×
hace 5 días
[Elecciones 2017]

Elección en Coahuila parece no tener fin

Deciden consejeros del INE aplazar hasta lunes la discusión sobre rebases de topes de campaña

Imprimir
Elección en Coahuila parece no tener fin
Saltillo, Coah.- Justo cuando los coahuilenses pensaban que la pesadilla que ha representado la elección de Coahuila estaba por mostrar su penúltimo capítulo, los consejeros del INE decretan un receso que sume en la incertidumbre a representante de partidos políticos y ciudadanía.

La novela de la poselección a Gobernador de Coahuila parecía llegar a su penúltimo capítulo ayer, cuando inició la Sesión Extraordinaria del INE, en la que se analizarían los dictámenes de la Unidad Técnica de Fiscalización que desde hace dos semanas anunció que tanto el PRI como el PAN habrían rebasado los topes de campaña.

De acuerdo a analistas y expertos se esperaba que de aprobarse los dictámenes y confirmar que excedieron los gastos de campaña, el INE turnaría los dictámenes al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, para que iniciara un juicio electoral y decidieran los magistrados si procedía la anulación de la elección a Gobernador. Pero eso no sucedió.

Retraso

La sesión anunciada para las 10 de la mañana comenzó media hora tarde, con un orden del día que antojaba sesión maratónica. Con 17 puntos para discutir y aprobar, incluyendo un apartado 16 que contiene a su vez 78 dictámenes, cada uno con expediente propio, parecía que la noche llegaría escuchando discutir a consejeros y representantes de partidos políticos.

Pero los coahuilenses se concentraron en observar que el dictamen referente al caso Coahuila estaba en el punto sexto, y se especuló que para las 16:00 horas se estaría abordando el caso, discutiendo y aprobando a más tardar a las 18:00 horas.

Todavía no se ocultaría el sol y ya se sabría si existirían elementos para pensar en la anulación de una elección histórica, pensaban algunos al inicio de la trasmisión. Con lo que no contaban fue con que los consejeros decidieron iniciar modificando el orden del día y pasando el punto 16, con todo y sus 78 dictámenes, al tercer lugar del orden del día. Y con eso prolongar la agonía.

Para las 14:00 horas apenas habían iniciado el kilométrico punto tercero, y tan sólo uno de los dictámenes, el referente a la denuncia por la ilegalidad del uso de “tarjetas rosas” como propaganda electoral por el entonces candidato priísta Miguel Ángel Riquelme, acaparó una discusión de más de hora y media, y culminó con una multa de casi millón de pesos repartida entre siete partidos.

Tiempo parecido se llevó la discusión y aprobación de una denuncia similar, pero contra el candidato a Gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo. En el mismo paquete desecharon una denuncia contra el panista Guillermo Anaya e iniciaron un procedimiento oficioso para investigar la veracidad de una factura que implica al Gobierno de Coahuila pagando una empresa de internet, por un servicio que se realizó en instalaciones del PRI estatal.

Y cada vez que se nombraba el estado de Coahuila, aunque fuera para hacer referencia a algún dictamen similar, la esperanza de que llegara el momento de abordar el rebase en el tope de campañas se acercaba, aunque la tarde seguía cayendo y las discusiones entre consejeros y representantes de partidos políticos seguían siendo largas, complicadas y complejas.

Tres rondas de discusión, ocho minutos por persona para debatir, y las ganas de todos de hacer uso de la palabra comenzaron a cansar a quienes veían levantar la mano para aprobar o no algún dictamen, ya sin la esperanza de que el caso Coahuila llegara a las 18:00 horas.

Porque ya eran las 19:00 horas y apenas estaban terminado de discutir y votar el último dictamen del punto tres, ese de 78 apartados, tomando hasta ese momento sólo un breve receso de 20 minutos para corroborar algunos documentos del caso en que el PAN implica al Gobierno de Coahuila.

Al reanudar, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, se percató de llevar ya 8 horas de sesión, por lo que de acuerdo al reglamento, solicitó votar para ampliarla otras tres horas para terminar de discutir y aprobar los dictámenes de fiscalización pendientes. Todos aceptaron.


Se esperaba que el dictamen sobre la elección en Coahuila se estuviera votando ayer a eso de las 16:00 horas.

Nunca llegó


La esperanza volvió entre los inter-nautas que seguían la sesión. Y el punto cuatro llegó. El inicio de la discusión de los cuatro dictámenes de fiscalización en las elecciones a Gobernador de los estados de Nayarit, Estado de México, Veracruz y Coahuila.

