×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
11 Julio 2018 04:00:00
Las cuentas no dan
Bueno, después de la contienda electoral ya no tengo ni 9 ni 16, ahora tengo 36 nuevos lectores, ¡ai vamos! Ahí vamos cada día subiendo. Comentarles que, como dijo Zapata, “haiga sido como haiga sido” ,tenemos presidente electo y empezamos a hacer cuentas para ver si alcanza el dinero, y nos presentaron al doctor Carlos Urzúa, quien será el próximo secretario de Hacienda, el cual es un académico al 100% y que tenemos que tener cuidado, ya que de lo teórico a lo práctico, como dijera mi abuela, “hay mucha diferencia”.

Pero ya empezaron a dar señales de que la gasolina pues no va a bajar, el precio está controlado y seguirá en aumento, por lo que va a ser un poquito difícil bajar este impuesto directo de la gasolina, recordemos que hay cuatro pesos que van directamente al Gobierno federal, después del IVA e impuestos especiales, del impuesto el Gobierno se queda con 4 pesos, y sería muy peligroso indexar la gasolina con la inflación.

Mis queridos 36 lectores, ¿qué es indexar? Es que lleven el mismo parámetro de incremento y el gran problema es que las variaciones del precio de la gasolina nada tienen que ver con la inflación, ya que nos guste o no el precio lo determina Estados Unidos, que es de donde se importa, depende en gran medida del mercado del petróleo.

Se empezaron a ver cuentas y en el año 2000 en México había 7 millones de adultos mayores, para el 2006 había 10 millones; en 2012, 13 millones, y ahora para 2018 hay 15 millones, por lo que para el 2020 serán 18 millones de adultos mayores. Y esto lo comentamos por todos los que tengan 65 o más, van a poder tener la pensión universal de mil 200 pesos mensuales, ya que esta fue la promesa que hizo nuestro presidente electo López Obrador; pero ya poniendo 15 millones estás hablando de 18 mil millones de pesos mensuales, esto sería 216 mil millones anuales; pero también prometió preparatoria para todos y estamos hablando de que son aproximadamente 12 millones de jóvenes, 6 millones de bachillerato y 6 millones de carrera técnica, y estos van a recibir un apoyo de 600 pesos al mes, que va a servir para transporte y que representa 7 mil 200 millones de pesos al mes, o sea, que serían unos 86 mil 400 millones al año. Llevemos la cuenta. Y también dijo que a los ninis se les iba a apoyar para que se les capacite, y estamos hablando de que son unos 3 millones de ninis, serían 9 mil 600 millones de pesos anuales.

Hagamos las sumas: nada más en esto son de 312 a 320 millones de pesos adicionales, en una sola semana ya comprometió un 70% del ajuste de presupuesto que había dicho y eran alrededor de 500 mil, y todavía faltan los subsidios al maíz, al trigo, construir universidades, pavimentar carreteras, lo de Tehuantepec; reubicar por lo menos 12 secretarías de Estado y sacarlas de la Ciudad de México a diferentes partes del país, lo cual considero es una buena medida, pero ustedes díganme ¿qué ciudad del país está preparada para recibir 100 mil habitantes de un solo pujón?

Es muy bueno prometer, porque como dijo mi abuela “prometer no empobrece, lo que empobrece es cumplirlo”, por eso la gente ya está harta de los políticos, porque les prometen mil cosas y no les cumplen; y aquí estamos viendo que en menos de una semana la gasolina se va a incrementar, el aeropuerto sigue en construcción, no hay dinero para todo, donde no se va a vender el avión presidencial.

Señores, lo que nosotros vemos es que el PRESIDENTE ELECTO vendió esperanza de un cambio y hay muchas expectativas con él, lo mismo pasó con Vicente Fox; la diferencia es que él tiene mayoría en el Congreso y puede meter presión para cambiar las grandes reformas como la energética y la reforma educativa, o la que él considere pertinente.

Señores, nuestro presidente electo no sabe de economía, tiene que estar bien asesorado para que le vaya bien a México y a cada uno de nosotros.

¿Usted qué opina?
04 Julio 2018 04:00:00
Megaproyectos
No es importante dónde viva el Presidente, tampoco qué avión usa, pero en política, los temas de forma se hacen fondo. Ya tenemos nuevo gobierno a nivel federal, será tiempo de reconciliación, de dar certidumbre a la inversión nacional y extranjera que es la más importante. El presupuesto que se va a autorizar en octubre en el Congreso de la nación para 2019, va a ser crucial, ya que va a dar las señales que esperamos los inversionistas nacionales y extranjeros; ya que sin este no vamos a saber el rumbo económico que va a llevar México.

Nosotros los empresarios siempre nos movemos con indicadores o puntos de referencia, y existe uno muy importante que tiene que ver con la confianza en nuestro país, y es la inversión extranjera directa, IED, ya que si vemos que los flujos de capitales de las naciones que tienen sus intereses en México dejan de invertir, entonces sí ya nos cargó el payaso… Es por eso, que guste o no, nuestro Presidente sigue siendo Enrique Peña Nieto y va a tener que dejar un país sostenible, sin crisis y sobre todo un país trabajando; el trató en los últimos años de sanar las finanzas de Pemex, de la Comisión Federal de Electricidad, del Instituto Mexicano del Seguro Social, el ISSSTE para que tuviera viabilidad de crecimiento y estabilidad financiera; pensamos que debe dejar un país tranquilo y con un crecimiento de 1.5 o 2% para 2019.

Es por eso mis queridos nueve lectores que necesitamos los megaproyectos para romper paradigmas y que esta economía sea de las primeras del mundo, y estamos hablando de proyectos que nos van a poner en el ámbito internacional y en las tecnologías de punta como son:

» Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

» Tren bala de México a Tijuana pasando por Monterrey.

» Tren bala de México a Querétaro.

» La intercomunicación de los océanos atlántico y pacifico a través de vías férreas.

» El empuje a la zona estratégica de desarrollo del ITSMO de Tehuantepec.

» A los puertos de alto calado.

» A la propuesta de meter más presupuesto a la innovación y tecnología.

» Y uno muy importante, que es la educación.

Tenemos que dar una preparación académica, de principios y valores y sobre todo de conocimiento para nuestro país; que la gran mayoría tenga una profesión, como abogado, ingeniero, arquitecto, licenciado, doctor, enfermera, topógrafo, en fin, que sea una generación que tenga estudios para que pueda salir por su propio pie y no con el asistencialismo.

“El Peje” también va a tener mayoría en el Congreso, pero no va a poder tener la fuerza suficiente para quitar las reformas estructurales; pero no se trata de eso, si no de fortalecer a México y a los mexicanos, es por eso, que nuestra vida sigue, tenemos que ir a trabajar todos los días, a la escuela, seguir con los proyectos; sigue la vida y el cambio no lo esperemos del Gobierno o de una sola persona, el cambio lo tenemos que hacer nosotros en la vida diaria, escuchar a nuestros hijos, no tirar basura, respetar los señalamientos, ayudar al prójimo, en fin, mil maneras de poder cambiar esto; pero México sigue y seguirá… lo que sí queremos nosotros como iniciativa privada es:

“MÁS PARTICIPACIÓN CIUDADANA, MENOS GOBIERNO, ES IGUAL A DEMOCRACIA”.

Sí mis queridos nueve lectores, que yo creo que esta semana sumaremos otros siete más y llegaremos a 16, tenemos retos pero también todos y cada uno de nosotros componemos esta nación, y sin nosotros no puede haber un México próspero, seguro y con certidumbre.

Vayamos pues a hacer lo que a cada quien le corresponde y exijamos los cambios para tener una mejor calidad de vida para cada uno de nosotros y nuestros hijos.

¡VIVA MÉXICO!
27 Junio 2018 04:00:00
Nada está cantado
Existe una gran incertidumbre en los mercados y nosotros ya lo habíamos pronosticado desde noviembre de 2017, cuando comentamos que “los mercados financieros iban a atacar a los mercados emergentes como México” y así está pasando: el dólar llegó a estar a 20 pesos y retrocedió a 18. Me preguntarán ustedes, queridos nueve lectores, quién sale ganando: los especuladores, ya que siempre existe el efecto “J”, que fue pronosticado por el economista Rudiger Dornbusch: el comportamiento se parece a una “J”, ya que llega a subir hasta 20 y regresa como el efecto J pero no al nivel que estaba, sino siempre un poquito más arriba. Por ejemplo, si estaba en 18 pesos, regresa a 19.20 pesos. Este es un comportamiento natural y los inversionistas extranjeros son los que siempre salen ganando, ya que en volúmenes de dólares un peso o dos pesos son millones en utilidades que ninguna empresa de servicios o manufactura los da, solamente la especulación es la que ofrece esos rendimientos.

Y ahora se ve otro ataque en el que nuestra moneda tendría que estar en la actualidad en 18.50 pesos y está en 20.20 y al alza. Recordemos que por cada 7 mil millones de dólares que salen del país nuestra moneda se devalúa un peso y como NADA ESTÁ CANTADO, las especulaciones están por donde quiera; probablemente salgan 21 mil millones de dólares o más y la paridad puede llegar hasta 25 pesos por dólar.

Y me preguntarán ustedes, mis queridos nueve lectores, “¿y nosotros qué? si no ganamos en dólares”. La respuesta es muy sencilla: todo está cotizado en dólares: las materias primas, las refacciones, la comida, los metales preciosos, es una referencia para nuestro sistema monetario, ya que el peso no tiene la certidumbre como una moneda fuerte y para lograrla nuestra economía debe estar fuerte en sus exportaciones, en su mercado interno y en su recaudación de impuestos y lo que avala más es la certidumbre jurídica para hacer negocios y cobrar deudas, lo cual México ha tenido oportunidad de hacerlo y no lo ha logrado. Volviendo al punto, como todo está basado en dólares, a todos les va a costar más comprar un auto, un refrigerador, una lavadora, una secadora, un teléfono móvil, inclusive la comida, ya que más de 40% de los alimentos en la mesa es de exportación.

NADA ESTÁ CANTADO. Faltan cinco días para saber quién va a dirigir el destino de México los próximos seis años. Ojalá que no gane el más popular, porque no tiene la capacidad para gobernar un México del siglo 21 y la gente que lo rodea son académicos del sector económico, es por eso que no existe la confianza en el sector financiero internacional en que nuestra moneda no sufra este tipo de especulaciones, pero recordemos el efecto “J” que se va a ver para noviembre de 2018. Ojalá que no contamine la inflación que el año pasado tuvimos del 6.7% y se mantenga en valores más bajos, ya que esto afecta a toda la población.

Por eso se le llama una votación histórica porque puede cambiar el rumbo de México, puede ser un punto de quiebre que no debemos de permitir, no queremos más pobreza, queremos un mejor bienestar para todos los mexicanos, inclusive existe la teoría de que los estados del norte se quieren independizar y crear un nuevo país porque son los estados más productivos y que más aportan a la Federación.

¡Salgamos a votar por el bienestar y el futuro de nosotros y nuestras familias! ¡NADA ESTÁ CANTADO!
16 Junio 2018 04:00:00
Confianza
Un billete de 100 dólares en la parte de atrás dice “In god we trust”, esto significa “que la confianza la tenemos en Dios”, pero aquí en México la confianza la tenemos en quien está manejando el dinero, en las leyes que nos rigen, en la sociedad, no solamente es la confianza en las instituciones sino también en el historial que tienen.

¿Por qué esto, mis queridos nueve lectores? Pues porque hasta el 30 de mayo han salido del país más de 15 mil millones de dólares. Y la pregunta es: ¿podemos confiar en el posible nuevo secretario de Hacienda Carlos Urzúa, quien cuenta con un doctorado y una maestría por la Universidad de Wisconsin y experiencia en el sector público, pero quien no tiene lo que se requiere, que es ser un buen negociador que genere confianza en los inversionistas mexicanos y extranjeros y evite el de-sorden y la volatilidad en el tipo de cambio?

Hay que estar atentos a las salidas de capitales, ya que esto puede desestabilizar al país como ha ocurrido en años anteriores, generando una gran devaluación del peso. Al 1 de junio, extranjeros tenían en sus manos alrededor de 103 mil 772 mil millones de dólares en deuda mexicana, una cifra muy por debajo de los 140 mil millones de 2014. ¿Qué significa esto? Que los extranjeros no le están teniendo confianza a los papeles de deuda mexicana. Lo anterior se traduce en que por cada 7 mil millones que los extranjeros no quieren tener de deuda azteca, la moneda nacional cae un peso ante el dólar: si estábamos en 19 pesos y ahorita estamos en 21, quiere decir que salieron del país los alrededor de los 15 mil millones que mencionábamos al principio.

Y agárranse, mis queridos nueve lectores, porque si gana Andrés Manuel López Obrador fácilmente se van a ir a 21 mil millones de gente que va a vender sus papeles de deuda mexicana y el dólar se incrementará a 24 o hasta 25 pesos, hasta que exista otra vez la confianza suficiente hasta llegar a los 18 pesos por dólar. En la actualidad el tipo de cambio debe fluctuar en eso, pero no existe la confianza para que esto suceda, y aún faltan 17 días para las elecciones.

La confianza se tiene que ganar día a día y más en las instituciones, ya que aquí en México es imposible quitarle una casa o un automóvil a un trabajador si no paga, pero en Estados Unidos y demás países del primer mundo en menos de 10 días tienes tu casa y auto de regreso y donde estés te notifican. Un ejemplo: si debes más de seis meses de tu auto, localizan el vehículo y no importa si estás en el hospital, en tu casa o en la escuela, va una grúa, lo recoge y te llega la notificación de que no has pagado y ellos lo pueden rematar y sigues debiendo parte del auto. Es por eso que las agencias y los bancos tienen la confianza de soltarte un crédito para auto o casa porque saben que van a recuperar su dinero. Para todos es un negocio.

En México han cambiado algunas reglas y ahora es un poquito más factible recuperar el dinero en forma expedita para que así sea negocio para todos. Creo que debemos de dar señales de que nuestra economía, no solamente es Andrés Manuel López Obrador o el secretario de Hacienda, sino todas las fortalezas que tenemos en el sector manufacturero, comercial y científico, nos hacen dignos de confianza. ¿Y ustedes qué piensan?


.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


30 Mayo 2018 04:00:00
Mayoría absoluta
Para poder tomar acuerdos en el Congreso, tanto en la Cámara de Senadores como en la de Diputados, hay que manejar la mayoría simple, es decir, se tendría que tener 50% de los 500 diputados o 50% de los 128 senadores. Con esta pueden pasar y votar algunas leyes, pero es muy importante la MAYORÍA ABSOLUTA, mis queridos nueve lectores, es decir, tener 66% del Congreso o 330 diputados a favor para hacer reformas constitucionales, y en el Senado tener 85 legisladores a favor para tener quórum y aprobar reformas constitucionales. No sabemos cómo vaya a quedar esto después de las elecciones, pero el PRD, que ahorita está con el PAN, podría aliarse con los de Morena, aunque el PRD está a nada de perder su registro, como también lo está Movimiento Ciudadano.

Por lo anterior, hay que tener mucho cuidado el día de las votaciones sobre por quién hay que votar para que así exista la oposición suficiente y no tengamos un Congreso que pueda tener en su conjunto 66% de mayoría absoluta, la cual nos podría llevar entre sus proyectos a todos los mexicanos, y tener así mayor estabilidad política, que es fundamental para las inversiones y lo cual estamos viendo en la economía nacional. Es por eso que en la Iniciativa Privada existe una presión muy fuerte para que se firme el Tratado de Libre Comercio de América del Norte 2.0, ya sea una versión ligera o de gran profundidad, pero sí se necesita certidumbre jurídica para los mexicanos y extranjeros que invierten su dinero en el país, ya que se volvería a tener acceso preferente al mercado norteamericano.

Nuestra posición geográfica es clave al tener de vecino a Estados Unidos, el mayor mercado de consumo, un mercado muy apetitivo para todas las empresas a nivel mundial que quieren invertir en México y aprovechar la mano de obra barata y la corta distancia con EU, pero no se animan por la incertidumbre que está generando el presidente Donald Trump.

Lo hemos comentado en varias ocasiones, el TLCAN se tiene que firmar en junio, es imprescindible que se haga en esta fecha, ya que todos los actores se conocen y han estado en las mesas de negociaciones por varios meses, ya saben cómo se deben de presentar los puntos para tomar consensos y tener la capacidad de diálogo para su aprobación.

Junio es el mes fatal para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte: si no se hace en junio, el resto del año ya no se podrá poner en la mesa, ya no se podrá hacer nada, ya que en julio tendremos nuevos actores en la política que van a tomar decisiones y de aquí a que se pongan de acuerdo ya pasó julio y agosto. Otra razón de peso que hemos comentado y nadie se ha dado cuenta es que en noviembre hay elecciones en el Congreso y específicamente el 8 de noviembre, por lo que los legisladores no le van a poner atención al TLCAN 2.0. Cuidado con la mayoría absoluta, vean perfiles, vean candidatos, no partidos, para que desde ahí construyamos un México mejor. ¿Ustedes qué opinan?
23 Mayo 2018 04:00:00
¿Dónde quedaron los dólares?
México vende aproximadamente un millón de barriles de petróleo diarios, lo que representa alrededor de 2 mil millones de dólares mensuales en ventas de petróleo hacia Estados Unidos. Lo que todos nos preguntamos es: en estos 18 meses que han transcurrido de 2017 y 2018, ¿qué ha hecho el Banco de México con esos 36 mil millones de dólares que Pemex ha vendido porque nuestras reservas dicen que tenemos en la actualidad 173 mil 111.4 millones de dólares y desde septiembre fluctúan en 170 mil millones? En 2015, 2016, 2017 y lo que va de 2018 las reservas del Bando de México no se han movido, hay una incongruencia total. Por eso, mis queridos nueve lectores, ¿dónde quedaron los verdes? O sea, los dólares.

Esta pregunta viene debido a lo que hemos sufrido últimamente, que ha sido la apreciación del dólar. Llegamos a estar a un buen nivel de precio de dólar en 17.50 pesos y en la actualidad ya está sobre los 20.20 y para que vuelva a bajar a niveles de 18 se le tiene que meter al mercado parte de las reservas.

Esta sería la primera acción de defensa de la moneda nacional para que el dólar no se dispare tanto en su precio. Las reglas del mercado siempre han sido sencillas: entre más demanda y menos oferta pues se incrementa el precio de todos los bienes, automóviles, televisores, comida, etcétera. La ley de la oferta y la demanda impera, es por eso que queremos saber dónde quedaron los dólares para poder estabilizar ahorita el pánico de algunos mexicanos.

En teoría, cuando compramos gasolina ese dinero entra a las arcas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico, y esta le entrega pesos a Pemex para que cubra los gastos de la compra de gasolina que estamos haciendo cada año y aquí está incluida la compra de dólares para importar la gasolina.

Por si no lo saben, mis queridos nueve lectores, nosotros importamos más de 50% del consumo nacional de gasolina, nuestras plantas refinadoras para producir gasolinas están trabajando a 40 o 50% de su capacidad instalada, pero no se diga que en las plantas refinadoras de Texas están al 100%, esa es otra incongruencia que tiene México y aparte ellos siguen construyendo refinadoras y nosotros no. Esto lo publicamos hace más de seis meses y nadie ha dicho ni “pío”. Pero volvamos al tema: ¿los verdes (dólares) dónde quedaron?

¿Será que el Banco de México le está vendiendo los dólares directamente a Pemex? Bueno, pues si es así, no tenemos problema para que exista una comisión de dólares que siempre se tienen que pagar.

Pero si este fuera el caso, debe de existir un comunicado al respecto por parte de la Comisión de Cambios que controlan la SHCP y Banxico, ya que en toda la investigación que hemos hecho para este comentario, la Secretaría que controla la comisión no ha sacado algún comentario al respecto, porque por ley todos los ingresos que tiene Pemex en dólares se los debe de vender al Banco de México, que le entrega los pesos a la SHCP y posteriormente cada año la Secretaria envía al Congreso de la Unión su presupuesto de gastos, en donde incluye el presupuesto de Pemex en pesos, y cuando tiene que pagar en dólares Pemex se los tiene que comprar al Banco de México.

Aquí hay un negocio no aclarado. Preguntemos a los diputados del Congreso si tienen por ahí algún comunicado de la Comisión de Cambios respecto de adónde van a parar esos dólares.

¿Y ustedes, qué opinan?
16 Mayo 2018 04:00:00
‘Subirnos a la ola’
Como sabrán, en nuestra pasada intervención comentamos que Estados Unidos va a tener un incremento sostenido de 2.6% anual de su PIB y eso es una buena noticia para México porque habrá un incremento en la importación desde EU de productos agropecuarios y maquilados en México, lo que va a ayudar al sector exportador y maquilador de todo el país, inclusive va a ser un empujoncito bastante bueno para que se acuerde el nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

El petróleo también va a ser demandado por los estadunidenses, ya que su crecimiento implica un mayor consumo de materias primas y uno de los principales para mover su aparato económico es la gasolina, que es un derivado del petróleo, por lo que para no consuelo de nosotros, mis queridos nueve lectores, es que aumentará el precio de los combustibles, o sea, el de la gasolina.

Sin embargo, alguien nos puede ayudar, como hasta ahora nos ha ayudado y nadie le ha dado las gracias. Me estoy refiriendo a Arabia Saudita, porque el día de mañana a la hora que ellos digan y sin previo aviso pueden mandar en el mercado de petróleo y bajar el precio de la gasolina, pero a la vez perjudicaría al presupuesto o ingresos de México, ya que el petróleo en la actualidad lo tienen presupuestado en 65 dólares el barril y, si Arabia Saudita lo quiere, puede llegar hasta 20 dólares.

