×
Salvador García Soto
Salvador García Soto
ver +
Salvador García Soto es periodista. Nació en Guadalajara Jalisco, donde cursó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac. En Guadalajara colaboró en varios medios locales y en oficinas de los gobiernos estatal y federal. Fue reportero de la fuente política en El Heraldo de México y en el diario La Crónica de Hoy. Desde 1998 escribe la columna política Serpientes y Escaleras que se ha publicado en los periódicos La Crónica, El Independiente y actualmente en el Universal Gráfico. Fue director general de Crónica y ha colaborado en revistas como Vértigo y Cambio. Durante dos años fue conductor del programa Cambio y Poder que se transmite por Cadena Raza y desde noviembre 2003 colabora en W Radio como comentarista del noticiario Hoy por Hoy tercera emisión y en el programa El Weso.

" Comentar Imprimir
26 Abril 2017 04:00:00
¡Que devuelvan las entradas!
Como ejercicio democrático para conocer posiciones, pensamientos y propuestas de los candidatos ante la problemática social, estuvo lleno de lugares comunes y propuestas genéricas; como espacio de contraste para evaluar debilidades, fortalezas, historias personales, honestidad o capacidad de los aspirantes resultó decepcionante; y hasta en términos de formato y producción televisiva, el primer debate entre los candidatos a gobernar el Estado de México fue demasiado pobre y aburrido. Un debate gris y anodino que no despertó entusiasmo alguno, con candidatos robotizados y contenidos que ni sacaron sus mejores armas, ni lucieron su mejor imagen, ni se atrevieron a lanzar una sola frase audaz o una propuesta osada fuera de la demagogia tradicional. Nada para recordar.

Si se hubiera tratado de un Pago por Evento los varios millones de televidentes o internautas que siguieron la transmisión de este primer debate en la elección mexiquense tendrían que exigir que les devuelvan lo gastado. En hora y media de duración no hubo un solo momento climático ni de tensión. Ni siquiera cuando Josefina Vázquez Mota abrió el debate con una acusación de descuentos ilegales de Delfina a los trabajadores de Texcoco, que la candidata de Morena dejó pasar sin responder; tampoco cuando al correcto y pulcro Alfredo del Mazo lo acusaron de beneficiarse de la corrupción de OHL e Higa, o de ser “amigo de los Duarte, los Borge o los Yarrington”; y menos cuando el priista intentó un tibio revire a Josefina “por los mil millones que te robaste de los migrantes”. Nada que sacudiera, que preocupara y mucho menos que descompusiera al adversario. Ataques que fueron como balas de salva y repitieron acusaciones ya sabidas, que no sorprendieron a nadie, menos a los supuestos acusados.

Fue como si de pronto la llamativa y estratégica elección mexiquense se volviera intrascendente; como si la llamada “joya de la corona”, a juzgar por el nivel de debate mostrado por sus aspirantes, se volviera un vulgar brillante. Porque ni en las cifras, ni en los datos, ni mucho menos en sus diagnósticos o propuestas de solución, los candidatos supieron reflejar las dimensiones de un estado que, tanto en sus recursos como en su grave problemática económica, política y social, es de primer orden. De la inseguridad, con mucho el problema más grave y sensible para los mexiquenses, apenas menciones, esbozos, promesas vagas; del feminicidio y la violencia contra las mujeres, que colocan a la entidad mexiquense como la de mayor incidencia nacional y con “alerta de género” en varios municipios, sólo menciones superficiales que no reflejaron ni por asomo –ni siquiera en el discurso de tres candidatas mujeres– el drama y la tragedia de miles de mujeres violadas, maltratadas y asesinadas brutalmente todos los días en ese estado.

Del narcotráfico y su violencia en la zona sur del estado, colindante con Guerrero y Michoacán o la operación de cárteles de las ciudades más pobladas ni una sola mención y de la inseguridad en el transporte, quizás el delito más común en las grandes zonas urbanas mexiquenses sólo hicieron comentarios generales y ningún dato o estadística que lo dimensionara y mucho menos propuestas concretas y aterrizadas para combatirlo. Lo mismo pasó con la corrupción, el otro gran tema de la noche: menciones genéricas a las grandes constructoras beneficiadas en el estado, Higa y OHL, alusiones rápidas a la “casa blanca” de Peña Nieto y del Grupo Atlacomulco y una sola cifra constatable del costo de la corrupción en la entidad de 117 mil millones de pesos. Para combatirla los mismos planteamientos demagógicos: fiscalía autónoma, eliminación del fuero, persecución de los funcionarios corruptos y hasta cadena perpetua para ellos. Una sola mención al gobernador Eruviel Ávila y al presidente Peña Nieto del candidato del PT, Óscar González, que dijo que “los voy a meter a la cárcel” por “lo que han robado al estado”.

Un Alfredo del Mazo contenido, acartonado, demasiado preocupado en demostrar superioridad y preparación para gobernar “fuerte y con todo”, como su predecible eslogan. Una Delfina Gómez que, aunque apeló a la idea de ser “una gente como tú”, no tuvo argumentos convincentes y confirmó que sola y sin López Obrador pierde fuerza y presencia; una Josefina Vázquez Mota que, aunque enseñó el colmillo y fue la que mejor le hablaba a la cámara, no dejó de ser la misma Josefina de siempre: plana, acartonada, hablando siempre como si estuviera grabando un spot. De Juan Zepeda, que había despertado expectativas, decepcionó su insistencia en presentarse como “alcalde exitoso” y en hablar de Ciudad Neza como si fuera Estocolmo.

Al final, el primer debate de la competida elección mexiquense no reflejó el fragor de la contienda que se libra en ese estado. Fue tan anodino que difícilmente hubo un ganador claro y creíble, pero eso sí, muchos perdedores en el electorado mexiquense, sobre todo el indeciso, que tendrá que esperar a ver si un segundo debate lo ayuda a decidirse. Porque este, literalmente, pasó de noche.

25 Abril 2017 04:00:00
Morena y los nuevos videoescándalos
Justo cuando se anticipaba a decir que su partido “no recibe dinero de corruptos”, a Andrés Manuel López Obrador se le cumplió su peor presagio. La aparición de un video donde la diputada de Morena, precisamente en Veracruz, Eva Cadena, recibe dinero en efectivo (500 mil pesos) de una mujer no identificada, coloca al dirigente y aspirante presidencial en una tormenta mediática y política que, por primera vez en mucho tiempo, le quita la iniciativa y lo coloca a la defensiva tanto en los comicios estatales de este año como en la adelantada sucesión presidencial.

Por más que López Obrador acuse que a su diputada le pusieron “una trampa” y argumente ofensivas de “la mafia del poder ”, o por más que en su partido nieguen cercanía con la legisladora veracruzana –a quien él abraza y defiende en un mitin en Las Choapas, por las mismas fechas que ella recibió el medio millón “para López Obrador”–, la contundencia de las imágenes y el audio del video obtenido por El Universal no deja dudas de la entrega de esos recursos, aceptada de total conformidad por la candidata de Morena, que dice que los entregará a su líder nacional.

Es cierto que 500 mil pesos parecen poco comparado con otras entregas ilegales de recursos –como los mil millones de pesos que, él mismo refiere, le dio el Gobierno de Peña Nieto a Josefina Vázquez Mota, o incluso los mil 500 millones que Javier Duarte se ufanaba de haber dado a la campaña peñista; pero la discusión no es sobre montos o quién es más corrupto a partir de la cantidad de dinero ilegal que recibe: el hecho contundente es que, cuando López Obrador pregonaba que ni él ni su partido recibían dinero “de corruptos”, a una diputada de su partido la grabaron recibiendo recursos ilegales y aceptando ser “conducto” para dárselos a él, cosa que no se sabe si finalmente ocurrió.

Y aunque la reacción en Morena fue inmediata al cancelar la candidatura de Cadena, López Obrador necesitará más que un video para parar el escándalo. Debe investigar a fondo si, como Eva, a la que defendía y negaba con su “dedito” que fuera corrupta, no tiene en su partido otros dirigentes, legisladores o candidatos susceptibles de caer en “trampas” y recibir dinero dudoso por “donaciones al movimiento”. Porque si hay otras “Evas” o “Adanes” dentro de Morena, el golpeteo contra el puntero en las encuestas será inmisericorde. No basta que él lo niegue y sus fieles le crean; el daño entre simpatizantes puede crecer si no hay acción o explicación clara del dirigente y aspirante a 2018.

Tampoco se trata de desgarrarse las vestiduras, como hizo ayer el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, que aprovechó la balconeada morenista para apuntar su dedo flamígero hacia la corrupción ajena, exigir “investigaciones” y hasta pedir la renuncia de su dirigente, cuando el priismo no explica aún porque toleró y tapó la corrupción de Javier Duarte por más de 5 años o la de César Duarte, la de Roberto Borge o la de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex exonerado ayer de juicio político por diputados del PRI, los mismos que protegieron al chihuahuense Antonio Tarim para que no fuera detenido y que hoy se niegan a desaforar al ex secretario de Finanzas de Duarte, Tarek Abdalá.

Pero sin duda López Obrador debe bajarse de la nube y dejar de creer que su sola palabra o la ausencia de riquezas y propiedades que pregona, desactivará la posible existencia de casos de corrupción en su partido. Suponer que porque él no se corrompe tampoco lo hacen todos los que le rodean es un error que ya cometió como jefe de Gobierno del DF, cuando creyó o, al menos eso dijo, que René Bejarano no se corrompía ni pedía dinero a su nombre a Carlos Ahumada y otros empresarios. ¿Volverá a tropezar con la misma piedra?

NOTAS INDISCRETAS...

Cada vez son más fuertes las versiones atribuidas a supuestos “cercanos a Duarte” que aseguran que el hoy preso en Guatemala tiene lista toda una videoteca con filmaciones de muchos amigos, aliados y hasta opositores a los que les dio dinero para financiar campañas o proyectos. Y la lista de videograbados, dicen, es amplia y va desde candidatos del PRI hasta diputados opositores en su estado o abanderados también de la oposición morenista. Si eso resulta cierto, preparémonos para los videoescándalos versión 2017… A propósito de Enrique Ochoa, anda tan ocupado grabando videos contra sus adversarios que tal vez descuida la operación interna con el priismo. Porque en la Fundación Colosio se escucha que varios de los consejeros de ese órgano preparan un duro revés para Ochoa y su propuesta de dar la presidencia del organismo a José Murat.
22 Abril 2017 04:00:00
Duarte, mientras más le mueven, más apesta
Como el excremento, que entre más se le mueve más apesta, así está el caso de Javier Duarte. No pasa un día, desde que detuvieron al político veracruzano, que no surjan nuevos elementos, nuevos datos, que aumentan el escándalo y la enorme desconfianza de los mexicanos sobre su captura. Y si alguien en el Gobierno federal pensó por un momento que esta detención con tintes de entrega pactada, les iba a traer algún beneficio político o electoral, está claro que se equivocaron; hoy el nombre de Duarte es un desecho pestilente que no sólo sigue dañando al PRI, sino que al remover toda la suciedad concentrada en seis meses de su fuga, se ha convertido en una invocación tóxica con la que todos los partidos intentan ensuciarse unos a otros.

Qué tanto apestará Duarte y su millonaria corrupción, que hoy todos buscan deslindarse, desmarcarse, alejarse lo más posible de la hediondez que despide. Los que fueron sus amigos, protectores y promotores, ya ni se acuerdan: “No recuerdo ya la alusión, pero seguramente alguna vez la hice”, ha dicho el mismo Peña Nieto que en 2012 elogiaba a Duarte y otros gobernadores priístas como “la cara del nuevo PRI”. “No es mi amigo, sólo tuve con él una relación institucional”, afirmó el candidato priísta Alfredo del Mazo, quien felicitaba en Twitter a “mi amigo Javier Duarte” el día que tomó posesión del cargo. Lo mismo han acusado en redes a Felipe Calderón y a Margarita Zavala, por aparecer junto a Duarte tomando un café lechero en La Parroquia; a Roberto Gil, que aparece sonriente junto al expresidente Salinas y al veracruzano en una fiesta, o a Ernesto Cordero, que como secretario de Hacienda, aparece en un video grabado en 2011 elogiando y poniendo como ejemplo “la disciplina financiera” del gobierno duartista de Veracruz.

Pero de todos los deslindes apresurados y los intentos por huir del hedor que despide el detenido en Guatemala, el más público y notorio —por no decir burdo— fue el que hizo Andrés Manuel López Obrador. Su video en las redes sociales, en el que advierte que la captura “del gobernador corrupto de Veracruz” se hizo “para perjudicar y enlodar a Morena” y vaticina que “Duarte va a salir a decir que le dio dinero a Morena”, no sólo le ha valido críticas y mofas de sus detractores por el tono profético que utiliza, sino que además fue interpretado como una señal de nerviosismo del dirigente nacional de Morena.

Porque aunque López Obrador buscaba mandar el mensaje a sus fieles seguidores y simpatizantes, a los que pide “no preocuparse porque no es cierto” y afirma que en su partido no son corruptos y que no recibieron dinero de Duarte, lo anticipado de sus comentarios, apenas unas horas después de la detención del priísta en Guatemala, también fue tomado como un signo de preocupación, al revivir las versiones que circularon fuertemente en las pasadas elecciones locales de Veracruz sobre la existencia de un “pacto” entre el Gobierno duartista y dirigentes de Morena para apoyar el crecimiento notable que tuvo ese partido en la entidad, a partir de la candidatura del académico Cuitláhuac García, apoyado fuertemente por López Obrador.

El olfato político de López Obrador, que ha demostrado ser una de sus cualidades políticas, esta vez parece que puso nervioso al tabasqueño. Porque aún con su hablar pausado y el tono patriarcal con el que les explica a sus seguidores sobre las mentiras que vendrán, el intento por autovacunarse y blindarse del escándalo que significará un juicio a Duarte y la suciedad política que puede salpicar el exgobernador, pareció demasiado apresurado por parte del líder de Morena, cuando todavía ni siquiera se ve seguro que se producirá su extradición ante las maniobras legaloides que ya empezaron a utilizar el veracruzano y sus abogados para evitar allanarse a la solicitud de extradición del Gobierno mexicano, que la PGR y la Cancillería parecen estar redactando a paso de tortuga, y a la que ayer la Fiscalía de Guatemala le puso un plazo de 60 días máximo para ser presentada.

¿Por qué la premura de Andrés Manuel si su condición de puntero en las encuestas no ha variado hasta ahora salvo en un sondeo? ¿Teme que aparezcan evidencias de algún arreglo hecho por dirigentes locales de Morena o por personajes cercanos a su partido en aquellos comicios veracruzanos? Porque, salvo que hayan firmado documentos o recibos, cosa que no suele ocurrir en ese tipo de pactos, si es que lo hubo, no habría manera de que le pudieran probar un supuesto financiamiento de Duarte. Claro que el dicho de un personaje tan tóxico en estos momentos, en un eventual y aún no inmediato juicio en México, podría salpicar a cualquiera, aun con el teflón que ya parece tener López Obrador, pero en todo caso, en este como en cualquier caso de imputaciones de palabra, aplica la máxima que varias veces ha esgrimido el mismo tabasqueño: “el que nada debe nada teme”.
18 Abril 2017 04:00:00
El nulo ‘efecto Duarte’
Si, como piensan la mayoría de los mexicanos, la captura de Javier Duarte de Ochoa fue un asunto pactado o administrado por el Gobierno federal con la idea de ganar una supuesta rentabilidad electoral para las complicadas elecciones que enfrenta el PRI en el Estado de México, Coahuila y Nayarit, podría afirmarse desde ahora que el cálculo fue fallido. En medio del escepticismo generalizado, que se niega a reconocer un logro de la justicia mexicana en esa sorpresiva y tardía detención, es muy difícil –y así lo reconocen en altos niveles del Gobierno– que el tener a Duarte preso y sujeto a juicio en estos momentos, vaya a generar algún beneficio que impacte el competido escenario electoral en los tres estados que eligen gobernador en junio próximo.

“Darnos no, sabemos que no nos va a dar, pero más que buscar que nos diera, la captura en estos momentos puede al menos evitar que Duarte nos siga quitando votos”, comentó a esta columna un alto funcionario del gabinete. Y tal vez allá apunte la escueta declaración que hizo el Presidente sobre las detenciones, en menos de una semana, de dos exgobernadores que en su momento fueron amigos y aliados suyos: Tomás Yarrington y Duarte. “Quienes quebrantan la ley deben responder por sus actos. Independientemente de lo que determine el Poder Judicial, estas detenciones son un mensaje firme y contundente del Estado contra la impunidad”, dijo ayer Peña sobre esas capturas ocurridas mientras él estaba de vacaciones.

Lo que se buscaría entonces es detener en estos comicios el “efecto Duarte”, que en 2016 provocó sangría de votos para el PRI y la pérdida de 8 de 12 gubernaturas en disputa. Por ahora el operativo de “inteligencia” que llevó a detenerlo en Guatemala no tuvo el impacto que en el Gobierno buscaba y despertó más especulaciones y suspicacias sobre la información oculta tras la versión oficial.

Un tema que impactó negativamente fue que el subprocurador Alberto Elías Beltrán, descartara que Karime Macías, la esposa de Duarte, no sería detenida porque no hay orden de aprehensión en su contra. Eso avivó versiones de un arreglo con la familia del mismo Duarte negociado a cambio de información sobre su paradero.

Con todo, la fuente federal consultada asegura que Karime “no está exonerada” y si bien en este momento no hay acusación en su contra, “no significa que no pueda haberla en un futuro”. Eso lleva a pensar dos cosas: primero que el presidente Peña pidió respetar “a la familia”, como cuando afirman que se molestó porque Yunes exhibió diarios y cosas de la señora en un montaje político en febrero; y segundo que, dejar libre a la esposa, podría ser un “as bajo la manga” que el Gobierno se guarda para tener un elemento de presión y control sobre lo que Duarte sabe y puede declarar en un juicio sobre las redes políticas y de complicidad que lo protegieron.

Un dato confirmado sobre la detención es que Javier Duarte supo que estaba cercado día y medio antes de que la Policía Nacional de Guatemala y la AIC entraran por él al complejo de Atitlán. El jueves por la noche, cuando lo ubicaron y tendieron un cerco los dos gobiernos en torno a la lujosa residencia que rentaba, Duarte supo que no había escapatoria y –aunque la fuente no dice si hubo o no comunicación con él en ese lapso– lo que sí afirma es que al saberse copado mandó traer a sus hijos en un vuelo privado desde Toluca, ya sin ninguna precaución, para despedirse de ellos. Y lo hizo, todavía junto a su esposa. Por eso cuando los agentes entraron al complejo, a él lo encontraron solo en un pasillo, mientras el resto de la familia permanecía encerrada en las habitaciones. Y ya no mostró sorpresa, aunque quiso jugar con los agentes al cambiarse el apellido, pero tras tomarle las huellas dactilares, vino el esposamiento y luego su sonrisa, esa sonrisa que para algunos rayó en el cinismo y la soberbia, y para otros en el nerviosismo y el delirio; en el primer caso sería la sonrisa de quien se sabe protegido y en el segundo, de quien se evade de la realidad.

NOTAS INDISCRETAS… Sigue el enojo en el Gobierno federal por la “burda maniobra política” de Miguel Ángel Yunes al colgarse la medalla de una detención en la que no participó. De hecho, en la PGR se quejan de que Yunes politice el tema, cuando ni siquiera ha terminado de comprobar los 420 millones de pesos que le entregó públicamente el procurador Raúl Cervantes entre noviembre de 2016 y enero de 2017. A la fecha el Gobernador panista sólo ha podido comprobar 350 millones y del resto no ha entregado comprobación. Así que desde el Paseo de la Reforma le mandan un mensaje al grillo de Xalapa: que en vez de andar politizando y colgándose de investigaciones federales mejor atienda la inseguridad que sigue creciendo en su estado. ¡Zas!...Los dados mandan Serpiente doble. Caída libre.
17 Abril 2017 04:03:00
¿De qué se ríe Javier Duarte?
Lo que más llamó la atención de todos los mexicanos en la sorpresiva captura de sábado de gloria fue esa sonrisa burlona y cínica de Javier Duarte. En el momento en que el grupo de agentes de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR lo detuvieron y lo esposaron para sacarlo del hotel donde tenía ya varios días alojado en la rivera del lago Atitlán, en Panajachel, el exgobernador de Veracruz, que justo cumplía ese día 6 meses prófugo de la justicia mexicana, se reía de una manera extraña, como si se burlara de haber puesto en jaque a todas las agencias de seguridad e inteligencia del Gobierno mexicano por más tiempo incluso que Joaquín “El Chapo” Guzmán al que detuvieron tres días antes de que se cumpliera el semestre de su espectacular fuga de Almoloya.

Esa extraña sonrisa de Duarte, que el puñado de policías de la PGR y de la Policía Nacional de Guatemala que lo detuvo en el búngalo que ocupaba hacía varios días, definen como una “actitud de cinismo y soberbia, casi de locura” y que irritó tanto a los mexicanos que dio pie a teorías y suspicacias en las redes sociales sobre una “entrega pactada”, también recordaba a la de otro peligroso criminal, Édgar Valdez “La Barbie” que sonreía y se burlaba cuando lo llevaban esposado y detenido en agosto de 2010. ¿Será que la mente criminal del corrupto Gobernador priista y la de aquel temido narcotraficante funcionan de la misma manera?

El caso es que en la oportuna captura del político veracruzano, en su momento apoyado, promovido y aliado del presidente Enrique Peña Nieto, no fueron finalmente las sofisticadas células de inteligencia de la Marina, que varias veces estuvieron a punto de detenerlo pero se les escapaba de último momento –producto de “filtraciones de información” según se quejó alguna vez un alto mando naval–, tampoco fue el Ejército ni la Policía Federal; fue un grupo de agentes de la AIC, comandados por el joven director Omar García Harfusch, quienes desde el jueves llegaron a Guatemala con un discreto operativo basado en información que ya indicaba la presencia de Duarte en ese complejo turístico ubicado en las orillas del lago Atitlán, cerca de Antigua, Guatemala. Ya ese día sabían que en ese lugar, en una cabaña rentada, dormían Duarte y su esposa Karime Macías. Para el viernes santo, la información del aterrizaje en Guatemala de un vuelo privado contratado en México por su cuñada y en el que viajaban los hijos del exmandatario, vino a confirmar la pista que ya seguían los policías mexicanos.

Para el sábado por la mañana el equipo de la PGR se regresó para solicitar en la ciudad de Guatemala, junto con la Policía Nacional de ese país, una orden a un juez guatemalteco para poder entrar al complejo privado donde se alojaba. La orden de aprehensión tardó una hora en salir, pero el lugar seguía estrictamente vigilado. Para la tarde que comenzó el operativo para ingresar, no sabían al 100% si lo iban a encontrar aún en el lugar y al ingresar los agentes de la AIC y de Guatemala se encontraron de frente con Duarte en un pasillo de la casa y ahí fue detenido y esposado. Su esposa Karime Macías se encontraba dentro de la habitación y aunque vio llegar a los agentes de seguridad decidió ya no salir de su cuarto y no quiso despedirse de su esposo con el que había huido durante los últimos seis meses. Fue cuando él salió sonriendo, como burlándose, y abandonado por su inseparable Karime y su familia, que hasta entonces lo había protegido. ¿Sería que más que entrega pactada, la de Duarte fue una entrega de su propia familia política?

Como sea, la mayor parte de la inteligencia para la captura fue de la Agencia de Investigación Criminal, apoyada en el operativo y las órdenes judiciales por la Policía Nacional de Guatemala. Fue tan sigiloso el operativo en PGR que sólo 10 personas supieron de su existencia todas de alto mando, para evitar “fugas” de información. A nadie más se avisó ni del Gabinete de seguridad ni de ninguna otra instancia. Nada tuvo que ver, por cierto, el Gobierno de Miguel Ángel Yunes, que ayer salió de inmediato a “celebrar y festinar” la captura como un mérito también de su Gobierno que, dijo, tiene varias órdenes pendientes contra Duarte. La realidad es que esa “politización” descarada de Yunes sorprendió y molestó en el Gobierno federal pues la aprehensión fue por las denuncias de la Auditoría Superior y de la Secretaría de Hacienda.

Por ahora, y en espera de que Duarte rinda sus primeras declaraciones –en las que podrían aflorar los nombres de sus socios, amigos y aliados, incluidos los de Los Pinos– hay muchas dudas y pocas certezas; una de las certezas es que nadie va a cobrar la recompensa de 15 millones de pesos que la PGR había ofrecido y dos grandes dudas: ¿qué tanto quiere o puede revelar Du
08 Abril 2017 04:00:00
Merodio es el mensaje
La designación-imposición de Paloma Merodio como vicepresidenta del INEGI no es algo nuevo en el estilo de ejercer el poder del Presidente. Imponer a funcionarios en poderes, dependencias o instituciones públicas autónomas, por puro capricho, intereses de grupo y cercanía política, más que por experiencia, trayectoria o méritos reales, ha sido una práctica constante y repetida en la administración de Enrique Peña Nieto. Ejemplos sobran: desde ministros de la Corte cuestionados, serviles e impugnados, hasta consejeros, magistrados o comisionados incondicionales o secretarios aprendices, este ha sido el sexenio donde la amistad, el interés político y el desprecio por las instituciones han prevalecido en nombramientos que propone el Presidente (y en la mayoría de los casos impone) y que le aprueba una servil mayoría del PRI y de congresistas de oposición del PAN, el Verde y el PRD.

Pero si bien en muchos casos anteriores de designaciones conjuntas importantes del Ejecutivo y el Legislativo también pasó que las críticas de la sociedad civil y la opinión pública, junto con señalamientos y evidencias de falta de capacidad, autonomía, requisitos legales o de idoneidad de los propuestos para el cargo fueron desoídas por manotazos en la mesa del Presidente, en el caso de la joven maestra Paloma Merodio parece haber detrás de su accidentado y polémico nombramiento todo un mensaje de fuerza y autoridad –que raya en autoritarismo– especialmente de cara a lo que viene en los próximos meses: las elecciones del Estado de México, tierra de Peña Nieto, y la sucesión presidencial del 2018.

La preocupación de que Merodio sea en ese sentido una Paloma mensajera –que viene a recordarnos que, contra lo que muchos crean y a pesar de sus muy bajos niveles de aprobación popular, el poder del Presidente sigue siendo el máximo poder en este país– encaja perfectamente con lo que varios personajes, lo mismo empresarios importantes que políticos encumbrados, dicen haber escuchado de voz del inquilino de Los Pinos: “Voy a ganar la Presidencia en el 2018. ¿No me crees? Escúchame: voy a ganar la Presidencia”, les ha repetido en el despacho de Los Pinos a varios visitantes el hombre que hoy muchos ven como débil y acabado. ¿Lo hará a pesar de todo lo que tiene en contra y, como en muchas decisiones de su Gobierno, pasando por encima de la sociedad o incluso de la ley?

Los relinchos del “Bronco”. A menos de dos años de un triunfo histórico y un fenómeno político que impactó a todo el país y llegó incluso al extranjero, el gobierno de Jaime Rodríguez “El Bronco” en Nuevo León, el primero formado por un candidato independiente parece desmoronarse no sólo por sus cuestionables resultados: descomposición en la seguridad, malos manejos presupuestales y presuntos vínculos con personajes acusados de narcotráfico; también por las rupturas que empiezan a surgir en el equipo gobernante, con la renuncia ayer, “por razones personales”, del coordinador Ejecutivo del Gobierno del Estado, Fernando Elizondo.

Elizondo no sólo era el segundo hombre a bordo del Gobierno de Nuevo León; también era el personaje que, desde la campaña, fue visto como el factor de experiencia política y de Gobierno para conducir una administración encabezada por un candidato carismático y dicharachero, pero que no tenía ni toda la experiencia para gobernar un estado tan complejo, cuna de algunas de las familias industriales más importantes de México, ni toda la confianza de las cúpulas empresariales y de poder que dominan esa entidad norteña y que habían incrustado al expanista, exsenador, es secretario de estado y exgobernador interino, como su enlace y hombre de confianza en la primera administración estatal independiente.

Ayer en Monterrey circulaban versiones de que el Gobernador está próximo a solicitar al Congreso que le autoricen adelantar la fecha de su segundo informe de Gobierno, prevista para octubre de este año, y que la premura tendría que ver con su petición de licencia inminente para abandonar la Gubernatura y comenzar a hacer campaña nacional para su candidatura “independiente” por la Presidencia en el 2018.

De hecho, en la prensa local también se hablaba ayer que la renuncia repentina de Elizondo tenía que ver con la próxima salida de “El Bronco” y con que este se negó a dejar a su segundo de a bordo como Gobernador sustituto o interino, por lo que los mismos grupos de poder que llevaron a Fernando a la campaña y luego al Gobierno de Rodríguez Calderón, le habrían pedido que renunciara ante el grave desgaste que ven en la Administración estatal y la negativa de darle el interinato.

Si “El Bronco” se va de Nuevo León en las próximas semanas dejará una Administración en crisis, un estado con problemas de seguridad y una sociedad inconforme y decepcionada de quien les prometió lo mismo meter a la cárcel a su antecesor Rodrigo Medina –algo que no ha podido ante la defensa jurídica y política que protege al priista–, que hacer un Gobierno distinto al de los partidos que habían gobernado la entidad.

Tal vez los antiguos relinchos del “Bronco” que sedujeron y fascinaron a los nuevoleoneses y a buena parte del país, terminen ahora en la sucesión del 2018, en inofensivos reparos y rebuznos.

NOTAS INDISCRETAS...Si la sinceridad clasista de Nicolás Alvarado ya habían golpeado los criterios con los que se elige a directivos de TV UNAM, ahora las desafortunadas y deleznables declaraciones de Marcelino Perelló, con su muy particular y misógino punto de vista sobre la violación “y el placer que experimentan las mujeres al ser violadas”, dejan muy mal parada a la radio universitaria. Radio UNAM es y ha sido un espacio de libre expresión, pluralidad y diversidad que caracterizan la vida universitaria, pero las expresiones del exlíder estudiantil del 68 rayan en la misoginia y la legitimación de la violencia de género. No se trata de ser “políticamente correcto”, pero afirmar que “hay mujeres que disfrutan la violación” y que sólo al ser violadas “han tenido un orgasmo” o que no se puede considerar violada a una persona a la que le introducen “los dedos, palos de escoba o vibradores” sin su consentimiento, es francamente inaceptable.
06 Abril 2017 04:00:00
Monreal y Mancera: ¿alianza por la CDMX?
Los recientes guiños y acercamientos públicos entre Miguel Ángel Mancera y Ricardo Monreal Ávila no fueron del todo inofensivos.

Detrás de los elogios y reconocimientos mutuos entre el jefe de Gobierno y el jefe delegacional en Cuauhtémoc hay una coincidencia política que los ha ido acercando y los ha puesto en la ruta de algo que de realizarse, cambiaría el escenario de la próxima sucesión capitalina: una alianza entre el PRD-PAN, MC y otros partidos que podrían sumarse, como el Verde y el PRI, para postular en 2018 a Ricardo Monreal como candidato a jefe de Gobierno y disputarle a Morena y al lopezobradorismo el Gobierno de la Ciudad de México en los comicios de 2018.

La propuesta de alianza apenas se ha planteado, pero ya hay partidos que se han acercado a Monreal a expresar su interés de ir en una coalición si el zacatecano abandona Morena. Incluso se ha planteado la posibilidad de la fórmula Mancera-Monreal para 2018, el primero como candidato presidencial por el PRD, y el delegado en Cuauhtémoc como abanderado a jefe de Gobierno por una coalición más amplia, aunque eso pasa primero por las definiciones políticas que cada uno tome y por la construcción de las alianzas entre los distintos partidos.

Fuentes del PRD y del equipo monrealista confirman contactos y pláticas para evaluar la viabilidad de una alianza multipartidista con el zacatecano como candidato; partidos como MC y el PVEM han dicho que se sumarían a un frente para frenar al lopezobradorismo en la capital.

“Monreal podría ser candidato de cualquier fórmula que lo postule, hay pláticas y acercamientos y ante la caída de Alejandra Barrales, luego del escándalo por sus propiedades no declaradas, Mancera evalúa la posibilidad de apoyarlo porque de otra manera no tendría un candidato con la fuerza suficiente para enfrentar a López Obrador y evitar que tome el Gobierno capitalino”, comentó un senador perredista cercano a las conversaciones.

En el mismo equipo del jefe delegacional aceptan los contactos, aunque aclaran que “Monreal buscaría primero agotar sus posibilidades de ser candidato de Morena” y, a pesar del fuego amigo que ha recibido desde dentro de su mismo partido, “él está seguro de que les puede ganar a cualquiera de los aspirantes en una encuesta”.

Aun así, denuncian que grupos internos, como el de Martí Batres, inducen una “cargada” en favor de Claudia Scheimbaun, en abierta violación a los estatutos internos de Morena que prohíben expresiones de ese tipo en su partido.

Veremos si la cercanía entre Miguel Ángel Mancera y Ricardo Monreal, que comenzó en 2015 como una relación de colaboración –que el propio Monreal reconoció que le ha costado un distanciamiento con López Obrador, en entrevista con El Universal– termina en una alianza política y electoral de varios partidos que vendría a revolucionar la sucesión por la jefatura de Gobierno de la CDMX y a cambiar el panorama actual de las encuestas sobre el triunfo de Morena y el lopezobradorismo. Una alianza de varios partidos con Monreal como candidato no sólo le disputaría a López Obrador el Gobierno capitalino; también podría arrebatarle votación en su principal bastión para la elección presidencial de 2018.

NOTAS INDISCRETAS… En San Lázaro los diputados de la Comisión de Puertos, Aeropuertos y Aduanas están que trinan por el grosero plantón que les dio el director del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Alexandro Argudín Le Roy, quien no llegó a una cita con ellos el pasado 29 de marzo a las 10 de la mañana. Argundín nunca se disculpó con los legisladores y una semana después ni siquiera responde las llamadas de la presidenta de la comisión legislativa, Claudia Sánchez Juárez. Días antes el director de Aeropuertos y Servicios Auxiliares tampoco se presentó a una cita con los diputados federales, aunque él sí llamó horas antes de la reunión para disculparse por “enfermedad de un familiar”.

Algo les pasa a los funcionarios de la SCT que, o no saben que están obligados constitucionalmente a atender los requerimientos de información del Congreso o de plano no tiene educación.

Y es que en el caso del director del AICM hay temas “urgentes” por los que lo habían llamado los diputados, entre ellos una denuncia de nepotismo y conflicto de interés por una concesión a una franquicia de restaurantes que operan en la Terminal 1, de la cual es socio un hijo de Argudín, además del tema de la seguridad y el tráfico de drogas en las instalaciones aeroportuarias y las constantes denuncias de pasajeros provenientes de Centro y Sudamérica, que se quejan de maltrato, revisiones excesivas y violaciones de derechos humanos sólo por sus países de procedencia.

¿Sabrá el secretario Ruiz Esparza de los desplantes de sus subalternos al Congreso y de los señalamientos de corrupción? Si lo sabe y no actúa, grave, si no lo sabe, peor… Los dados mandan serpiente doble. Caída libre.
05 Abril 2017 04:05:00
2018: ¿empezó la guerra de encuestas?
En momentos en que las encuestas electorales en México, y en buena parte del mundo, no logran reponerse de la crisis de credibilidad que les ocasionaron varios errores y fallas en los resultados de comicios recientes, los sondeos que miden la anticipada carrera por la Presidencia de México comenzaron a ser motivo de golpeteos, ataques y cuestionamientos, lo mismo entre partidos y aspirantes que entre los encuestadores que las realizan y medios que las publican. Y es que por primera vez en los últimos meses una encuesta, la de Alejandro Moreno publicada por El Financiero, colocó a Margarita Zavala, del PAN, en primer lugar de preferencias con 32%, desplazando a Andrés Manuel López Obrador, de Morena, al segundo lugar con 29%, y levantando a un competitivo tercer lugar a Miguel Osorio Chong, del PRI, con un 27 por ciento.

La fotografía de Moreno, levantada del 17 al 21 de marzo pasados, afirma que el reacomodo en la carrera presidencial se debe a una caída de 4 puntos de López Obrador, quien tras beneficiarse con el enojo del gasolinazo, desciende en las preferencias. Y el mismo encuestador interpreta esa caída: “El líder de Morena, quien viajó a Estados Unidos en días pasados, pudo haber sufrido un raspón, luego de entrar en controversia con el padre de uno de los estudiantes de Ayotzinapa”. Junto con Andrés Manuel, sigue, “quien también cayó en las preferencias fue Jaime Rodríguez ‘El Bronco’, de 10 a 4 puntos entre febrero y abril”.

En contraparte, el encuestador asegura que en su “encuesta nacional” subieron Margarita Zavala con 5 puntos más, y Miguel Osorio con 7 puntos más, en relación con su medición de febrero, aunque en ambos casos no explica por qué razón subieron ni si su crecimiento se debe a la caída de López Obrador y “El Bronco”. Lo que sí hace Moreno es interpretar, a manera de conclusión, que: “los subes y bajas electorales hacen que lo que apenas unas semanas atrás parecía una contienda con un puntero y un lejano partido gobernante, ahora se cierra y en lo que podría considerarse un escenario casi a tercios”.

La encuesta de Moreno difiere en sus resultados con las últimas presidenciales publicadas, la más reciente, la semana pasada, por GEA-ISA, que afirmaba que la contienda presidencial se definiría sólo entre Morena y el PAN, y colocaba como punteros a López Obrador y a Margarita Zavala con porcentajes de 18 y 19% respectivamente, relegando al PRI y a Osorio a un lejano tercer lugar con 11 por ciento. Veremos si otros sondeos confirman esos movimientos en la carrera por 2018, sobre todo la caída de AMLO y la subida de Zavala y de Osorio que afirma este encuestador.

Si los números citados se confirman en próximos sondeos y AMLO perdió su condición de puntero, Margarita crece y Osorio se mete de lleno a la pelea, entonces el escenario de la sucesión cambia radicalmente hacia una contienda más cerrada y a tercios; en caso contrario, si volvemos a ver una “guerra de encuestas” que modifica sus números o porcentajes dependiendo de la casa encuestadora y el cliente que las paga, muy poco se abonará a la dañada credibilidad, ya no sólo de los sondeos, sino de las mismas elecciones y del sistema electoral en su conjunto.

NOTAS INDISCRETAS… Precisamente hablando del encuestador Alejandro Moreno, hace unos días el CEN del PAN salió públicamente a cuestionar sus resultados, a raíz de un sondeo en el que daba una ventaja amplia al candidato del PRI en Coahuila, Miguel Riquelme, sobre el abanderado panista José Guillermo Anaya. Y con fotos en redes sociales la dirigencia de Ricardo Anaya cuestionó que en las elecciones de junio de 2016 Moreno pronosticó triunfos de los candidatos del PRI en Chihuahua, Aguascalientes, Veracruz y Durango, y en todos los casos fallaron sus encuestas… Y hablando de porcentajes, los presentados ayer por el procurador capitalino, Rodolfo Ríos, en su comparecencia ante la Asamblea Legislativa del DF afirman que la incidencia de delitos de “alto impacto” en la Ciudad bajó en 7.7 por ciento. Según el procurador, todos los delitos bajan: 4% robo de vehículos; 8.2% robo a transeúnte en vía pública; 10.6% robo a transportista; 13% robo a casa habitación; 16.5% robo a repartidor; 19.6% menos en violaciones; 21.4% en robos en taxi; 21.5% robo a pasajero de microbús; 21.6% en secuestros; 27.1% en robo a cuentahabiente; y 28.3% robo a negocio con violencia. Las cifras del procurador, que difieren de las de ONG como el Observatorio Nacional Ciudadano, fueron en general bien recibidas por los diputados, salvo los panistas, que denunciaron la inseguridad en la CDMX. Un comparativo de la PGJDF afirma que en los últimos gobiernos López Obrador lo tomó en 233.1 y lo bajo a 152.2, Marcelo lo tomó con 152.2 y lo baja a 132.3, mientras que Mancera lo toma con 132.3 y lo baja a 77.0 hasta el 2016 con un ligero repunte en los primeros meses del año. ¿Será lo que perciben los ciudadanos?...

Los dados mandan escalera doble. Mejora el tiro.
04 Abril 2017 04:00:00
Los Moreira: juntos, pero no revueltos
Como los cuentos mitológicos de Rómulo y Remo, de Caín y Abel, de Eteocles y Polinices, o la historia verídica de los hermanos Manuel y Maximino Ávila Camacho, la relación de Rubén y Humberto Moreira ha estado siempre cruzada por la ambición del poder, por encima incluso de sus lazos sanguíneos. Los dos hermanos que conquistaron juntos el poder en Coahuila y luego se lo pasaron como una herencia de sangre, hoy viven profundamente distanciados y enfrentados en lo familiar y en lo político, pero hay algo que sin acabar con su distanciamiento hoy los ha hecho volver a coincidir en una misma causa: evitar la derrota del PRI en las elecciones del próximo 4 de junio y conservar en poder de su grupo, familiar y político, a la productiva entidad coahuilense.

Porque aunque no han vuelto a sentarse desde que Humberto se sintiera traicionado y abandonado por su hermano, durante el lamentable episodio del secuestro y muerte de su hijo a manos de Los Zetas en octubre de 2012, y de hecho se confrontaron recientemente cuando el gobernador Rubén bloqueó las intenciones de su hermano de ser candidato a diputado local por el PRI, y operó directamente en Los Pinos y el CEN priista para cerrarle el paso, todo apunta a que en estos momentos los Moreira trabajan para impulsar la campaña del candidato del PRI, Miguel Riquelme, aunque cada uno lo haga por su lado y buscando sus propios intereses.

Y es que la posibilidad de que la alternancia política toque a las puertas de Coahuila, de la mano del candidato del PAN, Guillermo Anaya, y en medio del clima de inconformidad y las denuncias de corrupción y desvío de recursos públicos en el Gobierno actual, sumados al endeudamiento histórico de 35 mil millones de pesos heredado por la Administración anterior, ha hecho que en el PRI busquen cerrar todos los frentes de división interna, y salvo la ruptura del candidato independiente Javier Guerrero, que salió del priismo, buscan evitar a toda costa que el pleito entre Rubén y Humberto mine las posibilidades de triunfo y la capacidad de la sólida estructura electoral construida por los dos hermanos.

Se sabe que fue el propio Riquelme quien, a principios de marzo, cuando ya era el candidato virtual del PRI a la Gubernatura de Coahuila, buscó a Humberto Moreira y se reunió con él en un restaurante de la Ciudad de México para buscar una negociación en la que el influyente exgobernador, que conserva con todo y su desprestigio político una fuerza real entre el priismo coahuilense, pudiera apoyar su candidatura no sólo a través de la alianza ya cerrada con el Partido Joven, manejado por él, sino con la posibilidad de que pudiera finalmente ser candidato a pesar de la oposición fehaciente que había mostrado su hermano el gobernador.

Las fuentes que confirman ese encuentro entre Riquelme y Humberto, celebrado en un restaurante del sur de la ciudad, al que también asistieron Eduardo Olmos y Marco Flores, no señalan si la negociación del candidato estuvo avalada por Rubén Moreira, pero el hecho es que unas semanas después de que se celebró aquella reunión en la capital, y luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación cerrara el 16 de marzo la candidatura de mayoría, 10 días después, el 25 de marzo, se anunció que Humberto Moreira sería candidato a diputado plurinominal por el Partido Joven y la nominación fue validada el domingo pasado por el Instituto Electoral de Coahuila.

Así que, bajo la lógica de preservar el poder y ante la amenaza real que ven en el PAN y su candidato, los hermanos Moreira decidieron dejar de lado su orgullo y sus rencores acumulados en casi 5 años de distancia y enfrentamiento, para luchar, cada uno por su lado, por el feudo familiar y político en el que han convertido al estado de Coahuila. No se les va a ver juntos, al menos no pronto, pero en esta campaña los dos trabajarán por un mismo objetivo: Rubén movilizando la estructura priista y de Gobierno, y Humberto haciendo campaña desde el Partido Joven a favor de Riquelme. El poder los une, aunque aún trabajen juntos pero no revueltos.

