×
hace 6 días
[Arteaga]

Pocos, pero con muchas ganas

Los niños son enviados a piscar manzana y abandonan o suspenden sus estudios, sólo unos cuantos asisten con regularidad

Imprimir
Pocos, pero con muchas ganas
Foto: Zócalo | Gerardo Ávila
Saltillo, Coah.- Contrario a las necesidades de otras escuelas ubicadas en el área rural, la primaria Lic. Benito Juárez tiene aulas de sobra para la cantidad de alumnos que acuden a clases en el ejido La Biznaga, en Arteaga, pues la mayoría de los niños se encuentran trabajando en la pisca de manzana.

Los niños inscritos han disminuido de manera gradual durante los últimos dos años, aseguró Cutberto Cruz Castillo, director de esta primaria, quien señaló que mientras la escuela recibía poco más de 80 alumnos al inicio de cada ciclo escolar, este año acudieron menos de 40.

Una de las razones de esta disminución es por la migración de algunas familias que han decidido abandonar su tierra para conseguir mejores empleos en empresas automotrices, comenta el director.

Sin embargo, lo que más preocupa al par de docentes a cargo de esta institución es la ausencia y deserción que se da por la pisca de manzana, pues los propios padres deciden no llevar a sus hijos para que los apoyen en la pisca y empaquetado del icónico fruto de la región.

“Esta es la temporada en que más faltan los niños a clases y es porque sus papás se los llevan a piscar manzana y requieren que los apoyen en las labores del hogar, aunque la baja asistencia es problemática durante todo el ciclo”, expresó el profesor.

Hay ocasiones, platica, en que vamos a buscar a los niños para averiguar por qué no han acudido a clases y los padres argumentan que ellos ya no quieren seguir estudiando o que no les gusta la escuela.

“Hemos hecho por ofrecerles mejor educación, de hecho, los miércoles viene una psicóloga y la maestra de educación especial pero aún así los padres dejan de traer a sus niños a pocos meses de haber iniciado el curso”, expresa Cruz Castillo.

Los niños forman parte de familias muy humildes en donde todos los miembros tienen que trabajar, comenta el director.



EL ESPACIO NO ES PROBLEMA

Aunque esta primaria tiene espacio suficiente para al menos 120 estudiantes, sólo 39 acuden actualmente a estudiar entre primero y sexto grado de primaria, por lo que las aulas permanecen vacías así como la antigua cocineta que funcionó bajo el programa Desayunos Calientes, implementado el DIF estatal, mismo que fue retirado por la falta de cobertura en los pagos semanales.

La falta de organización entre los padres de familia, argumenta, no ha permitido que las comidas nutritivas que incluye el programa de Escuela de Tiempo Completo pueda procurar los alimentos de los alumnos, pues para activar este programa es necesario que al menos dos madres de familia vengan a prepararlos y servirlos, pero hasta la fecha nadie se ha interesado.

La primaria luce en buenas condiciones por la fachada pintada y los manzanos que adornan las jardineras, sin embargo, los salones carecen de un buen techo que proteja a los niños en las temporadas de lluvia más fuertes.

Prueba de ello es la falta de este líquido vital en los bebederos y sanitarios de esta primaria ubicada dentro del ejido que se esconde en el camino hacia Jamé.

POCOS, PERO CON GUSTO

“Los pocos niños que acuden a la primaria, son niños que asisten con gusto, que quieren aprender y son muy aplicados, son pequeños que sólo necesitan un empujoncito o ser motivados para concluir sus estudios”, afirma Cruz Castillo.

Las condiciones escolares de este ejido y los 39 niños interesados en concluir su nivel básico de educación fueron razones suficientes para que Zócalo Saltillo eligiera la Primaria Lic. Benito Juárez para ser una de las escuelas beneficiadas dentro del programa 42K con Causa, en el cual se reunieron cientos de mochilas y útiles escolares donados por nuestros lectores para incentivar a los estudiantes más necesitados a continuar sus estudios.

Los alumnos recibieron su mochila y útiles escolares para después agradecer a los lectores que lo hicieron posible.

El director Cutberto Cruz Castillo envió este mensaje a los lectores: “gracias por incentivar a los pequeños para que sigan viniendo a la escuela, para nosotros es lo más importante, que vengan a clases”.


Imprimir
te puede interesar
similares