Ahorita la perspectiva de crecimiento del PIB mexicano para 2018 es de 1.5 a 3%, mientras que la tasa de interés se podría seguir manteniendo en 7.85% a 28 días. En la actualidad la mezcla mexicana de exportación la estamos vendiendo a 60.89 dólares el barril, por lo que no están entrando a las arcas de la nación 4 dólares con 11 centavos por cada barril de petróleo vendido y esto podría significar dos cosas: que se podrían recortar programas porque no hay dinero o que se tendría que recurrir a más deuda para completar el presupuesto.

Por lo anterior, es importante “subirnos a la ola” o a la buena racha de Estados Unidos porque va a seguir creciendo su economía y tenemos que estar preparados en sectores en los que podamos tener una ventaja competitiva. Siempre lo hemos mencionado: en productos agropecuarios va a haber más demanda de nuestro aguacate, fresas, tomate, cebolla, limón, así que podríamos darles un valor agregado, como que tengan más tiempo en anaquel y en almacenaje para que no se echen a perder y que lleguen al consumidor en buen estado.

Tenemos que ponernos las pilas. Ya se acaba este sexenio y hay que dejar las bases para poder tener ese crecimiento de 3%, un buen Tratado de Libre Comercio y buenos canales para la exportación de productos agropecuarios, además de los incontables artículos maquilados en territorio mexicano como automóviles, refrigeradores, tractores, lavadoras, secadoras, televisores y otros. ¿Y ustedes, qué opinan?
28 Abril 2018 04:00:00
Para arriba y para abajo
El Gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México (Banxico), no está haciendo lo pertinente para tener un tipo de cambio estable. Me podrá decir alguno de mis nueve lectores: “Pues yo ni gano ni gasto en dólares, ni voy ni vengo a Estados Unidos, ni tengo pasaporte ni visa. Entonces, ¿qué con la paridad?

En México, en su gran mayoría los precios están dolarizados, es decir, se basan en el dólar lo que cuestan las cosas -un automóvil, una estufa, una lavadora, una televisión, una secadora, componentes electrónicos- y hay que decirlo, 50% de lo que comemos en la mesa es ya de origen extranjero. Véanlo, véanlo ustedes mismos en su casa. Y al momento de que “va para arriba y para abajo”, los precios se descontrolan y quienes sufren, como siempre, son las amas de casa. Lo vimos hace 15 días, cuando el dólar subió 60 centavos y esto es lo que nos espera en los próximos meses.

¿No se acuerdan o ya se les olvidó el día que ganó Trump las elecciones? El dólar estaba en 18.60 pesos y se fue hasta 21.60, por lo que es de esperarse nuevos movimientos bruscos en los próximos dos meses que durará la contienda electoral, y si Andrés Manuel López Obrador gana -como se ve ahorita-, los quiero ver a todos, porque ya dijimos en qué influye la paridad cambiaria. Todos estos movimientos bruscos se van a ver hasta la toma de protesta del 1 de diciembre de 2018.

Por eso es muy importante que el candidato ganador salga inmediatamente a decir sus políticas económicas para poder tranquilizar a los mercados. En la actualidad, el precio del dólar debería andar entre 17.50 y 17.80 pesos, pero Trump le está metiendo ruido a las negociaciones del Tratado del Libre Comercio de América del Norte y esto genera que nuestra moneda se deprecie de 50 a 80 centavos.

La vez anterior comentamos que Estados Unidos va contra China y China se está defendiendo, por lo que esto trae buenas noticias a México y se cree que se va a poder firmar el nuevo TLCAN antes del 1 de julio de este año, ya que a partir de ese día cambian todas las reglas del juego con un nuevo Presidente y una nueva forma de pensar. Y a Trump se le acaba el tiempo, pues en noviembre vienen nuevas elecciones y no tiene al 100% la certeza de que su partido vaya a ganar. Por su parte, México quiere cerrar el TLCAN en la segunda quincena de mayo, lo que le brindaría más certidumbre a la economía nacional, la cual ha sufrido mucho porque no han llegado más inversiones, e inclusive en enero pasado no hubo expansión del PIB.

México ya logró tres meses de crecimiento continuo contra los tres meses inmediatos anteriores, aunque la economía sólo ha avanzado 0.7%, pero hay sectores que han caído un poquito más, como el petrolero que bajó 6.8%, por lo que es urgente subastar más campos para la extracción de hidrocarburos y tener más empresas privadas en el negocio.

¿Y ustedes qué piensan?
21 Abril 2018 04:00:00
Las andadas
Como dicen en el rancho: chango viejo no aprende maroma nueva. El presidente Donald Trump sigue en las andadas y maneja a Estados Unidos como a su programa de televisión (no el de Miss Universo, sino El Aprendiz), donde un día comentaba que todo estaba bien, trabajando, y al día siguiente lo quitaba del programa.

Las andadas del presidente Trump causan una gran incertidumbre entre las empresas transnacionales en territorio mexicano, ya que en China tienen protección del mercado de más de mil 300 millones de consumidores, y las que sí están fuertemente afectadas son las empresas de México. En nuestra participación de la semana pasada comentamos que el presidente Trump no tiene problemas con China, ya que la balanza comercial entre Estados Unidos y China representa 2.5% del PIB estadunidense.

China no entró a la guerra comercial con Estados Unidos y fue más inteligente, ya que lo que hizo fue abrir a la inversión extranjera los sectores de alta tecnología, manufactura y los muy vetados sectores financieros, y otra cosa muy importante: también protegió a la propiedad intelectual. Otra cosa que también hizo fue que disminuyó las restricciones para que empresas extranjeras puedan ser dueñas de compañías automotrices. Como Tesla, que como ustedes ya saben, instalará en Saltillo una planta para fabricar los vidrios de sus coches. Así es, de Saltillo para el mundo.

Pero volvamos a nuestro tema. El Presidente chino fue más audaz al decidir dar la bienvenida a la inversión extranjera, inclusive si el presidente Trump despierta al monstruo de China, este puede inundar el mercado mundial del acero. No entendemos ni entenderemos las andadas del presidente Donald Trump, y esto está causando dolores de cabeza a su gabinete de Gobierno y a los inversionistas, que no tienen la certeza de lo que pasará al día siguiente.

¿Se acuerdan del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) que en su tiempo firmaría Obama, al que México se adhirió y donde naciones asiáticas y su-damericanas estaban formando un bloque para responder al crecimiento de China, ya que este trabaja en su proyecto La Ruta de la Seda, en la cual está dando financiamiento de construcción, ingeniería y economistas para un proyecto a largo plazo y crear la infraestructura necesaria para que todos los caminos lleguen a China, y China a su vez le está dando trabajo a su sector manufacturero y creando dependencia económica por donde pasa, ya que la infraestructura se queda en el país y la deuda se regresa con intereses al Gobierno chino? Trump en un principio desechó el TPP y ahora anda urgido por firmarlo sin cambiar una sola coma. “Anda en sus andadas”, mis queridos nuevos lectores. Trump lleva 15 meses en la Casa Blanca y parece una eternidad. Todavía le faltan 33 meses, si es que llega a ganar el Congreso en noviembre de 2018. ¿Ustedes qué opinan?

11 Abril 2018 04:00:00
‘No entendemos’
Donald Trump está como las mujeres (con todo respeto): “no lo entendemos”. Primero le hace la guerra a México con el Tratado de Libre Comercio y no cierra ese capítulo, sino que lo deja abierto y se lo quiere llevar hasta 2019. Podrán decir misa, pero ya empezó a afectar a todos los proyectos de inversión que tenían que aterrizar en México, inclusive los proyectos de expansión que tenían varias empresas y no estamos hablando de un solo mercado sino de todos: construcción, manufactura, automotriz, plástico, siderúrgico, agropecuario, vidriero, entre otros.

Ahora sí, mis queridos nueve lectores (porque ya subí tres lectores, y ayer me encontré al noveno -gracias mi querido amigo contador Jorge-), de acuerdo con cifras oficiales de EU, en 2017 sus exportaciones sumaron 2.33 billones de dólares, alrededor de 11% de su PIB, en tanto sus importaciones fueron de orden de 2.90 billones de dólares, con lo que tuvo un déficit de 568 mil 442 millones de dólares, lo que para su economía significa 2.5% del PIB. En el caso de México, por ejemplo, en 2017 las exportaciones sumaron 409 mil 494 millones de dólares, lo que significa 40% de nuestra economía, y las importaciones fueron del orden de 420 mil 369 millones, es decir, México tuvo en 2017 un déficit comercial de 10 mil 874 millones, lo que significa 1% de nuestra economía. Como ven, no estamos tan mal con Estados Unidos, pero Trump necesita demostrar a sus gobernados que está viendo por los intereses de los americanos y tiene que decir a los cuatro vientos que al Tratado de Libre Comercio le sacó más provecho él antes que México y Canadá, pero el problema real que tiene Estados Unidos no es México, sino China, que realmente es un monstruo.

Tuve la oportunidad de estar en China, un país muy pujante que va saliendo del comunismo que lo tenía ahogado. Esas sí son economías, ya que son más mil 380 millones de habitantes que buscan superarse cada día. Lo que sí puedo decir es que existen más de 400 millones de chinos de clase media que traen dinero en la bolsa y que quieren viajar y gastar. México tiene una población de 125 millones de habitantes y su clase media no llega a más de 15 millones, y Estados Unidos, que tiene una población de 327 millones, cuenta con más de 150 millones de clase media, lo que no se compara con lo de China, por lo que hay que estar atentos a lo que hace, ya que además tiene una cuarta parte de la deuda de Estados Unidos en su banco central.

Al ponerse dos gigantes en una pelea comercial siempre habrá damnificados y en China ya los está habiendo porque Estados Unidos vende millones de toneladas de soya y ahora sale más cara la soya americana en China, pero los productores, que son votantes de Trump en su inmensa mayoría, los que se dedican al campo, están siendo afectados, ya que la soya no se está vendiendo. Y al revés, Estados Unidos está poniendo a los productos chinos aranceles y cuando los estadunidenses demanden bienes y servicios chinos deberán pagar más y como consecuencia no los van a comprar; no existe una demanda y los chinos ya no venden más. Y lo más triste del caso es que todo se traduce en inflación y, lo más importante, en una reducción del ingreso disponible del consumidor, y al final de cuentas, del crecimiento de la economía de Estados Unidos. Es por eso que no es bueno el enfrentamiento entre dos gigantes, por lo que no entendemos a Trump peleándose con medio mundo.

Creemos que no se va a reelegir Trump y que va a tener muy complicado el Congreso en su renovación total ahora en noviembre de 2018, es por eso que está tratando de aminorar las amenazas, pero cada vez que habla su hunde más. Ya más de 30% de su gabinete le ha renunciado y no ha podido correr a los diputados o senadores porque no trabajan para él, si no ya lo hubiera hecho. Ojalá esto cambie en el año en curso y que México aproveche las oportunidades que está dejando China. No entendamos a Trump, sólo hay que quererlo como a las mujeres (con todo respeto). ¿Y ustedes qué opinan?
21 Marzo 2018 04:00:00
Venta de autos
Pues las noticias no son tan buenas en cuanto a la venta de autos, ya que en el mercado mexicano han ido hacia abajo. Para darles un dato, en febrero se vendió 7.2% menos que en febrero de 2017, es decir, sólo 19 mil 484 unidades, mientras que en enero y febrero fueron 228 mil 629 unidades vendidas, casi 9.4% menos que en igual lapso del año pasado. Es bien sencillo, mis queridos seis lectores: la venta de autos se ha restringido por las mayores tasas de interés. En México se fabrica casi 83.6% de las unidades vendidas, y sólo 16.4% se paga de contado y todo lo demás es a través de financiamientos bancarios, pero al saber los posibles compradores la tasa de referencia del Banco de México, automáticamente se asustan y no compran las unidades.

Se acabó la época de las tasas baratas. De aquí en adelante nos tenemos que acostumbrar a tasas caras, pues tan sólo en un año la tasa de referencia pasó de 3.5 a 7.5%, por lo que aquella gente que realmente necesita un automóvil y tiene manera de pagarlo debe adquirirlo ahora porque a mediados o al final del año la tasa va a estar más cara. Los jóvenes millennials ya no quieren comprar automóviles y las generaciones que nacieron de 1945 a 1965 ya se están retirando de sus trabajos y están comprando camionetas de uso múltiple o las SUV, que han tenido el mayor crecimiento en ventas con casi 9.9%, superando a los autos compactos, pero los millennials no quieren comprar un auto, prefieren usar Uber, taxi, bicicleta o caminar.

Han de estar preocupados tanto GM como Ford, que lideran el mercado de las SUV. Y les está dando la vuelta también el consumidor estadunidense, que prefiere vehículos americanos que japoneses. Estas son buenas noticias para México, ya que este tipo de autos son fabricados en diferentes estados de la República y consolidan la cadena productiva, y conforme aumenta el valor de las unidades también las utilidades para toda la cadena productiva que genera piezas para el sector automovilístico.

En México el que tiene el mercado más fuerte es Nissan, con 23.6%; VW, con 11.15%; GM, con 11.1% y Toyota, con 8 por ciento. Lo que son las cosas, los coreanos Kia y Hyundai son muy buenos vendedores y en poco tiempo han desplazado con 7.1% a marcas como Honda, con 7%; Fiat Chrysler, con 6.7%, y Ford, con 5.6 por ciento. Estamos viendo que México es uno de los mejores productores de autos y solamente de enero a febrero se produjeron 632 mil 107 vehículos ligeros, casi 6.1% más que en el mismo periodo de 2017, y tenemos todos los huevos de la canasta en este sector en varios estados del país.

La tecnología es tan cambiante que para 2025 -se nos hace eterno, pero solamente son siete años- la mayoría de los automóviles va a ser de tipo eléctrico. Señores, no estamos haciendo el cambio generacional, adoptando las nuevas tecnologías para seguir fortalecidos en los próximos siete años. ¿Ustedes qué opinan?
14 Marzo 2018 04:00:00
Cuenca de Burgos
México es un país deficitario en gas, ya que importamos más de 84% del gas natural que requerimos y es por eso que se está dando a conocer la ronda petrolera 3.3 derivada de la reforma energética. Estamos hablando del gas shale, el cual también se encuentra en territorio coahuilense, pero a donde no han llegado aún las subastas respectivas. Esta nueva ronda será el 5 de septiembre, cuando se dará el fallo respectivo y compañías nacionales y extranjeras podrán iniciar exploraciones en la Cuenca de Burgos, ubicada en su mayoría en Tamaulipas, en una extensión de alrededor de 300 kilómetros cuadrados, por lo que habrá más de 150 comunidades a la expectativa y nerviosas, ya que para la explotación del gas shale se debe utilizar el sistema fracking.

El fracking es una operación que puede envenenar los mantos acuíferos, ya que para romper la piedra se mezcla agua con productos químicos, lo que mejora la presión para poder extraer el gas shale de las rocas. Esta técnica se desarrolló en Texas, pero también ahí ha tenido sus demandas y hay condados que no han permitido la explotación del gas shale.

Cómo han cambiado las cosas: antes exportábamos el petróleo y el gas y ahora tenemos que importarlos. Sólo para que se den una idea, ya no va a ser posible en el sexenio que viene construir más refinerías, por lo que se debería asignarle más carga a las refinerías de Cd. Madero y Salina Cruz, ya que en la actualidad no operan cómo debería ser y esto ayudaría a una mayor refinación de gasolina en territorio nacional y reduciría las importaciones de combustibles. Vayamos pues, entonces, por el gas shale, pero siempre cuidando el medio ambiente y concientizando a más de 150 comunidades que se van a ver afectadas en esta ronda 3.3. No sabemos cuándo va a ser la de Coahuila, pero ya deberíamos empezar a hacer la tarea.

Para que se den una idea, mis queridos seis lectores, el gas metano, en caso de escaparse, es 100 veces más contaminante que el bióxido de carbono que expiden los automóviles, es por eso que inclusive este gas puede llegar a los mantos acuíferos y contaminarlos. La duda siempre persistirá en si las empresas mexicanas y extranjeras podrán ser confiables y evitarán daños importantes al medio ambiente.

En esta ronda 3.3, mis queridos seis lectores, hay una expectativa de inversión muy fuerte de casi 2 mil 500 millones de dólares, además de la creación de mil empleos. Recordemos que se tiene que hacer la extracción a costos muy similares a los de Estados Unidos -cuya eficiencia es muy alta-, ya que si no, México seguirá importando este gas. En esta ronda se estima que existen más de mil millones de barriles de crudo y esto nos ubica como el sexto país con mayores reservas de gas shale, con más de 545 billones de pies cúbicos, de ahí la importancia de sacar este gas y no estar importando 84% de lo que consume el país.

El gas LP, como le conocemos, en realidad es GLP o gas licuado de petróleo, y la gente en la actualidad le llama LP, incluso este gas se saca cuando se perfora un pozo de petróleo.

Se tiene que concienciar a la población de que se va a ver beneficiada con la creación de empleos y derrama económica, ya que el sector turismo, restaurantero, comercial, hospitalario, automotor, todos se reactivarán. ¿Y ustedes qué piensan?
07 Marzo 2018 04:00:00
El acero
Desde que se inventó el acero, y sobre todo las viguetas, hubo un auge muy importante en Estados Unidos y el mundo: se empezaron a construir infinidad de edificios con esqueletos de acero resistentes, así como puentes y todo tipo de infraestructura que para soportar su gran peso hicieron uso del acero en sus cimientos y columnas.

Existen edificios en la actualidad que alcanzan los 828 metros de altura, como el Burj Khalifa, en Dubai, construido en 2010, y de ahí para abajo los que gusten, por lo que es superimportante tener acero. Ya lo habíamos comentado anteriormente: al no tener acero se depende de las naciones que lo producen.

En México, para que ustedes se den una idea, mis queridos seis lectores, con todas las plantas que hay en territorio nacional producimos 1% -sí, leyeron bien, 1%- de lo que produce China. Sin embargo, Estados Unidos empezó a gritar y decir que va a subir el arancel al acero y al aluminio que importa del resto del mundo a 25 y 10%, respectivamente, lo que a mi parecer es una decisión absurda, ya que primero provocó una caída importante en las bolsas de todo el mundo, y después que naciones como Alemania, Francia, México y Canadá dijeran “si tú me subes el acero, yo te voy a subir otros productos”. Como México, puede incrementar el arancel a la maquinaria de EU.

Lo anterior ha traído como consecuencia el enojo de todos los países hacia Estados Unidos. Lo que no ha comprendido Donald Trump es que los mercados están globalizados y no podemos decir que todo se produzca en un solo país, por lo que es conveniente importar productos de otras latitudes como lo hace actualmente EU, ya que el ingreso per cápita de cada uno de los americanos es de 59 mil 43.08 dólares, por lo que es muy apetitoso para cualquier país poder venderle a EU.

Trump tiene razón al decir que su balanza comercial no es buena y está perdiendo millones de dólares en el comercio -su déficit asciende a aproximadamente 800 mil millones de dólares-, es por eso que se ha centrado en ese tema para afirmar que las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar, pues se tienen mejores beneficios al sentar las bases para seguir haciendo negocios.

Una cosa importante es que el secretario de Comercio de Estados Unidos, Willbur Ross, fue director general de empresas siderúrgicas en Estados Unidos y está peleando por mantener las fuentes de empleo de 30 mil personas de este sector. En una emisión televisiva en defensa de los aranceles al acero y el aluminio, comentó que “si un auto cuesta 35 mil dólares y ocupa una tonelada de acero que vale 700 dólares en consecuencia el incremento sólo sería de 300 dólares más por automóvil”. Lo anterior se dice fácil, pero esto trae como consecuencia un aumento general en todos los insumos y ahí es donde viene el problema porque los ciudadanos pagarán más por la lavadora, la secadora, el bóiler, los autos, el refrigerador, el microondas, los tostadores y súmenle ustedes una larga lista de artículos, mientras que los sueldos seguirán igual.

Así, países como México deben enfocarse en sus ventajas competitivas y sacarles el mayor provecho posible en este mundo globalizado. Nosotros somos deficitarios en la producción de acero y tenemos que importar para poder fabricar los productos que el mercado americano requiere, pero en consecuencia subirán los precios y esto generará un freno al crecimiento tanto de México como de Estados Unidos.

Mis queridos seis lectores: en la actualidad no podemos tomar decisiones sin la integración de los socios comerciales, ya que todo está conectado y al que afectan más es al consumidor, como ustedes y su servidor. ¿Ustedes qué piensan?
28 Febrero 2018 04:00:00
Reglas de origen
Como ustedes sabrán, las reglas de origen se refieren al contenido de cierto país que debe tener un producto -una televisión, un refrigerador, una estufa, un microondas, una bicicleta, un automóvil-. Esto quiere decir que si de una bicicleta 80% es de origen mexicano y 20% es importado de China, Japón o Alemania, puede entrar en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y ser exportada como si fuera 100% mexicana.

La actual renegociación del TLCAN ha entrado en la parte más complicada, que es precisamente la de las reglas de origen. Las del sector agrícola fueron tratadas en la pasada opinión, lo que nos lleva a hablar de las reglas para la industria automotriz. El Gobierno mexicano está dispuesto a modificar las reglas de este sector a pesar de que esta industria NO lo quiere, ya que Estados Unidos empezó a presionar para que se diera, pero México está jugando hábilmente y también está presionando a EU para que no haga el cambio de las reglas de origen.

