días, decía que tenía una ventaja de 20 puntos porcentuales, lo cual, hasta ese momento, era una exageración; pero en la encuesta de Reforma de ayer la ventaja es ya de 22 puntos.

Ni los ataques ni los cuestionamientos, ni los propios errores del candidato han afectado su respaldo. López Obrador se ha venido fortaleciendo de manera constante. En el sondeo de Reforma sube seis puntos con respecto a febrero, mientras que Ricardo Anaya pierde seis. En esta ocasión, el tabasqueño no ha dicho que la encuesta está cuchareada.

¿Es ya inevitable el triunfo de López Obrador? Faltan todavía más de 2 meses de campaña y tres debates, pero no podemos cerrar los ojos a las tendencias. No es sólo el fortalecimiento de López Obrador, sino la caída de Ricardo Anaya y el estancamiento de José Antonio Meade.

A Anaya, quien basó toda la primera parte de su campaña en prometer que sacaría al “PRI corrupto” del Gobierno, le han hecho daño los cuestionamientos sobre su patrimonio personal. Si el PRI, el Gobierno y la PGR querían debilitarlo, lo lograron, y al mismo tiempo fortalecieron a López Obrador. Meade, por otra parte, no ha logrado superar el lastre de la impopularidad del presidente Enrique Peña Nieto y del PRI.

El 59% de los encuestados señalan que lo más importante en estas elecciones es “sacar al PRI del Gobierno”, mientras que sólo 22% mantiene que es “evitar que AMLO llegue a la Presidencia”. La desa-probación del Presidente, de 76%, parece ser uno de los factores fundamentales en las preferencias de los ciudadanos.

López Obrador es un candidato de protesta y la experiencia nos dice que a un aspirante de este tipo no le hacen daño las críticas tradicionales. Uno podría suponer que postular a Napoleón Gómez Urrutia al Senado u ofrecer amnistía a los líderes del narco habrían significado golpes a la campaña de López Obrador. Pero no ha sido así. Al contrario, la intención del voto a su favor se vuelve cada día más sólida.

El momento actual me recuerda un poco el que vivimos en la campaña del 2000. Entre más intransigente y obcecado parecía Vicente Fox, más se fortalecía su respaldo. Si llamaba chaparro o “la vestida” a Francisco Labastida, se le consideraba no grosero, sino valiente o divertido. Por eso el “Hoy, hoy, hoy” del debate sobre el debate se convirtió en su grito de guerra. Lo que los analistas políticos tradicionales consideraron como una exhibición de su testarudez, el electorado lo interpretó como demostración de que era un hombre de convicciones capaz de enfrentar a la vieja clase política y al PRI.

Algo similar parece estar ocurriendo con López Obrador. Es el candidato de protesta de una sociedad agraviada. Personifica a ese México honesto al que aspira una sociedad cansada de corrupción. Los electores no se preocupan por sus propuestas concretas, como cancelar el nuevo aeropuerto o perdonar a los delincuentes, pero sí se identifican con su rebelión ante un Gobierno que perdió el contacto con la gente.

Quizá la elección no está decidida. Ninguna puede estarlo a 70 días de la votación. Pero las posibilidades de que López Obrador sea el próximo Presidente de la República son muy altas. La gente quiere un cambio y el tabasqueño es percibido por la mayoría como el candidato que puede ofrecer ese cambio. Entre más se golpea a un candidato de protesta, nos dice la experiencia, más se le fortalece.
17 Abril 2018 04:00:00
El otro candidato
Hay otro candidato y no es ni “El Bronco” ni “El Jaguar”. No está en la boleta, pero su presencia está marcando la elección. Se llama Enrique Peña Nieto.

Toda elección es un referéndum sobre el Gobierno en funciones. En este año, el Gobierno federal lo está perdiendo. Peña Nieto tiene la aprobación presidencial más baja en la historia. En febrero registraba una cifra de apenas 21 por ciento. En el mismo mes de su último año de Gobierno, Felipe Calderón tenía 52, Vicente Fox 63, Ernesto Zedillo 62 y Carlos Salinas 70% (Consulta Mitofsky).

Peña Nieto no ganó la Presidencia con un mandato abrumador: obtuvo sólo 38.2% del voto. Sin embargo, en sus primeros meses en el poder logró cifras razonables de popularidad. En diciembre de 2012, al asumir el cargo, su aprobación era de 54% y subió a 57 en mayo de 2013. A nivel internacional logró el “Mexican Moment”. Medios como el Financial Times, el New York Times, el Wall Street Journal, Le Monde y The Economist aplaudieron las reformas estructurales. La revista Time publicó una portada con su foto y el título Salvando a México.

La popularidad del Presidente empezó a bajar a partir de agosto de 2013, pero aun así mantenía niveles razonables. Todavía en agosto de 2014, en vísperas de su Segundo Informe de Gobierno, su aprobación era de 47 por ciento. A partir de ese momento empezó una declinación gradual, pero sostenida, que alcanzó su nivel más bajo en febrero de 2017, 17%, inmediatamente después del gasolinazo.

¿Por qué un Presidente al que todo le salía bien empezó a caer en popularidad? Dos acontecimientos parecen haber marcado el inicio de esta caída. El primero fue el secuestro y aparente homicidio de 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014. El segundo, la revelación por Carmen Aristegui de que una casa extraordinariamente hermosa de la primera dama, Angélica Rivera, le había sido vendida por un contratista gubernamental, Grupo Higa. Estos hechos sirvieron para resaltar dos tendencias de fondo. Una era la persistencia y el crecimiento de la violencia; la otra, la corrupción, que parece haberse extendido como tumor en metástasis por el país.

Peña Nieto, consciente de su impopularidad personal y la del PRI, optó por escoger a un candidato presidencial que no es miembro del partido. José Antonio Meade tiene una imagen limpia; pero en lugar de que haya limpiado la imagen del PRI, los cuestionamientos a Peña Nieto lo han afectado y mantenido en un lejano tercer lugar en las encuestas.

El desplome de la popularidad de Peña Nieto parece producto de un fracaso de comunicación. Las reformas estructurales han sido en buena medida positivas. La financiera ha impulsado un fuerte crecimiento del crédito, la de telecomunicaciones ha generado mayor competencia y bajas de precios, la laboral ha ayudado a que el empleo formal crezca más que la economía, la fiscal por lo menos recaudó más dinero. El Gobierno, sin embargo, no ha sabido explicar ni las reformas ni sus políticas. La reforma energética, por ejemplo, ha generado un incremento muy importante en las inversiones en el sector, pero para la gente común y corriente es la responsable del gasolinazo de enero de 2017 y por lo tanto inaceptable.

El otro candidato, es cierto, no está en la boleta, pero se ha convertido en el lastre principal al que se enfrenta el candidato del Gobierno.

ARREBATADOS

El viernes 13 por la noche me fue arrebatado un celular mientras esperaba un Uber en el centro de la Ciudad de México. Cuando comenté el caso ayer por radio, una compañera dijo que el suyo le fue arrebatado en el Metro y de inmediato empezaron a llegar reportes de otras personas que han sufrido el mismo robo. Es una epidemia.
16 Abril 2018 04:07:00
Las refinerías

“Y una vez que tengamos las dos refinerías, vamos a bajar los precios de los combustibles”.
Andrés Manuel López Obrador

Si construir una o dos refinerías fuera una proposición rentable, ya habría empresas privadas preparando planes para hacerlo. Antes había restricciones legales para la inversión privada en refinerías, pero hoy, gracias a la reforma energética, ya no las hay. Ninguna empresa privada, sin embargo, muestra deseos de invertir en una refinería, mientras que sí hay un gran interés por desarrollar campos de petróleo crudo.

Las empresas privadas invierten dinero de sus accionistas y son muy cuidadosas con los proyectos que emprenden. Las firmas estatales, en cambio, usan recursos de los ciudadanos y se preocupan bastante menos por darles un buen uso. Esto explica la facilidad con la que un candidato puede decir que hay que gastar entre 8 mil y 20 mil millones de dólares para construir una o dos refinerías en un mercado saturado.

Quienes no conocen el negocio petrolero insisten que tiene que ser más rentable producir gasolina, u otros petrolíferos, que crudo simplemente porque se trata de productos más elaborados. La realidad ha sido otra desde hace décadas. La extracción de crudo genera altos márgenes, mientras que la refinación es una actividad centavera que requiere de mercados muy amplios y operaciones extraordinariamente eficientes para reportar utilidades.

Durante años los márgenes de refinación fueron, de hecho, negativos. Esto provocó una disminución de la capacidad de refinación en muchas regiones del mundo, incluida Norteamérica. Lo que se llamaba Pemex-Refinación, hoy Pemex Transformación Industrial, ha perdido enormes cantidades de dinero. En este momento, por primera vez en mucho tiempo, los márgenes de refinación son positivos, pero no soportarían una inversión en una o dos nuevas refinerías.

Los políticos buscan ajustar las realidades económicas a los dogmas. Andrés Manuel López Obrador argumenta que si el petróleo crudo se entrega a las refinerías no a su valor de mercado sino a su costo de producción la refinación sí sería rentable; pero esto sería un juego contable que trasladaría artificialmente la utilidad del petróleo crudo a la gasolina y llevaría a equivocadas decisiones de negocios, como invertir menos en crudo y más en refinación.

Parte del problema de Pemex en la refinación ha sido su ineficiencia. La empresa cuenta con exceso de personal y procedimientos de producción extraordinariamente burocráticos. Ésta ha sido una de las razones de sus pérdidas. La única refinería de Pemex que gana dinero es la de Deer Park, cerca de Houston, que tiene la ventaja de ser manejada por Shell y de no tener al sindicato de Carlos Romero Deschamps.

Las decisiones de negocios deben tomarse por razones de negocios. A los accionistas de Pemex, que somos todos los ciudadanos mexicanos, nos conviene que la empresa sea lo más rentable posible. Por eso sus inversiones deben hacerse en las actividades más rentables. No hay que ser demasiado inteligente para detectarlas. No vemos en este momento a ninguna empresa privada –nacional o extranjera– interesada en construir una nueva refinería, mucho menos dos. En cambio, decenas de firmas sí están licitando por campos petroleros.

Pensar que si Pemex invierte en dos refinerías podrá vender gasolina más barata es una tontería. Si acaso, la gasolina sería más cara que la que actualmente importamos. A menos que el Gobierno quiera subsidiarla, lo que sería desviar recursos fiscales a quienes menos los necesitan.

CNTE violenta

No, no creo que Andrés Manuel haya mandado los contingentes violentos que atacaron el mitin de Meade en Puerto Escondido este 14 de abril. Pero el ataque sí ratifica que la CNTE, aliada de López Obrador, es una organización violenta, como Antorcha Campesina, aliada de Meade.
13 Abril 2018 04:00:00
60 paquetes
La verdad histórica de lo sucedido en Iguala y Cocula el 26 y 27 de septiembre de 2014, tan cuestionada porque no demostraría que “fue el Estado”, ha recibido una confirmación sorpresiva desde Chicago. Las autoridades estadunidenses captaron mensajes de Black Berry de líderes del grupo Guerreros Unidos en ese país que revelan que estos capos efectivamente pensaban que esa noche un grupo de Los Rojos estaba tratando de invadir su territorio. Los normalistas de Ayotzinapa, y al parecer otras personas, pagaron con su vida esta suposición.

Roberto Zamarripa señala en un artículo publicado en Reforma este 12 de abril que según estos mensajes entre 50 y 60 personas fueron secuestradas esa noche. Los sicarios de Guerreros Unidos tuvieron el auxilio de policías municipales de Iguala, Cocula y Huitzuco. Zamarripa, quien señala que tuvo acceso a transcripciones de esos mensajes, apunta que uno de los capos habla de “60 paquetes”, personas capturadas y posteriormente presuntamente asesinadas. Otro capo, Pablo Vega, habla una semana después de los que hechos que hay “50 chavos
desaparecidos”.

Los mensajes no apuntan que los estudiantes de Ayotzinapa hayan estado infiltrados por Los Rojos, pero sí confirman que así lo pensaban los líderes de Guerreros Unidos. Esto lo han señalado las declaraciones de los miembros de esta organización criminal detenidos en nuestro país por su participación en los hechos del 26 y 27 de septiembre.

Los líderes del movimiento de Ayotzinapa y sus aliados en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes y el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos afirman que los detenidos en México fueron torturados por lo que hay que liberarlos, aunque sean responsables de la muerte de los normalistas. Los mensajes de los ocho capos de Chicago ratifican que integrantes de Guerreros Unidos capturaron u ordenaron la captura de los normalistas por la policía de Iguala.

Las comunicaciones están en poder de la PGR y una parte de ellas fueron compartidas con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y con los representantes del movimiento de Ayotzinapa. Esto significaría que los líderes de este movimiento y de la CIDH estarían conscientes de que está confirmado que fue Guerrero Unidos, y no el Estado, el que ordenó la desaparición de los estudiantes. Es perverso así que exijan la liberación de los responsables del asesinato de los normalistas.

Hace tiempo se me dijo que existían estos mensajes de Black Berry, los cuales se han presentado como prueba en un juzgado de Chicago, pero nunca los he visto directamente. La información que tengo señala que uno de los mensajes se refiere a los normalistas con el comentario de que “Algunos ya están con san Pedro”. Otro dice: “Ya les dimos trámite”. Los mensajes, sin embargo, no señalan cómo se dispuso de los normalistas ni hablan del basurero de Cocula. Otro apunta que “No estuvieron los verdes ni los del estado”, en otras palabras, ni los militares ni la policía estatal. Los mensajes tarde o temprano serán públicos.

Esos mensajes confirman en lo esencial la llamada verdad histórica. Los normalistas fueron identificados como integrantes de Los Rojos. Fueron privados de la libertad con apoyo de policías municipales y entregados a Guerreros Unidos. Al parecer fueron asesinados. Quizá fueron hasta 60 “paquetes” los que desaparecieron de esta forma.

Mínimos

Insiste Ricardo Anaya que la forma de subir el nivel de vida de los mexicanos es subir por decreto el sueldo mínimo. No ha visto las estadísticas. En los últimos años el salario mínimo ha subido por arriba de la inflación, en cambio los sueldos promedio han bajado en términos reales.
12 Abril 2018 04:00:00
Castigar al inocente
Nos dijeron que con el cambio del sistema penal inquisitorial a uno acusatorio y garantista se respetaría por fin en México la presunción de inocencia. La verdad, sin embargo, como lo saben tantos mexicanos sin influencias, es que en nuestro país primero se castiga y después se averigua.

La muestra de hoy es el caso de José René Bárcenas Ramírez, coordinador de Educación a Distancia, modalidad abierta, del Tecnológico de Estudios Superiores de Chimalhuacán. El maestro es casado, con dos hijos; vive desde hace años junto al apartamento de sus padres y carece de antecedentes penales. Sin embargo, está en la cárcel por un testimonio falso de un testigo que nunca se presentó a ratificar su declaración.

De nada ha servido el cúmulo de pruebas que apuntan a su inocencia. El profesor debe permanecer en la cárcel en espera de que aparezca nuevamente el testigo y sin posibilidad de enfrentar el juicio en libertad bajo fianza. En México no hay presunción de inocencia, se sigue castigando antes de juzgar.

Al maestro Bárcenas se le acusa del homicidio por arma de fuego de Alfredo Martínez Velázquez, el 22 de diciembre de 2017, en Acuitlapilco, Chimalhuacán, Estado de México. La víctima tenía antecedentes penales, estaba en libertad condicional y había recibido amenazas de muerte de la familia de su pareja.

Tres días después apareció de manera espontánea un supuesto testigo, Miguel Ángel Matus Hernández, quien declaró que en la noche del crimen vio un Chevy blanco con franjas negras, del cual se bajó el maestro Bárcenas para disparar contra la víctima. Matus Hernández dice que identificó claramente al agresor pese a ser de noche y estar a una distancia de entre 45 y 50 metros.

El maestro Bárcenas fue detenido el 9 de marzo de 2018 al salir de su trabajo en el Tecnológico de Chimalhuacán mientras se dirigía a su domicilio. De poco le sirvió señalar que el día del homicidio se encontraba en casa con su esposa e hijos, que el vehículo que describe el testigo no es de su propiedad, que no posee ningún arma, que no conocía ni al occiso ni al acusador. El testigo, que afirmó que sí lo conocía, señaló, sin embargo, que el maestro vivía en un lugar a 8 kilómetros de distancia de su verdadero domicilio, ubicado en la colonia Santa María Nativitas de Chimalhuacán.

Con el docente detenido, Matus Hernández fue citado a ratificar sus declaraciones el 15 de marzo, pero no se presentó. Aun así, el juez de control, Felipe Reyes Hernández de Ciudad Neza, vinculó a proceso al maestro y dio al Ministerio Público 2 meses para completar la investigación. En el injusto sistema mexicano, esto significa que el acusado deberá permanecer en la cárcel, con todos los costos económicos y personales, mientras se determina si hay alguna prueba en su contra.

En un país en el que realmente se respetara la presunción de inocencia, el maestro no habría sido vinculado a proceso o estaría enfrentado el proceso en libertad. La única prueba en su contra es la declaración de un testigo que mintió y no ratificó su dicho.

La vivienda donde ha vivido más de 34 años puede ser garantía de una fianza. Sus vecinos y compañeros de trabajo testifican acerca de su carácter.

En México, sin embargo, se sigue manteniendo la presunción de culpabilidad. Todos somos culpables hasta demostrar lo contrario, pero incluso si demostramos nuestra inocencia, podemos ser encarcelados durante meses antes de ser juzgados. No hay justicia en un sistema que castiga sistemáticamente al inocente.

PREMIAR LA MENTIRA

El Tribunal Electoral debió haber sido el garante de la confianza en las elecciones, pero se ha convertido en la principal razón de la desconfianza. El fallo sobre “El Bronco” manda el mensaje de que el Tribunal premia la mentira y el engaño.
11 Abril 2018 04:00:00
Bronco resucitado
“El Bronco” no agradeció su súbita resurrección a los magistrados del Tribunal Electoral. Tan pronto se dio a conocer la decisión de ordenar al INE la colocación de su nombre en la boleta, Jaime Rodríguez mandó un mensaje en Twitter que decía: “Dios es grande, gracias. La fe es grandiosa. #Prohibido Rendirse”.

No a todo el mundo le pareció una bendición tan grande. “El fraude electoral ha recibido la sanción de los jueces”, escribió en Twitter el jurista Diego Valadés, exministro de la Suprema Corte de Justicia, quien añadió: “El Tribunal Electoral otorgó un salvoconducto para violar el voto”.

Miguel Carbonell, otro respetado jurista, apuntó: “Permitir que un candidato independiente figure en la boleta pese a haber hecho trampa es un pésimo mensaje hacia los resultados del próximo 1 de julio”. El comentarista político Raúl Trejo Delarbre señaló: “Varios indignados tuiteros me dicen que la decisión del Tribunal Electoral manda al diablo las instituciones. No tengo argumentos para desmentirlos”.

En contraste, Armando Ríos Piter, también eliminado de la boleta por el INE, mandó “un abrazo afectuoso” a Jaime Rodríguez, “El Bronco”, “por la victoria en esta importante batalla. ¡Por el éxito a defender el derecho a ser votado y la voluntad de los ciudadanos! ¡La lucha independiente está viva!!!”. Claro que está entusiasmado: la decisión sobre “El Bronco” significa que, posiblemente, él llegue también a la boleta. Por lo pronto los magistrados le han dado al INE 10 días para revisar las firmas cuestionadas del “Jaguar”. ¿Quién dijo que no hay vida después de la muerte?

El fallo del Tribunal, en una votación dividida cuatro a tres, se basó en una presunta falta del debido proceso. Según los magistrados que votaron a favor de ordenar la incorporación de “El Bronco” a la boleta electoral, el gobernador con licencia no gozó del derecho de audiencia para defender ante el INE la legalidad de las firmas que presentó para su candidatura. Sin embargo, la propia magistrada presidenta Janine Otálora cuestionó el fallo y argumentó: “¿En qué situación quedan aquellos aspirantes a diputados o senadores cuya negativa, cuya determinación del INE de que no cumplieron con el porcentaje requerido, fue confirmada? ¿Estaríamos ante una situación de dos maneras de juzgar?”.

Tenemos también el caso de María de Jesús Patricio, Marichuy, la candidata del EZLN y de otras organizaciones indígenas. Ella cumplió con mayor limpieza que nadie con las reglas, pero al final se le negó el registro porque no alcanzó el número de firmas requerido. ¿Cuál es el mensaje del Tribunal? ¿Que debió haber hecho trampa con firmas falsas para que al final los magistrados la avalaran?

Lo cerrado de la votación revela las diferencias dentro del Tribunal. Lo ratifica también el hecho de que la magistrada presidenta haya votado en contra del fallo. Al final, sin embargo, nadie recuerda que el voto fue dividido. La moraleja que queda es que el Tribunal premia la violación de la ley electoral, como lo hizo en 2015 cuando revivió a un Partido del Trabajo que según las reglas ya había perdido su registro.

La consecuencia práctica de la nueva decisión del Tribunal es que “El Bronco” estará en la boleta sin importar que no haya cumplido con las reglas. “Se fue el más amigo, el más broncudo ya se fue –podría cantar Lupe Esparza con letra de Gil Rivera–, pero renace en un potrillo que se ve negro, fuerte y bronco como él”. También se fue el respeto a la ley, pero de eso nadie se preocupa, ya que la ley no renacerá.

Prescientes

El fallo del Tribunal sobre “El Bronco” se dio a la una de la madrugada del 10 de abril. Sin embargo, Ricardo Monreal de Morena anunció la decisión en Twitter a las 17:42 del día anterior y a las 22:00 horas ya circulaba un comunicado con el resultado. ¿Ahora son prescientes?
10 Abril 2018 04:00:00
Lula y la corrupción
Luiz Inácio Lula da Silva está en primer lugar en las encuestas para la elección presidencial de Brasil que tendrá lugar el próximo mes de octubre. También está en la cárcel.

Se le acusa de “corrupción pasiva” y de haber recibido un apartamento de lujo de una empresa constructora a cambio de un trato preferencial de su Gobierno. Como es inevitable, el caso se ha politizado.

El Partido de los Trabajadores y otros grupos de izquierda proclaman su inocencia y afirman que está siendo objeto de una persecución política para impedirle regresar a la Presidencia. Aquí en México, Cuauhtémoc Cárdenas pidió al Gobierno mexicano que se pronuncie a favor de su liberación. Veo, por otra parte, comentarios de la derecha que consideran que Lula merece estar en la cárcel por corrupción. No falta quien diga que cómo es posible que en Brasil sí se encarcele a un expresidente por corrupción mientras que en México ningún expresidente está en la cárcel.

