×
hace 2 meses
[Espectáculos]

Taylor Swift gana primera batalla contra locutor

Tras el fallo del juez, Swift y su equipo legal se abrazaron, sonrieron y hablaron en voz baja

Imprimir
Taylor Swift gana primera batalla contra locutor
Foto: Especial
Ciudad de México.- El juicio que enfrentó a Taylor Swift con un locutor de radio llegó a un apresurado final ayer con una victoria importante para la cantante: un juez desestimó la demanda presentada en su contra por el ex locutor de Denver que ella afirma que la tocó inapropiadamente en el 2013.

William Martinez, Juez federal en Denver, mandó al jurado de ocho personas a casa para el fin de semana y luego falló a favor de la petición de Swift para ponerle fin a la demanda en su contra interpuesta por David Mueller, pues éste no logró demostrar que la cantante fuera responsable de su despido laboral.

Sin embargo, la madre y representantes de Swift aún son la parte demandada en la querella de Mueller.

El jurado decidirá si falla a favor o en contra de Swift, en su afirmación de haber sido toqueteada por Mueller, y también si falla a favor o en contra de éste en su afirmación de que la madre y representantes de la artista interfirieron con su contrato laboral.

Tras el fallo del juez, Swift y su equipo legal se abrazaron, sonrieron y hablaron en voz baja. Los abogados de Mueller no hablaron entre ellos ni con nadie más.

La decisión se dio en el cuarto y último día de testimonios en el caso de demandas rivales.

El equipo de Mueller concluyó su argumento ayer y dijo que no llamaría a más testigos al estrado. El de Swift declinó llamar a alguien más en su contrademanda, en la que la cantante lo acusa de agresión y maltrato indecentes derivados de su encuentro.

El lunes, el jurado regresó y escuchó instrucciones y alegatos finales. Mueller busca indemnización por pérdida de salarios y daño a su reputación.

Swift busca un pago simbólico de un dólar en su demanda y la oportunidad de servir como ejemplo para otras mujeres que han sido agredidas.

Mueller demandó a Swift en el 2015, al acusarla a ella, a su madre Andrea Swift y a sus representantes de presionar a la estación de radio en la que trabajaba para que lo despidieran, dos días después de que presuntamente toqueteó a la artista en una sesión de fotos.

Swift negó haber tenido algo que ver con el despido. Entonces contrademandó a Mueller, al acusarlo de toquetearla.

El veloz juicio, que inició el martes por la tarde, dio un giro cuando el locutor concluyó sus argumentos tras llamar a sus últimos testigos, entre ellos un ex guardia de Swift que dijo haber visto el presunto toqueteo.

El equipo de Swift declinó llamar a algún testigo.


Imprimir
te puede interesar
similares