×
hace 1 mes
[Internacional]

Madre de niña asesinada abandonó a otros dos hijos

La abuela, maestra de escuela jubilada, no podía encargarse de tres niños pequeños: Gonzalo, que ahora tiene 15 años; Benjamín,

Imprimir
Madre de niña asesinada abandonó a otros dos hijos
ABC.ES | España.- La pequeña Naiara murió el pasado 7 de julio, pero comenzó a perder la vida mucho antes, hace cinco años, cuando su madre, Mariela, decidió irse a España con Carlos, el hombre del que se había enamorado gracias a un videojuego en internet. La pareja estrechó lazos a través del chat del juego. En 2012, Carlos viajó a Candelaria, provincia de Misiones, y al día siguiente, a las horas de verse por primera vez, se casó con Mariela, que ya tenía tres hijos de tres padres distintos. Carlos volvió a Huesca una semana después y Mariela se quedó quince días más preparando la partida. Su intención era dejar a los tres niños con su madre, Norma, pero esta se negó a quedarse con Naiara. Apenas tenía cuatro años y aún usaba pañales.

La abuela, maestra de escuela jubilada, no podía encargarse de tres niños pequeños: Gonzalo, que ahora tiene 15 años; Benjamín, de 12, y la fatal protagonista de esta historia. Mariela quiso "desentenderse" de todos sus hijos, relatan a ABC familiares de la chica, pero lo consiguió con dos.

"Ojalá la hubiera dejado"

"Ojalá hubiera dejado a los tres", se lamentan ahora, pese a que los otros dos no tienen precisamente una vida plácida: su madre no solo no ha ido a verlos en cinco años, sino que ni siquiera les ha enviado un peso para su manutención. Además, pese a que la abuela fue maestra, han estado sin escolarizar, y Benjamín, el pequeño, sufre desnutrición. "Apenas pesa 30 kilos, les están dando vitaminas". Los niños y a la abuela llevan desde diciembre de 2016 en Buenos Aires, donde, por fin, han sido escolarizados y atendidos.

Para comprender la historia completa hay que remontarse aún más. Mariela, nacida en 1986, es adoptada. Norma la hizo suya de bebé, cuando sus padres, brasileños, se desentendieron de ella. Por eso es de piel oscura, un elemento, el del racismo, que ha tenido mucho que ver en el trágico suceso.

Norma está casada, con Luis, pero ella quien le dio el apellido a Mariela y "nunca le puso límites". "Cerraba la puerta por la noche y la niña se escapaba por la ventana, le dejaba hacer lo que quisiera...", describe un pariente cercano que recibe a ABC en una cafetería de Buenos Aires.

La familia vivía en Candelaria, a orillas del río Paraná, frontera natural y política con Paraguay, mil kilómetros al norte de Buenos Aires. A los 14 años Mariela se quedó embarazada y a los 15 tuvo a Gonzalo. Tres años después llegó Benjamín, de otro padre que no lo reconoció, y luego Naiara.

En realidad, ninguno de los tres tuvo padre, y el comportamiento de la madre está en tela de juicio incluso entre quienes más la quieren. Mariela nunca trabajó en Argentina. Los niños vivieron del sueldo, y luego, de la jubilación de Norma. Mariela tiene estudios de "martillero público", quienes se dedican a la tasación y venta de inmuebles en subastas públicas, pero no ejerció.

Cuando apenas llevaba un mes en Sabiñánigo (Huesca), Mariela se queda embarazada de Carlos. Tienen una niña y, poco después, otra. Son "mis princesas españolas". Así las llamaba en redes sociales y en conversaciones con su familia. "¿Y Naiara no era tu princesa?", se preguntan en Argentina. "La suegra de Mariela despreciaba a Naiara. La llamaba despectivamente argentina y negra e incluso le pegaba. Un día la niña no se quería comer pulpo, porque nunca lo había visto, y le estampó la cara contra el plato. El hermano de Carlos tampoco la quería porque no era de su sangre", describen los familiares de Mariela, que se limitan a transmitir lo que la madre de Naiara les contaba.

"Naiara, de penitencia"

También les dijo que "Carlos le controlaba las comunicaciones y que ponía a la niña de penitencia cuando se portaba mal, por no querer estudiar". De penitencia era de rodillas, horas y horas.

Ante esta situación, Norma dice a su hija que vuelvan a Argentina, pero ella se niega, "porque ahora está en Europa, en el primer mundo, que no va a volver a un país bananero", relatan las mismas fuentes, que han exigido el anonimato. Del presunto asesino, Iván, contaba que "no quería a la niña porque no era de su sangre". Hace poco, Mariela encontró trabajo de cocinera en un hotel. Como estaba lejos de casa, dormía allí y las tres niñas quedaban a cargo de su marido.

Hay una pregunta que la familia de Naiara no deja de repetirse: "¿Por qué Carlos llevó con su madre y su hermano a Mariela y no a sus dos hijas biológicas? Si el asesino la trataba mal, Carlos, ¿por qué le entregaste a la nena?". También les llama la atención la falta de rabia de Mariela hacia el asesino confeso, del que ha dicho en una entrevista que "perdió la cabeza y mi hija estaba en el sitio equivocado".

Cuando comunicó el "accidente" de la niña a su familia les dijo que había sido un accidente, que se había caído tres pisos de escaleras. "¿Cómo? -le preguntaron-. ¿En España no hay descansillos entre piso y piso de escaleras? ¿Cómo rodó los tres pisos?". Su respuesta fue intrigante: "Basta, no busquemos culpables". ABC ha intentado, sin éxito, recabar la versión de los hechos de Mariela.

Gonzalo: "Sacrificar a su propia hija, ¡se nota que no nos quieres!"

La muerte de Naiara ha sido un mazazo sobre todo para su hermano mayor. "Gonza, que se comunicaba con Naiara, lo está pasando muy mal, con quince años lo lee todo en internet", narra un familiar. El chico siente rabia hacia su madre, hasta el punto que hace unos días escribió este mensaje en su cuenta de su Facebook: "Sacrificar a su propia hija... Lo que hace una mujer por un hombre. ¿Y madre? (si se le puede llamar madre). Y mucho más pero ya me siento muy mal con todo eso estoy empezando a dudar si en verdad nos quiere porq para mí solo piensa en su marido. Y me da igual q te enojes porq se nota QUE NO NOS QUIERES! Me cae mal lo que digo pero si te importáramos ibas a volver, ya desde el primer momento q le agredieron a Naia ya estarías acá".





Imprimir
te puede interesar
similares