×
hace 6 meses
[Internacional]

Trump se contradice y contrata a 143 inmigrantes

De 144 puestos de trabajo disponibles en tres de sus propiedades en NY y Florida, sólo una fue ocupada por un estadounidense

Imprimir
Trump se contradice y contrata a 143 inmigrantes
Mundo Hispánico | Estados Unidos.- En su papel como presidente de Estados Unidos, Donald Trump ataca de manera continua a los inmigrantes y habla de detener su llegada al país; sin embargo, como empresario, el magnate depende casi en su totalidad de la mano de obra del exterior.

De 144 puestos de trabajo disponibles en tres de sus propiedades en Nueva York y Florida, entre 2016 y 2017, sólo una fue ocupada por un estadounidense, mientras que el resto fueron para trabajadores inmigrantes con visas H-2B, reveló un análisis de Vox.

De acuerdo con archivos de reclutamiento enviados al Departamento del Trabajo de Estados Unidos, los gerentes de contratación de los tres complejos de Trump indicaron que sólo fueron capaces de localizar y contratar a un trabajador estadounidense, para un puesto de cocinero, en tanto que las otras 143 posiciones laborales, entre amas de llaves, camareros, cantineros y cocineros, fueron otorgadas a inmigrantes con visas temporales de trabajo.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) establece que el programa de visas H-2B permite a los empleadores o agentes de empleo estadounidenses, que cumplen con ciertos requisitos reglamentarios específicos, traer extranjeros para llenar temporalmente empleos no relacionados con la agricultura; es decir, está orientado a beneficiar a restauranteros, hoteleros y en general a la industria turística.

Los documentos muestran que los gerentes de contratación en los establecimientos Trump hicieron los esfuerzos mínimos requeridos por la ley para reclutar a trabajadores estadounidenses, lo que es una contradicción total a la política que pregona el mandatario, quien incluso emitió la orden ejecutiva 13788, “Compra estadounidense, contrata estadounidenses”.

“Si el presidente dice ‘contrata estadounidenses’, los negocios del presidente deberían contratar a estadounidenses”, señaló Bruce Morrison, un demócrata y exmiembro del Congreso de Connecticut que ayudó a redactar la Ley de Inmigración de 1990, que estableció límites al programa de visas H-2B, citó Vox.

De acuerdo con los registros, apenas 12 trabajadores estadounidenses se postularon para alguna de las 144 vacantes en las tres propiedades de Trump, presumiblemente como consecuencia de los bajos salarios ofrecidos.

Para el complejo de Mar-a-Lago, donde Trump suele pasar sus temporadas de descanso, sólo siete trabajadores estadounidenses respondieron a los avisos de trabajo y no estaban calificados o interesados, según el gerente de contratación. Los salarios ofrecidos allí eran de 10.33 dólares por hora para las amas de llave, $11.88 para los camareros y $13.43 para los cocineros.




Imprimir
te puede interesar
similares