×
hace 1 semana
[Suicidios]

Son niños y jóvenes más propensos a los suicidios

Imitación de conductas, uno de los factores principales de esta tendencia

Imprimir
Son niños y jóvenes más propensos a los suicidios
Se debe de prestar atención a la depresión de los adolescentes.
Nadadores, Coah.- Los niños, adolescentes y los jóvenes menores de 30 años son más propensos a cometer suicidios, pues son imitadores de conductas y su cerebro produce más cantidad de neurotransmisores, que son los que intervienen en los cambios de estado de ánimo, explicó el Neurólogo nadadorense, Américo De la Cruz Apolinar.

Explicó que si se tienen carencias o exceso de serotonina esto va a producir cambios en el estado de ánimo del menor de edad y esto les lleva a tomar una puerta de imitación en niños menores de 10 años de edad.

“Esta enfermedad tiene mayor injerencia en los primeros años de vida hasta los 30 años y se puede ver reflejada cuando hay factores hereditarios, sociales, neurotransmisores, problemas, enfermedad o alguna imitación”, comentó.

Aseveró que si el niño es amado por ambos padres no tendrá inseguridad, no se sentirá abandonado y no tomará esta imitación que otros jóvenes hacen cuando se sienten solos.

La depresión y el rencor de adolescentes los lleva a tomar esta decisión, por ende se debe de trabajar desde bebés para que se sientan amados, comprendidos y evitar niños disfuncionales que después tomarán un camino equivocado.

Dijo que el suicidio es un imitador de conducta, porque la persona observa que su vecino o una persona que conoce lo hizo, también lo llevará a cabo para evadir la realidad, y si hay un suicidio en una manzana de la cuadra, lo hará también.

Esta epidemia es como una nube, pues pasar por una ciudad y causar la muerte de varias personas, posteriormente se traslada a otra ciudad y continúan los suicidios y poco a poco se va imitando este tipo de conducta.

Comentó que en Polonia, un soldado se suicidó en una caseta telefónica, posteriormente siguieron 14 personas más que murieron de la misma manera, hasta que se retiró la caseta y se acabaron las muertes.

La mayoría de los casos de suicidios son de hombres, porque el varón es más determinante que la mujer, toma la pistola o la soga y atenta contra su propia vida, la mujer se toma pastillas o trata de morir, pero a la mera hora les da aviso a los familiares y la rescatan.

El cerebro tiene muchas funciones, es el que manda en ese campo de fantasía y hace que la gente tenga ideas que se evaden con la realidad para acabar con sus problemas.

“El paciente que piensa en el suicidio evade la realidad de la mente, sin embargo muchos de los casos son influenciados por los medios de comunicación, la sociedad, la familia, por la crisis económica, política, religiosa y social”, subrayó.

Como neurólogo, dijo que se ha enfrentado a muchos casos de niños inseguros, con baja autoestima y su recomendación es elevar la seguridad de los pequeños para que entiendan cómo enfrentar sus problemas.

Esta enfermedad es multifactorial, todo lo que pasa en la sociedad, puede llevar a la depresión que es un estado de ánimo donde la persona pierde el interés por vivir, abandona lo que le gusta y tiende a aislarse de la gente.

Para evitar esta epidemia recomendó prestar atención a los seres queridos o a los amigos que padecen depresión, atender y no descuidar a los niños, brindarles comprensión y amor para que se sientan seguros de si mismos.


Imprimir
te puede interesar
similares