La acusación contra Lula, sin embargo, no me convence. Se basa en una declaración de Léo Pinheiro, exdirector ejecutivo de la constructora OAS, que, como los ejecutivos de Odebrecht, recibió beneficios del juez de investigación, Sérgio Moro, para inculpar a políticos.

Según Pinheiro, OAS le dio a Lula y a su esposa, ya fallecida, un apartamento en Guarujá, la playa más popular de São Paulo. El primer problema de la acusación es que ese tríplex nunca estuvo a nombre ni de Lula ni de su esposa. Tampoco se ha señalado cuál fue la contraprestación que OAS obtuvo de Lula.

El apartamento de 240 metros cuadrados sí fue visitado por la familia en dos ocasiones y el Presidente estuvo presente en una ocasión. Lula ha señalado que a su esposa, Marisa Letícia, le gustaba el apartamento, pero él le encontró “500 defectos”. Lula había pagado antes un enganche para comprar un apartamento de 80 metros de una cooperativa vinculada con el Partido de los Trabajadores. La cooperativa, sin embargo, quebró y OAS se quedó con lo que se había hecho del proyecto. De ahí surgieron las visitas.

Pinheiro afirma que el apartamento estaba reservado para Lula, pero no hay ninguna indicación de que haya sido de su propiedad o de alguien de su familia. Una de las pruebas presentadas por el juez es un borrador de un presunto contrato que se encontró en casa de Lula, pero resulta que no está firmado. Otra de las pruebas presentada es que los vecinos “decían” que el apartamento era de Lula. En otras palabras, el chisme es ya una prueba.

Nunca se sometieron pruebas sobre operaciones en que Lula supuestamente haya influido de manera indebida en algún contrato de OAS. Por eso la acusación en su contra es por “corrupción pasiva”. El juez Moro sostiene que aunque el Presidente no haya ordenado que se favoreciera a la empresa en alguna licitación en particular, no intervino para impedir actos genéricos de corrupción. O sea, eres culpable, aunque no sé de qué.

No tiene uno que estar de acuerdo con las políticas económicas de Lula, las cuales produjeron un auge artificial inicial para concluir después en un desplome económico, para darse cuenta de que las acusaciones en contra del expresidente son endebles o simplemente falsas. Condenar a una persona sólo por la declaración de un testigo pagado o beneficiado, cuando no hay ninguna otra prueba condenatoria, es inadmisible en cualquier sistema que valore la presunción de inocencia.

¿DOLOSO?

El médico Luis Alberto Pérez operó a un menor en una clínica de Oaxaca, pero el paciente sufrió una crisis alérgica y falleció. La Fiscalía estatal lo acusa de homicidio doloso, con premeditación de matar. La acusación no sólo es injusta, sino que puede provocar que se dejen de realizar miles de operaciones riesgosas. Mejor dejar morir al paciente que arriesgar 20 años de cárcel.
09 Abril 2018 04:00:00
¿Por qué a Iguala?
Una de las preguntas más importantes sobre los hechos de Iguala es qué hacían ahí los normalistas de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014. La explicación oficial del movimiento, que estaban pidiendo dinero para acudir después a la manifestación del 2 de octubre en la Ciudad de México, no tiene mucho sentido. Los estudiantes solían recabar dinero en Chilpancingo, donde se movían en terreno conocido, y no tenían que dar un desvío enorme a Iguala para ir a México. Además, faltaba una semana para el 2 de octubre. ¿Qué iban a hacer en ese tiempo? ¿Turismo?

El presidente municipal de Iguala, Jesús Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda, pensaban que el propósito era irrumpir en el informe de actividades del DIF que habría de servir para impulsar la candidatura de Pineda para suceder a su esposo. La Policía Municipal recibió la orden de detener a los estudiantes, que habían robado autobuses en Chilpancingo e Iguala, pero los normalistas han negado que siquiera supieran que la primera dama tenía el evento.

Quizá la clave radique en Omar Vázquez Arellano, que utilizaba también otros seudónimos y cuyo verdadero nombre es Manuel Vázquez Arellano. Este joven después se autodenominaría el 44, el otro de los 43 desaparecidos. Vázquez Arellano no era estudiante de Ayotzinapa, pero sí miembro del Comité Estudiantil que determina las actividades políticas de los normalistas. Era hermano de Narciso Vázquez Arellano, miembro del grupo criminal Los Rojos fallecido en un enfrentamiento en Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, el 1 de junio de ese 2014.

La noche del 26 de septiembre, el estudiante que al parecer dio la instrucción de ir a Iguala, Bernardo Flores Alcaraz, “El Cochiloco”, estuvo en comunicación telefónica con Omar Vázquez Arellano y le pidió refuerzos porque, dijo, “nos están matando”. Vázquez Arellano llegó a Iguala en una camioneta blanca con otros jóvenes, pero ya los estaban esperando y los recibieron a balazos. César Nava, subjefe de la Policía de Cocula, informó al grupo de Guerreros Unidos: “Ya llegó el hermano del Rojo que mataron en Carrizalillo”.

Vázquez Arellano fue uno de los sobrevivientes que el movimiento de Ayotzinapa presentaría después en reuniones para pedir apoyo. Varias veces dio su versión de los hechos, pero se negaba a declarar ante la PGR, cosa que hizo finalmente un año después. Entre sus abogados estaban el chileno Francisco Cox, del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, el GIEI, y Vidulfo Rosales, uno de los activistas que encabezan el movimiento. Cuando surgió la información sobre el parentesco de Vázquez Arellano con el integrante de Los Rojos, los líderes lo dejaron de incluir en las presentaciones.

Es difícil saber si algún normalista estaba vinculado con Los Rojos. Los señalamientos más serios apuntan al “Cochiloco” y a Vázquez Arellano. De lo que no hay duda es que los líderes de Guerreros Unidos estaban convencidos y por eso ordenaron la ejecución.

Los líderes de Ayotzinapa han exigido que se suspenda esa línea de investigación. Han buscado desacreditar todo el expediente acusando a la PGR de haber torturado a los delincuentes y policías detenidos. Lo peor es que la PGR parece haber cedido a la presión política y abandonado la hipótesis, pero esto deja enormes huecos en la historia. Uno de ellos es por qué los normalistas fueron enviados a Iguala en primer lugar.

VIGILANCIA EXTRANJERA

La Fiscalía de Roma ha abierto una investigación sobre el asesinato del italiano Alberto Villani en Tlaltizapán. La fiscalía de Morelos había declarado que Villani tenía antecedes penales en Italia. Ahora resulta que no. Otra investigación mexicana estará sometida a vigilancia extranjera.
06 Abril 2018 04:00:00
Igualdad ante la ley
Usualmente, sólo prestamos atención a los candidatos. Pero nadie puede gobernar solo. Los equipos de trabajo son importantes. Un gobierno requiere de la colaboración de muchos.

Andrés Manuel López Obrador se ha adelantado a los demás candidatos al dar a conocer su “gabinete presidencial”. En realidad, un Presidente no tiene obligación de nombrar a quienes haya presentado previamente como posibles secretarios. El candidato de Juntos Haremos Historia, sin embargo, lo ha hecho en parte para suavizar los temores que genera un posible triunfo suyo.

Una designación muy importante fue la de Olga Sánchez Cordero, la exministra de la Corte, quien sería secretaria de Gobernación. Sánchez Cordero ha sido siempre progresista, por lo que no sorprende verla en una propuesta de un gobierno de izquierda; pero es progresista en sentidos que a veces incomodan a esa izquierda conservadora que tenemos en México. Es, por otra parte, una abogada acostumbrada a defender la ley ante las presiones y la conveniencia política.

Hay que prestar atención a sus posiciones. En el caso de las concesiones petroleras, por ejemplo, Sánchez Cordero declaró esta semana: “Andrés no va a cancelar la reforma energética. Lo que él dijo es que, si hay contratos marcados con corrupción, algo cuestionable, habrá que revisarlos, porque tiene que haber transparencia, total claridad” (El Universal). La verdad es que López Obrador ha pasado de considerar las concesiones petroleras como “un atraco”, y de sostener que retomaría el control de los campos concesionados, a decir que “se van a revisar todos los contratos que se han firmado en este tiempo, y uno por uno se van a someter a un análisis para ver. que no sean contratos manchados”. La posición de la exministra parece poner fin al debate que impulsó Paco Ignacio Taibo II de Morena al declarar: “Ni un pinche paso atrás. Ni la reforma educativa, ni la reforma energética, abajo todas las pinches reformas neoliberales”.

Como ministra, Sánchez Cordero fue una férrea defensora de la igualdad de todos ante la ley. Esto la llevó a votar en favor del matrimonio igualitario. En este tema López Obrador se ha movido, más que con cautela, con reticencia. La incorporación a su consejo electoral del senador expanista José María Martínez, opositor del matrimonio igualitario y del aborto, y sobre todo la alianza con el Partido Encuentro Social, moralista y religioso, han fortalecido la idea de que López Obrador no se siente cómodo en estos temas con las posiciones progresistas. Su postura en la entrevista de Milenio TV de que “en estos casos se consulte”, ha fortalecido esta percepción. Cuando Jesús Silva-Herzog le señaló que ésta es una posición conservadora, Andrés Manuel respondió: “Yo no soy conservador.. Yo voy a actuar respetando la opinión de todos”.

Sánchez Cordero no considera que los derechos humanos deban someterse a votación. En una intervención en el programa Convénceme de TV Azteca recalcó que el Artículo Primero de la Constitución prohíbe toda discriminación, incluso por preferencia sexual, por lo que a nadie por su sexo se le puede negar el derecho ni al matrimonio ni a la adopción.

Estamos, por supuesto, en tiempos de campaña. Gobernar siempre será más difícil que prometer. Pero Sánchez Cordero, quien podría ser la primera mujer secretaria de Gobernación en el Gobierno federal mexicano, es por lo menos una garantía de alguien que cree en la aplicación de la ley.
05 Abril 2018 04:00:00
Contra el shelter
No hay que esperar a que llegue un Presidente populista. El Gobierno de Enrique Peña Nieto ha tomado medidas que parecen interesadas solamente en obstaculizar la inversión y en intervenir de manera indebida en las decisiones de las empresas.

En una medida poco conocida de la reforma fiscal de 2014, la más deficiente de las reformas estructurales, se incluyó el siguiente texto en el Artículo 183 de la Ley del Impuesto sobre la Renta: “Los residentes en el extranjero que realicen actividades de maquila a través de la empresa de maquila bajo la modalidad de albergue únicamente podrán aplicar lo dispuesto en este artículo por un periodo de 4 años consecutivos”.

¿Qué es el albergue? ¿Por qué el Gobierno de Peña Nieto lo permite, pero lo restringe y lo considera tan peligroso que ordena extinguirlo después de que una empresa lo emplea durante 4 años? ¿Por qué no puede una compañía mantenerse bajo el techo del albergue si lo considera útil o indispensable para su operación?

El albergue, o shelter, como se le llama en el medio de la maquila, es una forma de operación de una empresa que, en lugar de establecer su propia fábrica y reclutar a su personal, contrata a una empresa mexicana que le proporciona todos los servicios administrativos y de fuerza de trabajo.

Algunas firmas internacionales prefieren manejar de manera directa sus operaciones en México. Esto es particularmente cierto con las grandes corporaciones, que tienen la estructura administrativa para hacerlo de manera eficiente. Otras, sin embargo, prefieren recurrir a shelters para enfrentar la burocracia y los riesgos de operar en nuestro país.

Algunas empresas usan el shelter como un primer paso en su instalación definitiva en el país, otras prefieren mantenerse en el esquema durante décadas. Cada opción tiene ventajas y desventajas. Manejar una operación de forma directa puede ser más barato, porque no se pagan los honorarios de la empresa de albergue, pero tener a una socia que haga todo el trabajo administrativo que no es realmente la especialidad de la firma productora puede ser una buena decisión. Yo hago lo mismo cuando contrato a una contadora para que lleve mi contabilidad y los pagos de impuestos, porque lo hace mejor, aunque tenga que pagarle un honorario.

Recurrir o no a un shelter debería ser decisión de los directivos de cada empresa, como la de comprar o arrendar vehículos o maquinaria de trabajo, pero siempre surge un burócrata que piensa que puede tomar mejores decisiones que los dueños o ejecutivos de las empresas.

Hacienda ha tenido ya que echarse parcialmente para atrás en la restricción del Artículo 183 de la LISR. Una regla miscelánea, la 3.20.06, alargó el plazo de 4 a 8 años. Esto dio un respiro a las empresas que dan o reciben servicios de albergue, pero no eliminó la incertidumbre jurídica que tanto daño hace a la inversión.

Hacienda no recauda más por su hostilidad al shelter. Al contrario, la medida puede evitar que se hagan nuevas inversiones o provocar el retiro de las ya existentes. En el shelter, por otra parte, tanto la empresa contratante como la contratada pagan sus impuestos y generan recaudación.

Ya hay una iniciativa en el Congreso, de la diputada Susana Corella de Guaymas, un lugar de Sonora donde las inversiones de shelter han creado miles de empleos, que elimina la discriminación contra el sistema de albergue. Hacienda debe prestar atención y apoyar el cambio de una ley que parece hecha para destruir inversión en un Gobierno que dice que se opone a los populismos.

DESTRUIR RIQUEZA

Donald Trump sigue destruyendo riqueza, ahora con su guerra comercial contra China. Los gobernantes populistas siempre dicen que actúan para favorecer al pueblo, pero empobrecen al pueblo con sus medidas.
04 Abril 2018 04:00:00
Triunfo de AMLO
Andrés Manuel López Obrador mantiene el paso. Las previsiones de que su popularidad caería han resultado fallidas. En las encuestas que se conocen públicamente, las preferencias por él han subido de 36% el 18 de enero a 40% el 18 de marzo. López Obrador no tiene la ventaja de 20 puntos que presume, pero sí una de 13 frente a Ricardo Anaya.

En el mercado de apuestas, en el que la gente arriesga su dinero y no su ideología, López Obrador alcanzaba el 31 de marzo una probabilidad de triunfo de 64% (oraculus.mx). La gran pregunta que se hace mucha gente es si el triunfo de López Obrador ya es inevitable. Otra pregunta es qué tan grande será la mayoría que Morena y sus satélites alcanzarán en el Congreso. Por eso el candidato, que aprovechó durante años todos los spots de Morena para promoverse en lo personal, ahora usa esos tiempos de radio y televisión para promover el “voto parejo, nada de voto diferenciado. Necesitamos que haya mayoría en el Congreso”.

Andrés Manuel ha sabido convertirse en el candidato de protesta en un momento en que el desencanto de los mexicanos con el Gobierno y la corrupción ha llegado a niveles muy altos.

Si bien sus rivales señalan que sus propuestas son un retorno a las políticas del viejo PRI nacionalista y revolucionario, los mexicanos las están viendo como una bocanada de aire fresco. El hecho de que su apoyo sea mayor entre los jóvenes, que no recuerdan al viejo PRI, es el principal indicador de esta actitud.

Según un estudio de Goldman Sachs, López Obrador “representa un punto de vista nacionalista/populista y favorece una mezcla de políticas con un sector público más activo e intervencionista, directa e indirectamente a través de empresas estatales (frecuentemente ineficientes). Este enfoque. probablemente incrementaría la incertidumbre y dificultaría muy necesarias inversiones nacionales y extranjeras. También podría llevar a una amplia distorsión en el uso de recursos en la economía que con el tiempo podría erosionar la eficiencia macroeconómica y el crecimiento de la productividad general”.

Si bien López Obrador ha moderado sus posiciones, en sus presentaciones ratifica su intención de regresar al esquema intervencionista que el PRI tenía en el pasado. En su discurso de Ciudad Juárez del 1 de abril, atribuyó los problemas de la frontera “a la aplicación del sistema neoliberal. Desde el Gobierno de Carlos Salinas se optó, de manera absurda, por abandonar el campo y acabar con la industria nacional. El Estado dejó de promover el desarrollo”.

Si bien reconoció que “en algunas ramas de la economía han habido (sic) beneficios con el Tratado de Libre Comercio”, esto ha ocurrido “con un costo altísimo y en términos generales con muy pocos resultados”.

Muchas de las propuestas de López Obrador implican, en efecto, un retorno al Estado que “promovía el desarrollo” a través de precios de garantía para el campo, subsidios a la industria, cajones de financiación obligatorios para los bancos y la operación de empresas estatales. Durante años este esquema generó un rápido, aunque artificial, crecimiento, pero al final la economía se desplomó y provocó la década perdida de los 80. El problema es que pueden pasar años para que los efectos de estas políticas se manifiesten con claridad.

CORPORATIVISTA

López Obrador está tratando de llegar a la Presidencia con acuerdos corporativistas como los del viejo PRI. Por eso postula a Fernando Vilchis, líder de taxistas pirata, en Ecatepec o a Napoleón Gómez Urrutia, del sindicato minero, en el Senado. Por eso ha forjado alianzas con Elba Esther Gordillo y la CNTE.
03 Abril 2018 04:00:00
Afores y aeropuerto
Cuatro afores hicieron inversiones en la llamada Fibra E para la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México: Inbursa, Pensionissste, Profuturo y XXI-Banorte, que en conjunto compraron 13 mil 500 millones de pesos de certificados.

Esta decisión ha generado una inevitable discusión política, sobre todo porque el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, quien se encuentra en primer lugar en las encuestas, ha declarado que va a cancelar el proyecto. He escuchado comentarios que cuestionan al presidente Enrique Peña Nieto por haber aprobado estas inversiones mientras que otros dicen que la cancelación del aeropuerto podría llevar a la quiebra de las afores. La verdad es que estas y otras afirmaciones son producto de la ignorancia.

Ni el Presidente ni ningún funcionario del Gobierno toma las decisiones de inversión de las afores, que son fondos privados con comités de inversión que toman sus propias decisiones para tratar de mejorar el rendimiento de sus fondos. No sorprende que las cuatro afores hayan decidido invertir en el aeropuerto. Los fondos de pensiones de todo el mundo buscan por naturaleza proyectos de infraestructura de largo plazo con buenas perspectivas de rentabilidad. En México no son muchos, por lo que el aeropuerto era una gran oportunidad. La Fibra E está diseñada para financiar proyectos de infraestructura de largo plazo y la del aeropuerto resultaba tan atractiva que la demanda superó en 14% a la oferta. Las afores compraron 40%, pero el otro 60 fue adquirido por bancos y fondos de inversión.

El aeropuerto debería ser, en efecto, una buena inversión. Se trata de un proyecto de infraestructura de largo plazo, seguramente rentable, financiado en buena medida por el derecho de uso del actual aeropuerto y que continuará pagando el nuevo aeropuerto cuando empiece a generar ingresos. Es una inversión que no costará a los contribuyentes, pero que dará competitividad, empleos e ingresos al país.

Los administradores de las afores y de otras instituciones financieras dieron por hecho, por otra parte, que México es un país en el que se respetan los contratos. Aquí han surgido dudas por la persistente amenaza de López Obrador de que cancelará el proyecto, pero el propio candidato afirmó este 1 de abril, en Ciudad Juárez, que la cancelación “se llevará a cabo con estricto apego a la ley, buscando siempre el acuerdo con las empresas a las que se les han adjudicado contratos; garantizando el Gobierno el pago de bonos que se han emitido y protegiendo las inversiones de las afores”.

Muy caro resultará indemnizar a contratistas e inversionistas. Hasta este momento, se han emitido bonos por 7 mil 500 millones de dólares, unos 137 mil millones de pesos. Si se cancela, no sólo se perderá un proyecto productivo y rentable, que no le costaría al Gobierno, sino que el Gobierno tendrá que desembolsar una enorme cantidad de dinero para indemnizar a los inversionistas.

Si el Gobierno indemniza a todos no habría, por supuesto, pérdidas en las afores. Las cuatro que han comprado certificados recuperarían sus 13 mil 500 millones de pesos con intereses. Si el gobierno de López Obrador rechazara pagar las indemnizaciones, las pérdidas serían fuertes, pero no pondrían en peligro la estabilidad de las afores, cuya inversión en esta fibra es de 0.9% de sus activos.

No, las afores no van a quebrar. Pero eso no significa que la decisión de cancelar el aeropuerto sea sensata. Entre más se analiza, más absurda parece.

MÁS DÁDIVAS

Siguen las promesas de dádivas. Alejandra Barrales, del PRD, promete que va a dar 2 mil 500 pesos al mes a un millón de mujeres en la Ciudad de México. ¿Cuánto costará el programa y cómo se financiará? Estas preguntas no se hacen en tiempos de campaña.
02 Abril 2018 04:00:00
Las promesas
Las campañas son tiempos de promesas irresponsables. Hasta ahora ha sido más fácil cuestionar las propuestas de Andrés Manuel López Obrador, porque es el único candidato que ha ofrecido un documento extenso y concreto de iniciativas. Los otros candidatos se habían abstenido de ofrecer promesas, pero con el inicio de la campaña formal esta ambigüedad no se puede mantener.

Por lo pronto Ricardo Anaya, quien hasta ahora ha centrado su campaña en prometer que sacará al “PRI corrupto” de Los Pinos, ha ofrecido ya sus primeras promesas concretas. Esto lo hizo el 30 de marzo en un mensaje de Twitter, a la usanza de Donald Trump, acompañado de un video de 30 segundos: “Me comprometo a bajar el IVA a la mitad en toda la franja fronteriza y a que la gasolina cueste lo mismo que en Estados Unidos –dijo en el tweet–. Es lo justo.”

La promesa está pensada para comprar votos. El aumento del IVA generó un fuerte rechazo en la frontera y ha hecho más difícil que el comercio fronterizo pueda competir con las tiendas del otro lado, que venden productos de mayor calidad a precios menores. El aumento del IVA, por otra parte, afectó a un norte del país tradicionalmente panista que Anaya busca mantener en su alianza con el PRD. De manera adicional, el que después de la liberación de la gasolina el precio en México se haya ubicado arriba del de Estados Unidos ha provocado irritación entre los mexicanos y le ha dado mala fama a la reforma energética.

Prometer, sin embargo, es muy fácil, especialmente cuando la promesa es bajar impuestos. La gran duda que el candidato no se molesta en aclarar es: ¿Cuánto costará la medida y cómo se compensará? Otra pregunta importante es si es justo bajar el IVA en la frontera, pero mantenerlo en los actuales niveles en el resto del país. ¿Hay mexicanos de primera en la frontera y de segunda en el sur?