¿Cómo es esto, mis queridos seis lectores? México empezó a comprar granos a Brasil y Argentina, lo que afecta directamente a los productores estadunidenses de granos básicos, que ahora no saben a dónde enviarlos. México importó en 2017 10 veces más maíz que en 2016, lo que da una clara muestra de que también México sabe jugar sus cartas y no les está comprando a los productores estadunidenses, lo que es una dura advertencia y más en este año que se renuevan las cámaras en EU, en noviembre para ser específicos, y los más afectados van a ser los productores de EU y entonces los votantes les echarán en cara a sus representantes en el Congreso haber permitido que México comprara sus granos a otros países y que el TLCAN estuviera mal negociado.

Estos votantes son los que le dieron la mayoría a Donald Trump para que ganara y estamos hablando de un mercado nada despreciable de 19 mil millones de dólares que los mexicanos hacen a EU en la compra de maíz, trigo, productos lácteos y hasta aves de corral. Así que esperemos y diremos qué pasa en esta fase final de las negociaciones del Tratado, aunque todo parece indicar que en 2018 seguirá aumentando el flujo de granos brasileños y esto podría perjudicar más al sector agrícola estadunidense, que lucha contra los bajos precios en los cereales y la creciente amenaza competitiva de América del Sur.

Lo que quiere Trump es salir a los medios y decir que hizo muy buenas modificaciones en el TLCAN y que los estadunidenses salieron ganando en este Tratado; es el primero que va a salir a cantar victoria, para así tener más ventaja competitiva en la elección del Congreso de 2018. Existe la gran posibilidad de que a pesar de mantener el acuerdo comercial, la gente de EU estará harta de la Administración Trump y votará en contra de sus congresistas republicanos, y en aquellos lugares donde nunca un congresista demócrata había ganado, ahora podrá tener un escaño. Asimismo existe la gran posibilidad de llevar a juicio político al señor Trump por la intromisión de Rusia en las pasadas elecciones presidenciales. Fíjense que un punto neural como es la regla de origen, si no es tratado cuidadosamente, podría revertirle a Trump su permanencia en la Casa Blanca.

Sabemos que es importante la modernización de las reglas de origen, pero si el tema no es cuidadosamente atendido traerá resultados catastróficos. En un principio la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, los dos representantes en este Tratado, comentaban que al modificar las reglas de origen México reduciría su competitividad, ya que ahora se producirán más autopartes en América del Norte y esto también elevará los costos de flete para ser ensamblados en México y a su vez el costo de los automóviles subirá significativamente. Aquí solamente hay de dos sopas: una es que esos costos los absorban las compañías o que el cliente los pague. Los asiáticos tienen mejores precios que los fabricantes de Estados Unidos, por lo que estos perderán mercado, y en consecuencia se perderán fuentes de empleo en la región. ¿Ustedes qué piensan?
21 Febrero 2018 04:00:00
Como siempre…
Han pasado ya muchos años y México no se ha podido subir a los movimientos tecnológicos o, como se dice, a “la ola tecnológica emprendedora”, pues existen ya muchas plataformas para no solamente ser usuarios y beneficiarse de ellas, sino aportar nuevas ideas a través de todo lo que sucede en el mundo en temas como energías sustentables, automóviles eléctricos, energía solar, energía eólica, mejor uso de la electricidad y en sí innovación en todos los campos.

Hay un capitulo muy interesante que fue el que se abrió al último en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte original y fue la agricultura, pues se comentaba que no tenía la infraestructura necesaria para abrirse en los primeros años del TLCAN y por eso lo dejaron hasta el último año del Tratado, o sea en el decimoprimer año. Y ahora resulta que también es uno de los temas fundamentales en esta nueva negociación del Tratado, donde Canadá y Estados Unidos quieren que se abra el mercado en su totalidad, pero esto va a traer muchas consecuencias, ya que en Canadá y nuestros vecinos de EU tienen un clima muy similar, ya que ambos países tienen tecnología, capital y mano de obra muy cara y dice la teoría económica que sobrevivirá el más fuerte y el más competitivo, y el perdedor se tendrá que dedicar a otra parte de la agricultura donde tendrá mejores resultados.

México no está preparado para abrir el mercado agropecuario y sabe que tiene que obligar a sus productores a modernizarse. La gran ventaja que tenemos es el clima y su mano de obra barata; nosotros producimos frutos, hortalizas, flores, condimentos, aguacate todo el año y lo exportamos. Canadá y Estados Unidos producen granos baratos en abundancia que requerimos en México. Y así salimos ganando todos en este acuerdo, por lo que en este nuevo acuerdo lo que no han visto es algo muy importante y que se les olvidó en el primer Tratado de Libre Comercio y además en el tratado de la reconstrucción europea tras la Segunda Guerra Mundial, el proyecto Marshall. Y ustedes me preguntarán, mis queridos seis lectores, ¿qué es?: con letras mayúsculas lo digo: EL FINANCIAMIENTO. ¿Qué significa esto? Que existe el dinero para poder comprar las tecnologías que tienen en Canadá y Estados Unidos y estar a la par con ellos en el nicho de mercado que ya mencioné anteriormente.

Es aquí, como siempre, que México no se ha subido a la ola tecnológica emprendedora, en el sector agropecuario, porque si ustedes no lo saben, ya hay drones que fumigan los campos a menor costo que con una avioneta; que existen máquinas recolectoras de producto sin utilizar mano de obra y también existe la termología para saber qué parte del campo tiene algún parásito, insecto, plaga o si le falta algún nutriente a la planta.

Es ahí donde tenemos que entrar en esta ola tecnológica universidades como la Antonio Narro, el Tecnológico y la UNI de Nuevo León, que tienen que empezar a meterse en la tecnología de punta. Señores, tenemos la oportunidad, no la desaprovechemos como siempre, vayamos construyendo un modelo como lo acaba de comentar el Tecnológico de Monterrey: “EN MÉXICO SUCEDEN LAS COSAS”. ¿Ustedes qué opinan?
14 Febrero 2018 04:00:00
Nuestros jóvenes
Todos pasamos por esta etapa y algunos la están viviendo, pero nuestro país México y su Gobierno no están haciendo absolutamente nada para que las nuevas generaciones tengan fuentes de empleo y una mejor calidad de vida. No se ven por ningún lado acciones o programas que ayuden a largo plazo a que nuestros jóvenes tengan una fuente digna de trabajo, estamos entrando en el sexto año y final de esta Administración y tenemos tasas elevadas de subutilización de la mano de obra, así como un amplio porcentaje de trabajadores desa-nimados y una creciente incidencia de empleos a tiempo parcial, trabajo a medio tiempo o desde su computadora para hacer los trabajos y se ve esto por la desaceleración de la economía y debido a la caída de los precios de los productos básicos.

No entiendo la política de nuestro Gobierno de que en las universidades están creando empleados y no empleadores. ¿Qué significa esto? Que no estamos construyendo muchachos que generen fuentes de empleo, además de que esta nueva generación tendrá que competir con innovación y nuevos productos para el mercado. Las universidades públicas están generando jóvenes que al momento de salir de las universidades quieren que se les contrate por parte del sector privado o el Gobierno.

Sabemos que viene la cuarta revolución industrial, lo cual comentamos en artículos pasados, y también la impresión en 3D, que va a revolucionar el mercado de servicio y que también amenaza el empleo. En la cuarta revolución, en nuestra opinión y considerando una reducción importante en sus costos de producción, es más probable que los empresarios del sector servicios opten por la adquisición de tecnología que sustituya el trabajo humano, antes que invertir en educación o formalización del empleo.

La enorme cantidad de empleos existentes, como personas en las gasolineras, “cerillos” en los supermercados y una gran cantidad de vendedores en tiendas departamentales, demuestra que los bajos costos de la mano de obra permiten que existan estos trabajos, que en otros países como Estados Unidos, Canadá y en otros de Europa, ya han desaparecido.

Creemos, mis queridos seis lectores, que si no tenemos un proyecto de nación para ver por nuestros jóvenes, los talentos nuevos se estarán fugando a otras naciones como Israel, Francia, Canadá y Estados Unidos, ya que en su país no les están dando la oportunidad que merecen. ¿Qué tenemos que hacer para retenerlos?

¿Ustedes qué opinan?
07 Febrero 2018 04:00:00
La deuda de México
No estamos hablando de la deuda estatal o de los municipios, sino de la deuda que el Gobierno federal nos está dejando a los 126 millones de mexicanos que tarde o temprano tendremos que pagar. Cosa curiosa: el INEGI encontró un billón de pesos y esto lo hace para dar números alegres y bajar la deuda, que ya sobrepasa el 50% del Producto Interno Bruto (PIB). Ahora resulta que solamente estamos endeudados en 46%, que también es mucho. Esto quiere decir que ya rebasamos los 10 billones de pesos y estamos en 10.88 billones, esto es en deuda que se debe del Gobierno, el Seguro Social, Pemex y otros entes.

Pero todos los mexicanos nos preguntamos: ¿Dónde quedó? En menos de seis años se endeudaron 20% más y no vemos por ningún lado infraestructura como puertos, carreteras, guarderías, hospitales, etcétera. Lo que sí vemos es un gasto social tremendo y aún así no han podido sacar a la gente de la pobreza.

Eso me recuerda a lo que una vez me dijeron mi señora madre y mi abuela: “No hay que dar el pescado, sino hay que enseñar a pescar”.

¿Dar el pescado o enseñar a pescar? Cuando una institución decide tomar muy en serio su responsabilidad social dentro de una sociedad con marcadas carencias económicas como la nuestra, por lo general hay dos formas de canalizar los recursos: la primera es la asistencial y la segunda es la promoción del desarrollo humano y la mejora de oportunidades. Por asistencialismo se entiende el auxilio a una necesidad inmediata, con un impacto mediático, como dar subsidios en efectivo o despensas. En cambio, cuando hablamos de desarrollo humano e igualdad de oportunidades, el objetivo es “promover” un cambio profundo -en capacidades, infraestructura, conocimiento, etcétera- que contribuya a una transformación positiva, como construir una escuela o dar capacitación para el trabajo.

La diferencia radica, entonces, en que en la primera forma hay un propósito de ayudar a subsanar una emergencia o una necesidad inmediata sin transformar las condiciones que la provocan, mientras en la otra se trata de ayudar a transformar la situación que la origina, es decir, trabajar no sólo sobre los efectos, sino sobre las causas del problema. Es por eso que nuestro país sigue entrampado en esa clase media que quiere salir y que está dispuesta a sacrificar más para no bajar de esa tan costosa clase media que tanto cuesta: escuelas, hospitales, tratamientos. Es más caro vivir en la clase media que en la opulencia o en la clase baja, ya que esta es la que mantiene al país a flote.

Nuestro señor Presidente no pudo con las finanzas ni con el país y ello se vio el año pasado, cuando la inflación oficial fue de 6.77%, pero la adyacente fue superior a 10%, que es la que se maneja en el mercado. Por su parte, Trump ha hecho su trabajo a su manera: sólo en enero creó más de 200 mil puestos de trabajo en Estados Unidos y la tasa de desempleo bajó a 4.1 por ciento. Él sabe que cuando la tasa de desempleo es mayor a 5% es muy difícil que se pueda reelegir, es por eso que también hizo un rebaje de 10% a los impuestos de las corporaciones, de 30 a 20%, lo cual ha traído crecimiento en todos los sectores, y verán que en los próximos dos años también crecerá el área de manufactura, ya que en esta área los mínimos por hora son de 26.74 dólares.

¿Qué tenemos que hacer? Invertir en infraestructura que haga más fácil la vida de todos los mexicanos, como también invertir en el sector educativo que es el futuro de México y no olvidemos la brecha de la innovación para poder dejar de ser un país dependiente de tecnologías. Hay mucho por hacer y lo primero que debemos hacer es amarrarles las manos al Presidente y a los congresistas para no endeudarnos más de lo debido. ¿Y ustedes qué opinan, mis queridos seis lectores?
31 Enero 2018 04:00:00
La cuarta revolución
Sí, es la cuarta revolución, pero industrial, ya que habíamos comentado anteriormente que en esta etapa los equipos se van a intercomunicar. ¿Qué significa esto? A través del teléfono móvil, o el refrigerador, o el microondas, nos podremos comunicar. Por ejemplo, el refrigerador va a decir que sólo hay un cuarto de litro de leche y al momento de sacarlo, el refrigerador te lo acumula en la lista de pendientes y puede incluso hacer la orden a tu centro comercial de preferencia y cuando vayas en tu carrito, ya estará la mercancía; inclusive puede llegar automáticamente hasta tu casa vía dron y ser cargado automáticamente a tu cuenta. Como ven, viene la inteligencia artificial, lo que se le llama ahora Big Data, lo cual es una amenaza para todos los seres humanos, pero podemos hacer que estas tecnologías nos ayuden a crecer como personas y que no sólo nos quiten los puestos de trabajo.

Ya lo habíamos dicho, mis queridos seis lectores, una computadora puede ser más inteligente que nosotros, pero no significa que tenga sentimientos y que pueda hacer relación con otros seres vivos. Sí tiene una memoria que nos ayuda a resolver los problemas diarios y un almacenamiento de datos que nosotros alimentamos, pero nunca será una persona.

Todos estos cambios los veremos en los próximos 10 años, por lo que nuestros hijos y nietos verán nuevos adelantos, ya que en un futuro muchos trabajos serán hechos por máquinas, y lo que siempre hemos comentado, el futuro está en el área de servicios, eso nunca lo va a poder reemplazar una máquina ni tampoco un extranjero que desde su país quiera darnos el servicio, el futuro está en el servicio.

En la actualidad se han estado reuniendo líderes de todo el mundo para ver el panorama de aquí a 10 años, y lo que ellos vieron en su tiempo es que el petróleo venía a la baja y de 100 dólares por barril se está vendiendo en 30 dólares, y aun así todavía es negocio sacarlo, ya que a Arabia Saudita le cuesta 5 dólares extraerlo, más otros 5 dólares en costos de transportación y otros, por lo que le está ganando 20 dólares por barril, así es que de que es negocio ¡es negocio!

En esta cuarta revolución no está contemplado como factor importante el petróleo, sino las energías alternativas, que están en auge: eólica, solar, mareas, geotérmica, de hidrógeno y aguas salinas. De aquí vendrán cambios como los que ya estamos viendo: para 2025 en Noruega y Dinamarca sólo se utilizarán autos eléctricos. Ustedes han de decir que es un mercado de 5 millones de automóviles en conjunto, pero esta tendencia ya la tomaron también China e India, que son mercados con ventas anuales en conjunto de más de 30 millones de vehículos, por lo que estos autos van a tener que ser diseñados en esta cuarta revolución, en la que se van a poder intercomunicar equipos telefónicos y del hogar para mejorar la calidad de vida de las personas. ¿Ustedes qué opinan?
24 Enero 2018 04:00:00
Creció el turismo
Aunque no seamos destino turístico, en Coahuila estamos posicionados entre los primeros 15 destinos de México, aparecemos ya en el contexto nacional y aportamos de 5 a 7% del turismo nacional. Sabemos que nuestro turismo es de negocios, pero estos salen a conocer nuestro estado. Como dijera un buen amigo gobernador, “para amar a alguien hay que conocerlo”. Esto me lo comentó en alguna ocasión el licenciado Enrique Martínez y Martínez, y es cierto. Son palabras sabias, ya que en cualquier índole de negocio o amistad, si quieres a alguien hay que conocerlo y Coahuila lo tiene todo. En el ramo turístico, en 2017 los hoteles de Coahuila tuvieron ventas por 2 mil 600 millones de pesos, casi 140 millones de dólares, y podemos crecer más, es por eso que le tenemos que dar más fortaleza a las OCV y organizarlas para que el dinero que se les da no sea negocio para unos cuantos, sino que vean por el destino turístico.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) menciona que vamos a crecer 4 o 5% en 2018, por encima del 3.5% registrado en 2016. En 2017 fue un crecimiento sostenido en muchos destinos y también se recuperaron otros que declinaron en años previos, y esto hay que decirlo: fue por la recuperación económica y la fuerte demanda de los mercados emisores tradicionales y emergentes, igual que los particulares, y lo podemos decir: Rusia y Brasil, que habían perdido su repunte, y más Rusia ahora con el Mundial de 2018.

La OMT, que preside Zurab Pololikashvili, está dando las facilidades para que el sector turístico sea un motor clave del desarrollo económico y México no se puede quedar atrás, ya que tenemos que establecer la colaboración de todas las comunidades con atractivos turísticos, como es el caso del nuevo desarrollo de Tulum, ya que el objetivo es hacerlo amigable con el medio ambiente. Para que se den una idea, en el año 2000 se registraron 680 millones de visitantes internacionales, estamos hablando de que a nivel mundial se dormían tan siquiera una noche en otro país. En 2017 estos visitantes internacionales subieron a mil 322 millones, que por lo menos durmieron una noche en otro país. Se ve el crecimiento en todas las ramas turísticas y estamos hablando de touroperadores, líneas aéreas, hoteles, restaurantes y otros.

Es por eso, mis queridos seis lectores, que siempre mencionamos la importancia de la energía de Coahuila y que el plan B es el turismo, por lo que consideramos que el día de mañana debemos llegar a tener otra vez nuestra Secretaría de Turismo a nivel estatal por la importancia que implica, ya que solamente en el sexenio pasado se invirtieron más de mil millones de pesos en infraestructura turística. Esto es una gran noticia para México, que el turismo va a seguir creciendo, ya que nuestros polos de desarrollo demandarán más recurso humano, más proveedores y más servicios que generará a la larga un círculo virtuoso de estabilidad económica. ¡Visitemos Coahuila! ¡Visitemos México! ¡Conozcamos Coahuila! ¿Ustedes qué opinan?
18 Enero 2018 04:00:00
Sí se hace
Como dice la frase de moda: ¿se va a hacer o no se va a hacer el Tratado de Libre Comercio? SE HACE. Se deduce lo anterior luego de que el presidente Donald Trump suavizara las cosas; todavía faltan negociaciones en Canadá este mes, aunque estarán terminando hacia marzo… ahí será la etapa final. Habrá modificaciones en varios capítulos, pero va a ser bueno para las tres naciones, México, Estados Unidos y Canadá.

En el último de los casos, en la muy, pero muy remota posibilidad de que se llegara a cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, nos iríamos a la OMC (Organización Mundial del Comercio) y para que nuestras mercancías puedan ser enviadas a Estados Unidos y Canadá se tendrían que pagar de 5 a 7% de aranceles, pero ojo, mis queridos seis lectores, nosotros no los pagaríamos, sino los consumidores canadienses y estadunidenses.

Otra de las razones por las que no se cancelará el TLCAN es el costo político para los republicanos en EU, ya que perderían el control del Congreso en las elecciones del 8 de noviembre de este año, pues decirle a los votantes que serían afectados por la baja de las compras de México a su sector agropecuario los llevaría a perder un mayor número de escaños.

El tercer punto, y más importante, es que si los republicanos llegan a perder el control del Congreso el 8 de noviembre y queda en manos de los demócratas, el presidente Donald Trump enfrentaría un juicio político en 2019 y 2020, lo que impediría de inicio su reelección e incluso haría tambalear su Gobierno y hasta podría salir antes de tiempo.

Donald Trump ha amenazado muchas veces con salir del TLCAN, lo que ha hecho temblar a los mercados bursátiles y llevado al dólar a un tipo de cambio de hasta 19.50 pesos, aunque también ya se dio cuenta de que no la tiene muy segura para el próximo 8 de noviembre.

Sí, sabemos que hay nuevos factores, todos salvables, como el energético, que en 1994 México se negó a incluir en el actual acuerdo, pero ahora está abierto de par en par, lo que es más atractivo para las empresas norteamericanas y canadienses interesadas en entrar a este sector.

Del 23 al 28 de enero seguirán las pláticas en Canadá y ahí se abrirá también el sector lácteo y también el de las reglas de origen para tener ventajas arancelarias por componentes producidos en cualquiera de los tres países. Por ejemplo, hay productos que se ensamblan en nuestro país y no llevan ni un componente mexicano y aun así dice HECHO EN MÉXICO, mismos que exportamos a Estados Unidos y Canadá. Pues de ahora en adelante serán más estrictos en las reglas de origen, por lo que pondrán énfasis en esto y que no tengan “colados” de otras naciones como lo están haciendo ahorita, ya que “saludan con sombrero ajeno” pues dicen que se producen en alguna de las tres naciones del TLCAN.

Este va a ser el discurso que Trump dará a sus votantes, pues se presentará como un ganador por cambiar las reglas de origen, ya que con esto mejorará sustancialmente las negociaciones comerciales del Tratado y presentará a su país como el que salió ganando.

En tanto, el tipo de cambio seguirá con tranquilidad durante el primer trimestre del año y ayudará a la economía de nuestro país, y lo mismo ocurriría en el segundo trimestre, pero cuando se acerquen las elecciones veremos cómo se escribirá la historia de nuestro país. ¿Y ustedes qué opinan, mis queridos seis lectores?
11 Enero 2018 04:00:00
‘Dádivas’
Ya están corriendo los candidatos a la Presidencia de la República, ya que todos pretenden dar una mejor calidad de vida a los mexicanos, pero lo más preocupante es que ningún candidato presidencial está dispuesto a romper paradigmas para transformar lo que es México y más en los programas sociales, pues todos se han ido por lo fácil: prometiendo en campaña la ampliación de programas sociales que son “DÁDIVAS”. Como empresario, creo que lo mejor que puede tener cualquier mexicano y cualquier persona en el mundo es oportunidades de trabajo, ya que así no está expensa a lo que el Gobierno le dé, como zapatos, despensas, uniformes, cemento, leche, pintura, focos y súmenle a la lista lo que ustedes gusten, mis queridos seis lectores.