NOTAS INDISCRETAS... A propósito del poder y los milagros que realiza, al actor Eugenio Derbez, que había sido un crítico del Gobierno del presidente Peña Nieto, se le ha visto a últimas fechas muy cerca del gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, con quien primero firmó un Convenio para la Protección de los Animales y luego apareció en un spot en el que el comediante mexicano avecindado en Hollywood reconocía las bondades de los programas de protección a los perros y otras especies en la entidad mexiquense. ¿Será que el amor de Derbez por las mascotas lo llevó a hacer de lado sus convicciones políticas o sería otro tipo de motivación, más sonante, la que lo hizo acercarse al Gobierno priista de un estado en donde, casualmente, habrá elecciones el próximo 4 de junio? Nomás es pregunta… Se baten los dados. Serpiente. Mal tiro.
01 Abril 2017 04:00:00
El ‘narcofiscal’ y la zarandeada nayarita
Como el famoso pescado que se prepara en la costa de Nayarit, la política mexicana se está zarandeando con el caso del fiscal Édgar Veytia, que resultó todo un capo del narcotráfico que con la cobertura política de la Fiscalía General del Estado manejaba desde esa institución un millonario negocio de producción y tráfico de drogas. Y en una clara muestra de la “narcopolítica” imperante en estados y regiones del país, el funcionario utilizaba la fuerza pública y la procuración de justicia para eliminar adversarios de otros cárteles e imponer en el estado una “paz narca”, elogiada, reconocida y hasta premiada en su momento por su jefe, el gobernador Roberto Sandoval, por personajes de la sociedad civil como Isabel Miranda de Wallace, quien dio un “reconocimiento” público al narcofiscal, y hasta por el Gobierno federal y el presidente Enrique Peña Nieto, que hace apenas un mes ponía a Nayarit y a su “narcoprocurador” como “ejemplo” a nivel nacional en el “combate” a la inseguridad.

“Sí, es cierto, todavía tenemos importantes retos en algunas partes del país en materia de seguridad. Sí, es cierto que en algunas regiones muy específicas hemos visto que se ha revertido una tendencia a la baja que llevamos en materia de seguridad… Pero Nayarit es una evidencia de los buenos logros y resultados que hemos tenido en materia de seguridad”, dijo el 21 de febrero pasado cuando visitó el estado para inaugurar un libramiento carretero en Tepic, junto al gobernador.

Peña estuvo en la capital de Nayarit 12 días después de que la Marina eliminara en un enfrentamiento armado, en el que utilizó un helicóptero artillado, a varios integrantes del cártel de los Beltrán Leyva, entre ellos “El H2” Juan Francisco Beltrán Ley-va, cabeza de ese grupo en la entidad. Y ahí el Presidente elogió las cifras oficiales presentadas ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública por el fiscal Édgar Veytia –a quien el Gobierno de Estados Unidos acusa de ser un “narcotraficante en gran escala” y señalado como operador del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG)– y las puso como muestra de los “resultados” obtenidos por su estrategia de seguridad en el país: “En 2012 el número de homicidios registrados por cada 100 mil habitantes, que es el principal indicador, es como tomarle la temperatura con un termómetro a la seguridad de un lugar, aquí había 25 homicidios por cada 100 mil habitantes y este indicador se ha reducido a que en 2015 se registraron solamente 15 homicidios por cada 100 mil habitantes, una disminución del más del 50% del nivel de inseguridad que se vivía en Nayarit, esos son resultados”, presumió Peña.

Hoy se sabe que como parte de su trabajo como cabeza del CJNG en Nayarit, Édgar Veytia, que en los últimos 4 años producía y traficaba heroína, cocaína, metanfetaminas y mariguana, según afirma el fiscal Robert Capers, de la Corte federal de Nueva York –justo el mismo que lleva el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán–, el procurador nayarita efectivamente mantenía una “aparente calma” en el estado y que en sus reportes al Gobierno federal, vía el Secretariado Técnico del SNSP, simulaba una disminución de homicidios dolosos cometidos, cuando en realidad hacía una “limpia” de los cárteles enemigos, entre ellos el de Sinaloa y los Beltrán Leyva, lo cual explica la aparición frecuente de cuerpos en las ciudades nayaritas que, sin embargo, no siempre entraban a los conteos oficiales. Es decir que, efectivamente, el presunto “narcofiscal” mostraba un estado supuestamente “en paz”, cuando lo que realmente hacía era tranquilizar y enfriar la plaza para poder operar, utilizando los recursos y las policías estatales desde la misma Fiscalía estatal, el tráfico de estupefacientes “en gran escala”, al grado que la jueza Marylin G. Do, de la Corte de Brooklyn, autorizó un decomiso de 250 millones de dólares en bienes y propiedades, dentro de la fortuna que presuntamente habría amasado Veytia como capo del negocio del narcotráfico.

¿Fue Peña Nieto engañado y seducido por las cifras oficiales para exaltar y presumir la labor de un procurador que era también operador del narco? ¿Nunca supieron el Cisen, ni la inteligencia de la Marina y el Ejército a quién apoyaban con operativos en tierras nayaritas contra otros cárteles como los Beltrán Leyva, mientras desde la Fiscalía estatal operaba el Cártel Jalisco Nueva Generación? Porque Édgar Veytia asistió muchas veces, en casi seis años, a la Conferencia Nacional de Procuradores, donde el Gabinete de Seguridad define junto con las procuradurías estatales y sus titulares las estrategias del combate al crimen organizado. ¿Sabían todas las áreas federales que entregaban información estratégica y confidencial, hasta de seguridad nacional, a un dirigente de un cártel? Si lo sabían el tema es en extremo delicado, porque supone complicidades al más alto nivel, y si no lo sabían es aún peor porque supone incompetencia mayúscula.

Tal vez el caso del “narcofiscal” sea un elemento para entender por qué el CJNG y su “escurridizo” líder Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho” –a quien las fuerzas federales no han podido atrapar en varios operativos fallidos porque, supuestamente, se esconde “en zonas altamente pobladas” de la sierra sur de Jalisco– se han convertido en corto tiempo, y en lo que va del sexenio, en una de las organizaciones criminales que más fuerza han cobrado y que ha extendido su presencia y su poderío en casi toda la República; desde Michoacán, donde desplazaron a Los Templarios con apoyo de autodefensas y operativos federales, hasta plazas importantes de organizaciones más antiguas como el cártel de Sinaloa, del Golfo y hasta a los Arellano Félix.

¿Será que el Jalisco Nueva Generación, con sus cabezas incrustadas en instituciones como la Fiscalía nayarita, es el cártel del sexenio?
29 Marzo 2017 04:00:00
Tres fugas que indignan
En los últimos meses los mexicanos hemos sido testigos de al menos tres fugas que han desatado la ira y la indignación populares: la fuga de Javier Duarte, que se escapó desde hace 5 meses, la de César Duarte, el exgobernador de Chihuahua que a partir de ayer fue declarado oficialmente prófugo, acusado también de encabezar una red de corrupción, y la tercera, y más penosa, la fuga de la realidad protagonizada por Enrique Peña Nieto, que hace un rato se nos fue a habitar, con su discurso y su mente, a un país muy distinto al que viven la mayoría de los mexicanos.

¿Cuál fuga hace más daño a una sociedad desencantada y decepcionada de su clase política? ¿Cuál de esas tres evasiones –dos físicas y una mental– lastima e indigna más cuando se sabe y se conocen a detalle la manera en que esos tres personajes mintieron, engañaron, se corrompieron y defraudaron la confianza de sus votantes y gobernados?

En el caso de Javier Duarte ya se cumplieron 165 días desde que, sin vigilancia federal a pesar de la inminente orden de aprehensión en su contra, el gobernador de Veracruz huyera de su estado el 14 de octubre de 2016, en una fuga que de tan fácil se volvió sospechosa de haber contado con el apoyo de Los Pinos y de áreas del Gobierno federal a las que no les conviene que Duarte aparezca y hable de financiamientos comprometedores para la Presidencia. Lo que indigna y ofende la inteligencia de los veracruzanos y los mexicanos es que todo el aparato de seguridad federal, la Marina y sus células de élite, el Ejército, la Policía Federal, la PGR y hasta la Interpol no puedan encontrar a un político y a su esposa que resultaron, supuestamente, más listos e inteligentes que toda la inteligencia federal.

¿Realmente no pueden o no quieren encontrarlo?, o ¿de plano a Javier Duarte lo desaparecieron para que no hablara y comprometiera a sus jefes políticos?

Del otro Duarte, el que gobernó Chihuahua literalmente como César, con una corrupción que lo mismo lo convirtió en próspero banquero que en poderoso terrateniente o ganadero con miles de cabezas, era cuestión de tiempo para que pasara de indiciado a prófugo por una investigación estatal ordenada por su sucesor panista Javier Corral, y armada e integrada por el exsecretario del Gobernador y abogado Fernando Gómez Mont. La orden de aprehensión por encabezar una “red de corrupción” en su estado también ya le costó la detención a varios excolaboradores suyos, uno de ellos diputado federal suplente por el PRI, Antonio Tarín García, al que ayer se impidió rendir protesta para evitar que adquiriera fuero. César Duarte está, según los últimos reportes, en El Paso, Texas, y si no se entrega podría ser solicitada su extradición.

Pero de todas las fugas recientes de políticos –por no hablar de reos y narcotraficantes fugados de los penales– quizá la que más desazón provoca en estos momentos a los mexicanos es la fuga de la realidad del Presidente. Si ya se sabía de la carencia total de autocrítica que caracteriza a Peña y a su equipo, y de su proclividad a descalificar y poner en duda todo lo que contradiga su visión eufemística y autocomplaciente de los problemas nacionales, dos expresiones recientes del Mandatario provocaron preocupación porque su optimismo y desinformación habitual haya mutado en una evasión y desconexión patológica de la realidad.

“Quienes les digan que vivimos en un país que está en crisis, crisis es seguramente lo que pueden tener en sus mentes, porque no es lo que está pasando, y las cifras hablan por sí mismas. Honestamente somos un país que en un entorno mundial complejo y difícil, sí hemos venido creciendo”, dijo ayer el Presidente de un país cuyo promedio de crecimiento, de 2.0 en lo que va de su sexenio, si bien no es malo, tampoco se puede presumir como satisfactorio porque no acaba con las profundas desigualdades sociales, ni las enormes carencias y bajos ingresos de la mayoría de los mexicanos.

Y si esa frase ya preocupaba, un día antes, Peña, en la euforia de las cifras positivas del turismo, borraba de un plumazo la violencia del narcotráfico y la inseguridad, que reflejan casi 100 mil asesinatos violentos en lo que va de su Gobierno, según las cifras oficiales, al afirmar que “pareciera que viviéramos en el peor de los mundos, cuando realmente no es así”, y hablar de un mundo que “vive en orden y tranquilidad, con ciertos niveles de paz”. Lo dicho, junto con las ominosas fugas de Javier y César Duarte, el Presidente se nos fugó de la realidad que vemos y vivimos la mayoría de los mexicanos.
28 Marzo 2017 04:00:00
Narcopolítica en Guerrero
Mientras el país no se repone aún del nefasto crimen de la periodista Miroslava Breach en Chihuahua, y periodistas de todo el país exigen justicia y castigo a los asesinos, en Guerrero prevalece también la impunidad de otro asesinato de un periodista que denunció los vínculos de la narcopolítica en esa entidad, al hacer pública la protección a Raybel Jacobo, líder del grupo de Los Tequileros, por parte de priistas del estado como el diputado local Saúl Beltrán.

La tarde del 2 de marzo pasado, justo después de transmitir un reportaje en el que denunciaba el escondite donde se ocultaba Raybel en la región de Tierra Caliente y los nexos con el diputado Beltrán, dos sicarios a bordo de una motocicleta mataron a tiros a Cecilio Pineda, en Ciudad Altamirano, sin que hasta el momento el gobierno de Héctor Astudillo haya capturado a los asesinos.

Cuando mataron a Cecilio, director del periódico La Voz de Tierra Caliente y excolaborador de El Universal, había pasado más de un mes de que el 30 de enero pasado, el noticiero nocturno de Televisa presentó un video en el que el diputado del PRI Saúl Beltrán Orozco aparecía en un festejo junto a Raybel Jacobo de Almonte, a quien las autoridades responsabilizan de la inseguridad en la Tierra Caliente (secuestros, homicidios, extorsiones y disputas por el territorio por el tráfico de drogas).

Incluso periódicos de la región como El Sur y el propio periodista asesinado habían publicado un acta de nacimiento y un libro de bautizos que confirma el vínculo de compadrazgo entre el líder de Los Tequileros y el diputado priista.

Pero a pesar de todas esas evidencias nada ha sucedido casi dos meses después. Ni el Gobierno federal ni el del Estado han podido atrapar a Raybel Jacobo y ni siquiera han procedido contra el diputado Beltrán Orozco por sus vínculos con la delincuencia organizada. Lo único que sí ocurrió fue el crimen brutal contra Cecilio Pineda, por sus denuncias contra “El Tequilero” y los narcopolíticos del PRI.

El 1 de febrero el fiscal del estado, Xavier Olea Peláez, hizo pública la existencia de una orden de aprehensión en el Ministerio Público en contra del diputado Saúl Beltrán, emitida el 9 de enero pasado, y anunció que “se promovió juicio de procedencia ante el Congreso del estado”.

Es decir, que según el fiscal Olea, primero se giró la orden de aprehensión y después se solicitó el desafuero del legislador, en un grave error de procedimiento que fue aprovechado por el diputado priista para cuestionar la actuación del MP del fuero común, ya que se procedió en su contra sin haber sido previamente desaforado, por lo que Beltrán promovió un amparo por “violaciones al debido proceso”.

Ese error, casi de primaria para un fiscal estatal, impidió la detención del diputado Beltrán y le abrió las puertas para ampararse; y ante ello Olea Peláez sólo atinó a acusar al agente del Ministerio Público que solicitó la orden de aprehensión contra el legislador priista, al igual que el de la juez que la concedió, afirmando que ambos “fueron obligados por la delincuencia organizada mediante amenazas o soborno para no agotar el procedimiento legal respectivo y consignar la indagatoria con muchos errores”. Lo que no explicó el fiscal de Guerrero es que cuando él difundió la existencia de esa orden de aprehensión y anunció el inicio del juicio de procedencia, validó la actuación ilegal de sus subordinados.

Tanta torpeza e impericia del fiscal, el MP y hasta del juez, hace dudar, ¿quién autorizó la consignación del diputado Beltrán Orozco y por qué razón se gestionó e hizo pública la existencia de una orden de aprehensión en su contra, a sabiendas que cuenta con fuero y que conforme al Código Penal del estado de Guerrero, se incurre en la comisión del delito contra la administración de justicia? ¿Fue de verdad un “error” o fue más bien una estrategia jurídico-política en la que se equivocaron intencionalmente para ayudar y proteger al legislador priista y de paso a su compadre delincuente?

Porque hoy es muy probable que el diputado Beltrán Orozco logre un amparo de la justicia federal ante las violaciones graves en el procedimiento en su contra y que los funcionarios de la Fiscalía estatal y hasta los jueces involucrados terminen acusados de delitos en la impartición de justicia. Mientras tanto Raybel Jacobo seguirá libre y su compadre priista con fuero.

Y el crimen de Cecilio Pineda impune; el gobernador Astudillo seguirá diciendo que “no lo hemos podido capturar” y el Gobierno federal –como hiciera en Iguala antes del crimen de los 43 de Ayotzinapa– sigue evadiendo su responsabilidad de investigar a la delincuencia organizada que opera en Guerrero y a los políticos que la protegen. ¿Volverán a pretextar, como hicieron en su momento con José Luis Abarca, que el caso del diputado Saúl Beltrán y sus vínculos con el narcotráfico es un “asunto local”?
25 Marzo 2017 04:00:00
La batalla por la Constitución de la CDMX
En una guerra en la que se mezcla lo jurídico con lo político, los gobiernos federal y de la Ciudad de México se enfrentan, por primera vez en lo que va de este sexenio, por la Constitución capitalina. Con la Suprema Corte de Justicia de la Nación como el árbitro que tendrá la última palabra en esta confrontación, está de un lado la ofensiva armada desde Los Pinos y orquestada a través de diversas instituciones que interpusieron una batería de impugnaciones (controversias, acciones y amparos sobre la constitucionalidad) todas bajo la batuta del consejero jurídico, Humberto Castillejos, mientras del otro lado, abogados de la ciudad, senadores, diputados y asambleístas preparan una defensa que buscará tirar esas impugnaciones por diversas inconsistencias, mientras acusan un “centralazo” en el intento de frenar una Constitución “de avanzada” por el temor a que fuera replicada en otras entidades federativas.

En lo jurídico ya se buscan argumentos, tesis, jurisprudencias e interpretaciones para llevar ante los ministros de la Corte que tomarán una decisión que puede ser histórica, como lo fue también la promulgación de la Constitución de la capital de la República; en lo político se lanzan declaraciones, sentencias, afirmaciones. Por ejemplo, mientras los perredistas y la jefatura de Gobierno hablan de una “venganza política” del presidente Peña contra Mancera, por temas políticos como sus amparos contra el “gasolinazo”, entre los priistas y peñistas que defienden las impugnaciones, muchos de ellos que por cierto fueron Constituyentes y votaron a favor de la Constitución que hoy impugnan, se asegura que “se los dijimos a tiempo, que había fallas graves y temas que excedían el ámbito de una Constitución local, pero no quisieron atenderlo”.

Uno de esos priistas más activos en la ofensiva contra la carta capitalina es justo César Camacho, coordinador del PRI en la Cámara de Diputados. Él sostiene, por ejemplo, que siempre alertó a Porfirio Muñoz Ledo y Alejandro Encinas, y a través de ellos a Mancera, de las contradicciones en algunos artículos que podrían ser controvertidos constitucionalmente. Lo que no explica el diputado Camacho, que también fue constituyente, es cómo es que él y otros diputados priistas que estuvieron en la Asamblea constitucional no votaron en contra o se abstuvieron al momento de aprobar la Constitución.

Y como en todo, siempre hay dos versiones, porque en el Gobierno capitalino sostienen que César Camacho quería ser quien presidiera la Asamblea Constituyente, algo en lo que siempre insistió para que fuera un priista quien encabezara el órgano deliberativo, como una petición expresa del presidente Peña. Sin embargo, la respuesta que le dieron al exgobernador mexiquense fue que mientras el PRI no fuera ni mayoría ni primera minoría en la Ciudad de México, no podía pretender presidir el Constituyente. “Cuando seas primera mayoría en la ciudad entonces hablamos”, le respondieron los perredistas al priísta Camacho cuando pidió la presidencia del Constituyente para su partido.

Notas indiscretas… Todos los candidatos ajustan sus equipos para la batalla electoral en el Estado de México. Alfredo del Mazo cambió de coordinador de campaña esta semana y en lugar de Enrique Jacobson, quien se dieron cuenta era “demasiado reflexivo” para una contienda tan intensa, metieron al experimentado político Ernesto Nemer, que dejó la Profeco para irse como mariscal a la campaña que él hubiera querido encabezar pero que ahora sólo coordinará.

Mientras tanto, Josefina Vázquez Mota también cambió de coordinador y movió al poblano Eduardo Rivera, que ahora quedó como delegado del CEN en el estado, para nombrar nuevo jefe de campaña a Víctor Hugo Sondón, el aguerrido dirigente estatal del PAN mexiquense que, a diferencia del poblano, sí conoce bien la entidad y al panismo mexiquense.

El ajuste de Josefina también es estratégico y la apuesta es a que Sondón al menos le salga mejor coordinador que Roberto Gil en su campaña presidencial. Y finalmente Delfina que no necesita muchos coordinadores porque su campaña la maneja Andrés Manuel López Obrador, lo que sí hizo es nombrar a un excolaborador de Josefina, Abelardo Martín, como su nuevo jefe de prensa de la campaña. Martín fue vocero de Vázquez Mota en Sedesol y ahora se pasa al lado de Morena…

Aunque los 23 aspirantes a fiscal anticorrupción siguen con posibilidades de ser nombrados y cualquiera de sus nombres podría ser electo por la Junta de Coordinación Política del Senado que se reúne el próximo martes, entre los cuatro seleccionados por el Comité de Acompañamiento Ciudadano están los cuatro perfiles que ese grupo consideró “mejor calificados” para el cargo. Y estos son, en el orden del mejor evaluado: César Alejandro Chávez, José Bernardo Rafael Espino, Miguel Ángel González Félix y Manuel Luciano Hallivis Pelayo. La duda es si habrá elegido este martes y si saldrá de esos cuatro o de los otros 19 aspirantes…

Los dados cierran con escalera doble. Buena semana.
24 Marzo 2017 04:00:00
Línea 12, la herencia costosa de Marcelo
Luego de 5 años de fallas, suspensiones y litigios legales entre el Gobierno de la Ciudad de México y el consorcio de empresas que diseñó y construyó la Línea 12 del Metro, un juez mercantil dictó ayer una sentencia en la que ordena a la administración capitalina pagar 4 mil millones de pesos a las compañías ICA, Carso y Alstom por concepto de “trabajos realizados fuera del alcance del contrato celebrado” para esa obra realizada durante la gestión de Marcelo Ebrard; sin embargo, en la misma sentencia el juez también condena al consorcio formado por esas tres empresas a pagar al Gobierno de la Ciudad mil 45 millones 454 mil 311 pesos por concepto de “pago de vicios ocultos” en el mismo contrato, que generaron costos económicos a la capital.

Esta resolución del juicio mercantil, cuya sentencia aún puede ser apelada por ambas partes, puede marcar la pauta para culminar una larga contienda de juicios que durante el último lustro ha enfrentado a las autoridades capitalinas y al consorcio constructor, luego de las irregularidades detectadas en la obra, como el desgaste prematuro de las vías que llevaron al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, a ordenar el cierre temporal de once estaciones, que permanecieron en rehabilitación por 20 meses, de marzo de 2014 a noviembre de 2015.

En realidad el consorcio de las constructoras había pedido un pago de 6 mil millones de pesos, tanto en el juicio mercantil referido como en otras tres demandas civiles y un par de juicios de amparo iniciados desde 2012; la Ciudad a su vez contrademandó a las tres compañías, en ese mismo juicio mercantil, además de exigir el pago de la fianza estipulada en el contrato y solicitar al Juzgado Civil 61 que determinara los alcances del contrato para que se declarara a los supuestos “trabajos extraordinarios” alegados por las empresas como parte del contrato de obra pública a precio alzado.

En ese sentido, el fallo del juez mercantil, a cuya sentencia tuvo acceso esta columna, disminuye el monto final que el gobierno capitalino tendría que pagar de 6 mil a 4 mil millones de pesos, al tiempo que le ordena también pagar al consorcio los mil 45 millones de pesos a la Ciudad por haber incurrido en los llamados “vicios ocultos” en las obras realizadas. Y aunque en el Gobierno de Miguel Ángel Mancera hay disposición de acatar la determinación que tome el Poder Judicial en torno a este juicio mercantil, también se considera que la pretensión del consorcio es “excesiva”, por lo que todavía es posible que las dos partes apelen la sentencia y que en segunda instancia finalmente se resuelvan los montos finales que tendrían que pagar tanto las autoridades como las empresas por sus respectivas demandas.

La línea 12 del Metro, también llamada “Del Bicentenario” o Línea Dorada, fue concursada y contratada por Marcelo Ebrard e inaugurada de manera preliminar –con la premura de entregar la obra antes de que concluyera su gestión– por el entonces jefe de Gobierno el 12 de octubre de 2012, un mes antes de terminar su sexenio y con muchas obras e instalaciones inconclusas. Más allá del acto para la foto de Marcelo, la entrega final de los trabajos se realizó el 8 de julio de 2013.

Unos meses después, el 12 de marzo de 2014, Miguel Ángel Mancera, tras recibir un peritaje de expertos que indicaba que había peligro en el funcionamiento del Metro por el “desgaste prematuro de rieles y llantas de los trenes” (ante el uso inadecuado de un sistema de fricción en lugar del tradicional sistema utilizado en la Ciudad) ordenó el cierre de once estaciones de su tramo elevado y superficial, que estuvieron cerrados por los siguientes 20 meses, hasta que se reabrieron en noviembre de 2015, tras los trabajos de rehabilitación y corrección. Es decir, que la mitad de la línea, considerada la “obra cumbre” de Marcelo Ebrard, estuvo cerrada durante casi dos años por los errores y fallas cometidas en su construcción, con los altos costos financieros para la Ciudad y los contribuyentes y las molestias ocasionadas a los usuarios.

Así es que, por primera vez, tras los litigios y la larga contienda que han sostenido el gobierno de la Ciudad y el consorcio constructor de la Línea 12, se abre la posibilidad de que termine este enfrentamiento, ya sea con el pago de los 4 mil millones ordenados por el juez y que recibirían las empresas, como por los mil millones que éstas tendrían que pagar a las autoridades. ¿Se pondrá fin a la costosa herencia de Marcelo Ebrard?
23 Marzo 2017 04:00:00
AMLO y las Fuerzas Armadas
Primero fue Tepic y luego Nueva York. En un mes Andrés Manuel López Obrador se enredó con dos declaraciones públicas en las que cuestionó a las Fuerzas Armadas y su actuación en temas de seguridad pública.

Los dos señalamientos de Andrés Manuel calaron al interior de las instituciones castrenses. La Marina expresó su molestia en voz de su titular, almirante Vidal Francisco Soberón, quien salió personalmente a negar, “con información al 100%”, la afirmación del precandidato presidencial sobre la presencia de menores entre los fallecidos en aquel operativo y a aclarar que no hubo abuso de la fuerza. Y en el caso del Ejército, en una inusual y fuerte respuesta, el secretario de la Defensa mandó al director de Derechos Humanos de la institución, José Carlos Beltrán, a rechazar “injurias y ofensas provocadas” y a denunciar “señalamientos de diferentes orígenes” sobre violaciones de derechos humanos. “Si hay alguien que tenga pruebas que las presente”, dijo el militar, en alusión al comentario de López Obrador sobre que debía cuestionarse al Ejército sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En los dos casos, la Marina y la Defensa Nacional, no hizo falta que los mandos castrenses mencionaran su nombre para que todos interpretaran que se trató de una respuesta directa y frontal al aspirante presidencial de Morena. Y fue evidente que los comentarios y señalamientos públicos del tabasqueño causaron molestia e indignación dentro de las instituciones militares. Eso no quita que el tema haya sido aprovechado políticamente por los adversarios del tabasqueño que, lo mismo desde el Gobierno que desde otros partidos o desde los medios, aprovecharon los resbalones declarativos –expresados con convicción por el declarante– para tundir con calificativos (“irresponsable”, “intolerante”, “irrespetuoso”, “mentiroso”) al puntero en las encuestas presidenciales.

AMLO no midió el impacto de dos señalamientos públicos que pretendían cuestionar de fondo la estrategia de combate al narcotráfico, que él ofrece cambiar, “porque ha fracasado”, y abrió un innegable frente político con las Fuerzas Armadas. De paso le dio a sus adversarios, desde el secretario de Gobernación, Miguel Osorio, hasta otros contrincantes, un filón apetitoso para hacerlo ver como un candidato que se confronta con un poder real del Estado y una institución aún bien evaluada y apoyada por los mexicanos, a pesar de casos documentados de abusos y violaciones. Si en 2006 Fox y sus estrategas lograron aprovechar las expresiones del tabasqueño para confrontarlo con los empresarios –“el peligro para México”– hoy desde el Gobierno peñista se esfuerzan por mostrar a AMLO como “enemigo del Ejército”.

López Obrador reaccionó con mensajes en redes pidiendo a sus detractores “serenarse” y asegurando que “los soldados van a votar por mí como lo hicieron en 2006 y 2012”. Y tal vez no le falte razón. Encuestas levantadas en las afueras de varios cuarteles militares arrojan simpatías del personal militar de hasta 65% hacia el tabasqueño. Por eso su declaración de que, de llegar al Gobierno, “les vamos a aumentar el sueldo a los soldados”. Pero Andrés Manuel pierde de vista que, si bien puede tener apoyo de las tropas, a las que se refiere como “pueblo uniformado”, en las cúpulas castrenses, a nivel de generales, sus cuestionamientos sí han causado malestar. Y al final las Fuerzas Armadas son instituciones verticales, y un enfrentamiento con los mandos castrenses no es algo que convenga a ningún aspirante a la Presidencia.

Todo esto podría resumirse en una conclusión para el adelantado aspirante de Morena que, al mismo tiempo que obtiene un guiño público de los banqueros que dicen que podrían “trabajar con él”, también se gana una reprimenda pública del Ejército. Y la conclusión es: están “cazando” al Pejelagarto. Y reza el dicho popular que el pez por su boca muere. Y por ahí pueden agarrar a López Obrador.

NOTAS INDISCRETAS…

Ya se supo quién le consiguió a Edgar Elías Azar el exilio dorado de la embajada en Países Bajos: el influyente consiglieri de Los Pinos, Humberto Castillejos Cervantes. ¿Sería también él quien convenció al expresidente del Tribunal capitalino de impugnar la Constitución de la CDMX y traicionar al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera?... La declaración de Ricardo Monreal, en la que casi ora por sus adversarios –“Que Dios los ayude porque les voy a ganar”– fue la respuesta del torpedeado jefe delegacional en Cuauhtémoc a todos los líderes y grupos de Morena que han operado en su contra. Así contestó el zacatecano al llamado Tucom (Todos Unidos contra Monreal) dentro de Morena. Y es que, aun violando los estatutos de su partido que prohíben expresiones de “cargada” en favor de alguna persona, todos a los que alude Monreal apoyan a la autodestapada Claudia Sheinbaum que, sin haber hecho mucho en Tlalpan, ya suspira por el Palacio del Ayuntamiento… Paran los dados. Escalera.
20 Marzo 2017 04:00:00
Coahuila: entre pleitos, rupturas y hartazgo
Después de la del Estado de México, la elección en Coahuila es la segunda en llamar la atención de los comicios de este 4 de junio. Primero porque el estado es el único de la frontera norte del país que nunca ha vivido la alternancia política y hay en el ambiente la percepción de que ésta sería la primera ocasión en la historia política de la entidad que un partido distinto al PRI podría llegar al Gobierno del Estado. El hartazgo social contra la corrupción y el desgaste de la marca priista que permea en el país también existe entre los coahuilenses, en donde ese fenómeno se identifica con el apellido de la familia que ha gobernado en los últimos 12 años, que además se encuentran divididos y enfrentados por las fuertes diferencias públicas entre el gobernador Rubén y su hermano y antecesor Humberto Moreira Valdés.

La percepción sobre una alternancia posible se ahonda, además del pleito familiar de los Moreira, en la ruptura que sufrió el PRI con la salida del diputado federal Javier Guerrero, que hoy es candidato independiente a la Gubernatura, que registrara su postulación con casi 200 mil firmas, y aunque hasta el momento no figura en las encuestas que registran un empate técnico entre el PRI y el PAN, hay quienes prevén que el expriista podría crecer con parte del voto tricolor y capitalizando también la molestia social por la corrupción y el endeudamiento excesivo en los dos últimos sexenios en la entidad coahuilense.

El candidato del PRI, Miguel Riquelme, cuenta con todo el apoyo de la maquinaria moreirista en el estado, que a pesar de la división de los hermanos, continúa siendo una sólida estructura de operación y de un acabado clientelismo que, aunque en su momento fue creado por Humberto Moreira, con el apoyo de su entonces operador Rubén Moreira, hoy ese aparato se encuentra bajo el control total del Gobernador, quien sabe operar muy bien política y electoralmente. Esa es la realidad contra la que se topan los pronósticos y los escenarios de alternancia política en Coahuila: que para que eso ocurriera y el PRI perdiera el poder después de 85 años ininterrumpidos, primero tendría que romperse el férreo control de la estructura política y clientelar que hoy se maneja desde el Gobierno del Estado.

Porque aunque el PAN ha crecido en la entidad y aprovecha el descontento social contra la dinastía de los Moreira, la realidad es que su candidato Guillermo Anaya, compadre del expresidente Felipe Calderón, pero impulsado ahora por el dirigente nacional panista, Ricardo Anaya, no tiene hasta hoy la fuerza ni la contundencia para enfrentar a la maquinaria moreirista que, por encima del aparato del PRI en otros estados de la República, tiene un manejo muy particular y una fidelidad que hasta ahora ha apoyado a toda prueba primero al exgobernador, Humberto Moreira, aún después de todas las acusaciones y señalamientos en su contra, y que ahora obedece fielmente al gobernador Rubén Moreira.

Hoy el PAN es en los números y en las encuestas quien más puede disputar la Gubernatura al clan Moreira, pero falta ver si el panismo coahuilense tiene la fuerza para superar otro embate de la estructura moreirista que ya los ha arrasado en otras elecciones; la diferencia ahora puede ser la capacidad de Acción Nacional y su candidato Anaya para capitalizar el descontento social contra la corrupción y la continuidad del moreirismo en el poder, en la persona del candidato priIsta Miguel Riquelme.

NOTAS INDISCRETAS…

El sábado se cumplieron 79 años de le expropiación petrolera decretada por Lázaro Cárdenas en 1938 y uno se preguntaría, después de la reforma energética del presidente Peña Nieto, que revirtió esa expropiación y la estatización del petróleo, ¿cómo la celebran ahora los priistas y el Gobierno? La respuesta la dio el sábado el acto oficial encabezado por el Presidente en Campeche. Ahí el Gobernador, Alejandro Moreno, dijo en el discurso:

“Así como la expropiación petrolera fue la más grande hazaña nacionalista, en el siglo 20, ahora las reformas estructurales, incluyendo la reforma energética, son la gran obra que construye el México del siglo 21. Son reformas impulsadas por un mexicano de excepción, de valor y de valores, que se compromete y cumple; un líder nacional que sobrepone el crecimiento de los índices de desarrollo del país sobre los índices de popularidad; un líder que antepone el interés nacional sobre cualquier otro interés. Un estadista del presente para el futuro de México, me refiero al amigo de Campeche, al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto”. Y entonces, ¿cuál fue la celebración? ¿Alguien entiende?... Los dados abren con Serpiente. Mal comienza la semana.
11 Marzo 2017 04:00:00
2018: La carrera se mueve
La semana que concluye fue de intensos movimientos en la anticipada sucesión Presidencial. Pero lo que se movió no fueron necesariamente las encuestas, que no han variado mucho en el posicionamiento que mantienen los aspirantes, sino más bien en tropezones, declaraciones y reacomodos de fuerza entre los distintos precandidatos presidenciales y los grupos políticos y de poder que les apoyan.

Los dos aspirantes punteros en esta carrera arrancaron la semana con visitas al territorio de Estados Unidos. Margarita Zavala acudió a Washington, en donde sostuvo reuniones cupulares con políticos estadounidenses, como el senador republicano John McCain y hasta ahí su gira no pintaba mal. El problema vino cuando la señora Zavala aceptó una entrevista desde la capital estadounidense con el periodista Jorge Ramos de la cadena Univisión. Enlazada vía satélite, la panista comenzó la entrevista intentando mostrar seguridad y defendió el combate contra el narcotráfico en el sexenio de su esposo, Felipe Calderón, como una “decisión valiente” y una “obligación del Estado”. De las 12 mil muertes dijo que “fueron problemas de violencia entre las propias bandas criminales”. Incluso dijo no ser “vocera de un gobierno” y pidió no denostar la participación del Ejército.

Hasta ese punto, Zavala se defendió con dificultad. Su problema vino cuando Ramos insistió: ¿la pregunta es si su esposo se equivocó, usted cree que lo que hizo su esposo fue correcto? Y la respuesta mostró a una aspirante que, sin opinión ni una propuesta propia en materia de seguridad, se enredó y se tropezó con las palabras y conceptos en un fallido y cantinflesco intento por defender a su esposo y su sanguinaria guerra contra el crimen:

“En muchas materias, seguramente, puede no estar exento en equivocaciones, pero de que todos los días pensó, como debemos pensar los mexicanos que queremos trabajar en la política y que tomamos decisiones o tomaremos decisiones, lo que tenemos que decidir es lo mejor para México. Algunas veces se entenderá poco, algunas veces poco se comprenderá o como creo que fue uno de los grandes errores, fue la comunicación, puede ser uno de los grandes errores que se tuvieron, pero sí te quiero decir que nunca estuvo fuera de la decisión ni de los gobiernos panistas ni del sexenio del 2006 al 2012, estuvo fuera de foco la decisión de ayudar a México”.

¿Es lo único que propone Margarita, un regreso a la misma estrategia de Calderón, con la agravante de que ni siquiera tiene claridad para entender las consecuencias de una estrategia mal planeada y peor ejecutada con el Ejército y la Marina otra vez como los ejes del combate al crimen organizado?

Si Zavala quiere convencer a los mexicanos de que un voto por ella no sería votar por otros seis años más de calderonato, debe empezar no sólo por mejorar su discurso y hacerlo más sustancial y sin lugares comunes, si la capacidad le alcanza. Y también tendría que definir si en algún punto va a ser capaz de realizar una crítica, un cuestionamiento o decir en qué difiere de lo hecho en los seis años de la presidencia de su esposo. Porque si repetirá solo los argumentos tantas veces dichos por Calderón, sin la contundencia y ni la vehemencia del ex presidente –que “haiga sido como haiga sido”, siempre supo defender retóricamente su sangrienta guerra militar– Margarita simplemente confirmará que no tiene personalidad ni propuesta propias, como siempre han dicho sus críticos.

AMLO, el PRD y Mancera no se raja. El otro aspirante que comenzó la semana en Estados Unidos, por segunda ocasión en menos de un mes, fue Andrés Manuel López Obrador. El dirigente de Morena acudió a El Paso, Texas, donde se reunió con empresarios locales y encabezó un mitin texanos donde volvió a cuestionar la política racista y xenófoba de Donald Trump.

Pero la gira de López Obrador resultó de muy bajo perfil, comparado con la tormenta que provocó el líder de Morena al interior del PRD. Tras el pronunciamiento de Miguel Barbosa, que le dio su apoyo rumbo al 2018, el senador desató una crisis no sólo en la fracción perredista del Senado y hasta en la Mesa Directiva, involucrada en el pleito del sol azteca por la injerencia del presidente senatorial, Pablo Escudero, que respaldó a Barbosa y desconoció a la nueva coordinadora designada por el CEN perredista, Dolores Padierna.

El tema creció tanto que alcanzó al jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, acusado también por Barbosa de haber orquestado su destitución a través de Héctor Serrano.

Mancera se deslindó con el argumento de que él ni siquiera es militante del PRD, pero luego, ante la presión, dejó en claro que no piensa renunciar a sus aspiraciones presidenciales, aunque colaboradores y apoyadores suyos, como Barbosa, abandonen su proyecto para apoyar a Andrés Manuel. “Nunca nos rajamos, no, no tengo porque rajarme, todo dependerá de la gente, si la gente entonces decide que no vayamos, pues eso ya será una decisión de la gente, mientras no sea eso, ahí vamos, vamos para adelante”, dijo el gobernante capitalino.

¿Será que Barrales de verdad estaría considerando esa posibilidad o ante los cuestionamientos que arreciaron contra su liderazgo quiso mandar una señal para calmar a las corrientes del perredismo proclives a AMLO?

Porque al final ella está “amarrada” al proyecto de Mancera, que fue quien la llevó a la dirigencia nacional del PRD, pues de eso depende también su propio proyecto por la jefatura de la Ciudad de México. ¿O habrá virajes extraños?
05 Marzo 2017 04:00:00
PRI: rebelión y aniversario
La reciente rebelión soterrada al interior del PRI, que obligó a su dirigencia nacional a cambiar de última hora el nombramiento de José Murat al frente de la CNOP para mandar al polémico exgobernador de Oaxaca a la Fundación Colosio, es un fiel indicador de cómo arriba el viejo partido a sus 88 años de existencia. Desgastado, dividido, con un desánimo creciente entre su militancia y una crisis de liderazgo entre sus cuadros dirigentes, el priismo, que apenas hace 5 años lucía como la poderosa “maquinaria electoral” resucitada y restaurada y presumía, de la mano de Enrique Peña Nieto, de una entelequia autonombrada “Nuevo PRI”, hoy parece agotado y relegado a un histórico tercer lugar en las encuestas.

Ese es el contexto en que hoy el presidente Peña Nieto encabeza, en la explanada de la sede nacional priista, un aniversario que, con arengas, intentará no sonar como exequias. La presencia de su jefe máximo, que también llega desgastado y convertido en un lastre que arrastra negativamente a la marca PRI, obligará al comportamiento institucional y disciplinado que caracteriza a los priistas, en un festejo convocado casi en secreto, con invitaciones tardías y discretas que apenas el jueves por la tarde comenzaron a enviarse a la selecta concurrencia de la cúpula priista, como si en la dirigencia temieran protestas que empañen la discreta celebración.

Porque justo horas antes del evento de hoy, el dirigente nacional Enrique Ochoa Reza tuvo que meter reversa a la decisión de nombrar a José Murat Casab como nuevo dirigente la Confederación Nacional de Organizaciones Populares. La llegada de Murat al sector popular desató una tormenta interna y externa que convulsionó al viejo partido.

Con todo y la cercanía personal y política que Ochoa tiene con Murat (por una beca económica que el entonces gobernador dio al joven estudiante de maestría, junto con alojamiento en un departamento de Nueva York que compartía con su hijo Alejandro Murat) la decisión de llevar al oaxaqueño a la CNOP no fue sólo del dirigente priista. Luis Videgaray, el secretario de Relaciones Exteriores que funge como “jefe político” del presidente del PRI, fue quien decidió que las habilidades de operador electoral consumado de Murat –vulgo mapache en lenguaje priista– eran necesarias para las difíciles elecciones del 4 de junio en el Estado de México, Coahuila y Nayarit.

Pero la idea de Videgaray, apoyada por Peña Nieto e instrumentada por Ochoa, no fue bien recibida ni al interior del priismo ni en la opinión pública. Corrientes y figuras priistas cuestionaron la designación a través de cartas y mensajes al dirigente de su partido, mientras en columnas políticas criticaron al exmandatario oaxaqueño. La rebelión soterrada que llevó a Enrique Ochoa a convocar a una reunión interna con su equipo y sus asesores más cercanos a finales de la semana pasada. “¿Cómo ven la decisión?”, preguntó el dirigente a sus asesores. “¿Tú que reacciones y comentarios has recibido?”, preguntó uno de los consejeros. Ochoa reconoció que había demasiados cuestionamientos y críticas al nombramiento entre dirigentes del partido que le habían expresado su opinión por diversas vías. Se analizaron entonces escenarios y salidas.

Gamboa, el “factótum” al rescate. La figura de Emilio Gamboa, convertida en factótum actual en el PRI, volvió a pesar y le dio a Enrique Ochoa una salida: Arturo Zamora, senador jalisciense cercano al líder senatorial, iría a la CNOP, mientras que a Murat se le daría una salida política mandándolo a la Fundación Colosio y a Hilda Flores al Organismo Nacional de Mujeres Priistas.

No fue esta la primera vez en que el grupo cercano de Peña Nieto intentó llevar a Murat a la CNOP. Durante la presidencia de Manlio Fabio Beltrones desde Los Pinos le pidieron al sonorense habilitar al exgobernador oaxaqueño como líder del sector popular, argumentando el “gran apoyo” y los servicios políticos que Murat Casab le prestó al Presidente al ser uno de los artífices del Pacto por México que operó por su cercanía con Jesús Ortega, líder de “Los Chuchos”, y con Santiago Creel en el PAN, a principios del sexenio peñista. Beltrones se opuso a la petición y argumentó el oaxaqueño provocaría polémica y cuestionamientos para el PRI.

Y esta vez, impulsado por Videgaray, aquel pronóstico se cumplió. Por eso el cambio obligado en el que el propio Murat, en un diálogo privado con Ochoa, aceptó declinar a su aspiración por la CNOP en la que ya había iniciado reuniones por el país. A cambio aceptó la muy conveniente salida de ir a la Fundación Colosio, desde donde más que ideas o reflexiones, desplegará sus oficios electorales para apoyar al dirigente del PRI. Al mismo tiempo Ochoa confirmó el único nombramiento totalmente suyo que sí pudo concretar: la llegada de Claudia Ruiz Massieu, su amiga cercana y excanciller, a la Secretaría General, tras la renuncia ayer de la incómoda Carolina Monroy, con la que el presidente del PRI tuvo una tensa relación.