El IVA no es un mal impuesto. Al gravar el consumo promueve el ahorro. No castiga la inversión ni el trabajo como el ISR. La falta de competitividad del comercio fronterizo, por otra parte, no es sólo consecuencia del IVA. Los aranceles a las importaciones de Asia y la falta de una infraestructura adecuada de distribución son factores mucho más importantes en la diferencia de precios entre México y Estados Unidos. La disminución del IVA en la frontera no hará que los mexicanos dejen de cruzar para hacer compras del otro lado, pero sí tendrá un fuerte costo para el erario.

Tampoco el impuesto a la gasolina es malo. Es fácil de recaudar, grava principalmente a los ricos y castiga la contaminación. Reducirlo tendrá consecuencias negativas para la ecología y también para la recaudación.

El que haya impuestos diferentes en la frontera y en el resto del país es, además, injusto. En este caso implicaría cobrar mayores impuestos en las zonas pobres del sur y menores en una frontera mucho más rica.

La mala propuesta se vuelve peor cuando el candidato se abstiene de decir de dónde saldrá el dinero para pagarla. ¿Cuál será el costo para el erario? ¿Qué otros impuestos habrá que subir para obtener el mismo ingreso? Y si no se suben otros gravámenes, ¿cuánto más se endeudará el Gobierno o qué programas de gasto se recortarán?

Ah, pero estamos en tiempos de campaña. Los políticos hablan de los impuestos que van a recortar, pero no de los costos que esto provocará. Los votos se compran con promesas fáciles, no con realidades complejas.

Carreteras mortales

Una mancha de diésel en una carretera cerca de Xalapa provocó el accidente que costó la vida al reconocido chelista Alan Burbecq. Las carreteras mexicanas son trampas mortales. En México se registran 43 muertes al año por cada 100 mil vehículos, en Estados Unidos 12.9 y en Alemania, pese a las Autobahnen sin límite de velocidad, 6.8.
30 Marzo 2018 04:00:00
Arrancan campañas
“Lo más difícil de cualquier campaña política es ganar sin demostrar
que no mereces ganar.”
Adlai E. Stevenson

Parece difícil de creer, porque sabemos que llevamos cuando menos tres años de campañas; pero la ley nos dice que hoy, y sólo hoy, empiezan las campañas para las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio.

Es una ley injusta y mala, que centra el debate político en una avalancha de spots de 30 segundos de radio y televisión, que favorece a los líderes de los partidos que utilizan estos anuncios para promoverse en lo personal, que cuesta una enorme cantidad de dinero a los contribuyentes, que favorece la intervención del crimen organizado, que incentiva la realización de alianzas de partidos que no tienen plataformas compatibles, que crea la figura de candidatos independientes para después ponerles obstáculos que les impidan ganar. Es la ley que nos ha dado la clase política.

Andrés Manuel López Obrador empieza la campaña con una clara ventaja en las encuestas. No es la primera vez que lo hace. También en 2006 arrancó como puntero, pero su ventaja de hoy es mayor y aparentemente más sólida. Ricardo Anaya y José Antonio Meade se disputan ese segundo lugar que presuntamente atraería el voto útil de quienes quieren evitar a toda costa el triunfo de López Obrador. Margarita Zavala sufre las consecuencias de un sistema creado para permitir los candidatos independientes, al tiempo que busca impedirles cualquier posibilidad de victoria.

La campaña empieza, otro absurdo, un Viernes Santo, en un momento en que el país está sumido en uno de sus dos periodos vacacionales más importantes del año. Si el mexicano usualmente no se interesa en la política, este viernes 30 de marzo habrá una atención mucho menor sobre lo que hagan los candidatos.

Las campañas oficiales durarán menos de tres meses, ya que tendrán que concluir el miércoles 27 de junio para darnos “tres días de reflexión”. La clase política, en su infinita sabiduría, nos dice que las campañas se recortaron para reducir el costo, pero el resultado ha sido darnos la elección más cara de la historia y, por la forma en que se han mezclado las votaciones concurrentes, la más compleja para contar votos y registrarlos en actas. El propósito real de las campañas cortas parece ser el de favorecer a quienes llegan ya en primer lugar.

Lo peor es que la arquitectura cara y compleja construida por la clase política no ha servido para generar una mayor confianza en los procesos electorales. En México sólo 18% de la población expresa su satisfacción con la democracia (Latinobarómetro, 2017), uno de los niveles más bajos del mundo y de Latinoamérica.

Los mismos políticos se han encargado de echar tierra al sistema. Lo hacen en cada elección al proclamarse vencedores en el momento en que cierran las urnas sin tener ningún elemento de sustento, lo hacen al negarse a conceder cualquier triunfo de un rival, lo hacen al judicializar cada proceso electoral, lo hacen al mandar al diablo las instituciones si no ganan una elección.

Hoy empiezan de cualquier manera las campañas. Del lado positivo está el que no haya la certeza del triunfo de algún candidato, como cuando José López Portillo triunfó con el 100% de los votos válidos en 1976. Del lado negativo está el lastre de un sistema ineficiente, inequitativo, costoso y generador de desconfianza. Es el sistema construido por una clase política que nunca ha tenido una idea clara de la democracia que quiere construir.

Inequidad

Por cada spot de Margarita, Meade tendrá 124, Anaya 119 y Andrés Manuel 63. El tope de gasto de campaña para los candidatos de los partidos es de 429 millones de pesos. Margarita tendrá 7 millones de financiamiento público y un máximo de 42.9 millones de dinero privado. Apenas justo, ¿verdad?

29 Marzo 2018 04:00:00
Voto religioso
“Si hablas con Dios, eres religioso;
si Dios habla contigo, eres psicótico”.
Doris Egan

Mikel Arriola, del PRI, entendió que el retiro del PAN de la contienda electoral de la Ciudad de México ha dejado un hueco importante. Por eso ha impulsado la idea de prohibir las adopciones por homosexuales. Muchos capitalinos piensan lo mismo. El candidato tiene razón en pensar que su posición le dará votos.

En nuestro orden constitucional, sin embargo, el derecho a la adopción no puede limitarse por la preferencia sexual. Un jefe de Gobierno no tiene facultades para abrogar derechos individuales, ni de los homosexuales, ni de los judíos, ni de nadie más. Para eso tendría que enmendar el Artículo Primero de la Constitución, que establece que “todas las personas gozarán de los derechos humanos” y que prohíbe “toda discriminación”, incluso por preferencias sexuales. Los políticos saben, sin embargo, que las promesas electorales no tienen que ser cumplibles: lo importante es lograr el voto. Los electores conservadores de la Ciudad de México se sienten huérfanos tras la deserción del PAN y están buscando quién les prometa prohibir no sólo las adopciones, sino los matrimonios entre homosexuales, la prostitución y el aborto.

El voto religioso es muy importante. Los políticos pretendieron durante mucho tiempo que no existía. El Estado mexicano llegó a librar una guerra sangrienta contra la Iglesia católica en la década de 1920. Sin embargo, los propios políticos que pretendían volver la espalda a los sentimientos religiosos asistían a misa a escondidas.

Arriola no es el único candidato que entiende la importancia del voto conservador religioso. Andrés Manuel López Obrador, de Morena, ha establecido una extraña alianza electoral con el Partido del Trabajo y Encuentro Social (PES), de Hugo Éric Flores Cervantes, un pastor evangélico surgido de una organización neopentecostal llamada Casa sobre la Roca, la misma de la que salió Rosi Orozco, quien fue diputada por el PAN y se ha dedicado a combatir la prostitución. El PES se considera el “partido de la familia”; se opone no sólo a la adopción por homosexuales, sino también a su matrimonio; rechaza el aborto y la pornografía. Sin embargo, en la campaña no va a promover sus posiciones morales para no ahuyentar a los electores de izquierda. Debemos respetar el derecho de las personas a votar según sus convicciones. Por eso es saludable que Arriola haga explícitas sus posiciones morales en un momento en que los demás las ocultan. Esto, sin embargo, no le da derecho a nadie de imponer sus ideas morales o religiosas sobre el resto de los mexicanos.

Nuestros políticos se dicen juaristas, pero no recuerdan que Benito Juárez era católico y aun así tomó posiciones como la creación del matrimonio civil y la “desamortización” (confiscación) de los bienes de la Iglesia. López Obrador ha tratado de apartarse de los debates morales, pese a haber prometido una “constitución moral”, quizá por sus convicciones religiosas o por su necesidad de obtener votos. Los políticos deben ser claros en sus posiciones, morales o de cualquier tipo, pero eso no significa que puedan establecer leyes morales. Es inaceptable prohibir actividades que son producto de la libertad personal, como la prostitución, o violar los derechos individuales de los homosexuales u otras minorías. En México no hay un partido liberal, pero los ciudadanos podemos defender los principios liberales. Esto significa rechazar los dictados moralistas de los grupos religiosos.

AFORES

Cuatro afores (Inbursa, Pensionissste, Profuturo y XXI-Banorte) han invertido 13 mil 500 millones de pesos en certificados del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. ¿Por qué? Porque es un proyecto de infraestructura rentable y de largo plazo, y porque creyeron que en México se respetan las leyes y los contratos.
28 Marzo 2018 04:00:00
Mujer de tu prójimo
“Los hombres engañan por aburrimiento y miedo a la intimidad; las mujeres engañan por soledad y hambre de intimidad”.
Esther Perel

Sólo un pecado tiene dos mandamientos en la Biblia: uno para no incurrir en él, “No cometerás adulterio”, y otro para ni siquiera pensarlo, “No desearás a la mujer de tu prójimo”.

Los mandamientos, sin embargo, no han modificado el comportamiento humano. La infidelidad es una de las prácticas más rechazadas por la moral, pero también una de las más comunes. Según Esther Perel, autora de The State of Affairs: Rethinking Infidelity, “El adulterio ha existido desde que se inventó el matrimonio y también el tabú en su contra. Sin embargo, la infidelidad tiene una tenacidad que el matrimonio sólo puede envidiar.”

Las sociedades se han vuelto tolerantes ante las relaciones sexuales, pero el rechazo a la infidelidad ha aumentado. Cuando las familias arreglaban los matrimonios de los hijos, la infidelidad (de los hombres) no sólo era tolerada sino esperada. Debido a que “el matrimonio era un evento político, económico y mercenario”, señala Stephanie Coontz, “mucha gente pensaba que el amor verdadero, incontaminado, sólo podía existir fuera de él”. Las parejas de hoy se forjan en libertad, lo que hace que la infidelidad se convierta en una traición personal.

La enorme mayoría de los divorcios y separaciones son producto de infidelidades, pero el concepto se ha ampliado. Ya no es sólo una relación sexual. Un chat amoroso o provocador puede ser identificado como traición. “Las infidelidades algunas veces involucran sexo y a veces no, pero siempre son eróticas –escribe Perel–. Como lo entendió Marcel Proust, nuestra imaginación es la responsable del amor, y no la otra persona.”

No sólo quienes están en relaciones insatisfactorias cometen infidelidades. Son innumerables los ejemplos de engaños de hombres y mujeres en matrimonios o relaciones estables y satisfactorias. El deseo tiene más fuerza que la razón. El sentido de transgresión es parte importante del atractivo de la infidelidad.

En las comunidades del paleolítico la infidelidad no era un problema porque la promiscuidad era la regla. Cuando la propiedad se convirtió en requisito para la agricultura, en el neolítico, la fide-lidad fue una imposición patriarcal a las mujeres para garantizar que sólo los hijos del dueño heredaran la tierra. Las mujeres eran una propiedad más de los hombres. Por eso estaba vedada “la mujer de tu prójimo”. La fidelidad no tenía que ver con el amor.

Hoy la fidelidad es la ruptura de un compromiso de amor. Por eso duele. La moral sexual, sin embargo, está cambiando. Antes se pretendía que la monogamia fuera condición de vida; en la actualidad, a lo mucho, se esperan relaciones monógamas sucesivas. “Monogamia significaba una persona de por vida, hoy quiere decir una persona a la vez”, según Perel. Una “infidelidad puede destruir una relación, sostenerla, forzarla a cambiar o crear una nueva”; pero muchas veces pierde su sentido, el gusto de lo prohibido, cuando se convierte en una relación fija. El deseo se reserva para el amante, no para el cónyuge.

La “exclusividad sexual”, dice Dan Savage, no puede ser la única “señal de devoción”. Un número creciente de parejas tiene relaciones abiertas, algunas con mayor estabilidad que las monógamas. La cultura popular empieza a asumirlo. “Y si con otro pasas el rato, vamos a ser feliz, vamos a ser feliz, felices los cuatro.” La canción de Maluma, lejos de generar repudio moral, se ha convertido en un sonado éxito
musical.

Extorsión

Ayer fue bloqueado el paso exprés de Cuernavaca y también la autopista México-Oaxaca. Ante un gobierno débil, la interrupción del tránsito, que afecta por defini-ción a inocentes, se ha convertido en la forma más común de protesta y extorsión política. El resultado puede ser más violencia.
27 Marzo 2018 04:07:00
Verdad de Ayotzinapa
“Todo en el mundo es verdad,
si lo inventas con suficiente fuerza”. John Le Carré, El sastre de Panamá

Ayer se llevó a cabo una más de las manifestaciones que mensualmente, cada día 26, lleva a cabo un grupo de padres y militantes del movimiento de Ayotzinapa. Una vez más, se exigió que la PGR no dé carpetazo al caso, pero también que descarte las declaraciones de los presuntos responsables que afirman haber sufrido tortura.

La privación ilegal de la libertad y presunto homicidio de los 43 normalistas de Ayotzinapa es un crimen terrible; pero los líderes del movimiento, que no son necesariamente los padres de los normalistas, han estado más interesados en utilizar la tragedia para propósitos políticos que en establecer la verdad sobre lo sucedido la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014. Para ellos lo importante es comprobar que el crimen fue una desaparición forzada ordenada por el Estado, lo cual permitiría juzgar por crímenes de lesa humanidad a los responsables, incluyendo quizá al presidente Enrique Peña Nieto. El problema es que la información disponible no avala esta versión de los hechos.

La investigación oficial sugiere que los estudiantes, que habían robado autobuses en Chilpancingo e Iguala, fueron detenidos con violencia por policías de Iguala y remitidos a Cholula. Ahí, policías locales los entregaron a integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos, quienes los mataron, los quemaron en el basurero municipal y tiraron los restos a un río. La versión es inaceptable para el movimiento de Ayotzinapa porque no es una desaparición forzada ordenada por el Estado.

Los líderes, apoyados por un llamado Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), cuestionaron la posibilidad de un incendio en el basurero de Cocula. Uno de sus miembros, José Torero, peruano, afirmó que era imposible la quema de los 43 cuerpos. Un nuevo estudio con tres expertos propuestos por la PGR y tres por el GIEI, incluyendo nuevamente a Torero, determinó que el fuego sí pudo haber quemado a cuando menos 17 cuerpos, de los cuales se encontraron restos, y quizá a los 43. Torero fue el único en desacuerdo con la conclusión.

La oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas presentó el 15 de marzo un informe titulado Doble Injusticia, que dice que encontró “fuertes elementos de convicción sobre la comisión de tortura, detenciones arbitrarias y otras violaciones de derechos humanos” en 34 de los 129 detenidos. Los líderes del movimiento han pedido que se anulen las declaraciones de estos 34, lo cual podría dejar en libertad a presuntos asesinos de los normalistas. La PGR ha respondido que, si acaso hubo torturas, estas fueron excepcionales y que las acusaciones aún están siendo investigadas. De los 50 casos analizados, dice un funcionario mexicano, sólo se han encontrado dos aparentes casos de tortura física, pero los involucrados se han negado a someterse a los exámenes psicológicos. Los acusados se quejan de tortura porque este es un camino fácil para lograr su liberación.

La versión oficial de lo sucedido, sin embargo, se basa más que en declaraciones de los detenidos. Hay pruebas periciales, registros telefónicos y un cúmulo de información técnica. Por eso los jueces han iniciado proceso en 129 casos y han emitido, 20 condenas. Sólo hay seis órdenes de aprehensión por cumplimentar.

Uno debería suponer que los padres de los normalistas estarían más interesados en determinar qué sucedió con sus hijos que en apoyar un movimiento político. Muchos, efectivamente, se han distanciado de la causa. Para los líderes, sin embargo, la única verdad aceptable es: “Fue el Estado”.

CUENTA FAKE

Cuidado. La cuenta real de Twitter de Andrés Manuel es @lopezobrador_. Una cuenta falsa, @lopezobrador, sin el guion bajo final, es una parodia, parte de la guerra sucia.
26 Marzo 2018 04:00:00
Nuevo aeropuerto
“Viajar en avión nos recuerda quiénes
somos”. / Don DeLillo

Ciertos temas deben ser resueltos por especialistas. Es mejor que una operación del corazón la realice un cardiocirujano y no un plomero, o que un puente lo construya un ingeniero en vez de un político. Esto no significa que los especialistas no puedan cometer errores o ser cuestionados, pero aun así es mejor que los expertos tomen las decisiones.

La discusión sobre el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México viene de décadas. Si bien Tizayuca, Hidalgo, fue considerada como posible ubicación, Texcoco, pese a no ser perfecto, ha sido el lugar preferido por los especialistas. Por eso se aprobó el proyecto en esa ubicación durante el sexenio de Vicente Fox y se ratificó en el de Enrique Peña Nieto.

Mitre Corporation, una consultora estadunidense sin fines de lucro que cuenta con una unidad especializada en aeropuertos y tráfico aéreo, ha recomendado Texcoco de manera sistemática. En su momento señaló que colocar el nuevo aeropuerto en Tizayuca obligaría a mudar la base aérea de Santa Lucía a una nueva ubicación.

Andrés Manuel López Obrador se ha opuesto públicamente al aeropuerto de Texcoco desde que era jefe de Gobierno de la Ciudad de México. En ese entonces favorecía Tizayuca con el argumento de que la ciudad no debía expandirse hacia el oriente. Hoy defiende ampliar la base de Santa Lucía y usarla como instalación civil, manteniendo la operación del actual aeropuerto. López Obrador no ha dicho a dónde mudaría la base aérea o si esta tendría que convivir con operaciones
comerciales.

Según Bernardo Lisker, director del Centro para el Desarrollo de Sistemas Avanzados de Mitre, esta opción no es viable porque provocaría interferencias en el flujo aéreo. Los vuelos no serían imposibles, pero sí se reduciría la capacidad de operación.

López Obrador prometió primero cancelar la construcción ya avanzada del nuevo aeropuerto. Ahora ha ofrecido hacer una mesa de análisis. Javier Jiménez Espriú, un ingeniero respetado de 81 años, seleccionado por Andrés Manuel como su secretario de comunicaciones y transportes, sostiene que Texcoco es el peor lugar para el nuevo aeropuerto. La Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), en cambio, rechaza siquiera una mesa de análisis porque el proyecto ya ha sido estudiado por los verdaderos especialistas y su cancelación tendría consecuencias desastrosas para la aviación y para el país.

López Obrador dice que el nuevo aeropuerto es muy caro, pero en realidad el proyecto está siendo pagado con el derecho de uso del actual aeropuerto y no requerirá de fondos públicos. La cancelación, en cambio, provocaría pérdidas de decenas de miles de millones de pesos a las empresas que están construyendo o han financiado los trabajos. Apenas este viernes 23 se colocaron en bolsa certificados por 30 mil millones de pesos para el proyecto (Fibra E).

La información disponible sugiere que cancelar el proyecto sería no solamente muy costoso, sino que además representaría un fuerte golpe al desarrollo nacional. Aun cuando tener dos aeropuertos fuera técnicamente viable, estos dos no podrían convertirse en un centro de conexión internacional como el de Tocumen, que ha permitido a Panamá generar miles de empleos.

López Obrador tendría que demostrar que el proyecto de Santa Lucía es muy superior al de Texcoco para cancelar una obra tan avanzada y avalada por especialistas internacionales. Hay que estar abiertos a escuchar todo argumento sensato, pero hasta ahora me parece que el aeropuerto de Texcoco debe continuar.

Virtud y defecto

La mayor virtud de Andrés Manuel es, me parece, su honestidad personal. Su peor defecto, la resistencia a aceptar argumentos razonables cuando no cuadran con sus ideas preconcebidas. Un buen Presidente sabe escuchar más que mandar.
23 Marzo 2018 04:00:00
Gasto y pobreza
No es por falta de dinero. En 2017 el Gobierno federal gastó 875 mil 477.2 millones de pesos en programas de desarrollo social. Es un aumento de 24.9% sobre los 700 mil 945 millones de pesos del 2010.

La cantidad de programas y acciones de desarrollo social es abrumadora. “Entre 2010 y 2017 –señala el Coneval en su Informe de Evaluación de la Política Social de Desarrollo Social 2018– se identificaron 6 mil 488 programas y acciones de desarrollo social en todo el país; de los cuales 149 eran federales, 2 mil 528 estatales y 3 mil 811 municipales”.

El incremento del gasto social no ha estado acompañado de una disminución en el número de pobres, sino más bien de un aumento, ligero, pero aumento. En 2010 el número de pobres era de 52.8 millones; para 2016, último año que cita Coneval, la cifra había crecido a 53.4 millones. No todas las cifras son malas. El número de personas en pobreza extrema ha caído, de 13 millones en 2010 a 9.4 millones en 2016. Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Coneval, atribuye esta reducción a algunos de los programas sociales. La pobreza extrema, sin embargo, se sigue concentrando en las entidades que más recursos de programas de asistencia social han recibido: Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

Chiapas ha recibido más recursos federales para combatir la pobreza que cualquiera, por lo menos desde 1994 cuando el Gobierno consideró que la forma de debilitar el movimiento zapatista era inyectarle dinero a la entidad. Sin embargo, la pobreza general en Chiapas, que alcanzaba a 78.5% de la población en 2010, había bajado apenas a 77.1% en 2016. La pobreza extrema, en cambio, sí tuvo un descenso marcado en el periodo, al pasar de 38.3 a 28.1 por ciento.

Las cifras sugieren que la pobreza extrema se puede reducir, por lo menos en un principio, con programas sociales. La pobreza general, sin embargo, es un problema distinto. La razón es que para reducir la pobreza general se requiere inversión productiva y actividad económica, y nuestro país no ha crecido lo suficiente en las últimas décadas.

