×
hace 3 meses
[Arteaga]

‘Canicas’ de hielo ametrallan Arteaga

La tormenta duró aproximadamente una hora con granizo de hasta media pulgada de diámetro

Imprimir
‘Canicas’ de hielo ametrallan Arteaga
Foto: Zócalo | Gerardo Ávila / David Rivas
Arteaga, Coahuila.- Una intensa y extemporánea granizada provocó pérdidas millonarias a los productores de manzana. La tormenta duró aproximadamente una hora el miércoles por la tarde y dejó caer hielos de hasta media pulgada de diámetro sobre las huertas que se encontraban en su mayoría desprotegidas por no ser temporada de granizo.

Ayer, cuando el sol salió radiante para iluminar la sierra, todos los productores acudieron a presenciar la tragedia en sus huertas: “pérdida total”, declararon algunos; “se rescatan dos cajas de manzana”, ironizaban otros; “nos cargó la chingada”, maldecían los más enojados.

Histórica granizada arrasa con cosechas

Pérdidas millonarias son reportadas por productores de manzana en la sierra de Arteaga, donde la tarde del miércoles, una granizada afectó los campos de por lo menos 30 ejidatarios dedicados al cultivo de esta fruta, principal producto agrícola en la zona.

El ejido arteaguense más afectado fue Mesa de las Tablas, uno de los más importantes en la producción de manzana y donde algunos productores declararon pérdidas cada uno de hasta mil 500 árboles los productores más grandes, 600 los medianos y 150 los más pequeños

Lo pesado del granizo rompió la malla sombra de las huertas y dobló las estructuras metálicas que protegían los sembradíos, de acuerdo con ejidatarios el precio de reconstrucción de de las protecciones en cada huerta cuesta hasta 100 mil pesos por concepto de material y mano de obra.



En su mayoría, los manzanos se encontraban en etapa de florecimiento y brote, la más sensible de las etapas porque la manzana, apenas del tamaño de un centímetro y medio de diámetro, no soporta el frío y el golpe del granizo.

Según los cálculos de los productores, cada árbol de manzana afectado significa hasta 400 pesos en pérdidas; “no habrá nada por cosechar en septiembre, cuando es la temporada de manzana”, aseguró Juan Antonio Torres, uno de los ejidatarios de Mesa de las Tablas.

Los toma por sopresa

La tormenta del miércoles sorprendió a los productores de Arteaga; en estas fechas no es común que caigan del cielo “canicas de hielo” que golpeen las delicadas flores y pequeños brotes de los manzanos.

Cuando empezó a caer el granizo, alrededor de las 15:00 horas, los productores no tuvieron más que protegerse en sus casas y rezar porque sus manzanos no resultaran tan afectados, pero la tormenta no sólo fue intensa sino también duradera.

Ayer, cuando el sol salió radiante para iluminar la sierra, todos los productores acudieron a presenciar la tragedia en sus huertas: “pérdida total”, declararon algunos; “se rescatan dos cajas de manzana”, ironizaba otros; “nos cargó la chingada”, maldecían los más enojados

El hielo golpeó los sembradíos durante una hora y dejó mallas tiradas, tubos doblados y árboles desiertos de las flores y los brotes que un día antes los tupían con la esperanza de una gran cosecha de manzana para septiembre de este año.



En el piso, los productores encontraron los materiales con los que intentaron proteger sus huertas, el esfuerzo y el sustento del que dependen para mantener sus hogares que se ven favorecidos con el comercio mayorista de las manzanas.

“Nuestra principal actividad económica es la manzana, que de por sí ya la compran barata y que ahora no vamos a tener ni qué vender, porque no quedó nada, está muy dañada”, dijo Juan Antonio Torres, uno de los productores del ejido Mesa de las Tablas, uno de los más afectados por la granizada.

Para los productores no sólo fue difícil reconocer las pérdidas sino también llegar a ellas. La capa de hielo que el miércoles dejó la tormenta, para el jueves era agua y con la tierra se hizo un fango profundo donde era complicado caminar.

“Tuvimos que dejar los vehículos y caminar porque las llantas se atascan -narró Ramón Flores Orzúa, otro de los productores afectados- desde que vimos el lodazal ya sabíamos que tan mala fue la tormenta”.

Cuando lograron llegar a los sembradíos, todos en las faldas de la sierra, se corroboró la desgracia, “nosotros perdimos como 60 mil pesos en manzanas, el hielo tumbó los brotes”, dijo Guillermina Moriño Govea, una de las damnificadas de la granizada.



Hay quienes que como Guillermina perdieron la producción, pero otros perdieron también la infraestructura agraria que tenían instalada para proteger los cultivos, es el caso de Juan Antonio Torres, quien para reparar sus daños necesita 100 mil pesos.

“No es fácil reponerse de estas tormentas porque la manzana es el ingreso y si no hay ingreso no hay para reparar, una cosa lleva a la otra”, comenta el productor.

Para los ejidatarios de Mesa de las Tablas, la tormenta fue extraordinaria, dicen que por lo menos desde hace 10 años no se veían pérdidas tan grandes y contundentes como las que calculan en esta ocasión.

Una de las principales solicitudes de los afectados es la intervención de las autoridades estatales y municipales para apoyarlos en la recuperación de la infraestructura dañada, debido a que la manzana está perdida y ellos no contarán con recursos para reparaciones, sin embargo, hasta ayer, las autoridades todavía no tenían presencia en el lugar.


Imprimir
te puede interesar
[Estados]
hace 7 horas
[Futbol]
hace 14 minutos
[Saltillo]
hace 14 minutos
[Internacional]
hace cerca de 10 horas
similares