×
hace 1 semana
[Arte]

El Programa Gamer, juega con la realidad

El saltillense Humberto Decanini explora la influencia de los videojuegos en su primera novela.

Imprimir
El Programa Gamer, juega con la realidad
Foto: Zócalo | Eliud Reyes
Saltillo, Coahuila.- Monstruos gigantes que, surgidos del mismo infierno, amenazan un mundo al borde de la destrucción. La única esperanza de salvación son las habilidades que los seres humanos utilizan durante los videojuegos, así lo plantea el saltillense Humberto Decanini en su novela El Programa Gamer (Amazon, 2017).

Inspirado por su amor a los juegos de video, además del análisis que hace de la mente humana a raíz de su formación como sicólogo, Decanini creó un universo apocalíptico en el que las habilidades que desarrollan los “gamers” son la primera línea de defensa.

“El Programa Gamer es una novela que nació porque toda mi vida he sido videojugador. Pero también porque crecí viendo películas y caricaturas que mostraban estos mundos postapocalípticos en donde la humanidad casi desaparecía”, apunta el autor en entrevista con Zócalo.

Lo que quería hacer era un universo que diera cuenta del apocalipsis en el momento en que surge, y mostrar la batalla por la supervivencia. No quería que fuera como Mad Max o como La Carretera de (Cormac) McCarthy, pero sí que reflejara ese mundo en plena destrucción más que destruido”, añade.

APRENDIZAJE

El Programa Gamer es un replanteamiento acerca de la influencia que tienen los videojuegos sobre quienes los juegan. Con esta idea en mente, la trama de la historia gira en torno a los personajes que son adiestrados ante una pantalla para contraatacar a los malvados seres llamados “Sheitans”. Una trama similar a lo que sucede en la novela de ciencia ficción El Juego de Ender, del escritor Dan Simmons.

“Lo que intento representar es cómo los videojuegos afectan a las personas. Hay mucha gente que dice que este tipo de juegos deshumanizan a los jugadores y que son malos, pero no es así. También ayudan a que se desarrollen otras habilidades cognitivas en quienes los juegan. Muchas veces los videojugadores son mucho más rápidos a la hora de resolver problemas, por ejemplo.

“Los personajes de El Programa Gamer son muchachos normales, pero cada uno está dividido en subdivisiones que serán muy reconocibles para quienes jugamos videojuegos. Hay, por ejemplo, ‘shooters’ que son los que tienen mejores habilidades al disparar, también están quienes corren más rápido, cosas así”, expresa.

ARTE DEL SIGLO

Para el autor, los videojuegos se han formado como una nueva vertiente del arte, más interactiva para el espectador. El jugador se ve envuelto en una realidad ajena, en la cual se convierte en un personaje.

“Lo que yo opino sobre los videojuegos es que, al igual que la literatura, sirven para enseñar. Un videojuego te ayuda a estar en contacto con el peligro y alerta a este. A la vez que te muestra las cosas en las que eres bueno.

“El proceso de estar dentro de ese mundo es lo que te hace crecer en el nuestro. Si bien hay personas fuertes o inteligentes, son habilidades que siempre estarán en una batalla, porque así es la vida”, plantea.

“Decanini considera que los fanáticos de los videojuegos sienten un interés por las posibilidades que ofrecen los mundos virtuales.

“Podemos movernos más libremente en este mundo sin la presión del real, pero a la vez estamos aprendiendo algo”, considera.

Mucho se ha hablado de que el arte imita a la vida. Es por eso que los videojuegos con su capacidad de cercanía con el jugador, y con la toma de decisiones, crea una relación más directa de las personas con el mundo creado.

“Hay muchas personas que aún toman a los juegos como un entretenimiento y sí, muchos de ellos lo son, pero hay otros que son verdaderas obras maestras porque te ponen ahí en el problema y tienes que resolverlo.

“Creo que en algún momento los videojuegos tendrán la validez que merecen como un arte. Ahora hay incluso personas que se dedican solamente a jugar como profesionales y les pagan por eso, esto significa que es también un oficio”, comenta Decanini, quien cuenta con más de 20 años de jugador.

El Programa Gamer, que cuenta con 666 páginas, fue escrito en un lapso de dos años. Para el autor la parte más difícil fue publicar la novela, la cual vio la luz gracias a la plataforma online de Amazon. Esto es un gran alivio para los escritores en ciernes, según Decanini.

“Creo que el reto más grande fue que el libro saliera a la luz. Estuve enviando a varias editoriales que nunca me respondieron y fue cuando me propuse la idea de sacarla por mi cuenta. Aún así es difícil sobresalir como un escritor de ciencia ficción en un país como México en donde el género no es muy explorado”, concluye.


Imprimir
te puede interesar
similares