×
hace 4 meses
[Arte]

Camino de arte y fe

La pastorela del IMCS inicia hoy su breve temporada en el Teatro de la Ciudad Fernando Soler

Imprimir
Camino de arte y fe
Saltillo, Coah.- Hace dos años, en 2016, el joven director teatral César Alonso Valdés sorprendió al país con su Pastorela de Coahuila, un viaje divertido y brillante sobre unos pastores que investidos a la usanza norteña, con botas y sombrero, viajan a Belén en busca de Jesús, mientras pelean contra el mal y sus pecados. La puesta en escena ganó el Premio Nacional de Teatro.

Esta odisea de arte y fe regresa con la puesta en escena Entre Diablos y Pastores te Veas, que se presentará hoy en el Teatro de la Ciudad Fernando Soler, a las 20:00 horas. Este es el evento más destacado de la cartelera de enero que presenta el Instituto Municipal de Cultura (IMCS).

A diferencia del montaje de hace dos años, Entre Diablos y Pastores te Veas es un homenaje y una barca de rescate para los compositores coahuilenses que han dado canciones eternas del imaginario mexicano. Entre ellos se encuentran Cornelio Reyna, Jonás Yeverino y sobre todo Felipe Valdés Leal, según explicó ayer Iván Márquez, director del instituto, en un acercamiento con los medios.

“(La obra) es un proceso que ya tiene casi 10 años en los que el maestro Miguel Sabido y yo hicimos una investigación de pastorelas en Saltillo. Encontramos dos cuadernos muy importantes en ejidos como El Jazminal y otro en Palma Gorda. De este proyecto nació el libro Rescatando Pastorelas”, explicó el funcionario.

Al unir dichas pastorelas nació Entre Diablos y Pastores te Veas, cuyo primer nombre fue La Pastorela de Saltillo. Aún así la diferencia entre una y otra es que si bien la original era un texto más cercano a la estructura básica de este tipo de montajes, con todo y su cercanía religiosa, la nueva versión opta por un aspecto más artístico. Ahora los actores, cuyas voces y cuerpos darán vida a los pastores, ángeles y diablos, pueden explorar el universo de posibilidades que les plantea la puesta en escena.

“Le quitamos algunas partes de los rezos para que fuera más artístico, con todo el respeto, a sabiendas de que las pastorelas son una tradición religiosa”, apuntó Márquez.

Además del rescate de compositores coahuilenses, el montaje es también un escaparate perfecto para dar a conocer la cultura coahuilense en muchos de sus sentidos, tanto étnicos, artísticos e idiosincráticos.

Parte de esto es notorio en el vestuario de los ángeles, cuyos atuendos recuerdan a los usados por los habitantes de la comunidad kikapú; por otra parte, las pastoras lucen los vestidos típicos de los negros mascogos. Los pastores, en cambio, llevan sombrero y botas como los rancheros de municipios como Monclova, Rosita y Acuña.

Modernización

En cuanto a las renovaciones y formas de adaptar obras a la época contemporánea, los productores hablan sobre memes de internet, figuras actuales y especialmente sobre los cambios sociales que están cada vez más presentes en la sociedad. Los dos principales son la relevancia de las mujeres en la pastorela y la inclusión de la diversidad sexual.

“Una de las cuestiones que queríamos destacar son los personajes femeninos que estaban un poco rezagados en las producciones pasadas, pero también la inclusión de Cucharón, un personaje que es homosexual y que en la obra del 2016 era un poco más criticado. Ahora lo que se busca es que tenga más peso y un apapacho grupal en el que no se viera señalado sino que se sintiera dentro de esta comunidad”, explicó el director de la pastorela.

“Hicimos un trabajo de mesa para saber qué es lo que les llama la atención a los jóvenes y qué es lo que quieren contar. Pero sobre todo que se entienda que el hilo de la historia y la pastorela es que creas en ti mismo y saber que lo puedes lograr, no por la cuestión de los evangelios o cosas religiosas, sino de manera personal”, añadió Valdés.

Para finalizar, Medardo Treviño, coordinador del área de Teatro del IMCS, habló sobre la presentación que tendrán diversas obras de teatro que han surgido del taller que impartió en la ciudad el año pasado. Estos montajes se presentarán en el teatro Isabela Corona, de la Ciudad de México. Las obras, que se presentarán dentro del marco del Festival de Teatro del Centro Mexicano de la Unesco, son ¿Menopáusica... yo?, El Extraño, Carrusel de Sombras y El Vendedor de Juguetes.

“Hay una presencia muy fuerte de dramaturgia saltillense en este festival donde participan grupos amateurs y profesionales. Es importante porque el Centro Mexicano otorgará un reconocimiento al alcalde de Saltillo y a su grupo de cultura por el apoyo que ha ofrecido al teatro en el muncipio”, mencionó.

Entre Diablos y Pastores Te Veas también se presentará el miércoles y jueves a las 11:00, 18:00 y 20:30 horas. Los pases de cortesía pueden solicitarse en Casa Purcell.





Imprimir
te puede interesar
similares