×
hace cerca de 5 meses
[Desarrollo Económico]

Río Grande, detonante de inversión y desarrollo

Será una fuente de generación de nuevos empleos, de mucha calidad; habrá mucha respuesta

Imprimir
Río Grande, detonante de inversión y desarrollo
Foto: Zócalo | Gerardo Avila
Piedras Negras, Coah.- Además de venir a cubrir una necesidad importante para contar con espacios deportivos y de convivencia social de mucha mayor altura, el nuevo Rio Grande Country Club “será un detonante de inversión y desarrollo”, afirmó el secretario de Infraestuctura Marco Antonio Dávila Montesinos.

“Indiscutiblemente este nuevo e importante complejo es una inversión mucho muy importante, un megaproyecto que será detonante de inversión y desarrollo, porque viene a fortalecer la infraestructura para la atracción de inversiones”, dijo el funcionario estatal, quien señaló que los inversionistas tuvieron una gran visión.

“Tenemos que reconocer a los empresarios de este importante proyecto porque han arriesgado su capital, invirtiendo y apostando al norte de Coahuila de manera muy agresiva, pero con una gran decisión, de que le están aportando a la zona un complejo muy completo y atractivo, que seguramente encontrará una gran respuesta”, expresó.

El funcionario estatal expuso que el Río Grande Country Club será también un “un factor de atracción turística, porque seguramente mucha gente de Texas van a querer venir a jugar aquí, es un campo profesional en toda la extensión de la palabra”, dijo.

“Esta zona se fortalece de manera fundamental, y le da muchas más herramientas a esta zona que ya cuenta con la más importante cervecera de México, y que por sus nuevas inversiones y expansión ya anunciada, muy pronto será la más grande del mundo”, expuso.

Finalmente, Dávila Montesinos hizo énfasis en un factor muy importante y fundamental para la zona, “porque también se ha convertido en una fuente de generación de nuevos empleos, y empleos de mucha calidad, y eso es otro gran beneficio que traen este tipo de grandes inversiones”.



¡Una realidad!

Río Grande Country Club, en la Zona conurbada de Piedras Negras-Nava, detonará en esta zona también el crecimiento del turismo deportivo mundial en torno al golf, que enmarca también una nueva época en el desarrollo habitacional residencial del norte del estado.

Las familias Musa Páder y Diego, junto con amigos, familiares y funcionarios públicos coahuilenses y de Texas, inauguraron las instalaciones de la casa club, que además de los espacios deportivos, ofrecen áreas sociales de primer nivel, con lo que se eleva la competencia de este sector en el norte del estado.

El empresario saltillense José Musa de León habló del desarrollo y crecimiento que se ha observado en esta región, producto de las mejoras en seguridad, la atracción de inversiones y generación de empleo, sobre todo por la pasión y esfuerzo de su gente.

Reiteró que “a esta metrópoli nada la puede detener… estamos en Piedras Negras, la frontera nacionalista, una región que hay que reconocer porque a diferencia de otras fronteras, la gente de aquí, no cruza la frontera para irse a vivir a otro lado, aquí se queda. Fieles a sus raíces con un futuro promisorio, a eso hemos venido, a construir frutos con ustedes”.

Continuó que pese a las dificultades enfrentadas estos años, “paso a paso, golpe a golpe, seguimos adelante con el trabajo cotidiano, y aquí estamos hombro con hombro, unidos… a esta región ya no se le puede detener. Misión cumplida”.

El empresario con una extensa experiencia en el desarrollo de negocios con responsabilidad que acerquen a la comunidad y con una visión de futuro, reconoció la colaboración de cada uno de sus hijos como de su esposa, para el enriquecimiento y logro de cada uno de sus objetivos como Río Grande.

“La explicación está en el orgullo, la confianza, en el afán, en el amor de mi mujer y de mis hijos. Doña Elvira, siempre con la firmeza de su juicio, su incondicional entrega y el amoroso cuidado de nosotros y de su hogar, resguardándolo”, externó.

“Agradezco a mis hijos, Reina, María Elvira, María Isabel, José Aniceto y José Rodolfo, de imaginación innovadora, con un sentido de la realidad... llenos de cualidades sin las que el mundo Río Grande no hubiera sido posible”, dijo emocionado.



La casa club

Luego de haber generado más de 100 empleos durante el proceso de construcción, el club contará con una plantilla de al menos 70 trabajadores fijos y otros 70 eventuales para la realización de eventos.

La casa club cuenta con un salón de eventos con capacidad para mil personas, restaurante, bar, spa, regaderas, saunas, vestidores, gimnasio mixto, alberca y chapoteadero, palapa, salón de baile aeróbico, canchas de tenis, entre otros.

