×
hace 2 semanas
[Ruta Libre]

¿Generación ‘combativa’?

Del pasado no recuerdo un solo día sin YouTube y para el futuro no imagino uno sin teléfono inteligente ni internet

Imprimir
¿Generación ‘combativa’?
Por: Rosalío González

Saltillo, Coah.-
Del pasado no recuerdo un solo día sin YouTube y para el futuro no imagino uno sin teléfono inteligente ni internet.

Por las anteriores y otras muchas razones, una legión de sesudos analistas coinciden en que mi generación, la Millennial, es una “generación perdida” y caracterizada por la frivolidad y el individualismo.

En los reportes periodísticos hay consenso sobre la supuesta incapacidad que padecemos para socializar fuera de la red, para tener amigos de carne y hueso, para conquistar a una pareja o incluso para entablar una relación sexual.

“El millennial necesita aplicaciones para todo” sostienen los ensayos, aunque agregaría que además necesitamos internet para ingresar a ellas, para activar nuestra localización y el mundo –al menos el nuestro– sepa dónde estamos, qué hacemos y con quién lo hacemos.

Sin generalizar, la mía es una generación incapaz de ir a un restaurante sin fotografiar la comida; de ir al cine sin grabar una pequeña historia de Instagram; de ejercitarse sin una aplicación que mida su rendimiento. Mi generación es incapaz de despertarse a tiempo sin una alarma en el celular.

Somos lo que compartimos en Instagram, lo que nos gusta en Twitter, lo que comentamos en Facebook, lo que vemos en YouTube y lo que descargamos en el escritorio de nuestro teléfono. Todas nuestras filias y fobias están representadas ahí.

Nuestros gadgets o teléfonos, computadoras y tabletas son en gran medida el universo del cual nosotros mismos somos el centro: fuimos los creadores del autorretrato masivo y las múltiples herramientas para hacerlo más práctico.

Mi generación dejó de admirar a Einstein y a Ford para ensalzar a Jobs y a Wozniak; a Gates y a Zuckerberg, los creadores de las tecnologías que utilizamos todos los días de manera exhaustiva para poder cumplir nuestra propias expectativas.

De acuerdo con la revista Forbes, la Millennial es la primera generación nativa digital, lo cual significó un cambio en todos los aspectos de sus vidas en comparación con otras generaciones: somos multidisciplinarios, tenemos cultura digital, más exigencia y sentido crítico.

Somos una generación que quiere “vivir la vida” aunque esto a veces signifique mal gastar dinero o tiempo en cosas poco útiles. Nos gusta que nos llamen por nuestros nombres y recibir atención inmediata, de ahí la razón de ser de los cafés con nombre escrito y de las aplicaciones bancarias, por ejemplo.

Según agencias reclutadoras de talentos laborales, para los millennials el trabajo no es el centro de nuestras vidas, como sucedía con una generación antes. Para los nacidos entre 1980 y el 2000 lo primero son sus relaciones personales, mantenidas en algunos casos solamente mediante la tecnología.

A pesar de que es la generación con mayor porcentaje –la mitad– de personas tituladas del nivel superior, y que incluso iniciaron de manera más común la búsqueda de incursionar en las especializaciones profesionales, los millennials también somos calificados como los Peter Pan, porque según la psicología prolongamos el tiempo para adoptar conductas como adultos, nos resistimos a las “responsabilidades de ser mayores”.

En nuestra generación fue que el discurso ecológico comenzó a filtrarse hasta ser completamente adoptado –por el 61% de la generación–, igual que los discursos de la equidad, la igualdad y la justicia con grupos considerados vulnerables o sensibles como los indígenas, los migrantes y desafortunadamente, también las mujeres.

Buscamos la autosuficiencia dependiendo principalmente de la tecnología, y para el año 2025 seremos el 75% de la fuerza laboral en México, es decir que tres de cada cuatro empleos serán millennials.

“Peter Pan”, “Del Milenio” o “Fenómeno”, esta generación va a rebasar el poder adquisitivo de sus antecesores inmediatos en este año y estamos acostumbrados (58%) a comprar ropa y zapatos una vez al mes, comer fuera de casa (65%), y a comprar de acuerdo a la tendencia de las marcas (63%).

Además de una fuerza laboral imprescindible, los millennials somos una generación sensible y con capacidad de organización que otras generaciones no tuvieron, y todo gracias a la tecnología, sin la cual no podríamos sostener nuestro estilo de vida.

Un millenial invierte 5.4 horas al día a estar en las redes sociales, vemos 43 veces diarias el teléfono celular, consumimos contenidos digitales durante 18 horas al día –¿pues a qué hora dormimos?–, y en promedio tomamos cinco fotografías al día.

Somos el centro de nuestro propio mundo.



Imprimir
te puede interesar
[Nacional]
hace cerca de 9 horas
[Saltillo]
hace cerca de 23 horas
[Deportes]
hace cerca de 22 horas
[Futbol]
hace cerca de 23 horas
similares