Lo que la gente requiere, y que los candidatos no han mencionado, son las oportunidades de trabajo, ya que así una persona dignifica su vida y su profesión; puede decir qué comprar, qué hacer con su dinero y es libre del clientelismo o las dádivas, que es el peor cáncer que tenemos, ya que por estas dádivas votan a favor de “x” partido, además de que no les generan un crecimiento sostenido.

Lamentablemente, en lugar de reducir el gasto social e incrementar la inversión en infraestructura, México decidió mantener el derroche populista de los programas sociales que no sacan de la pobreza a la gente, ya que como dijeran mi abuela y mi madre, “son mejoralitos mensuales” que no dan grandes beneficios y que la gente ya está acostumbrada a este crecimiento mediocre de la economía nacional.

Si les comentara que falta mucha infraestructura en puertos (y tenemos dos grandes océanos y no hemos crecido en infraestructura portuaria), autopistas, aeropuertos…; o la creación de más destinos turísticos que se puedan desarrollar gracias a la naturaleza con que fuimos dotados, pero la gente necesitada sigue recibiendo dádivas.

Hay que ayudar a la gente a salir de ese círculo negativo, para lo que proponemos seis factores.

1.- Lineamientos del Gobierno federal para incentivar la creación de empleos.

2.- Deducción al 100% de las inversiones en todo tipo de negocio en México.

3.- Eliminación de las tasas impositivas a las utilidades bursátiles siempre y cuando sean dirigidas a la compra de maquinaria, innovación y generación de más empleos.

4.- Obligación del Gobierno federal, estatal y municipal de ser propositivo en la creación de empleos y decir SÍ, que estas inversiones se lleven a cabo. El Gobierno está para ofrecer las condiciones que propicien la creación de negocios. EL GOBIERNO NO CREA FUENTES DE EMPLEO, LOS EMPRESARIOS SÍ.

5.- Creación de proyectos de infraestructura que rompan paradigmas, como un tren que comunique al Pacífico con el Atlántico en menos de tres horas, o un tren bala de México a Monterrey.

6.- Educación. Si no le damos herramientas, si no rompemos la roca del saber y egresamos muchachos mediocres, tendremos un país mediocre, por eso es necesario que los programas de estudio incluyan trabajo real en las empresas y que el tronco común en todas las carreras sea el mismo. Estamos diciendo que si uno estudia Ingeniería Química o ingeniería Industrial el primer año y medio, sea igual en toda la República, pero si estudias Medicina o Leyes que haya un tronco común igual para todas las universidades. Así sabremos que tienen el mismo conocimiento y las bases, ya que hay universidades “patito” que no saben ni la O por lo redondo. Debemos de estimular la excelencia académica y a la vez la innovación en todas las áreas.

Estos seis factores ayudarán a quitarnos las DÁDIVAS que existen en nuestro país. ¿Y ustedes qué opinan?
03 Enero 2018 04:00:00
Bienvenido 2018, ¿qué nos espera?
Realmente en 2018 se van a definir el Tratado de Libre Comercio, las tasas de interés, el nuevo presidente de la República, la relación con Trump, la relación con China, el precio del barril de petróleo. Son seis variables muy importantes que pueden cambiar el rumbo del barco (México), parece que no pero estas variables están intercomunicadas cada una de ellas, ya que si sale un presidente que No es, la incertidumbre es tremenda y las tasas de interés se duplican, es por eso que tenemos que ir observando estas variables este año y también las que ya se empezaron a mover.

A principios de este año la tasa de interés ya nos está pegando, ya que sabemos que en los últimos 24 meses pasaron de 3.5% a un 7.25%, y creemos que puede llegar hasta un 9% al finalizar el año.

Las tasas de interés perjudican a la estabilidad económica y al crecimiento, ya que los usuarios de créditos, empresas y personas físicas no se acercan al otorgamiento de créditos (bancos), y al no haber movimiento de dinero esto produce un desacelere en la economía interna, y a su vez, esto pega en la manufactura directa de bienes y servicios para el consumo de cada uno de los mexicanos. Según la teoría de Maslow, primeramente está la comida, en segundo está el protegerse (casa y vestido) y en el 2018 va a estar muy presente la primera donde la gente va a gastar en comida, pero la inflación del año 2017 fue del 6.8% en números redondos y quizás llegaremos al 7%, falta que el Banco de México saque su comunicado oficial para el día 15 o 20 de enero.

Pero pongamos como base el 6.8%, todas las amas de casa van a sufrir el incremento en la canasta básica y no básica del hogar, y no va a alcanzar el salario que devenga un colaborador en una empresa como operario. Las mujeres mexicanas mi respeto hacia ellas, porque hacen milagros con el dinero que les da su esposo para la alimentación y vestido de su familia, el dinero ya no va a alcanzar para comprar bienes duraderos como televisiones, refrigeradores, estufas, lavadoras, etc., y esto va a hacer que el mercado interno se desacelere.

Sólo las empresas que exportan directa o indirectamente tendrán tasas de crecimiento siempre y cuando compitan en precio, entrega y calidad. Los bancos son los primeros en sufrir, ya que ellos viven del otorgamiento de créditos, y para muestra un botón, ya que el sector de servicios venía creciendo a una tasa del 10% de pedir créditos mensualmente y en el mes de noviembre sólo el 6%, y esto representa en el sector servicio el 25% de toda la cartera de créditos bancarios en todo México, o sea, 1.15 billones de pesos, no se diga el sector de la construcción, ni tampoco del crédito hipotecario.

Nosotros ya habíamos comentado desde 2016 que la tasa de interés FED iba a subir hasta llevarla a un 4% y eso nos iba a pegar directamente al Banco de México; siempre que la FED suba sus tasas de interés a la semana o al día siguiente, el BM estará subiendo sus tasas también.

Mis queridos seis lectores, agárrense porque ya comenzó el 2018 y una variable importante ya se está moviendo, que son las tasas de interés, todos aquellos que tienen créditos a tasa variable hagan lo posible por cambiarlas a tasas fijas, ya que seguirá subiendo la tasa de interés.

¡Feliz año y bienvenidos al 2018!
¿Usted qué piensa?

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)



27 Diciembre 2017 04:07:00
Llegó 2018: ¿qué nos espera?
A 2018 se le llamará el año de Hidalgo o el año de la soledad del Presidente en turno y según lo que sabemos es el más peligroso de cada sexenio, ya que al momento de nombrar al sucesor pues todos van en busca de su benevolencia y su aceptación, a fin de seguir pegado a la ubre del erario. Es un año en el que los que están ya no quieren correr riesgos ni tomar decisiones porque se van y los que van a llegar todavía no pueden tomar decisiones.

Enrique Peña Nieto tomó la decisión de que el dólar fuera variable y que recibiera el impacto de todos los indicadores, como la caída del precio del crudo, que venía de 120 dólares el barril en febrero de 2016 para luego pasar a 25 dólares y el mundo se vino encima, y ese tan mencionado crecimiento que íbamos a tener de 5% anual nunca llegó, en ninguno de los años que estuvo al frente y menos ahora en 2018.

Siempre ha hablado de que México tiene que ser un país desarrollado porque nos hemos quedado en la trampa de la clase media y cada año se suman más pobres en nuestro México querido. La clave son seis cosas sencillas: sistema educativo que funcione; proyectos transexenales (infraestructura general para México); presupuesto cero; inversión en innovación y desarrollo; simplificación tributaria y seguridad y certidumbre jurídica.

Creo que si el nuevo Gobierno que comience en 2019 lleva como bandera estos cambios realmente podríamos ser un país en vías de desarrollo, ya que se esfumó la riqueza petrolera nacional y el peso fue el primero en tener una caída de 52% de 2012 a 2017 y esto no acaba aún, pues probablemente nos vayamos hasta 60% de depreciación en seis años, ya que el precio del dólar, que se recibió en 12.50 pesos, puede llegar a más de 20 pesos. En conclusión, los mexicanos nos hicimos más pobres.

El próximo año, en cuyo primer semestre no van a aumentar las tarifas eléctricas ni la gasolina, ni habrá nuevos impuestos, el país va a ser maravilloso y todo porque el 1 de julio tendremos votaciones. El Presidente tuvo la oportunidad de pasar a la historia por todas las reformas que se sacaron adelante, gracias también a los partidos de oposición que tuvieron la madurez política de apoyarlas, pero ni así pudo pasar como el gran reformador de México después de lo que hizo Salinas de Gortari. ¿Y saben por qué? Porque le apostó a que el precio del petróleo se mantuviera en 120 dólares el barril y dejó endeudado a México, pues la deuda pública representa ya casi 50% del PIB nacional y esto es peligroso, pues pone en duda la maniobrabilidad para las futuras generaciones.

Todos queremos que nos vaya bien en 2018. Siempre tenemos la esperanza en un nuevo año y a veces ponemos nuestro mejor empeño para que esto cambie, pero el Gobierno no ayuda a que tengamos las condiciones para un crecimiento general y personal, por eso es importante que en 2018 se fijen muy bien, mis queridos seis lectores, por quién van a votar, porque de esto depende la economía y la estabilidad de su familia y sus negocios, y sobre todo de nuestro país. ¿Ustedes qué opinan?+
22 Diciembre 2017 04:00:00
Subieron las tasas
Sí amigos, subieron la tasa, pero no del café ni de la alacena, sino la tasa de interés que rige a nivel nacional. Por si no lo sabían, nuestro mercado se encuentra al borde de la recesión y, cosa curiosa, el sector productivo -que son las empresas- está demandando más créditos para poder comprar equipos o pagar a proveedores. Los créditos a las empresas se han incrementado con relación al año pasado más de 6% y representan 3.95% billones de pesos, esto quiere decir que este año han perdido 450 mil millones de pesos. Uno dirá: no es nada… pero representa 2.1% del Producto Interno Bruto (PIB).

Cuando hay tasas arriba de 3% es muy difícil estimular la economía, o sea el crédito interno, y por eso vemos a noviembre que el crédito al consumo sigue en decadencia y apenas subió 1.7% con respecto a septiembre. Algunos dirán que fue por el sismo, pero tuvimos el Buen Fin, cuando se rompieron expectativas otra vez y que es un muy buen programa para el consumo interno, pero a pesar de esto, la gente la piensa para utilizar las tarjetas de crédito, los créditos de nómina o los financiamientos de autos. Todo esto desanima la compra de productos duraderos, ya que -mis queridos seis lectores- la semana o la quincena se gasta en alimentos y cada vez se alcanza menos con lo que se recibe, ya que los precios siempre siguen subiendo, es decir, la inflación es imparable.

Olvidémonos de la vivienda porque el principal factor que eleva su demanda son las bajas tasas de interés, por lo que el escenario que se está dando, de inflación y tasas de interés elevadas, se complica aún más. Y se ve inmediatamente, ya que la vivienda de interés social es ya un reflejo del mercado, además de ser la única cadena de suministro totalmente nacional, donde el cemento, la varilla, el block, la arena, el yeso, el cable, todo es de manufactura mexicana, es por eso que nomás por dos variables el mercado nacional interno se desbalancea por completo: la inflación y la tasa de interés. Veníamos creciendo en la demanda de vivienda 6% anual y ahora lo estamos haciendo a 4%, pero con esto creo que se va a bajar a 2 por ciento.

Con anterioridad habíamos comentado que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos iba a incrementar su tasa para llevarla de .25 a 1%, lo que implica que nuestras tasas de interés, que rige Banxico, también deberán incrementarse, ya que nuestra economía está ligada 100% al vecino país y si no, se saldrían los capitales golondrinos. Para que ustedes tengan una visión más clara -mis queridos seis lectores-, la tasa en México es de 28% y en Estados Unidos de 5%; en Canadá, de 4%; en Alemania, de 0%; en España, de 0%; en Francia, de 0%, y en Japón, de 4%, es por eso que los capitales golondrinos buscan un mejor rendimiento. Si aquí en México te pagan 2.33% mensual, en Estados Unidos pagarían .41% mensual, es decir, en México estarían pagando en un sólo mes lo que en cinco meses en Estados Unidos, o sea que en dos meses te estarían pagando lo de todo un año.

Es por eso que son muy importantes las tasas, que fueron subidas el 14 de diciembre y nadie se dio cuenta porque, de no hacerlo, el tipo de cambio, es decir, el valor del dólar frente al peso, podría aumentar más y seguiría presionando la inflación en los próximos meses. Y además el nuevo gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, se va a defender diciendo que actuó de acuerdo con lo que establecen los parámetros para mandarle una señal de fortaleza a los mercados. ¿Ustedes qué opinan?
20 Diciembre 2017 04:00:00
¿Qué pasó? Inflación de 6.63%
Se le fue de las manos al Gobierno federal la inflación. Creemos que no vamos a cerrar este año con 6.63%, ya que esta medida era hasta noviembre y aún falta diciembre, aunque no se superaría el 7 por ciento. Esto, a pesar de que se ha dado un poco de certidumbre a la economía mexicana. Tan sólo el incremento de la canasta básica ha sido de 9.53% y como siempre hemos dicho, muy por arriba del aumento promedio del salario que se pretende dar, ya que algunos contratos colectivos han negociado un alza de entre 4.5 y 5.5%, dependiendo del sector económico de que se trate, y como también lo que habíamos comentado, el poder adquisitivo ha ido en decremento.

No pudieron con el paquete y aún falta 2018, cuando se espera una alza importante en los combustibles a pesar de que se liberó la gasolina. Del 6.63%, tan sólo 1.67% es representado por el gasolinazo, o sea que en el primer mes de 2018 tenemos que contabilizar 1.67% de incremento a la inflación. El año pasado este indicador fue de casi 4% y estamos cerrando casi 3 puntos más arriba.

Lo que más subió fueron los alimentos frescos, como verduras y frutas, y esto es por la logística asociada también al gasolinazo. Díganme ustedes, mis queridos seis lectores, ¿qué no lleva transporte? ¿Qué no lleva logística? En México, 85% de la carga se mueve a través de los tractocamiones, y el resto en tren. Y fíjense que en Estados Unidos, Europa y Canadá es casi 60% por vías férreas y 40% a través de los tractocamiones. Pero ese es otro tema que después abordaremos.

La inflación trae como consecuencia que subirán los precios a principios de enero, ya que lo que costaba anteriormente mil pesos, ahora va a costar mil 70. Esto se reflejará en una desaceleración del crecimiento económico en los próximos meses. La inflación en los sectores primarios tuvo un incremento de 3.8%, no se diga la electricidad, que prometieron que iba a bajar y seríamos independientes, y ahora se va a tener que pagar 7.52% más por la luz; y no se diga el gas, mis queridas amas de casa, pues el tanque de 45 kilos se fue por las nubes. Esto indica que no hay un proyecto ni una visión a largo plazo del Gobierno federal, cada seis años están tratando de inventar el hilo negro y no existen programas sexenales como lo hacen las grandes potencias: Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Italia, Francia, Japón…

Ojalá, y creo que va a suceder, que el Gobierno no se anime a subir el precio de la gasolina en el primer semestre de 2018, ¿y saben por qué? Por el proceso electoral, pero pasando los comicios inmediatamente se vendrá el gasolinazo. Va a haber muchas presiones para que realmente el combustible suba en enero, por lo que a partir del 23 de enero la economía va a sufrir, ya que la tasa de interés de referencia va a subir, lo que a su vez evitará que la economía crezca porque la gente va a destinar más dinero al pago de deudas y el mercado se va a contraer, por eso siempre es muy importante tener una inflación de 1 a 3% para que se dinamice la actividad económica. ¿Y ustedes qué piensan?
11 Diciembre 2017 04:00:00
Gran presupuesto
Lo que habíamos comentado: los señores diputados votaron en octubre el presupuesto de la nación para ejercerse en 2018. Ellos no tendrán oportunidad de votar el nuevo presupuesto para 2019, ya que el 1 de julio de 2018 habrá votaciones para presidente de la república, senadores, diputados federales, ayuntamientos y varias gubernaturas.

El gran presupuesto fue para darles a manos llenas a todas las secretarías, pero con un gran defecto: los señores diputados consideraron el barril de petróleo a 48.5 dólares, y la Secretaría de Hacienda compró una cobertura de 46 dólares el barril, una diferencia de 1.5 dólares por los millones de barriles diarios que se venden. El problema es ese diferencial de precio que no van a recibir y sin embargo dieron al Instituto Nacional Electoral un presupuesto de $24,215,327,986.00, cuando este año le fueron asignados $15,071,176,879.00, es decir, el INE tendrá un incremento de $9,144,151,107.00.

Asimismo la Secretaría de Gobernación será otra con los mayores incrementos en su presupuesto, pues para 2018 le otorgaron $64,288,166,419.00, cuando este año su presupuesto es de $58,187,060,971.00, por lo que el incremento es de $6,101,105,448.00.

Por su parte a Pemex le aprobaron un presupuesto de $93,228,000,000.00, contra los $89,812,943,144.00 que le autorizaron en el presente ejercicio. Y un poquito más moderado fue el asignado a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para 2018, que contempla $56,788,302,792.00, mientras que este año recibió $54,953,000,232.00.

Pero lo que no vemos es por ejemplo a sectores que generan impuestos y divisas como el turismo, que requiere de más dinero para fortalecer la atracción de visitantes ante la caída de 5 puntos del país en el escalafón mundial. A la Secretaría de Turismo le otorgaron un presupuesto por $3,916,225,884.00. Tomando en cuenta que para este año se le asignaron fondos por $3,947,455,241.00, Sectur tendrá un recorte de $31,229,357.00. En el presente año Sectur sufrió un importante recorte presupuestal, pues en el 2016 se le otorgaron recursos por $5,211,444,461.00, no obstante, para 2018 se recorta aún más el presupuesto para esta dependencia. Estos recortes presupuestales también deberían hacerse a los poderes Legislativo y Judicial y no así para la Secretaría de Turismo, que en parte se encarga de la promoción turística del país, que genera importantes ingresos y trabajos.

Pero lo que más indigna, mis seis queridos lectores, es el presupuesto que le dieron al Poder Legislativo, por un total de $15,574,572,274.00, el cual se distribuirá de la siguiente forma: Cámara de Diputados, $8,439,435,153.00; Cámara de Senadores, $4,905,020,157.00, y Auditoría Superior de la Federación, $2,230,116,964.00. En el presente ejercicio fiscal el Poder Legislativo recibió fondos por $14,447,171,472.00, por lo que para 2018 tendrá un incremento de $1,127,400,802.00.

¿Cómo es posible que donde debemos invertir (infraestructura, conocimiento, innovación, educación) no estemos incrementando los presupuestos, ya que donde se está dando parece ser en gasto corriente para pagar gastos y salarios, pero no vemos nada para el desarrollo económico y generar una mejor calidad de vida para los mexicanos. ¿Y ustedes qué piensan?
29 Noviembre 2017 04:00:00
El acero, seguridad nacional
Como sabrán, hace días hubo una reunión del mundo del acero aquí en México, en la que estuvieron todos los países que generan este producto indispensable para el desarrollo de las economías, ya que quien no produce acero está condenado a los vaivenes de la economía y a depender de otros países para su crecimiento, por eso es importante mantener las plantas productoras en nuestro país.

El acero está en su mejor momento desde la crisis de 2008 y China se ha convertido en el principal productor. El año pasado, la generación global fue de mil 515.9 millones de toneladas (mdt) y se espera que para 2018 llegue a mil 648.1 mdt, lo que significa un crecimiento de alrededor de 2 por ciento. Como siempre, China se quedaría con más de la mitad del acero del mundo, con 765.7 mdt; Europa, con 163.3 mdt, y Estados Unidos, Canadá y México con 140.4 mdt. Me preguntarán: ¿cuánto es para México? Se espera que el país consuma 25.1 millones de toneladas en 2018. Bueno, como ustedes están viendo, ya saben qué países van a crecer: China, y en Latinoamérica, el país que se mantiene un poco estable es México, mientras que Brasil, que es nuestro principal competidor económico en la región, no va a crecer.

En el contexto global, México se encuentra en la posición 9 de los grandes consumidores y China sigue siendo el principal, pues su demanda se ha incrementado más de 80% entre 2007 y 2017, mientras que en el mismo periodo el consumo ha disminuido 10% en Estados Unidos y 20% en Japón, aunque India sigue los mismos pasos que China con un incremento de 80 por ciento. Esto nos indica que India va a superar en los próximos 10 años a Estados Unidos.

El dolor de todos los productores de acero es China, por lo que hay que seguir sus pasos, ya que será el que definirá el rumbo del consumo mundial. México no representa más de 2% del mercado chino, por lo que en cualquier momento nos puede invadir de acero. Lo que debemos hacer los mexicanos es mantener a flote las empresas nacionales, pero que a su vez sean competitivas y eficientes para así tener precios competitivos. Si desapareciera el acero mexicano, el crecimiento de nuestro país dependería 100% de otros países: cuando quisiéramos construir un puente, un canal, una torre, un centro comercial, barcos, tanques… todo lo que lleva acero.

