×
hace 4 meses
[Especial]

‘Dios se encargará de hacer justicia’

Diana Lizeth Ramírez Estrada, “Dianita”, como cariñosamente le decían sus seres queridos, era una niña muy alegre.

Imprimir
‘Dios se encargará de hacer justicia’
Blanca reitera que la pérdida de “Dianita” es una herida que no cerrará nunca.
Monclova, Coah.- Diana Lizeth Ramírez Estrada, “Dianita”, como cariñosamente le decían sus seres queridos, era una niña muy alegre, jovial y extrovertida.

A sus 11 años jugaba con sus muñecas y osos de peluche, le gustaba escuchar música en su celular, ver las caricaturas y le encantaba jugar con su hermana Paloma. También era fanática de la lucha libre.

Vivía con su madre, Blanca Delia Estrada, en un domicilio de la colonia Guerrero, y dado que su progenitora trabajaba para sacar a la familia adelante, al llegar de la escuela Manuel Acuña la pequeña se calentaba su propia comida.

Hace un año, el 21 de abril de 2016, la rutina permeaba el día de “Dianita” y Blanca: Un día como cualquier otro.

Sin embargo, al llegar a su hogar después del trabajo a Blanca le esperaba un dantesco escenario: Diana Lizeth yacía en el piso de su casa, inerte, cubierta de sangre y con la cara desfigurada.

La pequeña había sido asesinada a sangre fría por su ex novio Javier “N”, alias “El Demonio”, entonces de 13 años, y quien le asestó 32 puñaladas.

Capturado por las autoridades, Javier pasó menos de un año en el Centro de Salud Mental (Cesame) de Saltillo. Dada la edad que tenía cuando cometió el crimen, no fue condenado a prisión y un juez ordenó que viviera con su madre y asistiera a terapias de rehabilitación de drogas.

A un año de la tragedia, Blanca reitera que la muerte de “Dianita” es una herida que no sanará nunca; y contundente menciona que no le corresponde a ella, sino a Dios perdonar a Javier.

‘HA SIDO MUY DURO’…

“Me siento muy triste todavía, muy deprimida, ha sido muy difícil, muy duro, salir adelante”, comenta Blanca, en tono sereno, sentada en una mecedora en el exterior de su nuevo hogar en la colonia José de las Fuentes.

“El salir adelante más que nada se lo debo a mi esposo, que me ha ayudado bastante, que me ha apoyado mucho, a las personas que han estado conmigo, a mis familiares, a la gente de mi trabajo también… ellos también me han ayudado bastante a sobrellevar todo esto”, comenta.

La mujer añade que hace cuatro meses dejó de acudir a terapias psicológicas.

“Yo (a Diana) voy a recordarla siempre, hasta el día de mi muerte”, indica, reiterando que el fallecimiento de la pequeña es una herida que nunca va a cerrar.

‘NECESITAN MODIFICAR LAS LEYES’

Cuestionada sobre su opinión respecto a la laxa sentencia que recibió Javier por haber sido menor de 14 años cuando asesinó a Diana, Blanca subraya que las leyes en el Estado de Coahuila deben ser reforzadas, para que todo menor de edad que cometa un delito de gravedad sea castigado con prisión.

“Pienso que necesitarían ampliar las leyes, modificarlas, porque hoy en día, cuando un menor de edad incurre en algún delito, mínimo o grave, ellos ya saben que las leyes están a su favor y que por eso pueden delinquir, tanto con lo mínimo, como robar, hasta lo más grave, que fue lo que le pasó a mi niña, un asesinato”.

“Yo me he hecho la fuerte, he tenido mucha fortaleza y mucha fuerza, pero también hay momentos en que me derrumbo, me deprimo”, admite, mencionando que a fin de cuentas, lo que siempre pidió fue justicia, “en mi caso ya no se pudo hacer nada, pero a lo mejor en otros casos sí se puede”.

