×
hace 5 días
[Sucesión]

Se aferra ‘chiquillada’ a la ubre presupuestal

Intentan minipartidos seguir vigentes en el escenario político local, aunque este los proyecta sin prerrogativas ni registro

Imprimir
Se aferra ‘chiquillada’ a la ubre presupuestal
Saltillo, Coah.- Aunque votaron más de 1.2 millones de coahuilenses logrando llevar a las casillas a más del 60% de la población, una decena de partidos minoritarios no lograron que al menos 36 mil personas, el 3% de los votantes, sufragaran a su favor.

A pesar de que el Instituto Electoral de Coahuila (IEC) ya prevé su desmantelamiento, estos le apuestan a sobrevivir, ya sea de sus prerrogativas federales, restructurándose en alianzas o migrando a nuevos partidos en busca de una oportunidad.

Así, al menos cinco partidos, como el del Trabajo; Movimiento Ciudadano; Verde Ecologista; Encuentro Social y Nueva Alianza, en tanto el Partido Campesino Popular (PCP) seguirá operando a través de la UNTA y el Partido Joven, antes Organización Política Independiente, buscará migrar al Partido de la Gente.

Encuentro Social mantiene su registro nacional y según la presidenta del Comité Estatal, Ana Lilia Carrasco, se sostendrá con austeridad; Jesús Herminio Páder Menchaca, de Nueva Alianza, asegura que continuarán con el trabajo partidista con sus voluntarios.

Austeridad (PES)

El Partido Encuentro Social cuenta con registro federal, y aunque tendrá que realizar algunos recortes en su presupuesto, no se bajará del barco.

“Los resultados no fueron nada gratos para nuestro partido, pero mantenemos el registro porque somos partido nacional, no tenemos acceso a la prerrogativa, que son los recursos que nos otorga el IEC según nuestra militancia, pero metimos una impugnación porque tuvimos problemas fuertes con el INE”, declaró la presidenta del Comité Estatal del PES, Ana Lilia Carrasco.

Para el pasado proceso electoral, el PES capacitó a más de 2 mil personas, sin embargo estas no pudieron darse de alta en el sistema del Instituto Nacional Electoral (INE), quedando fuera del proceso.

Dicha situación y algunas otras malas decisiones, llevaron al Encuentro Social a perder su registro estatal, así como sus prerrogativas, que anualmente sumaban hasta un millón 200 mil pesos.

Ana Lilia Carrasco vaticinó una etapa de austeridad y mucho trabajo para el partido, recalcando que aún sin recursos continuarán sus programas sociales internos, como el de asesoría legal, apoyo a mujeres emprendedoras, entre otros.

“Viene una etapa de austeridad para Encuentro Social, pero nosotros nos caracterizamos por ser un partido de tres “s”, de suela, sudor y saliva, mucha gente quiere trabajar”.

Declinación (PT)

Para el Partido del Trabajo ya no es novedad trabajar con recursos limitados, pues en los pasados comicios del 4 de junio, fue uno de los dos partidos nacionales, que no recibieron recursos estatales, por no contar con 3% del electorado.

“Nosotros no perdemos el registro nacional, solamente dejamos de percibir la prerrogativa estatal, ni espacios en el Congreso, pero seguimos igual, tenemos apoyo del partido a nivel nacional, y nuestro trabajo sigue”, expresó Virgilio Maltos Long, comisionado político nacional del Partido del Trabajo.

Sin embargo, según el propio exdiputado, fue la decisión de otorgar la candidatura a Gobernador al exalcalde panista de Torreón, José Ángel Pérez Hernández, lo que derivó en los malos resultados que obtuvieron en estos comicios.

“Nos fue mal por la declinación de José Ángel, nunca supimos la realidad de la declinación, pues tres semanas antes había dicho que le ofrecían millones de pesos porque declinara, y nuestra militancia se confundió”, señaló Maltos Long.

Aunado a ello, argumentó que la guerra sucia de otros partidos, y la falta de representantes de casilla, resultó en la pérdida de su registro estatal, en una contienda que según sus estadísticas podrían haber obtenido hasta 5% del electorado.