Así pues, mis queridos seis lectores, tenemos que hacer que los proyectos de cualquier índole se concursen con aceros mexicanos para así mantener nuestra planta productiva y los numerosos empleos que genera. ¿Ustedes qué piensan?
22 Noviembre 2017 04:00:00
Sin gobernador, pero de Banxico
El próximo 30 de noviembre el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dejará el cargo para irse a la gerencia del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés).

El presidente Enrique Peña Nieto tiene así poco más de una semana para nombrar al nuevo titular del banco central, que se encarga entre otras cosas de controlar la inflación y el efectivo circulante, y de eso depende qué tanto tenemos que pagar el próximo año. En este caso, la inflación acumulada hasta octubre es de 6.5%, lo que representa que por cada 10 mil pesos se va a pagar 650 pesos más, o por cada 100 mil pesos, 6 mil 500 pesos más.

El nuevo gobernador va a tener que cerrar muy fuerte el año, ya que sólo le queda un mes y si no lo conoce “la inflación le puede llegar hasta 7.5 por ciento”. El nuevo personaje debe tener una gran credibilidad ante instituciones financieras internacionales, banqueros y empresarios, así como pulcritud, honorabilidad y principios económicos. No podemos poner ni abogados ni doctores ni ingenieros que no le sepan a la macroeconomía, a la microeconomía, así como también a la oferta y la demanda para poder balancear los mercados y así tener certidumbre.

Es un puesto clave que da confianza para que los inversionistas extranjeros tengan certidumbre jurídica en el mercado de divisas y la bolsa de valores, es alguien que debe tener la sensibilidad política y el conocimiento histórico de la economía mexicana para que el traspaso de la estafeta sea lo más armónico y suave y no exista fuga de capitales o incertidumbre.

Recordemos que el señor Trump va a sacar su reforma de reducción del ISR para quedar en 20 por ciento. México no hizo nada al respecto, los diputados votaron a favor del presupuesto de la nación tal como venía.

Mis queridos seis lectores: generalmente México compra coberturas de riesgo para tener garantizados los ingresos. Así, compró un seguro para garantizar el barril de petróleo a 46 dólares, y aunque en la actualidad el precio está por debajo de este nivel, México seguirá recibiendo sus 46 dólares por barril. Pero el punto es que el presupuesto se fijó con un precio de 48.5 dólares por barril, casi 5.5% arriba del precio de cobertura, y esto va a desbalancear totalmente el presupuesto, ya que quién va a pagar esos 2 dólares con 50 centavos más los millones de barriles diarios que se extraen. Es una irresponsabilidad total por parte del Congreso hacer este tipo de presupuestos no reales para que todo mundo se vaya contento.

El Banco de México tendrá que lidiar con este tipo de situaciones y el tiempo se acabó porque en diciembre solamente trabajan 15 días. Necesitamos que México tenga un buen gobernador del Banco de México para dar un mejor bienestar a todos los mexicanos, que es lo que buscamos.

¿Ustedes qué piensan?
15 Noviembre 2017 04:00:00
A estimular el mercado con el Buen Fin
Me quedé sorprendido de que existe un Buen Fin en China y se llama el Día de los Novios, pero solamente dura 24 horas y vendió lo que tiene en sí el Buen Fin funcionando, inclusive vendió más que el Black Friday en Estados Unidos.

Sabemos que el puente del 20 de noviembre se llevará a cabo durante el Buen Fin 2017, que en su séptima edición ayudará a recuperar los indicadores de confianza y de ventas, que no son tan halagadores, pues en los tres primeros meses del año, con la llegada de Trump a la Casa Blanca y el gasolinazo (por si no recuerdan), no hubo tanta venta, por lo que dentro de los objetivos de este Buen Fin está el que las personas que perdieron algo durante el sismo en Oaxaca, Ciudad de México, Puebla y otros lugares aprovechen para comprar equipos electrodomésticos, pantallas de televisión, computadoras, muebles y todo lo que requieran para tener lo necesario y, por qué no, una mayor comodidad en el hogar.

Este es un programa que ha venido creciendo y fortaleciendo la economía. Mis queridos seis lectores: pónganse buzos, ya que del 17 al 20 de noviembre todas las compras que realicen a partir de 250 pesos y que paguen con tarjeta de débito o crédito participarán en el sorteo fiscal que promueve la Secretaría de Hacienda. Televisores, ropa, calzado, electrodomésticos y computadores fue lo que más se consumió en el Buen Fin 2016, lo que representó ventas por alrededor de 89 mil 600 millones de pesos.

Creemos que este año las ventas crecerán 5%, o si es más mucho mejor, ya que esto ESTIMULA EL MERCADO y no solamente eso, estimula a todas las empresas manufactureras y de servicios porque la gente sale y va al restaurante, al cine, a los centros de conveniencia, compra café, frituras, pastelitos y esto genera movilidad del circulante. Lo que sí es que el año pasado 60% de las compras se realizó en efectivo y el resto con tarjetas de crédito y débito. Será interesante saber cómo se va a comportar este aspecto en 2017.

Eso sí: quiero recalcar a mis queridos seis lectores que NO COMPREN LO QUE NO NECESITAN, ya que viene la cuesta de enero y con los incrementos que hemos tenido del gasolinazo, electricidad y gas LP no va a haber dinero que alcance para pagar las cuentas en enero próximo. Es necesario platicarlo con la familia y planear los gastos que realmente están dentro del presupuesto familiar y no a la larga pasar la pena de que las empresas que le vendieron el electrodoméstico o lo que haya comprado, se lo tengan que quitar.

Recordemos que este tipo de actividades en México FORTALECEN EL COMERCIO INTERNO con productos de calidad y precios variados. Esperamos saldo blanco en cuanto al número de quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor por el incumplimiento de ofertas durante esta edición. Que tengan un Buen Fin.
08 Noviembre 2017 04:00:00
No hacemos nada
Los señores legisladores conocían desde hace más de ocho meses las intenciones que tenía el señor Trump de bajar en EU el ISR corporativo a 20 por ciento. Esta reforma fiscal de Trump va a hacer que las empresas transnacionales en México puedan tributar en territorio estadunidense y en vez de pagar 30% pagarían 20%, el cual es un ahorro de casi 10% (si lo vemos, el gasto administrativo no llega ni a 2%, por lo que el ahorro sería de 8%), pero estamos hablando de cantidades exorbitantes y de empresas como América Móvil (Telcel), Walmart de México, Altos Hornos, Vitro, Alfa, Bimbo, Cemex, Kimberly Clark, Compañía Minería Mexicana e Industrias Peñoles, entre otras.

Imagínense ahorrar 8% en impuestos, ni con la mejor asesoría fiscal se llegaría a esos términos y en su hecho, mis queridos seis lectores, ya que sólo se requieren 52 votos republicanos en el Senado para tener esa reforma fiscal y, cosas de la vida, tienen justamente las 52 curules, por lo que la reforma va a pasar. También estamos hablando de que el Congreso estadunidense aprobó un presupuesto para 2018 de 4 billones de dólares, es decir, cuatro veces el PIB de México, presupuesto que incluye los dineros para construir el muro fronterizo. Así, Estados Unidos va a dejar de recaudar casi 6.2 billones de dólares en los próximos 10 años, pero como es previsible va a generar que no sólo los corporativos que están en México consideren irse a Estados Unidos, sino los que están en Francia, China, Corea o Japón, y esto va a generar más empleos mejor pagados a nivel no sólo de operarios, sino de licenciaturas.

Otra de las estrategias que trae Trump es que va a buscar que regresen capitales “golondrinos”, o sea, repatriar entre uno y dos billones de dólares de las compañías estadunidenses y estos recursos que lleguen a Estados Unidos solamente pagarían 10% de ISR, por lo que comentamos al principio que NO HACEMOS NADA para detener la fuga de capitales corporativos hacia Estados Unidos, si ya sabían los señores diputados que en 2018 ya viene esa estrategia y el ISR corporativo en México, que es de 30% y representa más de 64% de la recaudación del fisco mexicano, les va a dejar un gran desbalance de ingresos, ya que ni el IVA ni los impuestos especiales pueden compensar el desequilibrio que se va a producir. Los diputados ya se van y no quieren broncas, quieren cuentas alegres para todo mundo.

Recordemos que Donald Trump es un empresario, y si se fijan en su gabinete, todos son empresarios y quién va a salir beneficiado: pues todos ellos. Pero no perdamos de vista que de lo que se trata es de generar riqueza, empleos y bienestar y en 2018 se va a renovar el Congreso de Estados Unidos, por lo que los republicanos no pueden darse el lujo de perder el control de la Cámara de Representantes y el Senado. ¿Y ustedes qué opinan?
01 Noviembre 2017 04:00:00
Tiempo perdido
Tuvimos un periodo muy amplio para poder sacar adelante al país desde 1994, cuando se firmó el TLCAN. Tuvimos la oportunidad de crear nuestros propios productos y tecnologías a través de la innovación, pero han pasado 23 años y no hemos podido desarrollar nada, sólo destellos en algunas áreas fue lo máximo. Sabíamos que no iba a ser fácil el Tratado de Libre Comercio para lograr el crecimiento económico, pero teníamos la oportunidad de desarrollar nuestra propia tecnología.

Lo que sí sucedió y todo mundo sabe, es que somos un país maquilador con sueldos muy bajos y que no podemos subir por lo mismo de que las empresas internacionales nos fijan los precios a pagar porque no tenemos tecnología propia. Desaprovechamos del año 2000 al 2014, 14 años que se dicen fácil pero en los cuales hubiéramos crecido con nuestra propia tecnología y no lo hicimos. Fueron años con excedentes petroleros ¿y saben en qué se gastaron? EN GASTO SOCIAL, en dádivas, en asistencialismo social, que es el que le da el voto al que gobierna ahora.

El resultado es obvio: la industria no genera ningún valor agregado y por ende otorga sueldos muy bajos y no los ha querido subir, ya que Canadá y Estados Unidos comentan que hay que hacerlo y es válido. China ya lo hizo y es un país de mil 300 millones de habitantes y México, de 130 millones de habitantes. China es 10 veces más grande: si ustedes ven un puente en México, en China hay 10; si ven una carretera, en China hay 10 o más; y el PIB per cápita de los chinos es de 16 mil 172 dólares y el de México de 18 mil 393 dólares, un diferencial de apenas 2 mil 221 dólares, NADA comparado con una economía como la china que en un periodo de 20 años hizo lo que nosotros no pudimos hacer: crear tecnología y generar valor agregado en todas las ramas y con esto tener sueldos más competitivos.

México no ha tenido una política empresarial en más de 20 años, se la ha pasado cómodamente viendo el TLC y dizque ayudando al sector automotor. Es muy fácil explicar el bajo crecimiento económico: NO ES EL OBJETIVO DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS NACIONALES, ya que nunca se vieron los recursos para la investigación, la infraestructura e innovación, ya que todo se fue a gasto social, “VOTOS”, que podemos decir. Es una gran decepción haber dejado pasar la oportunidad de esos 14 años y aparte tener todas las reformas estructurales, pero México no ha podido superar el ingreso medio.

Tenemos que cambiar ese círculo y propongo que exista un desarrollo de proveedores eficiente y eficaz, además de apoyar la investigación básica que se requiere para sustituir importaciones y hacer la ingeniería inversa en los centros de investigación del sector público, para dar las patentes al sector comercial y a las empresas mexicanas y generar así más fuentes de empleo. Todo esto se puede lograr mediante un buen acuerdo entre los centros de investigación públicos y los empresarios, así como lo hicieron Alemania, Israel, Estados Unidos, Corea del Sur, Japón… ¿Qué nos falta? LA VOLUNTAD… Sí, la voluntad de hacer las cosas… ¿Ustedes qué opinan, mis queridos seis lectores?
25 Octubre 2017 04:00:00
Ya lo sabíamos
Sí, mis queridos seis lectores, ya sabíamos que Donald Trump iba a bajar el ISR de 30 a 20% este año, y era una propuesta muy viable de que su Congreso lo aprobara.

NO ENTIENDO por qué al momento de hacer el presupuesto 2018 los legisladores mexicanos no tomaron las precauciones necesarias para balancear el presupuesto a nivel nacional. Yo creo que no lo hicieron por alguna de las siguientes tres razones: ya se van, les valió; hay elecciones en 2018 y a todo mundo quieren tener contento, y/o son unos irresponsables o no quieren leer lo que va pasando en la vida económica del país.

Lo peor del caso también es que nuestro amigo Agustín Carstens dejará de ser gobernador del Banco de México (Banxico) este 31 de octubre. Nuestro amigo se va al Banco de Pagos Internacionales (BPI, por sus siglas en inglés), en Suiza, y su reemplazo tiene que ser designado antes de esa fecha, o sea esta misma semana. Un dato curioso es que los últimos gobernadores del Banco de México han sido exsecretarios de Hacienda, así es que al señor José Antonio Meade, actual secretario, lo podríamos ver ahí, y si no lo nombraran, iría como candidato presidencial.

Ya sabíamos que el precio del petróleo no va a subir, sino que se va a mantener y los señores diputados otra vez le están jugando al vivo y pusieron el precio del petróleo en 48.50 dólares por barril. Lo que no entiendo es cómo se les ocurre poner ese precio si la cobertura petrolera que tiene Hacienda es de 46 dólares el barril: la diferencia son 2 dólares con 50 centavos que quién va a pagar y de dónde van a sacar los millones de barriles diarios que sacan. ¿Cómo sacas un presupuesto así si de antemano sabes que tu cobertura es por 46 dólares? Mantente ahí y con base en esto haz tu presupuesto. También el ISR les va a pegar porque representa 46% de los ingresos del Gobierno federal y no están haciendo absolutamente nada para que las empresas no se vayan a pagar impuestos a Estados Unidos con las leyes de ese país.

Ya lo habíamos comentado antes, mis queridos seis lectores, que el dinero no tiene patria y se puede ir en cualquier momento y afectar la economía y presupuesto de México, pero los diputados quieren dejar cuentas alegres y no tomar la responsabilidad que les corresponde, es por eso que a México le va como le va, porque no tenemos bien definida nuestra perspectiva económica. ¿Ustedes qué opinan?
18 Octubre 2017 04:00:00
El 5% es la diferencia
Señores, si las nuevas propuestas para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) hechas por Estados Unidos no son aceptadas por México y Canadá, el acuerdo se deshace en lo inmediato y entonces los senadores de EU no podrán obligar a otro país a seguir siendo parte de este acuerdo tan benéfico para los tres países, el cual se daría por concluido.

LOS TRES PAÍSES SON MIEMBROS DE LA OMC (Organización Mundial del Comercio), donde están incluidos más de 80 países del mundo y cuyas reglas son muy similares a las del TLCAN, pero los impuestos a pagar serían de 3 a 5% para casi todos los productos. Entonces, ¿por qué tanto alboroto? Si no se firma el TLC nos vamos a la OMC y que se aplique el 5%, que es la diferencia. Realmente estamos hablando de que para poder importar algún producto, el arancel será de 3 a 5% y en la actualidad es de 0%, pero creemos que es una mínima diferencia. ¡Entendamos, 3 o 5%, por favor! Esto no impacta a economías tan fuertes como las de México, Estados Unidos o Canadá, es más el show que están haciendo que lo que realmente tienen que discutir. También sabemos que hay sectores donde la OMC no ha tenido grandes avances y esto pudiera usarse como intercambio entre los tres países para no salir afectados.

Los mexicanos no debemos tener todos los huevos de la gallina en una sola canasta y eso es lo que estamos haciendo con EU y Canadá. Debemos tener más opciones como comprar a Brasil o Chile las toneladas de maíz amarillo que se usan para alimentar al ganado; estamos hablando de 10 a 12 millones de toneladas de este grano. Los americanos siempre nos han encontrado en los productos agropecuarios algún detalle, como cepas de infección, con lo que prohíben la importación de productos como el aguacate, hasta que entró al mercado. Nosotros podemos hacer lo mismo con su papa y su manzana, que son importados, tenemos que dejar de depender al 100% de EU. Estos nuevos retos darán mayor oportunidad de negocio con los países europeos y asiáticos y también crecerá el número de empleos en México con el proyecto del Istmo de Tehuantepec, donde queremos pasar mercancías entre el Atlántico y el Pacífico a través de trenes, con lo que se crearán más unidades de negocios en esa región y en todo México.

Existe mucha presión para que el Tratado siga vigente, ya que a todo mundo le conviene, pero Estados Unidos quiere imponer que los productos que entren a su territorio tengan 85% de componentes de los países miembros del TLCAN o que tengan 50% de contenido estadunidense. Con esto estamos hablando de que el mayor componente de EU es el acero y el señor Wilbur Russ, que es el secretario de Comercio de EU y exdirector de empresas del sector siderúrgico, quiere a fuerza meter el acero americano para crear más empleos en el sector siderúrgico, que fue una promesa de campaña del presidente Trump.

Otra de las propuestas que se están peleando es que el Tratado se revise cada cinco años, lo cual es imposible para que las plantas productivas puedan hacer pronósticos y recuperación de ganancias, además de llevar a cabo proyectos de inversión, que por lo general se llevan de 10 a 20 años.

Pensemos fríos: tenemos más ventajas para que el Tratado sea aprobado, pero si no, mis queridos seis lectores, el diferencial es el 5 por ciento. ¿Ustedes qué opinan?
11 Octubre 2017 04:00:00
200 dólares sin pago de impuestos
Sí, mis queridos seis lectores, son 200 dólares sin impuestos y sin tocar ninguna autoridad aduanal, mientras todo producto sea lícito. ¿Qué queremos decir con esto? Que va a crecer el e-commerce o el negocio en línea entre Canadá, México y Estados Unidos, ya que todas las pequeñas empresas podrán importar sin pago de impuesto toda mercancía lícita que no sobrepase los 200 dólares, lo que va a permitir crecer el comercio electrónico, lo que habíamos mencionado hace aproximadamente un mes. Esto se hará realidad si se firma el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, si no, olvidémonos del asunto.

En la actualidad, cuando cruzas la frontera en días de vacaciones, puedes importar hasta 500 dólares y por avión y barco es la misma cantidad en artículos personales como audífonos, ropa, artículos deportivos, computadoras, todo lo que sea de uso personal; y cuando no es temporada vacacional, la tarifa baja a 300 dólares por persona.

El punto es que va a haber más áreas de oportunidad para las Pymes, que representan 96% de las empresas a nivel nacional, lo que ayudaría bastante, ya que se harían más competitivas y al final de cuentas el beneficiado es el cliente, que sería cualquiera de nosotros.

Cabe decir que el TLCAN no está fluyendo como se pensaba, ya van para la cuarta etapa y no se ha podido resolver el principal punto que es que ninguno de los tres se levante de la mesa, estamos hablando de Canadá, México y Estados Unidos, y es que si se levantara alguno de la mesa, tardarían seis meses en dar de baja el Tratado y efectivamente México perdería empleos, pero escúchelo usted, perdería más Estados Unidos: si aquí se pierde un empleo, en EU se perderían tres o cuatro porque nuestros productos son muy competitivos y al momento de no venderlos allá, la gente que los comercializa perdería sus empleos.

¿Y entonces qué pasa con todas las empresas asiáticas y europeas en terreno mexicano? Ellas seguirán produciendo y enviando el producto a Estados Unidos. Hay que destacar nuestra ventaja competitiva -y es malo decirlo-, que nuestros sueldos son bajos, como pueden decir y ponerlo a ocho columnas que sale más barato producir una pieza en Arteaga que en China. Esto quiere decir que los sueldos en China han subido y tienen una mejor calidad de vida que los mexicanos, y es que no es que las empresas mexicanas no quieran pagar mejores sueldos, sino que el entorno no deja subirlos, ya que si fabricas una pieza para un Tier 1 o un Tier 2 (proveedores de la industria automotriz) no quieren incrementos ni de un centavo, ya que si lo hacen no son competitivos en el mercado. Creemos que es bueno incrementar el sueldo a todos como lo hizo China y no pasa nada, sino al contrario, la gente tiene más dinero en la bolsa para poder gastar.

Señores, ya lo comentamos la semana pasada: Trump quiere bajar su ISR a 20% y esto va a traer complicaciones a México, donde se paga 32%; si lo hace, va a existir otra vez una presión fuerte para el tipo de cambio, pues el dólar va a subir y la economía pagará el precio de tener altas tasas en los préstamos para nuevos proyectos o para adquisición de autos, muebles, llantas, refrigeradoras, estufas y otros productos.

Ojalá que se dé el TLCAN en buenos términos para los tres países y no pidan que el sector agropecuario se abra al 100%, pues estemos supeditados a lo que nos puedan vender de comida para los mexicanos. Si esto llega a suceder, vamos a estar más débiles porque nuestra comida la van a estar produciendo los campos americanos y en un futuro pondrán los precios del mercado y sus condiciones para podérnoslos surtir. Así que por un lado tenemos ventajas como el e-commerce y por otro desventajas al depender casi 100% de lo que comemos en nuestra mesa de lo que producen las compañías americanas de alimentos. ¿Y ustedes qué opinan?
04 Octubre 2017 04:00:00
Negocios son negocios
Los capitales (pero los grandes capitales) no tienen patria y se van a donde están seguros para sus rendimientos y su certidumbre jurídica. En México, el Impuesto Sobre la Renta (ISR) es de 32% para todos los contribuyentes, sean personas físicas o morales, y para 2017 se espera ingresar por este concepto 1.7 billones de pesos. De este dinero, casi un billón corresponde al ISR empresarial y el resto, 700 mil millones de pesos, lo aportan los grandes contribuyentes, es decir, quienes tienen la facilidad de contratar despachos contables o fiscales en busca de estrategias para pagar menos impuestos.

