×
hace 3 meses
[Junkies]

Luces en el cielo, algo más que fuegos artificiales

En la cinta destaca el manejo emocional en la trama en la que una chica huye de los problemas de casa

Imprimir
Luces en el cielo, algo más que fuegos artificiales
Por una mudanza repentina Nazuka escapa para ir en busca de los fuegos artificiales. Foto: Especial
La Razón | Ciudad de México.- El anime sigue ganando terreno en su búsqueda por hacerse de un lugar permanente dentro de la oferta cinematográfica de nuestro país, en donde cada vez es más usual que este tipo de producciones pueda verse en la pantalla grande, independientemente de que venga o no con la firma del célebre Hayao Miyazaki —La princesa Mononoke (1997), El viaje de Chihiro (2001)—, o que pertenezca a alguna popular franquicia, dígase Dragon Ball, Naruto, Caballeros del Zodiaco y similares. Así pues, ahora, toca turno a Luces en el cielo, de Akiyuki Shinbo, una de las películas más vistas en Japón durante el 2017 y que, por cierto, llega con poco tiempo de diferencia en relación a su estreno por aquellas tierras, otro afortunado cambio dentro del mercado.

Basada en una producción televisiva de finales del siglo pasado, original de Shunji Iwai, se trata de uno de esos peculiares conceptos en los que el drama juvenil se mezcla con elementos fantásticos, dando pie a una reflexión que de paso sirve como pretexto ideal para explotar las posibilidades del anime, a través de visiones tan espectaculares como evocadoras. Y es precisamente en ese sentido que mejor funciona este relato, no en balde la manufactura va por cuenta de Shaft, Inc. Quienes fueran responsables de Puella Magi Madoka Magica, Maria Holic y Gourmet Girl Graffiti.

Conforme seguimos los pasos de la protagonista, una chica que huye de los problemas de casa, para ir junto a uno de sus amigos en busca de los fuegos artificiales que salpicarán el cielo, vemos cómo lo extraordinario comienza a detonar un manejo emocional mucho más complejo de lo que aparentaba la aventura, terminando de delinear junto a las composiciones musicales ligeras de Satoru Kosaki –Wake Up, Girls!-, personajes ya de por sí entrañables y carismáticos. Incluso los excesos melodramáticos y estridentes toques de humor a los que a veces suelen recurrir los asiáticos, aquí parecen más que convenientes y encantadores.

En contraste, la fuerza narrativa general no logra ir más allá del segundo tercio, cuando la trama comienza a lanzar cuestionamientos que se quedan en el aire, en un innecesario afán de volverse descifrable, el desarrollo comienza a ser accidentado, se diluye el ritmo y el concepto termina por hundirse en la confusión. Aun así, aunque Luces en el cielo no cumple del todo con las expectativas, logra que el romance juvenil funcione y la reflexión persista.



Sin duda está por encima del promedio en cuanto a las propuestas animadas convencionales que inundan la cartelera y bien vale la pena darle un vistazo.

Por supuesto, es una película indispensable para los fans del anime, que deben aprovechar que está abierta la puerta para que estos títulos sigan llegando a los circuitos comerciales mexicanos.



Imprimir
te puede interesar
similares