×
hace 1 mes
[Arte]

Unalome: conocerse por la lente

Sofía Guerra expuso su nueva serie de fotografías en la Galería Albricci

Imprimir
Unalome: conocerse por la lente
Fotos: Zócalo | Homero Sánchez
Saltillo, Coah.- Mirar el mundo a través de la lente es lo que Sofía Guerra lleva haciendo desde hace 12 años. Aunque es su trabajo, la cámara y la fotografía son, también, el medio por el que se conoce a sí misma y a quienes la rodean, como demostró en Unalome, su reciente exposición.

La serie de imágenes en blanco y negro fueron proyectadas la noche del miércoles en la Galería Albricci. Estas fueron un recorrido por “la serie más personal” de la artista, quien con anterioridad había presentado Donde la Ciudad Pierde su Nombre, una muestra de fotografías de viajes.

Esta ocasión las fotos, nacidas tde un viaje a Colombia, motivaron a Guerra a tener “un proceso interno en el que pude encontrarme. Estuve descubriéndome a mí misma para saber cómo relacionarme con los demás. Saber qué es lo que nos hace mejores personas, tener mejores sentimientos y compartirlos como arte. La fotografía es mi medio de expresión”, dijo en entrevista con Zócalo.

Las fotos de Unalome son personales e intimistas. Imágenes de marcas personales como tatuajes y lunares; de rocas frente al mar y palmeras que se agitan con el viento. Pequeños momentos robados al tiempos.

Esas fotos de bicicletas abandonadas, o de cortezas de árboles cuyas rugosidades recuerdan la vejez, están impregnadas de una suave melancolía, “una emoción transportada a lo visual”, como expresó Guerra.



Ver al otro

Ese aspecto íntimo de Unalome se ve en que seis de los modelos que aparecen en estas fotografías. Todos son amigos de la autora, quien asegura que son personas que le “han dado un sentido y un crecimiento profesional, emocional y mental a mi vida”.

Guerra señala que ella busca fluir y enseñar una parte del universo oculto para los otrosm pero visible para ella y que también funciona en ambos sentidos.

“Soy una persona muy expresiva y transparente. No me gusta callarme nada ni aparentar algo que no soy. Creo que eso me da una facilidad de expresarme a través de ese ojo que he aprendido a educar para mostrar esas emociones que están en las imágenes”, apuntó.

Esas capturas invitan a que el espectador las lea y busque la historia que cada una de ellas encierra.



El aspecto técnico de la foto ha sido cuidado en lo más mínimo, detalló Guerra, para quien es importante ese hecho debido a que un pequeño objeto o una sombra dentro de la fotografía es la que hará que el observador se enganche con ella, la lea, la interprete y deje volar la imaginación pensando en por qué está ahí.

“Tienes que dejar algo que evoque un sentimiento en el espectador. Eso es lo que hace de nosotros mejores seres humanos, de eso se trata el arte: llegar por medio de algo bueno y positivo, quizá. Enfrentar las cosas como son es lo más importante que he aprendido y en la que me he enfocado”.

Conocerse

Unalome es una muestra variada: retrato y paisaje, detalles y texturas se mezclan y se dibujan en contornos oscuros sobre fondos blancos. Líneas que se crean y desaparecen. Historias quietas entre esas escalas de grises. Situaciones que Guerra ha visto y que desmenuza para crear imágenes espontáneas de sus modelos y del entorno.

“Esta serie fue como una sesión de terapia. Hubo mucha relajación como amigos y es por eso que la serie fluyó de manera muy clara. Este acercamiento permitió que me conociera a mí misma y a estas personas, pero también que supiera por qué quería fotografiar a estas personas.

“Ese proceso me ayudó a ver cuál era mi objetivo: era mostrar lo que cada uno de ellos me han dejado: ya sea una prenda, un pensamiento, un libro o una forma de ver la vida”, finalizó Guerra sobre Unalome palabra de un símbolo que significa las decisiones que se han tomado a lo largo de la vida, de cada uno con sus giros y vueltas.



Imprimir
te puede interesar
similares