‘JAVIER NO ESTÁ REHABILITADO’


Sobre la salida de Javier “N” del Cesame tras permanecer ahí menos de un año, refiere que “ahí la mamá de Javier, la señora Alicia, debió haber exigido que se le tuviera todavía en internamiento, porque pienso que él todavía no está rehabilitado”.

“Los meses que estuvo ahí encerrado, no creo que hayan sido suficientes… él tenía un grado de drogadicción muy alto y de violencia, más que nada”.

‘SÓLO LO PUEDE PERDONAR DIOS’

“Yo no soy quién para perdonarlo, el único que puede perdonarlo está allá arriba, es Dios”, manifiesta la madre de Diana, al preguntársele si ha perdonado al “Demonio”. “Dios es quien se encargará de hacer justicia (…) en esta vida todos tenemos qué pagar, no queda en mí otorgarle el perdón”.

‘ÉL HA DE ESTAR EN PELIGRO’

Ante la liberación de Javier, se le cuestiona a Blanca si teme por su integridad o la de su hija Paloma.

“Fíjese que no tanto”, responde tranquila. “Hoy en día, la sociedad en Monclova ha estado muy consternada con la muerte de mi niña, y también están muy enojados”.

Entonces, prosigue, “pienso que él es quien corre más peligro, de que, por ejemplo, lo vean en la calle y la gente sepa quién es él. A mi otra niña, siempre hablo con ella, todos los días, preguntándole cómo está y todo eso, siempre estoy al pendiente de ella”.

‘QUE SU TUMBA NO ESTÉ DESOLADA’

Cada mes Blanca acude a visitar los restos de “Dianita”, quien fue sepultada el 22 de abril en el panteón Sagrado Corazón de Jesús, en Estancias.

“(Hoy) iré a llevarle sus flores, no quiero que esté sola su tumba ni que esté desolada, sin ninguna flor. Yo quiero que siempre tenga flores”, reitera.

“Cuando voy a su tumba es como si la tuviera enfrente”, agrega, indicando que en sus visitas al sepulcro platica con la pequeña; “también aquí en mi casa, cada rincón de mi casa me recuerda a ella”.

‘YA NO QUIERO QUE VUELVA A PASAR LO MISMO’

La sentencia de Javier fue el cierre del caso. Blanca menciona que ya no hay más instancias a las que se pueda acudir para exigir que “El Demonio” sea castigado con una pena severa.

“Según lo que me dijeron los abogados es todo lo que se pudo hacer, ya no hay más, el caso ya está cerrado”, lamenta, aunque manifiesta su fe en que algún día se reforme la legislatura que regula los delitos cometidos por menores de edad, “aunque él ya no reciba ningún castigo, que se reformen para que no vuelva a pasar lo mismo”.

“Es lamentable esta situación, en la que un menor de edad cometió un asesinato y no pueda ser juzgado… espero que algún día, en algunos años, se reformen esas leyes y, ahora sí, que un menor reciba su castigo basado en el delito que cometió, y no en la edad que tenga”, añade.

‘APÓYENSE EN DIOS’


Para finalizar, Blanca refiere que quienes hayan pasado por una tragedia similar a la suya deben apoyarse en Dios, pues “Él es el único que nos puede dar esa fuerza, esa fortaleza. Con el apoyo de sus familias, que se tomen de la mano de Dios”, al tiempo que expresa que tiene pendiente construir una capilla para Diana.

Hoy viernes 21 de abril de 2017, a las 19:00 horas, será oficiada una misa para honrar la memoria de “Dianita” en la parroquia San Francisco de Asís de la colonia El Pueblo. Blanca extendió una invitación a la ceremonia religiosa al público en general.


Imprimir
te puede interesar
[Espectáculos]
hace 14 horas
[Servicio Nacional de Empleo]
hace 14 horas
[Coahuila]
hace 15 horas
[Espectáculos]
hace cerca de 2 horas
similares