×
hace 1 semana
[Elecciones 2017]

‘Sismo’ electoral en Coahuila cimbra fractura en el INE

Dirigentes de PRI y PAN dialogan con consejeros buscando su apoyo.

Imprimir
‘Sismo’ electoral en Coahuila cimbra fractura en el INE
Ciudad de México.- En medio de la división entre consejeros por la fiscalización de los gastos de campaña, específicamente en el caso de Coahuila, dirigentes de partidos políticos intensificaron ayer su cabildeo en el Instituto Nacional Electoral (INE).

Ayer, los líderes del PRI, Enrique Ochoa, y del PAN, Ricardo Anaya, acudieron a la sede del organismo electoral, donde cruzaron acusaciones de tramposos y mentirosos.

Mientras que Ochoa cabildeó tres días consecutivos con consejeros para evitar que se declare rebase en el tope de gastos de campaña en la elección de Coahuila, en la cual triunfó el priista Miguel Riquelme; Anaya pidió a los consejeros que se mantengan firmes y no se dejen coaccionar y presionar por el tricolor.

Divisiones

En la víspera de la sesión del Consejo General, fuentes del INE reconocieron que existe división entre consejeros que apoyan la modificación de criterios de fiscalización –que incluye contabilizar el pago a representantes de casilla– y quienes la rechazan.

En el primer grupo se encuentra el presidente del INE, Lorenzo Córdova, y los consejeros Ciro Murayama, Pamela San Martín, José Roberto Ruiz, Beatriz Zavala, Jaime Rivera y Benito Nacif.

En el segundo bloque están Marco Baños, Enrique Andrade, Adriana Favela y Dania Ravel.

Las mismas fuentes mencionan que, si bien los dictámenes de Fiscalización se pueden aprobar por una mayoría de 6 votos contra 5, existe el riesgo de que el consejero Nacif se eche para atrás y vote en contra en el caso de Coahuila, lo cual cerraría aún más la votación.

Sin embargo, refirieron que los otros seis consejeros se mantengan muy firmes en su postura.

Las diferencias se reflejaron en las redes, donde Baños lanzó reclamos a Murayama, uno de los defensores de los ajustes a los criterios de fiscalización.

Sí reportó

Enrique Ochoa reiteró ayer que su partido no rebasó los topes de gastos en Coahuila y aunque falta que que sus aliados, el PVEM y el PES, acrediten que no pagaron a sus representantes, afirmó que el PRI demostró oportunamente que no les pagó.

“El presidente del PAN ha mentido ante los medios de comunicación y ante la ciudadanía”, dijo el dirigente del tricolor.

También les trató de explicar que, aunque el Instituto señaló que no fueron aclarados, videos que fueron mostrados en un estadio de futbol en Torreón sí se reportaron ante la autoridad electoral.

“Esos son los elementos que están bajo análisis y que sumados son los elementos que señalarán con toda puntualidad que no hubo rebase de topes de campaña por parte de Miguel Riquelme en el estado de Coahuila”, sostuvo.

Pero Anaya sostuvo que la elección de Coahuila fue fraudulenta, por lo que demandó su nulidad.

“El PRI ha estado ejerciendo una enorme presión. Quiere coaccionar, quiere presionar a los consejeros”, acusó.

Pese al cabildeo de los partidos, el consejero Ciro Murayama indicó que se mantendrán imparciales.

“El árbitro no puede estar actuando en función de cómo suena el graderío”, expresó.

‘Artimañas’

Al querer recabar firmas de representantes de casilla de manera extemporánea, el PRI en Coahuila demostró que está desesperado y que no puede actuar de manera legal, sostuvieron líderes de oposición.

El dirigente estatal del PAN, Bernardo González, calificó como artimañas el intento de los priistas de comprobar que no pagaron representantes de casilla, mientras que el candidato independiente, Javier Guerrero, dijo que tanto el partido como el Gobierno estatal intentan engañar a la autoridad electoral.

“Lo que está haciendo el PRI, de citar a sus representantes de casilla para firmar, cuando todo mundo sabe que recibieron un pago, para, de alguna manera demostrar que no les pagaron, es a todas luces una más de sus artimañas. Saben que hicieron mal las cosas, que existen las testimoniales que así lo acreditan”, externó el panista.

“Es lógico que al que le pagaron, con tal de mantener su pago, vaya a decir que no y a firmar los papeles, porque muchos tienen presiones de otro tipo. Con esto se constata, una vez más, que el PRI rebasó los topes de gastos de campaña”, indicó. (Con información de Reforma)


Imprimir
te puede interesar
similares