×
hace 8 meses
[Arte]

Danza con toque oriental

Cinco bailarinas saltillenses compitieron por una beca de intercambio en Casa Alameda.

Imprimir
Danza con toque oriental
Saltillo, Coahuila.- Brazos que se mecen en el aire, pies que se deslizan por el suelo mientras las caderas se mueven al ritmo de pequeñas monedas metálicas que cuelgan de un trozo de tela atado a la cintura del cuerpo femenino, es el belly dance o danza árabe. Esta sensual tradición ha tomado Casa Alameda.

Gracias al programa Conecta, el cual busca crear una red de actividad artística y cultural que una a Saltillo con sitios de otros estados, se llevó a cabo la tarde del jueves un concurso de belly dance. El premio fue una beca para estudiar con la maestra Jillina en el estudio Casa Luna, ubicado en la ciudad de Aguascalientes.

La convocatoria contó con cinco participantes que se dieron cita para medirse con sus pares y verse triunfantes. Los nombres de estas bailarinas son María Paula Peña, Abbi Najma, Freyja Mahalia y las ganadoras Miroslava Cortés y Paola Aguirre.

ACEPTACIÓN

Para Paola, el amor por este baile nació debido al glamour que despertaba su tutora de danza al actuar en un escenario. Esos movimientos atractivos y sugerentes que atrapaban al público fueron su principal razón para practicarlo.

“Conocí el belly dance cuando tenía 12 años. Y me interesó porque al ver a mi maestra me di cuenta de que este baile tiene algo que atrapa a la gente. La danza requiere de mucho esfuerzo y disciplina, pero también de un amor inmenso por el baile”, dijo a Zócalo.

Ese mismo esfuerzo la ha llevado a disfrutar de las recompensas de la danza.

“Para mí el belly dance es un arte que me ha enseñado a perder el miedo al público, pero también a intentar nuevas cosas. Ha sido un gran apoyo en cuanto a mis problemas, ya que es una manera de olvidarme de ellos, así como un medio para conocer nueva gente.

“Muchas personas toman el belly dance como algo erótico, pero en realidad es algo más sensual, es un mecanismo de seducción, pero también una manera de empoderamiento de la mujer. Es un medio para aceptarnos cómo somos, físicamente y como personas únicas”.

Para la otra vencedora, Miroslava Cortés, la danza es un medio para comunicar emociones.

“La danza es el arte que busca expresarse sin hablar, o hablar sólo con el cuerpo. Pienso que todo lo que alguien vive o siente en el día a día, puede expresarse en los movimientos de un baile de una manera sumamente sensible, pues el cuerpo es el que habla”, comentó.

Los pies de las bellydancers rozan el suelo, esta cercanía del cuerpo con la tierra es la imagen que representa la idea que Cortés tiene sobre la danza.

“La danza me ha ayudado a mantenerme cuerda, pues si el mundo está loco, yo también lo estoy, pero el baile me mantiene, literalmente, con los pies en la tierra, me ayuda a estar aquí. Es una manera de llegar a la plenitud de la vida.

“El belly dance es un tipo de baile muy generoso con las mujeres, pues nos da la oportunidad o las herramientas para sentirnos libres, hermosas y amadas por el público, pero sobre todo por nosotras mismas”, concluyó.


Imprimir
te puede interesar
similares