×
hace 2 meses
[Especial]

Logra pacto de inmunidad por sobornos

Aunque confiese, el exfuncionario no podrá ser juzgado en nuestro país.

Imprimir
Logra pacto de inmunidad por sobornos
Curitiba, Brasil.- Luis Alberto de Meneses Weyll, quien negoció los sobornos millonarios de Odebrecht en México, huyó del país cuando ya estaba abierta la investigación de la PGR en su contra y se refugió en Brasil, donde se acogió a los beneficios de la justicia brasileña como colaborador o delator.

Sin embargo, no habrá manera de acceder a su testimonio sin que la PGR llegue a un acuerdo de inmunidad con él y con la propia empresa. Es decir, pese a que confiese los sobornos, no podrá ser juzgado en nuestro país.

“No puede ser juzgado doble vez, y eso lo tendrán que aceptar las autoridades de México si quieren que Brasil les comparta los documentos de Odebrecht y la confesión de Weyll”, explicó el fiscal brasileño Orlando Martello, integrante del equipo Lava Jato, en entrevista exclusiva con Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Weyll se desempeñó como director o superintendente de Odebrecht en México entre 2010 y 2017; en ese periodo, obtuvo contratos o ampliaciones por unos 2 mil 500 millones de dólares, sobre todo con Pemex, además de haber gestionado la concesión del servicio de agua en Veracruz y el suministro de gas a precio preferencial para la planta Etileno XXI, en aquel mismo estado, que representa un negocio por otros 2 mil 500 millones de dólares.

El exdirector de Odebrecht en México dejó el país a inicios de marzo de 2017, en medio del escándalo de corrupción, y cuando la PGR tenía menos de dos meses de haber iniciado la investigación de los sobornos de la constructora brasileña. Embarcó su menaje de casa en el puerto de Veracruz –estado en el que había establecido su base de operaciones–, y fijó su nuevo domicilio en el condominio residencial Albalonga, en Salvador de Bahía, en Brasil, donde tiene su sede la constructora Odebrecht.

PAPEL CRUCIAL

El 6 de marzo de 2017, Weyll documentó en el puerto 5 toneladas de “menaje de casa”, las que valuó en casi 800 mil pesos, para ser trasladadas vía marítima a Brasil, según consta en el reporte del embarque consultado para esta investigación.

Cuando abandonó el país, Weyll ya tenía tres meses de haberse convertido en delator de la justicia brasileña, a quien confesó haber participado en la negociación de 10 millones de dólares en sobornos a Emilio Lozoya, 4 millones en 2012, cuando se desempeñaba como coordinador de Vinculación Internacional en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, y otros 6 millones cuando ya se era el director de Pemex.

Weyll también tuvo un papel crucial en la red de empresas creadas durante el Gobierno de Javier Duarte en Veracruz, para apoderarse del negocio del agua y la energía eléctrica. Además, participó en las negociaciones de los contratos de la carretera Interoceánica en Perú, que desen-cadenaron una orden de arresto contra el expresidente del país andino, Alejandro Toledo, y su nombre está en correos electrónicos que forman parte de la investigación contra la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, por financiamiento ilegal de Odebrecht a su campaña política.

PROTEGIDO

Orlando Martello detalló que al llegar Meneses Weyll a un acuerdo de delación o colaboración con la Fiscalía de Brasil, obtuvo inmunidad contra juicios en Perú o en México, países en donde estuvo involucrado en presuntos actos de corrupción.

“Luis Alberto Weyll es uno de los colaboradores. Entonces, él tiene la obligación de decir la verdad. Si miente o si omite algo, él puede tener su acuerdo roto”, precisó el fiscal.

El fiscal aclaró que los documentos que tienen que ver con crímenes cometidos por Odebrecht en México están bajo sigilo en el Tribunal Superior en Brasilia, en espera de que se llegue a un acuerdo entre la compañía y la PGR para garantizar inmunidad a los ejecutivos que tienen acuerdos de colaboración o delación, como es el caso de Weyll.

CONFESIÓN

El 16 de mayo de 2017, ante enviados de la PGR que acudieron a interrogarlo a Curitiba, ciudad ubicada al sur de Brasil, el presidente de la compañía, Marcelo Odebrecht, dijo que era Weyll quien tenía toda la información sobre los sobornos en México.

Un integrante de la Fiscalía brasileña que estuvo presente en ese interrogatorio dijo que Marcelo Odebrecht explicó que él intervenía en el arreglo de sobornos sólo cuando había problemas.

El testigo contó que los enviados de la PGR también preguntaron a Marcelo sobre las reuniones que sostuvo con los Presidentes Felipe Calderón Hinojosa (PAN), y Enrique Peña Nieto (PRI), y que el empresario les aseguró que en esos encuentros no se acordaron pagos ilegales.

Marcelo Odebrecht se reunió con Felipe Calderón Hinojosa en la residencia oficial de Los Pinos en octubre de 2011, y dos años después, en octubre de 2013, visitó en el mismo lugar a Enrique Peña Nieto.

Aunque ya antes de que fuera Presidente, Peña Nieto se había reunido con el dueño de Odebrecht: en mayo de 2010 en Brasil y en noviembre de 2012 en Querétaro.

El testigo de la Procuraduría de Brasil contó que en la declaración de más de dos horas, los enviados de la PGR también preguntaron a Marcelo sobre irregularidades en los contratos con Pemex, y que, una vez más, les respondió que quien tiene toda la información es Weyll.


Imprimir
te puede interesar
[Coahuila]
hace 8 minutos
[Documentales]
hace cerca de 8 horas
[Espectáculos]
hace cerca de 8 horas
[Seguridad]
hace cerca de 8 horas
[Influenza]
hace cerca de 8 horas
[Negocios]
hace cerca de 8 horas
similares