×
hace 1 semana
[Seguridad]

Riña destapa perversión en Zona Centro

Autoridades pierden control; evento ‘Safari’, sólo la punta del iceberg.

Imprimir
Riña destapa perversión en Zona Centro
Saltillo, Coahuila.- La riña multitudinaria que se registró al filo de la medianoche del sábado en la calle Aldama, por la que fueron detenidas más de 500 personas, la gran mayoría menores de edad, exhibe a una ciudad que sufre la perversión de su Zona Centro, con la proliferación de venta y consumo de drogas y alcohol, fiestas clandestinas y prostitución.

El evento “Safari”, convocado en redes sociales, congregó a más de 600 jóvenes, quienes tuvieron acceso a drogas y alcohol. Ante el escándalo y por las llamadas de protesta de vecinos, policías municipales acudieron a la zona.

Tras registrarse los primeros intercambios de golpes e insultos entre algunos de los asistentes y los uniformados se activó el Código Rojo. Al filo de la medianoche la zona de convirtió en trinchera de excesos y violencia.

Policías, entre ellos de Fuerza Coahuila y el GROMS, tras adentrarse al salón, sacaron a la fuerza a los involucrados, a quienes tiraron en la calle de Aldama y los atacaron a golpes, además los torturaron aplicándoles toques con chicharras eléctricas.

Según los testimonios, los policías rompieron celulares, lanzaron gases lacrimógenos y apuntaron con pistolas a los presentes, de los cuales algunos rompieron los vidrios de las ventanas traseras del local para escapar.

No es la primera vez…

Tres adolescentes que estaban al interior de la bodega donde se llevó a cabo la fiesta clandestina Safari Fest, sobre la calle Aldama en pleno Centro Histórico, revelaron que esta no es la primera fiesta en su tipo y que es común que la Policía tenga conocimiento de estos eventos sin interrumpirlos.

Los adolescentes entrevistados por Zócalo tienen entre 12, 14 y 17 años, ellos afirman que “en esas fiestas hay de todo: gente drogándose, alcohol y armas blancas, como navajas y manoplas”.

Los asistentes a estas fiestas clandestinas normalmente llevan las bebidas alcohólicas que van a consumir, porque en el lugar no se vende alcohol, solamente droga, “no sólo hay mariguana, hay de todo carnal”, dice uno de los testigos.


Imprimir
te puede interesar
similares