×
hace 4 meses
[Internacional]

Conmovedora despedida de hermanitos

Addy tenía cuatro años y llevaba dos luchando con un tipo raro de tumor cerebral.

Imprimir
Conmovedora despedida de hermanitos
El Mundo | España.- A Adalynn todo el mundo la llamaba Addy. Tenía cuatro años y llevaba dos luchando con un tipo raro de tumor cerebral. No ganó la batalla, pero su lucha, narrada por su padre a través de las redes sociales, se ha convertido en un símbolo de fortaleza al otro lado del Charco, donde el pasado 3 de junio todos lloraron la muerte de la pequeña. Poco antes de irse, Addy dejó una imagen para el recuerdo, una que ha hecho encogerse el corazón de los usuarios de Facebook. Los protagonistas: ella y su hermano mayor, Jackson.

"Un niño tan pequeño no debería tener que despedirse de su compañera de travesuras, de su pareja de juego, de su mejor amiga, de su hermanita pequeña", arrancaba el enternecedor texto con el que el padre, Matt Sooter, acompañaba una imagen en la que se veía a Jackson confortando a Addy en sus últimas horas de vida. "No debería ser así, pero éste es el mundo roto en el que vivimos", lamentaba, y pedía rezar por Jackson: "No quiere irse de su lado y nosotros tampoco lo haremos".

Los síntomas de la niña habían empeorado, pero el día antes de morir se había levantado "juguetona, como era ella", en palabras de su padre, roto por el dolor. Sin embargo, ya casi no podía comer, y todo hacía prever que no le quedaba mucho tiempo. La familia había creado una pequeña comunidad de apoyo en Facebook a través del grupo Hope for Addy Joy, en el que iban narrando el día a día de la pequeña y de su hermano, convertido en la viva imagen del amor fraternal.

Hoy, el grupo es un homenaje continuo a Addy, que padecía un glioma pontino intrínseco difuso (GPID), un tipo de cáncer en el tronco encefálico, la parte del cerebro que controla la respiración, la frecuencia cardíaca y los nervios y músculos que permiten ver, escuchar, caminar, hablar y comer. Pocas horas después de compartir la foto viral, Matt escribió un durísimo mensaje en Facebook: "A la 1:04 AM nuestra dulce niña recibió la curación milagrosa por la que todos hemos estado rezando durante tanto tiempo, y encontró los brazos de Jesús. Pasó de esta vida a la siguiente tal como había vivido: obstinada pero también pacíficamente y rodeada de familia".


Imprimir
te puede interesar
similares