Una pregunta importante es si los programas sociales que tenemos son los más adecuados para derrotar a la pobreza. Si los 875 mil 477.2 millones de pesos que se gastaron en programas sociales en 2017 simplemente se hubieran repartido entre los 9.4 millones de pobres extremos de 2016, cada uno habría recibido 93 mil 135.87 pesos. Una familia de cinco obtendría, de hecho, 465 mil 679.36 pesos. Cuando Ricardo Anaya, el candidato presidencial, promete un ingreso básico universal, lo que está diciendo es que si, en vez de tener 6 mil 488 programas sociales tuviéramos uno solo en el que se entregara el dinero directamente a todos los mexicanos, podríamos ser más eficientes en la lucha contra la pobreza.

Es difícil saber, sin embargo, si esto funcionaría. El país, de hecho, podría perder el incentivo de trabajar si todos recibiéramos una cantidad garantizada simplemente por nacer mexicanos. Al final, alguien tiene que trabajar para mantener a los demás. Lo que sí es claro es que la pobreza es el principal problema de nuestro país. El Gobierno siempre ha justificado su gasto social con el argumento de que lo ejerce para combatir la pobreza. Algún avance se ha logrado en los últimos años al disminuir la pobreza extrema. Pero para realmente rescatar al país de la pobreza necesitamos algo más. En vez de combatir la pobreza, tendríamos que aprender a generar riqueza.

BUSCANDO PLEITO

Donald Trump sigue buscando pleito. Ayer anunció la imposición de fuertes aranceles a productos chinos. El resultado fue un desplome de las acciones en las bolsas estadunidenses. Empresas como Boeing y Caterpillar, con fuertes exportaciones a China, se desplomaron ante la inminencia de una guerra comercial.
22 Marzo 2018 04:00:00
Margarita, candidata
En agosto de 2016, el PAN estaba en primer lugar en las encuestas presidenciales. El problema para el partido es que la presunta candidata en ese momento era Margarita Zavala, quien no está ya en la organización en la que militó casi toda su vida.

En una encuesta publicada el 14 de agosto de ese año por Reforma, el PAN se encontraba en primer lugar en las preferencias para la elección presidencial. En las menciones sin candidato, el partido registraba 27% de intención de voto contra 22% del PRI y 18% de Morena. El PRD estaba relegado a un lejano cuarto lugar, con 8 por ciento. Se trataba de cifras brutas, sin descontar indecisos y no respuesta.

Cuando el estudio contrastaba a posibles candidatos, Zavala estaba en primer lugar, en uno de los escenarios, con 26% de las preferencias contra 24% de López Obrador. En otro escenario había un empate entre ella y López Obrador con 27 por ciento. Este primer lugar no era fácil de lograr. En esa misma encuesta, 42% de los encuestados declaraba que no conocía a Margarita, mientras que sólo 14% decía lo mismo de López Obrador, quien había usado los spots de su partido para colocarse en la mente de los electores durante años.

Las cosas han cambiado de forma muy importante desde entonces. Margarita Zavala ya no está en el PAN. El candidato del blanquiazul es Ricardo Anaya, quien también es apoyado por el PRD y Movimiento Ciudadano. El principal beneficiario de estos cambios ha sido López Obrador.

En la encuesta de Reforma del 15 de febrero de este 2018, Andrés Manuel se encontraba en un claro primer lugar con 33% de las preferencias brutas. Ricardo Anaya ocupaba el segundo puesto con 25%, sin que al parecer el apoyo del PRD y de Movimiento Ciudadano hayan sumado a lo que ya tenía el PAN en agosto de 2016. José Antonio Meade se ubicaba en tercer lugar con 14 por ciento. Margarita Zavala, como independiente, obtenía apenas un 4 por ciento.

Si comparamos las dos encuestas, la conclusión es que los grandes perdedores han sido el PAN y Margarita, y el gran ganador es López Obrador (que en 2006 dijo que la encuesta estaba “cuchareada”).

Zavala es la única aspirante a una candidatura independiente que todavía sobrevive en una contienda en la que empezaron 86. Llega muy debilitada frente a la primera posición que tenía en agosto de 2016, pero el sistema está diseñado para obstaculizar el camino de los independientes. En particular, Margarita no ha tenido los spots de radio y televisión de los que se han beneficiado los candidatos de los partidos.

Las condiciones no van a mejorar en los próximos meses. Zavala no tendrá spots en lo que resta de la intercampaña. En la campaña tendrá uno solo a la semana contra 224 de Meade, 217 de Anaya o 112 de López Obrador.

Ella ha renunciado al dinero público, pero en realidad los montos que reciben los independientes son mínimos. Sólo 14 millones de pesos están presupuestados para todos los candidatos presidenciales independientes. En contraste, los candidatos de los partidos contarán con cientos de millones de pesos cada uno.

Ante estas reglas, lo lógico es pronosticar que Margarita no llegue al triunfo, pese a haber estado en primer lugar en 2016. Sin embargo, los comentaristas la han descartado muchas veces y ella ha encontrado formas de sobrevivir. En la campaña formal tendrá 3 meses para demostrar que los analistas están nuevamente equivocados. No será fácil.
21 Marzo 2018 04:00:00
Mujer propiedad
Un hombre, exconvicto, entró al centro comercial de Reforma 222 este 20 de marzo con un arma. Eran poco después de las 3:00 de la tarde, un día festivo en que la plaza estaba llena de clientes. Se dirigió al primer piso, donde trabajaba su expareja, de 27 años.

El hombre increpó y amenazó a la mujer, que le respondió verbalmente entre sus compañeros de trabajo y los clientes. Sacó la pistola y le disparó dos veces. Una bala le atravesó el abdomen a la joven, la otra, el brazo. Una vez que ella se desplomó, él se disparó en la boca; la bala salió por el ojo.

La mujer falleció poco después. Él se encuentra grave en un hospital. El ataque no fue producto de un enojo espontáneo surgido de una disputa. El agresor llevaba consigo una nota que decía: “No vas tú a destruir mi vida y después como si nada. Por puta te pasó esto”.

Al día siguiente, una mujer me dice: “Al ver esa nota, sentí una patada en la panza; mi esposo me escribía lo mismo cada rato por WhatsApp y me volvió a dar miedo”. Su marido también la llamaban puta y la amenazaba en los mensajes.

Muchas mujeres en nuestro país viven pesadillas de insultos y amenazas. “No hay cómo hacerles ver que una tiene la libertad de elegir su vida”, dice esta mujer. Los hombres dan por hecho que las mujeres con las que tienen una relación amorosa se convierten de manera automática en su propiedad. Si por cualquier razón la mujer decide dejarlos, las consideran prostitutas despreciables. Su cuerpo y su amor sólo pueden ser para ellos.

A pesar de que en México tenemos una Ley General de Acceso de la Mujeres a una Vida Libre de Violencia, las policías se abstienen de intervenir en lo que consideran disputas de pareja. Quizá una razón es que la mayoría de los comandantes y funcionarios de instituciones de seguridad son hombres que simpatizan, aunque no lo digan, con la idea de que una mujer que desobedece a un hombre o lo deja es merecedora de insultos y agresiones.

Las notas periodísticas sobre lo ocurrido en el centro comercial reflejan de alguna forma estos prejuicios. Los reportes señalaban que el hombre y la mujer tuvieron un “pleito” por la custodia de la hija. Pero no hubo ningún pleito. El hombre llegó directamente a increpar y agredir a la joven.

Hemos creado una cultura en la que se acepta que los hombres tengan relaciones extramaritales o que dejen a una mujer si encuentran a otra más joven o más atractiva. Pero las mujeres siguen siendo consideradas propiedad de los hombres. Aun cuando el hombre tenga otras relaciones, su mujer debe seguir siendo siempre suya.

Las leyes ya determinan una situación de igualdad entre hombres y mujeres en México. Algunas, incluso, les dan preferencia, por ejemplo, al establecer cuotas de género en ciertas actividades, como los cargos de elección popular. Pero el Estado no cumple con su obligación fundamental de proteger a las mujeres amenazadas o agredidas.

Una mujer no tendría que esperar a ser asesinada, porque un hombre piensa que no puede dejarlo “como si nada”, para que la autoridad la protegiera. Las amenazas de los hombres contra sus parejas y exparejas deben ser consideradas con seriedad porque generan terror y porque muchas veces se hacen realidad. La inacción es una forma de complicidad. Si no se actúa desde el momento de la amenaza, seguiremos viendo mujeres asesinadas por hombres que no entienden que ellas deben tener tanta libertad como ellos.

VOTO CORPORATIVO

La ley dice que los líderes sindicales no pueden obligar a sus agremiados a votar por un candidato. Pero los líderes de las organizaciones mineras, educativas y petroleras prometen apoyos a los candidatos que deberían ser ilegales en un país en que el voto es libre.
20 Marzo 2018 04:00:00
¿Crudo o gasolina?
“La pregunta más básica no
es qué es mejor, sino quién decidirá qué es mejor”. / Thomas Sowell

No me preocupa tanto que se opte por suspender las concesiones petroleras, por eliminar las exportaciones de petróleo crudo o por construir nuevas refinerías. Me inquieta más que se sigan tomando decisiones políticas para la industria petrolera sin considerar razones empresariales o técnicas.

A Pemex le han causado mucho daño las políticas dictadas desde Los Pinos. Ahí está el caso de la Refinería Bicentenario que Felipe Calderón prometió el 18 de marzo de 2008. Varias comunidades compitieron para ser sede de esta instalación, pero al final Atitalaquia, Hidalgo, logró este supuesto privilegio.

Calderón estaba consciente de las observaciones de los especialistas que señalaban que la nueva refinería tendría pérdidas financieras importantes. El Presidente, sin embargo, decidió impulsar el proyecto, a un costo de 9 mil millones de dólares, porque dijo que por razones de seguridad nacional era indispensable reducir las importaciones de gasolina de Estados Unidos. El proyecto fue cancelado en 2014, durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, tras la realización de gastos por 620 millones de dólares. La razón era la misma que se sabía desde un principio: la nueva refinería no era financieramente viable.

Hoy Pemex ha dejado de ser una paraestatal y se ha convertido en una “empresa productiva del Estado”. Esto debería obligarla, como a cualquier otra compañía, a tomar decisiones para aumentar su rentabilidad y beneficiar a los accionistas, que somos todos los ciudadanos mexicanos. Pero cuando Andrés Manuel López Obrador afirma que al llegar a la Presidencia eliminará las exportaciones de petróleo crudo de la empresa, que son la única parte rentable de su operación, para realizar fuertes inversiones en una, dos, cinco o seis refinerías (ha usado números distintos en ocasiones diferentes), el mensaje es que vamos a regresar a un camino sembrado de fracasos.

No es la gasolina, sino el crudo, la parte realmente rentable del negocio petrolero. El costo de extracción de un barril de crudo en México se ubica en unos 10 dólares por barril. El precio de la mezcla mexicana de exportación se encontraba la semana pasada en 54 dólares. Aun cuando los costos de producción están subiendo conforme se agota el petróleo fácil, el margen bruto sigue siendo de 44 dólares por barril. El margen de la gasolina, en cambio, se ubicó en 7.08 dólares por barril en el cuarto trimestre de 2017 y en 2.17 en el segundo trimestre. Si consideramos otros costos, como los financieros, entenderemos por qué Pemex registra utilidades en la extracción y venta de crudo, pero registra pérdidas sistemáticas en la producción de gasolina. El 50% de un litro de gasolina lo representa el crudo, mientras que la refinación es sólo el 4 por ciento.

Los bajos márgenes de rentabilidad de la gasolina han hecho que en Estados Unidos no se haya construido una sola refinería importante desde 1977 (EIA). Las inversiones que se han hecho en la industria se han enfocado a la modernización de las instalaciones para volverlas más eficientes.

El que un político en México afirme que va a dejar de exportar petróleo crudo e invertir en la construcción de nuevas refinerías sólo revela desconocimiento de la industria. Es como si alguien dijera que extraer petróleo del subsuelo no requiere más ciencia que perforar un pozo, como si se quisiera sacar agua.

¿EN LA BOLETA?

Yeidckol Polevnsky, presidenta de Morena, dice que el INE debe excluir a todos los aspirantes independientes a la Presidencia por tramposos. En cambio, Andrés Manuel López Obrador, candidato del mismo partido, dice que todos los aspirantes independientes deben estar en la boleta porque es lo justo. ¿Por qué no, simplemente, aplicar la ley?
19 Marzo 2018 04:00:00
Joyas y gallinas
“La realidad de un lugar es distinta de su mitología”.
Martin Parr

Hace 80 años, el 18 de marzo de 1938, Lázaro Cárdenas decretó la expropiación de todos los bienes de las empresas petroleras en nuestro país. Justificó la medida porque éstas no habían acatado un fallo de la Suprema Corte de Justicia que ratificaba un laudo laboral a favor del sindicato. El sindicato exigía un aumento de 26 millones de pesos en sueldos y prestaciones que las empresas decían era imposible de pagar. “Pero, inevitablemente, el nacionalismo tuvo que hacer unas concesiones a la realidad económica. Tras la expropiación, no sólo se pospuso indefinidamente el aumento, sino que los salarios fueron recortados” (The Prize, Daniel Yergin, 1990).

Cárdenas había venido preparando la medida. En 1936 promulgó una Ley de Expropiación para dar la vuelta a otro fallo de la Suprema Corte, el cual había determinado que el Artículo 27 de la Constitución que declaraba los bienes del subsuelo “propiedad de la Nación” no podía aplicarse de manera retroactiva. Para forzar la expropiación, el presidente promovió el movimiento sindical que llevó a la confrontación con las petroleras.

La acción pudo fructificar gracias al momento geopolítico. La Segunda Guerra Mundial estaba a punto de estallar y los gobiernos de las potencias occidentales no quisieron abrir un nuevo frente en su previsible contienda con los países fascistas. Tampoco querían prescindir del petróleo mexicano. Por otra parte, Franklin D. Roosevelt, presidente de Estados Unidos, simpatizaba con algunas de las posiciones políticas de Cárdenas.

Cárdenas prometió indemnizar a las petroleras en 10 años, como lo señalaba su propia Ley de Expropiación. El 19 de abril de 1938 organizó un mitin frente al Palacio de Bellas Artes en el que miles de mujeres hicieron aportaciones para pagar la “deuda petrolera”. Algunas entregaron joyas y una, de origen humilde, una gallina. De ahí surgió el mito revolucionario de que el pueblo pagó la expropiación “con joyas y gallinas”.

En realidad, las aportaciones ciudadanas contribuyeron apenas unos 2 millones de pesos para indemnizaciones que ascendieron cuando menos a 159 millones de dólares y se alargaron décadas. El último pago a la empresa anglo-neerlandesa Shell se saldó en 1962.

La producción no se desplomó. Si bien Cárdenas creó un monopolio gubernamental, Petróleos Mexicanos, el 7 de junio de 1938, siguió permitiendo la inversión privada gracias a los contratos de riesgo, que él mismo inventó y se convirtieron posteriormente en norma para la industria internacional. Adolfo López Mateos, sin embargo, los prohibió en 1960. La producción ya no fue capaz de mantener el paso de la demanda. En 1966 México dejó de exportar petróleo y en 1971 lo importó. Sólo el descubrimiento casual del enorme yacimiento de Cantarell, en la sonda de Campeche, permitió revertir la situación.

Las restricciones a la inversión debilitaron a la industria petrolera. Pemex no ha logrado ningún hallazgo que permita compensar el agotamiento de Cantarell. La reforma energética, en cambio, ha generado nuevos compromisos de inversión por cerca de 200 mil millones de dólares, algo que el Pemex monopólico no habría podido siquiera soñar.

La expropiación ha generado mitos históricos que el viejo PRI usó para justificar sus privilegios, pero si México quiere seguir siendo un productor de petróleo tendrá que ser mucho más eficiente. Mientras sigamos pensando que el monopolio se pagó con joyas y gallinas estaremos atados de manos para construir una industria petrolera moderna.

Pinches reformas

De descalificar las concesiones petroleras como un “atraco”, López Obrador y su equipo han pasado a señalar que revisarán los contratos. Pero Paco Ignacio Taibo II nos recuerda que Morena ha votado por echar atrás “todas las pinches reformas neoliberales”.

16 Marzo 2018 04:00:00
Nos lleva el tren
Un estudio del Instituto Mexicano de Competitividad (Imco) apunta que el tren interurbano Toluca–México está retrasado (debió concluirse en diciembre de 2017) y registra ya un costo de 59 mil millones de pesos, 21 mil millones más que los 38 mil presupuestados. Aun si se concluye con los sobrecostos que hoy se contemplan, no hay certeza de que será financiera o socialmente rentable.

Esto se veía venir. Casi todos los grandes proyectos de infraestructura en nuestro país terminan siendo más costosos de lo presupuestado. Es muy fácil atribuir esto a la corrupción, pero el problema es más de fondo. Tenemos un sistema hecho para que los grandes proyectos de infraestructura no se puedan ejecutar bien y en tiempo.

El primer problema es que los proyectos son sexenales y se deciden con frecuencia por razones políticas. Desde que se propusieron los trenes México-Querétaro, México-Toluca y Mérida-Punta Venado, al principio de este Gobierno, surgieron voces que señalaban que ninguno sería rentable y que no eran las mejores soluciones a los problemas de transporte. La respuesta del Gobierno es que ningún tren es rentable. Cuando vinieron los posteriores recortes al presupuesto, se cancelaron el tren de Querétaro y el de Yucatán, pero se mantuvo el de Toluca, quizá porque el Presidente es del Estado de México.

Los trabajos de construcción se iniciaron sin un proyecto ejecutivo. No es inusitado. Lo mismo sucedió, recordemos, en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México. Un proyecto ejecutivo debe incluir todos los elementos previsibles de una obra, desde el trazo y los estudios de mecánica de suelos hasta los costos de la compra o expropiación de los terrenos. Un buen proyecto ejecutivo puede tardar varios años y esto significa que el gobernante en turno no cortaría el listón, lo cual es inaceptable en el medio político mexicano. En otros países hay catálogos de proyectos de infraestructura que se ejecutan por orden de prioridad sin importar quién esté en el poder.

La falta de derechos claros de propiedad es otro problema. En otros países se respeta el derecho a la propiedad privada, pero se acepta la facultad del Estado para expropiar predios –con una indemnización previa al valor comercial– para realizar obras de utilidad pública.

En México, las expropiaciones son a veces abusivas, ya que no cubren el valor real, pero además la falta de reglas claras en los ejidos, que representan más de la mitad del territorio nacional, genera incertidumbre. El tren interurbano de Toluca, por ejemplo, ha sido detenido dos veces por amparos de ejidatarios a pesar de que el predio por el que pasará ya ha sido pagado.

La verdad es que el proyecto nunca debió realizarse. Para empezar, no hay forma de que sea rentable. No se sabe si generará un número suficientemente de usuarios. Se ha dicho que el pasaje costará 80 pesos, pero actualmente la línea de autobuses Caminante cobra 68 pesos, de manera rentable y sin subsidios. El precio del tren, sin embargo, podría aumentar por los sobrecostos, mientras que los subsidios seguramente se multiplicarán.

Los gobernantes mexicanos tienen un incentivo perverso para hacer obras enormes, aunque no sean las mejores soluciones a las necesidades, y de concluirlas antes de que termine su gestión. Por eso tenemos tantas obras caras, malas e innecesarias. El tren interurbano Toluca-México va en vías de ser una más.

FALTAN 12

La PGR optó por archivar el expediente de las acusaciones a César Duarte por operaciones con recursos de procedencia ilícita, delito bancario y defraudación fiscal por el caso de Banco Progreso. Le quedan 11 acusaciones del fuero común estatal promovidas por el gobernador Javier Corral. También está la de delitos electorales, federal, radicada en la Fepade.
15 Marzo 2018 04:00:00
Físico singular
Nos dio lecciones de vida. ¿Cómo quejarnos de nuestros problemas cuando él logró tanto en circunstancias tan adversas?

Stephen Hawking buscó entender los hoyos negros a través de la física cuántica. Postuló un momento original en la historia cósmica con un punto de infinita densidad, una “singularidad” de la que habría partido la expansión del Universo. Primero pensó que los hoyos negros, por su enorme fuerza gravitacional, impedirían cualquier emisión de energía; pero después concluyó que debían permitir alguna, la “radiación de Hawking”, que haría que se debilitaran y finalmente desaparecieran.

Nunca recibió el Premio Nobel, quizá porque el comité suele escoger trabajos comprobados. Las ondas gravitacionales fueron postuladas originalmente por Albert Einstein en 1916, pero no fue por ellas que obtuvo el Nobel; sólo un siglo después las detectó el Observatorio de Interferometría Láser (LIGO) de Estados Unidos, lo cual le significó el premio a Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne en 2017. La radiación de Hawking, mientras tanto, es hasta hoy sólo un concepto inobservado.

El trabajo científico por sí solo no genera reconocimiento popular. Weiss, Barish y Thorne son desconocidos fuera del círculo de la física. Hawking trascendió por su labor como divulgador. Su Breve Historia del Tiempo ha vendido más de 10 millones de ejemplares, aunque se ha dicho que es el best-seller menos leído y menos entendido de la historia.

El salto a la fama fue consecuencia de su discapacidad y de su testaruda decisión de no dejarse vencer por ella. Cuando tenía 21 años se le diagnosticó esclerosis lateral amiotrófica, que lo fue paralizando hasta dejarlo casi totalmente inmóvil. Se le pronosticaron dos años de vida. Una traqueotomía posterior le quitó la voz. Al final, Hawking solamente controlaba el movimiento de un músculo debajo del ojo.

Su inteligencia, sin embargo, se mantuvo intacta. Con notable paciencia consiguió comunicarse primero a través de guiños y después por un sintetizador que traducía movimientos musculares en palabras. Esto le permitió seguir trabajando y escribiendo.

“Mi consejo a otras personas con discapacidad –le dijo al New York Times en 2011– es: Concéntrate en aquellas cosas que tu discapacidad no te impide hacer bien y no te preocupes de las cosas con las que interfiere. No te vuelvas un discapacitado de espíritu además de físico”. Defendía el derecho a la eutanasia, pero siempre luchó por vivir: “No importa lo mala que parezca la vida, siempre hay algo que puedas hacer y en lo que puedas tener éxito”.

Aunque muchos piensan que los discapacitados no deben tener vida amorosa, Hawking la tuvo intensa. Jane Wilde se casó con él en 1965 y luchó a su lado contra la enfermedad. Procrearon tres hijos. En 1990 se separaron para divorciarse cinco años después. Hawking había iniciado antes una relación con una enfermera, Elaine Mason, con quien contrajo matrimonio en 1995, pero de la que se divorció en 2006. Pese a su profundo conocimiento del Universo, decía que las mujeres eran “un misterio”.