Ayer Carolina recibió en las oficinas priistas a Ruiz Massieu y, con cordialidad política, le presentó al equipo de la Secretaría General y le hizo entrega del despacho. “¿Se va con algún resentimiento?”, le preguntaron la tarde de ayer los reporteros a la política mexiquense. “Yo no tengo ningún resentimiento. Son procesos, son ciclos que se cierran. Lo que estoy es agradecida”, dijo en su despedida Monroy del Mazo.

Resuelta la crisis de sus nombramientos –convenientemente definidos antes del evento de hoy en el que la presencia del presidente acallará cualquier inconformidad interna que pudiera haber en el priismo– Murat se convertirá en el nuevo ideólogo del PRI desde la Fundación Colosio, Gamboa retomará el control que ya ha tenido antes de la CNOP con Zamora y Ochoa tendrá a una aliada en la secretaría General, mientras que Claudia Ruiz Massieu, sin experiencia en operación partidista o electoral, es rehabilitada políticamente tras su abrupto despido de la cancillería, en lo que muchos interpretan como la confirmación de la vigencia política del salinismo.

Así llegará el PRI hoy a sus 88 años: tratando de darse ánimos y de ocultar las grietas cada vez más evidentes en la fracturada unidad partidista. Juntos, el presidente y su partido, se lamerán las heridas e intentarán mostrar una fortaleza aparente para enfrentar primero la difícil aduana de las elecciones locales de este año y luego una sucesión presidencial a la que llegarán en tercer lugar de las encuestas y con todos los pronósticos en contra. Con todo, nadie puede dar por muerto al viejo PRI. Los que cometieron el error de hacerlo después de su derrota histórica en el año 2000, después tuvieron que tragarse sus palabras. Con este dinosaurio, que hoy parece tocado, atravesado y herido de muerte por la lanza inocultable de la corrupción, todo puede suceder cuando se trata de mañas y operaciones políticas monetarias y fraudulentas. Pero eso no quita que, al menos este sábado, la fiesta en el PRI tenga un inevitable tufo de funeral anticipado y deseado por muchos mexicanos.
02 Marzo 2017 04:00:00
Videgaray y su diplomacia agachona
En apenas tres meses, Luis Videgaray pasó de ser un confeso “aprendiz” de canciller a un diplomático experto. Y con la autoridad no sólo de su cargo de secretario de Relaciones Exteriores, sino con el poder de facto que le ha cedido el Presidente, regañó a los senadores ignorantes –y con ellos al resto de los mexicanos– al pedir que no confundamos “diplomacia con debilidad” y asegurar que el Gobierno de Peña Nieto no es débil frente a Donald Trump, sino que aplica las buenas formas de la diplomacia. “Que no se confundan las buenas formas de la democracia y de la diplomacia con la falta de firmeza. Que no se confunda la prudencia con falta de claridad. Que no se confunda la falta de estridencia con la falta de estrategia. El Presidente y su gobierno enfrentan el reto histórico con claridad de miras y con claridad de estrategia”, afirmó.

No acababa de terminar la cátedra de diplomacia del novel canciller, cuando desde Washington dos nuevas bofetadas se estrellaban en la cara de Videgaray y su “prudencia diplomática”. Por un lado, Donald Trump, en su primer discurso ante el Congreso de su país –entre aplausos compulsivos de la mayoría republicana– reiteraba el martes que ya empezó la construcción de su “gran, gran muro” en la frontera sur (porque ni siquiera se dignó a mencionar en todo su discurso el nombre de México); mientras que ayer en entrevista televisiva en el programa Good Morning América, el vicepresidente Mike Pence aseguraba que México pagará por la construcción del muro en su frontera, con lo que el segundo de a bordo en la Casa Blanca rompía el “acuerdo” hecho por Trump y Peña Nieto de no hablar en público del muro y su pago.

Hace un mes que Los Pinos informara de la existencia de ese acuerdo entre los presidentes de los dos países, en aquella polémica conversación telefónica del 27 de enero, y el vicepresidente de Estados Unidos confirmó que para ellos los “acuerdos” con México son como llamados a misa. “(El presidente Trump) no dijo que México va a pagar (por el muro)”, le comentó a Pence el presentador George Stephanopoulos de la cadena ABC. “Bueno, pues ellos lo harán”, respondió el vicepresidente sin explicar cómo se hará el pago, justo ayer cuando la agencia Reuters revelaba un documento del Congreso que dice que Trump sólo tiene 20 millones de dólares de los 20 mil millones que necesita para financiar la construcción de su muro.

¿Para eso sirve la “estrategia” y la “diplomacia” de las “buenas formas” de Videgaray? ¿Para que se burlen Trump, Pence y todo su gabinete una y otra vez de México y su Presidente? Cuando pide a los mexicanos y a los senadores no confundirse, el canciller parece más bien él el confundido. En su rápido aprendizaje parece confundir la diplomacia, que es en esencia negociación y diálogo para defender los intereses de un país y su dignidad soberana, con un diálogo absurdo e infructuoso con un gobierno hostil al que no le interesa cumplir ni respetar acuerdos con nuestro país y su Presidente, y que ve a México como enemigo o en el mejor de los casos como un vecino inferior e indeseable.

Revindicar la diplomacia en lugar de la confrontación siempre será lo más deseable, el deber ser; pero cuando de una de las partes el interés diplomático es sólo simulado y el diálogo es más bien falaz e interesado, entonces de poco sirve aferrarse a la diplomacia por la diplomacia e invocar una negociación meramente ritual, que sólo puede complicar y empeorar las cosas en una relación dispar y desnivelada. Para que le quede claro al canciller: diplomacia no es consentir y aceptar las agresiones, disculpar los agravios reiterados y agachar la cabeza ante los golpes y las violaciones flagrantes de acuerdos. Y esos tampoco son los principios de la política exterior ni de la tradición diplomática de México.

Porque también decía Videgaray ante los senadores que “en caso de que hubiera violaciones a los derechos humanos de los migrantes” en los operativos racistas de Trump, “buscaríamos acudir ante la ONU”. ¿En caso de que hubiera? ¿No se ha enterado el canciller que todos los días policías y agentes migratorios y fronterizos en varias ciudades de la Unión Americana están deteniendo, con abuso de fuerza, agresiones y engaños a cientos de migrantes mexicanos y de otros países hispanos? ¿No ha visto los videos que documentan esos abusos y violaciones flagrantes a derechos consagrados en tratados internacionales para que a los migrantes no se les trate como criminales?

Aún la mejor diplomacia tiene sus límites y esos están en la dignidad de un país. Decía Maquiavelo que el secreto de la fuerza del príncipe consiste en ser al mismo tiempo zorro y león. Zorro para manejarse con diplomacia cuando se requiera, pero león para saber cuándo dar un manotazo y defenderse. Con su diplomacia “agachona”, Videgaray no llega ni a zorro; más bien es corderito frente al león que lo devora y lo mastica.
01 Marzo 2017 04:00:00
Calderón vs AMLO: el tercer round
La guerra política entre Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón, iniciada en la campaña presidencial de 2006 y que se ha mantenido latente, se reactivó ayer con el inicio del tercer enfrentamiento directo entre los dos políticos que en la última década polarizaron y dividieron fuertemente a la sociedad mexicana. Del “peligro para México” al “presidente ilegítimo”, pasando por las denuncias de fraude, las acusaciones de desestabilización (“al diablo las instituciones”) y los “pactos secretos” con otros adversarios para cerrarse el paso, la confrontación entre AMLO y Calderón se perfila para una reedición en 2018 que puede resultar decisiva para uno de los dos personajes.

En la historia política reciente del país, pocos pleitos tan vigentes e intensos. Y ayer, tras el relanzamiento de la precandidatura de Margarita Zavala y el papel activo que Felipe Calderón juega en la estrategia de su esposa, se reavivó el enfrentamiento cuando López Obrador cuestionó en redes sociales el anuncio del expresidente de donar sus 200 mil pesos mensuales de pensión, pero no renunciar a la protección de guardias del Estado Mayor, asistentes y vehículos, que en conjunto, según una gráfica que subió el tabasqueño a Twitter, le cuestan a los mexicanos 54 millones de pesos al año, en contraste con 24 millones que se le pagan al expresidente de Estados Unidos George W. Bush o los 10 millones que los chilenos pagan anualmente a su exmandatario Sebastián Piñeira.

La frase sarcástica de Andrés Manuel, de que “esas pensiones no las tiene ni Obama” molestó sobremanera a Calderón, que salió a responderle fuerte en entrevistas radiofónicas. “(López Obrador) es un mezquino, porque está lleno de odio, porque no puede superar que le gané hace más de 10 años”, dijo el expresidente, que también llamó “mentiroso e hipócrita” al dirigente de Morena, al que le preguntó: “¿de qué ha vivido todos estos años específicamente? ¿De qué vivió él hasta 2006? Jamás nos ha dicho a los mexicanos de dónde sacó ese dinero, que él no tiene manera de probar el origen lícito de su dinero”.

Así que los adjetivos, las acusaciones y las descalificaciones mutuas han vuelto entre López Obrador y Calderón. Y como en 2006 y de nueva cuenta en 2012, seguramente volverán también entre los seguidores de ambos, especialmente entre los fanáticos de ambos lados, que revivirán las secuelas de una polarización y un odio político que nunca se fue del todo y que ha seguido latente en los últimos 10 años. La única diferencia ahora es que, en medio del pleito entre el expresidente panista y el ahora líder de Morena, estará la figura de Margarita Zavala, con quien Andrés Manuel evita debatir directamente y la descalifica sólo como “la señora esposa de Calderón” porque sabe que detrás de la que es hasta ahora su más cercana contendiente está la figura del adversario político que en 2006 lo etiquetó como “un peligro para México” y le ganó después (“haiga sido como haiga sido”) la Presidencia, con 0.56% de los votos en la elección presidencial más cerrada y cuestionada en la historia democrática del país.

López Obrador no se va a pelear con Margarita, pero sí lo hará con Calderón, que en 2012 volvió a cerrarle el paso, esa vez desde Los Pinos, con un “pacto secreto” con el hoy presidente Enrique Peña Nieto, al que apoyó para que consolidara su ventaja y cancelara cualquier posibilidad al tabasqueño, sacrificando incluso a la candidata del PAN, la hoy revivida Josefina Vázquez Mota, y mandando al panismo al tercer lugar de la votación nacional. Ese es el tamaño del encono y los agravios que existen entre los dos personajes que ayer revivieron su confrontación. Y si Margarita Zavala logra imponerse como candidata en Acción Nacional, algo que aún está por verse, en la campaña de 2018 la batalla AMLO-Calderón volverá a marcar la contienda presidencial, con toda su estela de división, polarización y tensión social y política para los mexicanos.

NOTAS INDISCRETAS… El secretario de Gobernación, Miguel Osorio, llegó ayer a Veracruz para darle una cubetada de realidad al Gobierno mediático de Miguel Ángel Yunes. La cifra de 129 ejecuciones en el estado durante febrero fue la confirmación de que a Yunes, dedicado en los tres meses desde que asumió el cargo a entretener a los veracruzanos con el show de la corrupción de Javier Duarte, perdió el control de la seguridad y violencia que, aunque heredada, había prometido contener. Por eso el anuncio de Osorio sobre la llegada de la Gendarmería al corredor Córdoba-Orizaba, donde se concentran el mayor número de asesinatos, y a otras regiones en el norte del estado, como Poza Rica, que vive una ola de secuestros y violencia, mientras la Marina seguirá en el Puerto de Veracruz; fue, sí, un apoyo, pero también un golpe de realidad para Yunes. A ver si ya deja el show y se pone a trabajar… Giran los dados. Escalera y subimos.
28 Febrero 2017 04:00:00
Los Calderón se juegan su resto
Dos hechos hicieron que el matrimonio Calderón decidiera apretar el paso en su carrera por la Presidencia. Y los dos tienen que ver con el crecimiento de los principales contrincantes de Margarita Zavala dentro y fuera del PAN. Por un lado el despegue de Andrés Manuel López Obrador en las encuestas, que aumentó hasta en 10 puntos la ventaja del tabasqueño sobre la señora Zavala, y por el otro el crecimiento de Ricardo Anaya que en algunos sondeos ya alcanza y hasta rebasa a Margarita en la competencia interna por la candidatura panista al 2018.

A eso obedece el relanzamiento de Margarita que, con nueva imagen que incluyó cambio de peinado, maquillaje y vestuario (sin renunciar al característico reboso) busca reposicionar su candidatura con una estrategia abierta de “pareja presidencial”. La señora Zavala ya no reniega ni oculta el apoyo de su esposo Felipe Calderón –por lo demás siempre detrás de su proyecto– y ahora intenta convertirlo en un activo de su campaña al presentarlo como un “expresidente querido y aceptado por los mexicanos”.

Así se explica que la aspirante panista se comparara a ella y a su esposo “con los Obama en Estados Unidos” al decir que igual que al matrimonio con el que tiene una cercana relación política, a ella y a Calderón también los extrañan los mexicanos. “Cuando Felipe y yo caminamos, nos dicen ‘los extrañamos’ y yo me acuerdo de ustedes, allá afuera los extrañan, México los extraña, una situación muy parecida a la que viven los Obama en Estados Unidos”, aseguró la señora Zavala de Calderón.

Tampoco es casual que, coincidente con el relanzamiento de la campaña de su esposa, Felipe Calderón anunciara la donación de su pensión de 200 mil pesos mensuales que cobra como ex presidente a una asociación que ayuda a niños con cáncer, ni tampoco que al ex mandatario –que gobernó el país de 2006 a 2012, y en cuyo sexenio se reportó la desaparición de más de 26 mil personas y el asesinato violento de 121 mil mexicanos en una cruenta y sanguinaria guerra contra el narco– apareciera de repente en un supermercado haciendo las compras como aspirante a “primer caballero” de la República. Además de dejarse ver en algo tan cotidiano como hacer el super y tomarse fotos con cuanta señora se le acercaba, Calderón mandaba así el mensaje de que, a diferencia del presidente Enrique Peña Nieto, él tal vez no sea “la señora de la casa” pero sí sabe cuánto cuestan los productos más básicos para los mexicanos.

Así que nadie se sorprenda si los Calderón, tratando de emular a sus amigos los Obama, se ven cada vez más juntos en abierta campaña de pareja, sonrientes y amables con quien se les ponga enfrente, sea un empresario que puede aportarles dinero para financiar sus aspiraciones o sea una señora de clase media que les dice que, a como está ahora el país con Peña Nieto (igual de sanguinario e inseguro que en su sexenio pero sin crecimiento económico y con una corrupción rampante y un presidente débil y agachado) algunos hasta “los extrañan”.

Felipe ya entendió que si no meten el acelerador en este momento, cuando Margarita se le desdibujaba tras la derrota de Clinton y el ascenso de Trump, combinado con el crecimiento de López Obrador y el fortalecimiento de Ricardo Anaya y sus acercamientos y pactos secretos con Peña Nieto, mañana sería demasiado tarde. Así que, en previsión de lo que pueda pasar en las tres elecciones de junio, principalmente en el Estado de México, en donde sus dos rivales más importantes, el de fuera y el de dentro, pueden ganar y reposicionarse, Margarita da un paso adelante para no quedarse rezagada; y junto a ella, siempre de acompañante y jefe de campaña, irá el ex presidente Calderón que quiere regresar a Los Pinos aunque sea de la mano de su esposa.

NOTAS INDISCRETAS…

La definición del coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, a favor de Andrés Manuel López Obrador para el 2108 confirma la desbandada del perredismo provocada por el líder de Morena. Aunque Barbosa no se va del perredismo y su intención es seguir como líder parlamentario –salvo que la dirigencia perredista decida otra cosa– su apoyo abierto al tabasqueño apunta en la misma dirección que tomaron otros tres senadores, Mario Delgado, Rabrindanath Salazar y Zoé Robledo, aunque ellos sí se afiliaron a Morena; mientras que Alejandro Encinas también apoya a López Obrador pero como independiente; Manuel Merino y Benjamín Robles se fueron al PT, Sofío Ramírez al PRI, y Martha Tagle y Armando Ríos Piter se declararon senadores “ciudadanos”. Pero Barbosa, quien hoy ampliará sus razones para apoyar al líder de Morena, no va solo y el miércoles otros dos perredistas Carlos Sotelo y José Narro, también se pronunciarán por López Obrador para el 2018. ¿Así o más fuerte la sangría?...Batimos los dados. Serpiente.
25 Febrero 2017 04:00:00
El mal presagio de la bandera rota
El hecho parece anecdótico y seguramente lo es; pero en momentos en que el país enfrenta uno de los desafíos más graves de su historia reciente, la imagen de la enorme bandera monumental del Campo Marte, rota mientras la izaban en presencia del presidente Enrique Peña Nieto, justo el día de la conmemoración del lábaro patrio, parece retratar –casi proféticamente– la situación que priva en México de cara a la relación con Estados Unidos, frente a la agresiva y hostil política exterior de su presidente Donald Trump.

Una sociedad dividida entre sus filias y sus fobias políticas que intenta mandar un mensaje de dignidad y orgullo ante el fascista del norte; un Gobierno mexicano debilitado y que despliega una estrategia unilateral y sin consenso social y político, basada más en la fuerza de un vicepresidente de facto, como el canciller Luis Videgaray, que en la del Presidente constitucional, manipulado por su principal asesor; y una negociación opaca entre las dos administraciones, con acuerdos y compromisos poco claros para la población y un doble discurso de los dos gobiernos, que dicen una cosa en público y otra muy distinta negocian en privado.

Porque después de la presencia de los secretarios de Estado y de Seguridad Interior de Estados Unidos, Rex Tillerson y John Kelly, en territorio mexicano, y de que fueron recibidos por el presidente Peña Nieto en Los Pinos, en medio de la cacería racista iniciada por su gobierno contra los migrantes mexicanos en su país, muy poco se sabe de los acuerdos concretos o planteamientos específicos hechos por los enviados de Donald Trump.

Se conocen sí frases grandilocuentes en los discursos de los dos funcionarios de la Casa Blanca. “No vamos a deportar masivamente y no participará el Ejército”, dijeron los estadunidenses, aunque al mismo tiempo que ellos sostenían eso aquí, en Washington su Presidente sí hablaba de una “operación militar” que involucra al Ejército de Estados Unidos en la detención de migrantes. ¿A quién le creemos, a Trump o a sus secretarios?

Pero más allá de eso, el Gobierno de Peña Nieto no está siendo claro ni transparente con los mexicanos sobre qué propuestas o peticiones les formularon los dos visitantes, a los que recibieron con todo el protocolo diplomático –alfombra roja incluida– y les concedieron un gesto de “buena voluntad” del Presidente, al recibirlos por casi una hora en privado en Los Pinos, justo en momentos en que en las ciudades estadunidenses aumenta la persecución y la política racista y autoritaria en la detención y deportación de indocumentados de origen mexicano e hispano. Para decirlo tan gráficamente como la bandera rota que izó ayer en el Campo Marte: Peña volvió a responder a la brutalidad de Trump y su administración colocando la otra mejilla y, todavía sonreía, mientras les decía con su marcado acento en inglés: “Welcom tu Los Pinos misters”.

Exigirán a Videgaray que informe acuerdos. La molestia por la opacidad y discrecionalidad con que se maneja el Gobierno en sus tratos con la administración Trump no sólo se da entre la ciudadanía, acostumbrada a los tratos oscuros de sus gobiernos. Esa inconformidad por una negociación que avanza sin que se informe claramente de su contenido, se escucha en el Senado, el órgano que constitucionalmente comparte la conducción de la política exterior del país con el Poder Ejecutivo. Y aunque la complacencia de la primera minoría del PRI y sus aliados, y la debilidad y compromisos de las bancadas de oposición han impedido hasta ahora una actuación digna de los senadores en un tema en que tienen facultades y obligación de intervenir, hay voces críticas que desde la oposición exigen poner un límite a la actuación plenipotenciaria con la que se conduce el canciller Luis Videgaray en sus tratos con la administración Trump.

El próximo martes Videgaray está citado a comparecer en el Pleno y al menos desde las bancadas del PRD, el PT y algunos senadores del PAN –porque otros están cooptados por sus compromisos y cercana relación con el Gobierno peñista– se planea subir el tono en la exigencia de los senadores para que el titular de Relaciones Exteriores no se abrogue toda la autoridad en materia de política exterior y de la relación con Estados Unidos en un momento tan complejo y delicado para el país. Senadores como Miguel Barbosa y Gabriela Cuevas han adelantado que le exigirán al canciller un informe detallado de qué acuerdos, compromisos o propuestas escuchó o aceptó el Gobierno mexicano en la reciente visita de Tillerson y Kelly o en las varias ocasiones en que el propio Videgaray ha estado en Washington, D.C. dialogando con el Gobierno de Trump.

Los cuestionamientos de los senadores también tienen que ver con el retraso con el que Videgaray cumplió con su compromiso de definir una “estrategia conjunta” con el Senado para regir la negociación con Estados Unidos, a la que se comprometió el canciller un día antes de su primera visita a Washington el pasado 25 de enero, cuando todos los coordinadores del Senado le dieron un respaldo abierto en aquel viaje. Apenas el jueves los grupos técnicos de la Cancillería y el Senado terminaban de redactar el decreto conjunto, cuando ya el canciller y el Presidente habían dialogado con los enviados de Trump sin tomar en cuenta los planteamientos de los senadores.

Así que el martes se verá si el canciller sigue con la “manga ancha” y el enorme poder que le ha concedido Peña Nieto –que en la práctica rebasa con mucho las facultades de un secretario– o si el Senado tiene la capacidad y la dignidad de romper con la complacencia de una oposición a modo y erigirse en el contrapeso real con el que, en teoría, debieran contar los ciudadanos para evitar que un solo hombre, por más poderoso que sea, defina con sus decisiones, acuerdos o entendimientos, el tipo de relación que tendremos con un gobierno hostil y antimexicano como es el de Donald Trump.
22 Febrero 2017 04:00:00
Calderón y Cuba: cicatriz abierta
El inédito rechazo de Cuba a un expresidente de México para ingresar a su país es un duro revés diplomático de la isla, en momentos en que México necesita apoyo y solidaridad de naciones amigas ante la hostilidad de la política de Donald Trump. Pero en la determinación soberana del gobierno de Raúl Castro, de negarle la entrada a su país al expresidente Felipe Calderón (que desató molestia a nivel diplomático y rasgamiento de vestiduras en el PAN) también está la hostil y fría política exterior mexicana hacia la isla durante los dos gobiernos panistas y un reacercamiento no muy exitoso en la administración priísta de Peña Nieto.

Cuba lleva 17 años de un alejamiento político y diplomático con México que tuvo su peor momento en la crisis de relaciones con el gobierno de Fox, que vivió un intento de “cicatrización” que no cuajó con Calderón y que, aunque tendió a normalizarse con Enrique Peña Nieto, no ha recuperado el nivel de cercanía y confianza que hubo entre los dos países en las épocas de Fidel Castro y del PRI, en las cuatro décadas antes del arribo del PAN a la Presidencia.

¿Se justifica por eso un gesto ofensivo como el de la administración de Raúl Castro en contra, no de Felipe Calderón como ciudadano, sino de un ex presidente mexicano invitado a un evento en La Habana? Los diplomáticos dirán que no y que la acción es un error grave del Gobierno cubano; la vox populi en redes sociales lo tomará a chacota, como hacían ayer en las redes sociales, donde se mofaban del expresidente y su gusto por el ron isleño; mientras el gobierno cubano esgrimirá sus razones, que tienen que ver con su visión de intromisión en asuntos políticos internos.

Negar el acceso de un invitado internacional a un evento político es propio de un régimen dictatorial y cerrado; pero habría que revisar los antecedentes de la relación y la posición de Felipe Calderón como presidente en temas de libertad política y democrática en la isla. Desde la Presidencia, Calderón impulsó la ideología panista que ve en la Cuba de los Castro a una sociedad “reprimida y coartada en sus derechos políticos” y apoyó el financiamiento y la relación desde la embajada mexicana, a cargo del fallecido panista Gabriel Jiménez Remus, de grupos de la disidencia cubana.

En su único viaje a la isla como presidente, en abril de 2012, antes de dejar la Presidencia, Calderón intentó terminar la “cicatrización” en las relaciones, tras la tensión que heredó del foxismo, pero lo hizo con un doble mensaje para el gobierno de Raúl Castro. Por un lado, llegó a La Habana con un discurso que condenó el embargo estadunidense, pero por otro incluyó en su agenda una reunión con líderes de la disidencia cubana que fue tajantemente rechazada por el Gobierno castrista. En vez de esa reunión, al presidente de México le ofrecieron un encuentro con el cardenal de La Habana, Jaime Ortega.

Aquel desencuentro confirmó que no había la confianza de ninguno de los dos gobiernos en el otro y que el intento de normalización de Calderón había fracasado. Ese es el antecedente del incidente diplomático de ayer, en el que al expresidente, invitado por familiares del fallecido Osvaldo Payá a la entrega de un premio en su nombre, le negaron la entrada a territorio cubano y ni siquiera pudo abordar el avión de Aeroméxico en que viajaría. Felipe Calderón, como ciudadano mexicano y político de derecha es libre de tener sus posiciones sobre la falta de libertades políticas y la violación de derechos de los disidentes en Cuba, pero en su calidad de expresidente de México, el Gobierno cubano no quiso recibirlo en su territorio en un tema que para ellos es de política interna. La cicatriz entre la isla y los panistas sigue abierta.

NOTAS INDISCRETAS…

Luis Videgaray llega hoy a San Lázaro en comparecencia y encontrará a los diputados molestos por su “descuido y desatención” hacia ellos. Y es que los líderes de las fracciones se quejan de que a finales de enero, en reunión en Los Pinos, el presidente Peña Nieto pidió a los coordinadores “cerrar filas y apoyar” en la negociación con Estados Unidos, y a cambio Peña se comprometió a que Videgaray buscaría a los líderes de San Lázaro “para diseñar y delinear juntos la estrategia y el plan de acción”. El canciller nunca se comunicó con los diputados y ni siquiera les tomaba llamadas. Por eso en San Lázaro se sintieron “engañados y maltratados” y citaron a comparecer al canciller, al que hoy reciben con cajas destempladas y cuchillos afilados… También ayer en San Lázaro comenzó el proceso para elegir tres nuevos consejeros del INE con la creación del Comité Técnico que recibirá solicitudes de aspirantes a suplir a Javier Santiago, Arturo Sánchez y Beatriz Galindo que concluyen en abril. Para estar a tono con los escándalos por altos sueldos, privilegios y prestaciones de los consejeros electorales, la convocatoria bien podría decir: “¿Busca un trabajo que lo haga rico de la noche a la mañana? ¿Quiere jugosos bonos navideños, aguinaldo generoso, auto de lujo, teléfono gratis, asesores y secretarias a su gusto? ¡El trabajo de consejero electoral es para usted! Requisitos: mínima experiencia e, indispensable, buenos amigos diputados y en los partidos”… Los dados mandan Escalera doble. Mejora el tiro.
14 Febrero 2017 04:00:00
La desbandada
Las últimas encuestas rumbo a la carrera presidencial de 2018 coinciden en algo: el crecimiento de Andrés Manuel López Obrador, que se separa del resto de aspirantes con porcentajes que van del 30 al 36% –entre 8 y 14 puntos de ventaja de Margarita Zavala del PAN– es atribuible a la caída del PRI y de su candidato mejor posicionado en los sondeos, Miguel Ángel Osorio Chong, que en promedio ha perdido entre 8 y 10 puntos, mismos que parecen sumarse automáticamente al dirigente de Morena, que es quien capitaliza el derrumbe priista de los últimos dos meses, ligado al “gasolinazo” del 1 de enero y la caída en los niveles de aprobación del presidente Enrique Peña Nieto que casi llegan a un dígito.
El fenómeno que se registra en varias encuestas tiene relación directa con lo que ocurre también a nivel de dirigentes y personajes de otros partidos que se están sumando, abierta o silenciosamente, a la campaña del tabasqueño. Casos mediáticos más recientes como el del secretario de Turismo del Gobierno capitalino, Miguel Torruco, quien aunque siempre estuvo cercano a López Obrador, se suponía que por su pertenencia al gabinete de Miguel Ángel Mancera apoyaría el proyecto presidencial del jefe de Gobierno. Pero tuvo que ser el propio Mancera quien, al enterarse por El Universal de la asesoría que su funcionario daba al tabasqueño, le pidiera la renuncia inmediata al consuegro de Carlos Slim, en un intento del gobernante capitalino de mandar un claro mensaje a todos sus colaboradores que pudieran estar en esa situación.

Poco antes, el pasado 30 de enero, el senador por Chiapas del PRD, Zoé Robledo, anunció su renuncia a la militancia perredista y su adhesión inmediata a las filas de Morena, decisión que, según el chiapaneco, tuvo que ver con su identificación “con el proyecto de Nación que propone López Obrador” y no con una intención de buscar cargos o candidaturas como la de la Gubernatura de Chiapas, que se renueva en 2018 y a la cual Robledo es visto como aspirante. También en el Estado de México, grupos de perredistas con amplia fuerza local, como el que encabeza en Texcoco Higinio Martínez, Valentín González en Netzahualcoyotl, o José Luis Gutiérrez Cureño en Ecatepec, se han sumado a la candidatura de Morena que encabeza Delfina Gómez, previos acuerdos y la firma de un Acuerdo Político de Unidad con López Obrador el pasado 7 de febrero.

Pero el PRD no es el único partido donde se registra una desbandada a Morena. En el PRI también se registra ese fenómeno desde hace algunos meses.

Grupos de priistas en varios estados, principalmente en los que perdió el PRI en las pasadas elecciones del 2016 como Chihuahua, Tamaulipas, Veracruz y Durango, han comenzado a acercarse a las dirigencias de Morena en sus estados en busca de adherirse a ese partido esgrimiendo dos razones: su enemistad histórica con el PAN que ahora gobierna esos estados y una “traición” desde dentro del PRI que, dicen, los vendió en las pasadas elecciones locales.

Un alto dirigente del PRI en Tamaulipas, que fue cercano colaborador de la campaña del diputado Baltazar Hinojosa, afirma que en su estado la derrota del PRI sólo se entiende por un “acto de traición desde el centro.

Nosotros teníamos números claros de que podíamos ganar y en todo caso si perdíamos sería por una diferencia no mayor a 15 mil votos; pero de eso a los 180 mil votos de diferencia con la que nos ganó el PAN, sólo se explica por qué hubo operativos de compra del voto y de funcionarios de casilla que fueron apoyados y respaldados desde secretarías del Gobierno federal, incluso en algunos casos con custodia a los panistas que hacían la compra de votantes de la Policía Federal, el Ejército o la Marina”, dice el dirigente priista.

Pero ante la desbandada silenciosa en el PRI y más notoria y mediática en el PRD, en Morena no todos están de acuerdo en recibir “con los brazos abiertos” a políticos de otros partidos. Hay resistencia interna, sobre todo en el caso de priistas, con propuestas de que no deben asumir candidaturas de inmediato, sino hacer trabajo partidista por dos años antes de que puedan ocupar espacios en cargos de elección. Incluso estatutariamente Morena tiene un candado para recibir a militantes de otros partidos, no así con personas de la sociedad civil a los cuales se les otorga la posibilidad de “candidatos externos”.

¿Cuántos más, figuras y grupos locales, del PRD, del PRI o de otros partidos buscarán sumarse a la desbandada?

NOTAS INDISCRETAS…

Mañana a las 11 en conferencia de prensa, el senador Armando Ríos Piter anuncia su renuncia a su militancia del PRD, pero a diferencia de su compañero y amigo Zoé Robledo, el guerrerense no se integra a Morena. Ríos Piter se quedará como “senador independiente” y desde ahí buscará “otros proyectos políticos a futuro”, dicen sus cercanos. Sigue la sangría del perredismo en el Senado…Los dados mandan Escalera. Mejora el tiro.
12 Febrero 2017 04:00:00
Quién manda en Puebla
Una incógnita recorre Puebla tras la reciente transición del Gobierno estatal: ¿quién ejerce el poder real en el estado, el Mandatario constitucional que asumió funciones el 1 de febrero, Antonio Gali Fayad, o su jefe político y antecesor Rafael Moreno Valle? La pregunta se basa en la estrecha relación política y de intereses existente entre los dos personajes, y en el hecho de que en el Gabinete del Mandatario entrante, con el argumento de la “continuidad”, cinco secretarios del gobierno anterior fueron ratificados, entre ellos el influyente titular de Gobernación, Diodoro Carrasco, además de que el fiscal estatal, el auditor del Estado, el presidente de la CDH y el del Instituto de Transparencia, y hasta consejeros y magistrados de los órganos electorales locales y del Poder Judicial estatal, tienen vínculos directos con el exgobernador Moreno Valle.

La dependencia política de Gali con su antecesor y el escaso margen de maniobra que le dejaron para el año y 8 meses que estará en el cargo hace pensar que eso no cambiará. De hecho, antes de su salida, Moreno Valle no sólo negoció con su sucesor mantener en sus cargos a los secretarios más importantes del Gabinete, sino que además completó su “blindaje” jurídico con el nombramiento, desde el Congreso local, el último día de su gobierno, de tres magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del estado: Israel Mancilla Amaro, Marcos Moreno Gavaldón y Héctor Sánchez, los dos primeros exfuncionarios y muy cercanos al Gobernador saliente y a su esposa, Martha Ericka Alonso, actual dirigente del PAN en Puebla.

Porque ese es otro elemento que apunta a que los analistas empiecen a hablar de la reedición de un “Maximato” como el que vivió Puebla con Maximino Ávila Camacho, quien controló el gobierno estatal desde 1937, que fue electo, hasta 1945 con gobernadores a los que manejaba a su antojo. El control brutal y absoluto que ejerció Maximino en Puebla hasta antes de ser envenenado por sus propios colaboradores, es hoy recordado en los corrillos políticos de la capital poblana a propósito de un nuevo gobernador que, aunque por un periodo tan breve, parece “atado de manos” por su antecesor y jefe político.

Sin embargo, aunque nadie duda de las intenciones transexenales de Moreno Valle, con el proyecto de perfilar a su esposa Martha Ericka como posible candidata del PAN en 2018, hay otros panistas que se mueven en contra de la idea de un “Maximato” que le dé al exgobernador el control del estado por los próximos ocho años. Uno es el diputado federal Juan Pablo Piña Kurczyn, hijo del exgobernador de Puebla, Mariano Piña Olaya, y quien después de haber sido secretario particular y consejero jurídico en el gobierno de Moreno Valle, se distanciara de él y hoy se ve más cercano a Ricardo Anaya.

Piña Kurczyn fue el único de los diputados poblanos del PAN que se rebelaron en contra de Moreno Valle en la votación en diciembre pasado de la Ley de Ingresos que autorizó el “gasolinazo”, ordenada por el exgobernador al coordinador poblano en San Lázaro, Eukid Castañón. Esa rebelión le valió acusaciones de “traidor” de los morenovallistas, aunque lo acercó al grupo de Marko Cortés, coordinador de la bancada blanquiazul, quien fue reservado sobre el artículo transitorio en que se incluían los aumentos a gasolina y diésel a partir del 1 de enero pasado.

la gran interrogante es qué papel jugará el gobernador Tony Gali en los planes transexenales de Moreno Valle. La duda es si una vez que se afiance en el cargo, Gali buscaría mayor independencia de su antecesor o si, acotado como está y con morenovallistas como Diódoro en su gabinete, el gobernador poblano no tendrá muchas lealtades que le apoyen al dar un manotazo a su antecesor.

El incidente más tenso que llegaron a tener Rafael Moreno Valle y Antonio Gali durante la campaña fue el día que a Gali invitó a Ricardo Anaya a un acto posterior al debate entre candidatos, sin consultar a Moreno, el 12 de mayo de 2016. Cuentan cercanos al hoy gobernador que al enterarse Moreno Valle llamó encolerizado al abanderado: “¡Cómo se te ocurre invitar a ese cabrón! ¿A quién le preguntaste? No puedes invitarlo, te exijo que retires la invitación”, le dijo. Para sorpresa de Moreno Valle su delfín no acató la orden: “No voy a desinvitarlo y si hay problema por eso, hoy mismo presento mi renuncia a la candidatura”. El tono del Gobernador cambió: “No, tranquilízate, pero esas cosas tienes que consultarlas antes”. Y Anaya estuvo aquella noche en el Hotel de la zona de Angelópolis celebrando con Gali su desempeño.

Esa es la gran pregunta que muchos se hacen hoy en Puebla: ¿Antonio Gali se sentará realmente en la silla de gobernador y ejercerá el poder (“haiga sido como haiga sido”, Calderón dixit)? Si eso ocurre, el juego de poder en Puebla puede cambiar; si no, el actual Mandatario será sólo un títere que dará paso al nuevo maximato del morenovallismo que conocerán los poblanos.

Notas indiscretas… José Luis Durán rechaza que Josefina Vázquez Mota sea la única panista que aparece bien posicionada en las encuestas. El aspirante panista a la Gubernatura, quien ha sido dos veces alcalde de Tlalnepantla, diputado y subsecretario de Gobernación, afirma que los sondeos en los que se afirma que Vázquez Mota es la aspirante más competitiva que tiene el PAN “están manipulados”; denuncia un intento de imponer “a como dé lugar” a la excandidata presidencial desde las cúpulas del partido.

“Yo tengo sondeos en donde aparezco con mucho más intención del voto que Josefina”, afirma, y muestra una encuesta en donde él aparece con 30.65% contra 31.41% de Delfina Gómez de Morena. “Si se cierran al compromiso de que sea Josefina la candidata única, el PAN perderá la oportunidad de ganar el Estado de México”, afirma Durán, quien dice que peleará hasta el último momento la candidatura blanquiazul, aunque no lo hará por la vía de la impugnación legal, como sí lo hizo el diputado Ulises Ramírez, quien ya interpuso un recurso en contra de la designación de candidato por parte del CEN panista… Los dados cierran con Escalera. Semana redonda
05 Febrero 2017 04:00:00
Anaya empuja a Josefina por pacto con Peña
Contra viento y marea, a pesar de la oposición interna de los panistas mexiquenses, el dirigente nacional del blanquiazul Ricardo Anaya empuja con todo la designación de Josefina Vázquez Mota como candidata a la Gubernatura del Estado de México, para cumplir con el primero de sus acuerdos en su pacto con el presidente Enrique Peña Nieto. Anoche, en la Comisión Permanente del blanquiazul, se buscaba aprobar el método de la encuesta para definir la candidatura panista y abrirle el paso a Vázquez Mota, quien estuvo presente en esa reunión, en espera de que se valide el método que la haría candidata.

La nominación de Vázquez Mota fue uno de los temas acordados por Anaya en su reunión del 20 de enero pasado en Los Pinos con el presidente Peña Nieto, según les confirmó el mismo dirigente a los gobernadores del PAN a los que les pidió “todo el apoyo, con operadores y recursos para hacer que gane Josefina”. Aunque Anaya acepta que sí acudió al encuentro con el Presidente aquella noche de viernes pasadas las 10:30 horas, pero niega que se haya hablado de las elecciones mexiquenses y de 2018, y de acuerdos para intentar evitar un triunfo de Andrés Manuel López Obrador en 2018. Uno de los gobernadores panistas que escuchó de voz de su dirigente la existencia de ese “pacto” corrobora los datos publicados el pasado lunes sobre una negociación Peña-Anaya.

Porque fue el propio Ricardo Anaya quien les pidió a los nueve gobernadores panistas que se comprometieran, a partir de sus acuerdos con Los Pinos, a dos cosas: la primera, apoyar “con todo” a Vázquez Mota, para lo cual se dividió el territorio mexiquense en nueve zonas que comprenden el total de municipios y se pidió a cada uno de los gobernadores responsabilizarse de una zona con el envío de operadores electorales, apoyos económicos y seguimiento personal de la campaña panista; y la segunda, que comiencen a trabajar desde ahora en sus estados para frenar el avance de Morena y desarticular cualquier ventaja del lopezobradorismo en sus entidades de cara al 2018.

“Yo se los cuento porque no me quiero pelear con el que puede ser el próximo presidente”, dijo el gobernador del PAN que, con la condición del anonimato, confirmó la existencia de esos acuerdos tomados entre Anaya y el presidente Peña y transmitidos después como estrategia partidista a los mandatarios estatales del blanquiazul.

Calderón indaga sobre legalidad de encuestas. Ayer por la tarde, durante la sesión de la Comisión Permanente del PAN que busca acelerar y validar la postulación de Vázquez Mota, el expresidente Felipe Calderón se apareció en el lugar donde sesionaba el organismo interno para indagar y hacer preguntas “sobre la validez y legalidad” de utilizar el método de las encuestas para postular al candidato en el Estado de México. Calderón, quien se vería desplazado de consolidarse el pacto Peña-Anaya, que podría afectar las aspiraciones de su esposa Margarita Zavala a la Presidencia de la República, se mostró preocupado porque la postulación de un candidato o candidata al Edomex basada en las encuestas esté totalmente apegada a derecho y no vaya a ser impugnada por otros panistas que se sientan afectados.

Y es que en el Estado de México los grupos locales, encabezados por el diputado federal Ulises Ramírez, ya impugnaron la decisión del Comité Directivo Estatal del PAN de facultar a la Comisión Permanente a definir la designación del candidato a la Gubernatura por el método de encuestas, lo que claramente busca allanar el camino a la nominación de Vázquez Mota.

Por eso llama la atención la repentina aparición de Calderón en la Comisión Permanente para expresar sus dudas sobre la legalidad del método de las encuestas y de posibles impugnaciones. El expresidente sabe que la postulación de Vázquez Mota y un eventual triunfo suyo fortalecería la dirigencia y el liderazgo de Anaya, así como también sus aspiraciones rumbo a 2018, pues Josefina claramente juega en favor del dirigente panista y nunca en favor de los Calderón, a quienes acusa de haberla traicionado y vendido en su campaña presidencial de 2012.

El papel de Josefina en EdoMex busca en gran medida frenar el avance de la candidata de Morena, Delfina Gómez, a quien recientemente el INE le suspendió un spot televisivo en el que aparecía junto a López Obrador por considerarlo un acto anticipado de campaña. El crecimiento de Delfina y del lopezobradorismo en Edomex es algo que preocupa sobremanera al PAN y a Peña Nieto, pues en ningún escenario les conviene a ambos el avance significativo de Morena en esa entidad y mucho menos un hipotético triunfo en la Gubernatura que colocaría al adelantado Andrés Manuel prácticamente en las puertas de un triunfo en 2018. Eso es también lo que está en juego en el Estado de México.

Finalmente una fuente cercana a la propia Vázquez Mota confirma que, tras sus acuerdos con Anaya y con Santiago Creel, y una vez que le garantizaron toda una operación a su favor de los nueve gobernadores panistas en el Estado de México, la excandidata presidencial ha aceptado ir como abanderada panista al Estado de México. Ahora sólo falta que Anaya arregle, con los órganos internos como la Comisión Permanente, su postulación y que logren calmar y someter a los grupos locales del panismo mexiquense para evitar impugnaciones o fracturas. Es el primer paso para la ruta trazada en el negado Pacto de Los Pinos.
09 Enero 2017 04:00:00
El Presidente se queda solo
La soledad del último año se le adelantó a Enrique Peña Nieto. Prácticamente desde el primer minuto del penúltimo año de su sexenio, el presidente de México se ha quedado solo y no hay un sector, ni una voz importante de la sociedad –a excepción de su gabinete de tecnócratas y desdibujados dirigentes de su partido– que respalden su controvertida decisión de aumentar los precios de los combustibles que ha desatado una rebelión con protestas civiles en su mayoría pacíficas, en las que se ha inoculado una ola de saqueos y disturbios inducidos. Hoy la baja aprobación que ya arrastraba Peña se convierte en asilamiento y rechazo popular que se expresa a gritos lo mismo en las calles, que en carreteras, puentes o casetas tomadas: ¡Fuera Peña!

Lo que según Los Pinos es una “conspiración de los partidos” que aprovechan el tema de las gasolinas para denostar al presidente y a su gobierno, toma ya tintes de una movilización social histórica que, aún si fue en sus inicios inducida por algún partido –sus detractores apuntan a Morena y a Andrés Manuel López Obrador– es claro que, por las dimensiones que ha tomado, al cubrir prácticamente todo el territorio nacional y por la intensidad y el tono airado de las protestas, ya rebasó cualquier liderazgo partidista y en varias regiones del país está creciendo como un movimiento real de descontento contra el gobierno peñista, ya no sólo por el tema de las gasolinas, sino por el rechazo y hartazgo contra la corrupción, la impunidad y los privilegios de la clase gobernante que han caracterizado a este gobierno.