Megaproyecto

El complejo, construido a tan sólo 2 minutos del aeropuerto, es el primer campo de golf profesional en Piedras Negras.

En el mediano y largo plazo se convertirá también en un proyecto inmobiliario que llegará a desarrollar 6 mil 500 lotes residenciales en unos 15 años.

“Estamos en el corazón de la Región Norte del estado de Coahuila. El campo de golf Río Grande es también el ejemplo de un proceso de urbanización”, señaló el empresario, quien agradeció el apoyo de las autoridades estatales para el desarrollo de este proyecto.

De primer nivel

Con el arranque de las operaciones del Campo de Golf Río Grande, el más importante en la franja fronteriza méxico-estadunidense, se coloca a la región en un círculo de primer nivel.

“No soy gente de portafolios, ni de promesas, ni de maquetas… conozco el lenguaje de los hechos y el juicio de la realidad…”, reiteró José Musa de León. (EDITH MENDOZA).

‘Un desarrollo impactante’

Para Fernando González Garza, vicepresidente de la Canacintra nacional, Río Grande Country Club “es un desarrollo impactante, y creo que los coahuilenses residentes en el norte estamos muy satisfechos de contar con esta nueva infraestructura”.

“Enhorabuena por sus inversionistas, que tuvieron una gran visión, y seguramente contará con socios de todo Coahuila y de una gran parte del sur de Texas, y sin duda alguna será un detonante de crecimiento y desarrollo”, afirmó el empresario acuñense.

González Garza agregó: “Es necesario que los empresarios coahuilenses tomemos el ejemplo de las familias Musa y Diego, que hoy están brindando al norte de Coahuila un club de golf y un espacio social que no tenía, y que le dará mucho más atractivo a Piedras Negras y Nava”. (Jesús Jiménez Álvarez).



‘Proyecto inyecta mayor competitividad’

“Si Piedras Negras ya era la mejor frontera de México, ahora con este tipo de instalaciones, como el Río Grande Country Club lo es mucho, y le viene a inyectar mayor competitividad a toda esa esta zona”, aseguró el senador Tereso Medina Ramírez, también secretario general de la CTM en Coahuila.

“Esta gran inversión pone en otro nivel a Piedras Negras y Nava, totalmente diferente a las demás las fronteras de México, porque si la frontera de Coahuila ya era la más segura, con este gran campo y club de golf se consolida y crece sobremanera”, expuso.

Medina Ramírez elogió la apuesta de los inversionistas, “porque cuenta que muy instalaciones y espacios que no se tenían en esta zona, y creo que se va a convertir en un centro de reunión no solo para golfistas y deportistas, sino para la sociedad, los empresarios, la clase política, por supuesto para los jóvenes y las familias”, expresó.

“Esta región –agregó el entrevistado– se sigue consolidando como una zona de empleo, de trabajo, de estabilidad, y una inversión de esta naturaleza viene a demostrar cómo los empresarios contribuyen para seguir fortaleciendo al estado, en esa alianza que siempre he dicho que tenemos en Coahuila entre empresas, trabajadores, sociedad y medios de comunicación”.



La visión de don José Musa de León

Medina Ramírez destacó la visión de don José Musa de León, principal inversionista del Río Grande Country Club, de quien expuso: “Se trata de un hombre visionario y un gran amigo de los trabajadores de todo Coahuila, pero principalmente de la Región Sureste, donde gracias a su apoyo la CTM logró adquirir el Centro Recreativo”.

“Sin su proyecto de financiamiento que nos diseñó a través de sus empresas, no hubiera sido posible que la CTM hubiera adquirido esas instalaciones para práctica del deporte, de la cultura, la convivencia y la recreación de los trabajadores y sus familias”, expuso el líder cetemista. (Jesús Jiménez Álvarez).

Proyecto diseñado por Jack Nicklaus

Durante su intervención en la inauguración del Río Grande Country Club, el empresario Ignacio Diego Muñoz, coinversionista del proyecto, destacó la calidad del diseño del campo de golf, que estuvo a cargo de Jack Nicklaus, uno de los mejores golfistas a nivel mundial.“Sí, fue un privilegio haberlo tenido aquí, él vino en 2003, lo recibimos, lo trajimos a conocer el terreno, le planteamos el proyecto que teníamos, firmamos un contrato, y luego nos entregó su diseño, el cual hoy ustedes ven aquí convertido en una realidad”, expuso. (Jesús Jiménez).


Imprimir
te puede interesar
similares