Hawking fue el físico más famoso del mundo, superado sólo por Einstein. Su fallecimiento a los 76 años fue considerado por millones como una pérdida cercana. El biólogo Richard Dawkins de Oxford lo recordaba ayer con un poema de Wordsworth, dedicado originalmente a Newton, quien al igual que Hawking ocupó la Cátedra Lucasiana de matemáticas en Cambridge: “Rostro silencioso, el índice de mármol de una mente viajando por siempre en los mares extraños del pensamiento, solo”.
14 Marzo 2018 04:00:00
Derogar la reforma
Los niños de Oaxaca están sin clases. No es novedad. La sociedad oaxaqueña ha tenido que acostumbrarse a que las escuelas públicas nunca completen el ciclo lectivo. Los maestros tienen obligación de dejar las aulas para participar en marchas y plantones; si no lo hacen, son sancionados por el sindicato, que ha tenido el control de la educación pública en Oaxaca durante décadas.

En 2017 hubo una calma chicha. Los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) parecían haber sido derrotados por el Estado, el cual había logrado promulgar la reforma educativa y empezar a aplicarla a pesar de la resistencia. El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) destituyó a los funcionarios que en lugar de trabajar para la institución lo hacían para la CNTE.

Los maestros que recibían sueldos magisteriales, pero hacían labor política para el sindicato en lugar de dar clases fueron obligados a escoger entre un trabajo o el otro. Se aplicaron evaluaciones a los maestros en funciones y se establecieron exámenes de oposición para las nuevas plazas. El IEEPO dejó de contratar de manera automática a graduados de las escuelas normales controladas por la CNTE.

El triunfo de Alejandro Murat del PRI en las elecciones estatales en Oaxaca en 2016, después del Gobierno de Gabino Cué del PRD y del PAN, que nunca se atrevió a enfrentar el sindicato, fue también un golpe para la CNTE. La población oaxaqueña mostraba su exasperación con la Coordinadora.

Desde este lunes 12 de marzo, sin embargo, la sección 22 de la CNTE ha vuelto a su estrategia tradicional de presión al Gobierno de Oaxaca y la Secretaría de Educación Pública federal. Ha suspendido clases durante 3 días. Ha organizado marchas y bloqueos de edificios públicos y comercios privados. Exige que se establezca una nueva “mesa de trabajo”, como las que ha tenido en el pasado, para discutir la contratación automática de normalistas y la suspensión de la evaluación de maestros. Estrictamente hablando, la CNTE está usando su fuerza para exigir a las autoridades locales y federales que violen la Constitución y la ley educativa.

¿De dónde surgió este renovado vigor de la CNTE? No se necesita ser un genio para entenderlo. Andrés Manuel López Obrador está en primer lugar en las encuestas en la carrera presidencial (que ahora sí no están “cuchareadas”) y ha prometido que va a cancelar “la mal llamada reforma educativa”.

“No se va a seguir humillando al magisterio nacional –dijo López Obrador en Tabasco, en diciembre de 2017. Se va a respetar a nuestras maestras y nuestros maestros, que es por ellos que sabemos mucho o sabemos poco. No seguirá funcionando ese mecanismo de coerción, de imposición. No se hará nada sin la consulta a maestros y padres de familia”.

No sorprende que la CNTE se sienta envalentonada. Tampoco que la maestra Elba Esther Gordillo, la exdirigente del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), esté dando su respaldo a la candidatura de López Obrador a través de sus operadores, el yerno Fernando González Sánchez, ex subsecretario de educación, y el nieto René Fujiwara, exdiputado federal con Nueva Alianza.

López Obrador está logrando el milagro de unir a Elba Esther y a la CNTE en una misma causa. Quizá sea inevitable. Las dos se oponen a la reforma educativa, que ven como una amenaza a su poder, y el tabasqueño ha prometido que echará para atrás esta que quizá sea la más importante de las reformas de Peña Nieto.

MALA SEÑAL

La abrupta destitución de Rex Tillerson como secretario de estado de la Unión Americana, poco después del despido del asesor económico Gary Cohn, ratifica que Donald Trump es incapaz de escuchar posiciones contrarias a lo que piensa. Mala señal para lo que falta de su Gobierno.
13 Marzo 2018 04:00:00
Debates y medios
Una vez más, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha echado para atrás una cuestionada decisión del Instituto Nacional Electoral. El 9 de marzo revocó la censura a los debates en la intercampaña. La decisión del Tribunal llega quizá demasiado tarde para que se puedan generar debates antes de que empiece de manera formal la campaña, el próximo 29 de marzo, pero cuando menos lanza una vez más el mensaje de que el INE debe abstenerse de recurrir a su notable inclinación por la censura.

Durante años Andrés Manuel López Obrador se quejó de un supuesto cerco informativo. De manera sistemática, sin embargo, el tabasqueño ha rechazado siempre propuestas de entrevistas o de debates. Si ha habido un cerco informativo, este sólo ha existido en algunos medios, que abiertamente se oponen a las posiciones de López Obrador, o ha sido autoimpuesto por el tres veces candidato.

En 2006 López Obrador se negó a presentarse en el primer debate entre candidatos, lo cual le costó caro en términos de votos y ayudó a que perdiera la ventaja con la que había empezado la carrera presidencial de ese año. En 2012 no repitió el error y sí se presentó a los dos debates, pero aún entonces era difícil entrevistarlo, a pesar de que se quejaba del cerco informativo. En la campaña de ese año, Enrique Peña Nieto recibió 30.64% de la cobertura informativa, Josefina Vázquez Mota 26.52 por ciento, López Obrador 26.36% y Gabriel Quadri 16.48% (IFE).

En la actual contienda, mucho antes de la campaña oficial, López Obrador aprovechó virtualmente todos los spots de radio y televisión de su nuevo partido, Morena, desde que obtuvo su registro en 2014, lo que le permitió colocarse en un cómodo primer lugar. En cuanto a cobertura informativa de radio y televisión, en la “precampaña” López Obrador obtuvo 39.13% de la cobertura, contra 33.95% de José Antonio Meade y 26.91% de Ricardo Anaya. La mayoría de las piezas informativas valoradas fueron sobre López Obrador, 267, un 8.6% de un total de 3 mil 102 unidades sobre el candidato. Estas piezas valoradas no incluyen los géneros de debate, opinión o análisis.

López Obrador ya no habla del cerco informativo, aunque se sigue quejando de los medios o los periodistas que lo critican. Ha cuestionado a la “prensa fifí” y los trabajos críticos de articulistas como Jesús Silva-Herzog Márquez y Enrique Krauze, así como una caricatura de Paco Calderón.

El cerco informativo, si acaso, lo sigue construyendo él. Una vez que el Tribunal Electoral derogó la censura a los debates en la intercampaña, López Obrador declaró que él no participará más que en los que organice el INE.

No sorprende que López Obrador rehúya las entrevistas y los debates. Una regla general en las contiendas electorales es que al puntero le conviene evitar unas y otros. Es lógico. En estos encuentros el candidato puede cometer errores y perder votos. López Obrador ha encontrado, como Donald Trump, que puede mandar mensajes directos a los electores a través de redes sociales, con un control total sobre los contenidos y sin pasar por los molestos medios.

La estrategia de López Obrador es lógica y la asumiría, supongo, cualquier candidato que encabece las encuestas en una elección. Lo que ya no tiene sentido para el candidato de Morena es quejarse de la cobertura de los medios o del supuesto cerco informativo. No sólo no existe, sino que seguramente nunca lo hizo.

EXIGEN DEBATIR

Tras la decisión del Tribunal contra la censura del INE, tanto Meade como Anaya exigen que López Obrador acepte debatir de inmediato. Son las posiciones lógicas de quienes van detrás en una campaña.
12 Marzo 2018 04:00:00
Costo del arancel
No bien firmó Donald Trump la orden que impone aranceles de 25% al acero importado a Estados Unidos, US Steel anunció que crearía 500 nuevos empleos: “El fuerte liderazgo del Presidente se necesita para empezar a nivelar el campo para que compañías como la nuestra puedan competir, ganar y crear empleos”. Estos 500 trabajadores echarán a andar un alto horno de Illinois cerrado previamente. Otra empresa, Century Aluminum de Kentucky, señaló que el arancel de 10% sobre el aluminio le permitirá contratar 300 nuevos trabajadores (CNN Money).

Estos 800 nuevos empleos proporcionan a Trump elementos para presumir los efectos positivos de sus aranceles y del proteccionismo comercial en general. Palidecen, sin embargo, ante los 313 mil empleos nuevos que la economía estadunidense generó sin estos aranceles tan sólo en febrero. El mes pasado, efectivamente, se crearon en Estados Unidos 11 mil 178 empleos cada día.

La fortaleza de la economía estadunidense es producto directo de su apertura. La facilidad con la que se importa y se exporta es una de las razones más importantes de su competitividad.

Los aranceles al acero y aluminio, de los que se ha exentado temporalmente a México y Canadá (para presionarlos a aceptar las posiciones estadunidenses en el TLCAN), no son suficientes para eliminar la competitividad estadunidense. El país sigue teniendo, en eso tiene razón Trump, las fronteras más abiertas del mundo. Pero eso no significa que los aranceles no tendrán un impacto negativo.

La consultora Trade Partnership calcula que los aranceles podrían permitir que las empresas estadunidenses de acero y aluminio generen 33 mil nuevos empleos, una vez que las reglas se definan y las empresas empiecen a invertir: pero las compañías estadunidenses que utilizan acero y aluminio para fabricar productos con mayor valor agregado, que tendrán que pagar más por sus insumos, sufrirían una pérdida de 179 mil empleos. En otras palabras, el saldo neto de los nuevos aranceles sería una disminución de 149 mil empleos en los Estados
Unidos.

Esto no toma en cuenta los empleos que puedan perderse por medidas de represalia de otros países. La Unión Europea, por ejemplo, ha amenazado a los Estados Unidos con aplicar aranceles compensatorios en ciertos productos característicos de Estados Unidos, como las motocicletas Harley Davidson.

Quizá lo peor es que los nuevos aranceles se han aplicado con una excusa que no se había usado antes y que busca dar la vuelta a las reglas del comercio internacional que impiden la creación discrecional de nuevos aranceles. Trump ha recurrido a una justificación de seguridad nacional, a pesar de que todas sus declaraciones señalan que su propósito es meramente proteccionista. Lo malo es que ahora todos los países podrán afirmar que establecen aranceles por razones de seguridad nacional. De ese precedente puede surgir la guerra comercial.

Mucha atención se ha prestado al hecho de que Canadá, el mayor exportador de acero a Estados Unidos, y México hayamos quedado exentos por el momento de los aranceles. Pero no nos hagamos ilusiones. Lo que está haciendo Trump es romper las reglas que han permitido el aumento del comercio internacional y han generado actividad económica y empleos en todo el mundo. Trump está abriendo las puertas a un nuevo período proteccionista de la historia que castigará la creación de empleos y la prosperidad. y no sólo en Estados Unidos.

Meryl en San Miguel

Meryl Streep, la actriz estadunidense, estuvo la semana pasada en el hermoso poblado colonial de San Miguel de Allende. Visitas como estas ayudan a revertir la imagen negativa que la violencia y las alertas internacionales generan para nuestro país.
09 Marzo 2018 04:07:00
Dinero a la banca
La banca mexicana está teniendo muy buenos resultados. Esto tranquiliza a quienes piensan que es importante contar con una banca sana, pero irrita a quienes consideran que algo malo debe tener una economía si los bancos registran altas utilidades.

Los 48 bancos mexicanos de 2017 (hoy ya son 50) tuvieron en conjunto un resultado neto de 137,735 millones de pesos el año pasado (CNBV). El aumento es de un 28.4% nominal sobre la cifra de un año antes. Esto lleva a preguntar: ¿por qué creció tanto? Después de todo, la economía sólo se expandió 2.3 por ciento.

El aumento es en parte consecuencia del alza en las tasas de interés. La tasa objetivo del Banco de México ha pasado de 3% el 16 de diciembre de 2015, a 7.5% en la actualidad. Es un aumento muy fuerte, 2.5 veces, en un tiempo muy corto. Estos aumentos surgen en parte de una mayor inflación, pero también de una gran incertidumbre sobre las condiciones económicas nacionales e internacionales. La liberación del precio de la gasolina, la depreciación del peso y las amenazas de Donald Trump han influido en esta alza.

Los aumentos en los intereses generan un mayor flujo para los bancos, es cierto, pero no todas las tasas de interés que cobran estas instituciones han subido. Luis Robles Miaja, presidente del consejo de administración del Grupo Financiero BBVA Bancomer, me decía ayer: “Estamos viendo tasas hipotecarias sin precedentes en la historia de nuestro país. tan bajas como en Suiza, en los buenos tiempos”.

A diciembre de 2017, el promedio ponderado de las hipotecas de BBVA Bancomer era, por ejemplo, de 10.5% y el rango variaba entre 9.73 y 11.6 por ciento. En 2015 el promedio de las hipotecas de la institución se ubicaba en 9.5%, pero la tasa de Banxico estaba a 3% mientras que hoy se encuentra en 7.5 por ciento. En términos relativos, las hipotecas son hoy bastante más baratas.

La captación de la banca está subiendo a buen ritmo: 9.2% nominal en 2017 para alcanzar 5 billones 273,627 millones de pesos. La cartera de crédito lo hace aún más rápido: en 2017 cerró en 4 billones 745 mil 929 millones de pesos, con una expansión de 9.4% (CNBV). Son cifras buenas, pero muy lejanas al aumento del resultado neto.

Una razón es que la cartera vencida ha bajado y se encuentra ya a niveles de países desarrollados. En diciembre de 2017, el índice de morosidad de toda la banca fue de 2.15% de la cartera total.

No siempre ha sido tan baja la morosidad en nuestro país. En 1992 la cartera vencida bruta estaba en 6%, según la Auditoría Superior de la Federación. En 1994 ascendió a 8%, en 1995 a19%, en 1996 a 31% y en septiembre de 1997 a 42 por ciento. Por eso quebró la banca nacional y por eso hasta la fecha los contribuyentes estamos pagando el costo.

A los mexicanos nos conviene tener una banca rentable, sí, pero una banca que viva con reglas que la obliguen a competir, a prestar a empresas y personas físicas. La banca que sólo prestaba al Gobierno era inútil para los ciudadanos. La que quiebra es peor, pues se convierte en un lastre enorme para la sociedad.

En este momento escucho quejas por las altas utilidades de la banca. Pero yo más bien veo una gran oportunidad para que la banca puede seguir creciendo y prestando en condiciones de competencia.

FINTECH

Así como Uber revolucionó el negocio del transporte, las empresas fintech, que ofrecen servicios financieros por internet, transformarán el negocio financiero. El Congreso acaba de aprobar una ley que regula a las fintech. Si es una buena ley, tendremos más competencia. Si es mala, muchos pueden perder su dinero.
08 Marzo 2018 04:00:00
Maciel sin pensión
Al asumir el cargo de presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje este 1 de febrero, José Francisco Maciel Amaya se encontró con un regalo que supongo no fue inesperado. El juez primero de lo familiar de la Ciudad de México, José Luis Zavaleta Ríos, decidió echar para atrás un pago de pensión alimenticia en favor de su hijo y su expareja que había decretado con anterioridad.

No podrá quejarse el nuevo presidente de la Junta que la justicia no es expedita en nuestro país. El juez canceló la pensión alimenticia el 31 de enero; al día siguiente publicó la cancelación de la pensión, entregó el oficio de cancelación e hizo llegar el documento al lugar de trabajo del funcionario el mismo día en que éste asumió el cargo. ¡Qué tal la eficiencia de la justicia mexicana!

Las víctimas son el niño Emilio Kaleb Maciel Macías, de 5 años, y la madre y expareja del funcionario, Liliana Sicilia García. “De un día para otro –dice la abogada de esta mujer– y justamente el día 1 de febrero de 2018 se canceló la pensión como un acto de magia”.

Maciel Amaya ha sido denunciado por haber llevado a cabo actos de violencia económica, psicológica y de otros tipos en contra de su hijo y de su expareja.

Vivimos en un país de declaraciones políticas, pero pocas acciones concretas. Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer con discursos, pero en los hechos las mujeres siguen desamparadas. Los candidatos nos prometen un país de justicia, pero los jueces siguen favoreciendo a los influyentes. El presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer el año pasado reformas para garantizar la justicia cotidiana, la que afecta directamente a la gente común y corriente, pero la realidad que viven en los tribunales mujeres como Liliana Sicilia es otra: el tráfico de influencias se sigue imponiendo.

El 16 de agosto de 2017, cuando Maciel Amaya era todavía secretario general de Conciliación en la Junta, el juez primero de lo familiar en la Ciudad de México consideró justo otorgar el 30% de los ingresos ordinarios y extraordinarios del funcionario como pensión a Liliana Sicilia y a su hijo. El juez también otorgó a la mujer el 50% de la propiedad del inmueble adquirido durante el concubinato. Según la abogada de la expareja, “el auto es firme, ya que el demandado y sus abogados se abstuvieron de promover recurso alguno”. La directora de nómina de la Junta Federal declaró entonces que el funcionario tenía un ingreso bruto de 172 mil 134.58 pesos mensuales. Supongo que la cifra debe haber aumentado ahora que es presidente.

Posteriormente, Maciel Amaya negó la relación de concubinato con la madre de su hijo y afirmó que no tenía dinero para pagar la pensión, pero como ésta ya había sido decretada y estaba firme la mujer y su abogada pensaron que no habría ninguna consecuencia de estas afirmaciones. Todo cambió, sin embargo, cuando Maciel Amaya fue ascendido a presidente de la Junta. Sin que mediara recurso de apelación, el juez canceló la pensión y dejó sin protección al niño y a la madre.

Maciel Amaya es sobrino del padre Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo. Tiene un hijo más, producto de otra relación, al cual no ve. Estos hechos no deberían prejuzgar el caso, por supuesto, pero preocupa el aparente tráfico de influencias. No puede justificarse que un juez cancele una pensión, que por ley corresponde a un niño y a su madre, solamente porque el demandado fue nombrado presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje.
07 Marzo 2018 04:00:00
Hablen, candidatos
Las reglas electorales parecen hechas para impedir que los ciudadanos conozcan las propuestas de los candidatos. El Instituto Nacional Electoral ha ido más allá y ha prohibido los debates en la intercampaña. Cuando menos, sin embargo, podemos escuchar las ideas generales de los aspirantes.

Ayer la ANTAD presentó a los tres candidatos de partidos en su tradicional Expo en la capital de la Jalisco. Tuve la oportunidad de presentar y moderar a los tres. La Convención Nacional Bancaria presentará a los seis, incluyendo a los independientes, el jueves y el viernes en Acapulco.

A los candidatos se les permite presentar sus ideas siempre y cuando no participen en un debate entre sí, no presenten propuestas concretas y no pidan el voto. Los precedentes judiciales sugieren que si las ponencias se presentan en un auditorio cerrado son legales, pero no en un mitin al aire libre. Es una pena que tengamos un sistema electoral basado en la censura y la mordaza.

Las presentaciones en la Expo ANTAD, sin embargo, fueron muy útiles. Lo primero que distingue a los candidatos es su estilo y su personalidad. José Antonio Meade tuvo la mejor presentación gráfica, con láminas animadas. Meade no habló con tono de discurso: platicó en un lenguaje llano. Esa es una de sus virtudes. Ricardo Anaya es el mejor conferencista. Es muy articulado y evita el tono grandilocuente e impostado de los políticos tradicionales. Su presentación también estaba apoyada con láminas, entre ellas las controvertidas de Tony Seba de Stanford y otras más de Singularity University, pero que presentan un mensaje claro de que la tecnología está cambiando al mundo.

En el futuro ya no habrá cajeros en los supermercados ni choferes en los camiones; los autos usarán electricidad en vez de gasolina, por lo que es absurdo construir refinerías a un costo enorme. López Obrador no habla ni como político ni como conferencista. Él mismo advierte que habla lento, pero eso atrapa la atención.

Defiende sus posiciones con entereza y convicción, como ese sólido primera base que pasó por el jardín central y la tercera base cuando tenía mejor brazo.

Esta columna no me da espacio para tratar todos los temas de los que hablaron. Lamento que los legisladores y el INE hayan creado las mordazas que nos impiden escuchar las posiciones de los candidatos, fuera de los perversos spots de 30 segundos.

En el tema de la corrupción, Meade dice que un candidato que promete encarcelar a sus predecesores está cayendo en una falta enorme, porque no debe ser el presidente el que encarcela sino un ministerio público independiente quien castiga sólo a quienes cometen faltas. Anaya afirma que el tema fundamental de este momento es la corrupción y que hay que castigar a los culpables, aun cuando hayan sido presidentes. López Obrador dice que no busca venganza sino unidad y que todo se resolverá cuando el presidente sea un hombre honesto.

¿Mi opinión? A los tres candidatos de partidos, y a los tres independientes, hay que escucharlos sin las mordazas del actual sistema electoral. No ayudan las descalificaciones e insultos, ni los spots de 30 segundos, ni las restricciones a la libertad de expresión. Los mexicanos vamos a escoger a un presidente y a muchos otros funcionarios. Hay que eliminar las censuras Construyamos un sistema de libertades que nos permita conocer a fondo las posiciones y las personalidades de los candidatos.

ARANCELES

Donald Trump defiende sus aranceles y dice que los Estados Unidos han sido objeto de abuso durante años y por eso el país necesita barreras a las importaciones. La verdad es que el déficit comercial de Estados Unidos es consecuencia del bajo ahorro del país, lo cual no se resuelve con nuevos impuestos.
06 Marzo 2018 04:00:00
Línea en la arena
Este domingo, tras recibir el Oscar a mejor película, el cineasta tapatío Guillermo del Toro recordó que creció en México viendo películas extranjeras. En el primero de sus dos discursos, se asumió como inmigrante y afirmó que el papel del cine debe ser borrar fronteras, esas líneas en la arena que no significan nada.

Hubo un tiempo en que la declaración de un cineasta mexicano de haber crecido viendo cine extranjero habría sido repudiada por grupos que tuvieron gran fuerza en la burocracia cultural de nuestro país. Para este grupo, el nacionalismo debía prevalecer en el cine. Proponían que el Gobierno tomara medidas para restringir la exhibición de películas extranjeras y que, además, usara el dinero de los contribuyentes para subsidiar esta actividad.