Los argumentos repetidos del Presidente y de su secretario de Hacienda, que insisten en la “responsabilidad” y en los gastados “factores externos” como la justificación para su decisión que golpeó la economía de todos los mexicanos no son atendidos por una sociedad enardecida en parte porque perdió la confianza en su gobierno y en parte también por una muy mala estrategia de comunicación que primero mostró a un Peña Nieto sonriente y contento, hablando con improvisación e ignorancia del tema, y un día después, ante el recrudecimiento de las protestas y la violencia, mostró a otro Peña Nieto demasiado serio, casi enojado, regañando a los mexicanos y dando una serie de cifras y razonamientos economicistas y tecnocráticos que poco le dicen a una sociedad desesperada y que para colmo remató con una desafortunada pregunta: “¿Y ustedes que hubieran hecho?”. La cantidad de respuestas y propuestas distintas que le llovieron en las redes sociales confirmaron la nula efectividad de ese mensaje presidencial.

Y mientras esa sensación de ingobernabilidad e inestabilidad se extiende por todo el país, la lectura que de la situación hacen en el grupo gobernante parece no sólo limitada sino equivocada. En su aislamiento y encerrado en su burbuja de tecnócratas, el presidente no dimensiona que lo que despertó va más allá de un interés de sus opositores por atacar a su gobierno, opositores que por lo demás lo acompañaron y aplaudieron en la aprobación de sus reformas hoy repudiadas en las calles. Peña no entiende o no quiere entender que, al rechazo popular, se han sumado voces de sectores y grupos de poder como los empresarios, la iglesia, congresistas, gobernadores, académicos y buena parte de la opinión pública que piden una revisión de la medida y cuestionan la falta de acciones del gobierno para reducir su gasto y privilegios, además de la carga impositiva que aplica a los combustibles.

Hoy el Presidente volverá a referirse al tema, por tercera ocasión, para presentar un “acuerdo para el fortalecimiento económico y la protección de la economía familiar”, algo que le han reclamado varios sectores y que hoy propone más por la presión social y política que por una sensibilidad que, más allá de las palabras, no mostró en sus dos anteriores mensajes. Veremos qué es lo que propone hoy Peña Nieto y si se acerca, aunque sea en una mínima parte, a lo que en las calles y las plazas está gritando la sociedad. Si no hay una propuesta realista y sensible, que atenúe el malestar y el rechazo creciente, sería tal vez la última oportunidad del presidente para no terminar de ahogarse en la soledad en que se encuentra en su quinto año.

NOTAS INDISCRETAS…

Nada tersa se espera la reunión de hoy entre gobernadores de la Conago y el secretario de Hacienda, José Antonio Meade. Aunque el programa sólo contempla la repetición de notas y argumentos federales, hay varios gobernadores que llegan molestos por la situación de inestabilidad que el gasolinazo ha traído a sus estados.
12 Diciembre 2016 04:00:00
Peña pide a gobernadores ‘fortalecer a Ochoa’
En Palacio Nacional, en una comida privada la tarde del viernes pasado, el presidente Enrique Peña Nieto hizo dos “llamados apremiantes” a los gobernadores del PRI. El primero: “A unirse y trabajar en equipo antes las duras adversidades que se avecinan sobre el país”; y el segundo: “Apoyar con trabajo y resultados para fortalecer el liderazgo de Enrique Ochoa”.

Los 15 mandatarios priistas acudieron puntuales a la cita a la que, según testimonios de algunos asistentes, fueron requeridos “con carácter obligatorio” por el Presidente. “Era una reunión de fin de año, de unidad, pero también hubo un mensaje político del presidente: tenemos que unirnos para enfrentar un año especialmente difícil, tanto en lo económico como en lo político”, dijo un gobernador que asistió a la comida.

El llamado de Peña no sólo se refirió a las condiciones “difíciles” que enfrentará el país a partir del arribo al poder de Donald Trump en Estados Unidos y la volatilidad y turbulencia que afectan a la economía mexicana; también tuvo, a decir de dos mandatarios consultados, un componente político-partidista, en el que pidió a los mandatarios estatales de su partido –que hoy son el número más bajo en la historia– trabajar unidos para las elecciones complicadas tanto locales en 2017 como las presidenciales de 2018.

En particular, el Presidente se refirió al presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, para quien pidió “un voto de respaldo y de confianza” de los gobernadores para tratar de fortalecer su liderazgo ante el priismo de todo el país. “Nos pidió apoyar a Ochoa con resultados positivos en la labor de gobierno y respaldar su liderazgo en el combate a la corrupción dentro del priismo”, dijo otro de los mandatarios consultados.

La comida en Palacio Nacional comenzó después de las tres de la tarde, hora en que fueron citados los gobernadores, y concluyó pasadas las seis cuando la mayoría de las camionetas Suburban, que trasladaban a los invitados, salieron por la calle de Correo Mayor.

Las preguntas obligadas son: ¿qué tan complicado verá el panorama el presidente para el país y para su partido y qué tan débil verá el liderazgo de Ochoa que tuvo que pedir el apoyo y respaldo de los gobernadores?

NOTAS INDISCRETAS…

El impulsor del TLC Carlos Salinas de Gortari publicó ayer un artículo en el que explica razones y justificaciones que tuvo para signar ese acuerdo y los beneficios que a su juicio ha traído al país en los 23 años que se cumplen el próximo 1 de enero. Pero de todos los argumentos del ex presidente, nos quedamos con el cierre de su interesante texto: “Cancelar el TLCAN sería imponer costos en ambos países que van a generar tensiones, angustia y retroceso, así como procesos inflacionarios (...) La enorme inestabilidad que generaría la cancelación en su vecino al sur sería acompañada por un daño mayor: fracturaría el cambio histórico que significó para México relacionarse de manera diferente con Estados Unidos(…) Difícil sería para los mexicanos en México y los estadounidenses de origen mexicano comprender lo que sería un nuevo divorcio histórico entre las dos grandes naciones, cuya creciente interrelación no podrá ser impedida por decisiones burocráticas que irían contra la realidad efectiva. El TLCAN contribuyó a romper la fatalidad histórica de la vecindad con EU e inició la construcción de un destino compartido en una región comercial próspera y estable. Si se cancelara, ¿se acercaría Dios más a México para que ‘los cielos no se oscurezcan’?”. ¿Así de negro ve el panorama Salinas sin el TLC?...

La Corte concluyó sus sesiones ordinarias de 2016 la semana pasada. Los ministros se van de vacaciones y dejarán guardias para asuntos extraordinarios del fin de año. Fue un año intenso para la SCJN con fallos polémicos e importantes como los relativos a derechos fundamentales de los mexicanos como la educación, la salud y el “debido proceso”. También hubo decisiones controversiales como la legalización del consumo de la marihuana “para uso personal” a cuatro ciudadanos, la inviolabilidad de las comunicaciones y el desarrollo y preservación de lenguas indígenas en la radio concesionada…

Y mientras los ministros se van de vacaciones, en el Senado el coordinador del PRI, Emilio Gamboa, adelantó que propondrá un periodo extraordinario después del 15 de diciembre para discutir la Ley de Seguridad Interior. Luego del fuerte reclamo hecho por el secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos por la tardanza en la discusión de esa ley, Gamboa enseñó el colmillo al decir que los priístas “reconocemos al general Cienfuegos y al almirante secretario de Marina por su lealtad demostrada”. ¿Caló fuerte el mensaje del general descontento?...Los dados abren con Escalera Doble. La semana promete.
05 Noviembre 2016 03:00:00
¿Se puede, Ricardo Anaya?
¿Se puede ser dirigente nacional de un partido político en México, decir que te interesan mucho los graves problemas de tu país y que tú representas la opción para cambiarlos pero que tu familia viva en Estados Unidos y tus hijos se eduquen en costosas escuelas privadas del vecino país? ¡De que se puede, se puede! ¿Se puede ganar un sueldo de 48 mil pesos mensuales como dirigente del PAN pero pagar 142 mil 500 pesos en pago de renta de una casa en la ciudad de Atlanta más colegiaturas de tus hijos y otros 50 mil pesos mensuales en boletos de avión para ir a verlos cada fin de semana, más tus propios gastos de manutención en México como renta, comidas, ropa, vestido, transporte, etc.? ¡De que se puede, se puede! ¿Se pueden ganar 300 mil pesos al mes por la renta de locales en Querétaro y 53 millones de pesos por vender una nave industrial de tu propiedad para costear tu doble vida familiar entre México y Estados Unidos? ¡De que se puede se puede! Al menos Ricardo Anaya Cortés sí puede y lo hace milagrosamente.

Lo que no se puede es que tu cara y tu imagen personal aparezcan en 261, 385 “spots” pagados con recursos públicos para asumirte como un político que simboliza la honestidad y la lucha contra la corrupción y que de pronto se descubra que llevas una vida con muchos más lujos y recursos de lo que te dan tus ingresos totales declarados. Eso no puede hacerlo ni siquiera Ricardo Anaya, a quien sus compañeros de partido apodan “el chico maravilla”, por una simple y sencilla razón: es una total incongruencia política.

Porque el dirigente del PAN podrá hacer cuentas extrañas en la televisión, alegar negocios e ingresos no declarados en su 3de3 que le permiten costear una estadía familiar de dos años en los Estados Unidos para que sus hijos “conozcan una cultura distinta y aprendan inglés”, y también podrá jurar y perjurar que todo eso lo costea con sus propios recursos, que no son de origen público, y que “no tiene nada que esconder”. Pero lo que no podrá evitar Ricardo Anaya es que después de que se revelara su costoso estilo de vida, su nivel de gastos y el contraste con sus ingresos formales, es que la ciudadanía, a la que había seducido a fuerza de “spots” con su carisma personal y su imagen de un político “fresco, sencillo y transparente”, pueda volver a verlo de esa manera y a creerle que él es distinto del resto de los políticos mexicanos de todos los partidos, que han hecho de la política y de los cargos públicos una manera de enriquecerse y vivir como ricos.

Porque si bien el joven queretano tuvo una carrera meteórica y ascendió rápidamente en la política nacional, en su trayectoria pública y en su currículum laboral sólo figuran algunos cargos públicos que comenzaron en 2003, a los 24 años de edad, con haber sido secretario particular del gobernador de Querétaro, Francisco Garrido Patrón, de quien fue un alumno político muy cercano; de ahí brincó a una diputación plurinominal en el Congreso de Querétaro en 2006 por el PAN; luego fue dirigente estatal de su partido en 2010; y para 2012 volvió a ser diputado plurinominal, pero ahora federal en la LXII, donde empezó su despegue nacional al ser nombrado por Gustavo Madero coordinador de la bancada panista; después fue secretario General del CEN panista en 2014, luego presidente interino, para finalmente llegar en 2015 a su actual cargo de dirigente nacional del PAN. Es decir, que en tan sólo 13 años de trabajo en esos cargos públicos, Anaya logró no sólo convertirse en una figura política nacional de primer nivel sino también crecer económicamente para tener hoy un estilo de vida que la inmensa mayoría de los mexicanos no lograrían en toda una vida de trabajo.

No cabe duda que Ricardo Anaya es un joven talentoso, trabajador y carismático; pero también privilegiado porque encontró en la política una forma rápida y segura de crecer profesional y económicamente, tanto que hoy sus más cercanos y él mismo se asumen con aspiraciones, pero sobre todo con posibilidades, de ser candidato a la Presidencia de la República en el 2018. Si logra llegar a su objetivo, hasta ahora no negado ni desmentido de ser candidato presidencial del panismo, lo habría logrado tan sólo en 15 años de trayectoria pública y política, toda una hazaña. ¿Se puede? Y ahí entraría el slogan repetido más de un cuarto de millón de veces en la televisión nacional –en “spots” pagados con recursos públicos-- en la voz segura y decidida del joven Anaya: ¡De que se puede, se puede!

Fiscal anticorrupción, un proceso silencioso. Sin hacer demasiado ruido ni promoción, tal vez para no alborotar el avispero, o tal vez para manejarlo discrecionalmente y mediante “acuerdos políticos” secretos –como procesaron el nombramiento “fast track” de Raúl Cervantes como procurador-- en el Senado de la República avanza el proceso de elección de un cargo público de la mayor relevancia: el primer fiscal anticorrupción en la historia del país.

Esa decisión histórica, que se vio frustrada en el 2014 ante “la falta de acuerdos” entre las fracciones parlamentarias, fue retomada este año con la emisión de la convocatoria pública emitida por la Junta de Coordinación Política el pasado 25 de octubre, sin que los medios dieran demasiada cobertura a la noticia. Desde ese día a la fecha se abrió el proceso de “registro de aspirantes” y la recepción de sus solicitudes, cuyo plazo se cierra el próximo miércoles 9 de noviembre.

No se sabe hasta el momento cuántas solicitudes o registros ha recibido el Senado, en parte por la poca difusión que se le ha dado al tema, cuando en el proceso cancelado en 2014 se registraron 14 aspirantes. Pero sí se sabe, por ejemplo, de al menos tres nombres que están entre los registrados: María de los Ángeles Fromow, exfiscal Especial para Delitos Electorales de la PGR y que actualmente ocupa la Secretaría Técnica para la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal; José Fernández de Cevallos, doctor en Derecho, abogado litigante y experto en lavado de dinero. Es sobrino del panista Diego Fernández de Cevallos y participó como aspirante en 2014; y finalmente el académico de la UNAM, Ricardo Peralta Saucedo, actual catedrático de la Facultad de Derecho, experto en corrupción y lavado de dinero, y quien es visto como una apuesta de la universidad nacional para la Fiscalía Anticorrupción.
14 Septiembre 2016 04:00:33
¿Cuándo dará la cara, Presidente?
Una peligrosa polarización crece entre la sociedad mexicana por el tema de los matrimonios igualitarios. Las posiciones a favor y en contra de elevar a rango constitucional las uniones civiles entre personas del mismo sexo se exacerban y las expresiones de uno y otro lado dan paso a situaciones de intolerancia, odio y descalificaciones, mientras el autor de la iniciativa legal que dio pie a esta confrontación se esconde como avestruz y ni él ni su partido dan la cara en la defensa de un derecho y un concepto de igualdad que ellos propusieron.

¿Por qué no defiende y apoya el presidente Enrique Peña Nieto su propuesta de reforma constitucional para reconocer el matrimonio como tema de igualdad? ¿Por qué no despliega a favor de esta iniciativa, que él subió a la agenda pública y parlamentaria –cuando ya había una tesis de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que obligaba a los estados del país a reconocer el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo– una operación política y de cabildeo con el Congreso, como la que llevaron a cabo cuando se trataba de sus “reformas estructurales” y, en cambio, el Presidente permite que hasta su propio partido se acobarde y se rebele congelando su iniciativa?

Todo indica que al Presidente le dio miedo. En cuanto sintió el primer manotazo de la Iglesia católica y sus poderosos jerarcas que se mofaron de él con alusiones homofóbicas –“se me hace que el Presidente más que Gaviota busca Gavioto”– y llamaron a votar en su contra en las pasadas elecciones estatales del 5 de junio, Peña parece haberse asustado y arrepentido de una propuesta de vanguardia en materia de igualdad y equidad de derechos para todos los ciudadanos de este país sin importar su preferencia sexual.

Es cierto que el Presidente desafió a un poder real, como son las iglesias y sus brazos, y civiles que son los grupos más conservadores de la sociedad y que irritó a purpurados que alguna vez fueron sus aliados, pero ¿no sabía que eso pasaría cuando decidió mandar su iniciativa de reforma al Artículo 4to. constitucional al Congreso?, ¿o acaso le pasó lo mismo que con su repudiada invitación a Donald Trump que creyó, ingenuamente y por consejo de algún “genio” de su equipo, que todo sería “ganar-ganar” –“win-win”, Videgaray dixit– y que lo aclamarían sectores conservadores y religiosos de una sociedad aún machista y homofóbica?

Como dijera el clásico panista de Los Pinos, “haiga sido como haiga sido”, Peña tomó una posición y una decisión como mandatario de un país al apoyar los matrimonios igualitarios y proponer elevarlos a rango constitucional como un derecho, y lo menos que podría hacer ahora es defenderla y dar la cara como jefe de Estado; o en su defecto, si se arrepintió y sintió que el costo político se volvió muy alto o que no era el momento de plantearla, que tenga el valor de decirlo y retirar su propuesta. Porque lo que han hecho Peña Nieto y el PRI, al decir que “por el momento no es prioridad” un tema que ellos metieron a la agenda pública, es desentenderse de los efectos y las dimensiones que este debate empieza a tomar ante la intolerancia homofóbica de algunos grupos azuzados por las iglesias y la defensa de otros sectores que se sienten atacados.

El Presidente tendría que hacerse cargo, en un gesto de responsabilidad política, antes de que ese debate se desborde y que la polarización creciente dé paso a expresiones de peligrosa confrontación social. No vaya a ser que, así como le faltó para encarar al fascista Trump –con el que prefirió “dialogar y convencerlo”, aunque al final se burló– ahora el Presidente tampoco le haga frente al poder eclesiástico, que igual se mofa y desafía abiertamente la autoridad y laicidad del Estado.

NOTAS INDISCRETAS… La sucesión en el PRD se mueve a favor de Miguel Ángel Mancera quien, destapado por enésima vez por corrientes y dirigentes del partido, saca ventaja hacia el 2018. Con todo, el jefe de Gobierno dice que no se afiliará al PRD y sería candidato externo, aunque varios perredistas, como el senador Miguel Barbosa, le han pedido que se haga militante. Y ahora, con la campaña de su cuarto informe, Mancera aprovecha los reflectores y la publicidad que la ley le otorga para impulsar su proyecto, mientras los otros dos “suspirantes” perredistas, los gobernadores Graco Ramírez y Silvano Aureoles, están sumidos en tremendas crisis en sus estados. Por cierto que Graco salió a decir, tras el destape de perredistas a Mancera, que él no lo veía como el único candidato. “A mí se me acercan muchas personas para decirme que me apoyan”, dijo. Lo que no dijo el cuestionado Gobernador es que se le acercan más, sobre todo en su estado, para decirle “fuera” y “que renuncie”…Los dados repiten Serpiente. Mala racha.
03 Septiembre 2016 04:00:02
La torpeza de Videgaray y su fallido ‘win-win’
Cuando el poderoso secretario de Hacienda, Luis Videgaray, convenció al Presidente de su “genial” idea de invitar a México a Donald Trump, le aseguró que traer al candidato republicano era una jugada “win-win”. No sólo ganaría Peña Nieto, al dialogar con el magnate que “podía ser presidente de Estados Unidos” y darle información sobre el intercambio comercial entre los dos países, sino que también ganaría Trump al matizar su postura antiinmigrante y antimexicana con una visita al país al que tanto había criticado.

De hecho, en la estrategia diseñada y operada por Videgaray a espaldas de la canciller Claudia Ruiz Massieu y con el apoyo del jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán, aunque se mandó también invitación a la candidata demócrata, Hillary Clinton, el verdadero interés y la prioridad era lograr que Trump viniera a México, porque de esa manera –decía el maquiavélico titular de Hacienda– se mandaría “un mensaje de apertura al diálogo y estabilidad a los mercados financieros”, que veían con preocupación un posible triunfo del abanderado republicano en las elecciones del próximo 8 de noviembre.

Pero con la visita de Donald Trump ocurrió de todo, menos el “win-win” pronosticado por el secretario de Hacienda. Al presidente Peña Nieto no sólo le llovieron las críticas y reclamos airados de la oposición y hasta de sus propios compañeros del PRI, sino que en las calles del país, en las redes sociales, los medios y en general en el ánimo de la gente, la invitación al repudiado candidato republicano desató los peores comentarios y la indignación popular al interpretar como una ofensa no sólo la presencia del personaje en la residencia presidencial de Los Pinos, sino como “debilidad”, “sometimiento” y “falta de valor” el tono empleado por el Presidente al responder a los ataques y agresiones que por más de un año ha dedicado Trump a los mexicanos.

Y mientras aquí la pretendida “ganancia” política se transformaba en la más fuerte crisis para el Gobierno de Peña Nieto y se hablaba de la visita como “burla y ofensa para México” –al grado de que senadores de oposición como Alejandro Encinas lanzaban en redes sociales llamados a discutir “la remoción del Presidente”– en los Estados Unidos a Donald Trump tampoco le reditúo ninguna ganancia su fugaz presencia en territorio mexicano.

Al republicano lo tundieron desde sus contrincantes demócratas, que hablaron de una “paliza” para el magnate en México, hasta los analistas y observadores que cuestionaron la “doble personalidad” del republicano que, “como el doctor Jekyll y Mr. Hyde” fue uno en la presidencia mexicana y otro totalmente distinto en su discurso sobre migración en Arizona pronunciado el mismo día, con diferencia de apenas unas horas.

Ni siquiera los mercados, a los que pensaba impactar Videgaray con su fallida incursión diplomática, mostraron ningún signo positivo ante la sorpresiva visita, y más bien las críticas rebasaron el ámbito nacional y se convirtieron en un tema internacional de burlas y cuestionamientos para el Gobierno mexicano que, con su extraña invitación, decían los medios de otros países, “fue utilizado por Donald Trump en su estrategia de campaña”.

Apoya Peña a Videgaray y pide “cerrar filas”. Con todo, la responsabilidad de la peor crisis política y diplomática para Peña Nieto –cuyas consecuencias aún no se conocen totalmente por los posibles daños en la relación con la candidata demócrata y con el mismo Gobierno de Barack Obama al que nunca se informó de la invitación a Trump– parece que no tendrá consecuencias para el influyente secretario de Hacienda. La noche del jueves, cuando ya el tema de Trump y su visita cobraba dimensiones críticas para el gobierno mexicano, el presidente convocó a una reunión de gabinete de “emergencia” para apaciguar los ánimos y dejar instrucciones a su equipo ante su salida este viernes al mediodía rumbo a China.

“Hay que defender la visita. Tenemos que cerrar filas todos con la decisión que se tomó y esperar a que bajen las críticas y que se entiendan los beneficios”, les habría dicho Peña Nieto a su equipo reunido en Los Pinos. Con ese mensaje, el Presidente buscaba también poner fin a las tensiones que generó el lance diplomático de Videgaray que, según publicó ayer la columna Bajo Reserva de El Universal, causó la molestia de la canciller Claudia Ruiz Massieu que no fue avisada de las gestiones realizadas por el titular de Hacienda a través del yerno de Trump, Jared Kushner.

La oposición de Ruiz Massieu y su equipo primero a la visita y luego a que el Presidente saliera junto a Trump a dar un mensaje en Los Pinos, ocasionaron tal tensión que la canciller amagó con renunciar al cargo ante la injerencia de Videgaray en su campo de trabajo.

Otras versiones periodísticas narraron también la oposición mostrada por el secretario de Gobernación, Miguel Osorio, quien incluso habría sugerido al Presidente cancelar la visita antes del miércoles y habría ofrecido él dar la cara ante la cancelación.

Pero todas esas muestras de rechazo en el gabinete a la “idea genial” de Videgaray, y la posterior crisis en que metió al Presidente y a todo el Gobierno, fueron desoídas por el presidente Peña Nieto que, con su respaldo al secretario de Hacienda, confirmó no sólo el poder enorme que ejerce sobre él, sino la confianza ciega que le profesa a su polémico hombre fuerte que, en su ambición de poder, quiso jugar al diplomático y terminó dinamitando la poca credibilidad e imagen que le quedaba a este Gobierno y a su Presidente.
01 Septiembre 2016 04:00:25
Dialogar con un necio
Cuando los ingleses se percataron en 1940 de que todos los pactos y negociaciones que hasta esa fecha habían hecho con Adolf Hitler no evitaron que el ejército nazi invadiera casi todo el continente y continuará su amenaza expansionista hacia la Gran Bretaña, entendieron, liderados por un valiente Churchill, que no podían dialogar más con un necio. Eso fue lo que ayer hizo en México el presidente Enrique Peña Nieto, que dedicó más de dos horas a “dialogar” con un hombre que durante todo un año ha insultado en todos los tonos posibles a México y los mexicanos; que llamó “gobierno completamente corrupto” a su administración y que amenaza con romper los acuerdos comerciales y con cerrar la frontera común con un muro, que además quiere que paguemos.

“Violadores, asesinos, corruptos, estafadores, ladrones de empleos, destructores de su economía gamberros, criminales”, eso y más nos ha llamado el candidato Donald Trump que ayer fue recibido, casi con trato de jefe de Estado, por el Presidente mexicano. ¿Qué le respondió a todas esas ofensas e insultos el presidente Enrique Peña Nieto? “Los mexicanos en Estados Unidos y en cualquier parte merecen respeto… (Le dije) que había habido mal interpretaciones o afirmaciones que lamentablemente habían lastimado y afectado a los mexicanos en la percepción que él viene haciendo de su candidatura, y de la cual soy absolutamente respetuoso… Que el pueblo de México se había sentido agraviado por comentarios que se habían formulado, pero que yo estaba seguro que su interés genuino es por construir una relación que nos lleve a darle a nuestras sociedades condiciones de mayor bienestar”.

¿Fue la respuesta y la defensa adecuada de un líder que sabe que, más que agraviados, sus compatriotas están enojados, enardecidos, molestos ante la agresión de un candidato racista que ha incitado al odio contra lo mexicano? En la lógica de la Presidencia de la República sí. “La reunión fue un éxito” y un gesto de audacia diplomática porque, decían ayer los voceros gubernamentales, el Presidente “le habló en tono fuerte y le dijo que no estábamos de acuerdo en pagar la construcción del muro”.

Pero en el sentir de los mexicanos que ayer recibieron con sorpresa e indignación la presencia sorpresiva de Trump en nuestro territorio, y en las reacciones de la oposición política, el presidente Peña Nieto se equivocó y cometió un error histórico y estratégico. No sólo al invitar y recibir a un personaje tan repudiado y a un candidato que va en picada en las encuestas, sino también en la forma en que lo trató y le habló, en un tono poco enérgico, excesivamente respetuoso y diplomático, como si se tratara de un jefe de Estado y no de un candidato.

En la Presidencia justifican la presencia de Trump “por el interés de dialogar con quién puede ser presidente de los Estados Unidos”, y aclaran que mandaron al mismo tiempo las dos invitaciones a él y a la candidata demócrata, Hillary Clinton, pero lo cierto es que al final el Gobierno mexicano fue el que se ajustó a la agenda y la conveniencia del republicano, que fue el único en responder y que dijo que sólo podía venir este miércoles por un par de horas y justo antes de pronunciar un discurso sobre su propuesta migratoria en Arizona, con el que busca levantar su alicaída campaña. ¿No pudieron en Los Pinos proponerle otra fecha y dar tiempo a que la señora Hillary respondiera?

Porque ese será otro impacto negativo que podría tener la presencia de Trump ayer en Los Pinos; que del lado demócrata se sientan maltratados por haberle dado prioridad a su rival republicano y que incluso ya no quiera venir la señora Clinton como “plato de segunda mesa”. Y si se lastiman susceptibilidades demócratas ¿de qué habrá servido la jugada diplomática ideada entre Los Pinos y la cancillería y gestionada por el embajador mexicano Carlos Sada? Sólo para darle al indeseable datos, cifras y estadísticas de todo lo que les compramos los mexicanos a Estados Unidos y de lo mucho que depende nuestra economía de la suya, más lo que les aportamos en mano de obra calificada y barata. Toda esa información, que afanosa y detalladamente le dio Peña Nieto, la debe saber muy bien el candidato republicano, pero poco le importa en nacionalismo a ultranza.

Trump debió bostezar cuando el Presidente mexicano, que en la reunión privada estuvo auxiliado por su secretario de Hacienda Luis Videgaray como su traductor y acompañante, le repetía números, porcentajes y cifras sobre la relación comercial que debieron entrarle por una de sus enormes orejas y salirle por la otra.

Decía Sófocles que un hombre sensato no dialoga con un necio. Y ayer nuestro Presidente no sólo se vio insensato sino ingenuo, si creyó que en dos horas y poniendo la otra mejilla, iba a cambiar la visión torcida de un fascista y un necio.
27 Agosto 2016 04:00:42
Morelos: indicadores vs teoría del complot
Mientras el movimiento social en su contra crece en Morelos y ayer llegó hasta la Secretaría de Gobernación para pedir su dimisión, el gobernador Graco Ramírez responde a los inconformes con el maniqueo discurso de “conspiración” en su contra y niega que la situación del estado en inseguridad, corrupción y violencia se haya agravado durante casi cuatro años de mandato. Sin embargo, indicadores y cifras oficiales, medidas por instituciones federales y organismos privados, contradicen el discurso de que “todo está bien” y arrojan saldo negativo en su administración.

La primera queja de los morelenses se refiere a la inseguridad. Antes de tomar posesión del cargo, en octubre de 2012, Graco Ramírez se comprometió como gobernador electo a que “en 180 días” devolvería al estado “la seguridad que le fue robada desde Jorge Carrillo Olea”. Pasaron esos seis meses y lejos de disminuir la inseguridad y los principales delitos, repuntaron en su gobierno.

Por ejemplo, el delito de secuestro, una de las principales denuncias del Frente Amplio Morelense cuya comisión fue recibida ayer en la Segob, creció en los primeros dos años de su administración, con 150 secuestros denunciados en 2013 (la cifra más alta en la historia del estado) y 115 secuestros en 2014, mientras en 2015 disminuyó a 32 secuestros, y en lo que va de 2016, ha repuntado con 23 denuncias hasta julio. Eso ha hecho que el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) ubicara a Morelos en primer lugar de secuestros en el país en 2012 y 2013, segundo en 2014 y tercero en 2015.

Los homicidios dolosos en el estado, aunque bajaron en relación con 2012 –el año más violento con 862 denuncias– se mantienen entre los más altos a nivel nacional, según datos del SNSP. En 2013 se denunciaron 596 homicidios, 416 en 2014, para 2015 subieron a 495 y hasta junio de 2016 se reportan 330 asesinatos violentos. En los últimos 4 años Morelos ocupó el cuarto lugar en homicidios dolosos a nivel nacional, por cada 100 mil habitantes.

Lo mismo ocurre con la extorsión; Morelos lleva cuatro años en primer lugar nacional y pasó de 260 denuncias en 2012 a 400 en 2013 y 350 en 2014. Para 2015 bajaron a 172 y hasta julio del presente año se reportan 39 casos. Mientras, el robo de vehículos está entre el lugar 3 y 4 del país, con un promedio de 2 mil 500 vehículos robados cada año, entre 2012 y 2015, y más de mil 537 autos robados hasta julio de 2016.

Pero la seguridad no es el único indicador que contradice el discurso de “mejoría y bienestar” del gobernador Ramírez. En materia de crecimiento y actividad económica la entidad reporta cifras negativas en los últimos años. El INEGI reportó que los últimos dos trimestres de 2015 y el primer trimestre de 2016, Morelos registró variaciones negativas en su actividad económica de 0.2 y 0.1 con relación a trimestres anteriores, muy por debajo de otras entidades que crecieron; mientras en su reporte de 2015 el observatorio económico México ¿Cómo vamos? ubicó al estado como el de menor crecimiento económico de todo el país, con 0.5%, con alto déficit en la generación de empleos y “pobreza laboral”, que creció de 47.5% a 52%. Eso por no mencionar las denuncias de “fuga de capitales” en la entidad ante el clima de inseguridad y la baja captación de Inversión Extranjera Directa.

Con esas cifras y datos en indicadores básicos de la situación del estado, ¿dónde está la conspiración de “sectores retardatarios” que vehementemente repite el gobernador de Morelos en espacios mediáticos que lo defienden? O parafraseando al clásico –al que por cierto detesta– ¿dónde está el compló contra Graco?

NOTAS INDISCRETAS… Tras varias horas, la comisión de 30 integrantes del Frente Amplio Morelense seguían reunidos en Gobernación con el director de Enlace de la dependencia, Alejandro Ozuna. Los morelenses insistían en la destitución del gobernador y en someterlo a juicio político… Hablando de gobernadores, el que libró ayer las acusaciones de “promoción personalizada” en elecciones locales y federales de 2014 y 2015 fue el de Chiapas, Manuel Velasco. Los magistrados del Tribunal Electoral federal exoneraron al mandatario chiapaneco y dijeron que no violó la ley con los spots donde se promocionaba su imagen durante aquellos comicios… En donde sí no termina de librarla Velasco es en el conflicto de la CNTE. Ayer seguían los paros en casi la mitad de escuelas del estado, mientras los daños por bloqueos y plantones seguían creciendo. Para dar una idea, el conflicto magisterial actual le ha costado a Chiapas más en términos económicos de lo que le costó el conflicto armado del EZLN en 1994. De ese tamaño es el daño a uno de los estados más rezagados del país…
20 Agosto 2016 04:00:51
Guerra mexiquense
Se desató la lucha con todo entre los priistas que buscan ser candidatos a la Gubernatura del Estado de México en 2017. Mientras ya hay contactos para negociar una alianza PAN-PRD que enfrente al PRI en la cuna misma del Grupo Atlacomulco, entre los tricolores han empezado los jaloneos y zancadillas para tratar de figurar en una selección para la que faltan al menos cuatro meses.

Las versiones que surgen del CEN priista apuntan a que, de al menos siete aspirantes que se mueven, algunos discreta y otros abiertamente, habría ya solamente dos “finalistas”: Ana Lilia Herrera, senadora con licencia y actual secretaria de Educación del Gobierno mexiquense, y el dirigente del PRI estatal, Carlos Iriarte.

Y dan razones por las que, según el diagnóstico que manejan en las cúpulas priistas, la lista se va reduciendo. En el caso del diputado Alfredo del Mazo, argumentan voces del CEN, su parentesco familiar con el presidente Enrique Peña Nieto, que hace seis años lo metió de lleno a la pelea, hoy pesa en su contra. “El electorado podría castigar a alguien tan cercano, incluso familiarmente, al Presidente”, dice un funcionario de la dirigencia priista.

De otros aspirantes, como el secretario de Gobierno, José Manzur, aseguran que aunque se trata de un funcionario con trayectoria y experiencia, su perfil podría no ser el adecuado y deslizan un dato: “es el mayor propietario de automóviles Mustang en el mundo”, dicen sobre una colección personal de más de 100 autos del funcionario.

La lista de descartes seguiría con otros “suspirantes” a los que, en su propio partido, no les ven en este momento posibilidades, aunque sí podrían figurar y competir en un proceso interno, si se decide que lo haya. Así estarían la secretaria General del PRI, Carolina Monroy; el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete; el titular de Profeco, Ernesto Nemer.

Pero esas versiones no desalientan a los priistas apuntados. El diputado Del Mazo Maza –quien en 2011 ya festejaba su candidatura cuando sorpresivamente el gobernador Peña Nieto optó por Eruviel Ávila, ante el riesgo de que la oposición lo hiciera su candidato– está más que activo. Ayer presentó su informe como diputado en Huixquilucan, en un acto donde estuvo acompañado del coordinador parlamentario del PRI, César Camacho, quien en su mensaje dedicó elogios a “la trayectoria, experiencia, capacidad, tesón y vocación de servicio de Del Mazo”, lo que se interpretó casi como un destape del exgobernador mexiquense.

Lo mismo sucede con José Manzur. El responsable de la gobernación mexiquense dice sentirse “muy bien” para competir por la candidatura priista y rechaza versiones que lo descarten de la contienda. Acusa que hay exgobernadores interesados en orientar la selección del candidato y defiende su experiencia y trayectoria para ser considerado una de las opciones viables para el 2017.

Y Eruviel, ¿tiene candidato? El papel que jugará en su propia sucesión el gobernador Eruviel Ávila Villegas es importante, pero no será decisivo. El propio Mandatario se dice consciente que la decisión pasa por Los Pinos, donde el presidente Enrique Peña Nieto definirá, con base en encuestas y mediciones reales de efectividad, quién es el mejor candidato para contender por su estado. Pero si Eruviel no tiene el voto definitivo, sí puede tener veto y el Gobernador, aunque no tiene un candidato claro, sí mueve sus fichas y mide el crecimiento de los siete aspirantes, como lo demostró con el nombramiento en junio pasado de la senadora Herrera como titular de Educación en su gabinete.

Por encima de los apetitos desatados y de las pugnas soterradas que ya se dan entre los mexiquenses, lo que más preocupa en Toluca es la posibilidad de que se concrete una alianza entre el PAN y el PRD y que ésta lleve una candidata como Josefina Vázquez Mota, a la que temen en el PRI, pues saben que aunque carece de arraigo y trayectoria local, salvo por el hecho de que tiene su residencia en Huixquilucan, tiene altos niveles de conocimiento en el estado. Y para abonar a la preocupación priista, Vázquez Mota, que en un principio había dicho que ella no aceptaría ser candidata del Estado de México “donde se encuentra el panismo más corrupto”, a últimas fechas ha cambiado de opinión y dice estar “evaluando” si busca o no la postulación.

Las posibilidades de una alianza opositora, que matemáticamente podría derrotar al voto duro del PRI, pasan por negociaciones, acuerdos y hasta la operación política que realicen desde el Palacio de Gobierno de Toluca. Por ejemplo en el PAN, su dirigente nacional, Ricardo Anaya, y casi todos los grupos están a favor de una alianza, y aunque el panismo mexiquense está en estos momentos en proceso de elegir una nueva dirigencia estatal, uno de los aspirantes más fuertes, Víctor Hugo Sondón, se dice abiertamente “aliancista” y dispuesto a promover la coalición con el PRD si llega a la dirigencia blanquiazul.

Por lo pronto lo que queda claro es que la elección mexiquense, vista como referente directo de lo que puede venir en 2018 por ser la tierra de Peña Nieto y del grupo gobernante, será altamente competida. Tanto que hasta en lo interno los priistas ya empezaron una adelantada y feroz competencia por saber quién será el ungido de Los Pinos.
09 Julio 2016 04:00:19
Videgaray toma control de la sucesión; se cimbra el PRI
Con la imposición de Enrique Ochoa Reza desde Los Pinos –que con la vieja “cargada” será consumada el próximo martes aún con cuestionamientos y dudas sobre su escasa militancia y carrera partidista– Enrique Peña Nieto le cedió al grupo de Luis Videgaray el control de la sucesión presidencial del 2018. En una decisión que desató inconformidad interna de grupos priistas, el Presidente y su grupo más cercano eligieron un “nuevo perfil” para dirigir al PRI, pero para ungirlo recurrieron al viejo modelo de rancia tradición priista: convocatoria en fin de semana para que sólo uno se registre; cargada de los sectores y cercanía e incondicionalidad por encima de militancia y trayectoria partidista.

Con el director de la CFE, un brillante y joven técnico con vínculos estrechos con Aurelio Nuño y Luis Videgaray, el grupo peñista lograría lo que ya intentó en agosto de 2015 cuando sondearon la posibilidad de que Nuño fuera designado dirigente del PRI; en aquella ocasión una rebelión interna, en la que se dice participaron hasta expresidentes de la República, convencieron al presidente Peña de que “no era el momento” de mandar un perfil tan joven a dirigir al priismo.

aunque internamente hay grupos y exdirigentes nacionales que se expresa en contra, todo indica que se impondrá la “línea” presidencial y Ochoa será ungido, aún con la inconformidad que su nombramiento genera en los sectores políticos del viejo partido.

Porque sin menoscabo de su amplia preparación académica y su meteórica trayectoria como funcionario público (pasó de redactor y promotor principal de la reforma energética como subsecretario de Energía a dirigir la segunda paraestatal más importante), Enrique Ochoa es visto por el priismo tradicional como un técnico que carece de militancia, formación de partido y carrera dentro del PRI, requisitos que establecen sus estatutos (Artículo 156) para quienes sean nombrados dirigentes nacionales de ese instituto político.

Hay grupos en el PRI que le cuestionan incluso la autenticidad de la credencial que presentó como militante, foliada con el número 0003 y fechada en 1991 con la firma de Luis Donaldo Colosio como presidente del PRI, porque dicen que no es posible que se la haya asignado ese número que en la tradición del partido correspondería al secretario de Gobernación, en esa fecha Fernando Gutiérrez Barrios, o al secretario de Organización, que entonces era Roberto Madrazo. Y en los intentos por descalificarlo, se difundieron ayer audios de su comparecencia en 2010 ante la Cámara de Diputados, cuando Ochoa se presentó para aspirar a consejero nacional del IFE.

En un video que circula en redes sociales de aquella sesión de comisiones en San Lázaro, el diputado del PT y expriista, Enrique Ibarra le pregunta: ¿quisiera que me precisara si sigue siendo parte del Consejo Político Nacional del PRI y si es militante de ese partido? Y la respuesta del aspirante al dirigente nacional del PRI fue: “no formó parte del Consejo Político Nacional, ni soy militante… Fui durante meses, en 2006, hace más de cuatro años, miembro del Consejo Político Nacional y mi salida fue también pública a través de la presentación de un juicio de protección a los derechos civiles ante el TEPJF, con lo cual yo dejé de pertenecer al consejo”.

¿Y entonces, si hace seis años decía no ser militante, en qué momento el próximo presidente del PRI se volvió “orgulloso priista”, como presumía hace unos días en su cuenta de Twitter? ¿Es o no militante del PRI, porque si aspiraba a ser consejero del IFE no podía ser militante como él mismo lo afirmó ante los diputados? o ¿le inventaron una añeja militancia (con todo y credencial “antigua”) para cubrir los requisitos estatutarios? Se preguntan quienes impugnan su candidatura.

En contraparte, quienes promueven los méritos de Ochoa para dirigir al PRI, afirman que “todo sus documentos son reales” y que con el director de la CFE lo que se busca es “impulsar un nuevo perfil para el partido, un cambio generacional” que sólo es rechazado, dicen los que operan en medios a su favor, “por los dinosaurios y los viejos políticos de siempre que no quieren que nada cambie y pretenden seguir controlando ellos la burocracia partidista”.
02 Julio 2016 04:00:47
El Presidente, la risa y los libros
Dos situaciones distintas relacionaron esta semana al presidente Enrique Peña Nieto con la risa. La primera fue una mención en la columna del periodista Ciro Gómez Leyva sobre que el Presidente se reía, aun con las derrotas electorales de su partido, con un conflicto magisterial que estrangula varios estados y un contexto económico internacional delicado; y la segunda ocurrió en redes sociales, donde un video de la reciente cumbre de Norteamérica, donde se ve al mandatario mexicano junto a sus homólogos de Canadá y Estados Unidos, fue editado con risas de fondo lo que volvió una escena formal de esa Cumbre en una imagen cómica e hilarante.

¿Está mal que el Presidente se ría? Por supuesto que no. La risa, decía Sigmund Freud, sobre todo cuando es carcajada, ayuda a liberar energía negativa. ¿Está mal que en las redes sociales se rían del Presidente? Tampoco está mal. Libertad de expresión es signo de fortaleza de una democracia y reírse de los políticos y poderosos, incluidos los presidentes, es signo de libertad y democracia. La sátira política siempre ha existido en México, donde nos hemos reído de los gobernantes sea en las antiguas carpas, en magníficos cartones de caricaturistas y moneros o en los actuales memes y videos que circulan por internet. Cosa muy distinta son los contextos, tanto en el que un presidente se ríe, y eso ya motivó análisis en la prensa sobre si la situación del país está como para que Peña se ría, como el contexto en el que los gobernados se ríen del presidente y si es signo de debilidad o de apertura.

En todo caso, tan saludable es que el Presidente se ría y se le vea de buen humor, como también que el Gobierno tenga la capacidad de aceptar que a veces ante la situación de humor involuntario (por sus decisiones o indecisiones) la gente prefiere reírse del poder para no terminar llorando ante su realidad. Es cierto que en México, particularmente la figura presidencial, ha estado rodeada una solemnidad –y en el pasado incluso sacralización– que una broma sobre el presidente aún se entiende en algunos sectores como una “falta de respeto”, cuando en otros países es común ver incluso en la televisión sketches y sátiras donde se burlan y ridiculizan a sus gobernantes en programas con altos niveles de audiencia.

Así que dejemos que el Presidente se ría, aunque puede no gustarnos si vemos el panorama en Chiapas y Oaxaca donde tras varios días de bloqueos carreteros la CNTE impidió el abasto de gasolina y víveres a poblaciones enteras de esos estados.