¿Por qué les digo esto, mis queridos seis lectores? El Presidente de Estados Unidos, el Sr. Trump, piensa emitir una ley para reducir el ISR en Estados Unidos a 20%, pero ¿qué es lo que pasaría en México? Habría muchas empresas que se llevarían a EU sus matrices y en vez de pagar 32% aquí, pagarían 20% allá. De esta manera, si esto llegara a suceder, México dejaría de percibir ingresos por entre 200 mil y 400 mil millones de pesos, ya que cualquier empresa mexicana que se ponga bajo las leyes americanas podría ahorrarse ese 12 por ciento. Si esta reforma fiscal en EU pasa ahora en octubre, que es muy probable que suceda, México no va a tener tiempo para hacer cambios en su presupuesto para 2018 y tendrá que hablar con los grandes contribuyentes para que por favor este año no hagan propuestas fiscales y que no se vayan a Estados Unidos.

Por eso decimos que negocios son negocios y el capital no tiene patria. Si me ahorro una buena lana, ¿por qué me tengo que quedar? Ya va a suceder en Estados Unidos, pues va a haber más dinerito para gastar, más trabajos que ofertar, más circulante, por lo que también se viene un incremento en las tasas de interés, y si los americanos suben la tasa de interés nosotros también tendremos que hacer lo propio, y es un círculo negativo para México porque al momento de tener tasas más altas el mercado interno se contrae y no hay crecimiento. Pero para el mercado americano va a haber más proyectos, más empresas y más circulante, entonces el Gobierno mexicano, junto con el Congreso federal, tendrá que implementar una estrategia para establecer un ISR igual o menor que el de EU. Puede ser de un año para otro, o en cinco años ir rebajando el ISR 2% anual hasta llegar al 20% que se aplicaría en el vecino país.

El problema es que ni el IVA ni el IEPS (Impuesto Especial sobre Productos y Servicios) juntos alcanzan a aportar el monto del ISR y el nuevo Presidente de México tendrá que ser alguien que entienda la economía y las finanzas para poder sortear el presupuesto que requerirá una nueva administración. ¿Qué significa esto? Que no la tenemos tan sencilla y los ingresos presupuestarios del Gobierno federal tenderán a disminuir, ya que el ISR representa 56.54% de los ingresos tributarios totales de México. ¿Y ustedes qué piensan?
27 Septiembre 2017 04:00:00
México se durmió
Tuvimos 23 años para fortalecer la economía nacional y depender menos de los americanos y canadienses, lo cual los canadienses hicieron muy bien, ya que metieron dinero, tiempo y esfuerzo en la investigación y no dependen tanto del Tratado de Libre Comercio. Sin embargo, MÉXICO SE DURMIÓ, ya que no hizo su trabajo en investigación y desarrollo y prefirió gastar el dinero en desarrollo social o, en pocas palabras, ASISTENCIALISMO SOCIAL, ya que con el programa Sedesol le dio a los pobres para que se hicieran más pobres. La cuestión no es darles dinero, es enseñarles un oficio y una manera de vivir; enseñarles a pescar, no darles el pescado. Por todos lados no hay plomeros, electricistas, ebanistas, carpinteros, mecánicos de diésel ni de gasolina, soldadores y herreros. Enseñarles un oficio es darles una manera de vivir sin que el Gobierno les dé el ASISTENCIALISMO SOCIAL (su despensita, cuota electoral).

En definitiva, México se durmió en sus laureles y ahora teme que Estados Unidos se levante de la mesa del TLCAN y no exista más relación comercial. Recordemos que antes del Tratado de Libre Comercio, en 1994, la exportación de manufactura era de 50 mil millones de dólares y pasó a 350 mil millones en la actualidad, o sea creció siete veces la exportación en estos 23 años, no al doble ni al triple sino a la séptima potencia. Crecimos gracias al TLCAN y creyeron que no iba a haber un presidente que le pusiera un alto al concentrado de origen de las partes y esto va a cambiar: Trump quiere elevar a más de 80% el contenido de EU, es decir, cualquier artículo -auto, televisor, lavadora, refrigerador, etcétera- deberá tener 80% de sus componentes y costos con origen en ese país.

Mis queridos seis lectores: todas las naciones han crecido: Corea del Sur, Japón, Taiwán, Malasia, Vietnam, Camboya y otros y nosotros seguimos sin tener un crecimiento por arriba de 3% del PIB. Como comenté anteriormente, todas las armadoras están con nosotros para que no se cambie el origen, ya que Toyota, BMW, Renault y demás se instalaron en México por el costo superbarato de mano de obra y ¿qué va a suceder, mis queridos seis lectores?: si cambian las reglas de origen, las plantas ya no podrán estar aquí, lo único que haríamos es ensamblar.

El modelo iba bien hasta que llegamos al punto de la transferencia de tecnología, es decir, que las empresas estadunidenses compartieran con las mexicanas sus avances tecnológicos y que, como sucedió en Japón y Corea del Sur, posteriormente las empresas mexicanas llevaran a cabo “ingeniería en reversa”, y una vez conociendo los procesos, los mejoraran creando innovaciones que podrían comercializarse en todo el mundo, e incluso llegar al punto de crear marcas propias de autos, electrodomésticos y demás artículos que hoy se maquilan con gran éxito y calidad.

Nadie imaginó que el Gobierno mexicano, en lugar de copiar fielmente los modelos japoneses, alemanes y estadunidenses y después sudcoreanos, tan exitosos, dejara de lado el hecho de que las empresas no son las que invierten en la investigación básica necesaria, sino que esa labor le toca al Gobierno y después las empresas toman las patentes y llevan a cabo los desarrollos que finalmente comercializan a nivel mundial. En vez de ello, el Gobierno decidió dejar a su suerte a las empresas mexicanas y usar sus excedentes para incrementar el gasto social. ¿Ustedes qué opinan?
13 Septiembre 2017 04:00:00
Puro show
Mis queridos seis lectores: realmente es puro show lo que hacen los diputados para aprobar el presupuesto de la nación, en donde siempre ven qué partida pueden quitar para poder completar con los ingresos que se tienen, además de que para este último año el Gobierno federal quiere tener un endeudamiento de 3% del presupuesto actual.

Pero, señores, es un show lo que vemos año con año y es una farsa bien montada, por eso les comento que es un show, donde se gritan, se dicen, hay desplegados a primera plana, hay cenas, comidas, desayunos, reuniones y hasta acuerdos del “dedo chiquito” (¿no se acuerdan de los acuerdos del “dedo chiquito”? “Pide un colorcito”). Bueno, ¡hay de todo! Y saben qué hace el secretario de Hacienda: pues ni sufre ni se acongoja, él los deja hacer su show porque independientemente siempre se salen del presupuesto y gastan más. Nada más para que se den una idea: en 2017 el gasto estructural aumentó 115 mil millones de pesos a pesar de los recortes.

Si el Congreso realmente fuera un contrapeso del Poder Ejecutivo, lo primero que haría sería recordarle que está subestimando sus ingresos y que existen remanentes de años anteriores, y esto puede hacer frente a un gasto mayor sin incurrir en endeudamiento. Dice Hacienda o nuestro secretario (“el que quiere ser presidente”) que México crecerá 2.5% en 2018. Yo le pregunto -y todos le preguntamos-: ¿Dónde quedó el esperado, prometido y anhelado crecimiento de 5 por ciento?

Para septiembre se van a incrementar las tasas de interés, si esto sucede, lo que va a pasar es que se contrae el crecimiento. Lo que sí va a suceder es que va a retener y atraer más capitales golondrinos (especuladores que ganan con la economía mexicana): al subir las tasas de interés, los Cetes no podrán promediar 7%, esto implica que el peso empezará a fluctuar.

Nuestra economía, señores, vale ya 21 mil 257 billones de pesos, es decir, registró casi un aumento de 8.78% con respecto a 2016. Esto significa que estamos creciendo, pero al momento que el Gobierno quiera endeudarse con 3% y nuestra economía va a crecer 2.5% pues estamos en posición negativa y además la inflación seguirá creciendo. En la actualidad ya traemos 4.8% de inflación acumulada de 2017 y falta el último trimestre del año, cuando podrá crecer todavía más y acabar en un nivel de 5.8 por ciento.

Mis queridos seis lectores: es puro show lo del presupuesto, van a endeudarse más con o sin autorización del Congreso, y lo peor del caso es que tuvieron la oportunidad de oro de hacer un presupuesto en el tiempo de Videgaray y no lo hicieron porque existen más de mil programas que no dan resultado alguno para tener una mejor calidad de vida de los mexicanos. Aparte existe un sobreejercicio en dependencias gubernamentales al final del año porque no se aplicó en proyectos multiplicadores o en lo que realmente necesita México, que es innovación y nuevas tecnologías.

El Congreso no ha sido un real contrapeso del Ejecutivo y menos ahora que todos los legisladores lo que tratan de tener es dinero para sus distritos electorales. En pocas palabras, este es el último año del sexenio y nadie, nadie absolutamente, podrá reclamarles si no salen las cosas.
09 Septiembre 2017 04:00:00
Se les va a aparecer el lobo
Se acordarán ustedes de aquel cuento que decía “ahí viene el lobo, ahí viene el lobo” y todo mundo se burlaba y nadie creía… Bueno, pues aquí se les va a aparecer el lobo con Trump porque va en serio lo de eliminar el Tratado de Libre Comercio. Ya vieron lo que hizo con los “dreamers”, les canceló su programa, resultando afectadas muchas familias al cambiar para siempre sus expectativas de crecimiento profesional. Aunque el Gobierno ha mencionado a los cuatro vientos que son bienvenidos estos connacionales en México para continuar con sus estudios, el país no está preparado para recibir ese volumen de jóvenes que quieren estudiar, si con los que hay actualmente no puede.

Lo que va a hacer Trump, y ya dio las primeras señales, es que va a hacer dos tratados de libre comercio: uno con Canadá, que no será tan difícil, ya que son economías muy similares en sus esquemas laborales, estructura de producción y pagos de salarios, además de todo lo relacionado con leyes ambientales, laborales y aduanales. Pero México es otro caso, ya que somos un país maquilador con precios de insumos bajos, que cuestan una décima parte de lo que deben costar en Canadá y Estados Unidos. Lo que sabemos es que ya fueron a Washington el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y el de Economía, Ildefonso Guajardo, y se reunieron con el secretario de Estado, Rex Tillerson, para que no hubiera un pronunciamiento por parte de Trump sino hasta después del Quinto Informe de Gobierno.

Vemos una situación delicada, mis queridos seis lectores, ya que no existe forma de que los trabajadores mexicanos del sector automotriz y maquiladoras pueden ganar mucho más, lo cual me encantaría, ya que se tendría una mejor calidad de vida para los mexicanos, pero los mismos estadunidenses han propiciado que los trabajadores mexicanos ganen alrededor de 10 mil dólares anuales, aproximadamente 15 mil pesos mensuales, mientras que en EU ganan 50 mil dólares anuales, es decir, 5 a 1. Es imposible que se pueda subir tanto el sueldo sin evaluar la productividad, no es sólo subir los sueldos por subirlos, señores.

Ojalá nos equivoquemos porque si se va por un tratado por cada uno de los jugadores, Estados Unidos podría obtener tribunales diferentes y si son compartidos no le interesa mucho este tema, ya que tendría a Canadá en la mesa y es por eso que quiere un tratado por cada uno de los países. A Trump le interesa ya acabar este punto porque tiene que estar aprobado antes de la Semana Santa de 2018, ya que existirán elecciones de cámara baja y cámara alta (diputados y senadores) en Estados Unidos.

Esperemos que el lobo no salga porque si lo hace debe esperarse un buen revuelo en los mercados: depreciación del peso y bajas en la Bolsa Mexicana de Valores, pero las exportaciones seguirán en los mismos términos por lo menos en los siguientes seis meses después de que concluya oficialmente el Tratado de Libre Comercio. Ojalá que le enseñen a Trump el planito de todos los estados que se verían afectados si el Tratado de Libre Comercio se cancela y ahí va a ver que le va a pegar a la economía de todas aquellas personas y estados que votaron por él, por lo que es urgente que alguien le enseñe el planito de las afectaciones si es que llegara a tratar de cancelar el TLC.¿Ustedes qué opinan?
02 Septiembre 2017 04:00:00
¿De dónde llegan los dólares?
Generalmente nos hacemos esta pregunta: ¿de dónde llegan los dólares que están en México? Y cosa curiosa, hay un término que le llaman Inversión Extranjera Directa (IED), pero lo que no se sabe es que también llegan las remesas. Para que tengan un dato: México recibe en depósitos y transferencias de mexicanos en el exterior, principalmente en Estados Unidos, aproximadamente 2 mil 500 dólares en promedio cada uno anualmente, mientras que los connacionales en total enviaron 7 mil 374 millones de dólares en el segundo trimestre de 2017, esto porque los mexicanos que trabajan en EU mandaron más dinero.

Pero de dónde viene esa lana… Los flujos registrados de IED en el primer trimestre se canalizaron de la siguiente manera: industria manufacturera, 7 mil 810 millones de dólares o 49.9%; servicios financieros, mil 990.6 millones o 12.7%; transportes, correos y almacenamiento, mil 837.4 millones u 11.7%; minería, mil 92.9 millones o 7%; comercio, mil 25.1 millones o 6.6%; y construcción, 925.6 millones o 5.9 por ciento. Otros 10 sectores captaron en total 963.6 millones o 6.2 por ciento. Acordémonos cuánto fueron las remesas: 7 mil 374 millones de dólares, casi 50% de los dólares que entran a México en IED. Esta última provino de EU, con 8 mil 148.3 millones de dólares (52.1%); España, mil 659.3 millones (10.6%); Canadá, mil 283.2 millones (8.2%); Alemania, 846.9 millones (5.4%); Japón, 764.8 millones (4.9%); y Bélgica, 494.4 millones (3.2%). Otros 57 países aportaron 2 mil 448.3 millones de dólares o el 15.6% restante.

Siempre comentamos, mis queridos seis lectores, que por qué México se endeudaba en dólares si están tan caros, y puede hacerlo en pesos…. Seguimos con la misma incógnita porque en tanto las empresas privadas cancelaban deuda emitida en el exterior por 552 millones de dólares, es decir, reducían sus pasivos, ahora los aumentan en 528 millones, producto de dos situaciones que se están dando: la tasa en dólares, pero sobre todo en euros, sigue siendo muy baja; y dos, hay gran liquidez en ambos mercados, por lo que hay apetito de los inversionistas por adquirir títulos de deuda de empresas mexicanas.

Por si fuera poco, al subir Banxico su tasa de referencia local, encarece el costo del crédito en pesos y da mayores incentivos para que las empresas mexicanas se endeuden en dólares. Para el caso del Gobierno, que en el primer trimestre se había endeudado con el exterior por 4 mil 888 millones de dólares adicionales, para el segundo trimestre, gracias a los remanentes de Banxico, canceló bonos emitidos en el exterior por 2 mil 315 millones.

Aquí debemos destacar que a partir del segundo trimestre las exportaciones no petroleras empiezan a ser ligeramente mayores que las importaciones no petroleras y ello explica, en buena medida, las mejores cifras globales de las cuentas de México con el exterior. Sin embargo, producto de la caída en la producción de petróleo y el incremento en el consumo de gasolina, las importaciones petroleras desde mediados de 2014 ya superan las exportaciones de crudo. La plataforma de producción petrolera nacional ha pasado de 3.5 millones de barriles diarios (mdbd) hace 10 años, a menos de 2 mdbd a julio de 2017, además de que su precio ha pasado de más de 100 dólares el barril, a 40 dólares en promedio en la actualidad.

Hemos tocado tres temas, mis queridos seis lectores, para que se den una idea de dónde provienen los dólares que llegan a México… ¿Ustedes qué opinan?
26 Agosto 2017 04:00:00
México se durmió
Tuvimos 23 años para fortalecer nuestra economía y depender menos de los americanos y canadienses, lo cual los canadienses hicieron muy bien, ya que metieron dinero, tiempo y esfuerzo en la investigación y no dependen tanto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Sin embargo, MÉXICO SE DURMIÓ, ya que no hizo su trabajo en investigación y desarrollo y prefirió gastar el dinero en desarrollo social o, en pocas palabras ASISTENCIALISMO SOCIAL, ya que con el programa de Sedesol le dio a los pobres para que se hicieran más pobres. La cuestión no es darles dinero, es enseñarles un oficio y una manera de vivir, enseñarles a pescar, no a darles el pescado. Por todos lados no hay plomeros, electricistas, ebanistas, carpinteros mecánicos de diésel ni de gasolina, soldadores ni herreros. Enseñarles un oficio es darles una manera de vivir sin que el Gobierno les dé ASISTENCIALISMO SOCIAL (su despensita, cuota electoral).

En definitiva, México se durmió en sus laureles y ahora teme que Estados Unidos se levante de la mesa del TLCAN y no exista más relación comercial. Recordemos que antes del Tratado de Libre Comercio, la exportación de manufacturas era de 50 mil millones de dólares y pasó a 350 mil millones en la actualidad, o sea nuestra exportación creció siete veces en estos 23 años, no al doble ni al triple sino a la séptima potencia. Crecimos gracias al TLCAN y creyeron que no iba a ver un presidente que le pusiera un alto al contenido de origen de las partes y esto va a cambiar las reglas del juego, ya que Trump quiere elevarlo a más de 80%, esto quiere decir que el contenido de cualquier artículo (auto, televisión, lavadora, refrigerador, etcétera) tenga 80% de componentes de origen, es decir, fabricados en el país original.

México se durmió, mis queridos seis lectores. Todas las naciones han crecido: Corea, Japón, Taiwán, Malasia, Vietnam, Camboya y nosotros seguimos sin tener crecimientos arriba de 3% del PIB. Todas las armadoras, como comenté anteriormente, están con nosotros para que no se cambie el origen, ya que, por ejemplo, Toyota, BMW, Renault y demás se instalaron en México por el costo de mano de obra súper barato, y ¿qué va a suceder, mis queridos seis lectores? Si cambian las reglas de origen, las plantas ya no podrán estar aquí, lo único que haríamos es ensamblar.

Todo el modelo iba bien hasta que llegamos al punto de la transferencia de tecnología, es decir, que las empresas estadunidenses compartieran con las mexicanas sus avances tecnológicos, y que como sucedió en Japón y Corea del Sur, posteriormente las empresas mexicanas llevaran a cabo “ingeniería en reversa”, y una vez conociendo los procesos, los mejoraran creando innovaciones que podrían comercializarse en todo el mundo, e incluso llegar al punto de crear marcas propias de autos, electrodomésticos y demás artículos que hoy se maquilan con gran éxito y calidad.

Nadie imaginó que el Gobierno mexicano, en lugar de copiar fielmente los tan exitosos modelos japoneses, alemanes y estadunidenses, y después surcoreanos, dejara de lado el hecho de que las empresas no son las que invierten en la investigación básica necesaria, sino que esa labor le toca al Gobierno y que después las empresas toman las patentes y llevan a cabo los desarrollos que finalmente comercializan a nivel mundial. En vez de ello, el Gobierno decidió dejar a su suerte a las empresas mexicanas y usar sus excedentes para incrementar su gasto social.

¿Y usted qué opina?
19 Agosto 2017 04:00:00
El nuevo TLCAN
Mucha gente lo conoce como el TLCAN y no debemos olvidar que todos han sido beneficiados con el Tratado de Libre Comercio, pero como siempre quieren sacar más tajada de lo que se acostumbra.

Sí, mis queridos seis lectores, en el Tratado de Libre Comercio anterior se nos dijo que a los 10 años podríamos importar vehículos del mismo año; pasando los 10 años del TLC se cumplió la fecha y dijeron que esperáramos otros 10 años y tampoco sucedió que pudiéramos importar los autos al mismo precio que costaban en Estados Unidos; aunque en Canadá sí pasó, aquí no.

Se han de acordar también cómo nos pusieron peros a los tractocamiones, conocidos en el inframundo como tráileres (no uno, ni dos, ni 100, inclusive que los choferes tenían que saber inglés), para que pudieran pasar a EU, hasta que por fin lo lograron. Y ahora los camiones andan a cuentagotas en Estados Unidos. No se diga el aguacate, que también nos pusieron mil peros y ahora sí se puede exportar, lo malo que ahora vale oro en México, se ha convertido en un producto de lujo para los mexicanos.

Todas las empresas automotrices, y estamos hablando de TODAS, están de nuestro lado en cuanto a que el acuerdo continúe y sigamos produciendo unidades a bajo costo que ellos venden a alto costo, pero el Gobierno de Estados Unidos quiere que se incrementen los sueldos de los trabajadores en México, lo cual para mí y para muchos mexicanos sería una gran noticia al representar un mayor bienestar para todos aquellos que trabajan en el sector automotriz; sin embargo, dudo que suceda porque esto es la ventaja competitiva que tiene México para poder exportar a EU.