Todavía hay comentarios en redes sociales que reflejan esta visión nacionalista y proteccionista. Ayer hubo cuestionamientos a Del Toro porque no dijo nada en español, porque su película no es realmente mexicana, porque no vive en el país. De igual manera, la cinta Coco de Disney Pixar, que ganó los premios a mejor cinta animada y mejor canción, fue cuestionada por no ser mexicana y por ofrecer una visión falsa de la vida en nuestro país.

Quienes ofrecen estos cuestionamientos están asumiendo una posición similar a la de Donald Trump, quien en 2015 tronó contra la Academia Cinematográfica por haber permitido que un cineasta mexicano, Alejandro González Iñárritu, se “robara” todos los premios.

Las políticas nacionalistas, sin embargo, han resultado un fracaso. En el comercio exterior o en la migración impiden la creación de riqueza y la contratación del mejor personal posible en las actividades productivas. En México la intervención gubernamental en la industria del cine, al congelar los precios de las salas de exhibición y meter al Gobierno a producir películas, coincidió con una época de declinación del cine en nuestro país.

El renacimiento del cine mexicano, si entendemos que se trata del creado por artistas de nuestro país, ha venido paradójicamente de la globalización y no de las medidas nacionalistas y proteccionistas propuestas por los seguidores de Trump en nuestro país. Salma Hayek migró a Hollywood, donde primero alcanzó fama como actriz y después se hizo productora. Directores como Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu han dominado los premios Oscar en los últimos años. Camarógrafos como Emmanuel Lubezki y Rodrigo Prieto han dejado también su huella en Hollywood.

Ante los nacionalistas que se tiran de los cabellos y dicen que estos mexicanos simplemente han vendido su alma al diablo de Hollywood, podríamos señalar que la fortaleza de la industria cinematográfica estadunidense se ha debido a su capacidad de absorber a talentos de otros países. De la misma manera, la cerveza y el tequila de México han alcanzado mercados mayores por sus alianzas con empresas de otros países.

Los intereses más reaccionarios siguen levantando sus banderas. En México los proteccionistas quieren imponer cuotas al cine extranjero. En Estados Unidos, Trump quiere imponer aranceles al acero y al aluminio y detener la inmigración de ese talento mexicano que ha nutrido la producción agropecuaria e industrial y también a la industria del cine.

Del otro lado hay cineastas universales como Del Toro, quien busca borrar esas líneas en la arena que llamamos fronteras, como la de México y Estados Unidos que Carlos Fuentes describió como “ilusoria, de cristal, porosa”.

PGR Y ANAYA

Si la PGR tiene pruebas de que Ricardo Anaya ha cometido algún ilícito, ¿por qué no lo consigna? Nadie debe ser impune, pero hasta el momento la impresión que queda es que se está involucrando al candidato en una investigación simplemente por razones políticas.
05 Marzo 2018 04:00:00
Guerra comercial
“Entre más libre sea el flujo del comercio mundial, más fuertes serán las mareas de progreso humano y la paz entre las naciones”.
Ronald Reagan

La ignorancia económica hace daño y el proteccionismo también. Lo hemos sabido desde hace mucho tiempo. Pero los ignorantes no se quedan satisfechos con su ignorancia. Pecan también de perversión e insisten en imponer políticas dañinas precisamente porque hacen daño.

Donald Trump quiere iniciar una nueva guerra comercial. Ha anunciado que impondrá aranceles de 25% a las importaciones de acero y de 10% a las de aluminio. La medida hará daño a todo el mundo, pero las primeras víctimas serán los consumidores estadunidenses. Sólo la ignorancia justifica la frase de Trump: “Las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar”.

Un arancel punitivo elevará los precios de los productos que llevan acero o aluminio. No sólo subirán los precios de los bienes con insumos importados, sino también los producidos con materia prima local, porque la falta de la disciplina de la competencia extranjera permitirá aumentos fuertes.

Quienes no entienden de economía piensan que la medida cuando menos beneficiará a las empresas estadunidenses. Es falso. Los productores estadunidenses de automóviles y otros productos tendrán costos mayores y esto les hará más difícil competir. Verán reducirse sus márgenes a cambio de una inyección temporal de recursos a los productores de acero y aluminio. La aplicación de aranceles compensatorios por otros países reducirá la demanda y el volumen de comercio en todo el mundo. Algunos productores reemplazarán el acero y el aluminio por insumos más baratos. Al final, los propios productores estadunidenses de acero y aluminio se verán
afectados.

Esta película ya la vimos. En 1930 Estados Unidos elevó los aranceles a más de 20 mil productos con la Ley Smoot-Hawley que buscaba incrementar la producción interna en un momento en que el país sufría los efectos de la recesión de 1929. Los países que comerciaban con la Unión Americana respondieron con represalias y el comercio se desplomó por doquier. La recesión estadunidense se convirtió en una Gran Depresión mundial.

El presidente Trump no se avergüenza de exhibir públicamente su ignorancia económica. En Twitter proclama: “Debemos proteger a nuestro país. Nuestra industria del acero está en malas condiciones. SI TÚ NO TIENES ACERO, NO TIENES PAÍS”. La verdad, sin embargo, es que los países desarrollados producen cada vez menos acero porque éste es un commodity, una mercancía fácil de producir que enfrenta gran competencia y escasos márgenes. En cambio, los productos que se fabrican con acero y con aluminio tienen más complejidad, más valor agregado y mayores márgenes de utilidad. No tiene sentido castigarlos por la industria básica.

Trump está recurriendo a una ley que permite al Ejecutivo establecer límites temporales a las importaciones por razones de seguridad nacional, pero las Fuerzas Armadas no han solicitado la medida. Al contrario, saben que un aumento en los precios del acero y el aluminio elevará los costos de sus armas y por lo tanto su capacidad de defender al país.

Como los mercantilistas del siglo 19, Trump cree que el comercio es un juego de suma cero en el que los avances de una parte perjudican a los demás. Es incapaz de entender que el comercio genera prosperidad para todos. El resultado de su ignorancia puede ser una guerra comercial internacional, como la que creó la Gran Depresión.

El consumo

En 2016, 30.1% del acero consumido en Estados Unidos fue importado contra 34.4% en 2014. La producción estadunidense de acero crudo, sin embargo, se redujo 11% porque el consumo bajó de 117 a 99.7 millones de toneladas (trade.gov). Subir los precios no ayudará a la industria. El problema es el consumo, ¡estúpido!
02 Marzo 2018 04:00:00
Batallas de Acapulco
Este 27 de febrero, cuando Rafael Nadal anunció su retiro del Abierto de Tenis de Acapulco, hubo expresiones de incredulidad y enojo. Muchos habían comprado entradas con la idea de ver a un tenista que no sólo es el número 2 del mundo, sino que a los 31 años es una verdadera leyenda del deporte. No faltaron quienes dijeron que el anuncio tardío era un fraude. Los precios de los revendedores que se colocan todas las tardes y noches a las afueras del estadio se desplomaron. “Ya se acabó el torneo”, escuché decir.

La afirmación me hizo recordar lo ocurrido en este mismo Abierto de Tenis en 2005, cuando Carlos Moyá, el campeón defensor, fue eliminado por el argentino Mariano Puerta. También entonces escuché voces que decían que el torneo se había acabado. En la ausencia del mallorquín Moyá, sin embargo, surgió un nuevo jugador de apenas 18 años, de pelo largo, camiseta sin mangas y pantaloncillos hasta la rodilla, un jugador zurdo con un estilo muy peculiar de golpear la pelota.

Este joven también mallorquín, que sorprendió a todos al convertirse en el nuevo campeón del Abierto, se llamaba Rafael Nadal.

Este miércoles recordé lo ocurrido hace 13 años mientras veía una épica batalla entre el argentino Juan Martín del Potro y el español David Ferrer. El Abierto de Tenis de Acapulco se ha convertido en uno de los torneos más importantes del mundo en su categoría de 500 puntos de la Asociación de Tenistas Profesionales.

La baja de Nadal no impidió que el torneo empezara con cinco jugadores del top 10, algo inu-sitado para una competición de 500 puntos. Dubái, su perenne rival, tenía sólo a uno, el búlgaro Grigor Dmitrov.

Para mí, que me tocó acudir a los primeros abiertos mexicanos en el Club Alemán de la Ciudad de México, la transformación de este pequeño torneo en una contienda de primer orden en apenas 25 años ha sido sorprendente.

El torneo no ha sido afectado por el retiro de Nadal, pero tampoco por la violencia que se ha vuelto tan común en Acapulco. Este miércoles se llevó a cabo un ataque contra un sitio de taxis en la colonia Progreso en el que murió un taxista y otro quedó herido. Es el último de una serie de ataques a taxistas. La gente del puerto se queja que el cobro de derecho de piso se ha vuelto insoportable. Las escuelas de una sección de Acapulco fueron cerradas durante varias semanas por la inseguridad y apenas ahora se han abierto nuevamente gracias a patrullajes de la policía y militares.

El Torneo de Tenis, que tiene lugar en el hotel Princess de la zona Diamante, parece ajeno a ese mundo, pero el estadio es custodiado por policías y elementos del Ejército. Los vecinos me dicen que han tenido que contratar seguridad privada porque la municipal no garantiza nada.

Acapulco tiene esta semana y la siguiente dos de sus eventos públicos más importantes de cada año: el Abierto de Tenis será seguido por la Convención Nacional Bancaria. La creciente violencia no ha ahuyentado hasta ahora ni a los organizadores ni a quienes asisten, pero un solo incidente de violencia puede hacer que las cosas cambien.

Por lo pronto, yo asisto con entusiasmo a las batallas de los gladiadores de la raqueta. La semana que viene estaré de regreso para escuchar a los banqueros y a sus invitados.

Los organizadores de ambos eventos están haciendo su trabajo y generan actividad económica. Falta que los gobiernos –municipal, estatal y federal– cumplan con su responsabilidad de garantizar la seguridad.

NECEDADES

El Registro Nacional de Necesidades de Cada Persona de José Antonio Meade me parece una propuesta lamentable. Necesitamos un Estado que cumpla con sus funciones fundamentales, como dar seguridad, y no uno que busque resolver todas las necesidades de los gobernados.
01 Marzo 2018 04:00:00
Droga en la UNAM
Venta de droga siempre ha habido en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México. En mis tiempos en la Prepa 8, a fines de los 60 y principios de los 70, la venta y el consumo tenían lugar de forma abierta. En Ciudad Universitaria, las “islas” eran el lugar en que se fumaba mariguana y se vendía droga, antes de que los frontones se pusieran de moda.

No debe sorprendernos. En otros lugares de la Ciudad de México, el vendedor de droga corre un mayor riesgo de ser detectado por la policía y detenido. En las escuelas de la UNAM la “autonomía universitaria”, que ha sido interpretada como una especie de extraterritorialidad, el riesgo es mínimo o más bien inexistente. Los usos y costumbres impiden el ingreso de la policía, ya sea preventiva o ministerial. La seguridad interna de la UNAM no se atreve a confrontar a los vendedores. Y lo entiendo. No son policías, no tienen armas; quienes venden o usan drogas no les hacen caso o, peor aún, los amenazan.

La policía ha siempre concentrado sus esfuerzos en los alrededores de CU. Ahí realiza detenciones de narcomenudistas que transportan mercancía para venderla en la seguridad del campus. Es imposible cerrar los accesos a los vendedores de droga porque CU es un área abierta. Otras universidades tienen rejas y puertas para impedir el acceso a personas ajenas a las instituciones.

Pretender que esta situación puede cambiar con una campaña de publicidad, bajo el lema de “¡Fuera narcos de la UNAM!” es no entender las razones que han convertido a las escuelas de esta universidad en uno de los mercados de drogas más importantes de la Ciudad de México y quizá del país. De nada sirve colocar mensajes de propaganda en las pantallas del Estadio Olímpico Universitario.

Algunos casos de violencia han llamado la atención a este tradicional mercado de drogas. El hecho más reciente tuvo lugar el 23 de febrero en la zona de los frontones y resultó en la muerte de dos personas. Ha habido otros homicidios relacionados con temas de drogas, pero en realidad han sido pocos a lo largo de los años, si consideramos el tamaño del mercado y el número de estudiantes y maestros de Ciudad Universitaria.

De alguna manera, la UNAM se ha convertido en una especie de zona libre de drogas, como los cafés de Ámsterdam en los que se tolera el consumo de por lo menos la mariguana desde hace años. Por décadas, la venta de drogas en CU la llevaban a cabo jóvenes estudiantes que compraban la mercancía a proveedores externos. Hoy hay indicadores de que la distribución la están tomando grupos profesionales. Los actos de violencia podrían deberse a que algunos de estos buscan desplazar a competidores de lo que consideran sus territorios.

El rector de la UNAM, Enrique Graue, afirma que no aceptará usar policías o agentes armados de seguridad para detener el narcomenudeo en la UNAM. Se entiende. El uso de la fuerza no ha impedido el tráfico de drogas en el resto de la ciudad o del país. Pero también hay que comprender que esto significa que no desaparecerá la venta de drogas en las escuelas de la universidad. Tratar de convencer con razones a quienes se benefician de esta venta para que se vayan del lugar tendrá el mismo resultado que los esfuerzos por convencer a quienes mantienen la ocupación del Auditorio Justo Sierra de la Facultad de Filosofía y Letras desde el 4 de septiembre del año 2000.

SIN INDEMNIZACIÓN

El Parlamento de Sudáfrica aprobó una iniciativa que permite la expropiación de tierras sin indemnización. La medida está diseñada para aplicarse solamente a miembros de la minoría blanca. Es previsible que se registre un desplome de la inversión y la producción agropecuaria, como ocurrió previamente en Zimbabwe.
28 Febrero 2018 04:00:00
AMLO y Napito
Andrés Manuel López Obrador se ha mantenido firme en la punta de la contienda presidencial. No tiene los 15 puntos de ventaja que presume, pero sí cuando menos ocho, como sugiere la encuesta de Reforma del 15 de febrero. Hasta ahora ha gozado de un efecto teflón, que ha permitido que los cuestionamientos se le resbalen, pero la nominación del líder minero Napoleón Gómez Urrutia como candidato plurinominal al Senado podría hacerle daño.

El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana pregona en su página de internet: “Los mineros de México celebran con júbilo la designación del Lic. Napoleón Gómez Urrutia como Senador de la República por la Coalición Morena, PT y PES.” ¿Designación? ¿Qué pasó con la idea que los senadores son electos?

El propio líder escribe “Los cobardes tienen miedo” y denuncia “una reacción en cadena, más parecida a una jauría desatada sin control, tanto por el dinero pagado a algunos medios de comunicación y a comentaristas seleccionados, como para que se erigieran en una especie de tribunal oscuro, tipo Santa Inquisición, encapuchado, ignorante y corrupto, para iniciar ataques en mi contra muy en lo personal. (La Jornada)”. Napoleón acusa de financiar estos ataques a empresarios mineros como Germán Larrea, Alberto Bailleres, Alonso Ancira y Julio Villarreal Guajardo, que representan una parte muy importante de la minería mexicana.

La nominación de Gómez Urrutia ha generado una inevitable controversia. “Debemos impedir que individuos que han quebrantado la ley pretendan ser representantes de los mexicanos en el Poder Legislativo”, declaró Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial. López Obrador, en cambio, considera a Napoleón un perseguido político, mientras que Alfonso Romo, coordinador de su proyecto de nación, lo comparó con Nelson Mandela, quien pasó 30 años en la cárcel para después ganar el Premio Nobel de la Paz.

¿Criminal o prócer? Napoleón heredó el liderazgo del sindicato minero sin haber cumplido el requisito de haber sido minero cinco años. Las mayores críticas en su contra, sin embargo, provienen de la extinción del fideicomiso de 55 millones de dólares que debieron haber sido distribuidos a los mineros de Grupo México, pero que fueron transferidos a cuentas del sindicato. Dice Napoleón que repartió 22 millones, pero nunca ha presentado una lista completa ni una auditoría.

Miles de trabajadores afirman no haber recibido nada. Napoleón afirma que los tribunales lo han exonerado en 14 procesos, lo cual es cierto, pero los tribunales han aplicado un criterio éticamente cuestionable que considera que, como el sindicato es un “legítimo representante de los trabajadores”, puede hacer lo que quiera con el dinero.

Numerosos mineros mantienen juicios civiles contra Napoleón y el sindicato.

Napoleón ha utilizado el sindicato para detener actividades productivas. Las minas de Sombrerete, Zacatecas, y Taxco, Guerrero, han estado en huelga desde 2007 como parte de su guerra contra Grupo México. Esto no sólo ha impedido el pago de sueldos, sino también de las participaciones de utilidades que tradicionalmente son el mayor ingreso de los mineros.

Lo que más preocupa de la candidatura de Gómez Urrutia es que López Obrador parece estar abriendo las puertas nuevamente al más corrupto sindicalismo del viejo PRI, ese que impulsó leyes que hoy consideran legal que los sindicatos se apropien del dinero de los trabajadores.

EXTRATERRITORIALIDAD

¡Fuera narcos de la UNAM! El lema no hará que los narcos salgan de la casa de estudios. Interpretar la autonomía universitaria como extraterritorialidad tiene costos enormes.
27 Febrero 2018 04:00:00
El rival
Ricardo Anaya se ha consolidado en el segundo puesto en la contienda presidencial. Ha afirmado públicamente que es el aspirante que más ha crecido en las preferencias y las encuestas así lo sugieren. Sin embargo, un artículo de Jude Webber del Financial Times señalaba el 23 de febrero que la candidatura del panista se ha estancado, “y no sólo porque las imágenes de él tratando sin éxito de arrancar un auto híbrido fueron ridiculizadas en redes sociales”, sino por las acusaciones que se le han hecho por presuntos actos de corrupción.

La verdad es que hasta ahora las encuestas no muestran ningún estancamiento. Por el contrario, sugieren que Anaya ha avanzado, aunque permanece lejos de Andrés Manuel López Obrador, quien se mantiene cómodamente en la punta.

La información disponible no permite –por lo menos no a mí– determinar si las acusaciones contra Anaya, de haberse beneficiado de una operación de lavado de dinero de un empresario queretano, son reales o simples ataques políticos. Según Anaya, “la PGR se ha prestado a la guerra sucia del PRI”. No sería la primera vez. En 2017 la familia de Josefina Vázquez Mota, en ese entonces candidata del PAN al Gobierno del Estado de México, fue supuestamente investigada por lavado de dinero. Nunca hubo una acusación formal, pero cuando tardíamente la PGR reconoció que no había irregularidades, ya se había asestado el golpe a la campaña panista.

Anaya, quien este domingo 25 de febrero cumplió 39 años, es un político brillante, aunque con escasa experiencia en la administración pública. Tiene lo que algunos consideran una desmedida ambición de poder. Logró la candidatura del PAN con la fórmula de Andrés Manuel López Obrador, al usar los spots de radio y televisión de su partido para construir su imagen personal. Se ha convertido en un contendiente real a la Presidencia, pero quizá debilitó al PAN, que llegó a estar en primer lugar con Margarita Zavala como posible candidata.

Poco sabemos sobre las políticas públicas que impulsaría Anaya. Desde un principio ha concentrado sus mensajes en la afirmación de que sacará al “PRI corrupto” de Los Pinos (el adjetivo acompaña siempre al sustantivo en esta descalificación, como hacía Donald Trump con “crooked Hillary”). Antes de la precampaña Anaya defendió un aumento a los salarios mínimos y un “ingreso mínimo universal” para todos los mexicanos. Ahora ha hablado de la importancia de asumir las ventajas de la tecnología. Pero fuera de eso, nada. Quizá Anaya está siguiendo los cánones de las campañas más exitosas: concéntrate en un mensaje muy claro y sencillo, como acabar con el PRI corrupto.

¿Qué pasará ahora? Estamos viendo una campaña en la que los tres principales candidatos se intercambian acusaciones de corrupción. Los estrategas se han dado cuenta que este es el tema fundamental de la elección. Suponen, quizá con razón, que las elecciones se deciden por razones emocionales y no racionales.

Para ganar, Anaya tiene que seguir colocándose en la mente de los electores como el verdadero rival a vencer de López Obrador, ante un Meade que se rezaga. Esto le permitiría atraer los votos de priistas y panistas temerosos de un gobierno de extrema izquierda, ya que los perredistas hace rato se fueron a Morena. Tarde o temprano, sin embargo, Anaya tendrá que dejar atrás su mensaje de que su único objetivo es sacar al “PRI corrupto” del Gobierno. Para vencer a López Obrador necesita un mensaje distinto y más poderoso.

PIERDE PEMEX

Pese a que recibió más ingresos por el gasolinazo y el alza en el crudo, Pemex perdió 333 mil millones de pesos en 2017, 74% más que en 2016. Más impuestos y un mayor costo financiero por deuda fueron los factores fundamentales.
26 Febrero 2018 04:00:00
Llantas en el río
Me levanto cansado. Hoy toca nuevamente recoger basura. Siempre que llega este día me pregunto por qué lo hago, pero al final me siento satisfecho.

Este fin de semana acudí a recoger basura al Parque Nacional de los Dinamos, lugar por el que corre el Magdalena, el único río vivo que queda en la Ciudad de México. Junto con miembros del equipo de la fundación Caminos de la Libertad, en el marco del proyecto Limpiemos Nuestro México, nos unimos a un equipo de la Dirección de Ecología de la Delegación Magdalena Contreras y a vecinos que limpian la zona con frecuencia. Participó también un grupo de Sea Shepherds México, una organización dedicada a la preservación de la vida natural.

Yo recogí basura en el cauce mismo. Si bien me proporcionaron un traje de plástico con botas, me di cuenta de lo difícil que es trabajar y avanzar por el río. Por lo menos dos veces me resbalé sobre las rocas y caí a las aguas que corrían con fuerza.

Aprendí también que al río hay que limpiarlo no sólo de la basura del ser humano, sino también de ramas y troncos. Los residuos de árboles provocan retenciones en el flujo de agua y permiten que se acumulen desechos. Si no se retiran, pueden generar tapones e inundaciones. Algunos de los troncos caídos deben aserrarse para ser removidos. La Dirección de Ecología de la delegación está usando la madera para la fabricación artesanal de bancos, macetas y otros productos.

En un par de horas encontramos basura de todo tipo en el río. Botellas de vidrio y plástico y ropa, por supuesto, pero también muñecos y ofrendas de santería. Hallamos también cuatro neumáticos, a pesar de que la delegación tiene un programa, Libérate de tus Llantitas, para recibir neumáticos y enviarlos a hornos de producción de cemento. Jorge Villaseñor, director de Ecología de Magdalena Contreras, me dice que sus equipos han hallado también motos y automóviles. La gente piensa que el río es un gran basurero que puede llevarse todo lo que se le arroja.