El buen humor que se respira en Los Pinos, según las crónicas, no se parece al pesado humor que se respira en Insurgentes norte, donde más bien hay incertidumbre por saber qué va a pasar con su dirigencia nacional y a quien enviará, precisamente el relajado Presidente que es su “jefe máximo”, a encabezar al PRI tras la sonada y sorpresiva renuncia de Manlio Fabio Beltrones, quien el pasado 20 de junio se fue de la dirigencia nacional con un discurso que provocó de todo menos risas entres los priistas. “Lo que los gobiernos hacen, sus partidos lo resienten”, dijo parafraseando a Colosio.

Por lo demás el presidente Peña no se rió, y por el contrario se le congeló la sonrisa, cuando en plena conferencia de prensa de la citada Cumbre norteamericana en Ottawa el presidente Barack Obama le corrigió la plana sobre su discurso en contra de los “populistas y demagogos que ofrecen soluciones fáciles y que buscan destruir lo construido”. A pregunta de los reporteros, sobre sus comparaciones entre Donald Trump y Hitler, el mandatario mexicano repitió su alocución sobre el peligro que representan “populistas y demagogos que se presentan en distintas partes del mundo” y pretenden “eliminar y destruir lo que ha tomado décadas en construir”, la misma que se le escuchó en septiembre de 2015 ante la ONU; después de escuchar a Peña Nieto, el Presidente de Estados Unidos pidió la palabra para precisar “qué significa el término populista”.

Obama definió: “populista es quién trabaja por la gente, por los pobres, porque los niños tengan una buena educación y una madre trabajadora tenga un cuidado de su niño en el cual pueda confiar y un sistema tributario que sea justo y que permita que personas, como yo, que se han beneficiado de las oportunidades ofrecidas, deban pagar un poco más para permitir que niños de otros menos afortunados puedan tener las mismas oportunidades”. Dijo que se deben poner límites al sistema financiero para no repetir el desastre de 2008, y transparencia en los sistemas para que no existan personas que evadan el pago de impuestos estableciendo cuentas extraterritoriales y se aprovechen de situaciones que otros ciudadanos no pueden beneficiarse porque no tienen abogados o contadores para usar esos trucos”.

“Supongo que por eso se podría decir que yo soy un populista”, dijo Obama, y pidió distinguir a quienes nunca se han preocupado por los trabajadores o ha luchado por la justicia social o por los niños pobres porque “esos no se transforman de la noche a la mañana en populistas porque dicen algo controvertido para obtener votos. Eso no es ser populista, eso es xenofobia quizás o aún peor, es ser un cínico. Entonces yo les diría, tengan cuidado en darle a cualquier persona que emerja en un momento de ansiedad el título de populistas”, pidió el Presidente de Estados Unidos. Tras la precisión –que para algunos sonó a regaño– desapareció la sonrisa.

Los dados mandan doble Escalera. Bien termina la semana.
25 Junio 2016 04:00:17
Las historias detrás del encono
En tres derrotas emblemáticas que sufrió el PRI el pasado 5 de junio, la de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo, hay dos denominadores comunes: por un lado, tres gobernadores acusados de escándalos de corrupción, enriquecimiento y frivolidad; por el otro, pleitos a muerte entre esos tres mandatarios y sus respectivos rivales políticos que, para su mala suerte, les ganaron en las urnas y hoy amenazan con meterlos a la cárcel e investigar sus polémicas gestiones.

Detrás de esas guerras hay historias de encuentros y desencuentros, confrontaciones y hasta rupturas que las vuelven algo más que una disputa política o partidista, y las colocan en el terreno del apasionamiento y los linderos de la venganza y el ajuste de cuentas.

AMISTAD Y TRAICIÓN

Muchos creen que el encono entre Yunes y Duarte fue herencia del pleito del primero con el exgobernador Fidel Herrera, pero no es así. Si bien Duarte se confrontó con Yunes mientras fue parte del equipo de Fidel, una vez que Herrera lo hizo candidato y, sobre todo a partir de que ganó la Gubernatura en 2010, Javier se acercó a Miguel Ángel y pactó una alianza con la que traicionó la “fidelidad” a su tutor político. El acercamiento entre Yunes y Duarte creció en la misma medida que el hoy gobernador se distanciaba de Fidel.

Duarte le prometió a Peña Nieto, entonces candidato, que “no se preocupara por Yunes porque ya está amarrado” y le garantizó que ganaría Veracruz en su elección. Pero ocurrieron dos cosas: primero, el padre de Duarte, Javier Duarte Franco, al enterarse de la cercanía y los negocios de su hijo con Yunes lo buscó y le expresó su rechazo a esa relación política: “Es un hombre traicionero y sucio, no te conviene aliarte con él”, le dijo el padre.

La segunda cosa que rompió el romance político entre Duarte y Yunes le dio la razón al papá fue que cuando llegó la votación presidencial de 2012 la traición de Yunes Linares se hizo evidente: Josefina Vázquez Mota arrasó en Veracruz y mandó a Peña al segundo lugar, mientras del otro lado, Fernando Yunes sí ganó la senaduría de mayoría con la ayuda de Duarte, quien sacrificó al candidato del PRI, Héctor Yunes Landa.

El ridículo de Duarte en la elección presidencial le valió fuertes reclamos y señalamientos de “traidor” del equipo de Peña Nieto y eso terminó la relación entre el gobernador y Yunes. Nunca más volvieron a reunirse y nació ahí la enemistad que después se volvería encono y luego guerra política. Hoy la cabeza de Duarte pende de las amenazas juradas de cárcel de su antiguo amigo, hoy enemigo y próximo sucesor.

HONOR DE FAMILIA

La profunda enemistad política entre Javier Corral y César Duarte comenzó cuando el entonces senador del PAN se convirtió en uno de los denunciantes de la “corrupción y el enriquecimiento” del gobernador de Chihuahua. Corral se acercó desde 2013 a sus antiguos aliados del PRD en el estado, Jaime García Chávez, Víctor Orozco y Alma Gómez, quienes tras renunciar a la militancia perredista, fundaron la Unión Ciudadana, organización que denunció la corrupción en el estado y apoyaría después la candidatura de Corral.

A través de esa organización, el dirigente de izquierda García Chávez documentó y presentó en 2014 denuncia penal contra el gobernador César Duarte, a quien acusaban de “enriquecimiento ilícito” al haber constituido un Banco, el Unión Progreso, del que eran socios él y su secretario de Hacienda, Jaime Ramón Herrera, y al que le depositaron recursos públicos por más de 800 millones de pesos. La denuncia, presentada en la PGR, fue utilizada por Corral para promover, en noviembre del 2014, un Punto de Acuerdo en el Senado, al que se sumaron 30 senadores del PAN, PRD y PT para pedir se investigara “la corrupción y en el enriquecimiento ilícito del gobernador Duarte Jaquéz”, a quien el senador Corral se refirió como “el nuevo rico de Chihuahua”.

Dos meses después, en una maniobra de la fracción priista en el Senado, el gobernador de Chihuahua fue invitado a participar en un foro sobre seguridad y fue subido a la máxima tribuna legislativa. Cuando César Duarte hablaba, el senador Corral sacó una pancarta en la que se leía: “Qué vergüenza que en estas audiencias participe el corrupto César Duarte sujeto a proceso penal”. Cuando el mandatario vio el cartelón, desde tribuna, le reviró a Corral: “El que tiene un conflicto de interés es usted. Me ha acusado en más de 20 ocasiones y la autoridad nunca ha descubierto nada… Su hermano fue procesado por narcotráfico… Su hermano estuvo en recaudo en la parte fronteriza donde está el mayor grupo delictivo de Chihuahua… Y su otro hermano estuvo en una cárcel de Estados Unidos”.

Ahí nació el enfrentamiento que, un año después, se trasladaría a la campaña por la gubernatura de Chihuahua. Javier Corral, ya candidato, comentaría que nunca le perdonaría a César Duarte el haberse metido con su familia y, aliado con la Unión Ciudadana, arrancaría una campaña basada en una sola promesa: “Meter a la cárcel al gobernador”, lo que finalmente lo llevó a capitalizar el hartazgo y el rechazo de los chihuahuenses a la corrupción. Hoy, esa promesa continúa y el pleito, lejos de amainar, se intensifica con expresiones de violencia y enrarecimiento en Chihuahua. Por supuesto ni se han reunido ni se han hablado el gobernador en funciones y el electo y la civilidad no llega ante el encono. Los dados mandan escalera doble. Buena semana.
18 Junio 2016 04:03:57
Estado de México 2017: la elección del orgullo
Después de la debacle histórica que sufrieron en siete estados el pasado 5 de junio, el presidente Enrique Peña Nieto y el PRI tendrán el próximo año las tres últimas elecciones locales antes de la sucesión presidencial del 2018. En los comicios de Coahuila, Nayarit y el Estado de México el partido gobernante se juega no sólo tres entidades que actualmente gobierna, sino también la posibilidad de revertir (o ahondar) la percepción de debilidad en la que quedó después de las sonadas derrotas que sufrió en los comicios de este año.

Pero de las tres gubernaturas en disputa en 2017, sin duda la que más impacto político tendrá es la del Estado de México, no sólo por ser la entidad con el mayor número de votantes a nivel nacional y de los últimos bastiones que el priismo nunca ha perdido, sino por ser también la tierra de Peña Nieto y el enclave político del grupo gobernante. Casi podría decirse, sin temor a exagerar, que la mexiquense es “la elección del orgullo” para el Presidente y su partido.
Ganar el Estado de México no sólo mejoraría el ánimo caído de los priistas sino que los reposicionaría rumbo al 2018; perderlo sería otra catástrofe histórica y confirmaría los pésimos augurios que hoy se ciernen sobre el partido gobernante de cara a la elección presidencial.

Encima de todo eso, el PRI podría enfrentar, por primera vez, una fuerte competencia en la elección por la Gubernatura mexiquense. La creación de una alianza PAN-PRD, como las que ya le ganaron al priismo en Veracruz, Quintana Roo y Durango, se da como un hecho y, tanto matemáticamente como por la fuerte presencia del panismo en la zona norte del Valle de México (Naucalpan, Atizapán y Tlalnepantla) y del perredismo en el oriente (Netzahualcóyotl y
Texcoco), pondría en serios aprietos a la poderosa maquinaria del priismo mexiquense. Electoralmente los municipios del Valle de México representan el 70% de la votación en el estado, mientras el 30% restante se ubica en Toluca y el resto del estado.

Entre el primo y otras opciones. Todos esos factores adversos presionarán la selección del candidato del PRI a la Gubernatura del Estado de México. Si hace seis años Enrique Peña Nieto sorprendió como gobernador al elegir a un candidato como Eruviel Ávila Villegas, que no necesariamente era de su grupo cercano, esta vez la decisión, nadie lo duda, estará nuevamente en manos del ahora presidente, sólo que esta vez no la tomará en Toluca sino en Los Pinos. La opinión del gobernador Ávila seguramente será escuchada y valorada pero, para nadie es un secreto, sólo habrá un “gran elector” del abanderado priista.

Una vez que las versiones que apuntaban al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, como posible candidato al Estado de México se han disipado, pues el propio funcionario federal ha dicho que no tiene ningún interés en buscar esa postulación ante su nula presencia y arraigo en el estado, son varios los personajes que ya se mueven en pos de esa nominación.

Por segunda ocasión, el sacrificado en 2005, Alfredo del Mazo Maza aparece en la lista como uno de los aspirantes “favoritos”. Sin embargo, en el contexto complicado en que ocurrirán los comicios mexiquenses, la pregunta es si Peña Nieto no volverá a sacrificar otra vez a su primo, como ya lo hizo en aquella ocasión ante el riesgo de que el PAN y el PRD hicieran candidato a Eruviel Ávila, a quien ya había buscado en varias ocasiones antes de que el PRI lo
nominara. Esta vez los análisis indican que, ante los bajos niveles de aprobación presidencial, un nombre tan cercano a Peña como Del Mazo, incluso familiarmente, podría no ser el mejor candidato para enfrentar una elección competida con la alianza opositora.

Otro nombre que figura con posibilidades en la lista de aspirantes priistas es el del secretario de Gobierno, José Manzur Quiroga. A favor del segundo de a bordo en el Gobierno mexiquense pesan su amplia experiencia y trayectoria en la política estatal, además de una relación cercana con el secretario de Hacienda Luis Videgaray Caso, quien lo nombró presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, antes de que fuera llamado como
responsable de la Gobernación en el estado. También se le ve cercano al gobernador Eruviel Ávila y se le ubica como uno de los políticos más experimentados. Pero en contra de Manzur los problemas de inseguridad en la entidad mexiquense que, pese a los apoyos federales y a una fuerte inversión, serán uno de los talones de Aquiles en la próxima campaña. Apenas esta semana, una fuga masiva y un motín en el Penal de Barrientos exhibieron problemas graves de sobrepoblación y deficiencias en el sistema carcelario y de justicia mexiquense, a cargo del secretario de Gobierno.

En la terna de aspirantes mejor posicionados también está el dirigente estatal del PRI, Carlos Iriarte Mercado. A sus 49 años, este político combina un origen popular, una amplia trayectoria partidista y en el Gobierno mexiquense y hasta un posgrado en Harvard. Hijo de una lideresa popular del PRI en el estado, Iriarte fue alcalde de Huixquilucan, diputado federal y varias veces secretario en el Gobierno estatal. Conoce y maneja la estructura priista en el estado y
ha ganado varias campañas a distintos cargos de elección en la entidad mexiquense.

Después de esos tres nombres aparecen, con menores posibilidades, el exsubsecretario de Sedesol, Ernesto Nemer y el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida. En el caso de las dos mujeres que figuran en la sucesión mexiquense, la senadora Ana Lilia Herrera, y la secretaria general del PRI, Carolina Monroy, sus posibilidades dependen de si la alianza PAN-PRD decidiera postular a una mujer como candidata. En ese escenario, dicen en el estado, una
candidata priista podría ser el contrapeso necesario para enfrentar a la alianza.

Cualquiera que sea el candidato, todo indica que la decisión del PRI se irá hasta enero o febrero del 2017 para que el abanderado arranque una campaña de dos meses de duración antes de las elecciones que tendrán lugar en la primera semana de junio.



11 Junio 2016 04:00:07
¿Después de la suciedad viene la calma?
Tres palabras resumen, casi una semana después, lo que ocurrió en las elecciones estatales del 5 de junio en 14 estados y sus respectivas campañas: suciedad, incertidumbre y sorpresa.

La suciedad fue más que evidente y nos dejó, a electores y actores políticos, la sensación de que, en la necesaria transparencia y denuncia a que se deben someter los candidatos en campaña, hubo excesos que rebasaron toda lógica de competencia democrática civilizada al abusar de denuncias y filtraciones anónimas en redes sociales que pierden consistencia y rayan en calumnia y difamación sin elementos probatorios.

La incertidumbre todos la vivimos cuando, semanas antes de los comicios y la misma noche de las votaciones, las cerradas contiendas, combinadas con la excesiva lentitud con que fluyeron los resultados oficiales, los errores de las encuestas y la actitud temeraria e irresponsable de los partidos y sus candidatos, generaron una dinámica de confusión y caos en donde todos se proclamaban ganadores.

Y finalmente la sorpresa cuando, después de la medianoche –y en algunos casos antes con los conteos rápidos oficiales y particulares– tomó forma la debacle histórica del PRI, que perdía bastiones importantes por primera vez a manos de un PAN ganador, un PRD que se oxigenaba con las alianzas, y una fuerza emergente, Morena, que si bien no lograba ganar gubernaturas confirmaba su tendencia creciente.

Hoy los análisis, comentarios y las tan gustadas “lecturas” en el mundo político, han repasado hasta el cansancio las causas y factores que contribuyeron a esos resultados: que si fue “un voto de castigo” contra la corrupción y la indolencia del gobierno de Peña Nieto que ve “mal humor social” donde hay niveles de auténtico enojo; que si fueron los gobernadores del PRI, corruptos e incapaces que desataron la ira de sus gobernados que salieron masivamente a votar en su contra; que si fue la inseguridad y la violencia en algunas regiones lo que provocó el rechazo de los votantes; que si fueron las alianzas PAN-PRD que funcionaron contra el PRI; que si fue el aviso de lo que viene en el 2018 ante la decepción peñista; o que si en medio de la irritación y desencanto, los electores prefirieron la opción conservadora y conocida del panismo a la propuesta radical de López Obrador y su Morena, que ya no tienen el monopolio de la inconformidad. En fin, tantas interpretaciones y respuestas como se quiera ver.

Lo que es un hecho es que, pasados los comicios y en espera de la etapa de impugnaciones y recursos legales a los que tienen derecho los partidos (que en algunos casos sólo dan “patadas de ahogado”, aunque en otros si vuelcan auténticos ejércitos de abogados en busca de modificar, revertir o de plano anular los resultados), la vida de los estados y de la República continúa y, poco a poco, las aguas que la turbulencia electoral agitaron vuelven a su cauce.

Diálogo, cárcel o reconciliación. Hay estados donde el eco de los tambores de guerra permanece y se escuchan amenazas de “cárcel” a los gobernadores salientes, como en Chihuahua o Veracruz, donde los ganadores, Javier Corral y Miguel Ángel Yunes, afirman que cumplirán su principal promesa de campaña, que fue llevar a juicio y al banquillo de los acusados a los mandatarios en turno, en medio de la expectativa de muchos y el escepticismo de otros. Pero también hay casos en los que, terminada la disputa por el poder, retorna el diálogo y la política.

Por ejemplo, los “primos” de Veracruz, que se enfrentaron en campaña, ya se reunieron a comer el miércoles pasado en una mesa de un concurrido comedero político de la Alameda Central, en la Ciudad de México. Ahí, a Héctor Yunes y Miguel Angel Yunes, los vieron de lo más tranquilos departiendo, en un encuentro que deja claro que el pleito no era de familias, sino de enemigos políticos, pues mientras Yunes Linares hace las paces con su primo, se enfrasca en una nueva confrontación pública con el gobernador Javier Duarte a quien, reitera, llevará a la cárcel.

La respuesta de Duarte, con un mensaje beligerante, en el que se defiende de las acusaciones del panista Yunes, a las que califica “de balandronadas y amenazas” y señala que “quien hoy agrede y vocifera…tiene un pasado de corrupción y perversiones, que trata de ocultar bajo un ridículo disfraz de justicieros y vengadores”, dijo en clara alusión al virtual gobernador electo. Rechazó las acusaciones de desvíos y dijo no temer “a los que usan la violencia verbal”. Al mismo tiempo, Duarte anunció la promulgación de una reforma constitucional, aprobada por el Congreso estatal, que elimina el fuero del gobernador del estado, en lo que se interpretó como una amenaza al gobernador entrante, quien dijo, sí tiene “denuncias formales por enriquecimiento ilícito y gravísimos señalamientos por falta de probidad como persona.

El mismo nivel de encono se observa aún en Chihuahua, donde el ganador de la elección del 5 de junio, Javier Corral, ha dejado claro que el ofrecimiento de “castigo a la corrupción” que lo llevó a derrotar de manera contundente al priismo en la entidad, no fue sólo un discurso de campaña. “No tiene vuelta de hoja, estoy convencido de que reconciliar la diversidad política en la unidad, debemos pasar por el encarcelamiento de César Duarte. La sociedad chihuahuense no encontraría motivos verdaderos para unificarse, si primero no se hace justicia…
06 Junio 2016 04:00:05
Guerra de cifras: entre la percepción y la mentira
Si el 2016, como tanto se dijo, fue ensayo del 2018, podemos respirar, pero también preocuparnos. Respirar porque los escenarios de violencia que auguraba el tono estridente y sucio de las campañas políticas no se cumplieron y si bien no fueron las jornadas color de rosa que veía Peña Nieto —por episodios de violencia armada en Tamaulipas y Veracruz— tampoco las incidencias afectaron el desarrollo normal de las 14 elecciones y hubo casos, como Oaxaca, que rompieron el pronóstico de comicios violentos.

Pero al mismo tiempo, hay motivos para preocuparse: hasta anoche la confusión reinaba en más de la mitad de los estados en disputa y, sin esperar resultados oficiales, los dos grandes bloques en disputa PRI y sus aliados contra PAN-PRD se declaraban ganadores en al menos siete estados que llegaron a la votación empatados y así se mantenían anoche, con diferencias mínimas de 3 a 5 puntos entre el primero y el segundo lugar.

Esos estados, que anoche vivían una auténtica guerra de cifras, son: Veracruz, Aguascalientes, Quintana Roo, Chihuahua, Tlaxcala, Oaxaca, Durango y Tamaulipas. Sólo en tres estados se veían hasta anoche ganadores claros: Puebla, donde el panista Antonio Gali aventajaba con casi 10 puntos; Sinaloa, donde el priista Quirino Ordaz tenía ventaja que parece irreversible, e Hidalgo, donde el priista Omar Fayad también lideraba con amplia ventaja en todas las encuestas.

Salvo esas, el resto de las entidades tenían anoche dos “ganadores” y la lucha mediática incluía cifras triunfales de uno y otro lado: Manlio Fabio Beltrones, que decía que el PRI llevaba ventaja “en 10 elecciones”, sin precisar cuáles, y Ricardo Anaya que celebrar “un número histórico de gubernaturas para el PAN” y hablaba de “3 estados ganados” y otros arriba, y hasta Agustín Basave se subía al carro del triunfalismo asegurando triunfos del PRD en Tlaxcala, Oaxaca y Quintana Roo, los dos últimos en alianza.

La única declaración sensata de la noche la daba el presidente del INE, Lorenzo Córdova, quien llamaba a todos los partidos, ante los duelos mediáticos y de encuestas, a esperar los resultados oficiales que comenzaron a marcar tendencias más o menos claras hasta pasada la medianoche de ayer.

Sobre la participación del electorado, otra de las incógnitas por el ruido de las campañas, en general se vieron elecciones concurridas en varios estados. Chihuahua, Tamaulipas y Quintana Roo reportaron filas para votar en varios momentos del día, mientras que en el resto de los estados la afluencia fue regular, así que es de esperarse una participación en porcentajes típicos de comicios estatales, por arriba del 50%, con grados variables de abstencionismo por estado.

El único caso donde la gente no salió a votar y se observaron escenas lamentables de casillas vacías a lo largo del día, fue en la Ciudad de México. La complicada elección de la Asamblea Constituyente no entusiasmó a los capitalinos, con todo y bombardeo publicitario y una costosa inversión de más de 200 millones de pesos en su organización, y entre la lluvia y el debut de México en la Copa América, dieron la puntilla a una elección que podría incluso ser descalificada uno de los partidos más fuertes que contendieron en ella: Morena.

Ese sería el principal motivo de preocupación que arrojan los comicios de ayer, como antesala del 2018: que en la cerrada competencia que se veía hasta anoche en buena parte del país, y que es casi seguro que se repetirá en la elección presidencial, la irresponsabilidad y falta de madurez de los actores políticos, sumado a escenarios de votación altamente competida, con diferencias mínimas, podrían llevarnos a vivir, en la próxima sucesión presidencial que ya está en marcha, un escenario de conflictividad, descalificación y desconocimiento de los resultados, como el que anoche se veía en varias entidades, y como el que ya conocimos los mexicanos en la compleja elección del 2006 con el apretado triunfo de Felipe Calderón, desconocido por Andrés Manuel López Obrador, y luego legitimado por el PRI.

Para colmo, los protagonistas de aquella noche aciaga del 2006 están otra vez en la escena de la sucesión 2018: López Obrador, como el único candidato seguro, Felipe Calderón, como promotor y estratega de su esposa Margarita Zavala, y hasta Manlio Fabio Beltrones, hoy dirigente y aspirante no declarado por el PRI.

La pregunta sería, si nos atenemos al ensayo, si así de confuso e incierto será el 2018 ¿Tendremos también dos ganadores por la Presidencia la noche de la elección?
04 Junio 2016 04:00:50
Entre el optimismo de Peña y el azoro de Osorio
Si quisiéramos saber qué piensa en estos momentos el Gobierno federal de las complicadas y competidas elecciones que habrá mañana en 14 entidades de la República, no sería algo fácil: por un lado, el presidente Enrique Peña Nieto nos dice en un tono optimista –que a la luz de lo visto en las campañas raya en la ingenuidad– que espera este domingo “una jornada electoral democrática, cívica y ejemplar”; pero por otro lado, su secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, no es tan positivo y en un tono de preocupación descalifica la democracia que se vivió en estos comicios y no dice que éste ha sido “el más despiadado de los procesos electorales por cómo se condujeron los partidos y los candidatos, que tocaron lo personal. Yo no entiendo así la democracia, creo que se han extralimitado”, sentencia.

Y entonces, ¿qué podemos esperar de las votaciones de mañana si nos atenemos al diagnóstico del Gobierno de la República? ¿Una jornada cívica ejemplar, como la que avizora el Presidente?

O más bien, desde la óptica del titular de Gobernación, una jornada en la que, acorde con lo “despiadadas” que fueron las campañas, los partidos y sus candidatos no se comporten a la altura y prevalezca el tono de descalificación, polarización, guerra sucia y violencia durante las votaciones?

El tema es más complejo que el cristal con que se mire. Por supuesto que todos deseamos y queremos que la total suciedad y la violencia verbal que privó en estas campañas quede atrás y que, durante la jornada comicial, los partidos y sus candidatos den muestras de la madurez y la civilidad. Pero eso es sólo un buen deseo.

Lo enrarecido del ambiente y la polarización y exacerbación de los ánimos en varias entidades, producto de las campañas “despiadadas”, están ahí y no desaparecerán ni por el optimismo presidencial ni por la fuerte presencia policiaca de las fuerzas federales que resguardarán estos comicios.

Los 80 mil policías que el Gobierno de Peña Nieto mandó a vigilar estas elecciones –16 mil en Tamaulipas, 15 mil en Oaxaca, 15 mil en Chihuahua y 10 mil en Veracruz, entre otras– son una fuerza de contención y disuasión más enfocada en controlar a poderes de facto, como los cárteles del narcotráfico tamaulipeco, o a disidentes radicales de la CNTE en Oaxaca. La pregunta es si la Policía Federal también vigilará a las
estructuras y maquinarias de los partidos –con su estela de mapaches, acarreadores y “promotores del voto”– que operarán durante las 10 horas que duren las votaciones en 14 estados. Ahí estarán los verdaderos delincuentes electorales y los grupos de choque que los partidos utilizan a conveniencia en secciones y casillas donde ven riesgo para sus candidatos. ¿A esos delincuentes también los van a detener o a
contener los federales?

Por lo demás, independientemente de quién gane, quién pierda, quién avance o retroceda en estos comicios, lo que queda muy claro es que los partidos políticos no han entendido nada sobre el hartazgo, enojo y rechazo ciudadano hacia ellos y sus prácticas.

En estas campañas, más allá del preocupante azoro del secretario de Gobernación, asistimos a un espectáculo penoso y denigrante, en donde la competencia democrática no se dio en términos de capacidades o experiencia de los candidatos, sino de quién era el más corrupto, el más ratero, el más narco o el más depravado; y la oferta política y la propuesta de gobierno, perdida en la estridencia, se redujo a simplezas y
lugares comunes como “soy el más limpio” o “a mí no me han acusado de nada (ni siquiera de ser capaz de gobernar)”.

Y ustedes, ¿cómo ven el vaso de los comicios de mañana, medio lleno o medio vacío?

Notas indiscretas… Hay una amenaza que flota en el ambiente de la elección de los diputados del Constituyente de la Ciudad de México. En el círculo cercano de Andrés Manuel López Obrador se asegura que el dirigente de Morena ha definido que, aun cuando su partido se ve como el más fuerte en la elección capitalina y todo indica que sería el gran ganador en las votaciones, si la participación ciudadana en la elección
no supera el 26% del padrón electoral de la Ciudad, entonces Morena no participaría con sus diputados en la instalación del Constituyente, bajo el argumento de que el nuevo órgano carecería de responsabilidad. Eso sería, de concretarse, un boicot, y habría que ver si la Asamblea Constituyente puede instalarse sin los representantes de Morena… Los dados mandan Serpiente doble. Mal augurio.
21 Mayo 2016 04:00:23
Vivir en la contingencia
La palabra “contingencia” ya es parte de nuestro vocabulario, con toda la dosis de estrés y angustia que nos causa. No sólo porque limita la movilidad en una ciudad donde ya de por sí moverse es complicado, sino también porque la contingencia ambiental nos coloca en una situación que afecta una función vital para los seres humanos: respirar aire limpio.

En los últimos tres meses –desde que el 15 de marzo pasado se declaró la primera emergencia por la mala calidad del aire en el Valle de México– hemos vivido ya cuatro contingencias, incluida en la que nos encontramos. De hecho, de 141 días transcurridos, apenas 19 han sido considerados “limpios” por la calidad del aire que respiramos, según las mediciones del Gobierno de la Ciudad de México.

El primer impacto de la mala calidad del aire es a la salud física de quienes vivimos en esta megalópolis; el segundo impacto es a la salud política de los gobernantes, que nomás no pueden con un problema que toma ya niveles de crisis sanitaria, pero también política. Primero nos dijeron que la elevada contaminación era por falta de vientos, pero estos llegaron y la contaminación sigue; luego nos dijeron que era por falta de lluvias, pero estas vinieron y los contaminantes no se dispersan; después nos convencieron de que era el exceso de automóviles y nos aumentaron la restricción con un doble “Hoy no Circula”, pero ni con más de 2 millones de vehículos fuera de circulación todos los días el problema de la mala calidad del aire ha disminuido. ¿Y, entonces, qué nos mantiene en contingencia?

Ni siquiera se puede decir que el problema sea sólo para la Ciudad de México, aunque el mayor costo político lo paga el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, que enfrenta severos cuestionamientos por la capacidad de su equipo para controlar la emergencia ambiental. Tampoco los otros cinco gobernadores de entidades que rodean a la capital y que forman parte de la llamada Megalópolis, Eruviel Ávila, Rafael Moreno Valle, Mariano González Zarur, Francisco Olvera y Graco Ramírez, han podido o han querido hacer mucho para enfrentar el problema, y el señalamiento de incapacidad abarca prácticamente a todo el espectro político por tratarse lo mismo de mandatarios surgidos del PRI, del PRD, del PAN y hasta “ciudadanos apartidistas”.

El fracaso para controlar la descontrolada contaminación en la región más poblada del país –22 millones de habitantes según INEGI y la tercera zona urbana más poblada del mundo, según la ONU– no se queda en el poder local y toca también al presidente Enrique Peña, quien el 13 de junio de 2013 ordenó crear la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), organismo federal de coordinación entre las seis entidades que, en teoría, debía “definir políticas para combatir la contaminación atmosférica”. Tres años después es claro que el organismo no hizo su trabajo.

Incluso, cuando comenzaron las “contingencias”, el 15 de marzo pasado, el presidente Peña ordenó a la CAMe adoptar “medidas más estrictas para reducir los altos índices de partículas suspendidas”. La única medida ordenada por la comisión, que coordina la Semarnat, fue endurecer el Hoy No Circula, con los resultados que ayer vimos. ¿Y entonces de quién es la culpa y la incapacidad?, ¿del Jefe de Gobierno, de los gobernadores, del titular de Semarnat, del Presidente o de todos?

Ni gobernantes locales, ni la Federación encuentran una solución urgente y efectiva para disminuir las emisiones contaminantes en el Valle de México, no sólo de los automóviles. En su sordera, las autoridades no escuchan planteamientos científicos, como los del Centro Molina, del premio Nobel mexicano, que ayer recomendaba seis líneas de acción urgentes: restricción al uso del automóvil, actualización de normatividad de verificación, acelerar el trasporte público de bajas emisiones, reducir contaminación industrial y contener la expansión de la mancha urbana.

Respirando veneno. Y el fracaso gubernamental tiene un costo muy alto para los ciudadanos. El daño cotidiano a la salud de casi un cuarto de la población nacional que lleva 141 días (casi cinco meses) respirando aire de mala calidad es evidente, mientras el secretario de Salud, José Narro Robles, aún piensa si entrará al grupo de funcionarios que atiende el problema, cuando sí es un problema de salud pública. Las consecuencias de estar expuestos a la contaminación son constantes enfermedades respiratorias de quienes aquí habitamos; infecciones asociadas a inflamación de vías respiratorias, crisis asmáticas, depresión del sistema inmune y riesgos para enfermos de EPOC, que según médicos expertos ocasiona respirar partículas de ozono como las que causan las contingencias.

¿Cuándo se actualizará la cifra de muertos directamente ligados al aumento de la contaminación? Hasta ahora se habla de 22 mil muertes en el país por esa causa; ¿cuántas de esas ocurren en el Valle de México? Porque ayer especialistas alertaban que, con los actuales niveles de ozono, esa cifra aumentaría hasta 18% este año, es decir casi 4 mil muertes más por contaminación.

Pero eso sí, mientras no pueden frenar la contaminación, miles de millones de pesos se gastan hoy en campañas políticas en buena parte del país. Aquí mismo, en la Ciudad de México, nuestros impuestos costean una elección de “candidatos al Constituyente”, que nos vende la falaz ilusión de que “los capitalinos vamos a construir la ciudad que queremos”. ¿La ciudad que queremos es una en permanente contingencia y contaminada?, ¿tener una Constitución local resolverá ese y otros problemas que tenemos en ésta que hoy es, dolorosamente, la región menos transparente?

De las lecciones que dejarán los procesos locales en marcha es que las llamadas campañas negras o guerra sucia, práctica cada vez más común en la lucha electoral en México, no siempre surte el efecto deseado, sobre todo si se utiliza como recurso desesperado y lo que se denuncia para denostar o desprestigiar a un adversario, resulta no estar sustentado.
25 Abril 2016 04:00:48
El trato que Elba rechazó
Hace unos meses, cuando la presión mediática y política crecía por la negativa de un tribunal unitario de otorgarle el beneficio de la prisión domiciliaria a Elba Esther Gordillo, con el argumento de que no tenía 70 años cuando se le detuvo (febrero de 2013), el Gobierno federal envió un mensajero a hablar con la maestra. En la habitación del hospital, habilitada como celda, donde está recluida, el enviado de la Secretaría de Gobernación propuso un trato: “Que se declare culpable del delito más grave que se le imputa, lavado de dinero, y en ese momento se le otorga el beneficio”.

Gordillo escuchó la petición acompañada de sus abogados y después de unos segundos dijo: “No, seguiremos por las vías judiciales porque es nuestro derecho y porque vamos a probar mi inocencia”, respondió la maestra atendida por deficiencia renal que la tiene bajo supervisión médica constante. El mensajero del Gobierno todavía pidió que lo pensara, que se podía acelerar la respuesta a su petición para que obtuviera un beneficio que la ley otorga a personas mayores de 70 años. “Declárese culpable en ese delito y el tema se resuelve”, insistió. Pero la exlíder magisterial y sus abogados reiteraron su negativa tajante.

Semanas después de aquel mensaje, en febrero de este año, el abogado de Elba Esther, Marco Antonio del Toro, interpuso demanda de amparo indirecto contra la resolución de un juez federal y un tribunal unitario en materia penal, que en 2015 negaron en dos ocasiones la prisión domiciliaria. Por esas fechas, el defensor aseguraba que era cuestión de “dos semanas” para que el amparo se consolidara y hubiera una resolución favorable a su cliente.

Pasaron las dos semanas y no ha habido nada para Gordillo Morales. En su círculo cercano se afirma que “de un momento a otro saldrá la resolución de la prisión domiciliaria” y adelantan que la maestra quedaría recluida en su departamento de Polanco. Cuando se les pregunta por qué rechazó el ofrecimiento de acuerdo que le hacía el Gobierno para acelerar el trámite, responden que “más que la prisión domiciliaria, lo que ella quiere es que se le declare inocente, por la falta de pruebas del Gobierno en delitos que la acusaron. Y no parará hasta que lo logre”.

También refieren que “Elba Esther ya no confía en la palabra del Presidente”. La última vez que la maestra hizo un acuerdo con Enrique Peña Nieto fue antes de que la detuvieran sorpresivamente el 26 de febrero de 2013. Según sus más cercanos, Gordillo y Peña habían acordado un cambio “pactado” de dirigencia en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Ella había aceptado hacerse a un lado y que una nueva dirigencia dialogara con el Gobierno sobre la reforma educativa, luego de que el Presidente le dijera abiertamente: “Necesito hacer algo con usted”.

Pero a pesar de ese acuerdo, se libró la orden de aprehensión por desvío de recursos del sindicato y lavado de dinero que motivó su detención en el aeropuerto de Toluca cuando aterrizaba en el jet del SNTE procedente de San Diego. Por eso, cuando la mujer de la Policía Ministerial subió a la aeronave y le dijo: “Señora Elba Esther Gordillo, está usted detenida. Tengo orden de aprehensión en su contra”, la maestra se resistía y repetía una y otra vez: “No, estás mal. Eso no era así. Ese no era el acuerdo. Hable con su jefe. Teníamos un acuerdo”. Y ahora que le ofrecieron un nuevo “acuerdo” desde el gobierno peñista, la otrora poderosa dirigente sindical les contestó: “Gracias, pero no”.

NOTAS INDISCRETAS… El informe final del GIEI llegó sin sorpresas, pero con una dedicatoria adelantada. Las 8 columnas del New York Times el sábado pasado, en las que el panel de expertos de la CIDH acusa al Gobierno mexicano de “obstruir sus investigaciones” sobre los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, fue el colofón de una ruptura total que no tiene vuelta atrás. Y se confirmó el domingo con las conclusiones del grupo que el 30 de abril termina su “colaboración” con el Gobierno. La pregunta es si en esa fecha también termina el enfrentamiento. Da la impresión de que no. El pleito seguirá y crecerá con el aparato internacional cuestionando las investigaciones y la deficiente justicia y derechos humanos en México… Ayer se realizó el primer debate oficial entre los candidatos al Gobierno de Tlaxcala. En el Teatro Xicoténcatl la confrontación entre los abanderados de todos los partidos que nos invitaron a moderar, confirmó la intensidad con que se viven las campañas en esta entidad que el próximo 5 de junio elige gobernador, ayuntamientos y Congreso local… Los dados abren con Escalera. La semana promete.
21 Marzo 2016 04:08:19
Nestora, libre: verdades y mentiras de ‘La Comandanta’ (I)
Apenas salió de la cárcel, el pasado viernes, vestida con un traje verde olivo, maquillada, perfectamente peinada y gritando: “¡Soy libre, compañeros!”, mientras saltaba como “rockstar” en un “performance” luego de que le quitaron unas esposas falsas, Nestora Salgado García, comandante de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero, empuñó un rifle con mira telescópica y anunció que recorrerá el país “en defensa de otros presos políticos” para los que buscará su liberación, tal como la que ella obtuvo, al ser exonerada por los jueces, luego de meses de intensa presión nacional e internacional de organizaciones civiles y de derechos humanos, que generaron un movimiento mediático a su favor.

Pero, ¿qué hay detrás de la historia de esta joven mexicanoamericana que se ha convertido en un símbolo para grupos radicales y de autodefensa que la consideran víctima de acusaciones políticas? A Nestora Salgado la detuvieron en agosto de 2013 por denuncias de varias familias de la región de Olinalá, que aseguraban que se había llevado arbitrariamente a sus hijas e hijos, varias de ellas menores de edad, y esposos, a los que mantenía retenidos por varias semanas con el pretexto de que iban a ser “reeducados” –cualquier cosa que eso signifique– y a los que, para liberar y devolver a sus familiares, pedía pagos que iban de los 5 mil a los 20 mil pesos, según las declaraciones de al menos cuatro testigos, cuyos testimonios figuran en la averiguación previa DGPA/136/2013.

Tras ser detenida por elementos del Ejército Mexicano y de la Secretaría de Marina, el 21 de agosto de 2013 a las 17:30 horas, a petición de la Fiscalía de Guerrero y con base en la orden de aprehensión dictada por un juez, las autoridades reportaron haber encontrado, entre el 22 y el 23 de agosto, encerrados en las “casas de justicia” de la policía comunitaria de Olinalá, al menos a 42 víctimas, además de que en las denuncias en su contra, hechas por familiares, se menciona a cuatro mujeres menores de edad de 11, 13 y 17 años, y a cinco jóvenes más que llevaban semanas y meses retenidos para ser sometidos a “procesos de reeducación”. Algunas de las víctimas, especialmente las menores de edad, testificaron haber sido sometidas a labores de trabajos forzados, como labores en tierras y campos –propiedad de algunos miembros de la policía comunitaria– e incluso a “tocamientos” e “insinuaciones” por parte de elementos de esa organización.

En las denuncias contenidas en la averiguación previa DGPA/136/2013, de la que tiene copia esta columna, se menciona a 10 denunciantes, además de cuatro testigos. Todos ellos declaran haber recibido llamadas telefónicas de Nestora Salgado, o a nombre de ella, o visitas y amenazas de grupos de policías comunitarios que actuaban en su nombre, en los que les pedían cantidades de entre 5 mil y 20 mil pesos, o en un caso 30 cabezas de ganado a cambio de liberar a familiares de su detención para “reeducación”.

Cuando la detuvieron y la trasladaron a un penal en Acapulco, Nestora nunca mencionó en sus primeras declaraciones (según consta en documentos oficiales) dos cosas que después serían el argumento principal para su defensa y posterior liberación: primero que se hubieran violentado sus derechos humanos, y segundo que tuviera la nacionalidad norteamericana, lo que posteriormente dio pie a alegatos de fallas al debido proceso por no haber contado con asistencia consular. ¿Por qué, entonces, los jueces que la exoneraron, en primera instancia no encontraron “elementos” para acreditar los delitos que se le imputaban?

NOTAS INDISCRETAS… El periodista Enrique Rodríguez envió carta a esta columna sobre los señalamientos de actas administrativas abiertas en la Suprema Corte de Justicia en su contra por acoso sexual. “No existió ni existe ninguna denuncia hacia mí, por acoso sexual”, afirma y señala que si hay procesos abiertos “no son sobre hechos propios imputables a mi persona”. Rodríguez, quien recientemente fue designado director de Comunicación Social de Profeco, asegura que, después de un año de haber entregado su cargo en la Corte, nunca fue llamado a comparecer por denuncias en su contra, luego de que él mismo pidió una investigación tras su renuncia. Sobre otros temas, como el que se haya encontrado droga en escritorios de colaboradores suyos, menciona que “será responsabilidad de los imputados responder a ellos”. Finalmente, el funcionario asegura haber sido objeto de “una campaña de insidias y calumnias” y reivindica que no tiene “impedimento legal alguno para laborar en institución pública o privada”… Los dados abren con Escalera. La semana promete.
14 Marzo 2016 03:00:47
Elecciones 2016: calientan motores para 2018
A dos semanas de que inicien formalmente las campañas de las elecciones en 13 estados del país, los partidos y sus candidatos se preparan para librar el próximo 5 de junio férreas batallas por el voto en las que no sólo estarán en juego los poderes locales –12 comicios de gobernador y 13 de ayuntamientos y congresos locales–, sino que además los resultados de estas votaciones se convertirán en referente inmediato para medir cómo llega cada fuerza política a la sucesión presidencial del 2018.

Cada partido traza sus estrategias y sus metas. A nivel nacional, la votación favorece al PRI, que actualmente gobierna en nueve de las 12 gubernaturas en disputa y busca refrendar, según la meta de su dirigente nacional Manlio Fabio Beltrones, el mismo número de triunfos en los estados que votarán por gobernador. “9-3 es la meta que nos proponemos”, ha dicho Beltrones al hablar de nueve triunfos y tres posibles derrotas de su partido, como el estimado que arrojan sus encuestas y cálculos de prospectiva electoral.

Sin embargo, las cuentas del dirigente priista no son compartidas en el PAN, donde el equipo de estrategas de Ricardo Anaya calcula en estos momentos que su partido tiene posibilidades de alzarse con el triunfo en al menos cinco de las 12 gubernaturas en disputa, incluidas en las que van en alianza con el PRD. En la meta panista para el próximo 5 de junio están: Puebla, Veracruz, Tlaxcala, Durango y Quintana Roo.

En el caso poblano, las encuestas previas al arranque de la campaña acreditan una ventaja de su candidato Antonio Gali, exalcalde de Puebla, quien además cuenta con todo el apoyo del gobernador Rafael Moreno Valle. En Veracruz, con su candidato Miguel Ángel Yunes Linares que arranca con ligera desventaja de casi 4 puntos frente al priista Héctor Yunes Landa, el PAN cree que tras el desastroso gobierno de Javier Duarte, el voto de castigo les favorecerá en su alianza con el PRD. Tlaxcala es considerada como la “sorpresa” para el panismo por la fuerza de su candidata, la senadora Adriana Dávila, que arranca ganadora en todos los sondeos frente a un débil candidato priista y el desgaste del gobierno de Mariano González Zarur. En Durango, la popularidad de José Rosas Aispuro es la carta con la que, por segunda vez, el PAN intentará ganar el Gobierno estatal, mientras que en Quintana Roo, tras la división del PRI y los enredos del gobernador Roberto Borge, los estrategas blanquiazules ven el estado con posibilidades de terminar con el dominio priista.

