×
hace 1 mes
[Seguridad]

Guerreros Unidos es amenaza: DEA

El gobierno estadounidense ya tenía en la mira a dicho grupo tras vincularlo con la desaparición de los 43 normalistas

Imprimir
Guerreros Unidos es amenaza: DEA
Ciudad de México.- La Administración para el Control de Drogas​ (DEA por sus siglas en inglés) incluyó a la organización criminal Guerreros Unidos por primera vez en su reporte de amenaza nacional de drogas.

El gobierno estadounidense ya tenía en la mira a dicho grupo tras vincularlo con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014.

La DEA señala que Guerreros Unidos surgió en 2011 luego de la ruptura del cártel de los Beltrán Leyva. No obstante, algunos miembros del grupo declararon que Mario Sidronio Casarrubias Salgado, ‘Sapo Guapo’, uno de los fundadores, comenzó su carrera delictiva en el cártel de La Familia Michoacana.

“A pesar de su corta historia, Guerreros Unidos ya es considerada dentro de las organizaciones criminales transnacionales mexicanas de preocupante crecimiento”, indica el reporte de la DEA.

Guerreros Unidos se dedica a transportar y distribuir drogas, sobre todo heroína. Asimismo, opera en varios municipios de Guerrero, Estado de México y Morelos con una gran red en varias ciudades estadounidenses importantes.

En sus inicios, Guerreros Unidos solamente operaba en Iguala, Taxco y Ciudad Altamirano, en Guerrero, y en Cuernavaca, Morelos, hasta que ‘Sapo Guapo’ extendió la red al Estado de México.

Las autoridades detuvieron a ‘Sapo Guapo’ el 29 de abril de 2014 en Toluca, Estado de México. El sujeto es acusado de delitos contra la salud, delincuencia organizada y portación de armas de fuego, así como de homicidio, extorsión y secuestro.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), equipo enviado por la CIDH con el objetivo de investigar la desaparición de los 43 normalistas dio una posible causa de la masacre: Guerreros Unidos trasladaba droga en autobuses de pasajeros que iban de Iguala a Chicago. Los policías municipales, que pertenecían a Guerreros Unidos, habrían interceptado los vehículos tomados por los normalistas al estar cargados con droga o dinero.

Por su parte, La Procuraduría General de la República afirmó que no hubo evidencias de esto.



Con información de Milenio


Imprimir
te puede interesar
similares