×
hace 9 meses
[Arte]

Poniatowska revela que Juan José Arreola abusó de ella y embarazó

La familia Arreola salió en defensa del escritor contra las acusaciones de maltrato y abuso sexual

Imprimir
Poniatowska revela que Juan José Arreola abusó de ella y embarazó
Escuchar Nota


Ciudad de México.- En 1955, el escritor Juan José Arreola abusó sexualmente de Elena Poniatowska y como consecuencia de este acto, quedó embarazada, según El amante polaco, una novela autobiográfica de reciente publicación, donde el personaje de Arreola es identificado simplemente como ‘el Maestro’.

En entrevista con Excelsior, la autora de La noche de Tlatelolco confirmó que este personaje es, en efecto, Juan José Arreola, a quien admiraba y respetaba como uno de los grandes hombres de letras de México, hasta que un día, abusó de su confianza y de su intimidad.

Ya se sabía, muchos lo saben. Pero no hay que decirlo, para qué. Arreola era un adulto, un hombre casado, con tres hijos, 20 años mayor que yo.

Aunque se dice que esta historia era un rumor que circulaba en círculos literarios, la señora Poniatowska reveló por primera vez la historia detrás del nacimiento de Emmanuel Haro Poniatowski, su primogénito, y todas las dificultades por las que tuvo que pasar como madre soltera.

Tras este acontecimiento, la joven escritora se fue a Italia, donde tuvo a su primer hijo, ‘Mane’. Ante el desafío de criarlo sola, mucha gente le sugirió que lo diera en adopción, pero ella decidió quedarse con el niño. “Le pareció bien que lo publicara”, dijo Poniatowska luego de mostrarle su más reciente obra a su hijo.

dfdf

Después de dar a luz, la señora Poniatowska afirmó que el autor de Confabulario nunca la volvió a contactar. Quién la ayudó con la crianza del niño fue su esposo, Guillermo Haro, con quien contrajo matrimonio en 1968.

La entrevista con Elena Poniatowska fue publicada el 23 de noviembre. Unos días después, otra escritora optó por revivir un trauma de su pasado. Se trataba de la también pianista Tita Valencia, quien reveló a El País que también tuvo una relación con el señor Arreola, una relación plagada de maltrato psicológico, a tal grado de que terminó internada en un sanatorio por un tiempo.

Siempre tenía un coro de aquellas jóvenes alrededor. A todo ello se agregaba el maltrato verbal en términos de crueldad, que no de grosería. La crueldad de la que son capaces los hombres que dominan el lenguaje.

La señora Valencia conoció al ‘maestro’ por un taller de escritura que él impartía, una clase que compartía con otras alumnas, “aspirantes a escritoras”. Ante la pregunta de si se acuerda de sus compañeras, ella dijo “Sí, claro, hay dos que son famosas, pero precisamente por eso, prefiero no dar sus nombres. Eran jóvenes igual que yo”.

En 1976, Valencia publicó su libro más conocido, por el cual ganó el prestigioso premio Xavier Villaurrutia, Minotauromaquia. En esta novela, la escritora relata la tormentosa relación que sostuvo con un hombre cuya identidad nunca fue revelada al público. A pesar del reconocimiento, la novela fue el fin de su carrera literaria.

Casi enseguida, los escritores varones se me echaron encima en todos los periódicos y publicaciones. Ferozmente. En solidaridad con el Minotauro.

Ante la polémica revelación de estas dos autoras, los hijos y nietos de Juan José Arreola salieron en defensa del escritor, fallecido en 2001. La familia Arreola envió una réplica a Excelsior, la cual incluye copias de misivas escritas por Poniatowska y Valencia y enviadas a Arreola, documentos que conserva la familia, para mostrar la complejidad de las relaciones sentimentales de Arreola.

La carta íntegra dice lo siguiente:

dfdf

Con tristeza y molestia hemos leído las recientes declaraciones de dos conocidas autoras que, efectivamente, sostuvieron relaciones sentimentales con nuestro querido padre y abuelo. Por respeto a ellas y a él —ausente para defenderse—, habíamos decidido mantenernos en silencio. Sin embargo, la verdad de los hechos de aquellos años se ha transformado hoy en una injusta narrativa de falsedades que no podemos soslayar.

En abono a la verdad, sin enconos personales y entendiendo la discusión actual en torno a los derechos de la mujer, adjuntamos un grupo de cartas y mensajes (sin edición alguna) de dichas autoras cuyo contenido hace evidente una versión histórica distinta a la difundida, y que conocimos directamente. En ambos casos — no entendemos el porqué— el tiempo parece haber afectado a la memoria (nos rehusamos a creer que se trate de vender libros). De cualquier manera, es una lástima que el querido Juan José no esté aquí para desahogar su derecho de audiencia.

Sabemos quién fue nuestro padre y abuelo. Acompañándolo en la vida conocimos muy de cerca de lo que era y no capaz. Su personalidad bondadosa siempre lo mantuvo lejos de cualquier forma de violencia. Lo suyo fue, desde luego, la discusión apasionada. Finalmente y como se recordó el año pasado durante su centenario, la generosidad que Juan José Arreola ofreció a discípulos y amistades —hombres y mujeres— fue enorme. Así lo manifestaron incontables de sus contemporáneos. Por ello protegemos su memoria con esta Fe de Erratas, con la cual esperamos abandonar toda discusión ulterior. Por su atención, gracias.

Orso Arreola, hijo del escritor, dijo a El Occidental que espera “una disculpa pública” de ambas mujeres. “Aunque es difícil porque en el caso de Elena Poniatowska ya publicó libro y ya está en circulación, pero es un libro lamentable”.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}