La basura es un problema monumental. Todos los días los mexicanos generamos 86 mil toneladas de basura, unos 770 gramos por persona (INEGI). Producimos bastante menos que un país como Estados Unidos, donde el monto es de 2 kilos por persona o unas 600 mil toneladas diarias (alternet.org), pero la mayor parte de nuestra basura se coloca en tiraderos a cielo abierto, lo que genera una gran contaminación, y sólo un 13% en rellenos sanitarios adecuados. Una cantidad muy importante simplemente se tira a calles, carreteras, campos, ríos, lagunas y mar donde produce enormes daños ecológicos.

La basura no tiene que ser tan dañina. Si se separa, puede convertirse en materia prima o insumo para procesos productivos. El problema es que pocos hacen el esfuerzo para separarla y procesarla.

Cuando tuiteo acerca de la recogida de basura, recibo algunas respuestas hostiles. Un tuitero me llama hipócrita. Yo entiendo que el problema de la basura no se resuelve porque un día un grupo de personas, por numeroso que sea, decide salir a recoger desechos. Lo importante es construir una verdadera conciencia de los daños que causa la basura. ¿Qué mentalidad puede tener alguien que tira una colilla de cigarro en la acera, un pañal en la carretera o un neumático en un río? Recoger llantas de los ríos debería ser innecesario, pero no lo será mientras la gente no se dé cuenta del daño que hace al disponer de ellas en un río.

Sabina en Londres

En su concierto en el Auditorio Nacional el sábado, Joaquín Sabina comentó que cuando era joven en Londres “encontré que era más fácil cantar en el metro que fregar platos. Y tocar el culo a las chicas. Espero que no me acusen de acosador. Es de lo único que no me han acusado”.
23 Febrero 2018 04:00:00
Es la corrupción
Es la corrupción, estúpido. En esta ocasión no es la economía. Tampoco las reformas estructurales. Ni siquiera las controversias sobre el aborto o los derechos de los homosexuales han incidido. El tema que está definiendo esta elección es la corrupción.

Los comicios de este 2018 se han convertido en un gran referéndum sobre el Gobierno de Enrique Peña Nieto, quien según la última encuesta de Reforma (15 de febrero), tiene una aprobación de sólo 19%, la más baja en la historia para un Presidente a estas alturas del sexenio. Sólo el 8% de la población considera que el país va por buen camino. El PRI es hoy el partido por el que más ciudadanos nunca votarían (47%). La percepción de corrupción ha tenido un papel fundamental en esta actitud.

México ha seguido cayendo en el índice de percepción de la corrupción de Transparencia Internacional. Este año perdió sólo un punto en la calificación, de 30 a 29, pero bajó seis lugares en la lista por segundo año consecutivo. Hoy ocupa el lugar 135 del mundo en un índice que incluye a 180 países. México está en buen lugar en el Índice de Transparencia Presupuestaria de la Open Budget Partnership, sexto de 102 países, lo cual sugiere que la transparencia por sí sola no genera una percepción de menor corrupción.

Quizá parte del problema radique en la misma transparencia y en el papel cada vez más activo de investigadores independientes, como los de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, que aprovechan una mayor libertad en los medios para dar a conocer sus resultados. Tenemos ahora los casos señalados por la Auditoría Superior de la Federación de miles de millones de pesos desviados de Sedesol y Sedatu entre 2014 y 2016 a empresas fantasma. Antes la atención pública se concentraba en gobernadores como Javier y César Duarte y Roberto Borge.

Hay un enojo en la población. México no es el único país que ha sufrido esta actitud. También en Estados Unidos se ha manifestado y permitió el triunfo inverosímil de Donald Trump en la elección de 2016. La situación es similar a la que prevalecía en Venezuela en 1998 y que llevó al triunfo de Hugo Chávez ante el desencanto con los partidos tradicionales.

José Antonio Meade, un funcionario público considerado probo por quienes lo conocen, que no es miembro de ningún partido y que nunca ha contendido por un cargo de elección popular, fue visto por el presidente Peña Nieto como un candidato ideal para enfrentar la incredulidad popular. La estrategia, sin embargo, no ha funcionado. Sólo 6% de los encuestados por Reforma dicen que Meade “robaría menos”. En cambio, 32% aplica esta frase a Andrés Manuel.

A pesar de las acusaciones que ha recibido en esta campaña, y que él atribuye directamente al PRI, Ricardo Anaya ha entendido este hartazgo. En lugar de ofrecer propuestas de Gobierno, se ha concentrado en denunciar al partido en el Gobierno. “Hemos sacado al PRI corrupto de Los Pinos y hemos metido a los culpables a la cárcel”, dice el spot que se difunde en esta intercampaña. La fórmula parece estar funcionando. Anaya se consolida en el segundo lugar y se perfila como el rival a vencer de López Obrador.

La corrupción se ha convertido en el tema fundamental de esta campaña. Hay quien dice que es un problema de percepción y no de realidad. Quizá. Pero aun así, esta percepción le está costando muy cara al PRI.

ESTADO DÉBIL

Tenemos un Estado débil. Un intento de desarmar a “policías comunitarios” por marinos y agentes judiciales llevó ayer a un bloqueo de la carretera federal Chilpancingo-Acapulco en Xaltianguis. Nadie se atreve ya a hacer nada contra los bloqueos. Como los marinos y policías detuvieron a un comunitario, los rebeldes secuestraron a un agente.
20 Febrero 2018 04:00:00
Napo candidato
Napoleón Gómez Urrutia encarna muchas de las perversiones del viejo sistema político. Heredó ilegalmente el sindicato minero de su padre, tomó control de un fideicomiso que debió beneficiar a los mineros y ha impulsado huelgas ilegales costosísimas para las empresas mineras y para el país sin más propósito que atacar a sus enemigos. Por eso preocupa que hoy sea candidato al Senado por Morena.

Napoleón Gómez Sada, padre del actual Napoleón, fue un representante distinguido de la vieja política mexicana. Se unió al Partido Nacional Revolucionario, predecesor del PRI, desde 1934 y permaneció toda su vida en el partido hegemónico. Se hizo minero en Torreón en 1935. Después de ser líder local, pasó a dirigir el sindicato minero nacional desde 1962 hasta su muerte en 2001. Fue senador y diputado del PRI y presidente del Congreso del Trabajo, que unía a los sindicatos del PRI.

Cuando Gómez Sada se sintió enfermo, anunció en un evento frente al presidente Ernesto Zedillo, en mayo del 2000, que dejaría el mando del sindicato a su hijo. Mariano Palacio Alcocer, secretario del trabajo, negó la toma de nota, ya que Napoleón, hijo, no cumplía con el requisito estatutario de haber sido minero cuando menos 5 años.

En una negociación con el siguiente Gobierno, el de Vicente Fox, Napoleón recibió la toma de nota de Carlos Abascal tras presentar un certificado de haber trabajado en una minera de Peñoles. El certificado ha sido considerado falso por sus críticos.

El peor pecado de Gómez Urrutia no es haber heredado el sindicato minero, sino haberse apropiado de los 55 millones de dólares de un fideicomiso establecido en Scotiabank para beneficio de los mineros que trabajaban en Cananea cuando la mina fue comprada por Grupo México. El sindicato de Gómez Urrutia tomó control de ese dinero afirmando que era el verdadero y único representante de los trabajadores. Esta transferencia generó una prolongada disputa legal. Las acusaciones penales cayeron por tierra, ya que los tribunales decidieron que el sindicato sí era el representante de los trabajadores; por eso no hay hoy órdenes de aprehensión ya en contra del líder. Se mantiene todavía, sin embargo, un caso civil por el desvío.

Napoleón ha utilizado al sindicato para presionar a las empresas que considera enemigas. Entre 2007 y 2010 bloqueó Cananea, de Grupo México, a través de una huelga ilegal que concluyó en 2010, después que la Suprema Corte dio por terminada la relación laboral entre la empresa y el sindicato de Napoleón. A pesar de los fallos judiciales, el sindicato ha seguido realizando bloqueos intermitentes a la minera.

Gómez Urrutia ha querido presentarse como un perseguido político. Vive desde hace años en Vancouver, Canadá, y se ha nacionalizado canadiense. La verdad, sin embargo, es que hay cuestionamientos muy serios en su contra. El más importante es el destino de los 55 millones de dólares de Cananea. Parte del dinero se distribuyó a los trabajadores leales a él, pero los que no recibieron su parte siguen cuestionándolo.

La decisión de López Obrador de impulsar a Gómez Urrutia al Senado es producto del control que este sigue teniendo sobre miles de mineros en el país. La medida, sin embargo, parece incongruente para un candidato presidencial que dice que quiere acabar con la corrupción. Incorporar a Napoleón a su equipo de legisladores manda el mensaje contrario.

DEL PAN A MORENA

A Germán Martínez Cázares le tocó defender el triunfo electoral de Felipe Calderón en 2006. Pese a ello, Andrés Manuel lo coloca hoy en la lista para el Senado. No entiendo la decisión, pero Martínez Cázares, un buen y honesto abogado, será un gran activo.
19 Febrero 2018 04:00:00
Comercio y populismo
Mi déficit comercial con el 7-Eleven de la esquina es del 100% y no me preocupa, comenta la economista Deirdre McCloskey. Lo raro sería que fuera de otra manera. “El comercio no es entre naciones sino entre individuos. Quizá sería mejor que no mantuviéramos estadísticas sobre el comercio internacional.”

En la Álamos Alliance, que cada año reúne a un grupo de economistas liberales en este pequeño poblado del sur de Sonora, se escuchan con frecuencia observaciones así. No son las simples enumeraciones de cifras de la economía, aunque no faltan presentaciones con desfiles de estadísticas. Lo más valioso de Álamos son observaciones como las de McCloskey, que permiten entender la ignorancia de un Donald Trump que quiere hacer de la desaparición del déficit el objetivo fundamental de la política comercial estadunidense.

La Álamos Alliance, lo he dicho, es como un pequeño Davos en el desierto. Si el Foro Económico Mundial buscó un lugar aislado en los Alpes suizos para promover una reflexión sobre la globalización y otros temas para mejorar el estado del mundo, la Álamos Alliance ha querido encontrar en este pueblo mágico un lugar para llevar a cabo discusiones sobre temas fundamentales de la economía. Sólo que Álamos se ha mantenido siempre pequeño, sin caer en la tentación de convertirse en un enorme circo de 20 pistas ni de alejarse de los temas económicos.

Este año la Álamos Alliance celebró su 25 aniversario en una reunión del 15 al 18 de febrero. Participaron, entre otros, el titular de Hacienda, José Antonio González Anaya, y los exsecretarios Pedro Aspe y Francisco Gil Díaz. Entre los economistas se contaron Arnold Harberger, Thomas Saving, Anne Kreuger, Rolf Lüders, Nicolás Ardito Barletta. Carlos Hurtado, Herminio Blanco y muchos más. Luis Rubio presentó una visión del momento político de México. Una mesa sobre el populismo reflexionó sobre la manera en que las ideas aparentemente sencillas, pero fundamentalmente equivocadas, de personajes como Trump hacen cada vez más difícil impulsar políticas económicas sensatas. Roberto Salinas León ha presidido en los últimos años la reunión.

“La gente piensa que la economía es un juego de suma cero –señaló McCloskey–. Si yo mejoro, tú empeoras. Hasta hace algún tiempo así era la situación, porque no había crecimiento.” El populismo incorpora esta forma de pensar, como lo han hecho políticos como Hitler, Perón, Chávez y Trump. “El liberalismo es lo opuesto al populismo. Llevó a la innovación y a una ampliación dramática de la economía y a la reducción de la pobreza. En lugar de una política basada en la envidia, que es el instrumento del populismo, hemos empezado a admirar los avances. Éste es el resultado de las sociedades libres”.

Los populistas, que no entienden cómo funciona la economía, toman medidas que tienen resultados contrarios a los que quieren. “Nada incrementa más el déficit comercial que el estímulo fiscal que Trump está aplicando (con el recorte de impuestos). Y lo peor es que después nos van a echar la culpa (a los mexicanos)” advierte Pedro Aspe.

Quizá la mejor razón para sentirse optimista es que, a pesar del triunfo de Trump, el populismo no ha borrado el sentido común de los estadunidenses. Douglas Irwin, autor de Free Trade Under Fire, cita una encuesta de Gallup según la cual 72% de sus compatriotas están a favor del libre comercio y sólo 23% en contra. Es lo contrario de lo que quiere Trump.

Helicóptero

¿Qué tenían que hacer el secretario de Gobernación y el Gobernador de Oaxaca en un helicóptero en Jamiltepec, Oaxaca, el viernes 16 de febrero después del terremoto? El afán de salir en la foto de los políticos provocó las muertes que no causó el sismo.
16 Febrero 2018 04:00:00
Sin chachalacas
“Tarde o temprano nuestro movimiento va
a triunfar”. / Andrés Manuel López Obrador (2007)

Andrés Manuel López Obrador se sigue fortaleciendo en la contienda. Ricardo Anaya se consolida como la opción frente al morenista. José Antonio Meade no sólo no repunta, sino que pierde terreno. La intención de voto por los independientes también cae.

La encuesta de Reforma de ayer ratifica esta situación. López Obrador sube de 31 a 33%, Anaya escala seis puntos porcentuales para alcanzar 25%, Meade baja de 17 a 14 por ciento.

Margarita Zavala ocupa todavía el primer lugar entre los independientes, pero su apoyo cae de 8 a 4 por ciento. “El Bronco” tiene 2%, mientras que Armando Ríos Piter no pinta en este ejercicio. Los independientes se han visto afectados por una “precampaña” en que los candidatos de los partidos hicieron campaña abierta, con millones de spots de radio y televisión, mientras que a los independientes la legislación vigente los mantuvo en la sombra.

Aún no empiezan las campañas propiamente dichas. No se lanzarán, aunque usted no lo crea, hasta el próximo 30 de marzo. Si tiene usted la idea de que López Obrador empezó su campaña en 2014, con una avalancha de spots con los tiempos de medios de su partido, está equivocado.

También lo está si piensa que Ricardo Anaya contraatacó después con los spots de su partido, el PAN, o si considera que Meade comenzó la suya en diciembre de 2017 con sus spots. La ley nos dice que las campañas y la discusión de las plataformas políticas no pueden comenzar sino hasta el 30 de marzo.

No es la primera vez que López Obrador empieza en primer lugar. Ya lo hizo en 2006, pero perdió la contienda por estrecho margen cuando sus declaraciones, como “cállate, chachalaca” dirigida al presidente Vicente Fox, parecieron confirmar la campaña de Felipe Calderón de que era un “peligro para México”. Hay quien piensa que el tabasqueño se autodestruirá una vez más, que hará alguna declaración que afecte su popularidad o que el Gobierno o los otros partidos inventarán alguna nueva estrategia para hacerle daño. Esperan una nueva chachalaca que les haga el trabajo.

Las cosas, sin embargo, no pintan bien para esa esperanza. Para empezar, el López Obrador de hoy, de 64 años, es más maduro que el de 2006, de 53. En vez de enojarse ante las descalificaciones, recurre al sentido del humor, como lo muestra su decisión de asumir el nombre de Andrés Manuelóvich cuando se le acusó de ser apoyado por los rusos. Además, parece haber adquirido una cubierta de teflón que lo protege cuando hace declaraciones incómodas.

Primero hizo su propuesta de negociar con los criminales y darles una amnistía. Después dijo que los ministros de la Suprema Corte están maiceados. Al secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, le espetó que se deje de “politiquería” y “que “se ponga a hacer su trabajo” cuando la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas le ofreció un doctorado honoris causa que después retiró. Ninguna de estas declaraciones le hizo daño. Quizá es lo que hay que esperar de un candidato de protesta ante un pueblo que se siente agraviado por el Gobierno.

El mayor riesgo que puede correr López Obrador es el exceso de confianza. A un mes y medio de que empiecen las campañas, las cuales durarán casi 3 meses, él parece considerar que el triunfo está definido, que la ventaja es irreversible. “Estamos arriba. No nos vamos a confiar, pero la gente ya tomó su decisión”. No parece haber chachalacas en el
horizonte.


CERVEZA O RIFLE

Ahora fue el turno de una escuela en Parkland, Florida: 17 muertos acribillados por un estudiante suspendido de 19 años armado con una AR-15. Trump lamenta la matanza y habla de que Nikolas Cruz estaba desequilibrado. Este joven no tenía edad para comprar una cerveza, pero sí un rifle de asalto.
15 Febrero 2018 04:00:00
Virtudes burguesas
Se encuentra en México una economista estadunidense que resulta incómoda para la derecha y para la izquierda. Deirdre McCloskey es una verdadera liberal, una mujer que cree en la libertad del individuo para tomar sus propias decisiones tanto en lo económico como en lo moral. Su liberalismo económico enfurece a la izquierda, su liberalismo ético agravia a la derecha.

McCloskey obtuvo su licenciatura y doctorado en economía en Harvard. Fue, junto a Milton Friedman y Arnold Harberger, una de las grandes estrellas de la Escuela de Chicago que reivindicó la economía liberal. Sólo que entonces se llamaba Donald, y era hombre.

En 1995, después de una profunda reflexión, realizó un cambio de sexo. Tenía 53 años. Convertirse en mujer la llevó a perder a su familia, en un doloroso proceso que ha documentado en el libro Crossing: A Memoir (1999). De joven, se dio a conocer como historiador económico. Sus primeros libros documentaron los inicios del capitalismo en la Gran Bretaña. Los últimos ofrecen reflexiones filosóficas sobre la economía y la libertad. En español, el Fondo de Cultura Económica ha publicado Las Virtudes Burguesas: Ética para la Era del Comercio (2015), donde afirma que el capitalismo no sólo ha sido bueno en lo económico, al rescatar a miles de millones de personas de la pobreza, sino en lo ético, al generar las “virtudes burguesas” necesarias para construir una sociedad más próspera y más justa. “El capitalismo no ha corrompido nuestras almas. Las ha mejorado”.

Deirdre se considera cristiana, progresista y libertaria, pero genera controversias dondequiera que va. Esta semana en México algunas universidades cancelaron sus presentaciones tras enterarse de que es transexual. En otras fue cuestionada por sostener que la pobreza, y no la igualdad, es el tema ético significativo para la economía. McCloskey estuvo en el ITAM, la Librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica y el CIDE. Este fin de semana estará en la Alamos Alliance de Sonora, una reunión de economistas.

McCloskey ha criticado a Thomas Piketty, quien en El Capital en el Siglo XXI afirmó que la desigualdad ha estado creciendo en los países desarrollados y debe ser corregida. Según ella, el francés sólo ha comprobado un aumento de la desigualdad en tres países, el Reino Unido, los Estados Unidos y Canadá, donde la creciente desigualdad no se debe al capitalismo, sino a un “semisocialismo”, como el que se ha aplicado en Londres al restringir la nueva construcción lo que ha hecho que se disparen los precios de los bienes raíces.

Dice McCloskey que Piketty se equivoca al considerar la riqueza, en lugar del ingreso, para su definición de desigualdad; por eso el precio de los bienes raíces tiene un papel tan importante en sus cálculos. La mayor parte del ingreso en las sociedades desarrolladas, sin embargo, proviene del capital humano y no del físico. De hecho, hemos vivido un período que ella llama el Gran Enriquecimiento: “El capitalismo ha hecho a los trabajadores 20 o 100 veces más prósperos que sus antepasados de 1800”.

Para esta economista de 75 años, que perdió a su familia por convertirse en mujer, el capitalismo es virtuoso no sólo porque es eficaz y ha rescatado a miles de millones de personas de la pobreza, sino porque respeta las decisiones individuales. Esta libertad es fundamental para los seres humanos. Incluso para amar.

DESESTABILIZADORA

Se encuentra en prisión domiciliaria, pero la PGR pidió restringir las visitas y comunicaciones de Elba Esther Gordillo porque su influencia moral podría “desestabilizar la paz y seguridad del Estado mexicano”. ¿Es un reconocimiento de que fue procesada por razones políticas y no por operaciones con recursos de procedencia ilícita?
14 Febrero 2018 04:00:00
Día para amar
“Vení a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará”. Julio Cortázar, Salvo el Crepúsculo


Como otras festividades populares, la de san Valentín es una fusión de tradiciones religiosas, populares y literarias transformadas al final en una oportunidad comercial.

El origen del festejo se ha atribuido a un sacerdote llamado Valentín, quien supuestamente insistía en casar a soldados a pesar de que el emperador Claudio II lo había prohibido. Valentín fue detenido y martirizado por su desobediencia. Otra versión señala que la celebración es la adaptación cristiana de la vieja fiesta romana de la fertilidad conocida como las lupercales.

Estas teorías, sin embargo, caen por tierra cuando nos percatamos que no hay registros de alguna celebración del amor en el día de san Valentín sino hasta el siglo 15, cuando Geoffrey Chaucer escribió en el Parlamento de las aves: “Porque esto fue en el día de san Valentín, cuando todo pájaro llega a escoger a su pareja.” En el siglo XV ya hay registros en Inglaterra y Francia de un festejo del amor el 14 de febrero en el que los enamorados, o los seductores, mandaban pequeñas cartas llamadas “valentines”.

El festejo actual, sin embargo, tiene poco o nada que ver con lo que sucedía en el siglo 15. El 14 de febrero es una fiesta del consumo en la que se regalan chocolates, rosas, osos de peluche. y a veces diamantes. También es el día en que la ocupación en moteles y hoteles de paso alcanza sus mayores niveles. Es la ocasión por excelencia para los amores clandestinos, los cuales se hacen cada vez más comunes.

Las relaciones amorosas han cambiado mucho en los últimos tiempos. Para empezar, el divorcio se vuelve cada vez más común. Según el INEGI, en 1993 se registraban 4.9 divorcios por cada 100 matrimonios, pero para el 2015 la cifra era ya de 22.3. El número de divorcios aumentó 136.4% mientras que el de matrimonios cayó 21.4% en este período.

No solamente tenemos más divorcios, sino también más parejas que viven en unión libre. Estas pasaron de 8.3 a 16.4% de la población de 15 años o más entre 1990 y 2014, mientras que los matrimonios disminuyeron de 51.5 a 42.3%. También la población separada ha aumentado: de 2.2 a 5.4 por ciento.

Al parecer se han multiplicado también las relaciones incidentales, las que están fuera de una unión matrimonial o libre. Basta con echar un vistazo a las colas fuera de los moteles el 13 o el 14 de febrero para darse cuenta. Un poco en broma, y un poco en serio, se ha creado el día internacional del amante, el 13 de febrero, ya que el 14 hombres y mujeres tienen que ver a sus cónyuges oficiales.

