×
hace 6 meses
[Saltillo]

Adiós Berumen, el fotógrafo de Saltillo

Gabriel Berumen fue despedido por su familia, rodeado de muestras de aprecio y su trabajo.

Imprimir
Adiós Berumen, el fotógrafo de Saltillo
Foto: Especial
Saltillo, Coahuila.- “Siempre haz lo que te apasiona, esa va a ser tu riqueza que siempre vas a llevar en tu corazón”, era la frase de cabecera de Gabriel Berumen Castillo, para quien su mayor tesoro era la fotografía y su familia: su esposa María Luisa González y sus hijas Gabriela y María Guadalupe.

“Me siento tan orgullosa de mi padre y sé que ahora va a ser el fotógrafo del cielo, indudablemente… se fue bien, se fue tranquilo”, expresó su hija Mary.

Después de una fructífera existencia, con más de 5 décadas dedicadas a la fotografía, Berumen falleció el domingo a los 80 años al lado de su esposa, mientras se disponía a bañarse.

“Recuerdo a mi padre como todo un ejemplo a seguir, un gran decano de la fotografía. Más de 50 años dedicado a esa pasión que tenía por una cámara, por fotografiar cada rincón de Saltillo; recorría de pies a cabeza y de punta a punta la ciudad, siempre caminando”.

“Su más grande pago, su orgullo, fueron sus amigos, sus colaboradores, toda la gente que trabajó con él. Siempre decía que tomaba Catedral y le salía Palacio de Gobierno”.

Lo define como una persona muy dedicada a su trabajo, muy responsable, sencillo, humilde, con grandes valores como el mejor papá del mundo, excelente padre y esposo.

Berumen dejó en casa un gran archivo de material fotográfico, con cámaras, negativos y fotografías de principios del siglo pasado de gran riqueza visual, además de una gran cantidad de reconocimientos, que la familia espera exhibir como un homenaje póstumo.  

“Cada fotografía era una pasión, una perfección. Me dijo ayer (domingo): ‘hija, te encantan las fotos, todo lo subes a la red, te encargo mis fotos, te las dejo… cuida mis fotos’. Las estábamos organizando, son demasiados disquetes, demasiados rollos fotográficos, demasiadas impresiones.

“Pienso hacer una colección de todo su trabajo, era lo que él quería, era lo que estaba trabajando… tiene un archivo de más de 100 años, creo que nadie se escapó de la cámara de mi papá… él no sembró riqueza, más que el amor, el cariño, el respeto, de toda la gente, de todos los medios”, apuntó.
 
Deja un gran legado

Francisco de la Peña de León, director editorial del periódico El Heraldo de Saltillo, aseguró que Gabriel Berumen deja un gran legado a las nuevas generaciones de comunicadores por su perseverancia y disciplina.

“No dejaba ir una foto, y cuando se le pasaba una hacía hasta lo imposible por conseguirla. No eran los tiempos donde nos las pasábamos por WhatsApp entre compañeros, sino que había que conseguirlas. Era muy perseverante, muy trabajador y se enojaba mucho cuando por alguna causa no lograba obtener la foto que quería. Eso demuestra el gran amor que le tenía a su trabajo.

“En El Heraldo trabajó más de 40 años y antes ya era fotógrafo de la vieja guardia, y un hombre al que le tocó captar toda la historia de Saltillo, de los años 60, 70, 80, 90 y principios de este siglo, hasta que se retiró por su edad”, refirió.


Imprimir
te puede interesar
similares