Esencia seguirá (PJ)

El Partido Joven, que postuló al exgobernador Humberto Moreira Valdés como candidato plurinominal al Congreso del Estado, no alcanzó 3% de la votación necesaria para mantener su registro estatal, a pesar de estimar 100 mil votos a su favor, que finalmente fueron poco más de 30 mil.

“Antes de ser el Partido Joven éramos la Organización Política Independiente (OPI), y durante muchos años, antes de constituirnos como fuerza política, siempre trabajamos de la mano de la gente.

“No hemos cerrado nuestras oficinas, siguen operando en todo el estado, ya que estas no se sostienen con recursos públicos”, declaró el líder moral del Partido Joven, Édgar Puente.

En este sentido, recalcó que si bien la esencia de la fracción será la misma, el Partido Joven como tal quedará extinto, dando prioridad a la creación del Partido de la Gente, el cual tendría registro federal, según aseguró el directivo.

“Tenemos presencia en 18 estados de la República; estamos preparados para obtener las 258 mil firmas que se requieren para la constitución de un partido político nacional, y trabajando de mano de la gente”.

Encuentra sustento (PANAL)

Desde hace más 10 años, cuando fue constituido a nivel nacional, el Partido Nueva Alianza prometió ser una fuerza política distinta, que trabaja con ideas y voluntades, más que con recursos económicos.

Por lo tanto, prescindir de las prerrogativas estatales, no será tan complicado, pues al menos en Coahuila, el Panal alguna vez contendió en elecciones sin registro, según reveló el presidente de este partido, Jesús Herminio Páder Menchaca.

“Este fue el primer proceso en el que participamos con candidatos propios, en los 16 distritos de diputados y 10 de las 38 alcaldías, eso nos permitió acercarnos a la población y conocer sus intereses, y seguramente en las próximas elecciones estos resultados nos servirán de retroalimentación”, expuso el directivo.

Páder Menchaca reconoció que hasta cierto punto, la falta de recursos sería un factor que pudiera mermar de alguna manera al partido, no obstante recalcó que la gran mayoría de sus militantes trabajan de forma voluntaria, comprometidos con el proyecto.

Expuso que todos sus programas sociales continuarán, y que seguirán trabajando como hasta ahora en sus instalaciones, sin recortes o limitantes.

Se replanteará (PCP)

De reciente creación, el Partido Campesino Popular (PCP) emana de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas en Coahuila (UNTA), liderada desde hace varios años por el excandidato a diputado local, José Luis López Cepeda.

Al no alcanzar 3% de su electorado, automáticamente pierde su registro estatal y prerrogativas, y al ser un partido local, su carácter de fracción parlamentaria.

“Tenemos más de 15 años trabajando como organización, yo creo que lo del partido es una cuestión administrativa, que tarde o temprano, una vez que se terminen las impugnaciones, tendríamos que decidir si liquidamos el partido, o buscar nuevamente su registro”, declaró José Luis López.

Entre tanto, será por medio de la UNTA, que dicha asociación política continuará vigente, pero sin la premura de un registro, ni mucho menos de recursos.

Agonizantes

Entre los partidos que agonizan se encuentra el Partido Primero Coahuila (PPC), una fracción originaria de Matamoros, cuya dirigencia recae en integrantes de la familia Contreras Pacheco, y al tener únicamente registro estatal simplemente desaparecerá.

El Partido de la Revolución Coahuilense (PRC) ya estaba extinto, pues sus oficinas se ubicaban en una cochera
abandonada.

Junto al PRC están las oficinas del Partido Social Demócrata Independiente (PSDI), que a pesar de perder su registro trabaja en aparente normalidad. Otro fracción que perdió su registro estata, fue el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), aunque al tener carácter nacional continuará trabajando.

Finalmente, Movimiento Ciudadano figuró muy poco en los comicios, sin registro estatal.


Imprimir
te puede interesar
similares