No creo que regresen a China e importarlos desde allá, ya que en México ya rompimos la barrera de vender un millón de autos al año al pasar a 1.2 o 1.3 millones, y en Estados Unidos se venden de 23 a 25 millones de autos anualmente. China copió fácilmente la manufactura estadunidense, italiana, francesa y alemana y ahora ellos fabrican sus propios autos, inclusive Malasia, que ni figura en el mapa, lo hace. Creo que México debería seguir los pasos de Malasia y tener una marca propia con todo el conocimiento y expertiz que tiene. ¿Qué nos falta? Ser serios en el proyecto, realmente sacarlo adelante. Estamos hablando de producir un auto mexicano a gran escala, lo mismo que están haciendo China, Malasia y Corea; ojalá que en este nuevo tema de negociación se dé esta apertura para sacar automóviles de manufactura totalmente nacional.

Aquí lo leyeron y es una de las cosas en que Estados Unidos va a presionar: quiere que estén exentos de aduana 400 dólares de mercancía que pueda ser importada a México sin impuesto alguno; es decir, si usted compra 400 dólares o menos en electrónicos, ropa, artículos deportivos, productos de belleza, de fotografía y otros, podría ingresarlos libremente a México y pagar solamente el flete.

También es un secreto a voces que Estados Unidos quiere incrementar el e-commerce (la compraventa a través de internet), en el que es un experto en logística de envío y de servicios. Así, el shopping ahora sería a través de envíos por correo, esto revolucionaría el comercio entre las dos naciones y el ganón sería EU. O la otra propuesta es que se liberen ciertos productos para poderlos importar libremente a México sin pago de impuestos. Veamos en qué termina esta primera ronda del TLCAN, en la que juegan al policía bueno y al policía malo; va a ser tema de aquí a diciembre.

Los mexicanos tenemos muchas maneras de hacernos de todos los productos americanos, ya que podemos comprar carne y cereales a Argentina, frutas a Chile, tecnología a Japón, misceláneas a China; tenemos opciones, ojalá que el Gobierno sepa negociar bien para todos los mexicanos y que sea un Tratado de Libre Comercio de ganar-ganar.

¿Usted qué opina?
12 Agosto 2017 04:00:00
El crédito se desacelera
Pues así es, mis queridos seis lectores, después del incremento de mayo, el crédito de la banca comercial mantuvo su tendencia a la desaceleración al cierre del primer semestre del año, pues ahora sólo crece 6.1% anual frente a 6.7% del mismo lapso del año pasado. De acuerdo con un reporte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al cierre del primer semestre de 2017 la banca acumuló una ganancia neta de 67 mil 700 millones de pesos, un alza de 25% o 17 mil millones más que en igual periodo de 2016. Tal resultado obedeció a un mayor margen financiero por más intereses cobrados debido al repunte en las comisiones, además de otros ingresos. A pesar de que Banxico y la propia CNBV han llevado a cabo esfuerzos para reducir comisiones y tarifas inapropiadas de la banca y fomentar la competencia, parece ser que no han dado los resultados esperados, ya que los bancos siguen inventando tarifas y comisiones.

No obstante, el grueso de las ganancias de la banca durante el primer semestre de 2017 se concentró prácticamente en el llamado G7: los siete más grandes que operan en el país: BBVA Bancomer, Citibanamex, Santander, Banorte, HSBC, Scotiabank e Inbursa. BBVA Bancomer se consolida como el banco más grande y obtuvo utilidades por 19 mil 870 millones de pesos. Le siguieron Santander, con 9 mil 86 millones; Banorte, con 8 mil 496 millones; Citibanamex, con 8 mil 19 millones; Inbursa, con 5 mil 538 millones; Scotiabank, con 2 mil 622 millones, y HSBC con mil 602 millones. Así, el G7 concentró 58 mil millones de pesos de la utilidad total de la banca de enero a junio. También destacaron Banco del Bajío, con una ganancia de mil 746 millones; Compartamos, con mil 507 millones; BanRegio, mil 292 millones; Interacciones, con mil 245 millones, y Banco Azteca, con mil 242 millones.

Discrepancia en las cifras. Mientras que la CNBV da a conocer las cifras nominales y los aumentos sin tomar en cuenta la inflación, Banco de México (Banxico) da las cifras nominales y descuenta la inflación a las tasas de crecimiento, lo que es una mejor metodología desde nuestro punto de vista, por lo que, por un lado, preferimos usar las cifras agregadas de Banxico para medir el pulso del crédito y, en consecuencia, la confianza de los bancos para dar crédito; y por otro lado, a las personas y empresas para demandar dichos recursos a una tasa de interés cada vez mayor.

Entonces, por el lado del consumo observamos que la cartera de tarjetas de crédito vuelve a crecer de manera moderada 3.3% frente a las caídas observadas en meses anteriores, lo que va de acuerdo con el incremento de la confianza del consumidor, que si bien no está en niveles altos, ha mejorado mucho al paso de los meses desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. Lo que sí es una sorpresa es la caída en términos reales anuales de los llamados créditos de nómina, cuya cartera bajó 0.1%, después de crecer a tasas de doble dígito durante varios años. La buena noticia es que la colocación de estos recursos avanzó en 2 mil 400 millones de pesos entre mayo y junio de este año, muy superior a los mil millones promedio de los últimos 12 meses, por lo que la caída de este mes podría ser sólo un bache. En el caso de los créditos personales, a pesar de que la colocación mensual es similar en 2 mil 600 millones en junio, su cartera avanzó 5% en términos anuales, ya que es un poco más pequeña al sumar 188 mil 200 millones frente a los 221 mil 100 millones de los créditos de nómina.

Así las cosas, mis queridos seis lectores, ¿ustedes qué opinan?
05 Agosto 2017 04:00:00
¿Qué pasó con la inflación?
Bueno, como todos ustedes saben, la inflación es el proceso provocado por el desequilibrio entre producto y demanda, el cual causa ya sea una subida continua de precios de la mayor parte de productos y servicios, o una pérdida del valor del precio para poder adquirirlos. Ya aprendieron un nuevo concepto, pero ¿en términos cristianos? pregunta doña Juanita: “Compro una casa a principio de año y cuánto me cuesta a principios del próximo año”. A doña Juanita le venden un estambre en 10 pesos en enero de 2017 y en enero de 2018 le va a costar 11 pesos, entonces hubo una inflación de 10 por ciento.

¿Por qué les comento esto, mis queridos seis lectores? Porque a junio de este año llevamos una inflación acumulada de 8.57 por ciento. Ustedes me dirán: “No es nada”. ¡Pero claro que lo es! Si usted compraba con 10 mil pesos ahora va a comprar con 10 mil 857 pesos y su sueldo no subió, lo peor del caso es que las economías con las que estamos haciendo tratos, como Canadá y Estados Unidos, tienen inflaciones de 1 a 2 por ciento. Y ustedes dirán: “No pasa nada”.

Es importante señalar que la inflación es un monstruo de todos los bienes y servicios que se ofertan en la economía. En cuanto a los sectores, la inflación al consumidor se vio en 9.43%, en las actividades primarias, en 8.10%; en las secundarias, en 23.86%; en la construcción, en 11.32%, y en manufactura, en 7.12%, por lo que en general todo ha subido. Y la raíz de esta inflación, señores, se llama gasolinazo, aunado al incremento de la electricidad, por lo que todos los sectores de la economía se ven afectados.

Lo más peligroso es que se frena el consumo interno y a su vez viene el estancamiento en todo: en educación, compra de maquinaria, viajes… Se desacelera todo y cuando decimos todo, es todo. A nosotros, como Región Sureste de Coahuila, con una vocación automotriz, nos ha afectado la desaceleración en las ventas de autos nuevos y de bienes duraderos como lavadoras, secadoras y refrigeradores, todo lo que dura un buen rato. Inclusive los préstamos bancarios desaparecen por las altas tasas y nos cuesta más el dinero.

Como que el Gobierno no midió las implicaciones de subir de golpe la gasolina y los energéticos; se lo van a cobrar a los partidos en 2018.

¿Y ustedes qué piensan?
29 Julio 2017 04:00:00
Nuevo TLCAN
No hay fecha que no se llegue y pronto empezarán las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. En el tratado original hubo muchas deficiencias porque, ustedes se acordarán, no se cumplió al 100%, ya que a los 10 años estaba el punto de acuerdo en que pedíamos comprar autos americanos al mismo precio que estaban en el mercado estadunidense y que se podrían importar libremente, lo cual no sucedió.

Para que se den una idea, el tratado lo que viene a hacer es que los sectores de la economía puedan ser competitivos en los tres países. ¿Qué quiere decir esto? Pongamos como ejemplo al equipo de beisbol Saraperos: le dicen al club: “Mañana juegas contra Yankees de Nueva York”. ¡¡Imagínense!! Le darían una paliza de 100 a 1. Bueno, con el TLC te dan 10 años para que te pongas al nivel de ellos y en los 10 años tienen que contratar gente, hacer pláticas, cambios y contratar asesores para estar al mismo nivel. Y así pasa con todos los sectores y eso pasa en el TLC y con México.

Sin embargo, hubo sectores que ya estaban preparados desde el inicio, como el electrónico y el médico, pero otros necesitaban 3, 5, 6 años para abrir las fronteras y competir entre ellos. Pero, ¿saben cuál fue el mayor error en el TLC actual? No hubo un financiamiento barato para estar al mismo nivel que nuestra competencia, como se hizo en Alemania con el Plan Marshall al final de la Segunda Guerra Mundial, en el cual hubo créditos baratos a todos los sectores para que pudieran reactivarse y fíjense la potencia que es ahora. Creo que en este nuevo tratado no deben olvidar ese punto que es el financiamiento barato para ser competitivos, y más en el sector agropecuario.

Pero hay otros temas. Estamos ya en el tiempo de la web o internet y esto también incluye el comercio electrónico, por lo que debería haber una reducción de aranceles para ciertos productos; los más significativos de los tres países tendrían nuevos mercados para venderlos. Estamos hablando de que México podría poner en esos productos sus salsas, su tequila, tostadas, artesanías, etcétera; Canadá, sus productos lácteos, y Estados Unidos, su carne. Estos productos podrían venderse sin barreras arancelarias, lo que ayudaría a ingresar a nuevos mercados.

Asimismo, otra vez será especial el tema agropecuario, ya que Estados Unidos se está dando cuenta de que los mexicanos pueden comprar la alta fructosa proveniente del maíz amarillo que producen estados como Illinois, Tennessee y en sí todos los del centro de ese país. Se preguntarán: “¿Y ahora a quién le voy a vender?”, ya que México puede comprar a nuevos proveedores como argentina y a precios más competitivos y EU se va a ver en el dilema de a quién venderle esta enorme producción.

Creo también que otro tema que quiere ver EU en el TLC es el de que los sueldos se nivelen. Esto sería bueno para los mexicanos, pero entendamos que no podemos hacerlo por decreto y también hay que ser claros en que nuestra arma competitiva ante ellos es la mano de obra barata, ya que si no, pues todos los productos se producirían en China, Camboya y otros países asiáticos en lugar de en México y ahora sí los mexicanos de qué viviríamos. Creo que va a estar difícil que esos incrementos ocurran, pero harán mucho ruido, de mí se van a acordar, mis queridos seis lectores.
22 Julio 2017 04:00:00
¿Qué viene?
Habíamos comentado de que el huracán Trump se hizo básicamente una lluvia ligera en términos coloquiales, ya que lo que pretendía hacer y lo que le han dejado hacer hay una gran diferencia; él sigue haciendo su papel de Presidente de Estados Unidos y van en el segundo semestre, hay que ver la negociación del Tratado de Libre Comercio en el cual estamos con Canadá y Estados unidos.

Ya que en el primer bimestre estuvieron muy dinámicos todos los sectores de exportación y más el automotriz, pero también en estos seis meses la situación ha cambiado y nuestro mercado interno, que era el motor, se está apagando por la inflación, el gasolinazo y las altas tasas de interés. Pero el motor de exportación o externo está creciendo con mayor fuerza y aquí está también el turismo.

Acordémonos que el que nos sostuvo 2015 y 2016 fue el mercado interno, ya que el precio de las materias primas a nivel mundial cayó y se debe a que China venía creciendo año con año a un ritmo de un 10% anual y desde el 2015, 5 y 6% nada envidiables el crecimiento que tiene México para este 2017 que es de 1.5% al 2.5% de crecimiento, dado este bajo crecimiento de China se deprimió el comercio global y aparte la ayudadita que nos dio el Banco de México al subir sus tasas de referencia del 3 al 7% al cierre del primer semestre de año, y perdonen que les diga mis queridos seis lectores, la tendencia del Banco de México en los próximos años, lejos de bajar sus tasas de intereses, creo que las volverá a subir y esto lo veremos cuando la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) lleve su junta en el mes de septiembre.

Lo que viene es que el ingreso disponible de la familia baje, se estanque la demanda interna y por ende va a ver menos demanda de bienes duraderos (inmuebles, autos nuevos) y ni se diga, quién va a querer créditos personales de su nómina a 24 y 36 meses con estas tasas de interés, será un semestre muy complicado, además ya comienzan las negociaciones del Tratado de Libre Comercio y van a llevar meses, pero va a meter ruido en el mercado y puede agravar la paridad de peso-dólar.

¿Y usted qué piensa, cómo ve el último semestre?

¡PREPÁRESE!
15 Julio 2017 04:00:00
Somos 123 millones
Pues con la novedad de que seguiremos creciendo al ritmo de los 60, 50 y 40, donde las familias eran familias desde el mínimo, que eran cinco hasta llegar a la docena, o más en promedio siete hijos por familia. En la actualidad aproximadamente es de 3.7 integrantes en las localidades grandes, en las rurales son de 4 integrantes, y en las urbanas de 3.6, y la edad promedio del jefe del hogar es de 48.6 años, y cosa curiosa, mis queridos seis lectores, en lo rural y urbano son de 48.6 y 48.8 respectivamente. Aquí de los 32.9 millones de hogares que existen en toda la República Mexicana el 21.7% se ubica en localidades rurales y el 78.3% en localidades urbanas, esto quiere decir que hay un 28.31 millones que viven en las colonias rurales en todo el país. Y 94 millones se localizan en las comunidades urbanas, esto nos refleja que las concentraciones en México en la urbana y podemos ofrecerles servicios como agua, luz, drenaje, telefonía, etc. Por lo que es un poquito más sencillo tener un control de pobreza y de la salud en México.

De la que gente que vive en las comunidades rurales el 6.9% todavía tiene piso de tierra, representan casi un millón 841 mil 679 hogares que están propensos a enfermarse más cotidianamente, pero como el abuelo dijera “aunque sea piso de tierra, bien barrido, bonito se ve”. Hay que inculcar sobre todo la limpieza, para prevenir enfermedades.

¿Quieren datos? Pues hay les va uno muy interesante.

Esta tablita nos habla mucho de que los baby boomers del 40 al 65 ya se están yendo –como dijera mi madre, “se está muriendo gente que antes no se había muerto”–, esa generación es la productiva en México, dueños de empresas, ingenieros, políticos, grandes doctores, abogados, todas las profesiones, son los que están dejando las bases para las nuevas generaciones.

Ahí viene la generación X, que representa el 27% y la más fuerte son los Millenials, que representan 30.6% de la población, son 37 millones, y el más viejo de esa generación en la actualidad tiene 31 años, el más joven 12, esta generación es la que está peleando por los espacios para hacer la base de nuestro México. Démosle una oportunidad a esta generación, ya que somos 123 millones de mexicanos y ellos son los que van a conducir al país en los próximos 30 años en todos los campos desde la ciencia, pasando por la política hasta la religión.

Funcionó lo de lo de los comerciales “La familia pequeña vive mejor”, de los 80, y esta tendencia seguirá en la generación Z, que representa 20.7% de la población. Tenemos que sentar las bases para que la siguiente generación, todos –¡SÍ, todos!– tengan educación, ya que está muy trillado el acceso a esta, lo que debemos hacer es asegurarnos de que sí se aproveche la oportunidad de educación. ¿Tú qué opinas?
11 Julio 2017 04:00:00
El crédito barato se fue
Pues así es mis queridos seis lectores, el crédito barato se fue, las elevadas tasas de interés y la incertidumbre en general, así como un tipo de cambio más estable, están provocando que el otorgamiento de crédito se desacelere rápidamente al cierre de mayo, todavía sin considerar el alza de la tasa de referencia de junio que la llevó a 7%. De acuerdo con las cifras oficiales que recopila los datos de todos los bancos que operan en México, el crédito creció entre abril y mayo del 2016 en 56 mil 600 millones de pesos, en contraposición a mayo de 2017, cuando dicha cifra sólo aumentó 14 mil 600 millones de pesos, es decir, una estrepitosa caída del 75%. Hace un año la situación era muy diferente a la actual, lo que generaba una mayor demanda de créditos y una colocación relativamente fácil de los mismos, pero la coyuntura actual es otra.

Por un lado, hace un año la tasa de referencia, con base en la cual se fija la TIIE, estaba por debajo de 5.00%; hoy la TIIE a 28 días ya se ubica en 7.34%, al cierre de mayo de este año se ubicaba en 7.1471%. Es decir, en menos de un año el pago de intereses se ha incrementado en 70% para las empresas de todo el país, lo que les resta interés por contratar pasivos. En el mismo sentido, hace un año el dólar estaba subiendo en mayo, se ubicaba alrededor de 18 pesos al mayoreo y era previsible que llegara a 20 pesos –es decir, un aumento del 11% en pesos–, por lo que era buena opción endeudarse en pesos para cancelar pasivos en dólares.

Pero a 12 meses de esa decisión, el peso se ha recuperado por la debilidad de Donald Trump y los contrapesos estadunidenses que han bloqueado gran parte de sus propuestas polémicas, y ahora el tipo de cambio comienza a estabilizarse, por lo que los grandes corporativos y empresas grandes que se habían endeudado en dólares ya no están pidiendo pesos prestados para cancelar sus préstamos en dólares.

Es importante señalar que si bien el dólar se ha ubicado por debajo de 18 pesos en las últimas semanas, ello no significa que no esperemos nuevos capítulos de alta volatilidad en los próximos 12 meses, sobre todo conforme se acerquen las elecciones presidenciales en México y el proceso de renegociación del TLCAN genere filtraciones de todo tipo. De momento, se ha reducido el apetito por este tipo de swaps o intercambio de deudas. En el caso de las tarjetas de crédito y créditos de nómina es evidente que la incertidumbre afecta fuertemente las decisiones de compra de los consumidores, quienes han preferido reducir sus deudas hasta conocer lo que pueda pasar con su economía personal.

Por el lado de los créditos de nómina y personales, podrían haber llegado a un punto de saturación del mercado, ya que mientras hace un año se colocaban cada mes 3 mil millones de pesos en este nicho de mercado, ahora crecen a un ritmo mensual de mil millones de pesos.

Crédito empresarial se desacelera

Como lo mencionamos anteriormente, gran parte de los créditos bancarios en pesos colocados en 2016 tuvieron como destino cancelar deuda en dólares, cuyo costo era incierto, y pasarla a pesos. Sin embargo, hay sectores que vale la pena analizar con más cuidado. Por ejemplo, la construcción en 2016 colocó en mayo 6 mil 500 millones de pesos y en mayo de 2017 dicha cifra fue de apenas mil 800 millones de pesos, reflejo tanto de menores edificaciones –lo que se ve en la desaceleración del crédito hipotecario–, como de los recortes públicos que han reducido fuertemente la construcción de infraestructura en todo el país.

Uno que llama mucho la atención son las empresas del sector servicios, ya que representa el mayor volumen al ser el único nicho que supera el billón de pesos. Pero de manera sorprendente, entre abril de este año y mayo su cartera bajó en 5 mil 100 millones de pesos para cerrar en mil 49 billones de pesos. En 2016 la cartera de este sector habría crecido en 10 mil 700 millones de pesos en mayo, por lo que debe prender cualquier cantidad de alarmas que el sector más grande de la economía nacional haya decidido no sólo no pedir prestado, sino incluso cancelar sus préstamos.

¿Ustedes que opinan mis queridos seis lectores?
01 Julio 2017 03:00:00
Nuevas alternativas de energía
¡Quién lo dijera! Ha bajado más de 80% el costo de los paneles solares y están más al alcance de todos, y es una inversión que se paga, ya que la ley permite generar energía ya sea eólica, geotérmica, nuclear o solar e incluso hay una nueva que está creciendo a pasos agigantados y no le hemos puesto atención: a fin de aprovechar el oleaje del mar, se idearon bolitas con hélices e imanes que al girar al derecho y al revés con las olas generan energía, pero estamos hablando de miles, esa es la nueva tecnología. México tiene todo para generar todas las energías: en Baja California Sur existe un volcán, Las Tres Vírgenes, y se puede producir energía geotérmica; tenemos también a Laguna Verde, la central nuclear; en Paredón, la energía eólica, y la solar puede darse en cualquier parte de Coahuila y de México porque se tienen más horas de luz solar que cualquier otro país.

Sí, misqueridos seis lectores, México puede ser una potencia en generación de energía eléctrica a través de paneles solares, pero, ¿cómo funciona?: Ustedes generan la electricidad y la suben a los cables de la CFE, que es el único ente con capacidad de distribución y cobro de la energía. Y lo bonito es que existe un medidor de cuánta energía han producido sus celdas solares y esto se le resta al consumo en su propiedad, empresa o negocio y hay de dos sopas: que usted pague un mínimo diferencial o que le paguen a usted ese mínimo diferencial. Esta es la reforma energética. Sin embargo, hay personas que están produciendo energía eléctrica a través de turbinas a gas, diésel o combustóleo, para vendérsela posteriormente a la CFE.

