×
hace 3 meses
[Junkies]

En la piel de los asesinos

A lo largo de una década, Assassin’s Creed nos ha demostrado que su ADN está ligado al mundo sin límites de las consolas

Imprimir
En la piel de los asesinos
César Villegas | Saltillo, Coah.- Épica por una trama que encierra una rivalidad de siglos, un secreto que permanece oculto entre los avances y tropiezos de la humanidad y la posibilidad de explorar los recuerdos de ancestros desde los genes, Assasin’s Creed es una de las sagas más aclamadas en el mundo de los videojuegos.

Sin embargo, su versión cinematográfica causó revuelo y temor entre los fanáticos que esperaban que su autenticidad no se perdiera por culpa de la edición, el guión o los clichés que podrían degradar la historia que ha logrado cautivar a millones.

Desafortunadamente, es una más de esas épicas hollywoodenses que nadie pidió y que ha sido repudiada tanto por la crítica como por los fans de la serie, debido a su débil intento de resumir una historia tan vasta y una dinámica que, por su naturaleza, están hechas para jugarse y no para verse en menos de la pantalla grande.

Por ello, con el fin de olvidar este filme abismal y recordar al público lo que hace grande a Assassin’s Creed, en Junkies decidimos presentarles este pequeño homenaje a una de las sagas de acción y aventura más memorables de la última década.

LINAJES DE COMBATIENTES

Uno de los aspectos más notables de Assassin’s es su trama, una historia desarrollada en diferentes épocas y diferentes países, repleta de secretos y detalles que ayudan a mantener el aire de misterio y teoría de conspiración de la serie.

Utilizando el Animus, una máquina que permite acceder a las memorias ancestrales ocultas en el código genético del usuario, Desmond Miles y los diferentes protagonistas viajan a los recuerdos de una dinastía de asesinos con el fin de recuperar una serie de artefactos misteriosos, en especial el conocido como la Manzana del Edén.

De este modo, Assassin’s nos transporta en un viaje épico que inicia en los zapatos de un seguidor del asesino Al Mualim, en la Siria del siglo 12, pasando por la vida tumultuosa de Ezio Auditore, un noble florentino en el Renacimiento Italiano, hasta las desventuras de Connor Kenway, un nativo americano durante la Guerra de Independencia en el siglo 18 y su ancestro Edward Kenway, entre otros.

Uno de los detalles importantes con el desarrollo de esta propuesta de Ubisoft son los diferentes enredos que se construyen en la mente de los “herederos asesinos”, los cuales permanecen ocultos entre los recuerdos de los antepasados como signos ocultos en piezas clave del juego.

Estos “hoyos de gusano” permiten que la trama involucre en el conflicto entre Templarios y Asesinos a los grandes descubrimientos de la humanidad, el trabajo de inventores como Thomas Alva Edison y Nicola Tesla, así como las conspiraciones para detonar sucesos bélicos que incluso van más allá de la Segunda Guerra Mundial, ocultando un secreto relacionado con el sol, dioses e incluso la llamada “Creación de la Humanidad”.

DESTREZA A PRUEBA

Si bien una historia épica y la oportunidad de luchar al lado o contra personajes históricos como los Médici, los Borgia, Leonardo Da Vinci, Maquiavelo, George Washington, Benjamin Franklin, Thomas Jefferson, entre otros es un aspecto notable, lo que separa a Assassin’s Creed de otros juegos es su increíblemente dinámico y vertiginoso modo de juego.

Es un juego sandbox que mezcla stealth, parkour, duelos con espadas y acertijos intrigantes para mantener la experiencia de juego variada e interesante por decenas de horas.

Las acrobacias necesarias para completar las misiones aprovechan al máximo el ambiente arquitectónico del universo de Assassin’s Creed, y los controles, responsivos y precisos, hacen que columpiarse por las gárgolas de una catedral o lanzarse desde lo alto de un campanario sea siempre un placer lleno de adrenalina.

Siendo un asesino, el uso del stealth para acabar con las víctimas es importante, pero Assassin’s también posee un sistema de combate con espadas intuitivo y
estratégico.

La necesidad de medir al oponente y reaccionar a tiempo para contrarrestar sus ataques hacen que el combate sea difícil de perfeccionar, pero altamente gratificante.

Además, cada una de las variantes de la saga permitió agregar la evolución de los combates para llevarlas a galope, junto a la precisión de la arquería, el sigilo de las armas envenenadas, la acción de robar y conforme se desprende la tecnología en el contexto de cada una de sus entregas podemos llegar hasta el uso de las
armas de fuego.

MÁS ALLÁ DEL ANIMUS

Durante sus 10 años de existencia, Assassin’s ha sufrido una evolución gráfica notable, sin embargo, ha mantenido una calidad constante en la construcción de sus ambientes y personajes.

Las ciudades, bosques y praderas donde se desarrolla la historia son extensos; la arquitectura del perIodo histórico de cada juego, si bien estilizada, captura la esencia del lugar con sus incontables detalles y dimensión.

A pesar de los terroríficos errores gráficos que vimos en Assassin’s Creed: Unity y las versiones remasterizadas para PS4/Xbox One, la saga goza de diseño de personajes aceptables, animaciones de movimiento fluidas y una atmósfera envolvente y bulliciosa.



Imprimir
te puede interesar
similares