Por lo que se refiere al PRD, su apuesta principal está en Oaxaca, el único estado donde tienen un candidato fuerte, José Antonio Estefan Garfias, en la alianza con el PAN, mientras que en Zacatecas, todo apunta a que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación echará abajo los dos procesos que postularon como candidatos a Rafael Flores y a Pedro de León, y obligará al CEN perredista a reponer todo el procedimiento en una disputa que ya mermó cualquier posibilidad en la alianza opositora en los comicios zacatecanos. En el resto de las entidades donde van el alianza, el cálculo perredista es más bien sumarse a la fuerza del PAN, mientras que en donde van solos su papel será prácticamente testimonial.

Los otros dos fenómenos a seguir en estos comicios locales serán: primero las candidaturas independientes, que vienen con cierta fuerza en Chihuahua, con el empresario José Luis Barraza por la gubernatura y el comunicador Armando Cabadas por la alcaldía de Ciudad Juárez, y en Veracruz con Juan Bueno Torio. Y segundo la emergencia de Morena en varios estados como Oaxaca, Veracruz, Puebla y Quintana Roo, donde si bien los candidatos del lopezobradorismo a la gubernatura no tienen posibilidades de ganar, sí obtendrán entre 10 y 12% de los votos, lo que los convertirá en una fuerza importante en esos estados con presencia en el Congreso local.

Estamos pues en el preámbulo de las campañas electorales locales que serán el ensayo previo al 2018. Y cada partido empieza a calentar el músculo.

NOTAS INDISCRETAS… “En el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación damos vuelta a la página y no nos enganchamos con personajes y resoluciones que ya pasaron y mucho menos en discusiones sobre reuniones inexistentes y fantasiosas”, dice una declaración conjunta de los magistrados que forman el máximo órgano comicial del país que preside el magistrado Constancio Carrasco Daza. ¿Quedó claro el destinatario?...Los dados abren con Escalera Doble. Bien inicia la Semana.

12 Marzo 2016 05:08:42
PRI 2018: Osorio avanza; Videgaray no se rinde
El inédito banderazo público que esta semana dio el presidente Enrique Peña Nieto a los priistas que aspiran a la candidatura presidencial del PRI no hizo sino confirmar hacia fuera la instrucción que en corto ya había dado el Mandatario a los suspirantes de su partido: “Todos muévanse con todo”, les había dicho Peña a los políticos de su gabinete y su partido que tuvieran intenciones en la lucha sucesoria.

Pero al hacerlo público, en las recientes entrevistas que concedió, el inquilino de Los Pinos no sólo abre la baraja y da carta de normalización a la adelantada sucesión presidencial, sino que además confirma la imperiosa y urgente necesidad que tiene el partido gobernante de hacer crecer sus incipientes y atrasados prospectos para 2018, ante el avance consistente de aspirantes de la oposición.

Porque hasta ahora sólo un priista ha logrado despuntar en las encuestas presidenciales, el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, y tener un solo aspirante competitivo –a dos años y meses de la elección presidencial– es un problema y un riesgo para el Presidente y el PRI, que por un lado no pueden depender de un solo hombre, que además ocupa en el Gabinete una posición de alto riesgo como responsable de la estrategia de seguridad, y por el otro, tampoco puede parecer que el grupo gobernante no ha sido capaz de consolidar perfiles y cuadros políticos firmes y atractivos para el electorado.

De ahí que la intención del Presidente, al dar luz verde a la ya adelantada carrera sucesoria, sea mostrar por un lado que no le preocupa que a la mitad de su sexenio la lucha por sucederlo ya sea abierta, y por el otro dejar que los aspirantes del PRI corran libres de trabas, frenos, y de favoritismos o vetos que limiten sus posibilidades de crecimiento. Eso sí, Peña Nieto les pone a los que se consideren “precandidatos” en el viejo partido, una vara alta si es que quieren tener posibilidades reales: “trayectoria, un buen de-sempeño de su responsabilidad y que sean candidatos altamente competitivos”.

Osorio, solo en la punta. Y hasta ahora no hay muchos priistas que encajen en la descripción del Presidente. El más aventajado según las encuestas, Osorio Chong, quizás sea también el que hasta ahora más se ajuste a los requerimientos de Peña Nieto. Trayectoria la tiene el exgobernador de Hidalgo y exdiputado federal que también coordinó la pasada campaña, aunque su desempeño, si bien tuvo algunos aciertos recientes, como la recaptura de Joaquín Guzmán Loera, y los índices de inseguridad a la baja que presume el Gobierno en delitos como el secuestro, homicidio violento y extorsión, también hay grandes pendientes en la actuación del encargado de la gobernabilidad interna, si se valora lo que sucede en estos momentos en Veracruz, Guerrero, Michoacán o Tamaulipas, estados donde la inestabilidad social y política, sumada a fenómenos crónicos de inseguridad y violencia, recaen en buena parte en el ámbito de la seguridad interna de la que es responsable el titular de Gobernación.

Con todo, nadie puede negar que Miguel Osorio es hoy el priista más cotizado en las encuestas. Le sigue a una distancia prudente de 10 a 12 puntos, el dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones. Si el banderazo de Peña Nieto es realmente abierto y no se limita al grupo cercano del Presidente, Beltrones tendría sin duda la trayectoria y formación más sólidas de todos los suspirantes priistas. El exgobernador, operador político consumado y exlíder parlamentario en las dos cámaras del Congreso, es sin duda el político más avanzado de la baraja tricolor; pero en su contra pesarían dos cosas: sus negativos, que siguen apareciendo en las encuestas –a pesar de que han podido probar señalamientos y acusaciones hechas cuando se enfrentó al entonces presidente Ernesto Zedillo– y el no ser parte del grupo mexiquense que, en teoría, llevaría mano en la sucesión presidencial.

EN el caso de Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda, y de su antiguo pupilo y ahora rival, el secretario de Educación, Aurelio Nuño. Nadie duda que Videgaray es el hombre con más poder en el Gabinete federal y el más cercano en la confianza del presidente Peña Nieto.

Pero eso no le ha servido, hasta ahora, para figurar como un aspirante real en la sucesión, y a su conocida soberbia y antipatía personal se han sumado los negativos que le provocó primero su repudiada reforma fiscal, luego el magro crecimiento económico de los primeros tres años de la administración, y ahora los millonarios recortes al gasto provocados por la crisis petrolera y el inestable entorno internacional. Todo eso ha hecho que muchos analistas y observadores, por no hablar del votante común, vean descartado al poderoso e influyente secretario de Hacienda.

Pero, contra todos los pronósticos, Videgaray no se arredra y en el ánimo del secretario aún está hacer “un último intento” por buscar la nominación presidencial del PRI. Don Luis prepara cambios y ajustes en su equipo de estrategas y voceros, a quienes ha confiado que en los meses por venir se va a jugar su resto para saber si aún puede crecer en la carrera sucesoria. La apuesta de Videgaray es, si le funciona, meterse a la pelea con Osorio y Beltrones, y si la jugada, con todo y su resto en la mesa le resulta fallida, buscar entonces sí la Gubernatura del Estado de México, para la que también se le ha mencionado.
05 Marzo 2016 05:06:57
¿‘El Chapo’ pactó en México y se paseaba en EU?
Justo cuando el Gobierno de Enrique Peña Nieto acelera la extradición de Joaquín Guzmán Loera –que podría ocurrir este mes– una bomba amenaza con complicar ese proceso tanto a las autoridades mexicanas como a las de Estados Unidos. Las declaraciones de la hija mayor del “Chapo” Guzmán, Rosa Isela Guzmán Ortiz, al diario inglés The Guardian, en las que acusa la existencia de “un pacto con el Gobierno”, según el cual el capo entregó dinero a campañas políticas para no ser molestado, además de “un acuerdo” para su fuga del penal del Altiplano, remiten obligadamente a dos preguntas que el Gobierno de Peña no ha podido o no ha querido responder: ¿Quién pactó con el “Chapo”? y ¿quién lo ayudó a escapar?

Porque la hija del narcotraficante habla de “cheques entregados (por su padre) a la campaña de un político” y amaga con hacer públicos esos documentos, lo que exhibiría la inacción del Gobierno de Peña Nieto contra la red de complicidad política que protegió al “Chapo”; pero al mismo tiempo, la joven empresaria radicada en EU, donde fue entrevistada, revela que durante los 6 meses que estuvo prófugo, después de fugarse del penal de máxima seguridad, Joaquín Guzmán habría entrado a territorio estadunidense, al menos en dos ocasiones durante el 2015, y hasta se dio el lujo de comprar una propiedad en California cuando se suponía que era “el delincuente más buscado por la DEA”.

“Mi papá depositó el dinero en una cuenta de un banco a través de un abogado y, un tiempo después, vino a ver la casa (en California), su casa. Vino dos veces (en 2015)”, asegura Rosa Isela Guzmán, en una afirmación que cuestiona y pone en entredicho todo el discurso de la DEA y de todas las agencias de seguridad e inteligencia del Gobierno de los EU, que decía “buscar en todo el mundo al Chapo” y que ahora presiona para que México se lo envíe extraditado, cuando entró en dos ocasiones a su territorio, según su hija, y hasta compró una propiedad sin que nadie en la administración Obama se enterara.

Así de graves y fuertes son las afirmaciones de la hija mayor de Joaquín Guzmán Loera, tanto, que golpean a los gobiernos de los dos lados de la frontera. En México porque la administración Peña Nieto tendría que explicar por qué en todo este tiempo no ha podido o no ha querido documentar y actuar contra los políticos con los que “El Chapo” tenía pactos y a los que financiaba a cambio de protección, además del “acuerdo” que le permitió fugarse de un penal de máxima seguridad sin que nadie se enterara. Y en los Estados Unidos, porque las exigencias con las que Washington y sus agencias de seguridad han presionado y cuestionado a México por la cabeza de este tipo de narcotraficantes –siempre con un aire de superioridad “moral”– quedarían burdamente exhibidas, si es verdad que Guzmán Loera se burló de todos los sistemas de inteligencia y seguridad del país más poderoso del mundo y entraba y salía a placer del territorio estadunidense.

¿De qué lado de la frontera responderán primero a los dichos de la hija del “Chapo” que desnudan y exhiben incapacidad o corrupción en los dos gobiernos? ¿Quién va a tirar la primera piedra?

NOTAS INDISCRETAS… El agarrón de esta semana entre el secretario de Comunicaciones federal, Gerardo Ruiz Esparza, y el secretario de Desarrollo Económico del DF, Salomón Chertorivsky, da una idea de lo atorado que está el tema de los terrenos del actual aeropuerto capitalino. Chertorivsky fue directo al advertir –con toda la línea de Mancera– que el Gobierno de la Ciudad de México “defenderá con todo la preminencia del destino de esos terrenos” una vez que sean desocupados, porque en esa zona, dijo Salomón, “está el futuro urbano de la ciudad”. La respuesta de Ruiz Esparza fue que “los terrenos son federales” y que cuando se desocupen para lo que “falta mucho tiempo” (8 o 9 años) se tomará una decisión coordinada con el Gobierno capitalino, según propuesta que preparan la SCT y la Sedatu a cargo de Rosario Robles. Pero para que no quedará duda, Chertorivsky insistió: “una vez que el terreno quede libre al propietario (Gobierno federal) se le deberá tratar como a cualquier otro particular que desea hacer una remodelación o construcción en su casa”, es decir, con los permisos y usos de suelo que la ciudad determina y otorga. El agarrón seguirá. ¿Quién gana este round?...

El director del IMSS, Mikel Arriola, tuvo su primera Reunión Nacional con los delegados de esa institución en el complejo de San Jerónimo. Al clausurar ayer esa reunión, el funcionario leyó las prioridades para el Seguro Social en los estados y a nivel nacional: mejorar la atención médica, reducir el déficit y simplificar trabajadores y patrones. Pidió a los delegados impulsar la agenda presidencial contra la pobreza mediante una alimentación sana, variada y suficiente en guarderías y clínicas rurales, además de acelerar la afiliación de estudiantes y difundir entre trabajadores el derecho al ahorro para el retiro e incapacidades por accidente y enfermedad. Vaya agenda la que se propone... Los dados cierran con Escalera. Semana de altibajos.
06 Febrero 2016 05:06:32
¿Peña cambió a Moreira por ‘El Chapo’?
La versión corre desde hace días en columnas y círculos políticos y parece tener asidero en los hechos recientes. Primero, el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se decía dispuesto a extraditar a Joaquín “El Chapo” Guzmán a Estados Unidos, pero aclaraba que lo haría “dentro de los tiempos legales y procedimientos”. Y esos tiempos legales eran, a decir de la procuradora Arely Gómez y de sus colaboradores, “por lo menos en un año”. Y de pronto, el año como mínimo se volvió apenas unos meses, y el Presidente le ordenó públicamente a la PGR “acelerar el procedimiento de extradición… lo más pronto posible”, y ya hay versiones de que “El Chapo” será extraditado en marzo próximo y entregado al Gobierno estadunidense.

¿Qué cambió o que ocurrió en el ínter entre la extradición que llevaría un año y la orden presidencial de hacerlo “lo más pronto posible”? La detención en España de Humberto Moreira habría hecho al Gobierno mexicano modificar los “tiempos legales” y ordenar un proceso “fast track” de extradición. A Moreira lo detuvieron el 16 de enero de manera sorpresiva acusado de “blanqueo de capitales, cohecho y organización criminal”. Seis días después, el 22 de enero, Peña Nieto ordenó la aceleración del proceso de extradición de “El Chapo” desde Davos. Ese mismo día, apenas unas horas después del Presidente, desde Suiza, Moreira era liberado de la cárcel “con restricciones” por el juez español Santiago Pedraz y abandonaba la prisión de Soto del Real.

¿Fue todo una afortunada casualidad o coincidencia? Dicen que no existen las casualidades en política y la intervención del Gobierno de México en la liberación de Moreira pareció confirmarse no sólo con la entrega de los expedientes de la PGR que exoneraban al exgobernador de Coahuila y que fueron clave en el alegato de inocencia de la defensa y en la decisión exculpatoria del juez Pedraza, sino también con la orden presidencial hecha pública para que se acortaran los tiempos para la entrega de Joaquín Guzmán Loera a Estados Unidos. Es decir, habría habido canje de fichas entre Los Pinos y la Casa Blanca, y el intermediario sólo fue el Gobierno español.

Porque al final nadie entendió, ni en México ni en España, por qué la fiera Fiscalía Anticorrupción, que una semana antes había detenido a Humberto Moreira con lujo de fuerza y hasta con un desplante de burla al Presidente mexicano en su mensaje #misióncumplida, de pronto se desvaneció y ni siquiera recurrió el fallo del juez, dejando vencer el plazo legal para hacerlo, cuando habían lanzado acusaciones tan fuertes contra el político mexicano al que, tanto en la Audiencia como en filtraciones a la prensa española, acusaron de “estar vinculado con los Zetas”.

Luego vino el viaje apresurado de regreso de Moreira y su llegada triunfal a territorio mexicano, donde el exgobernador es invitado a cuanto programa de radio y televisión para “lavarse la cara” y decir que no guarda rencores, que todo fue “una lección de vida y de política” y que está listo para regresar a la actividad política. “Porque lo llevo en la sangre”, dijo. Y en medio de la “redención” del exgobernador que dejó en la quiebra a su estado con una deuda de 33 mil millones de pesos están las señales políticas inequívocas: primero el líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones (que nunca quiso a Moreira), esquiva el bulto tras su detención y dice que “hay que esperar”, y un par de días después cambia notoriamente su discurso y le ofrece al exlíder preso “ayuda si nos la pide”.

Ese gesto de Beltrones, que parece obedecer a un cambio de línea desde Los Pinos, donde deciden ir al rescate del amigo en desgracia en España, es puntualmente registrado y agradecido por el propio Moreira en su apurado regreso a México cuando dice en varias entrevistas que “le agradezco al dirigente de mi partido las expresiones y comentarios que tuvo hacia mi persona”.

Al final Moreira no sólo está libre y ayer fue nuevamente exonerado por la PGR, cuya titular, Arely Gómez, volvió a declarar que las investigaciones que se hicieron sobre el exgobernador de Coahuila “están cerradas” y que todas “terminaron en ejercicio de la acción penal y no fueron impugnadas”. Es la misma procuradora que ahora trabaja a marchas forzadas con su equipo de subprocuradores y abogados para “acelerar” la extradición de “El Chapo” y cumplir así con la orden presidencial “lo más pronto posible”. En España ya ni chistaron por la salida de Moreira, en la Casa Blanca ya dejaron de presionar por una extradición que saben que está próxima y en Los Pinos sólo piensan en la recepción al papa Francisco y en cómo le harán para estrenar el lujoso y ostentoso avión presidencial. Y así, como en los cuentos de hadas, se cierra el ciclo y todos contentos. Sólo hay que esperar para ver en cuánto tiempo se va Joaquín Guzmán a Estados Unidos. Y que cada quien saque sus conclusiones.

Notas indiscretas… Luego de varios recortes y ajustes internos, la dirección de TV Azteca, a cargo de Benjamín Salinas Sada, empezó a delinear una nueva apuesta de contenidos televisivos que buscan elevar la calidad y la competitividad de la televisora del Ajusco. Bajo la lógica de que el “contenido es el rey”, la apuesta de Salinas Sada comenzará con la producción de un nuevo programa que ha roto récords de audiencia en países como España, Alemania, Italia, Brasil, China y Estados Unidos. Se trata de la versión para México de Still Standing, un programa de concurso de la empresa Armoza, con la que Azteca firmó un convenio para estrenarlo en 2016. A eso se suma la apuesta por documentales propios de Azteca Opinión, como el de Manuel J. Clouthier Maquío, que ayer se transmitió por Azteca 13, en el que narra la historia de este político emblemático de la democratización del país, con una excelente investigación y calidad narrativa. El documental puede verse también la página de TV Azteca y en varias repeticiones a lo largo de la semana. Veremos si con la apuesta de nuevos contenidos, la televisora del Ajusco reafirma su competitividad en momentos de cambio profundo en la televisión mexicana… Se detienen los dados. Doble Escalera.
30 Enero 2016 05:06:29
Videgaray y sus gobernadores
Al secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, le va tan bien en la política, pero tan mal en la economía, que en los círculos de la grilla ya se escucha sobre él un comentario: “Como secretario de Hacienda, Luis es un excelente político”.

Y es que en momentos en que el dólar sigue en fuga y se acerca a los 20 pesos, y mientras la caída del petróleo ya ha puesto en emergencia a las finanzas públicas, Videgaray mantiene un forzado optimismo y no parece alarmarse mientras el nerviosismo se apodera de todos los sectores económicos; pero eso sí, el responsable de las finanzas públicas sigue acumulando poder político y confirma, con la designación de candidatos a gobernador en el PRI, que su condición de “hombre fuerte” del presidente Enrique Peña Nieto sigue intacta, a pesar de los pesares de los mexicanos.

Con la reciente designación del diputado Baltazar Hinojosa como candidato a la Gubernatura de Tamaulipas –que llega a la candidatura literalmente “en caballo de Hacienda” y con señalamientos de presuntos vínculos con la delincuencia organizada– Videgaray suma una posición más a su tablero de poder nacional. Si ya con el sufrido triunfo de Ignacio Peralta en Colima se había impuesto y, antes incluso con la llegada de Carlos Mendoza a la gubernatura de Baja California Sur colocó a un cercano, hoy nadie duda que el mayor peso político en el Gabinete lo tiene él.

La paradoja es que, a pesar de que se fortalece políticamente poniendo gobernadores, Luis Videgaray ya no pinta en las encuestas por la carrera presidencial. Con menos poder que él para poner candidatos, el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, sigue punteando entre los priistas que se mencionan para la candidatura presidencial.

Videgaray, mientras, parece haberse plegado en sus aspiraciones presidenciales, sabedor de que la situación económica y el daño que tuvo su imagen por la cuestionada reforma fiscal ya no le alcanzarían para 2018, lo que no significa que no opere políticamente.

En círculos cercanos al titular de Hacienda se dice que ya hay operadores suyos en el Estado de México, en una estrategia que buscaría construir las condiciones para ser el candidato a la Gubernatura en 2017. Desde Toluca, donde ya cogobernó como poderoso secretario de Finanzas de Peña Nieto, Videgaray se convertiría no sólo en gobernador con más recursos y sede del grupo gobernante, sino que también sería un factor real de poder para influir en la sucesión presidencial del PRI.

Así que tal vez la economía no marche muy bien, la turbulencia financiera externa, con su incertidumbre, nos ahoga en lo interno y sus números de crecimiento no sean los mejores, al grado que la economía sea en estos momentos el talón de Aquiles del presidente Peña Nieto, pero que nadie distraiga al secretario de Hacienda, que está jugando a la política. De las finanzas que se ocupe Carstens.

Arranca batalla por la CDMX. Apenas se estrenó constitucionalmente la nueva Ciudad de México y ya comienza la batalla política por saber quién gobernará esta nueva entidad federativa. Una encuesta reciente atribuida al Cisen mide cómo están en estos momentos las fuerzas políticas y los aspirantes a la Jefatura de Gobierno en 2018. El sondeo, levantado del 14 al 16 de enero, con mil 725 cuestionarios a capitalinos, tiene un margen de error de +-4% y nivel de confianza de 95%.

La primerA pregunta que plantea es ¿por cuál partido votaría usted si en este momento fuera la elección de presidente de la República? Y el resultado favorece con mucho a Morena, con 25%, seguido del PRD con 18.6%, el PAN con 11% y el PRI con 10%. Después aparecen el PVEM con 4% y Movimiento Ciudadano con 2.6%. Pero cuando preguntan por un candidato independiente para la Ciudad de México, el porcentaje a favor es de 7.4%. Los indecisos son el 11% y el partido con los mayores negativos (no votaría) es el PRI con 29%.

Luego vienen las preguntas sobre los aspirantes a jefe de Gobierno de la ciudad. Cuando se pregunta sólo a simpatizantes de Morena quién sería el mejor candidato, Ricardo Monreal encabeza con 23%, seguido de Martí Batres con 14.7%, Claudia Sheinbaum con 10% y Clara Brugada con 7%. Si la pregunta es para simpatizantes del PRD adelante aparece Alejandra Barrales con 17%, Dolores Padierna con 11%, Dione Anguiano con 8%, Jesús Zambrano con 5% y Salomón Chertorivski con 5%. En el caso del PAN, sus militantes prefieren a Xóchitl Gálvez con 22.9%, seguida de Gabriela Cuevas con 13%, Christian Von Roehrich 10% y Jorge Romero 8%. Y finalmente entre simpatizantes del PRI la que puntea es Rosario Robles, con 18%, aunque no es priista, Adrián Rubalcava con 12% y Aurelio Nuño, que con todo y aparecer todos los días en la televisión y los medios, sólo tiene 8% de simpatías entre priistas.

A la pregunta de ¿quién cree que sería el mejor candidato independiente para la Ciudad de México?, la encuesta del Cisen arroja arriba a Patricia Mercado con 19%, Salomón Chertorivski 16% y María Rojo 13%.

A población abierta, sin importar el partido político, en las preferencias para jefe de Gobierno aparecen como sigue: Ricardo Monreal 16%, Alejandra Barrales 12% y Xóchitl Gálvez 10 por ciento. Luego aparecen Patricia Mercado con 7%, Claudia Sheinbaum 6% y Salomón Chertorivski 4 por ciento.

Lo interesante de la encuesta, más allá del futurismo político, es que se convierte en un termómetro de cómo están las fuerzas en la Ciudad de México, de cara a la elección del próximo 5 de junio en la capital. En esa fecha, concurrente con las elecciones locales en 12 estados del país, se elegirá a la nueva Asamblea Constituyente que redactará la Constitución de la recién estrenada entidad federativa.

La batalla en las urnas será por las 60 posiciones de mayoría que serán claves para orientar la redacción de la Constitución capitalina, que se debate entre el conservadurismo que busca el PRI para limitar las facultades de la nueva entidad por ser sede de los Poderes federales y las corrientes más liberales de izquierda como Morena y PRD, que pugnan por equiparar en todo a la capital con el resto de los estados. ¿Quién se impondrá en la Asamblea Constituyente y qué cara tendrá la nueva Constitución? Eso es lo que está por definirse.
07 Diciembre 2015 04:00:41
Duarte: ¿mentiroso o confundido?
La versión del Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, de que el presidente Enrique Peña Nieto le confió a él la decisión de quién será el candidato a la Gubernatura por el PRI en los comicios del 2016 es falsa, afirmaron a esta columna fuentes tanto de Los Pinos como del CEN priista, que precisaron que lo único que le pidió Peña a Duarte en una breve plática que tuvieron durante una reciente visita al estado fue “hacerse responsable del proceso interno” para elegir al candidato en la idea de que no haya una ruptura entre los aspirantes que ponga en peligro al partido tricolor en una elección ya de por sí competida.

“Sólo lo responsabiliza del proceso para garantizar el triunfo, pero no de ser él quien elija al candidato”, dijo una fuente de la Presidencia consultada sobre las afirmaciones que el gobernador veracruzano hizo hace unos días a periodistas de Jalapa, con quienes se reunió en una comida informal.

Según Javier Duarte, el presidente Peña le dijo en esa conversación en su estado: “En el tema de la sucesión me dijo: ‘Javier, nunca me has fallado, pero ésta es la decisión más importante de tu vida, no te puedes equivocar´’, con lo cual me está dando la gran responsabilidad”.

La versión de los dichos de Duarte, enviada a esta columna desde el martes 1 de abril, cuando había ocurrido el encuentro entre el Mandatario y un grupo de columnistas veracruzanos, fue retomada el viernes pasado por el periodista Roberto Rock, quien es su columna Retrato Hereje, del viernes 4 de diciembre en estas mismas páginas, dijo haber confirmado con “dos testigos directos” de aquella reunión los comentarios que les hizo el Gobernador.

“Asentado todo lo anterior la pregunta elemental es por quién se inclinará Duarte para que sea su sucesor por dos años”, comenta Rock en su columna, en donde también menciona que el favorito del Gobernador sería el dirigente del PRI veracruzano, Alberto Silva Ramos, quien estuvo presente en la comida con los columnistas y quien “ha sido llevado de la mano por el Mandatario para ser alcalde, integrante del Gabinete, vocero, ahora diputado federal y también líder del PRI”.

Pero dos de las fuentes consultadas sobre la veracidad de las afirmaciones del Gobernador de Veracruz insisten en que no fue ese el sentido de la encomienda que Peña Nieto le hizo a Duarte.

“Lo que le pide es cuidar el proceso si quería ser elegible. De lo contrario tendría que salir de la contienda”, dijo una de las fuentes que refutó las afirmaciones del Mandatario veracruzano.

“El Presidente dice que no es cierto”, insistió la otra fuente a la que se le preguntó.

La pregunta es ante qué estamos con las aseveraciones de Javier Duarte, quien incluso presumió a los columnistas veracruzanos que él es “el único amigo veracruzano que tiene el Presidente” y les dijo: “El Presidente me tiene una estima que la siento en los hechos. Nunca he tenido un ‘no’.Todo lo que le he pedido siempre me ha dicho que sí”, lo cual atribuyó a que él fue el primer gobernador que destapó a Peña Nieto en El Tajín en septiembre de 2011 cuando era gobernador del Estado de México.

¿Será confusión de Javier Duarte o será compulsión por mentir?. En todo caso no falta mucho para saber si, como se ufana el Gobernador, el Presidente lo dejará ser el único mandatario estatal que elija a su sucesor.

Ya se verá en la decisión que tome el PRI sobre quién será el candidato a la minigubernatura de dos años en Veracruz.

NOTAS INDISCRETAS…Resultados preliminares anoche con las cifras del conteo de votos en la Consulta Popular sobre el “Corredor Chapultepec” apuntaban a una derrota política para el Gobierno del DF y a un triunfo de los vecinos y partidos políticos que se opusieron al diseño elevado del proyecto. 62% habría votado por el “No”, contra 32% por el “Sí”, según conteos conocidos a las 8 de la noche, que arrojaban unos 13 mil 387 votos en contra frente a 7 mil 614 por a favor del diseño del GDF. De confirmarse hoy con los resultados oficiales, significa que habría ganado el “No” por 2 a 1 contra el “Sí”.

Y políticamente refuerza a partidos como Morena y el PAN, que promovieron el rechazo al proyecto original elevado, y que mostraron más fuerza y operación que las autoridades capitalinas.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
17 Noviembre 2015 04:00:13
México, ¿fuera de los Juegos Olímpicos?
Las fuertes discrepancias y la tensión que priva entre la Comisión Nacional del Deporte (Conade), el Comité Olímpico Mexicano (COM) y varias federaciones deportivas, que denuncian una injerencia política del Gobierno federal en su vida interna, han ocasionado un conflicto que ya llegó hasta el Comité Olímpico Internacional (COI), organismo que analiza presuntas violaciones del director de Conade, Alfredo Castillo, que ameritarían como sanción desde una fuerte amonestación, hasta prohibir a México participar como país en los Juegos Olímpicos de agosto de 2016 en Río de Janeiro. 

La determinación del COI, que podría darse este 20 de noviembre, se basaría en la orden que el organismo internacional dio a la Conade para que a más tardar en esa fecha reconozca a la nueva dirigencia de la Federación Mexicana de Baloncesto (FMB), a la que Castillo desconoció junto con su presidente Agustín Villa, a pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación falló a favor de ese organismo en un litigio legal por la titularidad del basquetbol en nuestro país. 

A pesar del fallo de 2011 de la Corte, la Conade se niega a reconocer a la FMB, lo que motivó que la Federación Internacional de Basquetbol Américas llevara el caso a la Federación Internacional de Basquetbol (Fiba). Si la Conade no cumple la recomendación del COI en el plazo mencionado, México se arriesga, por primera vez en su historia de Juegos Olímpicos —iniciada en París 1900— a quedar fuera de la justa internacional y a que, en el mejor de los casos, una delegación de deportistas mexicanos pueda asistir a Río de Janeiro, pero desfilarían y competirían con la bandera del olimpismo internacional y no con la mexicana. 
Las tensiones entre la Conade y varias federaciones se recrudecieron desde que Castillo llegó al cargo el pasado 16 de abril. Entre los federativos se señala que, además de los estilos “prepotentes y autoritarios” del director de Conade, la confrontación se exacerbó por la presencia de Nelson Vargas, extitular del organismo y “superasesor” del mexiquense. 

“Aprovechando la ignorancia de Castillo, Nelson ha desatado una política de cacería y persecución contra las federaciones y contra el mismo Comité Olímpico Mexicano, con el que Vargas tiene viejos rencores porque cuando dirigió la Conade (2000-2006) pidió ser miembro permanente del COM, pero su solicitud fue rechazada por el organismo porque la comunidad deportiva no le veía los méritos ni trayectoria”, dice una fuente del COM, que pidió el anonimato. 

La política de Alfredo Castillo no sólo cuestiona y pretende imponer a directivos de federaciones, sino que se queja de que estos organismos no permiten decidir al Gobierno a pesar de los recursos que les otorga. Esto ha desatado ya conflictos con la Federación Mexicana de Luchas Asociadas, a cuya dirigencia desconoció la Conade desde agosto pasado y la acusó de no reportar recursos públicos que le entregan; la Federación Mexicana de Boxeo, que también denunció “persecución de la Conade”, que desconoce a sus directivos “porque tienen mucho tiempo”, y con la Federación Internacional de Natación a la que Castillo acusó de celebrar “contratos leoninos” e hizo que se revocara y cancelara el Campeonato Mundial de Natación otorgado a Guadalajara, por lo que México tuvo que pagar penalización a la Federación Internacional de Natación. 

El conflicto abierto entre el COM y las federaciones deportivas con la Conade ya escaló a nivel internacional e incluso llegó al Senado de la República, donde el presidente del olimpismo mexicano, Carlos Padilla Becerra, denunció “el estilo intolerante y prepotente de Alfredo Castillo”. ¿Hasta dónde llegará este conflicto? ¿Perderá México por primera vez en su historia su participación olímpica por los caprichos y estilos del polémico Castillo? Mañana seguiremos esta historia. 

NOTAS INDISCRETAS… “Los ciudadanos están hartos de los políticos que prometen y no cumplen”. Con esa frase el Gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, presentó el viernes su Plan Estatal de Desarrollo, un ambicioso proyecto de 5 ejes que se propone modernizar al estado con un nuevo modelo económico y aprovechar los beneficios que dejará la reforma energética. El Gobernador advirtió a sus colaboradores que se pudo equivocar al nombrarlos “pero no me equivocaré al removerlos”, y anunció una Fiscalía Anticorrupción en el estado. Ante tan ambiciosas propuestas y promesas los campechanos como Santo Tomás. Hasta no ver… Los dados mandan Serpiente. Caída libre. 

07 Septiembre 2015 03:00:55
¿Y dónde está Murillo?
Desaparecido de la escena desde hace 10 días que dejó su cargo en la Secretaría de Desarrollo Urbano, el exprocurador Jesús Murillo Karam es hoy el hombre sobre el que recaen la mayoría de señalamientos del Informe del Grupo de Expertos Independientes (GIEI) sobre la desaparición y muerte de los 43 normalistas de Aytozinapa. Las conclusiones de los expertos internacionales convocados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos refutan varias de las afirmaciones de la investigación que coordinó Murillo Karam desde la PGR y hacen añicos la pretendida “verdad histórica” del Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Tal vez Murillo sabía que los científicos y peritos contratados por la CIDH iban a exhibir su endeble investigación y por eso él mismo le pidió al presidente ser relevado de la Sedatu el pasado 27 de agosto, luego de que el Presidente lo sacó de la PGR donde, además de su célebre frase del #YAMECANSE, también sostuvo que los 43 normalistas habían sido detenidos solamente por la Policía de Iguala, que la razón de su detención fue porque “iban a interrumpir el acto de la presidenta del DIF municipal y esposa del alcalde”, y que tras ser entregados a sicarios del grupo de Guerreros Unidos, los 43 alumnos habían asesinados y luego incinerados “en una pira humana en el basurero de Cocula”.

Todas esas “verdades históricas” –como torpemente las calificó Murillo en aquella conferencia de noviembre del 2014– fueron ayer desmentidas, rechazadas y refutadas con pruebas científicas por los expertos del GIEI, que concluyeron, tras revisar las indagatorias de la PGR, declaraciones de testigos y detenidos, que en la detención de los jóvenes también participó la Policía Federal que al menos vigilaba el momento en que capturaron a los estudiantes; que también hubo personal militar del Ejército que estuvo al tanto del operativo; que la desaparición y muerte sí fue un acto de Estado, aunque hayan participado criminales en colaboración con autoridades; y, la más grave y que tira por tierra toda la credibilidad de la investigación oficial: que los 43 cuerpos de los jóvenes no pudieron ser incinerados en 16 horas como máximo en el basurero de Cocula porque no hay evidencias, huellas ni posibilidades científicas de que eso pudo haber ocurrido.

Al duro revés contra la versión oficial, se sumaron 10 recomendaciones que el grupo de expertos hizo al Gobierno, una de ellas, la más significativa, fue responder una premisa básica que nunca contestó la investigación de Murillo: ¿Cuál fue el móvil por el que desaparecieron y asesinaron de forma tan brutal a 43 jóvenes estudiantes? Y ahí la recomendación del GIEI es indagar si el móvil tuvo que ver “con el transporte de estupefacientes en camiones del estado de Guerrero,” algo que en esta columna le informamos desde el 15 de noviembre del 2014, con el título “¿Fue el móvil la goma de opio? (
http://www.eluniversalmas.com.mx/columnas/2014/11/109797.php) donde justamente plateamos que uno de los camiones secuestrados por los normalistas en la terminal de Iguala iba cargado con goma de opio que sería transportada a la ciudad de México y de ahí a la frontera con Estados Unidos, lo que pudo ser causa de la brutal agresión.

Ante el golpe a su credibilidad, la reacción del gobierno federal ayer fue inmediata. El mismo presidente Peña Nieto ordenó a la PGR asumir las conclusiones de los expertos internacionales e integrarlas a la investigación que formalmente no está cerrada. La PGR, y su titular Arely Gómez, aceptó también ipso facto ordenar nuevos peritajes que revisen los ya realizados y la oposición y organizaciones sociales exclamaron que el informe “desacredita al gobierno y pone en duda a las instituciones mexicanas”.

Y los que emergieron con nueva fuerza, envalentonados por el fallo de los expertos internacionales que les da en muchos sentidos la razón, fueron los padres de los normalistas, quienes ayer por la noche ya exigían un nuevo encuentro, cara a cara, con el presidente, después del que tuvieron el 29 de octubre del 2014 y que terminó en airados reclamos y regaños al Mandatario, según un video que los mismos padres filtraron de aquel encuentro privado.

Pero en la vorágine de reacciones y declaraciones hubo una voz que hasta anoche guardaba silencio: la de Jesús Murillo Karam que no ha salido a defender la versión que con tanta vehemencia presentó a los mexicanos hace apenas nueve meses y que muchos esperan para saber si el ex procurador tiene algo que decir: ¿Dónde estará don Jesús? ¿Acaso sigue tan cansado que no va a defender su investigación?
31 Agosto 2015 03:00:40
Tres años y no conocen la autocrítica
A punto de entrar a la segunda mitad de su sexenio, cuando mañana entregue al Congreso su Tercer Informe. El presidente Enrique Peña Nieto ha vivido, en tres años, un frenético ejercicio de Gobierno que se asemeja bastante a una montaña rusa: desde el arranque lento, en medio de cuestionamientos que dudaban de su capacidad, hasta alcanzar las alturas al negociar y operar en tiempo récord reformas que tocaron lo intocable y le cambiaron el rostro al país con un “Mexican Moment” reluciente y fugaz, para caer después estrepitosamente al fondo de la aprobación por minimizar la muerte de estudiantes y alojar la sospecha de corrupción en costosas mansiones que profundizaron el descenso, hasta un túnel de 1.5 kilómetros por donde se le fugó lo que quedaba de confianza.

En el medio sexenio de altibajos, donde entre el sube y baja Peña Nieto tuvo un claro remanso electoral que le permitió alcanzar una mayoría en el Congreso, sólo hay algo en lo que el Presidente y su equipo más cercano han sido congruentes, fehacientes y constantes: la ausencia total de autocrítica, una virtud de la que carece completamente este Gobierno, y que le impide —mientras el país navega entre las turbulencias externas y la desconfianza interna— que la autoexoneración, la ilegalidad y la complacencia con un Gabinete mediocre de colaboradores y amigos fallidos lo saquen a flote, ni siquiera con sus trascendentes reformas.

Al menos esa es la percepción hasta ahora cuando se analiza con detenimiento el discurso del jueves cuando el Presidente habló de un “cambio de rumbo para enfrentar los desafíos” y los graves problemas que enfrenta el país en la segunda mitad de su sexenio, y todo lo que nos ofrece es echarle “muchas ganas” junto con algunos cambios cosméticos en su Gabinete, que parecen más enfocados a 2018 que a sortear un 2016 que se avizora de grave crisis, y en lugar de cortar con lo que no ha funcionado, premia a cercanos cuestionados, mantiene a los que debieron irse y habilita a dos exquisitos y perfumados “presidenciables”.

¿Cómo va a cambiar el rumbo un capitán que navega exactamente con los mismos oficiales al mando, los mismos que no han podido ayudarlo a sortear las tormentas y más bien son responsables de que el barco se agite demasiado en aguas turbulentas?

Porque con los movimientos que anunció como una “redefinición” de Gobierno en el momento exacto “de llegar a la mitad”, el Presidente no hizo sino premiar a algunos de sus más cercanos -nótese el fortalecimiento de Luis Videgaray al entregarle a dos de los suyos, Meade y Nuño, el manejo completo del presupuesto social-, al tiempo que ratificó a otros de los secretarios cuya salida no sólo era esperada sino necesaria como los inexistentes titulares de Economía, Ildefonso Guajardo, o de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, el desgastado y golpeado secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, o titulares de áreas estratégicas que necesitaban refrescarse como Pemex y la Comisión Federal de Electricidad. El Presidente parece otra vez dispuesto a absorber todos los costos por los errores y omisiones de su equipo y seguir siendo el único pararrayos de la ineptitud de su Gabinete.

Así no hay ni “golpe de timón” ni “cambio de rumbo”. Sólo se confirma que el capitán seguirá en su soberbia y navegando con su misma tripulación, para llevarnos, en los tres años que restan, en la misma dirección y por aguas turbulentas. Y en esa decisión pueden pasar dos cosas: o amaina la tormenta y llegamos a puerto en el 2018 más o menos tranquilos, o el barco peñista se hunde y con él nos hundimos todos.

NOTAS INDISCRETAS…cÓmo han cambiado los tiempos. Antes los “destapes” políticos los hacían las figuras o hasta los santones de la política, hoy los hace hasta un cantante grupero. Al menos eso fue lo que pasó ayer en Ciudad Mante, Tamaulipas, donde en pleno festejo con sus simpatizantes, el diputado Alejandro Guevara fue destapado nada más y nada menos que por el cantante de la Banda Trakalosa, Edwin Luna, quien interrumpió el sonsonete de la banda para gritar: “Con diputados como éste qué vamos a estar batallando ¡Futuro gobernador!”. Guevara Cobo, quien viene de ser coordinador de Giras del presidente Peña Nieto, sólo subió al estrado para agradecer y decir a sus seguidores que lo vitoreaban al ritmo de banda que “seguirá trabajando por ellos”. No cabe duda que también los destapes cambian… Los dados abren con Serpiente. Mal comienza el lunes.
04 Agosto 2015 04:00:34
Mal de muchos…
En México, en plena capital de la República, un periodista es torturado y asesinado junto con cuatro mujeres; una ciudad entera, en la frontera con Estados Unidos, Reynosa, es paralizada y aterrorizada por bloqueos, balaceras y terror del narcotráfico; el peso mexicano de debilita cada vez más ante un dólar imparable que ni las reservas del Banco de México pueden contener, mientras los analistas privados ajustan a la baja el crecimiento del PIB para este año. Y qué dice de todo eso nuestro Presidente: que no nos preocupemos, porque aunque a los mexicanos no nos vaya tan bien como quisiéramos, “hay países peores”.

“No en los niveles lamentablemente que quisiéramos, no en el tamaño del crecimiento que hubiésemos querido llevar a esta fecha... (A) otras economías del mundo les ha ido peor, han enfrentado escenarios todavía más adversos”, afirmó ayer el Presidente para justificar que, por tercer año consecutivo en su gobierno, la economía del país crecerá menos de lo esperado, tal y como ayer lo pronosticaron los analistas del Banco de México que ajustaron, una vez más, a la baja la tasa de crecimiento para 2015, al mismo tiempo que previeron que el dólar, que ayer volvió a subir, seguirá encareciéndose.

El consuelo del Presidente contrastó no sólo con el panorama social en donde crecía la indignación por el asesinato del periodista Rubén Espinosa, mientras la CNDH elevaba a 15 el número de agresiones y asesinatos a la prensa en Veracruz, y en la ciudad de Reynosa, frontera con Estados Unidos, se reportaban por la tarde balaceras y bloqueos que tenían paralizada la ciudad y dificultaban el acceso al Puente Internacional Reynosa-Hidalgo; también ese optimismo presidencial que ayer veía al país en una “ruta de crecimiento”, que “proyecta confianza a nivel internacional”, chocó con lo que observaron los analistas del sector privado consultados por el Banxico.

Por primera vez en cuatro meses, los encuestados mencionaron que la incertidumbre cambiaria es uno de los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México, y señalaron que los problemas de inseguridad pública siguen siendo el principal factor, seguido de la debilidad del mercado externo y la plataforma de producción petrolera. Por todo eso, los analistas privados redujeron su expectativa de crecimiento de la economía de 2.60 a 2.55% para este año.

