×
hace 2 meses
[Estados]

La sentencia resulta inaplicable: Gutiérrez

Señala que Chihuahua busca evitar una demanda por daño moral

Imprimir
La sentencia resulta inaplicable: Gutiérrez
Foto: Especial
Saltillo, Coah.- Con una sentencia inaplicable, sin brazalete de geolocalización, listo para atender cualquier solicitud de audiencia, con libertad incluso para salir del país, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez decide volver a Saltillo, traer una nueva empresa y encarar desde los tribunales federales al Gobierno que lo encarceló y lo condenó a tres años de libertad condicional.

“En cualquier momento vuelvo a Saltillo, la sentencia es inaplicable, quiere decir que yo quedo en libertad; el lunes sustentarán su sentencia y ahí concluye esta etapa, nosotros continuamos en la apelación.

“No esperamos que nos absuelvan aunque nos podemos equivocar; como nos equivocamos en esto, pensé que la pena sería mayor y esperamos que nos den la razón en instancias federales”.

También indica que no negociará “ni por un día ni por una hora”, ya que afirma tener plena seguridad de que no existió la mínima prueba, “voy por la absolución”.

“Si yo tuviera la mínima duda tomaba la sentencia porque al final es una multa de 35 mil pesos, de un depósito que hice muchas veces eso. No voy por una negociación de este tipo, voy a que se imparta justicia con
neutralidad”.

Asegura que el mantener una sentencia mínima en su proceso judicial, “es una defensa del Estado de Chihuahua para evitar una demanda por daño moral”; porque si se da la exoneración, el daño moral es en automático.

Para Gutiérrez Gutiérrez, este es un un caso de impunidad, “pues el Estado protege a un delincuente a cambio de que acuse a un inocente; es un caso de corrupción porque el Estado defiende con toda su fuerza a quien desvió cientos miles de millones de pesos a cambio de que declare falsedades y mentiras con un objetivo político”.

“Cuánto desviaron no sé, aquí dicen que mucho, miles o cientos de millones”.

Comenta que pronto podrá estar de regreso en Saltillo, así como en la Ciudad de México “haciendo mi vida normal y los abogados se encargarán de las consecuencias que no son pocas. Tengo la obligación de luchar por la impartición de justicia y de lo que sucede al interior de los Ceresos”.

En cuestiones laborales, no cesa, ya que señala estar realizando una sociedad para traer una fábrica de regrescos a Coahuila. “Terminaré eso y que los abogados se encarguen de lo demás”.

Y sigue preocupado por el tema de su seguridad personal.

“Será hasta que él (Corral) deje de ser gobernador, al principio mis abogados me impusieron el uso de chalecos blindados, en coche es permanente y con un grupo de seguridad, quiero volver a Saltillo, podía andar a pie en cualquier lado”.


Imprimir
te puede interesar
similares