Hay quien dice que los hombres son más infieles que las mujeres; pero, si un número aproximadamente similar de mujeres no es igualmente infiel que los hombres, ¿con quién están siendo infieles los hombres? En las encuestas, es cierto, los hombres de todos los países dicen que son más infieles que las mujeres, pero quizás esto sea reflejo de que las mujeres son más discretas, aunque no más fieles que los hombres.

Son constantes las lamentaciones acerca del deterioro de la familia. Se entiende. Preocupa en particular que ante el debilitamiento de la familia tradicional pueda haber una menor protección a los niños. Sin embargo, también es cierto que muchos de los matrimonios de antaño eran verdaderas cárceles para las mujeres.

Al final, nadie puede dar órdenes al corazón. Quienes hacen cola para entrar a un motel podrán ser mal vistos, pero gozar de un momento de amor vale para ellos más que una vida de soledad.

Espiar candidatos

Un supuesto agente del CISEN, José Juan Gaeta, seguía ayer al candidato presidencial Ricardo Anaya para que “no pase ningún problema con usted”. Comenta Anaya: “En lugar de perseguir delincuentes, espían opositores”.
13 Febrero 2018 04:00:00
Pequeña heroína
Era una niña ciega de 13 años, Safia Bibi, hija de una familia campesina en pobreza extrema, en un país, Pakistán, con leyes tomadas de la tradición islámica. Fue violada por el hijo del patrón y por el patrón mismo, y quedó embarazada. El niño murió poco después de nacer. El padre de Safi denunció la violación. Un tribunal de Sahiwal, en la provincia de Punyab, desechó el caso porque, dijo, no se había confirmado sin lugar a dudas la violación, pero acusó a la niña de fornicación y la condenó a 15 azotes, tres años de cárcel y una multa.

Una joven abogada de Lahore, Asma Jahangir, quien junto con su hermana, Hina Jilani, había establecido el primer despacho de abogadas en Pakistán, asumió el caso y peleó enconadamente hasta lograr una sentencia absolutoria de una corte de apelaciones, que determinó que la misma presunción de inocencia que había beneficiado a los violadores debía aplicarse a la niña.

Esta fiera abogada, a quien se le llamó la “pequeña heroína” por su valor para enfrentarse a tribunales, autoridades y policías pese a su corta estatura, falleció este 11 de febrero a los 66 años, víctima de un paro cardiaco.

La noticia rebasó fronteras. Omar Waraich, de Amnistía Internacional, afirmó que Asma había sido “el ser humano más valiente que he conocido”. António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, escribió que hemos perdido a “una gigante de los derechos humanos”. Malala Yousafzai, ganadora del Premio Nobel, la describió como una “salvadora de la democracia y los derechos humanos”.

Yo conocí a Asma en 1983, cuando permanecí tres meses en Lahore, en casa de sus suegros, misma propiedad en la que ella y su esposo, Tahir, vivían en un bungalow. Carmen Hinojosa, mi esposa, se escapaba a verla por las tardes y juntas bebían una sopa china que Asma mandaba traer. Pasamos varias veladas las dos, Tahir y yo en largas conversaciones sobre filosofía, religión, política, historia y las libertades individuales.

El caso de Safia Bibi le dio fama a Asma en Pakistán. Con su hermana estableció después un centro de apoyo legal gratuito que incluía un refugio para mujeres. Defendió también los derechos de las minorías religiosas y los trabajadores migrantes. Cuestionó las leyes paquistaníes que permiten el encarcelamiento de quienes expresan opiniones blasfemas. En varias ocasiones fue detenida o retenida en prisión domiciliaria por sus acciones o por sus ideas. Su reconocimiento pronto se extendió a nivel internacional.

En julio de 1999 Asma llegó a México como relatora de la Comisión de las Naciones Unidas para Ejecuciones Extrajudiciales. Estudió el papel del Gobierno mexicano en las matanzas de Aguas Blancas y Acteal. Sus cuestionamientos generaron molestias en círculos oficiales, pero Asma hacía las preguntas correctas. ¿Cómo dispararon los policías de Aguas Blancas contra civiles sólo porque se pusieron nerviosos? ¿Por qué las autoridades no hicieron nada para evitar la matanza de Acteal, pese a que los actos de violencia se acumularon durante meses?

El 18 de enero de 2017 Asma fue la primera mujer en ofrecer la conferencia Amartya Sen de la London School of Economics. Ahí rechazó la tendencia, supuestamente liberal, de aceptar los usos y costumbres que violan los derechos fundamentales. Dijo que había una creciente impunidad de crímenes cometidos en nombre de la religión.

La muerte alcanzó a Asma de manera inesperada. Hoy la recuerdo con tristeza, pero también con la alegría de saber que conocí a una mujer que supo luchar contra las injusticias en su país y en el mundo.

Arriola y los gays

Mikel Arriola no resultó liberal. Al rechazar la adopción por parejas del mismo sexo, plantea que se debe discriminar a ciertas personas sólo por su preferencia sexual. Lamentable.
12 Febrero 2018 04:00:00
La simulación
Tenemos un sistema electoral hecho para la simulación. Ayer concluyeron las precampañas y hoy comienza un periodo raro, el de intercampaña, en el cual los candidatos, perdón, los precandidatos, no podrán participar en mítines dirigidos a la población en general, ni siquiera en reuniones al aire libre; no podrán hacer llamados al voto ni defender su plataforma política. Los debates están prohibidos en este lapso.

Dicen los consejeros del Instituto Nacional Electoral que la intercampaña no es un periodo de silencio. Los candidatos podrán ser entrevistados por los medios de comunicación y cuestionar las condiciones del país, siempre y cuando no hagan referencia a sus plataformas políticas. Sin embargo, un sistema electoral que permite criticar, pero no proponer soluciones, parece absolutamente perverso.

La intercampaña se extiende desde este 12 de febrero hasta el próximo 29 de marzo. Las campañas formales no deben empezar hasta el 30 de marzo, pero todos sabemos que esto es falso. Hemos tenido campañas desde cuando menos el 2014, cuando Morena se fundó oficialmente y Andrés Manuel López Obrador empezó a usar los tiempos de radio y televisión del partido para promoverse.

En la intercampaña ya no veremos ni escucharemos los spots de promoción de los candidatos, pero los partidos políticos seguirán sometiéndonos a la habitual avalancha de mensajes de propaganda. No entiendo bien qué ideas pueden promover estos anuncios si está prohibido defender las plataformas políticas, pero esta simulación la hemos sufrido a todo lo largo del proceso. Tenemos un sistema electoral en el que la autoridad está obligada a censurar la discusión de los temas de fondo.

En las próximas semanas se multiplicarán los incentivos para esta simulación. Los candidatos no tendrán presentaciones públicas de campaña, pero tratarán de lograr el mayor impacto posible en los medios. Los comicios del 1 de julio, después de todo, están a la vuelta de la esquina. Los spots de los partidos tratarán de convencer a los electores que son la mejor opción para el país, pero sin tocar los temas fundamentales. Si algo nos dice la experiencia de los últimos años es que saldrá beneficiado el que viole las reglas con mayor habilidad.

La ubicación de los candidatos en las encuestas es producto del sistema de simulación. El orden refleja exactamente el tiempo que los candidatos han estado en campaña con spots de radio y televisión. López Obrador tiene un sólido primer lugar porque ha tenido millones de spots adicionales a los de sus rivales. Ricardo Anaya empezó su autopromoción con spots del PAN en 2015, cuando menos un año después que López Obrador, lo cual le ha permitido llegar al segundo lugar. José Antonio Meade apenas empezó a utilizar los tiempos oficiales en los medios para promoverse a mediados de diciembre y eso explica en parte su tercer lugar. Magarita Zavala, que apareció en primer lugar en las encuestas durante cuando menos dos años, en un tiempo en que era militante del PAN, ha caído al cuarto, pero porque nunca ha tenido esos spots para promoverse.

A final de cuentas todo es una gran simulación. Tenemos una verdadera democracia, en el sentido que los votos que se depositan en las urnas deciden quién ocupará los cargos de elección popular; pero nuestros políticos han complicado tanto las reglas, sobre todo en el acceso a los medios de comunicación, que lo único que han logrado es construir un sistema que premia el abuso de las reglas y castiga la honestidad.

Matar a la gallina

En un encuentro con empresarios en Cancún se hizo un llamado urgente a los gobiernos federal y estatal. La violencia y la inseguridad pueden matar a la gallina de los huevos de oro del turismo de nuestro país.
09 Febrero 2018 04:00:00
Los liberales
El adjetivo “liberal” tiene connotaciones positivas. Quizá por eso tantos políticos e intelectuales se lo pelean, incluso aquellos que se oponen en todo a los principios del liberalismo.

Esta semana Andrés Manuel López Obrador, quien siempre se ha dicho liberal y que adornó con un retrato de Benito Juárez su oficina de jefe de gobierno, descalificó la calificación de “liberales” que usualmente se adjudica a los intelectuales y escritores Jesús Silva-Herzog Márquez y Enrique Krauze, a los que acusó de ser “conservadores con apariencia de liberales”.

La discusión obliga a aclarar primero qué es el liberalismo y qué significa ser liberal. La Real Academia Española da en su Diccionario dos significados para el primer término: “1. m. Actitud que propugna la libertad y la tolerancia en la vida de una sociedad. 2. m. Doctrina política que postula la libertad individual y social en lo político y la iniciativa privada en lo económico y cultural, limitando en estos terrenos la intervención del Estado y de los poderes públicos”. La Encyclopaedia Britannica define el liberalismo como “la doctrina que considera la protección y ampliación de la libertad del individuo el problema central de la política”. “Liberal” es, simplemente un partidario del liberalismo.

Benito Juárez y muchos de sus correligionarios en el siglo 19 mexicano eran ciertamente liberales. Defendían las libertades individuales, el libre comercio, la propiedad privada y la libertad de culto. La Constitución de 1857 establece un orden eminentemente liberal. La desamortización de bienes de manos muertas, tanto de la Iglesia como de las comunidades indígenas, se hizo con la convicción de que la propiedad privada y el intercambio libre en el mercado son indispensables para construir una sociedad más próspera y más justa.

López Obrador puede ser progresista, socialdemócrata o socialista, pero no liberal. Él mismo dice que quiere regresar al espíritu de la Constitución de 1917, una carta estatista e iliberal que sólo reconoce la propiedad privada como una graciosa concesión del Gobierno a los individuos ya que otorga los derechos originales de propiedad de tierras y aguas “a la Nación”, que en la práctica no es más que el Gobierno. Las dudas de Andrés Manuel ante las libertades individuales, ya sean económicas o morales, lo señalan como un conservador. Sus propuestas de echar para atrás el libre comercio, de centralizar nuevamente la producción de energía en monopolios gubernamentales, de mantener el ejido o de aumentar los subsidios son todo menos liberales.

El liberalismo nunca ha sido una doctrina popular. A la gente le gusta tener un gobierno que le resuelva la vida, que la apoye cuando tiene problemas, que le otorgue subsidios, que establezca derechos diferentes para grupos distintos, que censure las expresiones o los comportamientos que considera inmorales. Lo entiendo, aunque no lo comparto. Lo que nunca podré entender es por qué políticos conservadores, progresistas, socialdemócratas, socialistas o fascistas insisten en presentarse ante la sociedad como liberales.

La discusión debería ser muy sencilla: liberal es quien defiende la libertad individual frente al Gobierno. Vemos así que muchos que se presentan como liberales son los más enconados enemigos del liberalismo y de la libertad.

Schiele censurado

“Lo siento, 100 años pero demasiado atrevido para hoy. #ToArtItsFreedom”. Con este lema en una banda que tapa los desnudos del pintor austriaco Egon Schiele, la Oficina de Turismo de Viena cuestionó la censura a reproducciones promocionales de sus obras en el metro de Londres y en los autobuses de Berlín.
08 Febrero 2018 04:00:00
Déficit comercial
La economía de Estados Unidos está pasando por un buen momento. En 2017 el producto interno creció 2.3% frente al 1.5% de 2016. Se crearon 2.06 millones de empleos, más los 200 mil de enero de 2018. El desempleo es de apenas 4.1 por ciento.

Donald Trump se atribuyó la responsabilidad de todas estas buenas cifras en su informe de Gobierno del 30 de enero, pero no ha festejado las cifras de la balanza comercial de 2017, las cuales se dieron a conocer el 6 de febrero. La razón es que, a pesar de sus amenazas a los importadores o la repatriación de algunas líneas de producción, el déficit comercial tuvo un aumento de 12.1% para alcanzar los 566 mil millones de dólares. Es el aumento más fuerte en 7 años y el total más alto desde 2008. El déficit de Estados Unidos con México fue el mayor desde 2007: 71 mil 100 millones de dólares.

Quizá Trump no habla del tema porque no lo entiende. El Presidente ha defendido siempre una política proteccionista. En su discurso inaugural dijo: “Debemos proteger nuestras fronteras de los estragos de otros países que hacen nuestros productos, se roban nuestras compañías y destruyen nuestros empleos. La protección llevará a una gran prosperidad y fuerza”.

En realidad, la prosperidad y la fuerza del mercado estadunidense son la razón del déficit. Los estadunidenses están comprando más bienes y servicios producidos en su país y en el extranjero. Las exportaciones estadunidenses no están perdiendo competitividad: aumentaron 5.5% en 2017, el mejor ritmo en 6 años, para alcanzar un récord histórico de 2 billones 330 mil millones de dólares.

Para Trump el déficit es consecuencia del trato comercial injusto de países como México y China. Sin embargo, en 2017 Estados Unidos alcanzó niveles récord en las importaciones de 47 estados. China fue uno de ellos, con 505 mil 600 millones de dólares, y México también, con 314 mil millones de dólares. Pero el que tantos países logren ventas sin precedentes en Estados Unidos sugiere que la explicación es sistémica.

¿Por qué están gastando más los consumidores estadunidenses? Porque tienen más dinero en el bolsillo. El ingreso personal disponible subió 3.9% en el último trimestre de 2017. Al mismo tiempo, el ahorro personal está cayendo: en el cuarto trimestre de 2017 fue de sólo 2.6% del ingreso personal disponible, contra 3.3% en el tercer trimestre. En la década de 1960, cuando Estados Unidos tenía un superávit comercial, el ahorro rebasaba el 10 por ciento. Ni el proteccionismo ni las amenazas a las empresas modificarán los factores fundamentales del déficit.

Si Trump quisiera realmente bajarlo o eliminarlo, tendría que provocar una recesión para disminuir la demanda o incrementar el ahorro; también podría promover una mayor productividad, pero eso se llevaría años, o bajar los sueldos, lo cual sería inaceptable para los trabajadores. Subir los aranceles o crear barreras a los productos importados sólo castigaría a los consumidores. El déficit comercial es consecuencia de un buen desempeño de la economía. Tratar de eliminarlo de manera artificial no haría más que dañar a los estadunidenses. y a los pueblos que comercian con ellos.

NADIE ENTIENDE

Ante las protestas de las empresas por los aumentos de electricidad, la CRE anunció un nuevo criterio: “para calcular el cobro de Distribución se utilizará el valor mínimo entre la demanda máxima registrada medida en kilowatts, dentro de los 12 meses anteriores, y la demanda máxima registrada en el mes al que corresponde la facturación”. Nadie entiende y un sistema de precios que no se entiende tiene consecuencias perversas.
07 Febrero 2018 04:00:00
Prensa fifí
¿De qué ha servido, me pregunto, el esfuerzo de Andrés Manuel López Obrador en sus spots oficiales para distanciarse de Donald Trump si a la primera provocación cae en la tentación de actuar como el presidente estadunidense y descalifica a quien lo critica? Para Trump y para López Obrador todo cuestionamiento es producto de mala fe o de corrupción.

Este 5 de febrero López Obrador respondió en Twitter a un artículo crítico: “Hace tiempo que Jesús Silva-Herzog Márquez me cuestiona con conjeturas de toda índole. Hoy, en el periódico Reforma, me acusa sin motivo de oportunista. Ni modo, son tiempos de enfrentar a la mafia del poder, a sus secuaces y articulistas conservadores con apariencia de liberales”.

No es la primera vez que López Obrador reacciona con ira y descalifica a los medios o a los periodistas que lo critican. El pasado 29 de agosto, después de un artículo sobre la opaca encuesta que le dio a Claudia Sheinbaum la candidatura de Morena a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, el candidato acusó en Twitter: “Reforma trae campaña contra Morena. Nos acusan de opacidad, creen que somos como sus amigos de la mafia del poder. Prensa fifí, alquilada y deshonesta”.

Con anterioridad, el 24 de agosto, tuiteó sobre el mismo tema: “Los del Reforma parecen alumnos de Goebbels, quien decía: una mentira que se repite muchas veces puede convertirse en verdad. ¿Y la ética?”. A El Universal lo cuestionó el 25 de abril por haber dado a conocer que Delfina Gómez se otorgó bonos por 150 mil pesos durante su gestión como presidenta municipal de Texcoco: “El Universal no cambia: defendieron a las petroleras extranjeras; ocultaron los muertos del 68 y siguen de gacetilleros del régimen. Lástima”.

La actitud de López Obrador no es muy distinta que la de Trump, que tuitea constantemente sobre los “medios deshonestos” o de “fake news” que lo cuestionan. Este pasado mes de enero, Trump presentó sus Corrupt Media Awards para burlarse de los medios que han ofrecido cobertura crítica sobre su gestión como presidente de los Estados Unidos. El New York Times –calificado por Trump siempre como failing, desfalleciente o quebrado– es el periódico que presenta como punta de lanza de la conspiración en su contra. Es la prensa fifí, manipulada por la mafia del poder, de Trump.

López Obrador cuestionó también este 5 de febrero a Enrique Krauze, quien había salido en defensa de Silva-Herzog: “Enrique Krauze: en buena lid y con todo respeto, tú también eres de aquellos profundamente conservadores y que simulan, con apariencia de liberales. Y por supuesto que acepto la crítica y respeto el derecho a disentir.”

Como jefe de Gobierno de la Ciudad de México, López Obrador no ejerció ni censura ni actos de presión contra medios de comunicación. Por el contrario, fue entonces, como lo es ahora, un verdadero maestro para atraer la atención de los medios y definir la agenda política. Sus reacciones a la crítica parecen más una reacción automática y emocional que un intento por establecer un régimen de censura. Pero no le ayuda actuar de igual manera que Trump ante los cuestionamientos.

Las críticas no son producto de una mafia del poder. Mucha gente tiene preocupaciones legítimas sobre las propuestas y declaraciones de López Obrador, quien debe darse cuenta de que no todo cuestionamiento es una agresión. Si llega a ser Presidente, las críticas no harán más que multiplicarse.

BURBUJA

El desplome de los mercados bursátiles que empezó el 5 de febrero fue un ajuste natural. La Reserva Federal y otros bancos centrales han mantenido tasas de interés artificialmente bajas, lo que ha generado una burbuja en los precios de las acciones. El rebote de ayer sugiere que la economía mundial está sana.
06 Febrero 2018 04:00:00
Si gana Andrés
El 31 de enero se llevó a cabo la licitación 4 de la ronda 2 para la exploración y explotación de petróleo en aguas profundas del golfo de México. Fue la licitación más exitosa hasta la fecha. Se colocaron 19 de las 29 áreas subastadas. Se espera que los trabajos para su desarrollo y explotación generen inversiones por 93 mil millones de dólares a lo largo de la vida de las concesiones, una y media veces más que todas las anteriores. Esto es aparte de los 525 millones de dólares en efectivo que aportaron algunas empresas para ganar licitaciones indecisas.

Lo notable es que esta exitosa licitación tuvo lugar a pesar de las dudas sobre el futuro de la reforma energética generadas por la posibilidad del triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio.

López Obrador encabeza todas las encuestas para la elección presidencial, pero no hay certeza sobre lo que haría con las concesiones petroleras en caso de ganar. Hubo un tiempo en que advirtió a las empresas privadas que se atrevieran a invertir en producción petrolera en México que las despojaría de sus concesiones. En su nuevo Proyecto de Nación 2018-2024 ya no ofrece esa amenaza, pero sostiene que la reforma energética debilitó el papel del Estado como rector en materia energética y minera y vulneró la soberanía nacional, por lo que ordenará una reevaluación y una consulta popular.

La reforma energética no podría hacerse más que a través de cambios constitucionales. Aunque es probable que López Obrador gane la elección presidencial, sería muy difícil que consiguiera el voto de dos terceras partes en el Congreso que le permitiera esa contrarreforma. En caso de que echara para atrás la reforma energética, el costo para el país sería enorme. El Gobierno mexicano tendría que pagar indemnizaciones multimillonarias a las empresas que han ganado las licitaciones y el desarrollo de nuevos campos se retrasaría décadas.

La misma incertidumbre tenemos en el caso del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México. Desde que era jefe de gobierno, López Obrador se opuso a él. En esta campaña ha dicho que lo cancelaría en caso de llegar al poder. En su Proyecto de Nación 2018-2014 ratifica esta posición al señalar que la construcción del aeropuerto “no es viable ni técnica ni económicamente”. Cancelar el proyecto, sin embargo, sería también extraordinariamente caro.

El nuevo aeropuerto está siendo construido con dinero privado, pero depende de una concesión gubernamental. Si se cancela, habría que pagar también indemnizaciones multimillonarias a las empresas que han invertido en el proyecto.

Yo no soy un técnico en materia de aeropuertos, pero los especialistas que desde hace décadas han examinado las opciones han concluido de manera sistemática que la de Texcoco es la más viable. Andrés Manuel siempre ha rechazado el proyecto, pero por razones políticas. Sería muy preocupante, sin embargo, que los contribuyentes tuviéramos que pagar un precio enorme por suspender una obra ya comenzada y además considerada la mejor opción para un nuevo aeropuerto que el país necesita desesperadamente.

Me dicen que no hay que preocuparse, que los políticos nunca cumplen sus promesas. Quizá. Pero me preocupa que la esperanza para México sea que el candidato que encabeza las encuestas no cumpla con sus compromisos de campaña.

Deporte capitalista

No me preocupa tanto López Obrador como algunos de sus allegados. John M. Ackerman escribió en Twitter: “De niño, como buen adolescente gringo, me juntaba c/los amigos para ver #SuperBowl. Hoy, como hombre mexicano, me da tristeza ver a tantos compatriotas irse c/finta de un deporte tan violento y capitalista”.

Horas después celebró la victoria de las Águilas.

" Comentar Imprimir
columnistas

top-add