Pero nada de eso parece pesar en el discurso presidencial que prefiere ignorar lo que aquí pasa y mirar “lo mal” que están otros países y a “lo peor” que están sus economías. No importa que aquí el crecimiento económico no alcance y se ahonden las desigualdades sociales, como lo confirmó el último reporte del Coneval que documentó el crecimiento de más de 2 millones de pobres en lo que va del sexenio, donde la población en situación de pobreza aumentó de 53.3 millones a 55.3 millones de mexicanos, principalmente debido a la caída de los ingresos entre las familias del país. Esas son las dos pobrezas del gobierno de Peña Nieto: la de los pobres que aumentan y la pobreza de crecimiento.

NOTAS INDISCRETAS… La presión por que se esclarezca el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa y se haga justicia creció ayer con pronunciamientos y condenas de instancias internacionales. Por un lado, el Alto Comisionado de la ONU en Derechos Humanos consideró que si el crimen múltiple tuvo relación con la labor periodística de Espinosa, constituiría un “hecho gravísimo” que inhibiría el desarrollo del periodismo en México, al mismo tiempo que expresó su extrañeza de que el crimen se haya cometido justo en la capital del país. La Sociedad Interamericana de Prensa también se sumó al rechazo de este multihomicidio: “Condenamos el asesinato de Espinosa. Es un grave signo de la descomposición y violencia que afecta a México y a los periodistas en particular”, dijo Gustavo Mohme, presidente de la SIP. Las dos instituciones internacionales exigieron al Gobierno de México que vaya al fondo de las causas del asesinato y que no permita la impunidad de los asesinos…Faltan dos semanas de la elección interna del PAN y el candidato Javier Corral ya adelantó que impugnará el proceso por diversas irregularidades. Que Corral anticipe desde ahora una descalificación de la elección panista suena a derrota y confirma por qué muchos panistas se refieren al senador de Chihuahua con el curioso mote de “el AMLO del PAN”… Los dados repiten Serpiente. Mal tiro.
30 Julio 2015 04:00:54
Una terna para el PRI
Con todo el peso de la decisión sobre el “gran elector”, Enrique Peña Nieto, el nuevo dirigente nacional del PRI saldrá los próximos días de una terna de políticos que analizan en Los Pinos. La juventud para un “relevo generacional”, perfilado por Peña en su discurso al priismo, sería Aurelio Nuño Mayer, jefe de la Oficina de la Presidencia; la opción de la experiencia política dentro del grupo peñista, sería la de Jesús Murillo Karam, secretario del Gabinete; la opción intermedia y de los estados, sería el Gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez; y la opción de la militancia y el liderazgo priista sería la de Manlio Fabio Beltrones.

En el caso de Aurelio Nuño, su nombre es asociado al mensaje de Peña en el Consejo Político. Frases como “nuestro partido necesariamente tiene que renovarse” y “es momento de que el PRI regrese a universidades, que despierte nuevamente el ánimo de la juventud”, hicieron que algunos leyeran un inminente arribo de un dirigente joven al priismo y el influyente jefe de la Oficina presidencial saltó a la palestra. “El Presidente lo quiere hacer un jugador importante”, dicen en el Gabinete, donde ven a Nuño como el perfil para renovar a un priismo cuyos votantes envejecen cada vez más y acercarlo al voto joven, hoy antipriista.

Sin embargo, contra el joven Aurelio pesa la inexperiencia partidista; en su trayectoria sólo aparece una vicecoordinación de Planeación en la fracción del PRI en el Senado y la asesoría del diputado Videgaray en la Comisión de Presupuesto de San Lázaro. Y aunque aparece como “miembro del PRI”, a Nuño no se le conoce militancia activa ni carrera partidista. Hay grupos que lo ven como un “líder joven pero inexperto”, aunque cercano al Presidente. “No se trata de un asunto de simpatía sino de capacidades, de oficio político”, dice un exdirigente priista que advierte que Peña debe recordar qué le pasó a Felipe Calderón por mandar al PAN a jóvenes sin experiencia como Germán Martínez y César Nava. “Optar por la inexperiencia llevó al presidente a un profundo desencuentro con su partido que culminó en la pérdida del poder”, añadió el exlíder que pidió anonimato.

La opción de Jesús Murillo Karam es impulsada por el grupo Estado de México que promueve al exprocurador como “la opción de experiencia, militancia y lealtad probada” de Peña para el PRI. Mientras que César Duarte, es la carta de Emilio Gamboa y Peña Nieto la considera al grado que invitó al Gobernador de Chihuahua a acompañarlo en su reciente gira por Francia; incluso el Presidente le pidió al chihuahuense quedarse a la cena de Estado, aunque no estaba invitado.

La cuarta opción en la mesa presidencial es Manlio Fabio Beltrones, que representa a otra generación del PRI que abandera experiencia y militancia y es el liderazgo real más fuerte en estos momentos del priismo. Aunque cerca del ánimo personal del Presidente, que le reconoce la operación de sus reformas, Beltrones es rechazado tanto por el primer círculo de Peña –Videgaray, Osorio y Nuño– como por el grupo mexiquense. Con todo, el sonorense es la opción más fuerte para la dirigencia. Su nombramiento significaría un mensaje de apertura e inclusión; su descarte una gran incógnita: ¿qué haría el Presidente a una figura tan fuerte como la de Beltrones?

Por lo pronto nadie sabe en estos momentos por quién optará el “gran elector”; fiel a su estilo, Peña mantiene el hermetismo y el misterio sobre su decisión mientras circulan toda clase de especulaciones e interpretaciones dentro y fuera del viejo partido.

NOTAS INDISCRETAS…

La convocatoria en redes para una “marcha nacional contra la privatización del IMSS y el ISSTE” es promovida por extrabajadores del Seguro que no salieron de la institución con las mejores referencias. Es el caso de Ismael Bautista, despedido por faltista y que obtuvo una jugosa liquidación por la vía laboral. Desde entonces es un feroz crítico del IMSS y se rodeó de otros trabajadores resentidos. En el Seguro, su director, José Antonio González Anaya, insiste en que “no habrá privatización ni para el IMSS ni para el ISSSTE” y sostiene que cualquier iniciativa de ese tipo tendría que pasar por el Congreso. Por lo demás las quejas de derechohabientes tienen que ver con la falta de medicamentos y la subrogación de servicios a empresas privadas que no siempre tratan con calidad a los usuarios. Veremos qué tanta convocatoria tiene esta marcha pero, más allá de los legítimos reclamos de los asegurados, trae detrás otros intereses…Los dados mandan Serpiente. Falló el tiro.
14 Julio 2015 03:00:15
Osorio se juega su futuro político
En medio de un clima de linchamiento de la opinión pública al gobierno de Enrique Peña Nieto, por la fuga cada vez más vergonzosa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, después del Presidente, toda la presión se centra en uno de los “hombres fuertes” de esta administración: Miguel Ángel Osorio Chong, el secretario de Gobernación que con este caso se juega totalmente su futuro político. Si no hay una recaptura del narcotraficante que burló la “máxima seguridad” del sistema penitenciario y se burló de este gobierno, Osorio ya puede dar por muerta toda aspiración presidencial en 2018.

Por algo el titular de Gobernación fue personalmente encargado por el presidente de coordinar el operativo “sin precedentes” que según el mandatario se inició desde ayer para reaprehender al capo y regresarlo a la cárcel. La de Osorio es una carrera contra el tiempo, pues en la medida que pasen los días y se conviertan en semanas o meses sin que capturen a Guzmán Loera el desgaste para él y para su jefe, el Presidente, irá en aumento y pondrá en duda todo lo que diga o haga este Gobierno.

Eso explica la recompensa de 60 millones de pesos –casi 3.8 millones de dólares– anunciada anoche por Osorio Chong y la procuradora Arely Gómez, una suma histórica para México, que ejemplifica el grado de desesperación que cunde en estos momentos en la administración peñanietista que se ve literalmente contra las cuerdas por el descontón que les propinó el narcotraficante que fue capaz de penetrar y corromper, por segunda ocasión a la política de seguridad del Gobierno mexicano. El problema con una recompensa que parece tan atractiva es que “El Chapo” es un narcotraficante temido por muchos por su frialdad y lo sanguinario contra quienes le traicionan. No será fácil que alguien de su círculo cercano dé información que lleve a su captura.

Anoche el secretario de Gobernación también anunció “el cese” de los primeros tres funcionarios federales que caen por la penosa fuga: el director del penal del Altiplano, Valentín Cárdenas Lerma, la coordinadora del sistema de Centros Federales de Readaptación, y al comisionado del Órgano Federal de Prevención y Readaptación Social, Juan Ignacio Hernández Mora. Sin embargo, ayer mismo trascendió que al menos en el último caso, el del comisionado de Prevención y Readaptación, Hernández Mora, fue él quien le presentó su renuncia al titular de la Segob y que éste la aceptó, aunque ante los medios Osorio aseguró que fue él quien “cesó” al funcionario.

Como sea, ya sea que renunciaron o los cesaron, no será fácil que la presión de la opinión pública disminuya y se conforme con las cabezas de funcionarios de tercer nivel, cuando el tema golpeó directamente a la primera línea del Gabinete. Decir que para escapar “El Chapo” contó con la “corrupción y la ayuda” de personas dentro de la prisión de “máxima seguridad”, incluidas las autoridades, es una verdad de perogrullo que todo mundo daba por hecho antes de que lo reconocieran ayer Osorio Chong y la procuradora Gómez; lo que la sociedad estaría esperando es ver si los jefes de esos directivos y funcionarios que se corrompieron y ayudaron al narcotraficante, que supuestamente era vigilado “las 24 horas mediante un brazalete de localización”, asumirán su responsabilidad y tendrán la dignidad de presentar su renuncia si el capo no es capturado pronto.

Así que mientras el Presidente se preparaba ayer para asistir al desfile conmemorativo de la Revolución Francesa, acá la presión crecía y aumentaba para su secretario de Gobernación que se juega sus aspiraciones presidenciales. Desde París Peña hablaba de la “Igualdad y la Fraternidad” entre México y Francia con la firma de acuerdos que quedaron totalmente opacados por la presión e indignación que enfrenta su gobierno, pero acá en México, desde algún lugar donde se encuentra oculto, Joaquín Guzmán completaba el lema del movimiento que marcó a la historia de la humanidad: ¡Libertad!, clamaba burlonamente “El Chapo”.

NOTAS INDISCRETAS...Y cuando todos hablan de “la fuga del siglo”, el jefe de Gobierno del DF se prepara para anunciar en las próximas horas los primeros cambios y ajustes a su Gabinete, luego de que el pasado 3 de julio les pidiera a todos sus colaboradores su renuncia y comenzara a evaluar uno a uno para definir su remoción o permanencia. Se espera que los primeros cambios que realice Mancera tengan que ver con tres posiciones: Secretaría de Gobierno, Desarrollo Social y el Metro...Capicua de los dados. Otra Serpiente.
08 Julio 2015 03:00:18
Oaxaca: bajo sitio policial
La ciudad de Oaxaca, cuna de la conflictiva Sección 22 de la CNTE, vive en los últimos días un ambiente de tensión latente. La presencia policial se ha incrementado y es común encontrar en las calles, el aeropuerto e instalaciones estratégicas, brigadas de Policía Federal, Gendarmería y policías estatales que realizan labores de vigilancia especial. La situación, en vísperas de la Guelaguetza, la fiesta tradicional más importante de los oaxaqueños, ha hecho que en la capital del estado circulen rumores y versiones que apuntan todas a que el Gobierno federal prepara “un golpe definitivo contra la
disidencia magisterial”. 

La propia CNTE ha anunciado movilizaciones para las dos fechas de los llamados “lunes del cerro”, que se celebrarán el 20 y el 27 de julio, por lo que se cree que el reforzamiento de fuerzas federales tiene que ver con esas protestas. Sin embargo, ayer en estas mismas páginas, la columna Bajo Reserva afirmaba que el Gobierno federal prepara un rompimiento con la Coordinadora, luego de que el diálogo entre la Secretaría de Gobernación y los líderes del magisterio oaxaqueño ha sido condicionado por la dependencia a que cesen los actos de hostilidad y bloqueo hacia la evaluación docente y a que se regularicen las clases suspendidas en las escuelas públicas del estado. 

Esa sería otra explicación de por qué está aumentando el operativo federal en Oaxaca, pues según la columna de “El Universal” se estarían preparando denuncias contra los principales dirigentes de la Sección 22, entre ellos Rubén Núñez, Francisco Salinas Bautista, Noé Cerqueda, Ángela Justina Martínez y Carlos Álvarez Cid, a los que se acusaría de “enriquecimiento” y se harían públicas sus presuntas fortunas, bajo el mismo esquema que se utilizó para acusar y consignar a Elba Esther Gordillo, la exlideresa del SNTE que se encuentra actualmente presa y acusada de lavado de dinero en el Penal de Tepepan, en el DF. 

Fuentes de Gobernación confirmaron a esta columna que sí está en marcha un operativo federal para contener posibles protestas en Oaxaca y el Distrito Federal derivado de una acción contra los principales liderazgos de la Sección 22 de la CNTE. Sin precisar fechas para una acción de este tipo, dijeron que se trata de una “operación compleja” por lo que se busca sustentar muy bien, jurídica y legalmente cualquier acción, para evitar alguna complicación de tipo legal. Sobre las posibles protestas, las fuentes consultadas señalaron que se busca ubicar a todos los “cabecillas” y mandos medios de la Coordinadora con el fin de evitar levantamientos para los que se está reforzando la presencia de fuerzas federales en Oaxaca. 

Así es que entre la tensión que ya se respira en Oaxaca y la decisión que están por tomar en cualquier momento en Bucareli, se avecinan situaciones decisivas en el secuestro de la educación pública que viven desde hace décadas los oaxaqueños. La pregunta sería si en todo esto pinta algo el gobernador Gabino Cué o si, como hasta ahora, seguirá siendo un “cero a la izquierda” mientras el Gobierno federal le resuelve la gobernabilidad perdida en su estado. 

NOTAS INDISCRETAS… Mientras ayer Silvano Aureoles se reunía en Los Pinos con el presidente Enrique Peña Nieto por casi dos horas y al salir el gobernador electo celebraba el apoyo presidencial para “revisar” el operativo federal de seguridad y el endeudamiento de 116 mil millones de su estado, en la conflictiva Tierra Caliente michoacana irrumpía un nuevo grupo de “autodefensas” autonombrado “Los Blancos de Troya” que armado con fusiles Barret y lanzacohetes se decía dispuesto a hacer la guerra “a cualquier cártel del narcotráfico que quiera meterse a Michoacán”. Vaya que a Silvano le hará falta la ayuda federal… El presidente del PAN-DF, Mauricio Tabe, pedirá hoy licencia a su cargo para buscar la reelección en el liderazgo panista. Tabe no tiene hasta ahora rival enfrente y busca reelegirse con las credenciales de haber ganado Miguel Hidalgo con Xóchitl Gálvez como candidata y haber mantenido la Benito Juárez, además de ubicarse como tercera fuerza política en la ALDF con 10 diputados. ¿Le alcanzarán para la reelección?.. Los dados mandan Serpiente. Falla el tiro. 
06 Julio 2015 03:00:44
AMLO: optimista, en campaña y ajustando cuentas
“Me confieso optimista”, dice Andrés Manuel López Obrador en sus más recientes spots con los que el tabasqueño festeja los resultados de su partido en sus primeras elecciones. Por votación, Morena se colocó como cuarta fuerza política nacional y quinta en la Cámara de Diputados con 35 legisladores; además de ser mayoría en la ALDF y gobernar 5 delegaciones capitalinas, entre ellas la poderosa Cuauhtémoc. Pero junto al optimismo, López Obrador sigue en campaña abierta por la Presidencia en 2018, al tiempo que aprovecha su reposicionamiento para hacer nuevos aliados, pero también para ajustar cuentas y cobrar facturas a sus enemigos, algunos de ellos antiguos amigos.

Por ejemplo, en el Distrito Federal es evidente que Andrés Manuel está siendo un factor de poder real en el reacomodo de fuerzas de la capital. Mientras a sus adversarios, “Los Chuchos”, los dejó noqueados tras la “golpiza” que les puso en las urnas al arrebatarles el control político del principal bastión del PRD, López Obrador ha trabado una nueva relación de diálogo y acercamiento con Miguel Ángel Mancera que parte de una necesidad mutua: del Jefe de Gobierno para dialogar con la nueva mayoría de Morena y evitar que lo bloqueen, y de los lopezobradoristas para poder gobernar sin confrontaciones desgastantes con el GDF.

Pero en contraste con el DF y su reencuentro con Mancera, Andrés Manuel ha tomado otra actitud en su tierra natal, donde le está ajustando las cuentas al gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, a quien culpa de los malos resultados obtenidos por Morena en su estado. Las escasas posiciones que lograron los candidatos lopezobradoristas en los comicios del pasado 7 de junio en tierras tabasqueñas hicieron que Andrés Manuel montara en cólera porque desde el Gobierno estatal, dice, se bloqueó a Morena para favorecer al PRD.

Eso ha hecho que López Obrador prácticamente rompa con Núñez Jiménez, a quien se refirió el lunes pasado como “corrupto”, en un discurso pronunciado en Villahermosa, donde se deslindó de cualquier relación con el Mandatario perredista. Esa declaración bastó para que dos días después, el miércoles, dos secretarios de la administración estatal de Tabasco, vinculados a AMLO, renunciarán a sus cargos: Rodolfo Lara Lagunes, secretario de Educación, y el general Audomaro Martínez Zapata, secretario de Seguridad Pública, dimitieron a su cargo sin explicar los motivos. Se espera que también la secretaria de Desarrollo Social, Virginia Campero, concuña de López Obrador, presente su renuncia en los próximos días.

Y para confirmar la ruptura, Andrés Manuel anunció una gira “de movilización” por todo el estado de Tabasco en los próximos días, en la que irá contra el Gobernador, a quien él impulsó e hizo ganar en julio del 2012 como candidato de la coalición PRD-PT-MC, y a quien le reprocha no haberlo seguido ni apoyado en su proyecto de Morena, pues Núñez decidió permanecer en el PRD y mantiene una cercana relación con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Así que, mientras a nivel nacional sigue en campaña y se confiesa “optimista” y en el DF se apresta aniquilar a “Los Chuchos” y a jugar como “factotum”, en los siguientes tres años López Obrador amenaza con incendiar Tabasco para hacerle la vida imposible al gobernador Arturo Núñez Jiménez, quien fuera ferviente lopezobradorista. Los pleitos entre tabasqueños suelen ser intentos, y éste apenas comienza, así que como dirían los chocos: “¡Ay jijoeputa!”. El huracán Andrés Manuel sigue creciendo.

NOTAS INDISCRETAS… Uno de los grupos más afectados con la depuración de gabinete que inició Miguel Ángel Mancera serán los ebrardistas. Varios de los actuales colaboradores del jefe de Gobierno están ahí por recomendación directa de Marcelo Ebrard. De hecho, ese fue uno de los motivos que, según ha dicho el propio Mancera, comenzaron las fricciones y el distanciamiento con Marcelo, cuando éste le pidió 8 posiciones de gobierno para cercanos suyos cuando integraba su gabinete. El entonces jefe de Gobierno electo ha dicho que se negó a aceptar tantas imposiciones, pero sí aceptó al menos cuatro “recomendados” de Ebrard.
01 Julio 2015 03:00:57
El ‘corralito’ del PAN
Así, en diminutivo y con cierto tono despectivo, se refieren algunos panistas a la candidatura de Javier Corral por la dirigencia nacional de su partido. Y no es que no le concedan al senador chihuahuense militancia y méritos para aspirar a liderar su partido, pero frente a la estructura panista que ha mostrado su apoyo a Ricardo Anaya –gobernadores, alcaldes, senadores, diputados y dirigentes–, las adhesiones a Corral lo hacen ver como un candidato que jugará un papel digno en la contienda de Acción Nacional, pero al final un papel testimonial.

Javier Corral solo ha ganado una elección en su carrera: la de senador en el 2000, y lo hizo gracias al fenómeno Fox en aquellos comicios. El resto de sus cargos parlamentarios, tanto como diputado local en Chihuahua o como congresista federal, han sido vía plurinominal, siempre arropado por las cúpulas del partido. En el 2004 fue candidato al gobierno de Chihuahua y logró una alianza PAN-PRD, pero perdió contra el priista José Reyes Baeza.

Dentro del PAN su perfil es visto como el de un “panista peculiar” con una agenda personalista y casi siempre ligada a los temas mediáticos y de telecomunicaciones en los que ha sido un férreo crítico de empresas como Televisa y en general del uso patrimonialista de los medios. Hay quien lo define como “el más izquierdoso de los panistas” y esa combatividad y su estilo directo, franco y a veces tosco, no le ha permitido ganar muchos apoyos y mucho menos tener lealtades dentro del panismo.

Por ejemplo, en el ocaso del sexenio de Felipe Calderón, le dirigió en septiembre del 2012 una dura carta en la que lo llamó “cobarde”, “colérico”, y lo acusó de haber favorecido deliberadamente al duopolio Televisa-TVAzteca. Sin embargo, hoy Javier Corral busca el apoyo de los calderonistas a su candidatura para dirigir el PAN.

Otro ejemplo de la cortedad de sus lealtades es que su actual senaduría plurinominal se la debe precisamente a Gustavo Madero que lo metió en las listas de primera fórmula, luego de que perdiera e impugnara el proceso interno. Hoy, con el lanzamiento de su candidatura, sus principales críticas van dirigidas precisamente a Madero, a quien acusa de imponer una “candidatura de unidad” de Ricardo Anaya y de apropiarse del partido.

Con todo, es un hecho que Corral ha sumado algunos apoyos y simpatías de un sector del panismo, aunque difícilmente le alcanzarán para enfrentar a la nomenclatura blanquiazul que apoya a Anaya. En torno de él se han sumado algunas figuras del PAN en los 80 como Ernesto Ruffo y Francisco Barrio, que ya son más mito que estructura dentro del panismo. Un dato significativo es que ninguno de sus compañeros en el Senado lo apoyó al desatapar sus aspiraciones y hay quienes piensan que lo único que busca en el fondo Javier Corral en esta contienda, que sabe que difícilmente ganará, es posicionarse por la candidatura de Acción Nacional en Chihuahua que se define a finales de este año. Y aunque ya perdió una vez, quiere un segundo intento.

NOTAS INDISCRETAS… La CNTE vuelve a la carga en Michoacán, ahora para impedir la entrega de los libros de texto gratuitos para el próximo ciclo escolar en las escuelas del estado. Reportes que han llegado hasta la SEP dicen que en el almacén de Uruapan maestros de la Sección 18 detuvieron la entrega de libros, mientras que en Pátzcuaro la CNTE tomó el almacén e impidió la distribución. Los disidentes anunciaron que extenderá sus acciones contra los libros de texto a todo el estado. ¿Qué hará ante esto Chuayffet? ¿Volverá a preguntar “quién es el patrón”?… Ahora que comenzó la transición en las delegaciones políticas del DF van a salir muchas sorpresas sobre la corrupción de las mafias perredistas.

Por ejemplo en Cuauhtémoc, tan sólo de una primera revisión a la nómina de la delegación el equipo de Ricardo Monreal se han encontrado a más de 100 familiares del delegado actual, Alejandro Fernández, del excandidato José Luis Muñoz Soria; de Juan José Pandal, coordinador de la campaña de Muñoz Soria, y del diputado local Roberto López. Todos esos familiares cobraban jugosos sueldos en la delegación y algunos incluso eran “aviadores”. Es tal el nepotismo que en el equipo del delegado electo comentan que en vez de organigramas, en la Cuauhtémoc lo que han encontrado son “árboles genealógicos”… Los dados mandan doble Escalera. Buen tiro.
30 Junio 2015 03:00:36
Morena y UNAM reviven ‘Ley Korenfeld’
Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México convoca hoy a la comunidad universitaria a retomar el debate sobre una nueva Ley de Aguas, suspendido desde marzo tras el rechazo generalizado a la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto en la materia. Los académicos de la UNAM dicen buscar una “legítima ley de agua para la sociedad y la naturaleza”, pero para lograrla retomarán la misma propuesta peñista de Ley General de Aguas, conocida como la “Ley Korenfeld” y mezclarla con otras dos iniciativas presentadas, la ciudadana del colectivo “Agua para Todos” y la del PRD, y a partir de la “fertilización” de las tres propuestas, generar una nueva iniciativa de Ley de Aguas que sería presentada al Congreso por el rector de la UNAM, José Narro.

Sin embargo, la convocatoria lanzada por académicos de diversas disciplinas y que comienza hoy en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de Ciudad Universitaria, ya desató polémica al interior de la UNAM por dos razones: primero porque propone revivir la “Ley Korenfeld” que en el Congreso fue oficialmente “desechada” el 30 de mayo pasado, por su contenido que generó polémica y carecía del respaldo social y de especialistas, y segundo, porque entre los convocantes a este nuevo debate aparecen varios académicos e investigadores universitarios que tienen vínculos con Andrés Manuel López Obrador y su partido Morena.

La denuncia de esos vínculos es hecha por otros académicos de la UNAM que ven en el llamado un intento de “politizar” la discusión universitaria sobre el tema del agua en favor de un partido político, en este caso Morena. Se menciona, por ejemplo, que entre los que firman esa convocatoria, enviada a varios investigadores de distintos institutos, aparecen los nombres de la bióloga Mireya Imaz Gispert, hermana de Carlos Imaz, quien está casado con Claudia Scheinbaum, delegada electa en Tlalpan por Morena y brazo incondicional de López Obrador; además aparecen como firmantes los académicos Luis Zambrano y Rodrigo Gutiérrez Rivas, quienes son abiertos simpatizantes de Morena y trabajaron en la iniciativa “Aguas para Todos” que preside Elena Burns, esposa de Pedro Moctezuma, quien fue candidato de Morena a diputado federal en la pasada elección y hermano de Pablo Moctezuma, quien es delegado electo de Azcapotzalco también por Morena.

Otra convocante al debate de hoy es Mazari Hiriart, prima de Juan Manuel Lesser Illades, y de Bernardo Lesser Hiriart, ambos de la empresa Lesser y asociados, beneficiada con contratos de la Comisión Nacional del Agua y del GDF en los gobiernos de Cuauhtémoc Cárdenas y López Obrador. El otro personaje del grupo de convocantes es el ingeniero Óscar Arnoldo Escolero Fuentes, investigador del Instituto de Geología de la UNAM, quien fungió entre 1996 y 1999 como subgerente de la Conagua y consultor externo de Semarnat en 2012.

En la convocatoria que se envió a los investigadores de la UNAM para debatir sobre la Ley de Aguas se propone que ante la necesidad de regular el Artículo 4 Consitucional, que consagró el derecho humano al agua, el futuro del agua en el país “se debate entre dos visiones antagónicas”: la del presidente Enrique Peña Nieto, conocida como la “Ley Korenfeld” y que rechazó el Congreso, y la del colectivo “Agua para Todos”, que se presentó también en el Senado y que firmó Pedro Moctezuma Barragán, candidato a diputado por Morena. A esa añade una tercera iniciativa, presentada por el PRD y que también se encuentra congelada en el Congreso.

“Cada propuesta responde a valores éticos, organizacionales y procedimentales contrapuestos y contradictorios. Pero esto no significa que no puedan fertilizarse mutuamente”, dicen los investigadores de la UNAM que proponen hacer un hibrído a partir de la “Ley Korenfeld”, la iniciativa ciudadana y la del PRD para lograr una “mejor propuesta para el desarrollo futuro del país” y que ésta sea presentada por el rector de la UNAM, José Narrro Robles, quien está por concluir su periodo en noviembre, lo que supone que buscarán tener lista la iniciativa de la UNAM antes de que se vaya Narro.

¿La pregunta es cómo evitarán en el debate de la UNAM que el contenido polémico de la “Ley Korenfeld”, rechazado por la sociedad, vuelva a repetirse y cómo impedirán que se politice una propuesta universitaria de Ley de Aguas con investigadores vinculados a López Obrador?
29 Junio 2015 03:00:25
Peña y la triada del poder
En los altos círculos políticos es cada vez más común oír hablar de “La Tríada”, para referirse a los tres más influyentes asesores del presidente Enrique Peña Nieto: Aurelio Nuño Mayer controla todo lo que sucede en Los Pinos, desde lo operativo hasta lo administrativo pasando por el discurso, la agenda y hasta la comunicación presidencial; Miguel Osorio Chong maneja toda la operación política del Gobierno federal, la relación con los estados, la seguridad pública y nacional, además de las alianzas políticas y decisiones importantes del PRI; y Luis Videgaray Caso, además de ser el responsable de toda la política económica y financiera, también controla y maneja al gabinete legal y ampliado e influye en las grandes decisiones del presidente.

El poder de “La Tríada” maneja prácticamente la administración federal y al Presidente. No hay decisión importante, mensaje presidencial o política de gobierno que no pase por el punto de vista, individual o colectivo, de esos tres personajes que abarcan casi todo el espectro de acciones de gobierno. Son tres fuerzas iguales que se mueven en torno a Peña Nieto, que a veces se equilibran y complementan, pero en otras entran en tensión y chocan, provocando una lucha y una competencia silenciosa y soterrada, aunque los tres se saben y se reconocen iguales en el ánimo presidencial.

Por eso en ellos tres se centra la atención cuando se habla de posibles cambios en el Gabinete que, según afirman en Los Pinos, ocurrirían hasta mediados de agosto. Nadie sabe en estos momentos cuáles serán esos cambios o qué tan profundos serán, pero todos esperan que de esas decisiones se deriven señales de cómo jugará el Presidente su propia sucesión. Si alguno de los miembros de “La Tríada” ocupa alguna posición distinta a la que tiene hoy, por ejemplo Sedesol o la SEP, entonces se estaría perfilando hacia 2018, dicen en los corrillos políticos, aunque también hay una fuente en Los Pinos que asegura que, “por más cambios que decida hacer el Presidente, sólo hay tres nombres que están seguros y que siguen sin moverse de sus posiciones actuales: Miguel Osorio, Aurelio Nuño y Luis Videgaray”.

Veremos pues qué decide en su momento el Presidente, pero es un hecho que lo que le digan esos tres influye y define hacia dónde se mueve o no se mueve Peña Nieto. Un ejemplo es la renovación de la dirigencia del PRI, cuyo proceso formal ya comenzó: mientras Peña no tendría problema en que Manlio Fabio Beltrones sea quien dirija el partido; tras la salida de César Camacho, es claro que “La Tríada” no quiere ni por error al sonorense como líder, pues temen que desde ahí les gane la partida por el 2018. Por eso insisten en que Beltrones se vaya a alguna Secretaría o hasta una embajada, para así sacarlo del camino. ¿Qué tanto caso le hará el Presidente en ese tema a “La Tríada”?

NOTAS INDISCRETAS… Esta semana Miguel Ángel Mancera retomará su llamado a “todas las fuerzas políticas” de la ciudad para establecer un mesa de diálogo de cara a la nueva dinámica política que vivirá el DF a partir de septiembre. El llamado es para todos los partidos, con especial énfasis a Morena, que tendrá mayoría en la ALDF y gobernará cinco delegaciones. Un personaje central en esta convocatoria y en la búsqueda de una nueva agenda política para el Jefe de Gobierno, es Luis Serna, quien aparece como artífice de la política de diálogo con el que Mancera busca garantizar la viabilidad de la ciudad y evitar que la nueva correlación de fuerzas provoque una parálisis que frene planes y acciones de gobierno. ¿Cómo responderán los partidos al llamado?... Los dados abren con Escalera. La semana promete.
17 Junio 2015 03:00:02
Mancera ya no va con el PRD
Cada vez es más clara y abierta la distancia entre Miguel Ángel Mancera y el Partido de la Revolución Democrática que lo llevó al poder en la Ciudad de México; las duras críticas que mutuamente se han hecho tanto los “Chuchos” como el jefe de Gobierno del DF, han abierto una zanja entre el partido y el gobernante que linda los límites de la ruptura, al grado que Mancera, que nunca fue perredista, ya analiza comenzar a construir una candidatura “independiente y ciudadana” rumbo al 2018.

El distanciamiento que comenzó desde las campañas, se agudizó tras la debacle perredista en la Ciudad de México en los pasados comicios y el ascenso de Morena como primera fuerza política de la capital. Las diferencias se recrudecieron el 1 de junio pasado, luego del audio obtenido y difundido por “El Universal” de una conversación en la que el dirigente nacional del PRD, Carlos Navarrete, afirmaba que por el desgaste de 18 años en el poder, sumado “a decisiones tomadas desde la jefatura de Gobierno del DF” el perredismo estaba destinado a perder la ciudad en el 2018.

Con esos audios sucedieron dos cosas: primero que la derrota pronosticada por el líder del PRD no se dio hasta el 2018, sino el 7 de junio de 2015 y segundo, que en la conversación hubo partes que no se difundieron en la que a Carlos Navarrete se le escuchaba expresarse de manera totalmente despectiva y con palabras altisonantes al referirse a Miguel Ángel Mancera. “Es un pen….”, se le oía decir en una parte de los audios que fueron conocidos en el gobierno capitalino.

Esa fue la razón real por la que Mancera no acudió un día antes, el 31 de mayo, al cierre de las campañas de los candidatos del PRD en el Zócalo del DF, a pesar de que tanto Raúl Flores, dirigente perredista en la ciudad y el delegado especial, Jesús Ortega Martínez habían invitado al jefe de Gobierno con varios días de anticipación. La ausencia de Mancera en ese evento fue el aviso de que las diferencias entre los Chuchos, el partido y el Gobierno del DF se habían ahondado a un punto que parece no tener retorno.

Días después de los desastrosos resultados que tuvo el PRD en las elecciones locales, el 12 de junio, Miguel Ángel Mancera concedió una entrevista al periodista David Aponte, subdirector general editorial de “El Universal”, en el que confirmó su deslinde con el partido que lo llevó al poder en 2012: “Dentro del propio PRD todos sabemos que hay una división. Entonces es fractura sobre fractura sobre fractura”, dijo, y anunció lo que ya se veía como el inicio de un proyecto independiente y ciudadano para el 2018: “Depende de lo que quiera la gente… La Sociedad civil organizada puede llevar y ganar una elección presidencial creo yo… Por más que ahora me digan que el PRD yo no estoy afiliado”.

Y ayer, para que no quedaran dudas, Mancera reiteró su aspiración a contender en el 2018 por la Presidencia de la República, y dijo que aún define si lo hará “por la vía de una candidatura independiente y ciudadana”. Es decir que, el jefe de Gobierno ya no tiene duda de que buscará estar en la boleta de la sucesión presidencial, lo que ya no tiene claro es si volverá a ir con el PRD, partido con el que parece inminente la ruptura.

NOTAS INDISCRETAS… Tras el acercamiento que tuvieron el lunes en Puebla con Rafael Moreno Valle los dos gobernadores electos del PAN, Francisco Domínguez, de Querétaro, y Carlos Mendoza, de Baja California Sur, y las expresiones en contra de senadores calderonistas como Javier Lozano y Roberto Gil, la pregunta es qué y quién les queda a Margarita Zavala y al expresidente Felipe Calderón para construir su anunciada candidatura presidencial. Porque fuera de Ernesto Cordero, no se escuchó a ningún otro “calderonista” apoyar el destape de la exprimera dama que tal vez hizo mucho ruido mediático, pero sin estructura y con el calderonismo dividido entre Moreno Valle y Madero no se ve cómo el expresidente y su esposa puedan crecer en sus aspiraciones… El diálogo entre Morena y el Gobierno del DF ha comenzado. A los jefes delegacionales electos ya los han buscado funcionarios de la administración capitalina, salvo Héctor Serrano con el que los lopezobradoristas no quieren ir “ni a la esquina” y se prepara una reunión de Miguel Ángel Mancera con todos los nuevos delegados políticos en la ciudad y los diputados electos de la ALDF en la que Morena será mayoría…Los dados mandan Escalera. Buen tiro.
16 Junio 2015 04:00:01
Ecos de un destape adelantado
El movimiento anticipado de Margarita Zavala por la candidatura presidencial del PAN en 2018, provocó ayer toda clase de reacciones que fueron desde las más institucionales, como la del presidente Enrique Peña Nieto que, desde Italia, lo consideró “una muestra de la vitalidad de nuestra democracia”, hasta las más virulentas como del senador panista Javier Lozano que descalificó a la exprimera dama porque “una cosa es querer y otra tener con qué”, mientras el poblano destacaba la experiencia de “mi gobernador Rafael Moreno Valle”.

Otras más no fueron públicas, pero igual se dieron como reacción al “destape” adelantado. Ayer en Casa Puebla el gobernador Moreno Valle encabezó una comida a la que asistieron Ricardo Anaya, candidato declarado a la dirigencia nacional del PAN, los dos nuevos gobernadores electos del PAN, Francisco Domínguez, de Querétaro, y Carlos Mendoza, de Baja California Sur, además de 40 diputados electos panistas y seis alcaldes también electos. En la comida se dio un “cierre de filas” a favor del Gobernador de Puebla y sus aspiraciones presidenciales al 2018 y, según nos dicen, y se expresó apoyo de los asistentes al proyecto del Mandatario poblano, lo que deja claro que la estructura panista no está del lado de Margarita.

Con todo, el anuncio de la exprimera dama llegó hasta el INE, cuyo presidente, Lorenzo Córdova, negó que la intención de Zavala pueda considerarse como un “acto anticipado de campaña” pues esos se tipifican hasta que empieza el proceso electoral y aún faltan tres años. Consideró que el anuncio hecho en redes sociales “es un acto político” y dijo que el órgano electoral sólo investigaría posibles violaciones legales si se interpusiera una queja.

En las mismas redes sociales donde se difundió el “videodestape” hubo ayer polémica, pues mientras algunos usuarios la consideraban una “mujer seria y con trayectoria propia”, otros la descalificaban por carecer de apoyos y por su vínculo con el expresidente Felipe Calderón, a quien le recordaban la violencia en su sexenio. Mientras, Zavala aprovechó el momento y apareció en cuanto noticiero de radio y televisión pudo para hablar de sus aspiraciones y aclarar: “No estoy en campaña, sólo expresé mi intención de manera abierta, como debieran hacerlo todos en la democracia”.

Al final, entre los que trataron de bajarle el tono y verlo como “algo normal en la democracia”, los que tomaron nota y respondieron con mensajes de fuerza y “cierre de filas” y los que de plano la descalificaron como una aspirante seria y le colgaron la etiqueta del expresidente, lo cierto es que el destape de Margarita Zavala sacudió y aceleró los tiempos de la sucesión presidencial del 2018.

Notas indiscretas…

Ayer en Los Pinos celebraban por motivo doble: por un lado un balance “muy positivo”, decían, de la reciente gira del presidente Enrique Peña Nieto por Europa, y por el otro la encuesta de ayer de “El Universal”/Buendía y Laredo que registró un repunte de 3 puntos en la aprobación presidencial que pasó de 37% en febrero pasado a 40% en junio. Esas dos cosas junto a la mayoría de 260 diputados que logró el PRI con sus partidos satélite, tenía muy contentos a los asesores presidenciales que lo veían como “muestra de que vamos repuntando”… Por cierto, que entre los pendientes que retomará el presidente Enrique Peña Nieto a su regreso de Europa, está la designación de un nuevo embajador de México en Estados Unidos. Y en la lista siguen mencionados: Ildefonso Guajardo, que no está muy contento con la idea; Javier Treviño, subsecretario de Educación con experiencia y conocimiento e la relación bilateral, y ya se descarta a Jerónimo Gutiérrez y a José Calzada, tras la derrota en su estado. Y la embajadora en Turquía, Martha Bárcena Coqui, quien es mencionada en los círculos diplomáticos como una opción si el Presidente se decide a nombrar por primera vez a una mujer en Washington. Sin embargo, hay también quienes recuerdan que la embajadora Bárcena, sin menoscabo de su brillante trayectoria y experiencia en el servicio exterior mexicano, tiene un vínculo familiar con Andrés Manuel López Obrador, pues está casada con el embajador en Dinamarca, Agustín Gutiérrez Canet, tío cercano a Beatriz Gutiérrez Muller la esposa del precandidato presidencial de Morena… Se baten los dados. Amenaza la Serpiente.
11 Junio 2015 03:00:37
¿Golpe de timón en el GDF?
Quienes vieron a Miguel Ángel Mancera, el lunes pasado, un día después de las elecciones, cuentan que se le veía serio, pensativo. Y no es para menos. Los resultados para el PRD en la ciudad y la nueva mayoría de Morena en la Asamblea Legislativa obligan al jefe de Gobierno a replantear la ruta de su administración en la segunda mitad del sexenio y a realizar una necesaria y urgente reconformación de su Gabinete para enfrentar la nueva realidad política de la ciudad.

Aunque las decisiones las tomará solo Mancera, en su círculo cercano se empieza a hablar ya de algunos movimientos que podrían darse en las próximas semanas. Héctor Serrano, a quien le falló la operación política y electoral en estos comicios, lo ven dejando la Secretaría de Gobierno para irse a dirigir el PRD del DF, tras la debacle del perredismo en la ciudad.

Y como nuevo secretario de Gobierno se menciona a Manuel Granados, actual líder perredista en la Asamblea, hombre cercano al jefe de Gobierno y quien viene de negociar con todos los partidos en el órgano legislativo. Sin embargo, contra Granados, hay quienes argumentan su falta de experiencia y oficio político para encargarse de la operación política desde la segunda posición en importancia del GDF.

Otro cambio que mencionan es el de Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Desarrollo Social, a quien internamente en el equipo ven demasiado cercana a Andrés Manuel López Obrador. Incluso hay quienes sugieren, dentro del equipo mancerista, que la operación de los programas sociales del GDF pudo haber beneficiado a Morena en estas campañas.

Como sea, Mancera tendrá que ajustar a fondo su equipo después del resultado del 7 de junio si no quiere que, como ya lo están haciendo, los dirigentes del PRD le carguen el peso de la debacle en este 2015 y hasta la posibilidad de perder definitivamente la ciudad en el 2018.

NOTAS INDISCRETAS… Y hablando de secretarias de Desarrollo Social, a Rosario Robles le pueden criticar muchas cosas, pero nunca que no ayude a sus amigos cuando la necesitan. Al menos eso hizo Rosario con un candidato, amigo suyo, al que ayudó en su campaña y que resultó triunfador el pasado domingo: Ricardo Monreal Ávila, flamante delegado electo de Cuauhtémoc por Morena. Pero la secretaria no lo hizo personalmente; utilizó a alguien de todas sus confianzas como “enlace” con su amigo. Rocío Bolaños Gómez, colaboradora cercana y quien trabaja en la secretaría privada de Robles con cargo de directora de área, fue la encargada de reunirse en varias ocasiones, en privado, con Monreal para operar los apoyos a su campaña. Lo curioso es que Andrés Manuel López Obrador no puede ver a Rosario desde que la hizo expulsar del PRD en 2004 tras los videoescándalos de Carlos Ahumada.

¿Qué dirá ahora Andrés Manuel?... Hace unos días le comentamos que en Los Pinos y en la cancillería analizan mandar a una embajadora a Washington por primera vez en la historia de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos. La idea surgió luego de que Barack Obama propuso a Roberta Jacobson como nueva embajadora de su país en México. Y en los círculos diplomáticos ya se oye el nombre de una mujer que podría ocupar la embajada más importante de nuestro país en el extranjero: la embajadora de México en Turquía, Martha Bárcena Coqui, diplomática de carrera con capacidad y prestigio. Tiene la trayectoria y experiencia para ser embajadora en Washington. Bárcena Coqui cambió en poco tiempo la relación con Turquía y se encargó de organizar dos visitas presidenciales: la del presidente Peña Nieto a la nación turca en 2013 y la del presidente turco a México en 2015. Es miembro del Servicio Exterior desde 1979 y ha ascendido en el escalafón hasta llegar al rango de ministro. Antes de Turquía fue embajadora en Dinamarca, Noruega e Islandia. Trabajó en el departamento de Trabajadores Migratorios y Cooperación Fronteriza de la SRE y ha ocupado cargos en varios organismos de la ONU. Fue decana del Servicio Diplomático de 2011 a 2013. La decisión de nombrar a un nuevo embajador en Washington la tomará Peña Nieto a su regreso de Europa y en los círculos de la diplomacia se dice que si el presidente busca una mujer con cartas suficientes ahí está Martha Bárcena… Capicua de los dados. Serpiente.
09 Junio 2015 03:00:04
Gobernadores en apuros
Las derrotas electorales en los estados que renovaron gubernaturas el domingo pasado tendrán distintas repercusiones para los gobernadores salientes. Habrá mandatarios a los que haber perdido ante la oposición sólo les signifique un duro revés, pero a otros la derrota les afecta en su futuro político y hasta en su tranquilidad y la de su familia. Hay al menos tres casos donde haber perdido tendrá consecuencias funestas para los gobernadores que entregarán el poder: Nuevo León, Querétaro y Sonora.

