×
hace 3 meses
[Internacional]

Gabriel murió estrangulado el día de su desaparición

Ana Julia Quezada Cruz fue detenida cuando transportaba el cadáver en el maletero de su coche

Imprimir
Gabriel murió estrangulado el día de su desaparición
ABC.ES | España.- La autopsia del pequeño Gabriel desvela que el niño murió asfixiado por estrangulamiento el mismo día de su desaparición, según ha podido saber EL MUNDO de fuentes de la investigación.

Tras 12 días con el alma en vilo, agentes de la Guardia Civil detuvieron ayer a Ana Julia Quezada en la localidad de Vícar (Almería), a unos 60 kilómetros de Las Hortichuelas. La pareja del padre de Gabriel Cruz fue sorprendida mientras trasladaba el cadáver del niño en el maletero de su coche. El cuerpo tenía restos de barro y se encontraba envuelto en una manta.

Según ha informado el Ministerio del Interior, Ana Julia Quezada Cruz, a la que la Guardia Civil interrogó el pasado miércoles, fue detenida cuando transportaba el cadáver en el maletero de su coche desde un pozo en el que se encontraba hasta otro lugar donde pretendía esconderlo. La arrestada había acudido a por el cuerpo del pequeño tras haber acercado al padre del menor a otra zona de Almería.

El resultado de la autopsia, practicada en el el Instituto de Medicina Legal de Almería, es clave para determinar qué pasó durante las últimas horas de vida del niño, al que se perdió el rastro el pasado 27 de febrero cuando salió de casa de su abuela para ir a jugar a una casa de unos primos a unos 100 metros de distancia, pero nunca más volvió.

Ana Julia se convirtió en sospechosa desde el principio para la Guardia Civil al no tener una coartada clara en el momento de los hechos y al asegurar que había perdido su móvil en dos ocasiones. Todas las miradas se posaron de nuevo en ella cuando apareció la camiseta blanca del niño, que contenía restos de ADN de Gabriel.

La ahora detenida aseguró haberla encontrado en uno de los rastreos en que participó, pero el punto del hallazgo, cercano a las balsas de la depuradora de Las Negras, ya había sido peinado sin resultado positivo. La camiseta, además, estaba seca y, aunque esa mañana lució el sol en Almería, todos los días anteriores habían sido de lluvia intensa.

La aparición de la camiseta forzó a la Guardia Civil a rastrear en el interior de las balsas sin resultado alguno y, durante los dos días que duró la búsqueda los interrogantes en torno a la prensa y las circunstancias de su hallazgo, incomodaban al entorno de la familia. El pasado miércoles, Ana fue citada en la Comandancia de Almería, en un encuentro que fuentes de la investigación calificaron como "rutinario", mientras los portavoces de la familia negaban rotundamente una cita que confirmó Interior.

Le tomaron fotos y video y aún lo niega

La Noche' de COPE con Adolfo Arjona ha tenido acceso a un mensaje de audio de una miembro de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) contando cómo ha sido la detención de Ana Julia Quezada, cuando trasladaba el cuerpo sin vida de Gabriel Cruz en el maletero de su coche.

En dicho sonido, esta miembro de la UCO habla de un compañero que le ha relatado los hechos: "La negra (en referencia a Ana Julia Quezada) ha dejado al marido en un hotel y ella se ha ido. Le han seguido, se ha metido en una finca que es de la familia, han ido detrás de ella, que iba con una manta. Estaban escondidos viéndola, haciéndole fotos y grabando vídeo. Han visto que con la manta liaba algo y lo ha metido en el coche".

Esta miembro de la UCO continúa: "Álex (en referencia al compañero que le relata los hechos), ha seguido detrás de la negra en el coche, y cuando se iba a meter en una casa, la ha parado y le ha dicho que le abriera el maletero. Lo ha abierto, ha destapado la manta y ha visto que era el niño que estaba lleno de barro. Ella decía que no sabía qué era eso, que se lo debían de haber metido porque ella venía de la playa, cuando ya la tenían grabada".

El relato acaba de esta manera: "Otro compañero de la impotencia ha roto el cristal del coche, se han puesto todos a llorar y se la han llevado detenida. No sé nada más, estaban esperando al juez para levantar el cadáver, y que ya habían ido a por los padres para informarles. Se me ha puesto a llorar y estaban todos fatal".


Imprimir
te puede interesar
similares