×
hace 1 semana
[Nacional]

Marcan narcotráficantes destino de hijos

La vena delincuencial en unos casos se hereda

Imprimir
Marcan narcotráficantes destino de hijos
Foto: Especial
Ciudad de México.- La vena delincuencial en unos casos se hereda. En otros, solo marca el destino de los hijos aunque no hayan seguido los pasos de sus padres.

Un caso emblemático es el de Jerzy Ortiz Ponce, hijo de Jorge Ortiz "El Tanque", uno de los criminales más afamados del barrio de Tepito.

Cuando "El Tanque" estaba en prisión, Jerzy fue secuestrado y asesinado junto con su mejor amigo, Said Sánchez, también hijo de un conocido delincuente: Alejandro Sánchez Zamudio "El Papis".

Jerzy y Said tenían 16 y 19 años de edad, respectivamente, cuando el 26 de mayo de 2013 fueron sacados del bar Heaven y llevados a un rancho junto con otras 11 personas.

Ahí fueron torturados, desmembrados y enterrados en una fosa.

Todo por una pugna entre bandas que buscaban controlar un corredor de drogas en la Ciudad. Dos días antes, Horacio Vite, dealer y primo de cabecillas de La Unión Insurgentes fue ejecutado por tepiteños afuera de un antro en la Condesa.

Eso fue suficiente para que Jerzy y Said se vieran involucrados en una guerra de la que nunca se comprobó formaran parte.

Los investigadores concluyeron que, en realidad, su muerte sirvió como mensaje para Tepito y los narcos que mataron a Vite, motivado por la fama que alcanzaron los padres de las víctimas, unos cuantos años antes.

En otros casos, padre e hijo tomaron el mismo camino, como Miguel Ángel "El Mickey", hijo de Felipe de Jesús Pérez Luna "El Ojos", ex líder del Cártel de Tláhuac.

"El Mickey" fue encarcelado por presuntamente participar en el homicidio de un ex comandante de la Fiscalía del Estado de México, consta en el expediente FIZP/IZP-5/T2/104/16-02.

Dicho ajuste de cuentas abrió las puertas a su padre para incursionar en Iztapalapa, donde el ex policía aparentemente protegía a dealers.

"El Ojos", abatido por efectivos de la Marina el 20 de julio, inclusive tiene un corrido en el cual se exalta la participación de sus hijos en el "negocio".

Este fenómeno ocurrió también, justamente, con el principal enemigo de "El Ojos": Gastón Montealegre "El Gastón".

Su hijo, Francisco Javier Montealegre Vergara, de 18 años de edad, fue arrestado en enero de este año, luego de un tiroteo con agentes de Investigación.

Francisco Javier era parte de la banda de su padre, los cuales operan en Tláhuac, según la indagatoria TLH-1/UI-2C/D/40/01-2017.

Sigue los pasos de papá plagiario

Años atrás saltó a la fama otro hijo de un delincuente de largo historial: Abel Silva Petriciolet.

Este hombre, acorde con la averiguación PGR/SIEDO/151/2005, fue responsable de plagiar y matar a Fernando Martí y Antonio Equihua.

Lideraba una banda de secuestradores, "Los Petriciolet", la cual incluso fue ligada a Los Rojos, escisión del Cártel de los Beltrán Leyva.

Abel Silva confesó que era hijo de Abel Silva Díaz, fundador de "Los Tiras", otro grupo delictivo que captó la atención pública cuando privó de la libertad a Laura Zapata y Ernestina Sodi.

Abel admitió que su padre lo introdujo en el mundo criminal, le presentó a policías para que trabajaran con él y lo aconsejó hasta el día de su muerte, el 14 de marzo de 2006, cuando se suicidó en su celda del Reclusorio Oriente.

Según cifras de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario, uno de cada 3 reclusos de alta peligrosidad tiene o ha tenido algún familiar en prisión.


Imprimir
te puede interesar