Para Rodrigo Medina, por ejemplo, la derrota del PRI y el triunfo histórico del independiente Jaime Rodríguez “El Bronco” cancela de tajo sus proyectos y posibilidades de incorporarse al Gabinete federal, como le habían ofrecido por su cercana relación con el presidente Enrique Peña Nieto. El problema para el joven gobernador de Nuevo León ya no es sólo qué pasará con su carrera política sino con su seguridad y libertad al dejar el poder, luego de las graves acusaciones de enriquecimiento hechas en la campaña contra él y su padre Humberto Medina.

Al “Bronco” le preguntaron ayer en entrevista: “¿Van a pisar los Medina la cárcel?” Y la respuesta anticipó lo que viene. “Vamos a investigarlos completamente, claro. Si hicieron las cosas mal deben de pagar la culpa de lo que hicieron. Tenemos que poner un ejemplo en ese sentido…Vamos a investigar muy bien porque se tiene que aplicar la ley con todo el peso para todos. No solamente los Medina, todo el gobierno hay que investigarlo”, dijo el virtual gobernador electo. El entrevistador Jorge Meléndez Ruiz soltó a bote pronto el nombre: “Rodrigo Medina” y Rodríguez contestó en automático: “Debe estar muy preocupado”. “¿Humberto Medina?” “Peor”.

Aun así el Gobernador reconoció ayer el triunfo de Jaime Rodríguez y dijo que responderá a todos los señalamientos y acusaciones de corrupción contra él y su padre que, según él, “son falsas”. Incluso, en el equipo de Medina afirman que hay “puentes de comunicación” con “El Bronco” que se buscarán activar y uno de ellos es el líder de la CTM en el estado, Abel Salazar, pareja sentimental de la candidata perdedora del PRI, Ivonne Álvarez. Pero si no hay una negociación a fondo que le garantice inmunidad o si sus amigos de Los Pinos no le tienden una mano, el futuro para Rodrigo Medina y familia pinta color caqui.

El otro caso de un gobernador cuyo futuro es más que incierto y que podría terminar en el banquillo de los acusados es Guillermo Padrés. La guerra sucia desatada por el Gobernador de Sonora en contra del PRI, de su candidata Claudia Pavlovich, y hasta del presidente Enrique Peña Nieto que era presentado como “símbolo de la corrupción del PRI de siempre” fue tan baja, que a Padrés le van a cobrar muy cara la derrota de su candidato Javier Gándara. En manos del grupo ganador, encabezado por Manlio Fabio Beltrones, hay un sinfín de expedientes, denuncias y pruebas de la corrupción del gobernador saliente, de sus colaboradores y de su familia, por lo que no vienen buenos tiempos para los Padrés.

Un tercer gobernador que padecerá los efectos de haber perdido la sucesión de su estado es José Calzada en Querétaro. El triunfo del panista Francisco Domínguez se dio a pesar de los buenos números de Calzada en la gubernatura y también a pesar de que metió todo el aparato y los recursos del gobierno para tratar de apuntalar a su candidato Roberto Loyola. Hoy la derrota aleja a Calzada de alguna posición en el Gabinete o de la embajada de México en Washintgon para donde se le había mencionado con insistencia.

NOTAS INDISCRETAS…

Con un mensaje de “pluralidad y democracia”, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera se deslindó ayer de la debacle sufrida por el PRD en la Ciudad de “Los capitalinos pudieron salir a ejercer su voto en un ambiente de tranquilidad y seguridad y la capital del país es un amplio mosaico de pensamientos e ideologías”, dijo Mancera quien ofreció un gobierno “de puertas abiertas” a los nuevos delegados y partidos que gobernarán en el DF como Morena, PRI y PAN. De esa manera el gobernante dio por cumplido su compromiso de garantizar “piso parejo” a todos los competidores. Y la derrota histórica que cambió el rosto político de la ciudad, que se la coman el PRD y sus dirigentes… Se acabaron las nefastas campañas. Los dados mandan Escalera.
04 Junio 2015 03:00:01
¿Una embajadora para Washington?
La designación de Roberta Jacobson hecha esta semana por el presidente Barack Obama, como nueva embajadora de Estados Unidos en México, reactivó en el Gobierno mexicano el aplazado nombramiento de un representante para la sede diplomática más importante de nuestro país en el extranjero. De manera histórica, la embajada en Washington cumplirá tres meses sin un embajador, y aunque ni en Los Pinos ni en la Cancillería les corre prisa por hacer la designación, también se decía que la decisión en México tendrá que acelerarse en reciprocidad al gesto de la Casa Blanca.

Incluso ayer en los altos círculos diplomáticos se mencionaba que además de buscar un perfil “de primera línea”, que corresponda al nivel de la subsecretaria de Estado que vendrá a la embajada estadunidense en Reforma, el presidente Peña Nieto estaría considerando enviar también a una mujer a la Embajada de México en Washington, con lo que también se haría historia, pues nunca ha habido una embajadora en el edificio de la avenida Pennsylvania 1911.

La variable de una mujer como embajadora de México en Washington modificaría la lista de nombres que se barajaban hasta ahora entre Los Pinos y la SRE para esa designación. Hasta ahora, se hablaba del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, del subsecretario de Educación, Javier Treviño, del ex subsecretario para América del Norte, Gerónimo Gutiérrez e incluso del gobernador de Querétaro José Calzada. En el caso de Gerónimo se le da por descartado, luego de la polémica que generó su propuesta por su cercanía con el PAN, aun cuando es también cercano al secretario de Hacienda Luis Videgaray. Del gobernador Calzada se dice que todo depende del resultado de la elección en su estado el próximo domingo, por lo que una derrota lo dejaría fuera de sus aspiraciones para Washington o el gabinete.

No pasará de dos semanas, se afirma en los círculos diplomáticos, para que México tome su decisión y proponga un nuevo embajador o embajadora para Washington. Se espera que eso ocurra al regreso del presidente Peña Nieto de su viaje por Europa, programado del 9 al 12 de junio. Si el gobierno de Peña ya tuvo vacante tres meses la embajada más importante para nuestro país, ¿volverá a hacer historia al mandar a una mujer a la embajada en Estados Unidos?

NOTAS INDISCRETAS… Un personaje polémico, de sobra conocido en Puebla por sus negocios oscuros y sus nexos financieros con políticos poblanos, ha reaparecido ahora, pero en la elección de San Luis Potosí, cercano a la campaña de la candidata panista Sonia Mendoza. Se trata de Alberto Ventosa Coghlan, empresario investigado por la PGR y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores por acusaciones de fraude, enriquecimiento ilícito y hasta por presuntos vínculos con el narcotráfico. En Estados Unidos enfrentó una orden de restricción en 2009 y luego fue detenido en San Diego por una deuda de juego de 500 mil dólares en un casino de Las Vegas. Ventosa fue captado el martes pasado en fotografías mientras bajaba de un avión privado con el exgobernador potosino Marcelo de los Santos, quien es considerado el principal promotor de la campaña de la candidata panista a la gubernatura. Ambos, Ventosa y de Los Santos abordaron juntos un vuelo de la ciudad de San Luis al aeropuerto de Tamuín, en la Huasteca, a bordo del jet privado matrícula XA-JRT. Según versiones de la prensa local el exmandatario y el empresario acudieron a apoyar con dinero en efectivo operativos de “compra de votos” en la Huasteca potosina. Ventosa Coghlan fue muy conocido en Puebla por su cercanía con el priista Enrique Doger, excandidato a la gubernatura en 2011, de quien se dijo en su momento era amigo y financiero de su campaña, aunque después de los escándalos y denuncias en que se vio involucrado el empresario, Doger se deslindó de él y lo acusó de robarle 50 millones de pesos. Ese es el financiero que ahora aparece detrás del gobernador Marcelo de los Santos y de la campaña del PAN en San Luis Potosí. Con esos amigos... Se lanzan los dados. Sigue la Serpiente.
03 Junio 2015 04:08:48
‘Junio Negro’, amenaza radical en el país
El domingo pasado, el Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (Cisen) envió una comunicación “urgente” a los 31 gobernadores de los estados del país y al jefe de Gobierno del DF, en la que les alerta de una estrategia de “desestabilización y sabotaje” puesta en marcha por “grupos anarquistas, subversivos y radicales” con motivo de las próximas elecciones federales y locales. La estrategia, dice el Cisen, se denomina “Junio Negro” y en ella participan de manera organizada grupos de corte radical que buscan “boicotear los comicios y sembrar un clima de caos e inestabilidad” en las siguientes semanas.

Al menos dos gobernadores confirmaron a esta columna haber recibido el comunicado del Cisen en el que se les pide reforzar mecanismos de seguridad y vigilancia en sus estados, ante la posibilidad de que los grupos anarquistas y subversivos lleven a cabo acciones como la toma de instalaciones del INE o de institutos electorales locales, robo y destrucción de papelería electoral, uso de “artefactos explosivos” en instalaciones públicas, comerciales o estratégicas –gasolineras, bancos, centros comerciales, edificios federales o locales–, así como “manifestaciones violentas” durante la jornada comicial o en los días previos.

La alerta del “Junio Negro” emitida por el órgano de inteligencia federal se comprobó el lunes 1 de junio cuando, en al menos ocho estados, se reportaron hechos violentos de grupos que dirigieron sus ataques a instalaciones del INE y edificios públicos principalmente. Oaxaca, Puebla, Yucatán, Guerrero, Veracruz, Michoacán, San Luis Potosí y Jalisco, reportaron situaciones de violencia que iban desde el robo y quema de 13 mil boletas electorales en municipios oaxaqueños, hasta los ataques con “bombas molotov” a instalaciones electorales y dependencias públicas en las ciudades de Puebla y Jalapa, enfrentamientos en el municipio yucateco de Peto entre jóvenes encapuchados, y la muerte a balazos de un funcionario municipal en Tlaquepaque, y de la esposa de un exalcalde en San Luis Potosí.

Las acciones fueron ejecutadas en algunos casos por miembros de la CNTE, que ayer también iniciaron plantón y marchas en el DF, aunque también se vio actuar a otros grupos de jóvenes encapuchados que, sin reivindicar acciones, tenían el mismo patrón de grupos anarquistas conocidos como Okupa, Anarquistas de México, Coordinadora Estudiantil Anarquista, Cruz Negra e Instinto Salvaje, identificados por su participación en protestas violentas por Ayotzinapa a fines del 2014.

El aviso del Cisen a los gobiernos estatales pide mantener “máxima alerta” en los días previos a la jornada electoral, durante las votaciones e incluso después de pasado el proceso electoral, pues se cree que estos grupos buscarán sabotear incluso resultados y triunfos electorales con los que no estén de acuerdo en algunos estados. Así que el “Junio Negro”, con su amenaza radical en el país, apenas comienza.

NOTAS INDISCRETAS… En la toma de instalaciones y papelería electoral del INE en Oaxaca, lo que no se explica, es dónde estaban o qué hacían los soldados del Ejército Mexicano y de la Secretaría de Marina que, por ley, deben resguardar en todo momento las sedes de las Juntas Locales Distritales del INE y la papelería electoral. La Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales establece claramente que los efectivos militares vigilarán “en todo momento” los materiales electorales hasta que éstos sean repartidos a los presidentes de las mesas directivas de casilla el día de la elección. Así que alguien falló en la vigilancia de Oaxaca... El de Jaime Rodríguez “El Bronco”, en Nuevo León, no es el único caso de un independiente que amenaza al sistema de partidos, también en Sinaloa, otro candidato independiente encabeza la intención del voto y tiene muy preocupados al bipartidismo PRI y PAN en el estado. Se trata de Manuel Clouthier, hijo del hijo del fallecido líder panista, quien esta vez sin partido está a punto de ganar una diputación federal por Culiacán, superando a los candidatos del priismo y el panismo en el estado… Giran los dados. Cayó Doble Serpiente.
02 Junio 2015 03:00:32
Gobierno asustado, doblado y burlado
De nada sirvió que el gobierno de Enrique Peña Nieto se doblara ante la CNTE y le metiera freno a su reforma educativa, al suspender “indefinidamente” la evaluación docente porque, en una clara burla y desaire a la “buena voluntad” de la Federación, la CNTE tomó las calles del Distrito Federal y, a seis días de los comicios federales y locales del próximo domingo, mantiene su boicot a las elecciones que inició ayer con el robo, saqueo y quema de papelería e instalaciones electorales en Oaxaca. Detrás de la operación para entregarle a la Coordinadora el instrumento estrella de la nueva política educativa federal, aparece nuevamente la mano del subsecretario de Gobernación, Luis Miranda, quien el viernes operó desde Los Pinos el anuncio unilateral donde ni siquiera la SEP, y mucho menos el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), responsable de la prueba, fueron tomados en cuenta, dejando anulado al secretario Emilio Chuayffet ante la decisión política tomada entre Los Pinos y Gobernación.

La polémica decisión mereció ayer un rechazo social casi unánime y fuertes reclamos del INEE que acusó a la SEP y al Gobierno de la República de invadir sus facultades y vulnerar su autonomía constitucional; mientras la crecida y ensoberbecida CNTE no llegó al DF, marchó por Reforma y se plantó en las inmediaciones del Monumento a la Revolución. Y además se dio el lujo de salir de la Segob, donde apenas dialogó 15 minutos con el subsecretario Miranda, a decir que “no tenemos respuesta a nuestro pliego petitorio” por lo que seguirán su movilización y boicot a las elecciones en varios estados de la República. Ayer por lo pronto, en Oaxaca, donde hay otro gobierno –el de Gabino Cué– asustado, doblado y burlado, los maestros de la CNTE robaron y quemaron papelería electoral y vandalizaron oficinas del Instituto Estatal Electoral y del INE. Parece que el gobierno de Peña Nieto, con la torpe ayuda de su gran amigo Luis Miranda, crearon un monstruo al que ahora no le bastan “sacrificios” como el de la Evaluación Docente. Ya se comió a un asustado Gobierno federal y ahora quiere comerse el futuro educativo del país.

NOTAS INDISCRETAS… Apenas el viernes el GDF aseguró que la casa de Río de Janeiro 46, en la colonia Roma, sí fue propiedad de la Administración capitalina y que la cancelación del contrato de compra-venta y su desincorporación del patrimonio de la ciudad será investigada por la Contraloría del DF, cuando desde París llegaron noticias del ilustre inquilino de esa propiedad: Marcelo Ebrard. Resulta que el exjefe de Gobierno no sólo no regresa a México, como él había afirmado, sino que ahora ya llegaron también a la Ciudad Luz su exesposa, Francesca Ramos, y sus tres hijos, quienes viajaron en días pasados desde la Ciudad de México para reunirse con él en Francia. El traslado de la familia Ebrard a París ocurrió justo días antes de que el Gobierno capitalino echara por tierra sus argumentos para justificar la venta de la casa de la Roma que él rentaba antes de irse del país a una inmobiliaria de la que era socio su hermano Enrique. Según el oficial mayor capitalino, Jorge Silva Morales, la casa sí fue comprada y pagada en un 94% por el GDF a Jorge Saldaña, por lo que la transacción fue legal y el inmueble sí fue patrimonio de la ciudad por más de 25 años, hasta que en 2011, durante el gobierno de Ebrard, le fue regresada al propietario original y este rápidamente la vendió a la inmobiliaria del hermano de Marcelo, que después se la rentó cómodamente al exjefe de Gobierno. ¿Así o más clara la transacción que ahora será investigada por la Contraloría de la ciudad? No se sabe si el viaje de Francesca y de los hijos de Marcelo sólo es de paseo o si planean quedarse por una temporada más larga en París. Tal vez, previendo que también al GDF le dé por investigar esa otra casa es que la familia puso tierra de por medio… Se baten los dados. Escalera para el martes.
01 Junio 2015 04:00:15
Elecciones, fantasmas y guerra de encuestas
Con cierres de campaña iniciados ayer en los estados, y un ambiente crispado por la cerrada competencia en procesos locales, nos acercamos a la votación del próximo 7 de junio con más incertidumbres que certezas. Primero por la confusión y hartazgo en el electorado por las campañas sucias y guerra de acusaciones entre candidatos, y el efecto que eso tendrá en fenómenos como el abstencionismo o el llamado civil al “voto nulo”; segundo por el fantasma de la violencia que ronda en varias regiones conflictivas del país, por tensiones y sociales o por la presencia del narcotráfico; y tercero, porque como es habitual en los últimos días de campañas, se desató la guerra de encuestas, cifras y pronósticos entre partidos y candidatos.

Mientras, un optimismo no siempre sustentado se oye en los cuarteles de campaña. Lo mismo en el Gobierno federal y el PRI donde dicen que “no habrá sorpresas” y están muy confiados que la alianza con el PVEM mantendrá la mayoría del partido gobernante en la Cámara de Diputados, con números similares a los de ahora; que en el PAN donde hacen “cuentas alegres” de que ese partido puede llegar a los 200 diputados producto de un “voto de castigo” contra el gobierno priista y sus promesas incumplidas; o en el PRD, donde se resisten a aceptar la debacle pronosticada y afirman que mantendrán sus bastiones como el Distrito Federal, Michoacán y Morelos.

En los estados sólo tres elecciones parecen más o menos definidas: Campeche por la cómoda ventaja del PRI y su candidato Alejandro Moreno; Baja California Sur, donde el PAN asegura que encuestas de Consulta Mitowsky y Parametría que la ventaja Carlos Mendoza es de 9 puntos, aunque el PRI insistía ayer en su cierre que Ricardo Barroso “dará la sorpresa”; y Guerrero, donde la ventaja del priista Héctor Astudillo sobre un dividido PRD y su candidata Beatriz Mojica, no varió las últimas semanas.

En otras entidades no se ve aún claro: empate técnico en Querétaro entre el panista Francisco Domínguez y el priista Roberto Loyola (según encuesta del diario “Reforma”); una ventaja mínima pero ventaja de 6 puntos del tricolor Juan Manuel Carrera contra la blanquiazul Sonia Mendoza en San Luis Potosí, y un cierre de pronóstico reservado en Colima entre el priista Ignacio Peralta y el panista Jorge Luis Preciado.

En algunos casos se avecinan tormentas. Sonora (donde se denunció el hallazgo de boletas electorales cruzadas a favor del PAN) es de los más tensos. Aún con el cierre espectacular de la priista Claudia Pavlovich, que remontó de 15 puntos abajo en las encuestas y cierra con ventaja sobre el panista Javier Gándara según varios sondeos, la batalla será a muerte y es muy posible que la elección termine en tribunales; Michoacán es el otro estado donde lo cerrado de la disputa entre Silvano Aureoles y Ascención Orihuela, aunado a las condiciones particulares del estado, hacen difícil el pronóstico.

Y finalmente, mención aparte merece Nuevo León, “joya de la corona” de las 9 gubernaturas en disputa. Las últimas encuestas conocidas se contrapuntean: por un lado “Reforma”, que dio ventaja a Jaime Rodríguez “El Bronco” por 5 puntos contra Ivonne Alvárez, y por el otro los últimos sondeos de “El Universal” y “Excelsior”, le dieron 8 puntos de ventaja a la priista sobre el candidato independiente. Eso hace pensar que en Nuevo León la disputa se definirá por dos factores: por un lado la estructura y el voto duro, donde el PRI tendría ventaja, o por el otro una participación masiva e histórica del electorado nuevoleonense que podría hacer historia y hacer ganar por primera vez en el estado y el país a un candidato sin partido.

Todo eso nos lleva a lo incierta que será la noche del 7 de junio y el amanecer del día después. Las encuestas, a decir de expertos, no son ni pronósticos ni ciencia exacta y definen sólo la fotografía del momento. En el lugar común, diríamos que “la última palabra la tendrán los electores”, pero en la política real, veremos cómo impactan las maquinarias, acarreos y movilizaciones, junto con las dádivas y pagos económicos el día de la jornada electoral y otros chanchullos que prevalecen en nuestra imperfecta democracia.
28 Mayo 2015 03:00:35
¿Y la señora procuradora?
Tras dos meses de campañas oficiales y varios meses más de precampañas y campañas anticipadas, queda en el electorado una desagradable sensación de suciedad y saciedad. Acusaciones de todo tipo entre partidos y candidatos refuerzan el hartazgo y la desconfianza que la sociedad expresa a los políticos. Y lo más grave: a pesar del bombardeo inmisericorde de millones de spots de radio, televisión, cine, entrevistas, declaraciones, mítines, al final hay poca, o casi nada, de información útil y concreta sobre lo que proponen candidatos y partidos para el bienestar de los ciudadanos a quienes piden su voto. Como nunca en la incipiente democracia mexicana, lo que marcó el tono de la contienda política fueron las campañas negras.

Quienes buscan representarnos o gobernarnos se acusaron igual de enriquecimiento inexplicable, corrupción, desvío de recursos públicos, que filtraron expedientes negros contra adversarios para acusarlos de presuntos vínculos con el narcotráfico y el crimen organizado. ¿Cuánto de eso fue verdad?, ¿cuántas son denuncias sustentadas y presentadas formalmente ante la autoridad y cuánto de esa suciedad era solo información fabricada para denostarse y desprestigiarse ante los votantes?

El único parámetro que podría ayudar al elector a discernir si lo que se ha dicho, acusado y publicado es real y tiene sustento –lo que probaría que muchos candidatos, gobernantes o dirigentes señalados han incurrido en delitos– es la acción de las autoridades.

Y aquí viene el problema. Hasta ahora, ni la señora procuradora Arely Gómez, ya con tres meses en el cargo, ni su flamante fiscal especial para delitos electorales, Santiago Nieto, han informado el curso que han tenido las denuncias que, en el contexto de estas campañas, llegaron hasta el Ministerio Público a su cargo. Su actuación ha sido testimonial.

La procuradora y el fiscal sólo aparecieron el pasado 11 de mayo al firmar “un acuerdo para prevenir delitos electorales”, cuando ya iba mes y medio de campañas. Fuera de eso, nada. Y la pregunta obligada: ¿Cuándo la señora procuradora y su fiscal empezarán a investigar las denuncias que han recibido, antes o después de las elecciones?, o de plano, ¿no harán su trabajo y dejarán que, en las graves denuncias en estas campañas contra candidatos, gobernadores, alcaldes y otros funcionarios públicos, prevalezca la impunidad?

NOTAS INDISCRETAS… El doctor José Martín Toranzo Fernández mandó ayer una aclaración a esta columna que se reproduce a continuación: “Me permito solicitarle de la manera más atenta la aclaración correspondiente sobre los bienes inmuebles a los cuales hace referencia en su columna ‘Serpientes y Escaleras’ (25 de mayo), reiterándole que un servidor no es propietario de ninguno de los bienes inmuebles a los que hace usted referencia, cabe mencionar que una de esas propiedades es de mi hijo mayor, lo cual usted podrá comprobar en la Notaría Número 35 de esta ciudad, así como en las dependencias de Catastro Municipal y en el Registro Público de la Propiedad. Considero importante señalar que no tengo propiedades en el estado o en el país, lo cual también podrá usted comprobar. Mi vida la he dedicado al trabajo profesional, a la docencia y al servicio público de manera honesta y responsable. Espero con lo anterior se disipe cualquier duda que pudiese haber”.

Hasta ahí la aclaración de José Martín Toranzo… Por su parte, el gobernador de San Luis Potosí, Fernando Toranzo Martínez, emitió un comunicado fechado ayer en el que afirma que sobre las propiedades de su familia no puede dar cuenta, ya que sólo puede responder por su patrimonio, el de su esposa y de sus hijos, el cual detalla –y puede ser consultado– en su declaración patrimonial actualizada de San Luis Potosí… Tal como se lo revelamos aquí el martes, la negociación entre el PAN y el PRD para buscar declinaciones y alianzas “de facto” en algunos estados sigue avanzando. El PRD pide que los candidatos del PAN declinen en Guerrero y Michoacán. Los panistas, por su parte, quieren que los abanderados del PRD declinen en Querétaro, San Luis Potosí y Colima; pero de Michoacán nada. En Acción Nacional aún ven a su candidata compitiendo a tercios por la gubernatura. ¿Habrá acuerdos?... Los dados mandan doble Escalera. Salió el tiro.

26 Mayo 2015 03:00:19
PAN y PRD: ¿se unirán contra el PRI?
En un intento de último momento por evitar derrotas en sus bastiones más importantes el próximo 7 de junio, el PRD y el PAN están negociando “alianzas de facto” en varios estados para derrotar al PRI. La negociación, a propuesta de la cúpula perredista, busca que los candidatos a gobernador del PAN en Michoacán y Guerrero declinen en favor de los candidatos del PRD; y a cambio ofrecen que los abanderados perredistas en Sonora, San Luis Potosí y Baja California declinen también a favor de los candidatos de Acción Nacional.

El diálogo para discutir las declinaciones comenzó la semana pasada con una reunión en un hotel de Polanco a la que asistieron Jesús Zambrano y Jesús Ortega por el PRD, mientras que por el PAN acudieron Gustavo Madero y Alejandro Zapata Perogordo. Ayer se produjo la segunda reunión en el privado de un restaurante japonés de la colonia del Valle, hasta donde llegaron Ortega y Zambrano primero, al filo de las 3:30 de la tarde, y después Madero y Zapata a las 16:00 horas. En los próximos días habrá una tercera reunión para cerrar acuerdos.

La lógica de las alianzas de último momento que buscan PAN y PRD parte de que ambos partidos pelean “cuerpo a cuerpo” con el PRI en diferentes entidades y una declinación en los últimos días de la campaña podría ser clave para definir elecciones cerradas o en empate técnico. A “Los Chuchos” les interesa sobremanera mantener dos de sus bastiones políticos que están en riesgo de perderlos: Michoacán y Guerrero.

En el caso de Michoacán el argumento perredista para convencer al PAN es que su candidata, Luisa María Calderón ya se rezagó al tercer lugar y está fuera de la pelea por la Gubernatura. Pero el 15.7% de los votos de la panista, según la encuesta de ayer de “El Universal”, podrían inclinar la balanza en el empate técnico que el mismo sondeo registra entre Ascensión Orihuela (24.0%) y el perredista Silvano Aureoles, a favor del sol azteca.

El otro caso que le interesa al PRD es Guerrero. El candidato panista Jorge Camacho ya no pelea por nada; pero sus 6 o 7 puntos que le otorgan algunas encuestas serían oro molido para la perredista Mojica para cerrar la brecha con el candidato del PRI, Héctor Astudillo, que le lleva ventaja en la recta final de las campañas.

Para el PAN las declinaciones del PRD también serían claves en algunos estados. En Sonora, donde las últimas encuestas hablan de una ventaja de casi 4 puntos de la candidata del PRI, Claudia Pavlovich, los 7 puntos que algunos sondeos dan al candidato del PRD, Carlos Navarro, significarían la diferencia en una de las elecciones más cerradas y complicadas que enfrente el panismo.

El otro estado donde al PAN le conviene una declinación del PRD es San Luis Potosí, donde los últimos sondeos publicados, como el de “El Universal” del pasado 15 de abril, hablan de un “empate técnico” entre el candidato del PRI, Juan Manuel Carrera, y la abanderada panista Sonia Mendoza; los 18.5% puntos que esa encuesta daba al candidato del PRD-PT, Fernando Pérez, pueden ser el fiel de la balanza en las tierras potosinas. En cuestión de horas se sabrá si PRD y PAN llegan a un acuerdo para promover las “declinaciones” de sus candidatos y llegan como aliados “de facto” en varios estados este 7 de junio. Un anuncio así no debe pasar del próximo fin de semana si se quiere impactar en el voto de los indecisos. Y si eso ocurre, entonces sí, el panorama para el PRI complicará en varios estados ante la suma de fuerzas entre panistas y perredistas.

NOTAS INDISCRETAS…Es el candidato más joven del PRD a diputado local y va por el Distrito XIII de Álvaro Obregón. Se llama Carlos Jiménez Rodríguez y a sus 28 años aventaja en las encuestas. Tiene maestría en Gestión Pública del Tec de Monterrey, y ha recorrido puerta por puerta las colonias de su distrito. Es hijo del líder masón priista Manuel Jiménez Guzmán, quien en 2012 apoyó públicamente a Miguel Ángel Mancera y colabora como redactor de los discursos del jefe de Gobierno. Su padre fue varias veces diputado por el PRI, y hoy el joven Jiménez busca preservar la dinastía pero en el PRD… Los dados mandan Escalera. Buen tiro.
21 Mayo 2015 03:00:53
Los sobrecostos de OHL
En los contratos por más de 43 mil millones de pesos que el Gobierno federal ha otorgado en dos años a OHL ha habido un “sobrecosto” de 610 millones 341 mil pesos, derivado de las ofertas más altas que esa empresa presentó en varias licitaciones y que, dependencias como SCT, Gobierno de Puebla y Pemex, aceptaron por encima de otras ofertas menores presentadas por compañías mexicanas.

Un análisis detallado de los contratos otorgados a la filial mexicana de OHL, involucrada en escándalos de corrupción por sobreprecios y sobornos el Estado de México, arroja por ejemplo que en el Viaducto 1 Interurbano México-Toluca, otorgado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a OHL a un costo de 10 mil 148 millones 322 mil 867 pesos, hubo una oferta de 18% menos de Tradeco, que cotizó la misma obra en 8 mil 583 millones 335 mil 638 pesos, es decir 2 mil 200 millones de pesos menos. Aun así, la SCT, de Gerardo Ruiz Esparza, dio como ganadora de la licitación a la compañía dirigida por Andrés de Oteyza.

Otro caso similar en la SCT ocurrió con la licitación del Viaducto 3 del Tren Ligero de Guadalajara, también adjudicada a OHL aun cuando su propuesta fue de 2 mil 022 millones 896 mil 052 pesos, mayor casi 1% a la que presentó ICA de 2 mil 003 millones 134 mil 019 pesos.

Un tercer caso en la SCT fue la Autopista México-Puebla en la que la dependencia otorgó por “adjudicación directa” el contrato a OHL por 10 mil millones de pesos, bajo la figura de “indemnización” al Gobierno de Puebla.

El costo total de esos 4 contratos otorgados a OHL para el Gobierno federal fue de 28 mil 968 millones 748 mil 832 pesos, mientras que de haberse otorgado a las otras compañías que hicieron propuestas más bajas, el costo por las mismas obras hubiera sido de 28 mil 358 millones 407 mil 829 pesos, es decir que el Gobierno pagará un “sobrecosto” de 610 millones 310 mil 002 por haber elegido a la compañía española.

Los otros contratos más fuertes obtenidos por OHL son en Pemex.

El mayor es el de una Planta de Hidrógeno en Cadereyta, Nuevo León, por 13 mil 041 millones de pesos, que según información de Pemex-Refinación se le otorgó mediante la Licitación Pública Internacional P2LI041106, y que incluye además de los trabajos de la planta, la terminación de un gasoducto de 12 pulgadas de diámetro para transportar gas natural de alta presión desde el ramal Ramones a la citada Refinería de Cadereyta.

Otro contrato por 689 millones de pesos fue otorgado por Pemex-Refinación a OHL para la construcción de un turbogenerador en la Refinería Madero, de Tamaulipas, que se la adjudicó también en una licitación internacional P2LI041097.

Y un tercer contrato a la constructora española de la misma área de Pemex fue el de la Estación de Rebombeo de Degollado, Jalisco, mediante la licitación Pública Internacional P3LIO41077, según información de la paraestatal.

Un cuarto contrato de Pemex-Refinación a OHL, que no fue corroborado por la dependencia, sería de 550 millones de pesos por la construcción de una planta solidificadora de azufre en Coatzacoalcos, Veracruz.

Aunque no hay información oficial sobre esa obra, extraoficialmente se afirma que fue otorgada por “adjudicación directa” a la filial mexicana.

El volumen de contratos y los montos de obras otorgados a OHL en los dos años del gobierno federal es muy superior a lo que han obtenido otras constructoras mexicanas que participan en las licitaciones federales; mientras a la empresa española le han otorgado más de 43 mil millones de pesos en contratos, además de otros 7 mil millones en asociación con otras empresas (50 mil millones en total), a las tres principales constructoras mexicanas Tradeco, ICA y Carso se les han otorgado, en conjunto, contratos por 9 mil 412 millones de pesos en el mismo periodo.

Eso explica por qué México es el mejor negocio para OHL; tan solo en 2014 la firma mexicana aportó 90% de los 867 millones de euros de flujo operativo obtenido por OHL Internacional, muy superior a lo que gana el conglomerado matriz de España y en 30 países más donde tiene otras filiales, aunque ninguna tan redituable como la mexicana.
20 Mayo 2015 03:00:45
Córdova espiado; ¿Camacho caído?
La cercanía de las próximas elecciones sube el termómetro político. Las campañas sucias entre candidatos y partidos aumentan y ya alcanzaron también al presidente del INE, Lorenzo Córdova, exhibido en una conversación telefónica –producto de espionaje ilegal– donde se le oye mofarse de manera lamentable del modo de hablar de indígenas mexicanos a los que está obligado a atender como servidor público. El espionaje a Córdova y la polémica generada por sus dichos discriminatorios ayer en redes sociales, es una expresión más del aumento de tensiones conforme se acercan los comicios. Pero no es la única.

En el PRI, por ejemplo, donde se daba por hecho que el próximo coordinador de la bancada priista en San Lázaro era César Camacho Quiroz, actual dirigente nacional del partido, hoy surgen voces que afirman que el mexiquense ya no tiene tan seguro el liderazgo parlamentario. Entre los propios priistas de alto nivel empieza a circular la versión de que a Camacho “se le cayó la jefatura de la próxima bancada” desde que su colección de relojes Philippe Patek, valuados en 2 millones de pesos, fue exhibida públicamente y utilizada después en las campañas del PAN como símbolo de corrupción del priísmo.

“¿Cómo vas a tener un coordinador parlamentario que está bajo sospecha de corrupción? Como interlocutor con las otras fracciones llegaría golpeado y cuestionado y así no le sirve al Presidente”, dijo a esta columna un senador del PRI que pidió el anonimato y que también deslizó otro nombre para la próxima bancada priista en San Lázaro: “Ahí está Enrique Jackson, hombre de experiencia, ya fue coordinador y líder, es un político maduro”. Jackson sería el complemento ideal en San Lázaro para el líder priista en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, pues ambos trabajaron juntos en la LIX Legislatura, donde Jackson fue coordinador del PRI y presidente del Senado, mientras Gamboa su vicecoordinador y operador político de confianza.

Sin embargo, la decisión no es de Gamboa y tal vez por eso otros priistas sueltan otro nombre: Jorge Carlos Ramírez Marín. El yucateco fue presidente de la Cámara de Diputados en la LXI Legislatura y tiene experiencia parlamentaria y política. Aunque no pertenece al grupo mexiquense, colaboró desde la campaña cerca del presidente Enrique Peña Nieto y, tras su paso por el gabinete como secretario de Desarrollo Urbano y Territorial, actualmente es representante del PRI ante el INE y candidato plurinominal. Ramírez Marín podría ser el reemplazo de Los Pinos si se cae la coordinación para Camacho.

NOTAS INDISCRETAS…

En el choque de estructuras que vive la delegación Álvaro Obregón, el candidato a diputado local del PRI-PVEM, Fernando Zárate, ya le saca ventaja al del PRD-PT, José Alberto Benavides, a quien apoya el cacique de esa delegación Leonel Luna. Eso ha aumentado los ataques contra el ex perredista Zárate y sus huestes. Y es que Luna no sólo busca mantener el control de Álvaro Obregón, de la que ya ha sido jefe delegacional dos veces (2006 y 2012), sino que ahora busca extender su cacicazgo e influencia hasta Cuajimalpa donde él maneja la campaña del candidato perredista Luis Cházaro. Luna está detrás de los golpeadores de Cuajimalpa y Álvaro Obregón y busca detener a como dé lugar al ex perredista Zárate porque conoce bien sus manejos turbios en ambas delegaciones… En Matamoros la familia cuenta. Pero sobre todo la familia de la alcaldesa Leticia Salazar. Resulta que su papá, Ramiro Salazar, es el candidato a diputado federal. Eso hizo que hace unos días, de visita en la frontera tamaulipeca, el dirigente del PRI, César Camacho, se refiriera al señor Salazar como “el primer papá de Matamoros”. Al día siguiente varios diarios locales destacaron la frase en su primera plana, pero extrañamente, grupos de personas llegaron a comprar todas las ediciones de diarios que mencionaban los dichos de Camacho. Y según el PRI de Tamaulipas, quien mandó comprar esos periódicos fue Luis Biassi, novio de la alcaldesa Salazar, quien por defender a su suegro retiró las ediciones. Tener un yerno así o ser un yerno así… Se agitan los dados. Tocó Serpiente.
19 Mayo 2015 03:00:45
Se recrudece guerra en SLP
Ante lo cerrado de las últimas encuestas que arrojaban empate técnico entre la candidata del PAN, Sonia Mendoza, y el candidato del PRI-PVEM, Juan Manuel Cerraras, la disputa por la Gubernatura de San Luis está subiendo de tono y, empiezan a surgir acusaciones, expedientes “negros” y señalamientos entre los abanderados de los dos partidos que se juegan la continuidad priistas en el estado o el regreso del panismo.

Ayer datos publicados en esta columna, que hablaban de una investigación catastral realizada por adversarios del candidato del PRI, desataron un debate entre los dos candidatos. Juan Manuel Carreras nos mandó un comunicado en el que rechaza contar con propiedades por más de 60 millones de pesos y asegura que es “información falsa” en el contexto de tiempos electorales.

El PVEM que va en alianza con el PRI de plano acusó a la candidata del PAN de ser la responsable. “Acción Nacional ya se siente perdido, el equipo de Sonia lanza ataques y acusaciones sin fundamento en contra de Juan Manuel”, dijo el dirigente estatal del polémico PVEM, Manuel Barrera.

Carrera asegura que su patrimonio e inmueble en copropiedad con su esposa suman 3 millones 728 mil 808 pesos y “son producto de 30 años de trabajo en el servicio público”. Sobre la Universidad Idep, de la que acepta ser socio mayoritario, dice que se fundó hace 13 años y niega tener conflicto de interés “porque la Universidad no tiene ningún tipo de trato o convenio con el gobierno del estado”.

En contraparte, ayer en medios de San Luis se publicó información que afirma que el valor comercial de los inmuebles propiedad de Carreras, y en los que se ubica la Universidad Idep, valen más de lo que él declaró. “El edificio de Venustiano Carranza está valuado en 20 millones. Se trata de una de las avenidas más comerciales de San Luis”, afirma una fuente panista, que también asegura que con base en avalúos comerciales, el edificio de la calle Madero, en el centro Histórico, sede principal de la universidad vale 18 millones de pesos. Carrera responde a esos señalamientos que él pagó 7 millones por el edificio de Carranza y así está declarado en sus declaraciones que presentó ante Notario Público. “Mi obligación es declarar cuánto pagué por el inmueble y cuándo lo compre, que no fue como secretario de Educación sino mucho antes (2002). Después fue ampliado y construido por la Universidad en varias etapas y si dicen que vale 20 millones de pesos pues que me lo compren, se los vendo”, contestó a los reporteros el priista.

Veremos en qué termina la polémica de los precios y las propiedades de los candidatos. Por lo pronto, lo que queda claro es que en San Luis, a escasos 20 días para las votaciones de gobernador, la batalla seguirá subiendo de intensidad. Y la pregunta es por qué optarán finalmente los potosinos ¿continuidad o alternancia?

NOTAS INDISCRETAS…

Ignacio Durán, director de Comunicación Social de Pemex precisa sobre lo publicado el sábado en este espacio: “Emilio Lozoya Austin fue designado miembro del Consejo de Administración de OHL a fines del 2010 y renunció en agosto del 2012 al incorporarse al equipo del presidente electo”. Sin embargo, Durán afirma que “todos los contratos que Pemex ha firmado con OHL en esta administración han sido por procesos abiertos y transparentes”, acordes a la normatividad nacional e internacional, y rechaza favoritismos a la empresa española. Es el mismo caso, dice, de Mario Beauregard, director de Finanzas de Pemex, quien también trabajó para OHL pero se desligó al iniciar la administración actual. “Es completamente legal que alguien que preste sus servicios en una empresa se incorpore al servicio público”, dice el vocero de Pemex…Los dados repiten Escalera.
14 Mayo 2015 03:00:16
Un bronco que desafía al sistema
Detrás del fenómeno que ocurre en Nuevo León con la candidatura independiente de Jaime Rodríguez “El Bronco”, lo que ésta en marcha es un interesante experimento social, económico y político que, por primera vez, está poniendo en jaque al sistema de partidos y desafía las formas tradicionales de acceso al poder en México.

La fórmula no es nueva en México, pero sí tiene ingredientes inéditos que pueden derrumbar uno de los grandes mitos y tabúes de nuestra imperfecta democracia: una figura popular y carismática como la de Jaime Rodríguez, un ex funcionario priista con trayectoria local, soportada por el poder económico de poderosos empresarios que, en su disgusto y molestia con el sistema, rompen con la clase política, sin distingos de partido, e intentan llevar al poder a un hombre sin compromisos que les sean más eficiente en la labor de gobernar y administrar el estado en donde están sus intereses.

Y decimos que no es nueva, porque la fórmula con la que Jaime Rodríguez ha llegado a la cúspide de la elección por la Gubernatura de Nuevo León se parece mucho a la que llevó a Vicente Fox, un gerente de empresas trasnacionales, a convertirse primero en gobernador de Guanajuato y luego en el primer Presidente de la República que sacó al PRI de Los Pinos, tras 71 años del partido de Estado. La diferencia es que en aquel momento los empresarios que apuntalaron el proyecto de Fox –otro ranchero dicharachero y carismático, peleador contra el sistema como “El Bronco”– utilizaron al PAN porque en 1995 no había candidaturas independientes y estaban prohibidas por la ley. Por eso los capitanes de empresa que diseñaron, impulsaron y financiaron el “Proyecto Fox” se montaron en “Los Bárbaros del Norte”, la corriente empresarial que, 10 años atrás, tomó el panismo, con Manuel J. Clouthier a la cabeza.

Ahora también, detrás de Jaime Rodríguez, de su creciente popularidad y de un probable triunfo histórico en Nuevo León, hay un “proyecto Bronco”, diseñado, financiado e impulsado, hasta ahora de manera oculta, por algunos de los capitanes de empresa más fuertes e importantes del poderoso Grupo Monterrey. La molestia y el distanciamiento con el gobierno de Enrique Peña Nieto y el PRI, llevaron a estos empresarios regiomontanos a buscar una opción política distinta y al fracasar su candidato Fernando Elizondo en el PAN, optaron por inventar una figura independiente, con un efectivo aparato publicitario y propagandístico que, combinado con el carisma natural del “Bronco”, dio pie al fenómeno que hoy tiene contra las cuerdas al bipartidismo en Nuevo León.

El incremento de ataques a Jaime Rodríguez, tanto del gobierno priista de Rodrigo Medina, que ve con desesperación cómo su candidata Yvone Alvárez fue rebasada y desplazada al segundo lugar; como también del PAN, cuyo candidato Felipe Cantú, aunque creció no pudo evitar que buena parte del voto clasemediero panista fuera seducido por el carisma del “Bronco”, son el más claro indicador de que, por primera vez en la historia de las elecciones en México, un candidato independiente amenaza en serio la supremacía del sistema de partidos.

De seguir la tendencia de las encuestas en Nuevo León a este “Bronco” no lo van a domar. Será cosa de ver si el sistema no echa mano de otros recursos para evitar una derrota histórica del partidismo, luego de que las “campañas sucias” resultaron y produjeron el efecto contrario de hacer crecer al candidato independiente. En 24 días veremos en qué termina el experimento independiente en tiernas nuevoleonesas. Si Jaime Rodríguez se impone en los comicios del 7 de junio, se habrá abierto la puerta a un nuevo modelo de participación y representación política en México. Sólo faltaría ver si este popular, dicharachero y carismático candidato –con todo y sus padrinos empresarios– no resulta tan decepcionante y gris como gobernante, como aquel que asustaba a las “tepocatas, las alimañas y las víboras prietas”.

" Comentar Imprimir
columnistas

top-add