El consejero Enrique Andrade tomó la palabra para presentar el punto cuatro del orden del día, el referente a Nayarit, y anunció su voto en contra, no sólo de ese, sino del resto de los dictámenes, por considerar, y cito textualmente, “Desde mi punto de vista no hubo una debida posibilidad de defensa”, en el caso de los partidos políticos a los que se les detectaron irregularidades que derivaron en contabilizarles gastos que sobrepasaron los topes de campaña.

Todo parecía indicar que era el inicio de otra larga discusión y un debate épico. Hasta que otro consejero, Ciro Murayama, se percató de que no conocía el contenido del dictamen que minutos antes le dejaron sobre el escritorio.

“Hace un momento nos circularon un proyecto de engrose, que acumulado puede sumar alrededor de 120 páginas. Ninguno de quienes vamos a debatir y a votar conocíamos el contenido de este engrose, por lo tanto, mina la certeza del debate, ya no digo de la votación”, declaró Murayama.

Lo anterior contravino lo informado por el INE el sábado 8 de julio, cuando por medio de un boletín anunció que ese día se circularían para los 11 consejeros los dictámenes de la Unidad Técnica de Fiscalización aprobados ya por la Comisión de Fiscalización, para su estudio y análisis, con la intención de que llegaran preparados a la sesión del 14.

Receso aprobado

Y una de dos, o ¿en verdad no les circularon los dictámenes el 8 de julio? o ¿la información ya circulada fue cambiada y ayer les tuvieron que entregar un nuevo dictamen modificado? Lo cual levantó sospechas cuando Murayama solicitó un receso de más de un día para analizar el nuevo documento y los otros tres que faltaban por llegar, los de Coahuila, Veracruz y Estado de México.

El consejero Marco Antonio Baños lo secundó. “Tenemos que poner en blanco y negro estas modificaciones. Los partidos políticos y medios de comunicación merecen tener certeza de lo que vamos a aprobar”, declaró.

Y ambos propusieron, junto con el consejero presidente, un receso que se prolongara hasta el lunes, con la intención de analizar los nuevos dictámenes. Algunos representantes de partidos políticos asintieron, excepto los del PAN y Morena.

“Me siento sorprendido, puedo aceptar que haya un receso, pero entiendo que en realidad lo que están pasando ahora por engroses, ni siquiera son engroses, estamos hablando de nuevos proyectos de dictamen”, espetó Francisco Garate, representante del PAN.

Hizo notar que se suponía que la propia Comisión de Fiscalización ya había realizado el trabajo de un primer anteproyecto que le había enviado la Unidad Técnica de Fiscalización, por lo que ahora le extrañaba que les entregaran un nuevo proyecto.

“Me parece que este tipo de cambios no abonan a la certeza y a la seguridad”, dijo el panista, quien propuso incluso que si los consejeros no estaban seguros de lo contenido en los dictámenes, votaran en contra de ellos en ese momento y los enviaran a revisión.

Dejó claro que su partido no estaba de acuerdo en un receso que era injustificable, que aprobarlo representaba un cambio en la jugada que llenaría de más incertidumbre en torno a la actuación del INE. Lo secundó su compañero, el diputado Apolinar Casillas.

“Si hoy arrancamos una sesión en la mañana con unos dictámenes, y ahorita iniciado el punto nos llegan otros dictámenes con 150 cuartillas, pues también sería sorprendente y sorpresivo, que así reanudáramos dentro de ocho días, pues 10 minutos antes del análisis, nos llegarán con otros ladrillitos como este para analizarlos”, reclamó Casillas.

Tampoco el representante de Morena, Horacio Duarte, estuvo de acuerdo con la medida, y mostró su preocupación por una fiscalización que lleva semanas, días y sesiones, para que de unas horas para acá cambien criterios, se presenten nuevos dictámenes y debido a ello se decrete un receso tan prolongado.

“Lo digo de manera crítica, nos parece que sí genera incertidumbre”, señaló contundente Duarte, cuyo intento por reavivar el debate para convencer a los consejeros de continuar con la sesión, fue sofocado por la imposición del consejero presidente.

Córdova tomó la palabra para anunciar que no permitiría que siguiera la discusión sobre especulaciones ni entraría en polémica antes de ir a los temas de fondo, por lo que al recoger la opinión de sus compañeros consejeros, ya había tomado una decisión.

“El reglamento me confiere la atribución de poder decretar recesos cuantas veces sea necesario”, dijo contundente, citando los artículos que le daban la razón, y decretó un receso, para reanudar sesión el próximo lunes a las 10:00 de la mañana, continuando con el punto cuatro ya iniciado.

Así se esfumó la esperanza de saber, antes de irnos a descansar el fin de semana, el futuro electoral de Coahuila, y prolongó la incertidumbre que desde hace más de un mes viven los ciudadanos, con una elección que parece no tener fin.





Imprimir
te puede interesar
similares