México esuno de los cinco países con mayor atractivo para invertir en energía solar por su gran potencial, ya que prácticamente todo el país cuenta con una excelente radiación. Los negocios relacionados con la energía solar en México están creciendo muy rápido y se espera que lo hagan aún más. Tan sólo en 2015 las instalaciones de paneles solares crecieron 100% respecto a 2014, que para nada fue un mal año. En 2015 la capacidad instalada era de parques solares con capacidad de 39 a 48 megawatts, instalaciones comerciales de mediana escala de 18 a 20 megawatts, e instalaciones residenciales de 28 a 30 megawatts.

El Gobierno tiene objetivos definidos para reducir las emisiones contaminantes y que un porcentaje de la demanda energética total provenga de energía solar y otras renovables: 25% para 2018, 30% para 2021, 50% para 2024 y 60% para 2050.
Además, el país ahora cuenta con una capacidad de fabricación de paneles solares superior a 1 gigawatt (mil megawatts), superando por mucho la demanda actual, por lo que compañías mexicanas que fabrican paneles solares están entrando ya al mercado estadunidense. Los expertos creen que el sector en México está a punto de entrar en un crecimiento exponencial. Así las cosas, mis queridos seis lectores.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

24 Junio 2017 04:00:00
La solución es la educación
¿Cómo es posible que con 2.50 dólares cambie totalmente la educación de los mexicanos? Y se preguntarán mis queridos seis lectores: ¿Y por qué 2.50 dólares? Es muy sencillo: es lo que cuesta cruzar el puente hacia Estados Unidos. Toda aquella persona que cruza al otro lado -como decimos en el norte, “que cruza el charco o el río- no tira papeles, respeta los límites de velocidad, le da el paso al peatón, hace fila, no usa el claxon, se transforma totalmente y hasta pide las cosas por favor.

Aunque en México hay escuelas que no tienen agua potable o no tienen baños decentes, la educación comienza en el seno familiar y el resto en la escuela. Aquellos que tenemos más de 40 años recordemos que todos los viernes teníamos que hacer limpieza del salón y de nuestros pupitres, aparte del resto de la escuela, y nuestras madres limpiaban el frente de sus casas, esa era parte de la educación.

¿Y a qué viene todo esto, mis queridos seis lectores? En 1960, Corea del Sur educativamente estaba en el lugar 30 y México en el sexto lugar a nivel mundial, pero en la actualidad, después de 56 años, Corea está en el número 6 y México en el 30. Ellos le invirtieron a la educación y vean lo que lograron: tenemos más empresas coreanas en México que empresas mexicanas en Corea y saben por qué: POR LA EDUCACIÓN.

En una sociedad en la cual el sistema de educación funciona correctamente, es decir, se ofrece a toda la población la oportunidad de alcanzar un nivel y calidad similares, la educación de los proveedores del hogar no es el principal determinante del nivel de educación de sus dependientes económicos. Estudios del INEGI muestran que los niveles de escolaridad que alcanza la población de 25 a 64 años se relacionan en primera instancia con la persona o las personas que cumple las responsabilidades de proveedor económico principal, pues cuando el padre y la madre son los proveedores económicos, una de cada dos personas (47.5%) alcanza el nivel de escolaridad de media superior o superior. Cuando el padre fue el proveedor principal, 38.1% de la población de 25 a 64 años logró un nivel de escolaridad medio superior o superior, y cuando la madre fue su proveedora principal, 39.8% logró el mismo nivel.

Para los casos en que el proveedor principal cuenta con estudios de nivel superior, 72.5% de los dependientes logró acceder al mismo nivel, mientras que 1 de cada 10 dependientes, cuyo proveedor no tiene escolaridad, tampoco completó ningún nivel. En la relación de los niveles de escolaridad se observa que el nivel de primaria completa del proveedor principal representa un parteaguas en el logro educativo de la población estudiada, pues los porcentajes con niveles de escolaridad medio superior y superior aumentan. Para el caso de las mujeres de 25 a 64 años, el sentido de la influencia del nivel de escolaridad de su proveedor principal en su logro educativo es igual que al conjunto de la población, aunque en una menor intensidad.

En general se observa una mayor movilidad ascendente en el logro educativo en la población masculina respecto de la femenina en todos los niveles de escolaridad del proveedor principal. Un ejemplo de ello es que 14.9% de los hombres cuyo proveedor no completó ningún nivel de escolaridad alcanza niveles de escolaridad medio superior o superior, en tanto que este porcentaje en las mujeres es de 11.1 por ciento.

¿Y ustedes qué opinan? Apostémosle a la educación.
19 Junio 2017 04:00:00
Ahí vienen los países emergentes
Sabemos que la economía ya está globalizada, centrada en normas para que funcione para todos y básicamente enfocada en el bienestar de las personas. Como todo gobierno lo que busca para sus ciudadanos es tener una mejor calidad de vida para él y para sus descendientes, algunos países han sido proteccionistas en algunos ramos como la agricultura ya que son muy frágiles y también porque ya está en marcha la cuarta revolución industrial.

La confianza ha crecido en los consumidores y esto ha aumentado la producción industrial y, por ende, la formación de empleos y el flujo comercial (dinero). Es así, mis queridos seis lectores, que se crea un círculo virtuoso y todo mundo lo que busca es que su PIB (producto interno bruto) crezca.

En 2018 parece que todas las economías emergentes van a crecer, el único que puede disminuir es China, que es un monstruo en la economía, ya que para 2017 prevé crecer 6.6% y en 2018, 6.4%, por eso las economías emergentes van a crecer como India, que este año está creciendo 7.3% y el próximo, 7.7%, mientras que Brasil, tras dos años de recesión, espera salir positivo en 2017 y para 2018 crecer 1.6 por ciento. México no se queda atrás y también podrá crecer de 2.4 a 3.6 por ciento.

Todo mundo piensa que hay que tener sus previsiones y mantiene las tasas de crecimiento por debajo de los promedios para así no caer en la trampa de aventar las campanas al aire y no llegar a dicho crecimiento porque existen muchos factores que empujan el crecimiento más alto de lo esperado, pero también hay factores de riesgo que pueden llevarlo a la baja.

Creemos que el enfoque globalizador seguirá funcionando, aunque tuvo una victoria el Brexit, ya que se deben incluir políticas nacionales para fomentar las oportunidades de innovación (que México requiere mucho) y la creación de más empresas (que en México estamos formando empleados y no empresarios), por lo que tenemos que generar un enfoque diferente.

Lo anterior, a fin de generar un enfoque económico más fuerte y también más inclusivo. Una de las cosas principales que debe ya estar haciendo México es ser más eficaz y eficiente para apoyar a las personas y regiones que corran el riesgo de rezagarse, en específico, mis queridos seis lectores, estados como Chiapas, Tabasco, Oaxaca, Michoacán y Veracruz.

Hay una cosa importante que ya sucedió y no nos hemos dado cuenta: el “huracán Trump” se ha transformado en tormenta tropical y las naciones se están dando cuenta de que el pueblo estadunidense es una cosa y el Presidente es otra y están haciendo las cosas a pesar de que él no está presente; están llenando los espacios de gobernabilidad internacional que permitan crear las condiciones más equitativas, así como las normas internacionales más sólidas, incluyendo los mercados laborales, el medio ambiente, la responsabilidad de las empresas y, sobre todo, el pago de los impuestos.

Es por eso que las economías emergentes están creciendo y seguirán creciendo en los próximos cinco años y esto va a generar empleo y seguridad a las naciones que se están subiendo al tren del crecimiento.
10 Junio 2017 04:00:00
¡Sí hay lana para vacaciones!
Como sucede cada año, los periodos vacacionales generan una mayor demanda de crédito al consumo, pero retrasan por una menor cantidad de días hábiles los créditos empresariales e hipotecarios. En abril, finalmente el crédito vigente en tarjetas de crédito ya no decreció como se observó en el primer trimestre del año.

A abril, la cartera vigente en plásticos sumó 339 mil 100 millones de pesos frente a los 334 mil 800 millones de marzo, un avance de 3.6% en términos reales, una vez descontada la inflación. Sin embargo, el ritmo de crecimiento de los créditos de nómina y personales bajó en forma significativa de 4.2 a 2.5% en el primer caso y de 8.3 a 7.4% en el segundo, muy probablemente porque los interesados fueron menos veces al banco o ya se habían preparado con anterioridad.

Otro factor que está influyendo en los créditos es el incremento en la tasa de interés conforme Banxico ha subido la tasa de referencia, lo que resta atractivo a las mensualidades bajas que antes se ofrecían en todos los productos, a pesar de la competencia. En el caso de la vivienda, la situación debe prender los focos amarillos, ya que mientras en el primer trimestre la cartera crecía a un ritmo de 6 mil millones al mes, en abril lo hizo en sólo 3 mil 400 millones, aunque insistimos en que puede tratarse de que hubo un periodo vacacional que restó días hábiles, pero será muy importante seguir de cerca este indicador en los próximos meses.

En los últimos 18 meses el crédito hipotecario promedio a partir de un millón de pesos a 15 años pasó de tener una tasa de 8.50 a 9.50%, a una que hoy oscila entre 10 y 11.%, lo que eleva la mensualidad por millón de 9 mil-10 mil pesos a 12 mil-13 mil 500 pesos, lo que ha reducido la cantidad de clientes potenciales, además de que los precios han subido mucho y hay quienes dicen que ya incluso empiezan a notarse presiones importantes para que bajen de precio en colonias donde el año pasado los precios subían fuertemente. De acuerdo con cifras del INEGI, que reportamos en esta edición, la edificación apenas subió 1.3% en términos anuales en los primeros tres meses de 2017 ante la incertidumbre y el incremento en el costo del crédito, por lo que realmente hay poca vivienda nueva, y ello se aprecia en el crédito que otorga la banca a las empresas constructoras, cuya cartera total bajó en términos anuales en abril -0.5 por ciento.

Y sí, mis queridos seis lectores, no sería raro que en la segunda mitad del año la cartera de préstamos para el sector construcción, que tradicionalmente ha sido mayor a la de tarjetas de crédito, se rezagara y crecieran más los créditos con plástico, muestra de las elevadas tasas de interés para proyectos de largo plazo.

Tratando de defender al peso, Banxico elevó fuertemente el diferencial de tasas entre México y EU. Sin embargo, ello hace atractivo nuevamente tomar deudas en dólares, ya que el diferencial vuelve a ser muy alto. En consecuencia, es muy probable que en los próximos meses, conforme el tipo de cambio se estabilice entre 18.30 y 19.20 pesos, las grandes empresas, sobre todo las que tienen operaciones en diferentes partes del mundo, opten nuevamente por pedir prestado en dólares o euros y paguen sus créditos en pesos, como ya estamos observando en el sector minería, cuya cartera bancaria bajó 2.1% en marzo y 3.2% en abril.

Del otro lado de la moneda, entre los sectores que aceleraron la solicitud de créditos en abril están alimentos procesados, bebidas y tabaco, así como productos metálicos, y maquinaria y equipo, ante el incremento de las exportaciones automotrices.
27 Mayo 2017 03:00:00
La nueva Ruta de la Seda
China acaba de lanzar una propuesta de libre comercio global entre 68 países aprovechando el enorme hueco que EU está dejando en materia comercial, para lo cual ha invertido 50 mil millones de dólares, que llegarían a 100 mil millones en los próximos años buscando unir comercialmente a Asia con Europa, pasando por África. El 14 y 15 de mayo pasados se celebró en Beijing el foro Una Franja, una Ruta para la Cooperación Internacional, con el que el Gobierno chino busca consolidar la nueva Ruta de la Seda e incentivar la cooperación y el libre comercio.

Increíble, pero cierto: mientras Trump e Inglaterra buscan aislarse del resto del mundo, China se convierte en la punta de lanza del libre comercio y la inversión en infraestructura básica para sacar adelante a los países subdesarrollados y terminar con la pobreza extrema a nivel global, lo que dará millones de clientes a las empresas chinas. La propuesta fue reconocida por los jefes de Estado de 30 países y 130 ministros de 60 países participantes como una oportunidad para avanzar en el libre comercio. En este primer foro se firmaron 76 acuerdos en política, infraestructura, comercio, finanzas y conectividad.

China ha invertido más de 50 mil millones de dólares en los países de Una Franja, una Ruta, mientras que sus empresas han ayudado a construir 56 zonas de cooperación económica y comercial en más de 20 países, con una inversión combinada que supera los 18 mil 500 millones y ha generado más de mil millones en ingresos por concepto de impuestos, así como cerca de 200 mil puestos de trabajo.

Así, mis queridos seis lectores, la Ruta de la Seda, que no incluye a EU y conlleva enormes riesgos como el financiamiento de proyectos que pudieran convertirse en enormes elefantes blancos, es también una gran oportunidad para consolidar a México como puente logístico, ya que los países involucrados en Asia y África representan cerca de 30% del PIB mundial y seguramente buscarán colocar sus productos en EU, para lo cual necesitarán llegar a los puertos mexicanos y de ahí seguir su camino. México está invirtiendo 83 mil millones de dólares en infraestructura, con lo que busca duplicar la capacidad portuaria entre 2012 y 2018, de modo que esta pasó de 267 a 530 millones de toneladas en los últimos cuatro años, además de la inversión en carreteras federales.

Un gran dulce, pero una gran amenaza. China podría solicitar la reducción de aranceles en el sector siderúrgico, por ejemplo, y con las prácticas depredatorias provocaría la quiebra del mismo. O podría pedir la reducción de aranceles en el sector textil, prendas de cuero, calzado, etcétera, sectores muy sensibles a los productos chinos, lo que sería un desastre para amplios sectores productivos nacionales. Del otro lado de la moneda, podría crearse una ciudad en el Caribe, en Campeche o Yucatán, que sustituya al llamado Dragon Mart y donde los compradores mayoristas de América negocien con sus contrapartes chinas, en español y más cerca de sus países, diversos acuerdos comerciales de compra y venta de productos durante todo el año, generando una importante cantidad de empleos para los mexicanos, así como una importante derrama de recursos en territorio nacional.

Asimismo, a futuro y aprovechando la nueva Ruta de la Seda, México podría buscar la inversión extranjera de China en infraestructura, desarrollar fuertemente alguna de las Zonas Económicas Especiales proyectadas para Michoacán, Guerrero o Oaxaca, o incluso construir el tren rápido entre la Ciudad de México, Querétaro, Guadalajara y Monterrey, pero debe ser consciente de que China pedirá cosas a cambio.

Así las cosas…
20 Mayo 2017 03:00:00
Cambiaron las reglas
Samsung vs. Apple en autos eléctricos. Los dos gigantes digitales del mundo están en plena batalla para lanzar sus vehículos eléctricos autónomos en un par de años, a los que se suma el multimillonario Carlos Slim, quien espera lanzar en 2018 el primer automóvil eléctrico mexicano.

Mientras que General Motors, Ford y Volkswagen luchan por conseguir dinero en efectivo y llevar a cabo las grandes transformaciones de sus empresas, los gigantes mundiales Apple y Samsung han pedido permiso formalmente en EU y Corea del Sur, respectivamente, para hacer pruebas en calle de sus unidades autónomas, a la vez que trabajan en secreto en el diseño de sus autos y pilas que usarán el software que están probando en estos momentos.

Apple vale en Bolsa más de 800 mil millones de dólares y tiene en caja más de 250 mil millones, mientras que el valor de mercado de General Motors, la mayor compañía automotriz de EU, con todo y su efectivo en caja, marcas, instalaciones y demás, es de 50 mil millones, es decir, sólo 6.25% de lo que vale Apple. En este momento si algo tienen Samsung y Apple es el efectivo suficiente, sin ataduras de sindicatos, para crear un auto que saldrá a la calle en los próximos dos o tres años.

En el caso de Carlos Slim, sus excelentes relaciones con gobiernos de los estados en todo el país le permitirán hacer de su auto eléctrico el estándar de las flotillas gubernamentales, así como los taxis mexicanos del futuro, lo que aseguraría suficientes ventas para hacer rentable este innovador negocio, que posteriormente podría expandir al resto de América Latina a base de precios competitivos.

Con todo esto, mis queridos seis lectores, incluso podría incursionar en EU, ya que los autos eléctricos más baratos en ese país de momento rondan los 35 mil dólares por unidad, aunque ese precio bajará rápidamente en los próximos años conforme bajen los precios de las baterías y la producción de estas unidades supere las 100 mil, ya que ello permite llevar a cabo órdenes de producción con precios mucho menores a los actuales.

Y como verán, pues las reglas cambian.
13 Mayo 2017 03:00:00
¿Y ahora por dónde?
Existe un gran problema para transportar la gasolina: en México no hay oleoductos, por lo que sólo hay dos opciones: a través de pipas o tren. Pero, ¿qué creen mis queridos seis lectores? Esto encarece tanto el traslado de la gasolina que el precio final de esta se ubica por encima del precio de Pemex y entonces no hay negocio para nadie.

Además de los elevados costos de traslado, otro problema es el almacenamiento, ya que México no tiene infraestructura para ello y conforme se va requiriendo, las pipas se trasladan a las gasolineras, cuyos tanques de almacenamiento son muy pequeños en comparación con los enormes volúmenes que una empresa importadora requiere.

Si no hubiera elecciones, el Gobierno de México debería, en los estados donde ya liberalizó la gasolina, hacer que Pemex vendiera 10 centavos por encima del precio más alto que marquen los importadores, quienes tendrían un incentivo para vender gasolina importada a un precio final menor al de Pemex. Ese precio, inflado por los altos costos de traslado, provocaría que la iniciativa privada invirtiera en ductos y almacenamiento para eficientar su operación y los precios bajarían cuando se pusiera en marcha dicha infraestructura, pero muy probablemente dicho precio en estados de la frontera norte del país rondarían los 20-22 pesos por litro en este momento.

En cambio, Pemex subastó parte de su infraestructura de ductos y almacenamiento a la iniciativa privada para que esta la utilice y pueda acceder a costos más competitivos de operación y el golpe en el precio no sea tan elevado, como sucedería si la gasolina se traslada usando pipas. Sólo una empresa pujó por esa infraestructura, y ahora veremos si hace uso de esas instalaciones, las renta a terceros y si habrá o no competencia en los estados ya liberados.

Mientras en México no se construya la red de oleoductos que el país requiere, Pemex deberá subastar su infraestructura para evitar un golpe mucho más duro a la economía al tener que reflejar los costos de logística al precio final de las gasolinas. Pero esa es sólo una parte de la historia, porque en México, a partir del pasado 30 de marzo, se liberalizaron los precios de las gasolinas y el diésel en Baja California y Sonora; luego seguirán los estados fronterizos del norte del país, el 15 de junio próximo, y en la mayor parte del país el 30 de noviembre de este mismo año.

¿Y usted qué piensa?
29 Abril 2017 03:00:00
Va pa largo
Larga renegociación: Donald Trump dijo en un discurso la semana pasada en Wisconsin: “… Queríamos empezar a negociar con México inmediatamente, pero tenemos estas provisiones por las que tenemos que esperar largos periodos de tiempo, hay que notificar al Congreso y después tienes que obtener un certificado, y después no puedes hablar con ellos en 100 días. Todo eso es ridículo…”. Y es que, según lo acordado en el mismo TLCAN, EU debe notificar a su Congreso de sus intenciones de renegociar el TLCAN, que a su vez llevará a cabo mesas para conocer el punto de vista de sus sectores productivos e indicarle al Poder Ejecutivo lo que sí y lo que no se puede renegociar, y a cambio de qué podría llevarse a cabo finalmente la negociación.

Trump llegó a la Casa Blanca el pasado 20 de enero. Se han cumplido tres meses de su mandato, pero el Congreso todavía no ha ratificado a la persona encargada de los tratados de libre comercio, lo que se espera suceda en la primera quincena de mayo. En consecuencia, la carta de intenciones de la renegociación del TLCAN llegará al Congreso a finales de mayo y, por ende, usará los meses de junio, julio y agosto -e incluso se alargaría hasta septiembre- para ver qué sí se puede renegociar y qué no.

Entonces, mis queridos seis lectores, una vez que el Congreso estadunidense dé las directrices a sus negociadores, iniciarán las pláticas entre los tres países, y probablemente podría haber un acuerdo entre marzo y abril de 2017. Pero el Poder Ejecutivo de EU nunca ha enviado un tratado de libre comercio en año electoral al Congreso para su aprobación, ya que su contenido se puede convertir en un arma de los opositores. Y resulta que en noviembre de 2018 hay elecciones para todos los escaños de la Cámara de Representantes de EU y una tercera parte de los escaños en la de senadores.

En el discurso de la semana pasada, por ejemplo, Trump dijo que el sector lácteo estadunidense habría salido muy mal con el TLCAN debido a que Canadá le impone altos aranceles a productos lácteos que se usan en la producción de queso, lo que imposibilita su exportación hacia Canadá, que protege con esa medida su sector de quesos. Sin embargo, Justin Trudeau, Primer Ministro canadiense, le respondió a Trump diciéndole que si gusta se puede negociar el sector lácteo del TLCAN, pero en conjunto con el sector agropecuario, donde EU tiene cuotas de importación y mantiene un superávit de 400 millones de dólares diarios con Canadá en su conjunto gracias a los aranceles que tiene EU.

Para los electores de cada estado las nuevas reglas del TLCAN traerán ganadores pero también claros perdedores y, por ende, ningún congresista estará dispuesto a perder una cierta cantidad de votos en juego si aprueba el nuevo Tratado en año electoral.

Así las cosas, pues va pa largo el TLCAN. ¿Y usted qué haría?

" Comentar Imprimir
columnistas

top-add